Imágenes artísticas animalísticas o híbridas del Paleolítico consideradas androcéntricamente como masculinas
Estudios de Género
Martín-Cano, F. (37) (2006): (2001): Imágenes artísticas animalísticas o híbridas del Paleolítico, consideradas androcéntricamente como masculinas. Falsos Chamanes. Foro «Cultura de la Prehistoria», Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes Saavedra. http://galeon.com/arteprehistoria/chamanes.htm, http://bib.cervantesvirtual.com/servlet/MuestraForo?temaGenerico=Cultura+de+la+Prehistoria&comentario=1928
Resumen: Francisca Martin-Cano Abreu reflexiona sobre la imposibilidad de que hubiera chamanes masculinos en el Paleolitico, ya que en ese periodo la humanida solo reflejo obras de arte: FEMENINAS (tanto humanas: las Venus,como quimericas y animalisticas), por tanto, representacion de la unica Diosa adorada o de las representantes vicarias que intervenian en su culto

Imágenes artísticas animalísticas o híbridas del Paleolítico consideradas androcéntricamente como masculinas. Falsos Chamanes

Francisca Martín-Cano Abreu

Introducción

Son numerosas las imágenes artísticas de diferentes especies animalísticas y de figuras antropozoomorfas que nos han legado nuestras ancestras desde el Paleolítico, que a pesar de tener el «vientre prominente», cosa propia de las hembras embarazadas; o de estar «acompañados de sus crías», también cosa propia de las hembras, han sufrido el sesgo androcéntrico de algunas autoridades de la Arqueología, desde que Breuil dibujó varias en el siglo pasado, con la desfchatez de presentarlas con el calificativo de machos.

Y esas son las que «casi» exclusivamente han sido divulgadas en libros de arte (no las fotos originales, que no verifican esa información, ya que muestran que son de hembras).

Y falsificaciones breuilianas de las que se sigue beneficiando su seguidor Clottes (quien ha mostrado ya su capacidad de sesgar la información con su interpretación manipulada de las leonas de Chauvet, a las que considera machos, porque un biólogo le dijo que en el Paleolítico los machos no tenían melenas, sin aportar ni siquiera el nombre del biólogo. Y que como autoridad del mundo académico, puede darse el lujo de seguir mintiendo en la impunidad del crédito concedido. Nadie le pide explicaciones).

Ambos manipuladores están en el origen de los estereotipos generalizados de que había chamanes en el Paleolítico.

Precisamente basados en esas manipulaciones, hace unos días unos profesores, no especialistas en Arqueología, ni en Antropología y que jamás han investigado en tales campos, me discutían con mucho énfasis, que en la Prehistoria había chamanes varones, porque lo «demostraban las pruebas» artísticas de chamanes y brujos, según ellos habían visto / leído.

Como mis interlocutores no daban credibilidad a mis explicaciones que intentaban hacerles caer la venda de sus condicionados ojos, de que en realidad eran las falsificaciones breuilianas de dibujos manipulados, no las fotos de tales manifestaciones artísticas, las que originaban tales creencias, hoy divulgo parte de un extenso artículo que escribí hace tiempo: Contra el fanatismo de la locura androcéntrica, para intentar convencerlos con más tranquilidad.

En el mismo aporto algunas reflexiones que sirven para apoyarme del por qué nadie tiene derecho a fundamentarse en tales DIBUJOS de obras de arte, para afirmar que había chamanes prehistóricos, ya que las FOTOS de las mismas, no verifican tales deducciones. Además de que los yacimientos arqueológicos universales desde el Paleolítico y durante los 45.000 años de la Prehistoria, están llenos de esculturas de IMÁGENES FEMENINAS, que reflejaban el sexo de la DIOSA Suprema, la Madre Naturaleza que ejercía la primacía en la estructura de la sociedad matriarcal. Y a la vez refleja a sus representantes vicarias: sólo había Sacerdotisas.

Así que no tiene sentido pensar que había chamanes masculinos en el Paleolítico, ya que éstos no aparecieron hasta la Edad del Bronce patriarcal, cuando el varón creó al Dios masculino a imagen suya. Aunque en principio se castraban y se convertían en eunucos para poder imitar al Dios impotente y llegar a ser las representantes / personificaciones en la Tierra de los paredros castrados de la Diosa Madre que protagonizaban mitos de castración en diferentes panteones: Adonis, Atis, Combabo, Osiris, Dumuzi / Duzi, Adonis, Eshmund, Tammuz, Gugalanna, Orión, Pwyll,... Así que en el Paleolítico no podía haber todavía chamanes masculinos.

Condicionamiento androcéntrico de algunas autoridades que les impide cambiar sus estereotipos

Si hasta ahora tal falsa deducción ha pasado como «científica», a pesar de que no existe ninguna prueba arqueológica paleolítica que lo sustente, es porque los seres humanos creen, en principio ingenuamente, lo que la autoridad divulga y porque cuesta mucho trabajo desbaratar cualquier estereotipo.

Pero si se quiere científicamente seguir afirmando que en el Paleolítico había chamanes masculinos, se tendrá que obtener de forma verificable otras obras de arte de figuras artísticas de híbridos de humanos y animales que prueben esa afirmación (no dibujos manipulados). Es el modo científicamente correcto de proceder.

Dado que hace tiempo descubrí la impostura, durante algún tiempo me dediqué a presentar en Congresos los nuevos descubrimientos que respaldaban la revisión crítica del paradigma histórico patriarcal defendido en el mundo académico.

Pero me encontré con que algunas autoridades de la Prehistoria no querían contrastar ni cuestionar sus ideas, ni prestar atención a los nuevos descubrimientos. Por lo que mi acción sólo me permitió recibir desaires. Obtuve lo que decía Gregorio Peces-Barba del: «El intelectual desinteresado, que no sirve a intereses poderosos, que dice y escribe lo que cree, es un modelo difícil de encontrar, desplazado, muchas veces incomprendido, ignorado o silenciado».

Así que me convertí en una perdedora feminista, perdedora de premios, que lo único que conseguía era: soledad, incomprensión, maltrato, desprestigio,... pero ganadora de mí misma, por mi fidelidad a la ética y a la honestidad.

Internet, único medio de divulgar mis críticas en contra del academicismo intolerante y falso

Afortunadamente, durante estos años me fui a Internet: - la principal vía que existe en el mundo para poderse expresar sin censuras a divulgar mis hallazgos-, siguiendo la sugerencia de un catedrático de Castellón, F. G. J., que no me quiso publicar un artículo en su revista universitaria porque mi trabajo era ¡demasiado avanzado para la sociedad y el mundo académico actual. Así que me señaló que primero tratase de cambiar la mente de la sociedad!

En Internet me encontré muchos navegantes expertos de numerosas disciplinas Arqueología, Antropología, Sociología, Psicología, Mitología...: estudiantes e investigadores, webmasters de Portales, editores de revistas universitarias o de foros, y profesores que ejercían la docencia en diferentes universidades que también estaban movidos por el mismo espíritu de rebeldía que yo y tenían una actitud crítica contra el patriarcado.

Y fue gracias a que muchos me dieron aliento para proseguir con la misma orientación en mis importantes investigaciones (dándome incluso referencias de sus especialidades para apoyar mi trabajo frente a cuestionamientos infundados) y otros muchos se convirtieron en admiradores y seguidores de mis hipótesis (cuyas palabras de apoyo se las agradeceré siempre), me dieron la seguridad suficiente para dejarme llevar por el deseo vehemente y la necesidad de luchar con obstinación para intentar modificar el marco referencial clásico, opresivo y patriarcal defendido por algunas autoridades del mundo académico de la Arqueología y la Antropología. Y así seguir denunciando la falsedad y la impostura y la grosera manipulación de los datos que aún algunos siguen practicando en el siglo XXI, dado que no yo no podía soportar que se siguiese filtrando en la educación de las nuevas generaciones sus creencias hegemónicas.

Además, soy de las pocas personas, expertas en tales campos, que ME PUEDO PERMITIR EL LUJO de DENUNCIARLO, ya que:

1º- Nadie me puede postergar del mundo académico, puesto que no pertenezco al mismo.

2º- Soy capaz de soportar la crueldad de algunos filibusteros, que para rechazar mis hipótesis, no lo hacen de forma leal con argumentos científicos, sino que intentan despedazar y devorar mi ego como perros salvajes, y me rechazan con las armas del insulto y la burla.

3º- Aunque no soy de piedra y los cañonazos y puñaladas duelen, los numerosos internautas seguidores me suben la autoestima y me refuerzan para que vaya a contracorriente y luche en soledad.

Espero que feministas se sumen a mi lucha contra el androcentrismo académico de la visión de la Prehistoria

Espero que si hasta ahora las mujeres feministas han luchado por muchas causas justas como es la defensa y recuperación de los derechos femeninos: por el voto, por el aborto, por el empleo... y han conseguido el apoyo institucional en su lucha por mucho campos, también se sumen a la lucha de las investigadoras que ponemos al descubierto el androcentrismo oficial en la Historia, la Antropología, la Arqueología ... para conseguir que las instituciones nos apoyen también.

Sólo así las mujeres conseguiremos avanzar más rápido para conquistar nuestros derechos en la sociedad, eliminar la dominación de los varones sobre las mujeres, cambiar el mundo, hacerlo mas justo y posibilitar el logro de la igualdad entre mujeres y varones. 

Imágenes artísticas híbridas de animal y mujer del Paleolítico, consideradas androcéntricamente como masculinas, origen de la falsa creencia de que ya entonces había chamanes

Algunas imágenes artísticas paleolíticas, bien animalísticas o antropozoomorfas, que han tenido una lectura androcéntrica, son:

La antropozoomorfa con cabeza de leona sin melena, triángulo púbico con el monte de Venus y siete líneas paralelas horizontales en el brazo, Figura 1, hallada en la Cueva de Hohlenstein-Stadel, valle de Lone del Danubio, Baden-Württemberg, Alemania, de unos 32.000 años.

Figura 1. Híbrida femenina leontocéfala de Hohlenstein-Stadel, Alemania

Ha sido considerada masculina por Joachim Hahn (1942-1997) pero este género ha sido puesto en duda por muchos investigadores, entre ellos Delporte (1982, 134). Y es considerada resueltamente femenina por Elisabeth Schmid (1912-1994) y por el antropólogo Randall White.

"Al contrario que J. Hahn, E. Schmid llegó a la conclusión que se trataba de una figura de una mujer con la cabeza de una leona. Desde entonces, el sexo del Hombre-león ha sido y es continuamente objeto de acaloradas disputas, en parte con el trasfondo de la posición de la mujer en las sociedades de la Edad de Piedra» (Vemos que no somos los únicos interesados en el tema de poner al descubierto las ocultaciones y manipulaciones sobre la verdadera preeminencia femenina en la Edad de Piedra, a lo que oponen una resistencia brutal los androcéntricos) (...) «En su interpretación como mujer habla sobre todo una lámina triangular de marfil sobre la entrepierna de la estatuilla, así como huellas de una profunda incisión en la zona del vientre que E. Schmid interpretó como un pliegue del estómago, que se observan como indicación femenina tanto en el arte antiguo como moderno.» (Traducción de López y García, 2003).

"Randall White en su obra Prehistoric Art: The Symbolic Journey Of Humankind que afirma que «el aparente sexo masculino es un efecto óptico, motivado por una fractura parcial de la pieza» (Luis Robles, 2003).

Otra antropozoomorfa de la Cueva Cougnac, Gourdon, Lot, Périgord, Figura 2, es considerada masculina por algunos prehistoriadores, mientras es interpretada femenina por otros. Así Gómez-Tabanera afirma en (1999, 43): «...en la que un presunto chamán figura una mujer con cabeza de pájaro, sobre la silueta de un mamut.»

Nosotros, además, vemos que tiene flechas clavadas y expulsa líquido de sus entrañas (metáfora propiciatoria de lluvia) y «sobrenada» en el espacio mientras se cae.

Existe otra antropozoomorfa embarazada con un cabeza similar de pájaro y similares flechas clavadas en el cuerpo soltando líquido de entrañas (metáfora propiciatoria de lluvia), Figura 3, que parece «sobrenadar» en el espacio mientras cae en vertical. Aparece grabada en la pared de piedra de la Cueva de Hornos de la Peña, San Felices de Buelna, Santander. Ha sido presentada siempre como masuclina, claro.

Figura 2: Antropozoomorfa femenina con flechas clavadas, expulsando líquido de entrañas (metáfora propiciatoria de lluvia) «sobrenadando» en el espacio mientras cae encima de mamut pintada en la Cueva de Cougnac, Francia

Figura 3: Antropozoomorfa embarazada con flechas clavadas y soltando líquido de entrañas (metáfora propiciatoria de lluvia) cayéndose mientras «sobrenada» en el espacio grabado en la pared de piedra de la Cueva de Hornos de la Peña, España

También es considerada masculina la antropozoomorfa embarazada con extremidades posteriores humanizadas y de cuya cabeza salen dos cuernos rectilíneos, Figura 4 [recuerda los afilados y derechos cuernos de los antílopes hembras africanos (los machos los tienen curvados)]. Está pintada en el extremo izquierdo del friso de La Rotonda en la bóveda de la Cueva de Lascaux.

Figura 4: Antropozoomorfa embarazada con dos grandes cuernos en extremo izquierda (tras otros animales que se desplazan a la derecha y se enfrentan a un gran bóvido) pintada en la bóveda de la Cueva de Lascaux, Francia

Es conocida como «El Unicornio» (así la define Went en 1981:132, a pesar de que son dos los apéndices). También encontramos otras fuentes que lo denominan «Mago», «Chamán» y «Hechicero-bestia», a pesar de que: «la acentuación del estado de gravidez del ser revela además una preocupación por la idea de fertilidad.» (1995, 229) y «... el vientre grávido cuelga casi hasta el suelo» (Campbell, 1991: 342). Si el vientre prominente es considerado efecto de su embarazo ¿por qué se le da género masculino a este falso unicornio? ¡Cuánta impostura!

Otra antropozoomorfa embarazada con la lengua fuera, Figura 5, grabada en una plaqueta de Saint Cirq, Les Eyzies, Lot, Périgord, ha sufrido el sesgo de género habitual debido al androcentrismo. Nuestro dibujo toma como modelo la foto de G. Delluc publicada en: Le Art des Cavernes (1984). Nuestra lectura discrepa de la de otros autores, ya que interpretamos como patas lo que otros ven como pene. Y patas que, a nuestro entender, han sido dibujadas mirando en dirección opuesta a la que debían de tener, según la postura del cuerpo.

Otra antropozoomorfa que ha sufrido el mismo sesgo androcéntrico es la figura realizada con pintura negra y además está grababa en la pared de piedra de la Cueva de Les Trois Frères, Figura 6, a la que describimos como: antropozoomorfa embarazada con flecha clavada, con lágrimas y soltando líquido de sus entrañas» (como metáfora funcional de lluvia). Está rodeada de animales amontonados, algunos mirando a la izquierda, otros a la derecha, algunos caen en vertical cabeza arriba, un équido cae en vertical cabeza abajo, otros animales se caen inclinados a la derecha... También hay una yegua embarazada con claviformes (leemos similar a la de Tuc D'Audoubert), y otras figuras de osa embarazada con flecha clavada cayéndose en vertical y otra osa con cabeza de loba) y todos aparecen «sobrenadando» en el espacio (aparecen dibujados en el libro de Béguién y Breuil, 1958).

Esta pintura de antropozoomorfa, a pesar de su vientre prominente y de la ausencia de cuernos en la pintura original, fue interpretada por el abate cristiano Breuil, padre de la Arqueología de hace un siglo, como un Dios Cornudo / Le Sorcier / El Hechicero / The Sorcerer y publicó un dibujo con su versión falseada al que le puso cuernos de renos e incluso testículos y pene, Figura 7.

Figura 5. Antropozoomorfa embarazada con lengua fuera y piernas traseras en posición opuesta a la correcta de Saint Cirq, Francia

Figura 6. Antropozoomorfa embarazada con flecha clavada y soltando lágrimas y líquido de sus entrañas (como metáfora funcional de lluvia) Cueva de Les Trois Frères, Francia

Figura 7. Nuestro dibujo de la visión falseada de Breuil de la antropozoomorfa de la Cueva de Les Trois Frères, al que puso cuernos de renos, testículos y pene

Lo curioso es que en el libro de Béguién y Breuil (1958) no sólo está publicado la versión dibujada por Breuil, sino también la foto original tal como aparece pintada en negro y grabada sobre la roca (dibujada por nosotros en Figura 8, Abreu = Martín-Cano, 1999), e idéntica a las fotos publicadas en los libros de Piggot (1992) y de Went (1981, 127). Este último autor además confronta la foto con el dibujo, lo que explicita la manipulación.

Cualquiera puede observar, al comparar nuestro dibujo de la foto y el dibujo de Breuil, que no se parecen en nada. Sin embargo nadie ha debido darse cuenta de tal hecho, dado que han preferido divulgar profusamente el dibujo, tanto en su época como actualmente, bajo el título de Dios Cornudo o El Hechicero.

Otra antropomorfa femenina, descrita con género sesgado desde su descubrimiento, es la grabada en las paredes de piedra de la Cueva de Le Gabillou, próxima a Mussidan, Dordoña, Figura 9, a la que definimos como: antropozoomorfa con cuernos de bóvido, flechas clavadas en la cabeza, ¿expulsando líquido de hocicos?, sosteniendo tridente con pierna izquierda levantada y en equilibrio inestable. Muestra que es femenina porque tiene triángulo púbico perfectamente definido entre las dos piernas; además, está dotada de una pequeña protuberancia en su lado izquierdo que evoca una mama con pezón. Se halla cercana a una figuración femenina acéfala y a un personaje llamado por Gaussen «La mujer del anorak» según cita Delporte en (1982, 94).

Breuil sin embargo, interpretó este grabado como masculino y su versión falseada dibujada en Figura 22, ha sido «casi» exclusivamente divulgada en libros de arte.

Figura 8. Antropozoomorfa femenina con cuernos de bóvido, flechas clavadas en la cabeza, ¿expulsando líquido de hocicos?, sosteniendo tridente con pierna izquierda levantada, grabada en la Cueva de Le Gabillou, Francia

 

 

Figura 9. Versión dibujada por Breuil de la misma antropozoomorfa

También pensamos que sería femenina la antropozoomorfa llamado por él: «Brujo musical» de la Cueva de Les Trois Frères, Dibujo 10. En la versión completa de los dibujos publicados en el libro de Béguién y Breuil (1958) aparece rodeado de muchos animales que se atropellan a su alrededor «sobrenadando» en el espacio, de las que el abate eligió dos en este dibujo.

Dibujo 10. Escena con antropozoomorfa dibujada por Breuil a la que llamó «Brujo musical» grabado en la pared de la Cueva de Les Trois Frères, rodeado de muchos animales que se atropellan a su alrededor «sobrenadando» en el espacio (de los que eligió dos). Y para nosotros posible figuración antropozoomorfa femenina embarazada expulsando líquido de hocicos

A nuestro entender tiene demasiado prominente el vientre, igual que la antropozoomorfa embarazada de la misma Cueva, Figura 6, como para que pueda ser considerada masculina, pero no podemos comprobarlo ya que no hemos conseguido acceder a la foto de la escena original. Es el mismo problema con el que se han encontrado algunos de los investigadores (F. Demouche, L. Slimak, D. Deflandre, Dauvois, Bahn, Sieveking,...) que debaten hace tiempo sobre si «porta un instrumento musical» o si «está expulsando líquido de los hocicos».

Precisamente, el que ellos interpreten la posibilidad de que sea líquido lo que hay bajo los hocicos, nos confirma nuestra sospecha de que sea femenina, ya que es un símbolo funcional de lluvia (y dirigido por tanto a la Madre Naturaleza, Diosa de la Fertilidad), idéntico al presente en otras numerosas obras de animales o de antropozoomorfas femeninas de otras Cuevas prehistóricas. Ejemplo, la osa, también de Les Trois Frères, o la leona de Lascaux que ilustramos en Figuras 11 y 12 expulsando líquido de los hocicos.

Figura 11. Osa expulsando líquido de hocicos (símbolo funcional de lluvia) que se halla en otro lugar de la Cueva de Les Trois Frères

Figura 12. Leona expulsando líquido de hocicos de la Cueva de Lascaux

Antropozoomorfas masculinizadas para mostrar falsas hipótesis sobre un Dios en el Paleolítico

Y son justo los dibujos (no las fotos) calificados como «Dioses cornudos» o «Brujos», los que han dado lugar a que persista en el inconsciente de la población occidental en general, la falsa creencia de que en el Paleolítico se adoraba a un Dios masculino y había representantes del mismo género: Brujos / Sorcier / Sorcerer.

Creencias que se obstinan en divulgar algunos prehistoriadores a pesar de que es incoherente con el hecho de la exclusiva representación de figuras femeninas en el arte mobiliar y rupestre durante los últimos 45.000 años de la Prehistoria, antes de la Edad del Bronce y por tanto reflejo de que se adoraba al Principio femenino y sólo habría representantes del mismo género [incluso desde hace medio millón de años, ya que se ha encontrado en África la más antigua manifestación artística humana: la «Venus de Tan - Tan. Objeto de piedra de unos seis centímetros de largo encontrado en 1999 cerca de la ciudad de Tan-Tan, Marruecos.» (...) «entre 500.000 y 300.000 años.» (Aguilera, 2003), de mayor antigüedad que la «Venus» de Berekhat Ram, Palestina que hasta ahora había sido considerada la obra de arte de mayor antigüedad, según afirmaban Carbonell, Rodríguez y Mosquera en (2000, 48), datada en 250.000 a 280.000 años].

Es decir son «exclusivamente femeninas» las figuras antropomorfas del Paleolítico, como lo evidencia las cerca de 200 «Venus» exentas (algunas pudimos ver en la Exposición de Barcelona del 2000: Deesses, Diosas, Goddesses) y otras muchas «Venus» grabadas o pintadas en paredes de piedra o en plaquetas de hueso o piedra, o dibujadas en paredes de arcilla. Como comenta Lorblanchet (2000a, 15): «Los prehistoriadores empiezan a admitir que «mujeres de Gönnersdorf» pueblan las paredes de otras cuevas.» Entre ellas: En Francia las Venus paleolíticas: de Laussel, la grabada de Cussac, la de La Mouthe, la del Abri Pataud, las de La Magdelaine, las de Le Gabillou, las varias grabadas en la Roche de Lalinde, la grabada en la Cueva de Carriot, las dibujadas en arcilla de Pech-Merle y otras pintadas, las seis de la Cueva de Pestillac, las varias grabadas en Les Combarelles, las de la Cueva Planchard, las de Angles Sur-L'Anglin, la de la Cueva de Gourdan, las grabadas de Fronsac, la de Font Bargeix, la de Commarque, la del abrigo de Lagrave, la de Gare de Couze, las de la lastra caliza de la Cueva de Courbet, la de la plaqueta de Le Saut de Perron, la Venus du Pont-d'Arc (Chauvet) (dibujo al final)... En Holanda la de Geldrop. En Alemania las de Gönnerdorf. En España: la paleolítica grabada en paredes de la Cueva de Casares.

Y durante todo el Neolítico persistió similar representación exclusiva de figuras femeninas en todas las culturas del universo, hasta que aparecieron las masculinas al final, cerca de la Edad del Bronce. Delporte lo confirma de la cultura de Canaán / Palestina / Israel en (1982, 230): «Es interesante señalar que en la cultura de Beershéba, más reciente que las que hemos observado más arriba, las estatuillas femeninas se presentan acompañadas por algunas figuraciones masculinas; este hecho es relativamente normal en las culturas de Oriente Medio, a partir de la fase final del Neolítico, correspondiendo quizá a las modificaciones del sistema socioeconómico, particularmente referidas a la organización de la familia."

E imágenes femeninas que representaban a la Diosa, la más antigua Divinidad que adoró la humanidad, o a las Sacerdotisas / Magas / Prêtesses / Priestess a su servicio.

Asegura Atienza en [1991, 392 (112)]: «Las primeras manifestaciones de carácter claramente religioso que se conocen, procedentes de aquellas remotas edades, tienden a la divinización de un elemento generador femenino primordial, representado por vulvas más o menos esquematizadas y por figuras femeninas de atributos sexuales extremadamente marcados: pechos, caderas y órganos externos.»

Pirenne reitera en (1982, 43): «En torno de la diosa madre, antes de la restauración del régimen patriarcal, parece haberse formado el primero de estos sistemas. Representaba a la vez la tierra y el cielo, la diosa madre es el universo entero, la diosa principal.»

Confirmado por la cita aportada por Delporte de Saccasyn Della Santa (1982, 276) del arte mueble antropomorfo paleolítico: «Figuran magas, sacerdotisas o vestales (prêtesses).»

Y sólo al final del Neolítico (según lo ilustra el arte) empezó el varón a compartir con las Sacerdotisas, representantes de la Madre Naturaleza, el culto. Y para ello, como representante castrado del paredro castrado de la Diosa Madre, se convertía en eunuco. De ahí que al final del Neolítico aparezcan imágenes de humanos itifálicos cayéndose o heridos: reflejan el momento antes de la castración (y a la vez reflejan el paredro de la Diosa que moría castrado antes de resucitar). Son ejemplos: el personaje itifálico del pozo de la Cueva de Lascaux (que sería pintado al final del Neolítico igual que los similares de España: de la Cueva de los Moros de Cogull, Lleida datado hace VII milenios y el de la Cueva de la Pileta de Benaoján, Málaga; similar al pintado en Adjefou, Tassili, Argelia también del Neolítico; y el grabado en Noruega ya en la Edad del Bronce en Leirfall, Tröndelag del Norte).

Y varones castrados que participaban en el culto junto a las Sacerdotisas, a partir de la Edad del Bronce en culturas de Egipto, Etiopía, Sudán, Mesopotamia, Asiria, Canaán / Israel y Palestina, Elam / Persia, Anatolia / Asia Menor, Suiza, Italia, Grecia, La India, China..., antes de que la religión evolucionara hacia el patriarcado y los Sacerdotes / Chamanes les quitaran a las mujeres el protagonismo en el culto.

Por lo que se deduce que las imágenes antropozoomorfas paleolíticas de las que existe duda en cuanto al género, difícilmente pueden ser consideradas masculinas, porque no es coherente con el 99 % de las restantes (unas 250 femeninas) y porque el sacerdocio masculino no existía ni en el Paleolítico ni en el Neolítico.

Y desde luego, estas figuras antropozoomorfas / híbridas o zoomorfas / animalísticas, son reflejos de la Diosa Madre y sus máscaras animalísticas. Que podían ser de la fauna con cuernos como los bóvidos, o con colmillos como los félidos, o con pico y alas como los pájaros, acorde a lo afirmado por Laviosa en (1977, 62): «Así la madre no sólo se identificaba con el toro sagrado, con la serpiente, con las palomas, con los pájaros, etc., cuyo aspecto tomaba, sino también con el árbol, con las plantas, en las que está implicada la divinidad."

La manipulación de Breuil se entiende, debido a su profesión de cura de la religión patriarcal cristiana que entonces eran dominantes en la sociedad occidental, defensora de la creencia dogmática de la existencia eterna de su único Dios. Dado que contrariamente los hallazgos arqueológicos de multitud de «Venus» representaciones de culto femenino que evidenciaban que en el Paleolítico se adoraba a una Diosa, proyectó sobre la Prehistoria su «ortodoxia cristiana» y manipuló a su antojo algunos hallazgos, a los que dio versiones digeribles para que no fueran en contra de sus creencias patriarcales, en un intento de hacernos creer que existían Dioses masculinos y servidores del mismo género.

Aunque nosotros consideramos que Breuil tuvo la voluntad consciente de falsificar estas imágenes, otros autores consideran que, más que falsificaciones son interpretaciones poco acertadas: «Por mi parte, no creo que Breuil fuera un falsificador, sino más bien un estudioso con fantasía que vivió de acuerdo con su tiempo y su ortodoxia. Por otra parte, no hay ningún prehistoridador que no se haya equivocado alguna vez y haya modificado su teorización con la aportación de nuevas evidencias.

Yo nunca estuve conforme con alguna de las interpretaciones de sus calcos y presuntas reproducciones, aunque sólo fuera por un solo hecho: que Breuil jamás profundizó en la Antropología estructural.» (Gómez-Tabanera: 2003).

También Bégouén veía excesiva «facilidad» en hacer interpretaciones sui géneris en Breuil, al confrontar su versión de una plaqueta de Enlène a la del abate, según dibujos publicados por Gómez-Tabanera (1999, 21): «Arriba, interpretación (calco) de H. Breuil de una presunta escena sexual grabada en una plaqueta (datación Magdaleniense) encontrada en Enlène (Arège, Francia). Abajo, la misma plaqueta con la interpretación de H. Bégouén et alli».

También nos inclinamos a pensar que otros seguidores que defienden el prejuicio de que en el Paleolítico había Chamanes y Dioses masculinos, comenten la misma falsedad voluntariamente, dado que nos resulta difícil de creer que ignoren los hallazgos arqueológicos, exclusivos femeninos en el Paleolítico, de las «Venus» reflejos de la Diosa adorada.

Pensamos que quieren seguir defendiendo las mismas falsas ideas breuilianas cristianas. Y más, cuando para apoyar sus hipótesis, se basan en las versiones dibujadas y falsificadas de Breuil, no en las fotos reales, ni en otros hallazgos masculinos que acrediten sus afirmaciones.

Por ejemplo, Clottes en su artículo (2003): Chamanismo en las cuevas paleolíticas, sustenta su hipótesis en los dibujos calificados por Breuil como «Brujo» de Gabillou y «Brujo musical» de Les Trois Frères. Por ello, si prefiere basarse en ellos y no en las fotos de las imágenes de las Cuevas que le sería muy fácil visitar y fotografiar (disfruta del privilegio de acceder a lugares prehistóricos no abiertos al público), nos hace sospechar ¿teme que los originales no «demuestren» contundentemente sus afirmaciones e interpretaciones androcéntricas? ¿acaso «sabe» que las fotos no servirían para convencer a nadie y prefiere las versiones manipuladas del eclesiástico, acorde a sus intereses?

Su preferencia prueba que quiere seguir, mediante el engaño, extendiendo uno de los «credos» religiosos típicos de la disciplina (y vigente desafortunadamente aún en el siglo XXI) sobre el culto a Dioses masculinos en el Paleolítico, modificando la verdad histórica puesto que tal culto es negado por la evidencia arqueológica, que muestra que el culto era exclusivamente femenino.

Y engaño que sólo aprovecha a los intereses de quienes los mantienen en el poder y es causa de que muchos otros interesados en la Prehistoria sigan condicionados en esas falsedades androcéntricas y sigan considerando otros hallazgos posteriores como masculinos.

De la mujer leontocéfala alemana, Figura 1, aún algunos dicen: «... se acerca entonces la composición del Hombre-león a unos seres mixtos como son los «magos» de la cueva «Les Trois Frères» o «Le Gabillou», del periodo muchos siglos posterior de la Baja Edad de Piedra (Magdaleniense) del Sur de Francia.» (Traducción de López y García, 2003), aunque hoy día empiezan a ser más los que la ven femenina.

 

--------

Bibliografía citada

ABREU Martín-Cano, Francisca Bella. (1999): Claves Astronómicas del Arte y la Religión Prehistórica. Edita Francisca Bella Martín-Cano Abreu, Zaragoza.
AGUILERA, José Manuel. (2003): Una aproximación a la interpretación de las «Venus» paleolíticas. http://www.cuevadelapileta.org/descubrir_archivos/venuspaleo.htm
ANÓNIMO. (1984): Le Art des Cavernes. Atlas Archèologiques de la France. Ministêre de la Culture, París.
ATIENZA, J. G. (1991): La Religión de la Tierra. Integral, Nº 136, Volumen 4, abril, Barcelona.
BÉGUIÉN y BREUIL, L'Abbé H. (1958): Les Cavernes du Volp. Arts et Métiers Graphiques, París.
CAMPBELL, Joseph. (1991): Las Máscaras de Dios: Mitología primitiva. Alianza Editorial, S. A., Madrid.
CAMPELO, Álvaro. (2004): Re: ant-arq: ¿cómo se llama el biólogo? ¿Quéhallazgos lo avalan?. E-mail enviado al foro ant-arq@listserver.com.ar el 19 de enero.
CAMPELO, Álvaro. (2004): Re: ant-arq: Indiscutibles leonas de Chauvet-Dibujo. E-mail enviado al foro ant-arq@listserver.com.ar el 12 de enero.
CARBONELL E., RODRIGUEZ X. P., MOSQUERA, A., CANALS, A. Y SALA, R. (2000): Homínidos y comportamiento complejo. Mundo Científico, Nº 208, enero, Barcelona.
CLOTTES, Jean (2004): Chauvet Cave. Fotografo. http://magma.nationalgeographic.com/ngm/data/2001/08/01/html/ft_20010801.6.html
- (1995): Las cuevas paleolíticas de Francia. Investigación y Ciencia, Nº 228, septiembre, Barcelona.
- (2001): Arte mágico del período glacial en Francia. Cueva de Chauvet. National Geographic. Vol. 9, Nº 2, España, abril.
- (2002): Agenda de la Préhistoire. 2002-2003. La maison des roches, éditeur.
- (2003): Chamanismo en las cuevas paleolíticas. http://www.nodulo.org/ec/2003/n021p01.htm
- (2003a): Re: [arte_y_rupestre] Best from Arsen. E-mail enviado al foro arte_y_rupestre@yahoogroups.com el 30 de diciembre. http://groups.yahoo.com/group/arte_y_rupestre/message/490
DELPORTE, Henri. (1982): La imagen de la mujer en el arte Prehistórico. Ediciones Istmo, Madrid.
GÓMEZ-TABANERA, José Manuel. (1999): Semiología del Arte Rupestre Cuaternario. Congreso Internacional de Arte Rupestre Europea, Vigo, noviembre, Concello de Vigo. Pubicación de una Edición de 500 ejemplares, Oviedo.
- (2003): Falsificaciones breuilianas. E-mail personal enviado el 18 de diciembre.
LAVIOSA Zambotti, Pia. (1955): España e Italia antes de los romanos. Editada por Julio MARTÍNEZ Santa-Olalla, Madrid.
LÓPEZ Muñoz, Mª de las Mercedes y GARCÍA Conde, Juan Carlos (traductores). (2003): El rincón de Leo:: Leoman web site:: Rafael Prades. http://www.arrakis.es/~forydis/lionman.htm
LORBLANCHET, Michel. (2000): Michel Lorblanchet: ¿por qué apareció el arte?. Mundo científico Nº 209, febrero.
- (2000a): Cuevas ornamentadas de la prehistoria. Mundo científico / La Recherche, Nº 217.
- (2003): Centre de Préhistoire de Pech Merle. (Indications de) L'art des cavernes, Imprimerie Nationale, Paris, 1984. Photos de R. Delon. http://www.quercy.net/pechmerle/visite_fr.html
MARTÍN-CANO Abreu, Francisca. (2001): Creencia arcaica en la ausencia de poder fecundador del varón. http://www.galeon.com/arteprehistoria/procreacion.htm
- (2001a): Algunas falsas ideas sobre los papeles sexuales en la Prehistoria. La arqueología española en el siglo XXI. La Prehistoria entre los primeros cazadores y recolectores y la aparición de los productores de sus propios alimentos. Actas del XXVI Congreso Nacional de Arqueología de Zaragoza de abril del 2001 (Actas en prensa). http://galeon.com/contraandrocentrismo/congarqueol.htm
- (2002): Exclusividad de Sacerdotisas en época arcaica: Funciones. http://galeon.com/martin-cano/sacerdotisafun.htm
- (2002a): Interpretación del fanatismo: Conducta aprendida. Fanáticos, estereotipos, superiores, magufos,... Omnia. Mensa España, abril, Nº 101, Barcelona. http://www.galeon.com/arteprehistoria/fanatismo.html
- (2002b): Comparación entre sexualidad humana y animal. Revista Familia. Revista Cutural y Educativa, Nº 13: sept.15-octu.15. Toronto, Ontario, Canadá. http://www.revistafamilia.com/issue013/013index.htm
- (2002c): Por qué los diccionarios de mitos recogen tantas Divinidades masculinas de la Lluvia: http://martincano.webcindario.com/dioses.masculinos.html
- (2003): Las fechas de cada uno de los 22 días de fiesta arcaicos y sus precisas situaciones estelares, reflejadas metafóricamente en las obras de arte prehistóricas, fueron fijadas hace 5.300 años. XXVII Congreso Nacional de Arqueología. Instituto de Estudios Altoaragoneses. Diputación de Huesca. (ACTAS en Prensa). http://galeon.com/culturaarcaica/conghuesca.htm
-(2003a): E-mails enviados a diferentes foros, con urls: http://es.groups.yahoo.com/group/arterupestre/message/30, http://www.elistas.net/lista/terraeantiqvae/archivo/indice/3691/msg/4048/ , http://www.elistas.net/lista/terraeantiqvae/archivo/indice/3721/msg/4081/, http://www.elistas.net/lista/odiseo/archivo/indice/121/msg/153/, http://groups.yahoo.com/group/arte_y_rupestre/message/546,http://groups.yahoo.com/group/arte_y_rupestre/message/547, etc
PIGGOTT, Stuart (Dirigida por). (1992): Historia de las Civilizaciones, El Despertar de la Civilización. Los Enigmas de las Antiguas Culturas reveladoras. Editorial Labor, S. A., Barcelona y Alianza Editorial, S. A., Madrid.
PIRENNE, Jacques. (1982): Historia del Antiguo Egipto. Volumen I. Ediciones Océano-Éxito, S. A., Barcelona.
ROBLES, Luis. (2003): Re: ant-arq: Ayuda: sobre melenas de leones extinguidos. E-mail enviado al foro de terraeantiqvae@eListas.net el 21 de diciembre.
WENDT, Herbert. (1981): Del mono al hombre. Editorial Bruguera, S. A., Barcelona.

 

Artículos complementarios:

MARTÍN-CANO, F. (2000): ¡Benditos seáis: Mujer creadora de la Diosa y Varón creador del Dios!. Omnia. Mensa España, julio, Nº 77, Barcelona. http://martincano.webcindario.com/fe.5benditos.htm

MARTÍN-CANO, F. (2001): Exposición de Diosas / Deesses / Goddesses en Barcelona. http://martincano.webcindario.com/ca.4barcelona.htm

MARTÍN-CANO, F. B. (2002): Estudio religioso de la participación femenina en la vida pública: Sacerdotisas / Magas / Prêtesses / Priestess. Exclusividad de Sacerdotisas en época arcaica. Funciones. http://galeon.com/martin-cano/sacerdotisafun.htm

MARTÍN-CANO, F. (2003): Contra el fanatismo de la locura androcéntrica. Leonas de Chauvet e híbridas femeninas en cuevas del Paleolítico, en donde Magas / Prêtesses / Priestess propiciaban a la Diosa Madre Naturaleza. (Debate académico de Arqueología III. Androcentrismo animal). (Actualizado el 18/09/05). Parte publicado en: Portal Otra Democracia es Posible. http://galeon.com/culturaarcaica/debatearqueo3.htm y http://otrademocraciaesposible.net/foros/viewtopic.php?t=2568

 

Artículo relacionado:

MARTÍN-CANO, F. (2001): Reflexiones sobre los falsos chamanes en la Prehistoria. Foro «Cultura de la Prehistoria», Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes Saavedra. http://bib.cervantesvirtual.com/servlet/MuestraForo?temaGenerico=Cultura+de+la+Prehistoria&comentario=1928

 

---------

ARTÍCULOS de MARTÍN-CANO


Algunos defensores de Martín-Cano en Internet
Investigación de Luis Robles corrobora tesis de Martín-Cano (46)
Rubén E. López Mendiola. En Foro Terraeantiqvae (185)
Análisis marxista al tema de género por Stalina (75)
En Foro de Cultura Arcaica tras Simposio sexo (54)
Ante actitudes de fanáticos de ARP (= arpíos) (53)
Tatana. y Tatana 2. En Foro de Antropología (20)
David Sánchez. En Foro Terraeantiqvae (184)
mcasvaz2002. En Foro Terraeantiqvae (186)
Cova, Cindy, Esther, Esther 2, Garós (93)
A. Campos. En Foro Terraeantiqvae (183)
Esteban. En Foro Terraeantiqvae (182)
Polémica. En Foro de 100cia (55)
En Revista Vivat Academia (72)
Myrian. Sobre Adan y Eva (84)
Héctor (48)

HOME: [Index]

 

Contactar con Martín-Cano en el correo electrónico:

------------------------------------------------------------------------

Copyright © 2000 Martín-Cano. Todos los derechos reservados. Se permite difundir, citar y copiar literalmente los contenidos de los documentos en esta web, de forma íntegra o parcial, por cualquier medio, siempre bajo los criterios de buena fe, para fines no lucrativos y citando la fuente.
No se puede alterar, transformar o generar una obra derivada a partir de esta obra.
------------------------------------------------------------------------
----------
La visión feminista de Martín-Cano ha revolucionado los mundos académicos androcéntricos de la Arqueología, Antropología y Astronomía: Adherirse: http://www.facebook.com/pages/F-Martin-Cano-Abreu/157077017648843
F. Martín-Cano Abreu

Imagenes artisticas animalisticas o hibridas del Paleolitico, consideradas androcentricamente como masculinas

1 - MARTIN-CANO, F.: (246) - (2012): Sexualidad femenina en diversas culturas. De ninfomanas a decentes. Tomo 1. Chiado Editorial, 296 pgs., ISBN: 9789896976200. Deposito Legal 342795/12. 1 edicion: mayo. https://www.chiadoeditorial.es/libreria/sexualidad-femenina-en-diversas-culturas-tomo-i

2 - MARTIN-CANO, F.: (257) - (2013): Sexualidad femenina en ritos, obras de arte y mitos. Del mundo de la Diosa a la sociedad patriarcal. Tomo 2. Chiado Editorial, 347 pags., ISBN: 978-989-51-0219-8. Deposito Legal 355559/13. Primera edicion: mayo, 2013.
https://www.chiadoeditorial.es/libreria/sexualidad-femenina-en-ritos-obras-de-arte-y-mitos-del-mundo-de-la-diosa-a-la-sociedad-patriarcal-tomo-2
3 - MARTIN-CANO, F.: (319) - (2016): Arqueología Feminista Iberica. Letras de Autor Editorial, 653 pgs., ISBN: 978-84-16538-67-6. Deposito Legal: M-2054-2016. Primera edicion: enero 2016. https://letrasylibros.es/estudios-y-otros/18-arqueologia-feminista-iberica-francisca-martin-cano-abreu.html

4 - MARTIN-CANO, F.: (333) - (2017): Sexualidad femenina en el tercer milenio. Letras de Autor Editorial, 273 pgs., ISBN: 978-84-17101-73-2. Primera edicion noviembre 2017. https://letrasylibros.es/estudios-y-otros/265-sexualidad-femenina-en-el-tercer-milenio-francisca-martin-cano.html

Mis libros 1 y 2, se venden en América, en: http://www.buscalibre.co/