Se coloca el puente sobre el rio Adra que dará lugar a la barriada. Su alcalde era Ramón Maria Godoy.
1893
El 6 de septiembre se inician los trabajos para desviar el curso bajo del rio, que provocaba graves enfermedades entre los habitantes del pueblo, siendo alcalde Joaquin Lopez.Finalizan los trabajos en 1872 siendo alcalde Elias Carreño.
1863
El muro de defensa del rio se termina en septiembre y sobre el se coloca una placa conmemorativa que decia: Reinando Alfonso XIII y en su nombre su augusta madre Doña Maria Cristina se construyó este muro de defensa con sus fondos procedentes de la Suscripción Nacional abierta el 15 de septiembre de 1891 gracias a la magnánima iniciativa de S.M. La Reina Regente eficazmente secundada por su Gobierno presidido por el Excmo. sr. Don Antonio Canovas del Castillo.
1892
Imagen cedida por Andres Aguilera
En este año ya funcionaba una central hidroelectrica en el rio por encima de la barriada de la Alqueria.
1905
Antigua fabrica de luz ,
actualmente abandonada.
La Habana, la gran extensión de tierra fertil nacida de los aportes del rio Adra tras cambiarse su curso, comienza a ser cultivada. Se encuentra entre el margen izquierdo del rio en su curso bajo y las Albuferas.
1941
Las lluvias torrenciales que cayeron en el curso del rio Adra provocaron una gran inundación el 19 de octubre. El temporal descarga en la cuenca del rio 206 litros por metro cuadrado. El rio alcanzó un caudal de 1200 metros cúbicos por segundo y rompió ese dia los muros de defensa construidos para el desvio de su curso bajo. Las aguas tras arrasar la vega de la Habana y todos los pagos situados entre la barriada de Puente del Rio y Adra se dirigieron a ese lugar. El pueblo de Adra es arrasado durante tres horas, desembocando el caudal del rio en el puerto.
1973
Riada en 1973
Concluye la construcción del embalse de Beninar, que regula el caudal del rio Adra.
1984
Es un cauce que presenta un curso permanente de agua durante todo el año. Nace en Sierra Nevada y durante 50 kilómetros se alimenta de las aguas de los Ríos Grande y Chico. Es un excepcional oasis dentro del árido Sureste español.
En el tramo bajo, la constancia de su caudal y la formación de un fértil delta han provocado durante milenios el asentamiento de numerosas civilizaciones y ahora la base agrícola del municipio está asentada aquí.
La comunidad botánica original estaba representada por una importante Alameda o bosque de galería hoy prácticamente desaparecido, junto con Sauces, Chopos y Taray. Hoy es la cañavera la que ocupa la mayor extensión del lecho. Otras especies como la Juncia, la Enea, la Zarzamora o la Madreselva, están presentes.
Ligada a la calidad del agua aparecen especies como el Escarabajo Acuático, el Fartet (pez endémico en peligro de extinción), la Culebra de Agua y la Rata de Agua. Entre los arbustos aparecen otros animales como el Lirón Careto, el Ruiseñor, la Oropéndola o la Ranita Meridional.
Para contemplar la descripción del medio hay que mencionar que la gran riqueza y fertilidad de su ecosistema ha dado lugar al uso del mismo por parte del hombre desde tiempos pasados, incluso llevando a cabo desvíos artificiales del lecho. La red de acequias y balsas para riego, los molinos harineros, los cultivos de regadíos abancalados y la arquitectura tradicional alpujarreña son ejemplos de una presencia antrópica en equilibrio con el medio natural.
Sin embargo hoy, el uso masivo de agua y tierras de labranza, han empobrecido enormemente el medio, dando lugar a la casi desecación completa del caudal.
Imagen cedida por Andres Aguilera
RIO ADRA
La Habana en la actualidad
Pantano de Beninar