Castillo de Castelldefels
 
 
 
 
 

CASTILLOS DE
BARCELONA

 
Castellbell y Vilar
Castelldefels
Gelida
Orpí
Piera
Pobla de Claramunt
Rajadell
 
Si dispones de alguna fotografía reciente o antigua que pueda realzar esta página, así como cualquier tipo de información, curiosidad o anécdota de la ciudad, mándalo al siguiente mail:
 
Escudo de la ciudad de Castelldefels.

En la cercana localidad de Tarrasa -Parque de Vallparadís (2005)-, se han encontrado herramientas de piedra del Paleolítico Inferior, estimadas en una antiguedad de un millón de años.

En Sitges -Cova del Gegant (antigüedad estimada entre 40.000 y 100.000 años)- una mandíbula perteneciente a un Homo Neandertalensis (1).

La única perspectiva de encontrar vida prehistórica en la villa -a falta de algún tipo de investigación científica- podrían hallarse en la conocida como Cova Fumada.

Aunque en Cataluña los restos de primates suelen ser abundantes, en esta localidad se han hallado únicamente restos de fauna plistocénica -Cantera de Can´Aimeric-; destacando entre ellos los fósiles de: un oso de las cavernas -Ursus Sspelaeus-, una pantera -Panthera Pardus-, un rinoceronte -Rhinoceros- y un gato salvaje -Felix Sylvestris-.

Del Pleistoceno Superior es la pelvis de un mamut -Mammuthus Primigenius- hallado en un lugar indeterminado del municipio -a últimos del siglo XIX-.

Se ha podido constatar la presencia de un grupo humano cerca de la actual Can Baixeres y que habría vivido en la Edad del Bronce.

Siglo III a.c. Se han encontrado restos de cerámica pertenecientes a un poblado íbero layetano en la Colina del Calamot (2).

Siglo II a.c. Estos íberos habitan profusamente el municipio (3).

Con la llegada de los romanos el antiguo poblado íbero se transforma en una villa romana (4). La población se dedica principalmente al cultivo de la vid y un floreciente puerto emerge para el transporte, principalmente, del preciado vino.

Se cree en la existencia de un próspero comercio naval entre las villas romanas de Gavá y Castelldefels (5).

Siglo II. La actividad de este puerto desciende de manera notable a partir de estos tiempos. Incluso algunas villas comienzas a ser abandonadas y se vuelve a vivir en cuevas.

415. Los visigodos atraviesan Los Pirineos y se establecen en Barcelona.

511. Expulsados por los francos, se establecen definitivamente en La Península, haciendo que su primera capital sea Barcelona.

554. La capital visigótica se establece en Toledo.

Durante esta etapa y sus interminables guerras internas, las ciudades pierden peso o retroceden, los antaño seguros caminos romanos se vuelven peligrosos, así como la costa.

La puerta de la muralla en 1897, antes de la restauración llevada a cabo por Manuel Girona.

A pesar del despoblamiento, una importante presencia humana se mantiene en Santa María de Castelldefels.

717. Seis años después de haber cruzado El Estrecho, los musulmanes controlan ya definitivamente Barcelona.

En Qalat (Sant Boi) dejan una guarnición permanente que controla el estratégico paso del río Llobregat.

801. Los francos conquistan Barcelona. Y no tardan en levantar unas sencillas torres de madera para defender la ciudad de las, cada vez más frecuentes, incursiones musulmanas.

A finales de siglo, un tal Félix -probablemente un capitán de frontera o vasallo del conde con cierto peso- decide erigir un primitivo castillo con el que consolidar definitivamente el dominio sobre la ciudad.

Dicho castillo será conocido como Castrum Félix.

El Conde Miró de Barcelona dona las tierras bajas del delta del Llobregat -escasamente pobladas por la constante amenaza musulmana- para la construcción de un Monasterio.

966. Cuando se erige el Mº de Santa María de Castelldefels, el territorio se halla ya densamente poblado, sobre todo por campesinos, quienes basan su subsistencia en el cultivo de la vid.

972. Con las donaciones de nuevas tierras, desde este Monasterio se controla la organización eclesiástica del territorio.

985. Esta creciente prosperidad se acaba súbitamente cuando una razzia de Almanzor destruye completamente el Monasterio, quedando reducido a Castell de Fels y la Iglesia de Santa María.

Borrell II lo agrega al Monasterio de Sant Cugat, quedando libre del Señor de Eramprunyá.

Siglo X. Primera mención a Castrum de Félix, hablando de la Capilla de Santa María de la Salut, adscrita al Monasterio de San Cugat.

Siglo XI. Se encuentra todo el Penedés en manos del levantisco noble Mir Geribert -nieto de Borrell II- y Señor de Eramprunyá.

El Conde Borrell II, en un manuscrito del Monasterio de Poblet.

Los monjes del Monasterio y los habitantes se rebelan contra este señor feudal.

1176-78. El Abad de Sant Cugat decide enfeudar al noble Ticio de Gavá sus posesiones en Castelldefels.

1185. Es Señor Berenguer Tició -hijo del anterior-.

1223. Berenguer Gerart se apodera del feudo, manteniéndolo durante diez años.

1286. Ferrar Garí - nieto de Berenguer Tició-.

CASTELLDEFELS EN LA RED

1293. Este año aparece mencionado Ferrer Tició -conocido como Garí- hijo del anterior.

Pere March compra el Castillo de Aramprunyá a Jaime II e intenta comprar el feudo de Castelldefels, sin conseguirlo.

1340. María -viuda de Ferrer Tició- vende la fortaleza a Berenguer de Relat -consejero de Pedro III-.

Su hija, Elisabet de Relat -casada con Gispert de Guimerá- hereda el feudo.

El hijo de ambos, Berenguer de Relat, es el nuevo Señor.

1394. A su muerte, el feudo pasa a su hijo, Bernat de Relat.

1410. Muere Bernat. Castelldefels pasa a su hijo, Gispert de Relat.

1427. Lluis March -descendiente de aquel Pere March- consigue lo que no logró su antecesor: la compra de Castelldefels.

Dibujo que representa la Iglesia y el primitivo castillo en el siglo XIV.
Imagen nocturna del castillo.
Dibujo que representa la Iglesia y el primitivo castillo en el siglo XVI.

Ante la amenaza de la piratería musulmana y genovesa se construyen una serie de fortificaciones en la zona para defenderse de estos súbitos ataques.

En este siglo la población tiene su primer alcalde .

A últimos de siglo su población se estabiliza, como consecuencia del descenso de las epidemias.

1540. Comienza a registrarse la afluencia de un importante número de occitanos -actual territorio francés- a causa de las guerras religiosas.

1550. En la cima de la colina cercana existe una casa fortificada rodeada por una muralla (6). Esta casa es derribada, comenzándose la construcción del Castillo de Castelldefels.

1583. Se construye la Torre Barona, por orden de Hugo Joan Fivaller March, futuro Barón de Eramprunyá (7).

1660. Dá comienzo un ambicioso plan largamente proyectado: el aprovechamiento agrícola de la franja costera y los humedales de Las Marinas.

1670. Comienzan a cultivarse las tierras situadas por debajo del Camino Real de Valencia.

1705. Cataluña toma parte por el Archiduque Carlos en la Guerra de Sucesión.

1714. Terminada dicha guerra, Cataluña vive una etapa de de crecimiento económico y demográfico.

Vista aerea del castillo en el año 2007.
El Castillo de Castelldefels.
El castillo, alrededor de los años 30.
Dibujo que representa la Iglesia y el primitivo castillo en el siglo XVIII.

1717. Mientras se acometen una serie de reformas tendentes a la ampliación de la iglesia -se construye la Capilla de la Salud-, su número de habitantes asciende a 187.

1721. Se construye la corredera maestra.

1734. Para protegerse de los frecuentes ataques de los piratas, se construye el cuerpo occidental del castillo, construído a base de piedra y ladrillo.

1758. Como consecuencia del auge demográfico su población asciende a 410 habitantes, todos ellos desperdigados en alrededor de 100 masías, sin tener propiamente una estructura urbana definida.

1787. Están censados 480 habitantes.

1797. Su población queda reducida a tan sólo 203 habitantes.

Una serie de epidemias -la más importante de malaria como consecuencia del fracaso en la desecación de Las Marinas- son las causantes.

Con la desaparición de la pirateria el castillo pierde su carácter defensivo y no se realizan reformas ni mantenimiento alguno en él.

1883. El castillo se encuentra en ruinas.

1897. El banquero barcelonés Manuel Girona compra la Baronía de Eramprunyá y encarga al arquitecto Enric Sagnier la restauración del castillo.

Interior del castillo.
Foto del castillo antes de la restauración de 1897.

Este rehace las torres, aumentando la altura de la torre principal, cambia algunas puertas y ventanas en estilo gótico tardío -siguiendo criterios historicistas- y construye la muralla actual.

En este momento la población cuenta con un pequeño núcleo urbano, las barracas de los pescadores en Las Botigues y alrededor de 88 masías, sin tener una estructura propiamente urbana.

El delta del Llobregat ya ha formado la playa de Castelldefels.

Siglo XX. Enric Sagnier construye la nueva Iglesia de Santa María de La Salut.

1931. El GATPAC -Grupo de Arquitectos y Técnicos Catalanes por el Progreso de la Arquitectura Contemporánea- elabora un plan urbanístico para la construcción de La Ciudad de Reposo y Vacaciones, en Castelldefels, Gavá y Viladecans, para las clases populares de Barcelona.

1936. El inicio de la Guerra Civil paraliza el proyecto.

1938. Desde abril de este año a enero del siguiente, se utiliza como prisión para los componentes de las Brigadas Internacionales tachados de "indeseables". Algunos de ellos fueron torturados e incluso ejecutados.

1950. La mejora en las comunicaciones y la popularización del automóvil hace que muchos barceloneses escojan Castelldefels como lugar de veraneo o segunda residencia.

Representación gráfica del castillo, iglesia y entorno.
Foto panorámica del castillo.
El castillo en el año 1895, antes de la restauración de Manuel Girona.

1954. Se construye la autovía.

1957. Existen entre 35-40 urbanizaciones en fase de construcción.

1975. En veinticinco años, Castelldefels ha pasado de tener 2.000 habitantes a más de 20.000.

1988. El Ayuntamiento lo adquiere a los descendientes de la familia Girona. Su estado es lamentable tras décadas de abandono.

1989. Se inicia un estudio arqueológico e histórico para restaurar el conjunto castillo-iglesia.

Se acometen diversas reformas:

  • Se vuelve al color blanco en la parte románica
  • El azul original retorna a la Capilla de la Salud
  • En el presbiterio interior se actúa de tal forma, que quedan expuestas sus ruinas ibéricas y romanas
  • La Capilla de la Salud se reforma teniendo especial cuidado en sus pinturas neoclásicas y en los grafitos dibujados por los brigadistas internacionales
 

Gracias especiales a Dolors Rajadell
por haber enviado las fotos superiores .

 

(1). Hallada en el año 1952, no puedo ser identificada como perteneciente a este género hasta el año 2001.

(2). Según unas excavaciones realizadas en la colina del castillo realizadas entre los años 1989 y 1995.

(3). Como así atestiguan los restos ibéricos de cerámicas y muros que se hallan por todo el municipio, especialmente en Muntanyeta, Cal Tiesso y Can Llopart.

(4). Se han encontrado numerosos restos de cerámicas romanas en lo que hoy es la Plaza Mayor de Castelldefels.

(5). Se han hallado numerosos barcos romanos hundidos en las cercanías del antiguo puerto o la costa, con numerosos restos también de ánforas de vino.

(6). Según se desprende de algunos documentos antiguos.

(7). Esta torre al principio fue conocida como La Torre de la Guarda del Mar. Empleada principalmente para avisar de la presencia de naves enemigas por medio de señales. Posteriormente, fue dotada de artillería. Dispone de tres plantas, de las cuales las dos más bajas eran para vivir y la de arriba donde los centinelas vigilaban, haciendo las señales pertinentes por medio de humo.

 
© castillosdejirm.com
Página actualizada el 12/08/2014