Castillo de Belalcazar
 
 
 
 
 
 
CASTILLOS DE CORDOBA
 
Si dispones de alguna fotografía reciente o antigua que pueda realzar esta página, así como cualquier tipo de información, curiosidad o anécdota de la ciudad, mándalo al siguiente mail:
 

Escudo de Belalcázar.

Basándonos en la antiguedad de los restos encontrados -lascas y cantos-, procedentes del arroyo de La Dehesa, podemos situar Belalcázar en el Paleolítico Inferior.

Tras esta etapa, perdemos la huella del hombre hasta llegar al Calcolítico, siendo de esta época el dolmen encontrado al oeste del término, casi en la provincia de Badajoz.

Las numerosas hachas de piedra encontradas en la localidad no bastan para precisar con exactitud la época a la que pertenecen.

En el siglo II a.c., existe en la zona un castro ibero, basándonos en los numerosos restos de vasijas encontrados en la zona.

Algunas versiones sitúan aquí la ciudad prerromana de Mirobriga nombre de origen celta, sospechándose su ubicación entre las ciudades actuales de Belalcázar y Capilla.

Plinio sitúa aquí la Beturia de los túrdulos y posteriormente con la romana Indias.

Se han hallado numerosas monedas y lápidas encontradas en la zona. Los romanos habrían desarrollado la extracción de minerales en el lugar.

Aquí arranca una vía romana -junto al puente de La Alcantarilla-, y por la forma del recinto amurallado y foso pudo ser, perfectamente, un campamento fijo romano.

Se sospecha la existencia de dos ciudades romanas en el Valle de los Pedroches: Solia y Baedro, a falta de una investigación arqueológica que lo acredite.

De su etapa visigoda han quedado lápidas, restos de tégulas de una villa y nombres como Cerros de Sisenando.

Tras la ocupación árabe, el lugar pasa a denominarse Gafiq (1). Estos no tardan en levantar una primera fortaleza.

Su ubicación, en el eje del importante camino entre Córdoba y Toledo la hacen convertirse en una de las más importantes localidades de dicho trayecto, junto con Bitraw (2).

Su castillo es uno de los más fuertes de la zona y ofrece a sus habitantes -a los que Idrisi alaba por su bravura y combatividad- una seguridad extraordinaria.

Inmediatamente se inicia su etapa más esplendorosa de la zona, llegando a estar habitada por más de 20000 almas.

976. Es ya un nudo importante de las comunicaciones musulmanas entre Sevilla y Córdoba.

Siglo XII. Nacen prestigiosas personalidades árabes, entre ellas, el Emir de Córdoba Abderramán el Gafequi, Obaidala ben Muza y Suleiman ben Asuad -Jueces de Córdoba-, así como el prestigioso oftalmólogo Mohamed Ibn Qassan Ibs Aslan el Gafequi, creador de la Guía del Oculista.

1226. Las tropas de Fernando III el Santo están a punto de conquistar el enclave musulmán de Capilla.

Antes de ello, promete a sus defensores, que si rinden la plaza, podrán desplazarse con sus mujeres e hijos, y todo lo que puedan transportar, hacia el cercano Castillo de Gahet -Belalcázar-. Como así hicieron.

1236. No les durará mucho la alegría. Las tropas del mismo rey castellano-leonés, sitían Gafiq -ó Gahet-.

Tras una enconada resistencia por parte de sus habitantes es finalmente conquistada -entre 1236 y 1241-.

1243. En julio es donada a Córdoba.

Fernando III el Santo. Ayuntamiento de León.

Los grandes beneficiados del reparto de esta amplia kura musulmana son los prelados y los nobles del rey castellano.

1264. Ya se menciona su parroquia.

1272. Se le asignan sus amplios términos jurisdiccionales.

Siglo XIV. El Concejo de Gahete se consolida y extiende mediante la adquisición de nuevas tierras.

1444. Juan II de Castilla, hace entrega del lugar al Maestre de la Orden de Alcántara, Gutierre de Sotomayor.

Este inicia las primeras labores de construcción de la fortaleza.

El territorio se incrementa con las adquisiciones de Bélmez, Fuenteovejuna...

1453. A su muerte las obras son continuadas por su hijo, Alfonso de Sotomayor, que está casado con Elvira de Zúñiga. Terminadas las obras, le dan el nombre de Bello Alcázar, nombre que terminará imponiéndose al antiguo de Gahet o Gahete.

Es nombrado como I Conde de Belalcazar por merced de Enrique IV de Castilla.

1464. Fallece Alfonso de Sotomayor, quedando su viuda Elvira en calidad de regente, dada la escasa edad de su primogénito, Juan.

Durante su regencia se elaboran numerosas normas y ordenanzas que regularán la vida interna de la población.

Escudo de armas de los Sotomayor.
Escudo de armas del apellido Zúñiga.

Al ser declarado mayor de edad, Juan de Sotomayor, II Conde de Belalcazar, renuncia al Señorío para ingresar en la Orden de San Francisco (3).

1474. Su hermano Alfonso se convierte en el III Conde de Belalcazar, aunque tiene que cambiar su nombre a Gutierre -por disposición de su hermano Juan antes de renunciar al Señorío-.

1475. En verano el Condado de Belalcázar se declara partidario de Isabel y Fernando. Elvira de Zúñiga prefiere atender las razones de su hermano, el Prior de San Juan, en lugar de las de su padre, el Duque de Arévalo.

A cambio, los Reyes Católicos confirman el título de Conde de Belalcázar y el mayorazgo de dicho Condado.

La reina Isabel siempre se referirá a Gutierre de Sotomayor y Zúñiga como El Conde Lozano -probablemente debido a su extrema juventud y a su porte y gallardía-.

Elvira de Zúñiga arregla el casamiento del su hijo con una prima de Fernando el Católico, Teresa Enríquez, hija del Almirante de Castilla Alonso Enríquez.

1484. El 21 de junio -en plena conquista de Granada- el valiente Conde es alcanzado por una flecha envenenada cuando se halla reconociendo los contornos de Casarabonela -antes de proceder a su conquista-.

Su muerte causa tanta consternación en la reina Isabel, que ordena sea levantado el sitio -se conquistará un año más tarde-.

Deja dos niños pequeños -Alfonso (futuro IV Conde de Belalcázar) y Pedro- que quedan bajo la tutoría de su madre, Teresa Enríquez.

Representación en 1495 de la muerte del III Conde de Belalcázar. Tabla 21 de las sillas bajas del coro de la Catedral de Toledo. Por Mateo Alemán.
Sebastián de Belalcázar, por Eladio Sevilla. Museo Municipal de Quito.

1486. Se confisca una importante cantidad de bienes a más de 80 musulmanes de Belalcázar, cifrándose lo incautado en 330000 maravedíes, cantidad que los Reyes Católicos entregan a la Condesa Teresa Enríquez.

1490. Nace en la ciudad, Sebastián Moyano, hijo de labradores.

Pronto queda huérfano y al cuidado de su hermano mayor.

1507. Parece ser que que la muerte de un asno por Sebastián y el posible miedo a una reprimenda hace que tome el camino de Las Américas.

Este mismo año interviene en la pacificación de Santo Domingo -probablemente a las órdenes de Juan Esquivel-.

No tarda en destacarse como un jinete de extraordinaria pericia.

En seguida adopta el nombre de Sebastián de Belálcazar con el que ha pasado a la posteridad.

1511. A las órdenes de Vasco Núñez de Balboa parte hacia tierras panameñas.

1518. El Condado mantiene aún mas su prosperidad al fusionarse con el Ducado de Béjar, debido al matrimonio entre Francisco de Sotomayor y doña Teresa de Zúñiga.

1530. Su participación es ya más destacada, mandando uno de los tres escuadrones de caballería.

Las noticias que le llegan de la ciudad de Quito hacen que abandone Nicaragua -que le había sido encomendada- y se lance en su conquista.

1534. Con apenas doscientos hombres derrota al ejército de Atahualpa -muy superiores en número- y funda Santiago de Quito.

1536. Funda Santiago de Cali -la actual Cali- y Santiago de Guayaquil -Guayaquil-.

De Sebastián es sabido que es

"Hombre de talla baja, pero corpulento, algunas veces de severo gesto,
voluntarioso hasta la terquedad, de firme voluntad y recia personalidad,
en ocasiones irascible, dado a la buena mesa
y con ciertas licencias en el amor "
(4)

Escudos de armas de los Zúñiga y los Sotomayor, en el Castillo de Belalcázar.

1551. El 30 de abril muere Sebastián Belálcazar en Cartagena de Indias.

1753. La extensión de su término es de 39.506 hectareas -de las que 20.000 corresponden al Conde-, y su economía está basada, principalmente, en la agricultura y la ganadería.

Los cargos del Concejo de Belalcázar son nombrados directa y anualmente por el Conde, siendo ellos: dos alcaldes, cuatro regidores, el alguacil y el procurador general.

1810. Las tropas napoleónicas llegan hasta la población.

En mayo, tras tomar el castillo, instalan una guarnición de 10.000 hombres en la ciudad, al amparo de la fortaleza.

Su objetivo es dominar las vías de comunicaciones entre Extramadura y La Mancha.

Sin embargo, aparecen imporantes partidas de guerrilleros en la zona, teniendo especial importancia la comandada por Clemente Arribas, cura de Belalcázar, quien al mando de 800 hombres, hostiga permanentemente a los galos.

1812. El Conde de Penne y el Brigadier Morillo reconquistan la ciudad.

1814. Una vez restituído el territorio al poder nacional, el lugar pasa a ser propiedad del Duque de Osuna.

BELALCAZAR EN LA RED
Belalcazar, desde el aire. Fotografía de Juan Antonio Fotografia antigua de Belalcázar, por Juan Antonio.
Fotografia antigua de Belalcazar. Foto de Juan Antonio.

1837. Con la extinción de los Señoríos, los Duques de Osuna comienzan a perder su protagonismo en la zona.

1873. El 6 de febrero, Andrés Caballero Rozas adquiere la principal dehesa que el citado Duque posee en Belalcázar por 5.628 reales.

1936. La última confrontación notable en la zona viene por la fuerte resistencia que en la Guerra Civil mantienen los campesinos y jornaleros fieles al gobieno republicano.

Estos quienes consiguen repeler el ataque de las fuerzas nacionales que van camino de Badajoz.

Afortunadamente, estos sentimientos de animadversión parecen haber sido, felizmente, superados.

2000. El 29 de marzo se propone en el pleno la adopción de un acuerdo para la realización del escudo de armas de la población (5).

"Como quiera que el escudo actual de Belalcázar tiene su origen poco definido (quizás realizado a principios del siglo XX, de manera muy arbitraria) y dado que en él no se contemplan símbolos representativos del antiguo señorío de Gahete, además de contar con una similitud grande con el de Plasencia y de no tenerse constancia de su Oficialidad, es por lo que debiera abordarse, de manera rigurosa, definitiva, contrastada y consensuada, lo que en lo sucesivo debe ser el escudo que represente a nuestra histórica villa

2001. El 27 de junio -como punto de urgencia- se aprueba el escudo actual.

Foto del año 2005, cortesía de Nuria Dicam.
 

(1). Se cree que este nombre viene dado por la población de un poblado árabe, conquistadora del lugar.

(2). Al Istakhri y al Qalqasandi, señalan, además, que su distrito comprendía una extensa comarca.

(3). Será conocido como fray Juan de la Puebla "el Reformador".

(4). Sobre todo con las doncellas indígenas, de las que dejó una extensa prole entre El Darién y Nicaragua. Siempre se hizo cargo de sus derechos de paternidad, aunque de las mujeres indígenas que criaron a estos hijos no se sabe nada.

(5). El anterior consistía en un castillo acompañado de dos árboles.

 
© castillosdejirm.com
Página actualizada el 15/01/2016