CASTILLOS DE
CIUDAD REAL

 
 
Si dispones de alguna fotografía reciente o antigua que pueda realzar esta página, así como cualquier tipo de información, curiosidad o anécdota de la ciudad, mándalo al siguiente mail:
 

 

Se han encontrado restos de la Edad del Bronce.

En la epoca visigoda se constata la existencia de un poblado en los alrededores.

852. La primera noticia que tenemos de la ciudad es cuando, a la muerte de Abderramán II, un nutrido ejército de mozárabes toledanos -tras hacerse con el control en Toledo-, se acercan hasta aquí, conquistándola.

865. Figura entre las principales ciudades que contribuyen con hombres y caballos a la victoria musulmana en la II Batalla de la Morcuera, contra los ejércitos asturianos de Ordoño I.

1085. Alfonso VI conquista Toledo y amenaza el sur. Toledo y Calatrava se convierten en los puntos de partida para las sangrientas expediciones con que cristianos y moros se van a hostigar continuamente.

1130. Desde Calatrava parte una expedición almorávide que consigue capturar al Alcaide de Toledo, Munio Alfonso.

1138. Los musulmanes llegan otra excursión a las mismas puertas toledanas.

1143. Mientras Alfonso VII devasta la campiña cordobesa, el Gobernador Almorávide de Calatrava, Al-Farax Abdalí, abate cerca de Mora a Munio Alfonso -famoso por sus incursiones en territorio cordobés-. Es decapitado y su cabeza mandada a Cordoba y el resto del cuerpo descuartizado, colgado de las murallas de Calatrava.

Todo esto lleva a Alfonso VII a la conclusión de que mientras Calatrava permanezca en manos musulmanas, Toledo no estará segura.

Alfonso VII.

1145. Al-Farax acude en ayuda de los almorávides cordobeses pero resulta muerto por los cristianos.

1147. En enero sobre la fortaleza Kalaat-Rawaah-Calatrava la Vieja-, junto al Guadiana, ondea ya el pendón de Castilla.

Kalaat-Rawaah viene a significar algo así como "ganancia" o "conquista", en clara alusión a las victorias militares conseguidas por éstos en las primeras batallas medievales.

En febrero el rey Alfonso VII el Emperador, entrega la mezquita mayor al Arzobispo de Toledo, a fin de que la consagre en iglesia.

1148. En abril el Papa Eugenio III entrega al mismo los derechos sobre esta villa.

1150. Encomienda la defensa de la plaza a la Orden del Temple.

Son estos caballeros templarios especialmente temidos, tanto por las riquezas que atesoran como por su arrojo y fiereza en el combate.

1157. El 21 de agosto muere Alfonso VII.

Los musulmanes ponen todo su esfuerzo en la reconquista de Calatrava. Abd el Múmen se apresta para forzar la línea del Guadiana.

En este año se produce una terrible invasión almohade.

Tal potencia muestran que Calatrava se dá por perdida y los Templarios rehusan, juzgando lo más prudente abandonarla.

La Orden del Temple devuelve Calatrava al rey Sancho III.

Caballero templario.

La situación se torna gravísima.

Si se pierde Calatrava, la amenaza árabe se cierne sobre Toledo y, cuanto había reconquistado el rey Alfonso VII, va camino de perderse.

Sancho III proclama que Calatrava le será entregada en propiedad a quien la defienda.

Convoca un Consejo entre sus nobles, en el que se halla don Raimundo, Abad de Santa María de Fitero, y un monje burgalés de La Bureva llamado Diego Velásquez.

A la vista del silencio con que los nobles acogen la propuesta, el monje Velásquez, despertados sus sentidos bélicos, saca aparte al abad Raimundo y le insta, le ruega y acaba persuadiéndole a que pida Calatrava.

Así lo hace, lo que a muchos parece temeridad o locura.

1158. El 1 de enero, en la villa de Almazán, Sancho III firma la carta de donación perpetua de Calatrava, con su fortaleza incluída, a la Orden del Cister, representada por el abad don Raimundo, y a todos sus monjes, para que la tengan por siempre jamás, comprometiéndose a defenderla de los musulmanes, con ayuda de su monarca.

Aprueba su constitución mediante la correspondiente Bula el Papa Alejandro III.

El fundador adopta para ella la Regla de San Benito y Constituciones del Císter Blanco será su hábito, y negra su cruz flordelisada.

Estatua del Abad Raimundo sita en Fitero.

Con Raimundo de Fitero y Diego Velásquez llegan a Calatrava 20.000 bravos caballeros. Es el inicio de la Orden de Calatrava.

Los veinte mil hombres se reparten por campos y aldeas estratégicamente para la defensa de la zona. Los árabes, a la vista de tal ejército, desisten y Calatrava se salva.

Con la muerte de Diego Velásquez, la división cunde. Los caballeros se resisten a tener por superior a un Abad y a vivir entre monjes en vida contemplativa.

Los monjes terminan retirándose a Ciruelos.

1164. Los caballeros deciden la elección de un Maestre de la Orden, resultando elegido don García.

Foto cortesía de José Luis Galán Cogolludo (2008).
Otra.
Otra perspectiva aérea de Calatrava la Nueva.

1187. Se conocen ya referencias a su uso como Castillo de Dueñas por Nuño de Lara.

1191. Rodrigo Gutiérrez Girón y Jimena, su segunda mujer, donan a la Orden de Calatrava la mitad de sus rentas y heredades, por la salvación de sus almas. La otra mitad la dejan en testamento a los tres hijos del anterior matrimonio del noble.

1194. Estos tres herederos venden su otra mitad a la Orden de Calatrava por la suma de 1.000 maravedíes.

1195. El 19 de julio se produce el desastre castellano de Alarcos. Esto supone un duro golpe para los calatravos y la pujanza de la Orden sufre un tremendo revés.

Los musulmanes, con un poderoso ejército y poseídos de un incontenible arrojo, toman Calatrava La Vieja.

La guarnición prefiere la muerte antes que la huída, y es pasada a cuchillo. Desde entonces la cruz negra del hábito blanco de los freires, se volverá roja.

1198. Con los restos de la Orden, el Maestre don Nuno Pérez ataca el Castillo de Salvatierra, convirtiéndolo en sede de la Orden en tanto no se recupere la villa de Calatrava.

Se decide construir el Castillo de Calatrava la Nueva, en recuerdo y memoria al baluarte del Guadiana.

El lugar elegido es, justo enfrente del Castillo de Salvatierra, en la cima del cerro "Alacranejo" donde parece ser que existía el llamado Castillo de Dueñas o Castillo de Dios.

Alfonso VIII en un imaginario retrato.

Pronto se inician las obras.

1201. Alfonso VIII confirma a la Orden la propiedad total del castillo.

Nuevamente sitiado el Castillo de Salvatierra durante tres meses por los almohades, y cuando no quedan mas que ruinas, se retira el Maestre con los pocos caballeros que sobreviven al desastre.

Se instalan en la villa de Zorita, donde la Orden sufre una profunda reestructuración.

1212. Alfonso VIII organiza una gran cruzada.

Calatrava, cuna de la Orden, es recuperada.

El 16 de julio, sus caballeros toman parte más que activa en la trascendental y victoriosa batalla de las Navas de Tolosa.

Su Maestre don Ruy, queda tan malherido en un brazo que no podrá volver a empuñar arma alguna.

Se intensifican las obras de construcción. Para ello se utiliza como mano de obra a una buena parte de los prisioneros musulmanes de la batalla anterior.

1217. Se trasladan desde Calatrava la Vieja, la llamada Virgen de los Mártires, junto a los restos de los Maestres y los caballeros muertos (1).

1226. Concluyen las obras. El actual castillo se ha convertido en la sede de la ya poderosísima Orden y la más importante fortaleza de Castilla.

Se emprende la conquista de Al-Andalus por los reyes cristianos.

Foto antigua del Castillo de Calatrava.

Los calatravos forman siempre en vanguardia, aumentando su poderío con las numerosas donaciones de villas y fortalezas.

El nuevo castillo nunca sufrirá un ataque musulmán, ya que se erige en unos años en que el poder islámico se halla en franco declive.

1233. Actúando como fuerza de choque, sus caballeros toman parte en la conquista de Baeza, bajo las órdenes de Fernando III el Santo.

1236. Se distinguen, asímismo, en el cerco y ocupación de Córdoba.

La Orden de Calatrava irá reconquistando diversas fortalezas y villas, lo que la hará recobrar su antiguo esplendor, llegando su dominio desde Almadén hasta Toledo, y desde Argamasilla de Alba hasta Sierra Morena.

Tan rápidamente se extiende su fama que hasta el Rey de Aragón solicita su ayuda para contener las correrías de los moros de Valencia, recompensando los buenos servicios con la donación de lugares conquistados, como Alcañiz.

Conquistan las Fortalezas de Martos, Andújar y Arjona.

1246. Están presentes en la conquista de Jaén.

1248. Igualmente en la toma de Sevilla.

Los monarcas enriquecen la Orden con muchas donaciones, así como el Papa, quien la pone bajo su protección y amparo.

Nadie, excepto el Císter puede ejercer sobre Calatrava el derecho de visita. En cambio, ella si puede visitar las restantes Órdenes de Avis, Alcántara y Montesa.

Sus Maestres siempre serán mimados por los reyes cristianos, quienes los admiten con asiduidad en sus Consejos.

1272. Muere el infante Alfonso de Molina, hermano de Fernando III e hijo de Alfonso IX de León. Tras algunas vicisitudes, sus restos son enterrados en Calatrava (2).

Escudo de armas adoptado por el infante don Alfonso tras casarse con Mafalda Pérez de Lara.
Rosetón y fachada, construídos con roca volcánica.

Siglo XIV. Tras la disolución de la Orden del Temple, todos sus bienes son entregados a la Orden de Calatrava.

Los Maestres de la Orden trasladan su residencia al Palacio de Almagro.

Desde su origen, los caballeros calatravos debajo de la túnica, como hábito de religión, llevaban un escapulario.

1397. El Maestre don Gonzalo Núñez cree que aquello no diferencia bastante a los caballeros de los seglares.

Obtiene del Pontífice Benedicto XIII, que, en su lugar, ostenten una cruz colocada sobre las vestiduras, insignia que se pondrán todos pos primera vez el Día de los Santos.

Quien desee ingresar en ella, probará en sus cuatro apellidos ser hijodalgo de sangre a fuero de España, y no de privilegio, con escudo de armas, él, su padre, madre, abuelos, abuelas, sin haber tenido oficios él, ni sus padres, ni abuelos.

Sobre el poder que llegaron a alcanzar los Maestres, sirva como muestra don Pedro Girón, que estuvo a punto de casarse con la infanta Isabel, luego Reina Católica.

1466. La muerte de don Pedro Girón en Villarrubia de los Ojos el 2 de mayo, por causas no del todo esclarecidas, abortará el matrimonio.

1476. La historia de la Orden está llena de anécdotas, como la sucedida este año en el pueblo cordobés de Fuente Ovejuna (3).

Los Reyes Católicos dictaminan que la Orden de Calatrava -como todas las demás- pasarán a depender de la Corona en cuanto fallezca el Maestre actual.

Escudo de armas del apellido Girón.

1487. Muere el Maestre don Garci López de Padilla, último de esta gloriosa Orden.

Siglo XVI. El Papa León X concede autorización para traer tierra de los Santos Lugares y mezclarla con la del suelo de la capilla y del cementerio.

Sin perder su carácter de fortaleza, se convierte en el lugar de reunión de numerosas riquezas y reliquias. Todo cuanto la Orden ha acumulado durante su historia, celebrándose en él diversas ceremonias religiosas y militares.

1560. Se construye una calzada de piedra que llega hasta el pie de las murallas, para facilitar la visita de Felipe II, quien reside en él durante la Semana Santa.

1775. El castillo queda muy afectado por el terremoto de Lisboa.

1798. Los frailes solicitan de Carlos IV, les sea concedido el traslado a Almagro.

1802. Se efectúa el mismo, siendo el castillo, finalmente, abandonado.

Siglo XIX. La incautación de sus bienes por el Estado y la abolición de sus fueros la relegan a una corporación puramente honorífica.

1826. Es destruído por los propios freires, sin razones aparentes para ello.

1927. Se empiezan a buscar ayudas para su restauración. El principal artífice o promotor es el Obispo de Ciudad Real don Narciso de Estenaga y Echevarría.

1931. Se suprimen definitivamente las Órdenes Militares.

En los años 80 del presente siglo, el Sacro-Convento de Calatrava la Nueva es objeto de una importante restauración a cargo del arquitecto don Miguel Fisac.

El castillo se halla actualmente en permanente restauración. Una Escuela-Taller de la Diputación de Ciudad Real es la encargada de hacerlo.

 

(1). La Virgen de los Mártires es mandada tallar por el VIII Maestre don Martín Fernández de Quintana. Es colocada en el interior de la llamada Capilla de los Mártires, donde se colocan los féretros de los siete Maestres anteriores traídos desde Calatrava la Vieja.

(2).Sus restos son primeramente enterrados en el Convento de San Francisco, en Salamanca, hoy ya desaparecido. Posteriormente son trasladados a la Iglesia del Castillo de Calatrava, donde reciben sepultura. Colocados bajo un majestuoso sepulcro, sito en el arco de la Capilla Mayor, con un epitafio donde podía leerse:

SEPULTURA DEL INFANTE ALFONSO DE MOLINA

HIC IACET ABSCONSUS REGALI STIRPE CREATUS. INFANS ALFONSUS:PRAE CUNCTIS LAUDE BEATUS: REX QUONDAM MERITO LEGIONIS SI VOLUISSET. QUISQUIS ES HOC SCITO, NULLO RENUENTE FUISSET. PRINCES MILITIAE, LACRHIMET GENS LEGIONIS. APEX IUSTITIAE FUIT: INMO DUX REGIONIS. LUGE CASTELLA, REFOVERAT QUAM SUB ASCELLA. LUCET UT STELLA, LUMEN DANS ABSQUE PROCELLA. CHRISTI VIRGO SATRIX ISTI SIS AUXILIATRIX. COELORUM RECTOR, ORBIS CUNCTIQUE PROTECTOR, PRO PIETATE TUI DES ILLI PAGE FRUI.

HOC IN SARCOPHAGO STAT ET EST INFANTIS IMAGO: PROLES REGALIS FUIT, ALTUS ET IMPERIALIS. LEGIO CONDOLEAS, HOC PATRE CUM CAREAS: ET CASTELLANI IUVENES, SUMMOPERE CANI. IN SALAMANTINA QUA MORTUUS URBE QUIEVIT. VITAM COMPLEVIT, PATRIAM LUCTUQUE REPLEVIT. VOTIS ASISTE NOSTRIS O TU IESU CHRISTE: UT DIGNERIS EI LOCUM DONARE QUIEI. AMMODO IAM DICTUS INFANS LUCEAT BENEDICTUS. AERA MILLENA TERCENTUM TEMPORA DENA, IANI SEXTA DIES, HUIC FUIT IPSA QUIES. ANIMA EIUS REQUIESCAT IN PACE. AMEN.

(3). Este hecho real será narrado perfectamente por Lope de Vega muchos años después. Los hechos se desarrollan alrededor del Comendador Mayor de la Orden de Calatrava, Fernán Gómez de Guzmán, quien comete abusos sin nombre a toda la población. Perdida toda esperanza de recibir ayuda alguna, el pueblo entero se echa a la calle y entra por la fuerza en la casa del citado Comendador, al cual apedrean hasta causarle la muerte y sacan sus restos fuera para terminar ahorcándole. Cuando las autoridades llegan para investigar la escandalosa muerte, la respuesta del pueblo entero a una es:

"Fuente Ovejuna lo hizo".

Jamás se llegó a castigar a nadie.

 
© castillosdejirm.com
Página actualizada el 02/03/2014