Castillo de Palazuelos
 
 
 
 
CASTILLOS
DE GUADALAJARA
 
 
Si dispones de alguna fotografía reciente o antigua que pueda realzar esta página, así como cualquier tipo de información, curiosidad o anécdota de la ciudad, mándalo al siguiente mail:

Se sabe de asentamientos humanos en la zona (1).

De su pasado pre-rromano es bien conocido que ésta tierra estaba poblada por los arévacos.

Se dice que su nombre deriva del hallazgo de unos restos celtibéricos encontrados en lo alto del cerro que domina la villa.

De sus etapa romana, visigoda y musulmana apenas quedan restos.

Con la Reconquista, la zona empieza a asomarse propiamente en la historia.

Siglo XII. Una vez conquistada la región a los árabes, se integra en el Común de Villa y Tierra de Atienza.

Siglo XIII. Alfonso X el Sabio la enajena del territorio anterior, para concedérsela a su amante doña Mayor Guillén de Guzmán.

Doña Beatriz, hija de ambos y futura esposa del rey portugués Alfonso II hereda el lugar.

Posteriormente a su hija Blanca, quien lo vende al infante don Pedro.

El Obispado de Siguenza, en la persona de Simón Girón de Cisneros, adquiere el lugar.

La misma perspectiva del castillo, en una foto tratada en el blog de Witzerluxe.
Foto del año 2002.
Iñigo Lopez de Mendoza. Retrato de Jorge Ingles.

Siglo XIV. Es vendido a la familia Mendoza.

1385. Viene incluído en el Mayorazgo que recibe Diego Hurtado de Mendoza, tras la muerte de su progenitor Pedro González de Mendoza en la Batalla de Aljubarrota.

1404. Tras la muerte de Diego Hurtado figura como Señora del lugar su hija, Aldonza de Mendoza.

El auge de la población viene a mitad de siglo de la mano de don Iñigo López de Mendoza Marqués de Santillana. El insigne guerrero y escritor comienza a levantar un imponente castillo y a guarecer la ciudad tras unas fuertes murallas.

1458. El Marqués muere sin ver terminada su obra.

Será su hijo Pedro Hurtado de Mendoza, Señor de Tamajón y Adelantado de Cazorla el encargado de llevarlas a buen puerto.

Los escudos de armas que campean en la muralla pertenecen a Pedro Hurtado y a su segunda esposa y dama de Isabel la Católica, doña Juana de Valencia.

La villa queda completamente amurallada y sólo se puede entrar al interior por alguna de sus grandes puertas adoveladas (2).

1505. Muere Pedro Hurtado. El castillo será heredado poco después por los descendientes del Cardenal Mendoza, hasta llegar a ser propiedad de Ana Mendoza de la Cerda, Princesa de Eboli.

Puerta del Cercao.
Puerta de la Fuente de los 7 Caños.
Vista actual del rollo (2011) y una perspectiva similar en el año 1950.

1752. En el Catastro del Marqués de la Ensenada se comprueba que aún pertenece al Duque del Infantado.

Sus habitantes siempre pagaron un impuesto anual para conservar su carácter de villa, lo que les daba derecho, entre otras cosas, a administrar justicia independientemente de su Señor.

Durante la Guerra de Independencia, Juan Martín Díez el Empecinado, combate en este castillo contra los franceses lo que se tradujo en el abandono de sus propietarios y la consiguiente ruina del mismo.

Siglo XIX. Se suprimen los Señoríos. Palazuelos se convierte en municipio independiente.

En las Guerras Carlistas la provincia alcarreña mantiene claras simpatías por los carlistas, sobre todo en el ámbito rural.

1872. Durante la III Guerra Carlista, la ciudad es ocupada brevemente por las tropas de Angel Casimiro Villalaín, comandante carlista para las zonas de Cuenca y Guadalajara. Las tropas gubernamentales no tardan en desalojarlos y dispersarles.

Tras ser reconvertido en fábrica de harinas, se proceden a realizar algunas obras (rozas), que lo degradan por dentro. Y se instala una extraña cúpula -que aún puede verse- en la torre sureste para proteger un transformador eléctrico.

1931. El 3 de junio mediante Decreto, se elevan tanto el castillo como sus murallas a Tesoro Nacional, paralizándose dichas obras.

Puerta de la Villa.

La Puerta del Monte en una imagen antigua.

Poco después sufre los avatares de la Guerra Civil Española, quedando inmerso en pleno frente de la Batalla de Guadalajara, dando cobijo a tropas italianas.

Su utilización posterior es como cuadras de caballerizas e incluso como vertedero.

1951. El 15 de junio es declarado Monumento Histórico Artístico.

1953. La Dirección General de Bellas Artes realiza unas pequeñas obras de consolidación.

1960. Su evidente pérdida de población hace que quede integrado dentro del Concejo Municipal de Sigüenza.

Imagen del castillo desde la plaza de la villa.

1973. El 9 de junio el Estado declara la alienabilidad (3) de castillo y murallas.

1974. El 24 de mayo se procede a enajenarlo mediante Orden Ministerial.

El 27 de noviembre se procede a su pública subasta en la Delegación de Hacienda de Guadalajara, otorgándose al mejor postor.

1998. El castillo es adquirido por el propietario actual, quien inicia unas obras de remodelación.

2001. Se termina su remodelación. Hoy día es objeto de controversia debido al palacete edificado en lo alto de la torre del homenaje por su actual propietario; de quien dicen no ha guardado la estética propia que el castillo requería.

2002. El 22 de enero la Junta de Castilla La Mancha completa su protección declarándole Bien de Interés Cultural.

 

(1). Se han encontrado restos prehistóricos en la Cueva del Mediodía, sita en la cercana localidad de Ures.

(2). Disponía de cuatro puertas, conservándose todas actualmente. A saber:

  • Puerta del Cercao. Considerada la entrada principal y situada al sur de la villa.
  • Puerta de la Fuente de los 7 Caños. Situada un poco más adelante.
  • Puerta de la Villa.
  • Puerta del Monte.

(3). Alienabilidad = Cualidad de alienable. Alienable= Dicese de lo que se puede enajenar.

 
© castillosdejirm.com
Página actualizada el 10/10/2011