Castillo de Atienza
 
 
 
 
 
CASTILLOS
DE GUADALAJARA
 
 
Si dispones de alguna fotografía reciente o antigua que pueda realzar esta página, así como cualquier tipo de información, curiosidad o anécdota de la ciudad, mándalo al siguiente mail:
Foto antigua del castillo.
Escudo de Atienza.

En la Edad del Hierro la zona se encuentra densamente poblada, como atestiguan los castros encontrados en las inmediaciones.

La población es fundada por el pueblo celtíbero de los Titos, que le asignan el nombre de Tithya.

Los titos siguen el ejemplo de Numancia y no se entregan a Roma, hasta ser derrotados.

Los titos se unen a Quinto Sertorio, en las luchas que mantiene contra Pompeyo que tomará la población en el 72 a.c.

Se han hallado restos celtíberos en la cercana necrópolis de Cerropozo.

Romanos y visigodos pasan por la zona sin asentarse en gran número debido principalmente a la dureza de su clima.

Con la llegada de los musulmanes adquiere su nombre actual.

Estos construyen una torre como atalaya, para defenderse de los cristianos del Norte, dejando una importante guarnición en la misma.

Se constituye poco después en uno de los bastiones que el Califato de Córdoba crea en la Marca Media, al objeto de defender su territorio.

Los cristianos siempre alaban su extraordinaria posición estratégica, refiriéndose a ella como

"los moros la han"

A pesar de no pasar de ser un simple torreón de vigilancia.

870-874. Es tomada por Alfonso III (1), sin apenas resistencia, por ser su población mayoritariamente cristiana.

La lejanía con el reino cristiano hace que sea abandonada.

917. Ordoño II, tras derrotar a los musulmanes en San Esteban de Gormaz, inicia una razzia, sembrando de muertos musulmanes desde Atencia -Atienza- a Paracuellos.

961. El conde castellano Fernán González enfrentado al caudillo moro Al-Hakam II, la pierde, intentando reconquistarla algunos años después.

Misma imagen nocturna del castillo (2011)
Almanzor, por Francisco de Zurbaran.

978. Su hijo y II Conde de Castilla, Garcí Fernández consigue conquistar la fortaleza.

981. Cerca de aquí encuentra la muerte el general Galib mientras lucha al lado de sus aliados cristianos, en una batalla que supone el encumbramiento de Almanzor.

983. Es abandonada por el II Conde de Castilla, por resultar imposible de defender, debido a la lejanía con su Condado, y la fortaleza mostrada por los cordobeses.

989. En febrero Almanzor arrasa la ciudad y destruye la fortificación.

997. El caudillo musulmán ordena la reconstrucción de la fortaleza, convirtiéndose en una de las más importantes de la retaguardia de la Marca Media, junto a Medinaceli.

1002. Muere el anterior, lo cual es aprovechado por el conde castellano Sancho García para recuperar la fortaleza.

Se convierte en una ciudad de gran importancia, al estar situada cerca de la frontera entre el Reino de Castilla y los reinos musulmanes, siempre en permanente conflicto.

1081. Rodrigo Diaz de Vivar cuando marcha camino del destierro, no quiere entablar combate (2) al considerar el castillo como una

"penya muy fort".

1085. Alfonso VI toma Toledo, consiguiendo la rendición de los enclaves más significativos del reino, incluyendo la ciudad de Atienza.

1109. Tras el desastre de Uclés, se supone que vuelve a manos almorávides.

1124. El 1 de enero la reina Urraca expede un diploma donde confirma que Atienza se halla ya en manos de los suyos.

1132. Alfonso VII parte desde la ciudad acompañado de

"setecientos caballeros de seña"

El destino final es el de socorrer a la ciudad de Morón, amenazada por Alfonso I el Batallador.

1149. Alfonso VII le concede Fuero y construye sus primeras murallas.

Arco de Arrebatacapas, creado junto con las primeras murallas por Alfonso VII.
Mapa del Siglo XI, que  muestra la situación especialmente delicada de Atienza, como punta de lanza de Castilla.

El Común de Tierra y Villa de Atienza comprende un territorio que llega hasta el Reino de Toledo, Medinaceli, Sigüenza, y tierras sorianas de Caracena y Gormaz por el norte, con una extensión de más de 2500 km cuadrados.

La villa presenta, además, un castillo imponente, y se encuentra rodeada por la muralla, con varias puertas de acceso y diversos barrios.

1162. Los Lara se repliegan a esta villa suya, de donde son alcaides, pero perseguidos por sus enemigos, los Castro, deciden trasladar al pequeño rey Alfonso a lugar más seguro.

El Domingo de Pentecostés, arrieron atencinos burlan la vigilancia de los sitiadores y, tras 7 dias de cabalgada, llevan al joven rey tras la seguridad de las murallas abulenses. Dicha acción se celebra todos los años en la llamada Caballada.

1163. Atienza se encuentra ocupada de forma pacífica por las tropas leonesas.

El 29 de enero Fernando II suscribe aquí un privilegio a favor del Obispo de Palencia.

Alfonso VIII tendrá siempre gran preferencia por esta villa, la cual progresa espectacularmente.

Aparecen nuevos barrios -incluída la judería- y más iglesias.

El castillo alcanza su aspecto definitivo y se erige el segundo y más amplio cinturón de murallas.

1177. Las milicias concejiles atencinas participan más que activamente en la conquista de Cuenca.

En este siglo se desgaja el Señorío de Beleña.

1212. Y nuevamente están presentes en la batalla de las Navas de Tolosa.

En este siglo pierde Jadraque y Cifuentes.

1298. Dispone ya de quince iglesias, dos conventos -San Francisco y San Antón- y 4 hospitales -San Julián, San Lázaro, San Marcos y San Galindo-.

Alfonso VIII. Jardines de la Plaza de Oriente. Madrid

Siglo XIV. Pierde la zona de Galve, que pasa a ser Señorío de los Orozco.

Siglo XV. Las tropas navarras de Rodrigo de Rebolledo ocupan el lugar.

1445. Tras la derrota de sus aliados, los Infantes de Aragón en la Batalla de Olmedo, únicamente Atienza y Torija permanecen en manos de éstos.

1446. El rey castellano Juan II y su favorito Alvaro de Luna llegan con un poderoso ejército para expulsar a los navarros, sitiando la ciudad.

Durante al asedio don Álvaro sufre una pedrada en la sien, salvando la vida gracias a la visera del casco.

Tras unos meses de duro asedio deciden abandonar la ciudad, incendiándola y destruyendo gran parte de ella, antes de partir.

1451. Los navarros devastan las poblaciones lindantes, llegando incluso a tomar el Castillo de La Riba de Santiuste.

El Obispado de Sigüenza, del que depende la zona, llega a pactar un tributo con los navarros para no ser atacados.

Años más tarde, los navarros abandonan la ciudad tras una compensación económica a cargo del nuevo rey, Enrique IV.

La ciudad ha perdido varios barrios -Santa María del Rey- como consecuencia de esta larga contienda.

En su fortaleza es encerrado el autoproclamado Obispo de Sigüenza López de Madrid, tras negarse a abandonar el cargo, muriendo en la misma

"sin que se sepa ni como ni cuando" (3)

Durante el reinado de los Reyes Católicos se construye la Posada del Cordón y se expulsa a los judíos, decisión que empobrece la población.

Se señala a Atienza como el lugar donde nace el que será uno de los adalides de la revuelta comunera: Juan Bravo.

Su padre, Gonzalo Ortega Bravo de Laguna, es alcaide de la fortaleza. Su madre, María de Mendoza, es hija del Conde de Monteagudo.

1506. Durante su breve reinado, Felipe el Hermoso dará la alcaldía de Atienza al III Señor de Belmonte de Campos, don Juan Manuel.

En la torre de su castillo permanece recluído Francisco I de Francia, tras la batalla de Pavía.

Arco de la Virgen, en la muralla creada por Alfonso VII.

Iglesia de Santa María del Rey, frente al Castillo. Iglesia de Santa María del Rey
El Empecinado. Pintura anónima. Museo Lázaro Galdiano.

1578. La población asciende a 500 vecinos.

Se realizan importantes reformas y se construyen dos ermitas: Humilladero y Santa Lucía.

Siglo XVII. Se empiedran algunas calles y plazas.

Siglo XVIII. Sus hombres toman parte activa en la Guerra de Sucesión apoyando a Felipe V, destacándose en las Batallas de Almansa, Brihuega y Villaviciosa, quedando exenta de pagar renta alguna durante dos años.

Durante la Guerra de la Independencia se convierte en uno de los principales bastiones del guerrillero Juan Martín Díez, el Empecinado.

1811. El general francés Mouton-Duvernet, Gobernador Militar de Soria, baja desde dicha ciudad con abundantes efectivos. Las tropas francesas desmantelan y asolan la fortificación y terminan nuevamente incendiando gran parte de la población.

1833. Tras la división administrativa realizada por Javier de Burgos pasa a formar parte de la provincia de Guadalajara.

1863. Tan sólo quedan en pie tres iglesias, aunque sus habitantes rozan los 2.000.

La apertura de la mina de plata de Hiendelaencina trae un impulso nuevo a la región y se abre la carretera que la une con Aranda de Duero.

1910. Se construyen las carreteras Atienza-Barcones y Atienda-Jadraque.

La Feria de Ganado de San José entra en franco declive.

1940. Sus habitantes ascienden a 1408.

1962. Es declarada como Monumento Histórico Artístico.

1965. Sus habitantes han descendido a 527.

Por este motivo pierde su condición de Cabeza de Partido y el Registro de la Propiedad.

En los últimos años se han empedrado calles, iluminado monumentos y restaurado sus murallas.

 

(1). Según la Crónica de Sampiro.

(2). Según modernos estudios, habría bajado por los altos de Romanillos. Bajando por Miedes de noche para llegar a la localidad de Castejón de Henares antes del amanecer.

(3). Según Layna Serrano.

 
© castillosdejirm.com
Página actualizada el 04/03/2017