CASTILLOS
DE AVILA
 
Si dispones de alguna fotografía reciente o antigua que pueda realzar esta página, así como cualquier tipo de información, curiosidad o anécdota de la ciudad, mándalo al siguiente mail:
 
Página de Tele Taxi.
 
Imagen antigua del castillo. Pinchar para ir a su lugar de procedencia.

Algunos hallazgos encontrados en las inmediaciones remontan los orígenes de Arévalo a la Edad de Piedra.

Los primeros datos documentados arqueológicamente en el Período Calcolítico, sitúan un poblado muy cercano a la ciudad, junto al río Adaja.

600 a.c. Una oleada de pueblos celtas centroeuropeos junto con los que ya se encuentran en la zona forman la cultura celtíbera, entre ellos Pelendones, Arévacos, Vettones y Vacceos. De estos últimos han llegado hasta nuestros días los famosos "verracos".

Sobre el origen del nombre de la ciudad hay varias hipótesis:

  • Desciende del vocablo celta are-valón, que viene a significar algo así como "junto al muro o barrera"
  • Derivación de arevaccei, que designaría el lugar más alejado del territorio de los vacceos

En cualquier caso hacia el año 1090 encontramos el nombre escrito ya latinizado de Arevalorum.

De su pasado romano nos queda el Puente de los Barros, reconstruído en el medievo sobre uno original romano. La desaparecida Iglesia de San Pedro se habría erigido sobre un templo dedicado a la diosa Minerva.

El primer templo cristiano sería el de El Salvador, erigido por el Emperador Constantino y el propio castillo se habría construído sobre una atalaya.

De su etapa visigoda podrían ser los restos de un sarcófago encontrado en la zona, y son denominaciones ciertamente visigodas Palacios de Goda y Cisla.

711. Con la llegada de los árabes la zona queda habitada por pastores bereberes.

746. Queda para la leyenda popular el hecho de haber sido reconquistada por el rey Alfonso I. Según dicha leyenda se habría reconquistado tras una épica lucha entre cinco caballeros cristianos y otros tantos musulmanes, terminando el embite con la victoria de los primeros.

1082. Alfonso VI conquista la "Extremadura castellana" -se llamaba así a la zona que estaba al sur del río Duero-, a los árabes y repuebla un territorio que esta escasamente poblado con motivo de ser una zona de continuas incursiones militares de ambos bandos. Arévalo es una de estas ciudades.

1085. Tras la toma de Toledo, la zona queda definitivamente asegurada.

Encarga la repoblación del lugar a su yerno Raimundo de Borgoña, siendo repoblada por francos, burgaleses, vasconavarros, palentinos, riojanos...

1090. Tras su repoblación, el citado Raimundo entrega este gran alfoz al Obispo de Palencia.

Imagen del castillo en el año 2004 y una antigua.

Imagenes del castillo en el 2001 y en el 1929.

1111. El 2 de abril, sus milicias concejiles están presentes en la Batalla de Candespina, donde doña Urraca es derrotada por los aragoneses.

1135. Alfonso VII lo dona a la Iglesia de Avila.

1140. El Papa Inocencio II confirma la donación al Obispo de Avila.

Se procede a la construcción de los primeros puentes, murallas, iglesias, de la villa, que se extiende, saliendo de su recinto amurallado.

Arévalo será también conocida como La Ciudad de los Cinco Linajes, por ser cinco las familias que se dedican a proteger lugares estratégicos y organizar la repoblación. A saber:

Foto antigua del castillo.
Alfonso VIII. Del Libro de Estampas de los Reyes. Alcázar de Segovia.
  • Briceños; encargados de la guardia del castillo
  • Sedeños; defensores de los Dos Postigos
  • Tapias
  • Verdugos; defensores de uno de los puentes sobre el Adaja
  • Montalvos; defensores y guardianes del Puente de Medina

1157. Alfonso VII muere, dividiendo el reino de Castilla y León: Castilla para su primogénito Sancho. León para Fernando (Fernando II)

Arévalo y su Tierra se convierten en la frontera castellana frente al Reino de León durante la minoría de edad de Alfonso VIII.

1177. Las milicias concejiles participan en la toma de Cuenca a los árabes.

1212. Cinco milicias de la ciudad participan activamente en la batalla de las Navas de Tolosa, bajo el pendón del Obispo de Avila y a las órdenes del aliado Rey de Navarra, donde el poderío musulmán sufre un duro revés.

A raíz de ello, Arévalo obtiene su actual escudo de armas y el Fuero Viejo.

1214. En la localidad de Gutierre-Muñoz, aldea de Arévalo, cuando se dirige a Plasencia, el rey Alfonso VIII contrae unas fiebres que le producirán la muerte.

1250. La Tierra de Arévalo suma más de mil kilómetros cuadrados y se estima su población en unos 18.000 habitantes.

1256. Alfonso X el Sabio confirma el 20 de junio, a los caballeros de Arévalo, el "Fuero de los Escudos".

1261. El mismo rey prohíbe el ir armados a arevalenses y abulenses a la Feria de Alba de Tormes, para evitar reyertas, confirmando así el intercambio comercial entre ambas ciudades.

Sancho IV, según un grabado antiguo.

1265. Se crea la Hermandad de Cabildos Eclesiásticos de las villas de Medina del Campo, Olmedo, Arévalo y Alba de Tormes, considerada de las primeras de su género.

1287. Sancho IV otorga el "Fuero de las Leyes".

Y además otras concesiones, formando cuerpo de privilegios que se llegaran a conocer durante mucho tiempo como "Fuero de Arévalo".

1290. La villa se ha convertido en un importante centro de reunión que aglutina a las tres culturas: judía, musulmana y cristiana.

La primera noticia de los judíos de Arévalo es a través del "Padrón de Judíos" ó "Padrón de Huete", realizado con fines fiscales y ordenado por Sancho IV y que consigue recaudar 12.377 maravedís, que han de pagar los aproximadamente 400 judíos de la villa.

La villa durante los siglos XIII y XIV es escenario de estancias prolongadas de nobles y reyes, por la seguridad que ofrecen sus murallas. Aquí se reúne doña Maria de Molina con los infantes don Juan y don Pedro, para solventar disputas familiares.

1352. El 2 de julio, Pedro I el Cruel firma las capitulaciones matrimoniales con Juan II de Francia, por las que la villa de Arévalo, entre otras, pasa a pertenecer a su futura mujer, Blanca de Borbón.

1353. El 3 de junio se celebra el enlace en Valladolid. Tres días después de la boda, al no ser satisfecha la dote, es abandonada y recluída en Arévalo, mientras Pedro I se reúne con su amante, Maria de Padilla, con gran escándalo en la corte.

Doña Blanca, durante su destierro en Arévalo, ejerce como reina, confirmando un privilegio el 18 de septiembre al Monasterio de La Lugareja.

1354. El 14 de agosto es trasladada a su encierro de Toledo. Negras nubes de guerra se ciernen sobre Castilla. La villa es partidaria y fiel al Trastámara, quizás en oposición al rey por la reclusión forzosa de doña Blanca.

Blanca de Borbón termina siendo asesinada por un ballestero en la localidad de Medina-Sidonia, al parecer siguiendo instrucciones del propio rey. Cuenta con 25 años de edad.

Pedro I. Libro de estampas de los reyes.
1369. Pedro I muere en Montiel y la dinastía Trastámara se instala en Castilla.

Juan II. Libro de Estampas de los Reyes

1420. Juan II dona la ya importante villa de Arévalo a su esposa, María de Aragón, tras su boda.

1443. Desde la ciudad, el mismo rey edicta la "Pragmática de Arévalo", conjunto de leyes tendentes a suavizar la vida de los judíos.

1445. Maria de Aragón muere.

1447. Juan II casa en segundas nupcias con Isabel de Portugal. De este matrimonio nacen la infanta Isabel (futura Isabel la Católica) y el infante Alfonso, quien está destinado a heredar Arévalo a la muerte de su madre.

1454. Juan II muere en Valladolid y en su testamento ordena:

"...E quiero y mando que los dichos Infantes mis hijos se críen en aquel logar o logares
que ordenase la dicha Reyna mi muy cara e muy amada mujer...
"

Isabel de Portugal elige la ciudad de Arévalo donde vivirá casi treinta años hasta su muerte -hasta allí se desplaza con sus pequeños hijos Isabel y Alfonso-.

Juan de Alvarnáez -portugués y alcaide del castillo- pone a disposición de los infantes a su propia hija, Clara Alvarnáez y su yerno, Gonzalo Chacón, que ejercen de tutores de los pequeños.

Enrique IV, el nuevo rey, envía a Portugal desde Arévalo, a su embajador Fernán López del Orden, al objeto de traer a la que será su nueva esposa, Juana de Portugal.

1462. Los dos infantes son llamados a la Corte por el rey, con motivo del bautizo de su hija Juana, recién nacida. La propia infanta Isabel será una de sus dos madrinas.

El Castillo de Arévalo en un sello de correos.

Las relaciones entre el rey y algunos nobles se enfrían notablemente.

1465. El Marqués de Villena se apodera de Arévalo.

Enrique IV intenta reaccionar. El 27 de mayo reúne a su ejército en Medina del Campo. Pero las fuerzas prometidas por el Obispo Carrillo y el Almirante de Castilla no llegan. El ataque a Arévalo, que se halla defendido por el Obispo de Burgos y Juan de Padilla, es un auténtico fracaso.

El 6 de junio y al grito de: "Castilla por el rey Alfonso", el infante Alfonso es reconocido como rey en lo que se llamará después la "Farsa de Avila".

Arévalo se convierte en el principal baluarte del recién proclamado rey y centro neurálgico del poder en Castilla entre los años 1465 y 1468. Entre los incondicionales del nuevo rey, un joven poeta: Jorge Manrique, a la sazón, Corregidor de Avila.

1467. El 14 de noviembre, con motivo de su catorce cumpleaños, se celebra una fastuosa fiesta literaria, donde las jóvenes cortesanas le leen versos escritos por Jorge Manrique, siendo el último leído por su hermana Isabel, rezando así:
Sello de Correos con un grabado que representa a Jorge Manrique.
Excelente rey doceno
de los Alfonsos llamados,

en estíaño catorceno
te faga Dios tanto bueno
que pases a los pasados
en triunfos e vitorias
en grandezas tenporales,
e sean tus fechos tales
que merezcas amas glorias
terrenas e celestiales.
Esto tome por estrenas
vuestra real señoría,
con muchas Pascuas y buenas
que vos de quito de penas
el Fí de Santa María
Este vos faga reynar con paz
en vuestras regiones
el vos dexe conquistar
cítara et ultramar
a las bárbaras naciones.

1468. El efímero rey Alfonso muere de forma misteriosa en Cardeñosa, a los catorce años de edad.

Jorge Manrique le dedica unos versos que reflejan fielmente lo que pudo ser, de haber sido Rey de Castilla:

Mas como fuese mortal,
metiolo la muerte luego
en su fragua
¡OH juicio divinal!,
cuando mas ardía el fuego,
echaste agua.

Es enterrado en Arévalo, en el Convento de San Francisco, junto a la tumba de su abuela, Isabel de Barceló.

Álvaro de Estúñiga Conde de Plasencia, uno de los fieles al rey durante la contienda, solicita Trujillo -obteniéndolo- como reconpensa por su lealtad.

El infante Alfonso. Detalle de su sepulcro en la Capilla Real (GRANADA).

Pero Trujillo no quiere al Estúñiga. Es asediada y la ciudad no se rinde.

1469. El 2 de noviembre Enrique IV desposee a Isabel de Portugal de su villa de Arévalo -entregándosela a Álvaro de Estúñiga-, en represalia por haber sido fiel al infante Alfonso.

Escudo de armas de la familia Zúñiga.

El 20 de diciembre Enrique IV convierte al citado en I Duque de Arévalo

"por la fidelidad demostrada hacia su padre"

Se considera a Álvaro de Estúñiga el constructor del castillo actual, que en un principio habría sido edificado en sillería.

1474. Enrique IV muere y el Duque de Arévalo toma partido por La Beltraneja.

1475. Los Reyes Católicos ordenan la confiscación de dicho ducado por este apoyo contra su causa.

1479. Isabel, convertida ya en reina, no cesará hasta recuperar el Señorío de la villa que le había visto crecer y jugar entre sus muros. Diego de Hontiveros negociará en nombre de don Alvaro de Estúñiga

1480. El 23 de julio se cierra el acuerdo. El día 25 don Álvaro renuncia al Ducado de Arévalo, titulándose en el futuro únicamente como Conde de Plasencia.

A cambio, consigue la nada despreciable suma de 450.000 maravedíes y el título de Maestre de Alcántara para su hijo, Juan de Zúñiga y Pimentel.

1483. El 27 de febrero, Isabel la Católica ratifica las dos ferias francas que anteriormente concediera a la villa su hermano Alfonso.

1494. Los Reyes Católicos y sus hijos visitan a Isabel de Portugal, permaneciendo en Arévalo desde el 23 de junio al 4 de julio. Además, se inician negociaciones para el matrimonio entre su hija Juana y Felipe el Hermoso.

1496. El 15 de agosto muere Isabel de Portugal. Es enterrada en el Convento de San Francisco, junto a su madre y su hijo, el infante Alfonso.

1504. Muere Isabel la Católica.

1505. Muere Juan de Alvarnáez -alcaide del castillo-.

Fernando el Católico nombra alcaide del castillo a Juan Velázquez, uno de los dos albaceas del testamento de Isabel, y hombre de su total confianza.

Monumento a Isabel la Católica, inaugurado en el año 2004.
Foto del castillo nevado. Pincha para ir a la página original.
Germana de Foix, segunda mujer de Fernando el Católico.

Asímismo, inicia obras de restauración que se alargarán durante trece años.

1508. Juan Velázquez es nombrado Mayordomo Mayor de la reina Juana. Entre sus asistentes figura un joven paje: Iñigo López de Loyola, más tarde conocido como San Ignacio de Loyola.

1516. Carlos I dona la villa de Arévalo, a Germana de Foix, la segunda esposa y viuda del recientemente fallecido Fernando el Católico.

Juan Velázquez levanta la ciudad en armas, la fortifica y se niega a entregarla, recordando las promesas de doña Isabel de Portugal:

" en tiempo alguno dicha villa de Arévalo
será enajenada ni apartada ni quitada de su corona real por causa alguna,
ni dada a merced de ninguna persona
."

Arévalo es sitiada por los ejércitos reales.

1517. La ciudad resiste estoicamente hasta el mes de marzo. Juan Velázquez, que ha perdido a su hijo Gutierre en la contienda, es destituído y morirá en los siguientes meses en Madrid, habiendo perdido todo excepto el honor.

1519. El 10 de octubre, Carlos I firma la carta por la que Arévalo y Olmedo vuelven de nuevo a la corona.

1520. El 9 de septiembre, en Bruselas, Carlos I ratifica la anulación de la donación de las dichas villas de Arévalo, Olmedo y Madrigal en favor de Germana de Foix, comprometiéndose en su nombre y en el de sus sucesores a no enajenar jamás dichas villas.

Quizás por ello, Arévalo es fiel al rey durante la Guerra de las Comunidades.

Desde aquí parte la guarnición que custodia la ciudad uniéndose al Capitán General de Castilla y León Antonio Fonseca, quien marcha sobre Medina del Campo.

Carlos de Gante con Toison de Oro.
AREVALO EN LA RED

Imagen de Arévalo nocturna. De iberimage.com

1540. Se produce en la ciudad la denominada "Complicidad de Arévalo", donde la morisca Ana de Fonseca delata a otros moriscos apostátas.

1592. Se halla recluido en sus estancias el Príncipe de Orange, Guillermo de Nassau, custodiado por el capitán don Diego Osorio.

Con Carlos III, la villa recibe un nuevo impulso económico, con reformas y reconstrucción en las obras públicas y monumentos.

1808. En octubre, Arévalo es tomado sin apenas disparar un tiro por los franceses al mando del comandante Guerruty, por encontrarse casi todos sus hombres enrolados en la causa patriótica.

Imagen aérea del castillo y la villa.
Otra perspectiva aérea. Foto realizada por Ricardo Melgar.

En las navidades se producen fusilamientos en la fachada de Santo Domingo.

1813. Se realiza una nueva división del territorio en ocho sexmos, que no llegará a entrar en vigor.

1822. Desaparecen la antigua jurisdicción, implantándose los Partidos Judiciales.

1860. Circula el primer tren por la localidad.

1863. Se establece la división provincial, que aún permanece vigente. La Tierra de Arévalo se disgrega en 59 ayuntamientos.

1905. El rey Alfonso XIII concede escudo a la ciudad.

Atardecer en Arévalo, por José Luis Corredera Barrios.

El castillo entra en una fase de abandono y ruina, convirtiéndose en el cementerio de la villa.

1944. El 11 de enero se produce un trágico accidente ferroviario. La ciudad se vuelca con los heridos y las numerosas víctimas.

1945. El 28 de diciembre le es concedida a la ciudad la Gran Cruz de Beneficiencia con distintivo negro y blanco, y el título de Muy Humanitaria.

1952. El Ministerio de Agricultura adquiere el Castillo de Arévalo, rehabilitándolo y convirtiéndolo en silo para cereales.

1989. Con motivo de otro accidente ferroviario, RENFE regala una máquina de vapor, instalándola en el Parque Infantil de Tráfico, con la siguiente inscripción:

Locomotora de vapor cedida por RENFE a la Muy Humanitaria Ciudad de Arévalo
en reconocimiento al ejemplar comportamiento mostrado siempre con el ferrocarril.
Arévalo, 21 mayo 1990

Actualmente, el castillo se encuentra restaurado y convertido en centro de reuniones, actos sociales y museo de cereales.

 
© castillosdejirm.com
Página actualizada el 26/01/2013