Castillo de Castrojeriz
 
 
 
 
 
CASTILLOS
DE BURGOS
 
Arcos
Arenillas de Muñó
Caleruega
Cavia
Covarrubias
Hormaza
Lara de los Infantes
Lomana
Mazuelo de Muñó
Medina de Pomar
Poza de la Sal
Peñaranda de Duero
Sotopalacios
 
Si dispones de alguna fotografía reciente o antigua que pueda realzar esta página, así como cualquier tipo de información, curiosidad o anécdota de la ciudad, mándalo al siguiente mail:
 

Sus orígenes se remontan a la prehistoria.

Existiendo un castro celtibérico, sus primeros habitantes se establecen a los pies del cerro que domina la población.

Posteriormente, los romanos conquistan el lugar, construyendo una torre de vigilancia en la zona. Se cree que ésta podría ser la antigua Castrum Sigerici romana.

Los visigodos amplían el castrum romano, reconstruyéndolo y ampliándolo.

Los árabes también dejan su impronta en el lugar.

Los alrededores son testigos de innumerables batallas entre moros y cristianos.

865. Esta tierra vé pasar el tremendo ejército que Muhammad I ha enviado para castigar la osadía de Ordoño I, cuyas tropas serán derrotadas este año en la II Batalla de la Morcuera.

882. Los castellanos de la mano del Conde Munio -Nuño- Núñez la reconquistan a los árabes e intenta repoblar y fortificar ciudad y fortaleza.

Este mismo año un contundente ataque desde Córdoba le obliga a huir.

883. Las nuevas obras de fortificación permiten al conde Munio resistir, tras los muros del castillo, un nuevo ataque cordobés.

909. Desde esta población burgalesa y como Señor del Campo de Muñó -llamado así en honor a este conde- es uno de los nobles que obligan a Alfonso III a abdicar, y lleva al trono a García I -a la sazón yerno suyo, por estar casado con su hija, Muniadonna-.

912. Desde Castrojeriz y Muñó, sus huestes participan activamente en la expansión castellana hacia la línea del Duero.

974. El Conde Garci Fernández le otorga el llamado Fuero de la Caballería Villana -considerado como el primero concedido en Castilla-, y que equipara a cualquier campesino que posee un caballo con la categoría de infanzón.

La especial protección que este Fuero hace de los judíos, consigue que esta comunidad se desarrolle notablemente en el Barrio de San Juan (1).

La frontera cristiana se desplaza hacia el Sur. La ciudad se convierte en una floreciente urbe transitada por incesantes peregrinos del Camino de Santiago.

A lo largo de la calle real comienzan a surgir iglesias, hospitales, hospederías e innumerables comercios.

El auge es tan espectacular que la ciudad llega a contar con unas imponentes murallas flanqueadas por siete puertas, seis iglesias, siete hospitales y tres conventos.

Uno de los hospitales más conocidos era el Monasterio de San Antón, donde antiguamente se curaba el llamado "Mal ardiente" ó "Fuego de San Antón" (2), y del que hoy apenas quedan unas ruinas.

1113. Tras el turbulento matrimonio entre Alfonso I el Batallador y Urraca de Castilla, Castrojeriz se encuentra, junto con una gran parte de ciudades castellanas, en manos del rey aragonés.

1131. Tras un duro asesio en que sus defensores casi perecen de inanición, es recuperado definitivamente por el rey Alfonso VII.

Escudo de don Diego Gómez Sandoval y Rojas, I Conde de Castrojeriz.

1354. Nace en la ciudad Constanza de Castilla, hija natural de Pedro I el Cruel y María de Padilla.

1426. Diego Gómez de Sandoval y Rojas recibe, de manos de Juan II de Navarra el título de I Conde de Castrojeriz.

1427. Incorpora Castrojeriz a uno de los tres mayorazgos fundados en favor de sus hijos.

El noble, aliado fiel de los Infantes de Aragón, se posiciona junto a estos en la guerra que mantienen contra Castilla.

1445. Pierde sus posesiones castellanas tras ser hecho prisionero en la Batalla de Olmedo, librada el 19 de mayo, con resultado nada claro.

1454. Al morir, su sucesor y II Conde de Castrojeriz es su hijo, Fernando de Sandoval.

Diego Gómez de Sandoval, hijo del anterior y de Juana Manrique de Lara, III Conde de Castrojeriz, obtiene de los Reyes Católicos el título de I Marqués de Denia, por su actuación en las guerras contra Alfonso V de Portugal y posteriormente, el Reino de Granada (3).

1787. En el Censo de Floridablanca es cabecera del Partido de Castrojeriz, una de las catorce que forman en este momento la Intendencia de Burgos, perteneciendo a la Marquesa de Camarasa.


 

(1). "Si los vecinos de Castrojeriz matasen a un judío pechen como por un cristiano y las afrentas se compensarán como entre hombres de las villas".

(2). Ergotismo, comúnmente denominado como "fiebre de San Antonio", "fuego de San Antón" o "fuego del infierno". Es una enfermedad causada por consumir alimentos contaminados por el hongo parásito ergot o cornezuelo (Claviceps purpurea), que contamina fundamentalmente el centeno (cereal consumido abundantemente en la Edad Media) y en mucha menor proporción otros cerales como la avena, el trigo y la cebada.

Las sustancias activas en las micotoxinas son todas polipéptidos derivados del ácido lisérgico.

La enfermedad se manifestaba primeramente con un frío intenso y repentino en todas las extremidades para terminar convirtiéndose en una sensación de fuerte quemazón.

Sus efectos podían degenerar en alucinaciones, convulsiones y contracción de las arterias, eventualmente llegando a provocar necrosis de los tejidos y la aparición de gangrena en las extremidades principalmente. Los afectados que conseguían sobrevivir normalmente quedaban mutilados en una o en todas sus extremidades.

Una de sus variantes hacía padecer al intoxicado fuertes dolores intestinales que finalizaban con una súbita muerte.

En las mujeres embarazadas conducía inexorablemente al aborto.

Era una enfermedad tan frecuente en la Edad Media, que se crearon hospitales exclusivos para atender a los infectados. Los atendían los frailes de la Orden de San Antonio que vestían hábito oscuro con una gran T azul en el pecho.

(3). El hijo de éste, Bernardo Sandoval y Rojas, II Marqués de Denia, es el encargado de tutelar, con malos modos, el encierro en Tordesillas de Juana la Loca.

 
© castillosdejirm.com
Página actualizada el 21/07/2014