Castillo de Olmillos de Sasamon
 
 
 
 
 
CASTILLOS
DE BURGOS
 
Arcos
Arenillas de Muñó
Caleruega
Cavia
Covarrubias
Hormaza
Lara de los Infantes
Lomana
Mazuelo de Muñó
Medina de Pomar
Poza de la Sal
Peñaranda de Duero
Sotopalacios
 
Si dispones de alguna fotografía reciente o antigua que pueda realzar esta página, así como cualquier tipo de información, curiosidad o anécdota de la ciudad, mándalo al siguiente mail:
 
Restaurante Señorío de Olmillos
 
Foto antigua del castillo.
Escudo de Olmillos de Sasamon

Existen restos de la presencia de pueblos celtíberos en la zona.

Siglo IV a.c. Se puede constatar la presencia de turmódigos y autrigones, ocupando la franja comprendida entre el Arlanzón y el Pisuerga.

Prueba de ello es el hallazgo de un cuchillo que termina en dos cabezas de caballo, encontrado en las inmediaciones y que puede contemplarse en el Castillo de Ampudia.

II Edad de Hierro. Los romanos se asientan en la zona. Existen numerosos vestigios en la Segisamo romana (la actual Sasamón), lugar en que habría estado situado el campamento del propio César.

Se ha ubicado la calzada secundaria que transcurría entre las poblaciones de Segisamo y Castrojeriz. Asímismo, se ha encontrado restos de cerámica romana en el término de Olmillos, cerca de los parajes conocidos como Mostelar y La Serna.

882. Podemos ubicar, aproximadamnete en este año su repoblación, tras la de Amaya (860) y al mismo tiempo, o incluso algo anterior, que la de Castrojeriz.

Siglo X. Se funda la actual villa (1).

1102. La población aparece citada como Villa Olmiellos en el Alfoz de Castrojeriz, uno de los primeros fueros medievales otorgados por Alfonso VI.

El nombre de su población deriva, sin lugar a dudas, del olmo, presente de forma generosa en torno a sus riachuelos.

Con la aparición de los Concejos, el municipio pasa a tener su autonomía jurisdiccional y política, amén de sus propios regidores.

Siglo XIII. Es donado por Alfonso X el Sabio a su mujer doña Violante. Y según refiere el Becerro de las Behetrías:

"este logar dió en donadio la reina doña Violante a don Diego
en casamiento con su fija (Violante)"
.

Quizás por este motivo Olmillos pasa a ser lugar de Señorío, en lugar de Realengo, como había venido siendo desde el año 975.

Se convierte en punto importante para los peregrinos que transitan el Camino de Santiago durante la Edad Media, llegando a contar hasta con dos hospitales. Uno de ellos, el de San Juan, perdurará hasta las Desamortizaciones.

Siglo XV. Juan II de Castilla cede el lugar a Diego Gómez de Sandoval.

El citado lo vende poco después a Pedro de Cartagena, judío converso de origen aragonés.

El susodicho, cuyo apellido familiar -Leví- había sido cambiado por Santa María, adopta definitivamente el de Cartagena, tras haber ejercido como Obispo en la citada localidad (2).

La Flor de Lis, símbolo de los Cartagena, plateada -en alusión a la virtud de la virgen- se prodiga por los esbeltos torreones y muros del castillo.

1440. El citado inicia los trámites para crear su mayorazgo.

1446. El 29 de enero funda provisionalmente mayorazgo, incluyendo en su relación de bienes:

"el my lugar de Olmyllos que es cerca de Sasamón...
con la casa fuerte que ende fago...".

1448. Cuando se ultima el mayorazgo se supone que Pedro de Cartagena habitaba ya Olmillos de Sasamón de una forma regular.

Escudo del apellido Cartagena. Una flor de lis plateada, símbolo de la pureza de La Virgen.

1478. Fallece el anterior (3), pero también ha fallecido ya su hijo Alonso de Cartagena

"Desgraciadamente de poca edad
yendo a apaciguar a gente de Sasamón..."

por lo que hereda el lugar su nieto, llamado como su padre.

Los vecinos del lugar tendrán numerosos problemas con este personaje, prototipo del señor feudal, opresor e intolerante.

Tras algún tiempo de ser sometidos a un trato vejatorio, tomándoles préstamos forzosos y aumentando los impuestos a su capricho, deciden pedir amparo a los Reyes Católicos.

Imagen del castillo antes de la restauración.
Imagen del castillo antes de la restauración.

1494. El Consejo Real dicta sentencia y limita los abusos del citado señor, aunque no llegará a erradicar sus tácticas feudales. Las aguas terminarán volviendo a su cauce tras la muerte del citado señor.

Pedro de Cartagena, hijo del anterior, hereda el lugar.

Muerto sin descendencia, la población termina en las manos de su hermana, Inés de Cartagena, casada con Juan Rodríguez Mausino.

1540. Se vive una etapa de cierta prosperidad en Olmillos. La fortaleza se considera terminada con la construcción de la torre, destinada a caballeriza o almacén.

Siglo XVI. Manuel Franco de Guzmán Señor de Olmillos contrae nupcias con Angela Rodriguez Mausiño, matrimonio que no tendrá descendencia.

1630. Antonio Franco de Guzmán, sobrino del anterior, es nombrado el 30 de mayo como I Vizconde de Valoria, finalizando así la dinastía de Los Cartagena y dando paso a la de Los Valoria.

Imagen del castillo antes de restaurar.
Escudo de los Alvárez Bohórquez, Duques de Gor.

Siglo XVII. La bonanza económica entra en quiebra y se produce un altísimo índice de mortalidad.

1752. El Catastro del Marqués de la Ensenada cifra sus habitantes en 87 vecinos.

1808. La Guerra de la Independencia supone un especial desastre para la población. Con la toma de Burgos los franceses se asientan en las principales poblaciones burgalesas, como en la vecina Sasamón.

1812. El 22 de julio tras la retirada francesa, los guerrilleros de Santos Padilla penetran en la población y queman el castillo así como la Iglesia de Santa María la Real, por estimar que las clases pudientes de la localidad habían prestado apoyo a los invasores.

1818. Con el matrimonio entre Jacoba Giráldez, Vizcondesa de Valoria y Mauricio Alvárez Bohórquez, II Duque de Gor, termina en el lugar la dinastía de Los Valoria, estableciéndose la de la Casa Ducal de Gor.

Siglo XX. La propiedad del castillo pasa a pertenecer a la familia Arteche, iniciándose entonces obras de rehabilitación del mismo.

1989. Don César San José adquiere la titularidad del mismo y decide reformarlo.

2003. Jusef Nasser Eddin adquiere la fortaleza y continúa las obras de rehabilitación del mismo, convirtiéndolo en un centro hotelero, felizmente inaugurado en el año 2005.

Su población actual ronda los 150 habitantes, que viven principalmente de la agricultura y del sector servicios.

La misma perspectiva de noche.
Olmillos, visto desde el aire.
 

(1). Algunos historiadores creen que la villa surge de los antiguos casares. Existe uno situado a 1 km. escaso de la población actual.

(2). Pedro de Cartagena era hijo de Pablo de Santamaría -Salomón Leví- en su antiguo nombre judío.

(3). Pedro de Cartagena es enterrado en el Monasterio de San Pablo, al lado de su padre. Desgraciadamente, este monumento no es respetado y termina desapareciendo, así como la inscripción que rezaba en el sepulcro y que decía así:

"Aquí está sepultado el cuerpo del virtuoso e honrado caballero Pedro de Cartagena,
del Consejo del Rey, nuestro señor, e su regidor en esta ciudad,
con doña María de Sarabia, e doña Mencia de Rojas, su primera e segunda mugeres,
finó a diez de mayo de mil cuatrocientos e setenta e ocho, en edad de noventa años"

 
© castillosdejirm.com
Página actualizada el 28/01/2011