Castillo de Magalia
 
Escudo de armas de los Dávila, base del escudo de la ciudad.

700 a.c. Se sitúan los primeros asentamientos humanos en la región, de la mano de los carpetanos, descendientes de los primeros celtas. Posteriormente serán los vetones, tribu dedicada principalmente al pastoreo y la ganadería.

Una leyenda antigua asegura que la villa es fundada por los judíos en tiempos de Nabucodonosor II. Hoy día esta teoría es considerada como descabellada.

Existe una necrópolis (tumbas excavadas en la roca granítica) a 1 km. escaso del pueblo, en dirección a la localidad de Peguerinos, que se suponen de la época visigoda.

Tras la conquista musulmana y los primeros intentos de reconquista cristiana, la zona se convierte en tierra de nadie, donde únicamente moran pastores que advierten enseguida la riqueza de pastos de la región. De ahí sobreviene el apodo que le caracteriza: MAGALIA QUONDAM (lugar de buenos pastos).

1085. Tras la conquista de Toledo, Alfonso VI encarga a su yerno, Raimundo de Borgoña, la tarea de la repoblación de Ávila y su comarca, al objeto de prevenir los contraataques musulmanes.

Raimundo de Borgoña hace venir a gentes del norte para la repoblación. Entre ellos figura Esteban Domingo, quien, en su escudo de armas, ostenta trece roeles.

Hernán Pérez, Alférez Real de Fernando III el Santo, interviene en las campañas contra Al-Ándalus, capitaneando las milicias de Medina del Campo y obteniendo en Ronda un estandarte con trece roales sobre fondo azul a los musulmanes.

Este estandarte se convertirá en el blasón de la Casa de Villafranca, pero con los roeles en oro.

1275. Alfonso X el Sabio encomienda a Gil Blázquez Dávila la repoblación de Las Navas (1):

" Se dice que destruida esta población, a la que se atribuye por algunos gran antigüedad, fue repoblada de orden de D. Alfonso el Sabio, por Gil Blázquez de Ávila, Hernán, Lian Iñigo y Márquez, en el año 1275..."

Sancho IV el Bravo, concede el heredamiento del lugar a la familia Mateos.

1340. Hernán Pérez Dávila participa activamente en la Batalla del Salado.

Donde obtiene de su rey, Alfonso XI, el privilegio de usar el blasón de roeles en oro sobre fondo azul.

1375. Esteban Domingo, descendiente del primer Esteban Domingo, casa con Ximena Blázquez Dávila, Señora de Villatoro.

El hijo de ambos, Pedro González Dávila, es confirmado por Enrique III, como Señor del lugar.

Siglo XV. Pedro Dávila Bracamonte, biznieto del anterior, es nombrado como I Conde del Risco por merced de Juan II de Castilla.

1476. El cronista Alonso de Palencia afirma que en este lugar había un castillo, que resultaría destruído por la Santa Hermandad.

1485. Pedro Dávila interviene en la conquista de Granada, siéndole otorgado por los Reyes Católicos el Señorío de Las Navas.

1504. Pedro Dávila y Zúñiga, primogénito del I Conde del Risco y Señor de las Navas y Villafranca, hereda los títulos de su padre en este año.

1524. Casa con María Enríquez de Córdoba, hija del Marqués de Priego.

1533. El 30 de noviembre el III Conde del Risco se convierte, además, en el I Marqués de Las Navas, dignidad concedida por Carlos I.

Escudo de armas de Pedro Dávila y Zúñiga, I Marqués de Las Navas.

Carlos I por Tiziano.

1534. En su calidad de Contador del Reino, agasaja al Emperador con motivo de la visita de éste a la ciudad de Ávila.

Con el Marquesado hace cambiar el nombre a la villa, pasando a llamarse Las Navas del Marqués, en lugar de su antiguo nombre de Las Navas de Pinares.

Persona de extensa cultura, constructor de la Casa de los Dávila en Ávila, donde reza la inscripción:

"Donde una puerta se cierra, otra se abre"

1538. Es el principal organizador de las Cortes de Toledo, estando el reino en plena guerra con Francia.

1540. Ordena la construcción del castillo actual. El único cantero documentado hasta la fecha es Juan Pescador.

1547. Construye el Convento de Santo Domingo y San Pablo. En dicho convento serán enterrados tanto él como su esposa María Enríquez, conocida como

"la madre de los pobres"

1549. Como mayordomo del príncipe Felipe, le acompaña con motivo de su viaje a Flandes.

1553. Embajador extraordinario en Inglaterra, traslada la preciada joya, regalo a Maria Tudor con motivo de su enlace con el príncipe Felipe.

Lápida de los Marqueses de Las Navas.

Su escudo de armas figura profusamente en toda la población.

1560. Muere doña María Enríquez. El I Marqués de Las Navas encarga una señorial lápida con ambos, la cual tarda tres años en ser concluída (2).

1567. Muere Pedro Dávila y Zúñiga.

Su hijo, Pedro Dávila y Córdoba es embajador de Felipe II, a la par que buen amigo suyo.

Pedro Esteban Dávila y Enríquez, III Marqués de Las Navas, tiene como secretario al genial Lope de Vega, quien escribe en su honor la obra El Marqués de Las Navas.

1594. Las Navas del Marqués también está presente en la colonización y conquista de Las Américas.

En este año parten desde aquí Diego de Ayala en dirección a Guatemala y Diego Duque de Estrada, en dirección al Perú.

Poco después, los Marqueses de Las Navas entroncan con la Casa de Medinaceli.

1834. Con la supresión de los Señoríos algunas propiedades son adquiridas por particulares.

Las Guerras Carlistas se dejan sentir en la zona, en cuanto que, al finalizar, algunos de sus vecinos sufren destierro por las mismas.

1859. El pozo de nieve existente es adquirido por un particular (el mismo que compró el Convento de San Pablo en 1845) por 10.000 ducados.

Convento de Santo Domingo y San Pablo.

1860. La minería alcanza gran auge con la apertura de cinco minas.

1863. Llega el ferrocarril a Las Navas, contribuyendo a distribuir su ya famosa Leche de Las Navas.

Con los Duques de Medinaceli, Las Navas entra en otra fase de esplendor. Fomentan el empleo y las comunicaciones y erigen la Ciudad Ducal, donde es posible encontrar aún una atalaya creada por el famoso arquitecto Eiffel.

A finales de siglo, el Antiguo Diccionario de Miñano, habla en estos términos sobre Las Navas:

" Las Navas del Marqués, provincia, obispado y partido de Ávila. 780 vecinos, 3.101 h., una parroquia, un convento, un palacio grande y sólido, un pósito y una administración subalterna de loterías. Industria: Fábricas de paños, de sayales negros de lana, cardadores e hilanderas. Dista 6 leguas de la capital..."

Siglo XX. A principios la Unión Resinera Española pasa a controlar las extensas plantaciones madereras y resineras de la Casa de Medinaceli

1931. Es declarado Monumento Histórico Artístico.

En plena Guerra Civil, por aquí sostiene encarnizados combates la mítica y republicana Columna Mangada, tristes eventos que es preferible ya no recordar.

Actualmente pertenece al Ministerio de Cultura y al Instituto Nacional de Artes Escénicas y Música, realizándose en él actividades culturales y sirviendo como hospedería para los diferentes grupos actuantes.

 
   
(1). Según el Diccionario Histórico Geográfico de Pascual Madoz .
(2). Las figuras de la lápida nos dicen muchas cosas. Las efigies de sus rostros son las reales. El yelmo y los guanteletes a sus pies indican que el Marqués (como todo el mundo sabe) no murió en combate. Las manos de los dos entrelazadas simbolizan su amor y su unidad incluso tras la muerte. La mano que descansa en ambos sobre el pecho es como símbolo del honor eterno.