Castillo de Alcala la Real Documento sin título
 
 
 
 
 

CASTILLOS DE
JAEN

 
Huelma
 
Si dispones de alguna fotografía reciente o antigua que pueda realzar esta página, así como cualquier tipo de información, curiosidad o anécdota de la ciudad, mándalo al siguiente mail:
 

 

Escudo de Alcalá la Real.

La ciudad está situada en un enclave de gran importancia estratégica.

Existen numerosos yacimientos arqueológicos que delatan la presencia de pobladores humanos durante el Neolítico, posiblemente pastores nómadas que moran ocasionalmente en cuevas de la zona o en cabañas al aire libre.

3000 a. c. Los pobladores nómadas se vuelven estables. Trabajan ya metales como el cobre, utilizan vasijas de cerámica y viven en cabañas de planta circular.

Siglo II a.c. Se produce la conquista romana.

De esta época son los primeros restos de la ciudad encontrados en el Cerro de La Mota, aunque es cierto que las construcciones romanas han podido borrar el rastro de cualquier otro tipo de asentamiento ibérico anterior.

De la época romana es la estatua de Heracles -Hércules- encontrada en La Tejuela.

Y según Stilow el topónimo romano Sucaelo se corresponde a la ciudad actual.

713. Llegan a la zona los primeros pobladores musulmanes en forma de clanes, principalmente los Banu Yahsub y los Banu Said.

La población se llama originalmente Qal'at, vocablo árabe que designa a una ciudad fortificada. Sucesivamente se va añadiendo a este el de la familia dominante. Así, se llamará primeramente Qal'at Astarlit. Después se conocerá como Qal'at Yahsub.

Está integrada en la Qora de Ilbira -Elvira-.

Siglo IX. Durante el reinado de Al-Hakam II se construye la red de atalayas -15 en total-, con la misión de defender la zona de las frecuentes incursiones de los pueblos normandos del norte de Europa.

La supremacía del clan Banu Said hace que su nombre designe a la ciudad: Qal'at Banu Said, conocida por los cristianos como Alcalá Benzayde.

1000. Es por este tiempo cuando la primitiva atalaya del Cerro de La Mota se convierte en una auténtica fortaleza y uno de los lugares más importantes de Al-Andalus.

Siglo XI. Con la disolución del Califato de Córdoba, Qal'at se convierte en una plaza fuerte perteneciente al Reino de Granada, desde la cual se lanzan continuas algaradas contra el Reino de Jaén y los territorios cristianos.

1126. La población verá pasar la intrépida expedición de Alfonso I el Batallador, aunque no sufrirá asedio alguno, limitándose los aragones a seguir su camino.

Siglo XII. Asistimos al mayor esplendor de la ciudad durante su dominación islámica, siendo el gobernador de la Fortaleza de la Mota Abd al-Malik, llegando a ser una ciudad independiente.

1213. Nace en la ciudad Ibn Said Al-Magribí, poeta, literato e historiador y primera figura en la literatura musulmana.

El mismo año que es conquistada por primera vez por un ejército cristiano de la mano de Alfonso VIII de Castilla, aunque de forma fugaz.

Fernando III el Santo la reconquista, para perderse poco después.

Alfonso X el Sabio, con idéntico resultado.

1280. Aquí habría nacido Juan Ruíz Arcipreste de Hita, hijo de un importante cautivo cristiano.

Este mismo año se produce un enfrentamiento armado en sus inmediaciones entre un grupo de combatientes cristianos y defensores musulmanes de la zona, resultando herido grave -morirá a causa de sus heridas- en dicho embite el Maestre de Santiago don Gonzalo Ruíz Girón.

Seguidamente, causan grande mortandad en el campamento cristiano -unos 2.800 hombres- aunque no pueden evitar la quema y tala de la Vega de Granada a manos del infante Sancho.

1319. La población verá pasar las tropas del infante don Pedro, antes del desastre de la Vega de Granada, donde terminarán sus andanzas militares.

1340. Se produce un nuevo asedio. Pero esta vez algo parece diferente.

Los musulmanes jamás habían visto un ejército semejante tras las murallas de su ciudad. El asedio es duro y el agua escasea y como dice el dicho:

"Castillo sin aljibe...
enemigo dentro"

1341. El 15 de agosto el gobernador musulmán se ve obligado a rendir la plaza ante el ímpetu del rey Alfonso XI. Inmediatamente ordena sea cambiado el nombre: Alcalá de Benzayde pasa a ser Alcalá la Real.

En su escudo se hacen figurar las banderas de Castilla y León y una llave, que simboliza su importancia estratégica y la define como la puerta y el límite con el reino granadino. Se refuerzan sus defensas y se erige la Iglesia de Santo Domingo de Silos -patrón de la población-.

Alfonso XI. Libro de Estampas de los Reyes. Alcázar de Segovia.

Poco después se inicia la construcción del principal símbolo político y religioso de Alcalá la Real: sobre las ruinas de la antigua medina, se levanta la Abadía.

1432. Juan II la eleva a la categoría de ciudad.

1439. Se firman tres años de tregua con los musulmanes granadinos, concediéndoles tres puertos para comerciar con los cristianos (1).

1446. Muhammad IX aprovecha la guerra civil castellana para razziar campos y poblaciones a lo largo de la frontera. Alcalá la Real no es una excepción.

1481. Aquí se concentra un impresionante ejército cristiano cuando los Reyes Católicos deciden la conquista del reino nazarí.

1488. Sufre diversas incursiones y asedios por parte de soldados granadinos sin consecuencias.

1490. Es elegido como Corregidor el licenciado Bartolomé de Santa Cruz, poniéndose fin así a un conflicto surgido entre las poderosas familias nobiliarias de la ciudad por la obtención de tal distinción.

1492. Granada se rinde. Con su caída la ciudad de Alcalá la Real sufre una espectacular transformación.

Deja de ser una ciudad estratégica defensiva. Se abre una segunda puerta de acceso que antes sólo estaba destinada para uso de la guardia, y sobre todo, la más importante: la población abandona el Cerro de La Mota y baja hasta el valle, abandonando la antigua seguridad de sus murallas y la escasa superficie del cerro -3 hectáreas-.

1495. Cuenta con un total de 555 vecinos, de los cuales 105 son nobles.

1502. Los Reyes Católicos otorgan 49 nuevos títulos de nobleza entre su población, en recompensa a su apoyo y valor prestados.

1526. La tensión generada entre los procuradores de la ciudad y la monarquía desemboca en el Juramento realizado por Carlos I ante las puertas de Alcalá la Real, reconociendo los privilegios, inmunidades, gracias y mercedes otorgadas por sus antepasados ante la lealtad y el heroísmo de la ciudad.

ALCALA LA REAL EN LA RED
Juan Martinez Montañes. Estatua sita en Alcalá la Real (2007).

1550. El alcalaíno Antonio de Mendoza -hijo del Capitán General de la Frontera y Alcaldía de Alcalá la Real- es nombrado Virrey del Perú.

1568. Nace el 29 de diciembre en la ciudad Juan Martínez Montañés, futuro escultor barroco.

Numerosos alcalaínos participan activamente en la lucha contra los moriscos sublevados en Las Alpujarras.

Su población desciende al formar parte algunos de sus vecinos en la repoblación de ciudades otrora moriscas, especialmente en Almuñecar.

1571. Llega un contingente de 1.000 moriscos a la población, dispersión por orden expresa de Felipe II.

1661. En plena guerra contra Portugal, la ciudad hospeda y abastece a un gran contingente de tropas.

1735. Sus calles cambían su fisonomía con la construcción de la Plaza Real.

1767. Muere el alcalaíno Alonso de Berdugo y Castilla -Conde de Torrepalma- embajador de Carlos III en la Corte de Turín.

1808. En plena Guerra de Independencia se convierte en objetivo para los franceses, camino de Granada.

1809. José María de Lastres y Mora -General de Brigada y alcalaíno de nacimiento- se enfrenta a los franceses en la Batalla de Talavera de la Reina, resultado herido, por lo que es ascendido a Mariscal de Campo.

1810. Es ocupada por las tropas del general Sebastiani tras enfrentarse al ejército aliado y, después, a los propios vecinos en las calles de la ciudad. Finalmente se instalan en la Fortaleza de la Mota, sufriendo desde entonces el azote guerrillero de un labrador de la ciudad, Juan Nieto el de las Hazañas.

1812. Los franceses abandonan la ciudad, no sin antes, destruir la Iglesia Abacial e intentar hacer lo propio con la fortaleza.

Perspectiva aérea de la Fortaleza de la Mota.
Dibulo del siglo XVII por Pier Maria Baldi.

Tras las Cortes de Cádiz pasa a depender de la ciudad de Jaén.

1936. Alcalá la Real es tomada sin apenas resistencia por las tropas rebeldes a la II República, manteniéndose así hasta el final de la contienda sin apenas acciones bélicas en su territorio.

Posteriormente pasa por otras manos hasta terminar en la de los actuales propietarios, don Samuel Flores Romano.

1983. El 23 de febrero es declarado Monumento Histórico Artístico.

Actualmente se están realizando obras de reforma en la Fortaleza de La Mota.

 

(1). "... Ha de dar el dicho señor Rey de Castilla tres puertos abiertos, conviene a saber, Alcalá la Real en el obispado de Córdoba, e la villa de Huelma en el obispado de Jahén, e Antequera o Sáhara en el arzobispado de Sevilla, que al más de las dichas villas el dicho señor Rey de Castilla quisiere o señalare, para que en los dichos puertos todos los cristianos e moros e judíos que quisieren venir, puedan venir, yr e comprar e vender sus mercaderías, e vayan e vengan e esten seguros con todos sus bienes e mercaderías que llevaren o troxieren pagando los derechos que se deven e acostumbran pagar ......"

 
© castillosdejirm.com
Página actualizada el 26/02/2016