Castillo de Sabiote
 

III a.c. Una excavación cercana al castillo, nos permite aventurar que en este tiempo ya existe algún tipo de ocupación humana.

Edad del Bronce. El hallazgo de osarios humanos (un niño y un adulto), junto con restos de cerámicos y utensilios de silex nos certifican una abundante presencia humana en la zona. A esta era corresponden los asentamientos en los poblados de La Cobatilla y del Cerro de la Muela.

I a.c. Se documenta la presencia de algunos asentamientos cercanos al río Guadalimar.

80 a.c. Giribaile es destruída.

Siglo I. Vespasiano le concede el derecho romano, procediéndose a la ocupación del campo por parte de los campesinos.

Según algunos historiadores, aquí podría haber estado ubicada la Lulia Salaria romana.

Durante este período se vuelven a poblar el Cerro de la Muela, el Cortijo Avénazar y Las Norias.

Siglo VIII. Durante la invasión árabe, éstos se establecen en el llano en lo que sería la actual Ubeda y construyen un "hisn" o pequeña fortificación en una de sus lomas.

Este "hisn" estaría ubicado entre el castillo actual y las calles Martínez y Albaicín y rodeado de una cerca o muralla (tapial) de piedra y tierra. Su principal misión sería la de servir de refugio a los habitantes de la "Qurá" (alquería) en caso de ataque.

Siglo IX. La Sabiyut árabe se fortifica durante la fitna. Tras el proceso de islamización emprendido por los Omeyas, queda encuadrada administrativamente dentro del Iqlim de la ciudad de Ubbada (Ubeda).

Siglo XI. El avance cristiano produce oleadas de desplazados árabes hacia el sur.

Muchos de éstos se instalan en la Cora de Yayyan (Jaén). Sabiyut se expande hacia el sur y el suroeste, ampliándose sus murallas defensivas en un espacio que comprende las actuales calles de Minas, Juan Salido, Cuesta Molina y Albaicín.

1227. Es reconquistada por Fernando III el Santo, dentro de las operaciones encaminadas a la toma de Ubeda. Se le otorga el Fuero de Cuenca.

1257. Alfonso X vende Sabiote con todo su término a la Orden de Calatrava, constituyéndose la Encomienda de Sabiote.

Poco después le concede el título de MUY LEAL VILLA.

Tras la conquista cristiana, su población se extiende. Se construye una sólida fortaleza en la zona norte y se dota de un cinturón de murallas defendida por torres y con cinco puertas de acceso.

Siglo XV. Dentro de las intestinas luchas entre la infanta Isabel y Enrique IV, se presentan en Sabiote tropas al mando de don Enrique de Figueredo para tomar el castillo en nombre del rey.

Enterado de ello en Baeza el Conde de Cabra, une sus tropas en Ubeda a las de los hijos del Maestre de Santiago, don Rodrigo Manrique. Desde aquí marchan unos 300 jinetes que presentan batalla a don Enrique, haciéndole prisionero y tomando el lugar en nombre de la infanta Isabel.

1537. Carlos I vende el lugar a su secretario, Francisco de los Cobos, quien obtiene además el título de I Señor de Sabiote.

Con Francisco de los Cobos la fisonomía de Sabiote cambia espectacularmente. La ciudad se extiende hacia el sur. Hace venir a su arquitecto personal, Andrés de Valdelvira y levanta suntuosos edificios.

Reforma además el viejo castillo calatravo, dotándole de un marcado estilo renacentista en su fachada y torres.

Francisco de los Cobos en 1531, por Jan Gossaert.

1710. Sabiote apoya decididamente al candidato francés Felipe V en la Guerra de Sucesión.

1808. En julio hacen acto de presencia las tropas francesas. Los actos de resistencia en la zona responden a acciones individuales y faltas de coordinación, siendo reprimidas con dureza por el invasor.

Recientemente se ha construído la llamada Ronda de los Miradores, especie de paseo que sigue el camino de la muralla y desde el que se pueden divisar espectaculares paisajes en la lejanía.

   
   
Castillos de España El castillo de la semana