Castillo de Fuentidueña de Tajo Castillo de Manzanares el Real
 
 
 
 
 
CASTILLOS
DE MADRID
 
 
Si dispones de alguna fotografía reciente o antigua que pueda realzar esta página, así como cualquier tipo de información, curiosidad o anécdota de la ciudad, mándalo al siguiente mail:
 
Escudo de Fuentidueña de Tajo.

Parece ser que los primeros habitantes de la zona se habrían asentado en la zona que hay a los pies del castillo, y moraban en cuevas.

Se han hallado restos de hachas, flechas y puntas de sílex en las citadas cuevas, por lo que ya podemos hablar de un primitivo asentamiento prehistórico.

Sus primeros pobladores serían carpetanos y pertenecerían a la tribu de los barcilenses.

De la presencia romana dan testimonio las columnas y monedas encontradas, así como una lápida con la inscripción "Multio Portio".

711. Los musulmanes se hacen con el control de casi toda la Península.

Siglo IX. La osadía de los cristianos del norte comienza hacerse patente cada vez más.

Ordoño I y Alfonso III consiguen llegar casi hasta las mismas puertas de Toledo.

La actual provincia de Madrid se convierte en una importante zona de contención para los musulmanes, quienes levantan algunas fortalezas -Talamanca, Alcalá de Henares, Rivas, Alfariella- reedifican viejos castros ó construyen algunas atalayas de apoyo -Torrelodones, El Berrueco....

Estas ribat -comunidades de soldados-religiosos- se establecen principalmente durante el reinado de Muhammad I.

Fuentidueña está intimamente ligada al Castillo de Alfariella, punto estratégico militar árabe conocido por escritos y documentos islámicos.

A su alrededor surge un núcleo urbano importante. El castillo garantiza el desarrollo económico de la población y establece un fundamental punto defensivo sobre el río Tajo.

Siglo XI. El Califato de Córdoba se derrumba y surgen los Reino de Taifas. Los reinos cristianos aprovechan la oportunidad e incrementan sus algaradas.

1085. Alfonso VI conquista Toledo. Su caída trae consigo la de los puntos fuertes de su entorno, como Alfariella, en un primer momento entregado al Convento Toledano de San Martín.

1086. Los musulmanes contraatacan y vencen en Sagrajas.

1097. Y también en Consuegra.

1100. Incluso someten a un duro asedio a Madrid.

1108. Y también vencen en Uclés. Pero no consiguen recuperar Toledo, que resiste una y mil veces.

El nombre de la población puede devenir de la Fuente Salobre, también conocida como Fuente de la Dueña, llamada así por pertenecer a doña Urraca, Reina de Castilla e hija de Alfonso VI. Dice la leyenda que la reina estuvo recluída en esta población y que gustaba de reunirse discretamente con moriscos, a los que visitaba a través de los pasadizos del castillo.

Otras fuentes indican que puede proceder tras la repoblación llevada a cabo en la zona con gentes originarias -mayoritariamente- con segovianos venidos de la villa de igual nombre, que habrían adoptado tal denominación en recuerdo de su tierra.

La fortaleza musulmana desaparece lentamente, hasta quedar únicamente constancia de ella en documentos antiguos. Su nombre queda ligado en la abvocación de la Virgen y en la Ermita construída en el mismo cerro donde se supone que estuvo la Fortaleza de Alfariella.

Urraca I de Castilla. Parque del Retiro. Madrid
Alfonso VIII. Jardines de la Plaza de Oriente. Madrid

1139. Cae el Castillo de Oreja, uno de los últimos baluartes defensivos árabes en la región.

1156. Es adscrita a la Diócesis de Sigüenza, regida por el obispo Cerebruno.

Alfonso VIII crea la Comunidad y Tierra de Alfarella, a la que dota con aldeas de Oreja, Zorita y Almoguera (1).

En el Tumbo Menor de Castilla se dice que el Rey crea un nuevo territorio comunal alrededor de

unum castrum quod vocatur Alfarella...et est situm in ripa de Tago

El Alfoz de Alfarella incluye, además, las villas de Belinchón -con sus salinas-, Oreja, Estremera, Tarancón y otras aldeas o poblaciones menores.

1171. Este territorio queda integrado en la Cañada Real Soriana, pasando a depender directamente de la Orden de Santiago para su protección.

1172. Y poco después concede a los freires de Alharilla la prerrogativa del control del Portazgo.

1176. Se produce una correría de moros por estas tierras, donde la valentía de los freires de la Orden impide la caída del Castillo de Alarilla. La Chrónica de las Tres Ordenes narra el evento como sigue:

"este mismo año los moros (..) entraron por tierras de Uclés,
(..) y la rovaron y talaron;
aunque no puedieron ganar el castillo de Uclés ni el de Alharilla,
que los Caballeros de la Orden les resitieron varonilmente..."

1179. El rey le concede Fuero.

Sin embargo, la vida de este Alfoz será efímera. Los Concejos de Belinchón y Oreja no paran de crecer en detrimento del de Fuentidueña.

1195. Sus pobladores saben de un inminente avance almohade, esconden la imagen de la Virgen en un hueco de la muralla para preservarla de una posible profanación.

Tras derrotar a Alfonso VIII en Alarcos, los almohades avanzan arrasando cuanto hallan en su camino. A su paso por Fuentidueña destruyen castillo y localidad. La Chrónica de las Tres Ordenes dá cuenta de la difícil situación por la que atraviesa esta vez la población:

"Sabiendo Lucep rey moro de los almohades que el rey de Castilla
estava ocupado en la guerra contra el de León
y tenía en su servicio a la Órdenes Militares, entró grande exército (...)
Desta entrada asolaron los moros el castillo de Alharilla".

La temible expedición almohade llega hasta la ciudad de Talamanca, la cual saquean.

1204. El 8 de diciembre el bravo rey castellano redacta aquí su primer testamento (2).

1212. El 16 de julio tiene lugar la batalla de Las Navas de Tolosa. El claro triunfo cristiano consolida definitivamente el lugar.

Tras su victoriosa razzia por tierras almohades Alfonso VIII -que frisa ya los 57 años- elige esta tierra y su castillo para descansar y reponerse de tan agotadoras jornadas.

1223. Fernando III concede a la localidad uno de los tres únicos pasos de mercancías sobre el Tajo -junto con Toledo y Zorita-, originándose una serie de pleitos y desavenencias con el Arzobispo de Toledo (3).

1230. La Orden de Santiago gasta 10.000 maravedíes en la reconstrucción de la destruída fortaleza -como medio de asegurar el cobro del Portazgo-, y la rebautiza como Castillo de Santiago.

Inmediatamente se convierte en un enclave estratégico en el avance cristiano sobre Al-Andalus.

1234. El 22 de diciembre, tras una campaña de desprestigio por parte de Rodrigo Ximénez de Rada, el rey castellano-leonés elimina el mercado de Fuentidueña, iniciándose la decadencia de esta población.

1328. El pueblo, ahora conocido como Fuentidueña de Ocaña, por su vinculación jurisdiccional con el arciprestazgo de esta localidad toledana, recibe Fueros.

1430. Tras ser nombrado como Maestre de Santiago, don Álvaro de Luna aprovecha para fundar Mayorazgo en Fuentidueña de Tajo en la persona de su hijo, Pedro de Luna.

1437. En agosto Pedro Manrique, Adelantado del Reino de Castilla, es confinado en el castillo por orden de don Álvaro de Luna, favorito del rey (4).

1438. El susodicho no tarda en fugarse -junto con su mujer y sus dos hijas-, tras sobornar a dos criados del alcaide Gómez Carrillo de Albornoz, y descolgarse todos por una cuerda.

1474. Don Gabriel Fernández Manrique, I Conde de Osorno y Comendador Mayor de Castilla, prende y confina en el Castillo de Fuentidueña a don Diego López Pacheco, II Marqués de Villena, con motivo de la pugna que ambos mantienen por el Maestrazgo de Santiago.

 

 

FUENTIDUEÑA DE TAJO EN LA RED

Enrique IV, ebrio de furia, ordena sitiar el castillo. No será necesario.

Fernando de Luna, so pretexto de parlamentar, captura a la Condesa de Osorno y al hijo de ésta, procediéndose a canjear tan importantes presos.

Felipe II en sus Relaciones Topográficas confirma a Fuentidueña como Villa de la Corte.

Siglo XIX. Durante la Guerra de la Independencia sufre su mayor deterioro, al ser usadas sus piedras para otras edificaciones.

1833. Pasa a formar parte de la provincia de Madrid, dentro de la reforma impulsada por Javier de Burgos.

Imagen nocturna del castillo.
El castillo.

El lugar, paso obligado a Castilla La Mancha, Andalucía y El Levante, se sirve de una barca de maroma para pasar el río.

La Diputación construye un puente de cuerda.

1866. El 4 de enero el general Prim en su huída hacia Valencia con las tropas sublevadas, destruye el puente.

1876. El 28 de mayo se inaugura su famoso puente de hierro.

2001. El 16 de noviembre la Comunidad de Madrid declara de Interés Turístico la Embarcación de Nuestra Señora de la Virgen de Alarilla.

2007. Su población asciende a 1920 vecinos.

 

(1). Alfarella se convierte así, en la única población -junto con Toledo y Zorita- en tener derecho a cobrar portazgo para el rey sobre el río Tajo.

(2). Testamentum Illustris Regis Aldefonsi factum apud Fontemdoniam. 8 diciembre de 1204.

Facta carta apud Fontemdoniam Era M.ª CC.ª XL.ª Secunda, VIII.ª die mensis Decembris, Rege expri[mente].

Datos tomados de la siguiente página:

http://palomatorrijos.blogspot.com.es/2011/09/fuentiduena-de-tajo-en-madrid-y.html

(3). La Orden de Santiago ingresa -sólo por la feria de mercado- en este año, la nada despreciable cantidad de 3.000 maravedíes.

(4). Durante su estancia en La Torre de Los Piquillos, don Pedro Manrique contrae algún tipo de enfermedad, que terminará causándole la muerte, estando ya libre.

 
© castillosdejirm.com
Página actualizada el 14/07/2012