Castillo de Sajazarra
 
 
 
 
CASTILLOS
DE LA RIOJA
 
 
Si dispones de alguna fotografía reciente o antigua que pueda realzar esta página, así como cualquier tipo de información, curiosidad o anécdota de la ciudad, mándalo al siguiente mail:
 
Página de Tele Taxi.
 
Cuadro de Agustín Cámara y foto antigua del castillo en la misma perspectiva.

Han aparecido algunas piezas de la Edad del Bronce.

En tiempos celtas andaban por aquí los límites entre las tribus de berones y autrigones.

La riqueza de la zona no tarda en despertar los apetitos conquistadores de Roma.

De la época romana también ha quedado algún resto arqueológico (3), así como un camino que enlazaba con las dos principales calzadas romanas de la zona y alguna pequeña explotación agrícola.

Alguna cerámica o vasija de la etapa visigoda.

La población está regada por los ríos Ea y Aguanal.

Siglo VIII. La zona es testigo de las primeras correrías cristianas contra los musulmanes a cargo de Alfonso I el Católico.

Siglo IX. Y del paso de ambos grandes ejércitos camino de las grandes batallas que se darán en los alrededores.

A últimos de siglo la zona se convierte en el límite del reino asturiano.

Siglo X. Los ejércitos cristianos ya ocupan casi totalmente el territorio de la actual Rioja.

Y la tradicional enemistad cristiano-musulmana la heredan los Reinos de Pamplona y el de Castilla, siempre por la riqueza de la región.

1075. El 6 de enero aparece mencionado por primera vez con el nombre de Saggazahar en un documento mediante el cual el rey Sancho IV de Navarra dona algunos de sus territorios -entre ellos la "villuleta" (4) de Sajazarra- al Monasterio de San Millán de la Cogolla (5).

1076. Tras el asesinato del anterior, despeñado en Peñalén por sus propios hermanos, la población como toda La Rioja pasa a manos castellanas.

1089. Beila de Sajazarra aparece como fiador en una importante donación a San Millán.

Sello de correos que representa al Castillo de Sajazarra.

1099. Aparece en el Fuero de Miranda de Ebro con el nombre de Saja.

1146. Aparece ya con su nombre actual en el Fuero de Cerezo del Río Tirón, concedido por el rey Alfonso VII.

1151. Pasa a formar parte, judicialmente, de algo parecido a una provincia, cuya capital es Cerezo del Río Tirón.

1169. Alfonso VIII el Noble dona la villa al Monasterio de Valdefuentes -escritura fechada en Tudela-, instalándose en la localidad una comunidad de la Orden del Císter, de cuya abadía queda la parte central de la iglesia actual.

1172. El abad Guillermo recibe algunas donaciones reales y la abadía se encuentra repleta de monjes tras haber abandonado Valdefuentes los mismos.

En este siglo y el siguiente se procede a fortificarla.

1203. Los monjes han abandonado definitivamente la abadía -estableciéndose en Herrera- aunque conservan sus posesiones en Saja.

1204. En el testamento de Alfonso VIII -realizado en Fuentidueña- manda deshacer algunas de las poblaciones que había hecho -entre ellas Sajazarra-

"por el perjuicio que hacían a las órdenes y a los caballeros"

La ciudad se convierte en segunda línea defensiva castellana, frente a Navarra, por su estratégica situación entre Los Obarenes y Peña de Gembres hasta la llanura del río Tirón.

1229. Los Obispos de Calahorra y Burgos llegan al acuerdo de administrar eclesiásticamente las iglesias de Sajazarra un año alterno cada uno, poniéndose fín así, al contencioso religioso en el lugar.

El rey Alfonso VIII, en una pintura idealizada por Miguel Scheroff.

1253. Alfonso X procede a amurallarla, siendo el impulsor del doblamiento, apareciendo su entramado octogonal dentro de la villa, a la cual se accede por cuatro puertas (1). Y además, con vistas a su inminente intervención en Navarra le concede carta de puebla -Fuero de Haro-.

Acaba de nacer el Concejo de Sajazarra.

1287. El reciente Concejo entra en pleitos con Miranda de Ebro por la utilización de unas dehesas.

1325. Figura como Señor de Sajazarra Lope de Velasco.

La peste causa estragos por el lugar, incluyendo esta población, que ha decaído bastante en importancia con relación a últimos del siglo anterior.

Su hijo Juan Sánchez de Velasco le sucede en el Señorío.

1366. Un año después de la muerte del anterior, los vecinos redactan unas ordenanzas para mantener la paz en el Concejo, preludio de la inminente guerra entre gamboínos y oñacinos, que también afectará al municipio.

Siglo XV. A principios de siglo Sajazarra parece ser nuevamente villa de realengo.

1431. Su propietario es Diego Gómez Sarmiento -aunque parece tratarse de una usurpación más contra el poder real- y que además dispone de una casa fuerte en la localidad.

1430. La vecina localidad de Haro pasa a manos castellanas. Su propietario es Pedro Fernández de Velasco, I Conde de Haro, quien además posee los castillos de Cerezo, Ojacastro y Arnedo.

Una cierta prosperidad se asienta en la localidad.

1457. El 12 de abril Enrique IV consigue que vuelva a ser de realengo, entregando villa y casa fuerte al bachiller Pero Alfonso de Villañade para que las guarde en su nombre.

1463. Se crea la Hermandad de Álava, formada por las cinco villas de Sajazarra, Vitoria, Miranda de Ebro, Pancorbo y Salvatierra.

En este mismo año se encuentra en obra

"la fortaleza e torre deste dicho lugar"

Grabado que representa a Enrique IV.
Escudo de Los Velasco.

y su propietario es el Comendador de Montalbán Gonzalo de Saavedra.

1465. El Comendador traciona al rey y se pasa al bando de nobles rebeldes.

1467. El citado cede el Señorío a María Enríquez de Lacarra, mujer de Sancho de Velasco, Señor de Arnedo y 7º hijo del I Conde de Haro.

1483. Los vecinos de Miranda de Ebro se quejan a los RRCC contra Sancho de Velasco por haber fortalecido su casa de Sajazarra.

Así pues, son Los Velasco los que mandan derribar la primitiva torre de la villa, alzando en su lugar el lujoso castillo-palacio que, con algunas modificaciones, ha llegado hasta nuestros días.

Lo mandan erigir en el camino que va de Haro a Miranda de Ebro, controlando, de esta forma, a todo aquel que tiene que transitar por dicha vía.

Siglo XVI. A principios de siglo, mientras se dan por concluídas las obras de restauración, su población se sitúa en sus máximos históricos, al tiempo que se produce el Milagro de la Virgen de Vico (2).

1521. En la Guerra de las Comunidades la población es ocupada por las tropas de Carlos I.

1542. Las guerras con Francia encarecen el precio del vino.

Hacia mediados de siglo la población que había ido aumentando lentamente, se estabiliza y comienza a descender paulatinamente.

1565. Una epidemia de peste reduje su población a la mitad.

Foto cortesía de Oscar Zamora (2013).

Siglo XVII. Aún se acometen algunas reformas.

1631. Se produce una nueva epidemia de peste.

1633. Ante la negra perspectiva de despoblamiento, el Condestable Bernardino Fernández de Velasco otorga exención de pagos durante seis años a quien venga a morar en Sajazarra.

Este mismo año se reparan los tejados del castillo, a cargo del carpintero Díaz de Soto.

1645. Como consecuencia de pestes y malas cosechas, en el padrón de este año únicamente figuran 21 vecinos.

1650. Sajazarra roza la despoblación, recuperándose hacia finales de siglo.

1750. Experimenta un auge demográfico que ya no cesa, haciéndose necesario derribar la muralla por el lento desplazamiento de la población hacia la actual plaza de armas.

SAJAZARRA EN LA RED
El Castillo de Sajazarra (grabado).

1820. Tras la Guerra de la Independencia su taxa de población vuelve a sus máximos históricos.

1956. La bóveda del castillo se viene abajo.

1970. Vuelve a ser reconstruído.

Gracias a las labores de restauración de su actual propietario, don Alfonso Libanos Pérez, el Castillo de Sajazarra puede presumir de ser el mejor conservado de toda La Rioja.

"En Sajazarra, nada es verdad ni mentira"

Foto cortesía de Oscar Zamora (2013).
 

(1). De las cuatro puertas que poseía, hoy sólo queda la llamada Puerta del Arco, que está situada entre la Iglesia y el Ayuntamiento viejo.

(2). Se dice que Juan Martínez, natural de Arnedo ó Alfaro, es mandado apresar por el Conde de Haro y encarcelado en las mazmorras del castillo. El preso, devoto de la Virgen del Vico, ante la inminente misa sabatina en honor de la Inmaculada Concepción de María, parece ser que exclamó:

"Quien la pudiera oir mañana"

El día siguiente, a la hora puntual, el Padre Guardían y el resto de los feligreses reconocen entre los asistentes a Juan Martínez, mientras el alcaide del castillo se encuentra con que la mazmorra aparece desierta. Tras recorrer todas las estancias del castillo, sospechando de un intento de fuga, al volver a la mazmorra se encuentra al susodicho Juan Martínez, tan esposado y atado como lo dejó la noche anterior.

Al tener noticias por los vecinos del suceso, lo pone en conocimiento del Conde de Haro, quien ordenó la inmediata liberación del preso, por haber sido favorecido por la Madre de Dios.

(3). En las labores de restauración del año 1970, salieron a la luz algunos restos pertenecientes a su etapa románica.

(4). El término villuleta viene a describir un pequeño lugar habitado, con no más de cuatro casas, suponiendo que las hubiera.

(5). Aconsejo la lectura del documento NOTAS SOBRE SAJAZARRA MEDIEVAL de J. G. Moya Valgañón.

 
© castillosdejirm.com
Página actualizada el 26/01/2013