Castillo de Pedraza Castillo de Pedraza
 
 
 
 
 
CASTILLOS DE SEGOVIA
 
Alcázar de Segovia
Maderuelo
Turegano
 
Si dispones de alguna fotografía reciente o antigua que pueda realzar esta página, así como cualquier tipo de información, curiosidad o anécdota de la ciudad, mándalo al siguiente mail:
 
Monumento al emperador Trajano en Alcántara (CACERES).

Hay indicios de población prehistórica en los valles que arropan al río Cega.

Siglo IV a.c. Los restos de cerámicas halladas en la explanada del castillo nos permiten suponer que la propia roca que lo sustenta estuvo habitada por alguna tribu celtibérica.

En su época romana existe una fortificación de uso militar, de la que existen algunos restos. Quizás por eso, el Castillo de Pedraza está considerado como uno de los más antiguos de Europa.

La antigua Meterosa -nombrada ya por Ptolomeo- acoge actualmente el castillo roquero que domina con su masa imponente la silueta de la población donde, pudiera ser que hubiera nacido el Emperador Trajano (1).

La tradición popular sostiene que Aureliana, madre de Trajano, habría nacido también en este lugar, dando nombre, en su honor, al cercano pueblo de Orejana.

Abderramán III reside en Pedraza, durante su estancia por estas tierras, compartiendo su residencia en este castillo con los otros de San Esteban de Gormaz, Ayllón y Sepúlveda.

Siglo XI. Queda definitivamente conformada la frontera entre Castilla y los reinos musulmanes de Al-Andalus.

Los territorios castellanos se constituyen en Comunidades, concejos comuneros que aglutinan diversos municipios y fijan las tareas repobladoras y colonizadoras, reclutan tropas entre sus gentes, recaudan tributos y administran justicia entre sus ciudadanos, respondiendo únicamente ante su Señor o el propio Rey. La zona en cuestión queda bajo la jurisdicción de la Comunidad de la Villa y Tierra de Pedraza.

Escudo de armas de la familia Herrera.

Algo después, el castillo pasa a pertenecer al Conde Ridoura, principal protagonista de una curiosa LEYENDA que circula por tierras pedraceñas.

1337. La villa pertenece a Fernán Gómez de Albornoz.

Siglo XIV. Juan I de Castilla entrega villa y castillo al Mariscal de Castilla García González de Herrera, I Señor de Pedraza.

Casado en primeras nupcias con Estefanía de Monroy -viuda del I Señor de Valdecorneja- no tendrá descendencia alguna con esta.

1394. Enrique III confirma la donación hecha por su padre.

El Mariscal de Castilla casa en segundas nupcias con María de Guzmán, naciendo de este matrimonio dos hijos:

  • Pedro Núñez de Herrera, II Señor de Pedraza,
  • Juana de Herrera, quien casará con García Álvarez de Toledo, III Señor de Oropesa.

Pedro Núñez de Herrera es Copero Mayor del infante Fernando -llamado de Antequera- y, trasladado este al Reino de Aragón como Rey, pasa a servir a Juan II de Castilla.

Casa con Blanca Enríquez -hija del Almirante de Castilla Alonso Enríquez- de quien tendrá a García de Herrera y Enríquez, III Señor de Pedraza.

Durante la posesión de la familia Herrera se construyen la cisterna abovedada y la torre del homenaje, que consta de tres pisos (2).

El citado contrae matrimonio con María Niño, hija de don Pedro Niño, Señor de Cigales y I Conde de Buelna.

García de Herrera, gran conspirador contra Enrique IV y su favorito, don Beltrán de la Cueva, reune aquí a los nobles y obispos levantiscos en torno a doña Guiomar, amante del rey y Dama de Honor de Juana de Portugal, la segunda mujer del rey castellano.

La conspiración es abortada, muriendo García de Herrera.

De su matrimonio había nacido únicamente doña Blanca de Herrera, extinguiéndose la línea masculina de la familia Herrera.

Blanca de Herrera casa con Alonso Téllez-Girón, I Conde de Urueña, muriendo este poco después, sin descendencia.

1472. Doña Blanca de Herrera casa en segundas nupcias con don Bernardino Fernández de Velasco III Conde de Haro, llevando como dote la villa de Pedraza.

El matrimonio tiene dos hijos:

  • Pedro Fernández de Velasco y Herrera -muerto cuando niño
  • Ana de Velasco y Herrera

1492. Bernardino Fernández de Velasco se convierte en el VII Condestable de Castilla, al tiempo que es nombrado como I Duque de Frías, por merced de los Reyes Católicos.

1512. Muere Bernardino Fernández de Velasco originándose un grave problema sucesorio: la villa pasa a propiedad de su hermano, Iñigo Fernández de Velasco, en lugar de a su hija Ana de Velasco y Herrera.

PEDRAZA EN LA RED
Espectacular fotografía del castillo.

Espectacular foto nocturna de Javier LT.

Foto antigua de Pedraza.

Esto dá lugar a un enfrentamiento armado entre Iñigo Fernández y Alonso Pimentel Pacheco, V Conde de Benavente y marido de Ana de Velasco, por los derechos de primogenitura de su esposa.

1525. Se celebra la Batalla de Pavía donde los tercios españoles destrozan a la flamante caballería francesa. El propio monarca galo Francisco I resulta prisionero.

Se inician obras de restauración y se aseguran las defensas de la fortaleza, auspiciadas por el Condestable de Castilla y por sus hijos, Pedro Fernández de Velasco y Juan de Tovar.

El objeto podría ser la próxima venida de los hijos del rey francés (3), que se encuentran en calidad de rehenes en Castilnovo.

1529. Se produce la llegada de los Delfines. Tan sólo permanecerán en Pedraza cinco meses (4). Posteriormente, salen para Castilnovo (5).

Numerosos nobles se avecindan en la villa que comienza a llenarse de casas señoriales blasonadas. Numerosos ganaderos se empadronan aquí, para que sus ovejas merinas pasten libremente en los prados comunales.

El Condestable don Pedro Fernández de Velasco y Tovar, es el autor de estas obras de restauración, que serán terminadas más tarde por su hijo

1561. Iñigo Fernández de Velasco y Girón termina las obras, como lo dice el escudo que aún campea sobre las dovelas de la recia puerta claveteada de la entrada principal del castillo:

"Don Iñigo Fernandez de Velasco,
quinto condestable de los Velasco, año 1561"

Siglo XVI. Este siglo y el posterior son donde Pedraza alcanza su máximo esplendor.

La Mesta desarrolla una red de cañadas que consigue alcanzar la cifra de tres millones de cabezas en Castilla.

Castillo de Pedraza nevado (2008).
Pedraza desde el aire, por Ricardo Melgar.

Los talleres segovianos son famosos en toda Europa y la lana castellana abastece a Brujas, Florencia...

Siglo XVIII. Se atisba una cierta decadencia a consecuencia de la crisis ganadera que afecta a toda la meseta.

1811. Las Cortes de Cádiz abolen los Señoríos, incluyendo el que el Duque de Frías ejerce en la localidad. Tras la supresión de las Comunidades de Tierra y Villa, Pedraza queda en igualdad de condiciones respecto de los otros municipios.

La crisis ganadera se acentúa. La villa se empieza abandonar y sus casas se venden a bajo precio o amenazan ruina.

1921. Con ocasión de sus continuas visitas desde Segovia a París, el pintor Ignacio Zuloaga se interesa por el castillo, abandonado y en evidente estado de ruina. Lo rehabilita y utiliza la torre del homenaje como estudio de pintura.

Ignacio Zuloaga (autorretrato)

Desde entonces es uno de sus lugares preferidos de descanso y trabajo. Aquí realiza sus célebres obras: "Eufemio" "Pasaje de Pedraza" "Retrato de Esperanza".

El flujo migratorio comienza a cambiar. La gente de la ciudad compra casas rurales a bajo precio para acondicionarlas como segunda vivienda.

1955. El tercer piso de la torre del homenaje se cae.

1996. La fundación internacional Europa Nostra, concede a Pedraza un diploma:

"por la recuperación de la vida de esta Villa Medieval amurallada, mediante una respetuosa rehabilitación
de sus viejos edificios, con la frecuente colaboración de la iniciativa privada".

"¡Ah, del Castillo de Pedraza, la alta torre,
si tus piedras hablaran.....!

 

(1). A pesar de que le dispute su cuna la histórica Itálica, personajes ilustres como Alfonso X el Sabio, e historiadores tan reconocidos como Marineo Sículo (entre otros), certifican tan ilustre paisanaje a favor de Pedraza.

(2). Estas zonas son las mejor conservadas del recinto y se construyen entre los siglos XV y XVI.

  • La cisterna abovedada se construye en el siglo XV y a ella se accede por una escalera, en cuyo pie encontramos el escudo blasonado de los Herrera, y que arranca desde el patio interior.
  • La Torre del Homanaje también es del siglo XV. Se halla en un ángulo del recinto. Tiene almenas y matacanes y posee tres pisos (el último desaparecido hace unos cincuenta años).

(3). La otra teoría es que la restauración -sobre todo defensiva- del castillo, pudiera deverse a las luchas mantenidas entre estas dos poderosas familias -los Velasco y los Pimentel- por el control de la fortaleza.

(4). No existe documentación alguna que certifique tal estancia. Las noticias posteriores se darán a conocer quince años después de estos acontecimientos y en la rumorología y el folklore popular.

(5). Dicen las malas lenguas que se halló a un hombre de origen francés en la plaza del pueblo -un tal Juan de Xalou- probablemente un espía. Y que quizás estaba preparando el camino para la fuga de los dos jóvenes. Como fuere, ambos son inmediatamente trasladados.

 
© castillosdejirm.com
Página actualizada el 21/05/2016