Castillo de Consuegra
 
Foto cortesía de José Manuel Timón (2006).

La fundación de la ciudad es difícil de datar cronológicamente, pero por los restos encontrados se puede fechar en algunos siglos antes de Cristo.

El primer asentamiento (carpetano) lo encontramos en la época celtibera sobre el Cerro Calderico.

Siglo II.a.c. Tras las Guerras Púnicas entre cartagineses y romanos, éstos conquistan el lugar nombrándolo Consaburum (lugar grande y de mucho nombre).

De su presencia nos ha quedado la presa, el desaparecido circo, documentado aún en el siglo XVII, el castillo, el acueducto llamado de Las Guadalerzas, y la Vía Imperial Romana que une Toledo con Laminium.

Cerca de aquí se habría desarrollado una batalla que habría enfrentado a Quinto Sarterio contra Domicio Toricus.

La tradición sitúa la construcción de la primitiva fortaleza en los tiempos del emperador Trajano, pero no se ha podido encontrar ningún indicio arqueológico que sustente tal teoría.

711. El Conde don Julián, a la sazón Señor de Consuegra y Gobernador de Ceuta, habría abierto las puertas de la España visigótica a las hordas árabes, tras la supuesta violación del rey godo don Rodrigo a su hija Florinda, incluso habría luchado al lado de los invasores.

Foto cortesía de Jose Manuel Timon (2006).

Alfonso VI, en un grabado del siglo XX.

Durante la dominación árabe, un gran número de hispano-godos continúa viviendo aquí.

Este castillo, junto con muchos otros de la Marca Media, habría sido reconstruído para prevenir las algaradas que los pujantes reinos cristianos intensifican contra Al-Ándalus.

1091. La princesa Zaida, hija de Al-Mutamid, le ofrece al rey leonés Alfonso VI sus tierras y castillos de las actuales provincias de Toledo y Cuenca (entre ellos Consuegra) para que proteja a ella y sus familiares del implacable avance almorávide.

1097. El 15 de agosto se produce la Batalla de Consuegra entre las huestes de Alfonso VI y los almorávides. En los campos consaburenses los musulmanes consiguen una gran victoria, derrotan a los castellano-leoneses y causan la muerte de Diego Rodríguez (único hijo del Cid Campeador), pero no explotan su victoria y vuelven a sus dominios.

1108. Una nueva derrota castellano-leonesa en la Batalla de Uclés (donde muere el joven príncipe Sancho), permite a los musulmanes recuperar un amplio territorio hasta Zorita, incluyendo Consuegra.

A partir de entonces sufre las frecuentes algaradas cristianas sin conseguir dominar y asentarse en la región.

1147. Alfonso VII conquista el importante bastión musulmán de Calatrava La Vieja. Su caída trae consigo el desplome de todo el sistema defensivo árabe de la zona, incluído Consuegra.

1150. Hace entrega del Castillo de Consuegra a su fiel servidor y vasallo Rodrigo Rodríguez.

1157. Coincidiendo con la muerte de Alfonso VII se produce un feroz contraataque almohade que obliga a los cristianos a abandonar nuevamente la zona.

Alfonso VII.
Caballero Hospitalario.

1177. Alfonso VIII pone sitio al castillo, que capitula el 21 de septiembre, día de San Mateo, tras nueve meses de duro asedio.

1183. El 6 de agosto es donado a la Orden del Hospital de San Juan de Jerusalén, quien lo convierte en su Priorato, cargo ejercido por don Pedro Arias. Se le concede el Fuero de Consuegra y se repuebla la zona con gentes del Norte.

Los Caballeros Hospitalarios lo reconstuyen entre este siglo y principios del siguiente quedando como guardianes de este paso natural.

1195. Tras la Batalla de Alarcos, los almohades se hacen con las principales poblaciones de la zona, llegando hasta el Castillo de Guadalerzas pero no consiguen la conquista de Consuegra, bien defendido por los Hospitalarios. No obstante, conquistan toda la actual provincia de Guadalajara y las ciudades de Madrid y Alcalá de Henares, llegando incluso a sitiar Toledo.

1212. Alfonso VIII derrota a los almohades en Las Navas de Tolosa, liberando definitivamente La Mancha del poder sarraceno.

Los freires de la Orden amplían y reforman la fortaleza tomando el aspecto por el que hoy la conocemos. Terminada la Reconquista, el castillo pasa a ser el centro administrativo de la comarca.

Dispone de tres torres, teniendo una de ellas la única puerta por la que se puede acceder al interior. Esta puerta es llamada De los Escudos, por campear en ella los escudos de don Juan José de Austria (hijo de Felipe IV), y el el otro escudo inferior corresponde a la Casa de Alba. Ambos escudos pertenecen a destacados priores sanjuanistas.

Otra de las torres es circular, tipo albarrana, y está unida al núcleo central por un puente. Este nucleo central está rodeado por dos recintos amurallados, más otro recinto amurallado exterior, al que se conoce como Centinela.

Foto cortesía de José María Díaz Pardo (2008).

La Orden celebra aquí varios capítulos y dispone de un valioso Archivo Prioral. Dicho archivo consta principalmente de concesiones reales, bulas, apeos, etc...

El castillo se encuentra inmerso en un largo proceso de deterioro, sirviendo únicamente para alojar la imagen de la Virgen de la Blanca, patrona de Consuegra.

1809. Las tropas francesas lo ocupan, conscientes del importantísimo emplazamiento estratégico que disfruta. Cuando los soldados napoleónicos lo abandonan en 1813, se encuentra completamente arruinado y su valioso archivo se ha perdido.

Cuando se traslada la ubicación de la imagen de la Virgen, su situación de abandono es total, llegando a ser morada de delincuentes y ocasionales transeúntes.

1836. Con la Desamortización de Mendizábal deja de pertenecer a la Orden de San Juan y pasa a manos de particulares.

A últimos de siglo se produce la tremenda catástrofe del desborde del río Amarguillo, que causa la muerte de alrededor de 400 personas y replantea las viviendas en el margen del río.

Foto cortesía de Eloísa Sánchez (2007).

1921. Consuegra consigue el título de ciudad.

El Ayuntamiento, haciéndose eco del sentir de los consaburenses, realiza labores de limpieza y desescombro de los alrededores del castillo, consiguiendo finalmente la expropiación a su dueño.

El castillo, que fue guardián de las puertas de la llanura manchega durante un milenio, se puede visitar y gozar de una espectacular panorámica desde sus terrazas.

Con la ayuda de la Escuela Taller de Consuegra, se encuentra actualmente en fase de restauración.

   
Castillos de España