Castillo de Maqueda
 
 
 
 
 
CASTILLOS
DE TOLEDO
Casarrubios
 
Si dispones de alguna fotografía reciente o antigua que pueda realzar esta página, así como cualquier tipo de información, curiosidad o anécdota de la ciudad, mándalo al siguiente mail:
Foto antigua del castillo de Maqueda
Escudo de Maqueda

Queda en la leyenda popular el hecho de haber sido fundada por los judíos provenientes de Jerusalén.

"Fundáronla los mismo Hebreos, quando a Escalona, 590 años de la Enarnación, que la nombraron Maceda, corrupto Maqueda"

De la presencia romana en la zona dan testimonio los restos de sepulcros encontrados en el Prado de Martín de Zulema con la siguiente inscripción:

D. M. S. CAYO VALERIO POMPEYANO PATRIS CAYUS VALERIUS LEVINUS FILIUS

El capitel corintio que en la actualidad está ubicado en la Iglesia parroquial y que sirve como pila de agua bendita, es también romano.

De estos tiempos ya se supone la existencia de una primitiva fortaleza romana, cuya misión sería la vigilancia de la zona.

El dominio árabe acentúa la importancia de su fortaleza.

981. Hacia este año hacen venir al célebre constructor Fathoben Ibrahim el Omeya, constructor de grandes mezquitas toledanas, para remodelar y ampliar la fortaleza, en un claro intento de asegurar y controlar los caminos de la zona.

Se cree que el nombre actual de la población proviene del árabe Makada, que viene a significar algo así como "estable, firme, fijo" (1).

Los alarifes árabes nos han dejado otras construcciones en la población, como la Torre de San Miguel o parte de la Puerta del Sol.

Otra foto antigua.

Por su envidiable situación estratégica, su fértil territorio y su fortaleza, el propio Almanzor la denomina Sueño Dorado.

1083. Alfonso VI se decide a realizar un ambicioso plan largamente meditado: la conquista de Toledo. En su camino hacia la ciudad toledana, parece ser que Maqueda y su región se le entregan sin apenas resistencia (2).

El mismo monarca crea poco después el Común de Villa y Tierra de Maqueda, que nunca llegará a ser grande por la oposición de las cercanas poblaciones de Escalona, Santa Olalla y Montalbán.

1139. El 15 de noviembre Alfonso VII se encuentra en Maqueda (3).

1150. Tropas de este Concejo participan en la razzia que conquista Uclés y llega a asediar la mismísima Córdoba.

1153. El mismo monarca cede el lugar en forma de Señorío a su vasallo Fernando Yáñez.

1177. Se produce la conquista de Cuenca.

Alfonso VIII cede el lugar a la Orden de Calatrava, que convirte a Maqueda en la cabeza de una encomienda.

El mas antiguo comendador de la población es don Bermudo, quien ejerce su comendatura durante el mandato del Maestre Martín Pérez de Siones (1170-1182).

1196. La villa se encuentra ya fuertemente amurallada, durante las razzias almorávides que, durante dos años, devastarán los territorios del sur castellanos. Sus murallas demuestran la solidez y el acierto de su construcción y se muestran infranqueables para los musulmanes.

Tras la muerte del rey castellano, la fortaleza es designada para albergar a su joven heredero Enrique I, siempre bajo la atenta mirada de don Álvaro de Lara.

Alfonso VIII. Jardines de la Plaza de Oriente. Madrid
Grabado del año 1791 que representa a Alvaro de Luna.

1354. Pedro I el Cruel ordena en él la muerte del Maestre de Calatrava don Juan Núñez de Prado, debido a la buena relación de éste con Juan Alfonso de Alburquerque y la desdichada reina Blanca.

1434. Don Álvaro de Luna, que ya posee importantes territorios en la región (Escalona, San Martín de Valdeiglesias...), incrementa espectacularmente su patrimonio en la zona permutando Maqueda y San Silvestre a la Orden de Calatrava por Arjona y Arjonilla.

1441. Sus enemigos preparan una conjura.

El Almirante de Castilla Fadrique Enríquez, el Conde de Benavente Rodrigo de Pimental, el Conde de Paredes Rodrigo Manrique y Pedro de Quiñones acampan con sus huestes en Maqueda, con ánimo de devastar estas tierras y las de Escalona -territorios ambos de don Álvaro de Luna-.

Enterado Juan II de estas intenciones, hace enviar a su Halconero Mayor Pedro Carrillo de Huete con una carta para los sitiadores, a fin de que depongan en su empeño.

Los conjurados al leer la misiva real caen en grande enojo y ebrios de furia intentan matar al mensajero. Solo la intervención de Pedro Quiñones -amigo personal de Pedro Carrillo de Huete- consigue evitar la tragedia.

1453. Incluso ya estando preso Álvaro de Luna, su villa de Maqueda continúa resistiendo el asedio real, de la mano de su alcaide, Fernando de Ribadeneyra. Finalmente, se ve obligado a capitular ante las tropas de Juan II.

1465. Pertenece al infante Alfonso quien lo cede al noble partidario suyo Alvar Gómez de Ciudad Real, antiguo secretario de Enrique IV.

Poco después, el citado Alvar Gómez permuta todo el Señorío y sus tierras al Cardenal Mendoza, por las villas de Pioz, El Pozo y Los Yélamos, todo ello en tierras alcarreñas.

1469. El cardenal cambia la amurallada Maqueda por las villas de Jadraque y Alcorlo, con sus correspondientes castillos, a su pariente don Alonso Carrillo de Acuña.

No tarda éste en vender la villa al Comendador Mayor de León y Contador Mayor del Reino, don Gutierre de Cárdenas.

Fotografía aérea antigua del castillo y la ciudad.
Gutierre de Cárdenas.

Casado con Teresa Enríquez es quien inicia la reconstrucción del castillo tal y como lo vemos en nuestros días, buscando más la grandiosidad y el boato de una residencia que una fortaleza de guerra.

Las armas Cárdenas/Enríquez campean en su puerta principal.

Poco tiempo después, la fortaleza es testigo de la adolescencia de la infanta Isabel y su compañera de juegos Beatriz de Bobadilla, hija del alcaide.

Del poder que llega a tener Gutierre de Cárdenas, baste decir que es uno de los escasos nobles que tiene licencia de los Reyes Católicos para edificar castillos sin desmochar y murallas rodeando sus ciudades.

Escudo de armas sobre la puerta principal con las armas Cárdenas/Enríquez.

1500. Hacia este año ejerce como Alcaide Diego Sánchez de Cortinas, bisabuelo materno de Miguel de Cervantes.

1529. Diego de Cárdenas y Enríquez, hijo de Gutierre, es nombrado I Duque de Maqueda, por merced de Carlos I.

Casado con Mencía Pacheco y Velasco, hija póstuma del poderoso Juan Pacheco I Marqués de Villena (4).

Una hija suya, Teresa de Cárdenas, casa con Pedro de Zapata Luján el Tuerto VI Señor de Barajas.

1542. Muere Diego, heredando el ducado su hijo Bernardino de Cárdenas y Pacheco.

Con el traslado de los Duques a la cercana localidad de Torrijos, la fortaleza experimenta un notable deterioro.

1780. Un incendio destruye el Convento de Monjas Franciscanas, teniendo estas que trasladarse a otro de la misma orden en la localidad de La Puebla de Montalbán.

El Castillo de Maqueda, en un sello de Correos.
Foto aérea cortesía de José Luis Galán Cogolludo.

1850. Se contabilizan 112 casas y el presupuesto municipal asciende a 4.000 reales, de los cuales 1.000 son para pagar al secretario.

1931. Es declarado Monumento Nacional.

Se instala en su interior un cuartel de la Guardia Civil.

En el futuro está previsto que albergue el Museo de la Guardia Civil.

 

(1). Otros historiadores como Corominas defienden que, aunque, sus orígenes son claramente árabes, su raíz sería kyd, proveniendo de Makida, que significaría en este caso "plaza fuerte bien construída" "lugar estratégico"...

(2). Según algunos historiadores la toma efectiva de la región se realiza tras la conquista de Toledo.

(3). Como demuestra el documento mediante el cual ordena la donación de la mitad de un molino en Santa Olalla a favor de Miguel Cortide y la otra a favor de Andrés de Tagade.

(4). Nació unos meses después de la muerte de su progenitor, fallecido el 4 de octubre de 1474, y que había casado poco antes, en segundas nupcias, con María de Velasco.

 
© castillosdejirm.com
Página actualizada el 09/02/2016