Castillo de Orgaz
 

El origen de la fundación de Orgaz pertenece a la época romana aunque, según algunos autores, ya existía durante el apogeo de los celtíberos, a pesar de la ausencia de restos materiales que lo corroboren.

Dicha población se llamaría "Rigusa", y sus primitivos moradores se dedicaban, tanto a la agricultura, como al arte de la guerra, previendo una posible invasión romana.

Tras la conquista romana el lugar pasó a denominarse "Argentium", siendo reconstruída de forma regular y con una extensión bastante considerable.

Sobre los poblados hispanoromanos se asentaron los visigodos, sobre todo a partir del rey Teudis (531-548). Son dos los centros que destacan en la época: Guadamur al norte y Arisgotas y Casalgordo al sur.

En el topónimo Arisgotas, el sufijo GOTAS derivado de GOTORUM, pudiera significar "Robledal de los godos".

Posteriormente, con la invasión del pueblo árabe, Orgaz sufre un crecimiento físico y económico, cambiando su fisonomía, ya que se configura con base en calles estrechas y tortuosas.

Y se cerca además su perímetro con una muralla, de la que hoy sólo quedan como testigos el Arco de Belén y el Arco de San José.

Parece estar documentado que el bereber Tariq Ben Ziyad, en su camino para dominar Toledo entra en La Sisla (antiguo nombre de los Montes de Toledo) por Marjaliza, pasando por Arisgotas.

1085. Tras la reconquista cristiana de Toledo por Alfonso VI, Orgaz pasa a formar parte de Castilla, siendo los repobladores mozárabes de Toledo, castellanos y francos.

El primer señor de la Villa será Rodrigo Díaz de Vivar (El Cid Campeador), primer Alcaide de dicha ciudad y sus fortalezas.

Se considera a su mujer, Doña Jimena, natural de esta ciudad.

1180. La Batalla de Guadazalete muestra claramente la inseguridad de la comarca de La Sisla, de ahí el empeño repoblador de los monarcas.

Alfonso X otorga el Señorío de la Villa de Orgaz a Ruiz Gutiérrez de Toledo, quien será el I Señor de Orgaz. Se trata del Señorío más antiguo de la comarca de los Montes de Toledo.

La población de la meseta de La Sisla se fracciona en diez señoríos y otras jurisdicciones administrativas, siendo la de mayor entidad la de Montalbán y la más antigua la de Orgaz.

1230. Se reúnen en la Casa del Vínculo de las Cadenas, Fernando III el Santo y su madre doña Berenguela con algunos nobles.

Habiendo conocido de la muerte del Rey de León, Alfonso IX, en dicha reunión acuerdan que don Fernando tome posesión del reino de forma inmediata.

Siglo XV. A mediados, Pedro I el Cruel cede esta villa a su ayo Martín Fernández, y los sucesores de éste construirán el castillo.

Asímismo, exime a la villa de pagar algunos impuestos y le concede privilegios.

1484. Aquí se reúnen las Hermandades del Reino de Castilla, preparando la futura conquista de Granada.

1520. Carlos I otorga el lugar a los Pérez de Guzmán, con el título de Condes de Orgaz. El escudo de Orgaz simboliza a los Guzmanes.

Pero los habitantes de Orgaz, toman partido claramente por los comuneros.

El 12 de diciembre, Juan Carrillo, Regidor de Toledo, exhorta a los orgaceños a estar dispuestos para la guerra.

1521. En marzo sucumben ante las tropas del emperador, muy superiores en número, las cuales incendian el castillo.

1586. En marzo el párroco de la Iglesia de Santo Tomé de Toledo, Andres Nuñez de Madrid, con la colaboración del pueblo de Orgaz, contratan con Doménico Theotocópuli el Greco la obra El Entierro del Conde de Orgaz, para honrar la memoria de don Gonzalo Ruiz (nombre del Conde de Orgaz), antiguo benefactor de la iglesia.

1738. Llega a Orgaz, Alberto de Churriguera, para la construcción de una iglesia.

1744. Casa con doña Josefa Nieto Fernández, natural de Orgaz, estableciendo su residencia en esta ciudad, en donde vivirá hasta su muerte en 1750.

Durante la Guerra de la Independencia, se produce un enfrentamiento entre la Partida del Tajo, dirigidas por Ventura Giménez, y los franceses.

1808. El 24 de marzo, el Vizconde de Zolina sale de Orgaz al encuentro de los franceses produciéndose el enfrentamiento en las faldas de la Sierra de Yébenes.

1813. El 26 de marzo, vecinos de Orgaz, dos compañías de voluntarios catalanes y el Regimiento Ubrique consiguen repeler el asalto de 800 hombres a caballo, perdiendo los asaltantes una tercera parte de sus efectivos.

Durante las guerras carlistas, el pueblo de Orgaz, jura lealtad a la reina Isabel II.

1829. El 25 de febrero sufren, durante una celada de los carlistas, la pérdida de 25 orgaceños. De 15 que son hechos prisioneros, no vuelven más que 5.

Y tras la entrada en el pueblo de los carlistas, otros 10 son pasados a cuchillo.

Todos los años se celebra en la ciudad, en esa fecha, una función religiosa en su memoria.

   
   
Castillos de España