Castillo de Oropesa
 
 
 
 
CASTILLOS
DE TOLEDO
 
Si dispones de alguna fotografía reciente o antigua que pueda realzar esta página, así como cualquier tipo de información, curiosidad o anécdota de la ciudad, mándalo al siguiente mail:

El origen de Oropesa en la historia es tan confuso como remoto.

Ocasionalmente se ha relacionado su fundación con la antigua mitología.

1716 a.c. Se habla de que el capitán griego Oróspedo Aránculo bajó con los ejércitos de Hércules desde Avila a Trujillo, fundando a su paso la ciudad de Oróspeda.

Siglo IV a.c. Sabemos que esta zona está dominada por el pueblo de los Vettones.

En época de los íberos, existe un castro defensivo con necrópolis incluída, datos aseverados por los yacimientos arqueológicos encontrados.

De la epoca romana existen ciertos vestigios. De ella podria proceder la actual derivación de la primitiva ciudad vettona denominada Otobesa.

Incluso se dá por cierta la existencia de una calzada romana en las cercanías del pueblo actual.

Durante la dominación musulmana adquiere la población una cierta importancia, haciéndose necesario rodearla de murallas y dotándola de un pequeño castillo (construído probablemente sobre una fortaleza romana), con la misión de vigilar y mantener una pequeña guarnición.

1080. Oropesa es ocupada por el rey leonés Alfonso VI, y desde aquí, se agudiza la presión sobre la Ebora musulmana (Talavera) y las demás fortalezas del sur, preparando el asalto final a Toledo.

Tras la derrota musulmana, el lugar adscrito al Común de Tierra y Villa de Ávila, queda practicamente despoblado y su fortaleza reducida a un simple torreón de vigilancia.

Foto cortesía de Sandra Fernández (2008).
Foto cortesía de Sandra Fernández (2008).
Foto cortesía de Sandra Fernández (2008).
Foto cortesía de Sandra Fernández (2008).

Siglo XIII. Durante el reinado de Alfonso X el Sabio se procede a su repoblación apareciendo las primeras noticias fidedignas sobre el castillo.

Se crea el Realengo de Oropesa y se reedifica su fortificación.

El rey sabio cede la ciudad a su hijo, el infante don Juan.

1301. El citado le otorga Fuero y la villa que anteriormente había sido de Realengo, pasa a ser de Señorío.

El infante don Juan es el promotor de la reconstrucción de sus murallas, y la fortificación de la antigua torre, sobre la que se edifica el castillo actual.

Se continúa la repoblación en el reinado de Sancho IV.

1344. Pasa nuevamente a la Corona, en la persona de Alfonso XI, quien le concede el privilegio de celebrar Feria, contribuyendo de esta forma a su desarrollo económico y a un aumento de población.

Pertenece fugazmente a Juan Núñez de Lara.

1350. Muere el anterior y la villa es tomada por el rey Pedro I el Cruel.

En plena guerra civil contra su hermanastro Enrique, el rey entrega del Señorío de Oropesa a don Garci Alvárez de Toledo Maestre de Santiago, uno de sus más firmes adeptos.

1366. Don Garci renuncia al Maestrazgo en Santiago en favor de Gonzalo Mexia, fiel seguidor de Enrique de Trastámara, recibiendo a cambio el Señorío de Valdecorneja y el Señorío de Oropesa, que, con cinco villas y siete aldeas forma la llamada Campana de Oropesa.

Escudo de los Condes de Oropesa.

1402. Fernando Alvárez de Toledo, hijo del anterior, construye un nuevo castillo, colocando su escudo de armas y el de su mujer, Leonor de Zúñiga, en lo alto de la torre del homenaje.

Es escenario de las luchas entre los partidarios de Isabel la Católica y Juana la Beltraneja, tomando partido inicialmente, los propietarios del castillo por ésta última.

1477. Cambiado de bando, Fernando Alvárez de Toledo, V Señor de Oropesa, recorre junto a la reina Isabel las tierras extremeñas ayudando a someter a los nobles rebeldes.

El 30 de agosto recibe de la reina católica la distinción de I Conde de Oropesa en premio a su fidelidad.

1481. Casado en segundas nupcias con María Pacheco, hija del II Marqués de Villena, tendrán ocho hijos, asegurando la línea sucesoria en el Condado.

Desde este momento y coincidiendo con el Descubrimiento de América, Oropesa conoce una etapa de esplendor, construyéndose gran parte de los monumentos actuales.

Este engrandecimiento siempre tiene como protagonistas a miembros de la familia Alvárez de Toledo.

Durante el conflicto comunero el II Conde de Oropesa muestra una total fidelidad al emperador Carlos I.

También en Oropesa destacan religiosos como Alonso de Orozco, Alonso de Oropesa y fray Juan de los Angeles.

1642. El rey Felipe IV le otorga la categoría de

"villa con el privilegio de exención".

1699. El 28 de abril siendo valido del rey Carlos II el VIII Conde de Oropesa, don Manuel Joaquín de Toledo Portugal y Córdoba, estalla en Madrid el llamado Motín de los Gatos o de Oropesa, donde el populacho se rebela ante la carencia de alimentos básicos, especialmente de pan.

Tras la Guerra de Sucesión, el Condado (que llegó a tener una extensión similar a la provincia de Guipúzcoa) entra en una fase de declive y agitación en muchos de sus pueblos.

1806. Entra a formar parte del Ducado de Frias.

Sufre los rigores de la Guerra de Independencia, siendo abandonado a finales de siglo.

Posteriormente es habilitado como casa-cuartel de la Guardia Civil.

1930. Es transformado en el Parador Nacional Virrey Toledo.

Es adquirido por el Ayuntamiento que lo usa como coso taurino.

Actualmente es Parador Nacional.

 

© castillosdejirm.com
Página actualizada el 18/11/2010