Castillo de Alba de Tormes
 
 
 
 
 
CASTILLOS
DE SALAMANCA
 
 
Si dispones de alguna fotografía reciente o antigua que pueda realzar esta página, así como cualquier tipo de información, curiosidad o anécdota de la ciudad, mándalo al siguiente mail:
 

Existen vestigios de la era paleolítica.

En sus inmediaciones se han descubierto asentamientos prehistóricos humanos (1).

75. Algunos historiadores creen que la ciudad fue fundada este año, por los hebreos expulsados de Jerusalén (tras ser destruída la ciudad), por el emperador Tito.

Es innegable la presencia romana en la zona, creyéndose que podría corresponderse la población con la romana Albocola. Paso obligado de la Vía de la Plata, por sus inmediaciones pasa la calzada romana que lleva a Salamanca.

Siglo X. Aparecen nuevamente referencias a la población tras establecerse las fronteras entre musulmanes y cristianos a lo largo del río Duero.

En los años siguientes, su extraordinaria situación geográfica provoca continuas incursiones de los ejércitos castellanos hacia territorios musulmanes.

Siglo XII. Sin embargo, parece confirmado que la actual población proviene de la repoblación ordenada por Alfonso VI a su yerno, Raimundo de Borgoña, en este siglo, concediendo privilegios a ciudadanos venidos fundamentalmente del norte de la península.

También se asientan musulmanes y judíos favoreciendo su riqueza cultural y su repoblación.

1140. El 4 de julio es una fecha histórica y significativa para Alba de Tormes: el rey Alfonso VII le otorga el Fuero de Alba (2)

"En el nombre de Dios, yo, Alfonso, emperador de España,
y mi mujer,
Berenguela, damos y concedemos estos fueros
al Concejo de Alba de Tormes.."

Alfonso VII.
Se produce así el reconocimiento público de la importancia de la ciudad a nivel nacional. A partir de este momento Alba de Tormes se rige por leyes propias, con la categoría de Señorío Real.

1144. El 4 de agosto Alfonso VII concede al Obispo de Salamanca el diezmo de las rentas reales de Alba de Tormes.

1157. Fernando II hereda el lugar para el Reino de León, tras la muerte de su padre, erigiendo una primitiva atalaya en una colina cercana.

Alfonso IX, hijo del anterior, ordena una nueva repoblación del lugar.

1279. Habiendo desaparecido el Fuero, es nuevamente ratificado por el rey Alfonso X en Sevilla (3). Florece en Alba de Tormes un auge poblacional, económico y comercial.

1373. Enrique II entrega la población al infante portugués don Dionís, con motivo del inminente enlace con su hija doña Constanza.

La ruptura del compromiso matrimonial faculta al rey castellano a quitarle la dote, para entregársela al infante don Juan, hermano de áquel, y que termina desposando con doña Constanza.

La hija de ambos, Beatriz de Portugal, hereda el lugar.

1411. Muere doña Beatriz. Alba pasa a engrosar el ya extenso patrimonio castellano de los Infantes de Aragón.

1429. Se desata la guerra entre los citados infantes y Juan II de Castilla.

1430. El 4 de marzo Gutierre Alvárez de Toledo, a la sazón Obispo de Palencia, se convierte en el I Señor de Alba, tras serle entragada la misma, por el apoyo mostrado por este al rey en su lucha contra los infantes aragoneses.

Gutierre no tarda en levantar un magnífico castillo, un palacio, un hospital y el Monasterio de San Jerónimo.

1439. Fernando Alvárez de Toledo, sobrino de Gutierre, es nombrado como I Conde de Alba de Tormes.

1446. Muere el I Señor de Alba, sucediéndole su sobrino.

1464. García Alvárez de Toledo sucede a su padre. El citado realiza algunas obras, ampliando las dependencias del castillo.

1469. Es nombrado como I Duque de Alba por merced de Enrique IV (4).

Escudo de la Casa de Alba, en Alba de Tormes.
Foto aérea de Alba de Tormes, por Ricardo Melgar.
Grabado del antiguo castillo
Fernando Alvárez de Toledo (Gran Duque de Alba), por Tomás Moro.

1488. Toma posesión del lugar Fadrique Alvárez de Toledo (5), quien vuelve a realizar obras en el castillo.

1511. Su hijo García, primogénito y heredero, muere durante una campaña en África.

1520. El citado Fadrique, II Duque de Alba, es nombrado como Grande de España, por merced de Carlos I.

1531. Fallece Fadrique. Su nieto, Fernando Alvárez de Toledo, hijo del malogrado García, se convierte en el III Duque de Alba.

Con don Fernando Alvarez de Toledo cuya valentía y dotes de estrategia militar le harán ganar el sobrenombre de Gran Duque de Alba, la villa, que gira en torno a su palacio, alcanza todo su esplendor.

Los salones del Palacio de Alba ven pasar a los mejores trovadores y poetas, como Juan del Enzina, que convierte los salones del castillo ducal en cuna del teatro español.

1571. La madre Teresa de Jesús, que tiene una hermana viviendo en la ciudad, funda el Convento de la Anunciación, en el cual muere 11 años más tarde (6).

1582. Muere el Gran Duque de Alba en Lisboa.

1591. El gran dramaturgo Lope de Vega establece aquí su residencia durante cuatro años.

Siglo XVIII. Fernando de Silva Alvárez de Toledo, XII Duque de Alba, tiene un papel preponderante durante los duros momentos por los que atraviesa la nación. Entre ellos:

  • 1754. Caída en desgracia del Marqués de la Ensenada
  • 1766. Motín de Esquilache

Durante la Guerra de la Independencia, Alba y su puente sobre el río Tormes tienen un importante papel estratégico para los ejércitos en contienda. El motivo es que si se se quiere mantener la línea del Tormes necesariamente hay que dominar la ciudad.

Restauración llevada a cabo en el año 2004-05, por el arquitecto Juan Carlos García.
Restauración llevada a cabo en el año 2004-05, por el arquitecto Juan Carlos García.

1809. El 22 de noviembre tiene lugar la Batalla de Alba de Tormes entre el ejército español y la caballería francesa mandada por Kellerman.

Los ejércitos napoleónicos en su retirada destruyen prácticamente lo que queda del Castillo de Alba, quedando en pie únicamente uno de los seis torreones que sustentaban el castillo.

2004. Recientemente se han realizado las labores de restauración en dos fases (2004 y 2005) de esa única torre a cargo del arquitecto Juan Carlos García Fraile.

 

1. En la ribera del Tormes, a su paso por la localidad, se han encontrado numerosos sepulcros megalíticos, siendo el más conocido el Dolmen del Corredor.

2. El Fuero de Alba se concede sobre un amplio territorio denominado Villa y Tierra de Alba de Tormes.

  • Villa. Se compone de su población (entonces amurallada), los arrabales y las vecindades de Aldehuela, Amatos, Palomares, Tejares, Torrejón, Las Huertas y Martínvalero.
  • Tierra. Se organiza en tres cuartos: Allende del Río, Río Almar y Cantalverque. Sus dominios se extienden hasta los límites de Salamanca, Peñaranda de Bracamonte y Salvatierra.

3. Una copia de este fuero, revalidado por Alfonso X, se encuentra en el Archivo Municipal de Alba de Tormes. Se trata de un pergamino de 22 folios, y está datado en Sevilla el 6 de diciembre de 1279. Fue solicitado por los procuradores de Alba, don Ramón Remondina y don Diego Sánchez.

4. El privilegio del título no será expedido hasta el año 1472.

5. Fadrique está presente en las capitulaciones de Granada, el año 1492. Y también en las campañas de Flandes e Italia, sirviendo a Carlos I.

6. Teresa de Jesús asiste en Alba, al enlace matrimonial de su hermana, Juana de Ahumada, con Juan de Ovalle, a la sazón Contador del Duque de Alba. Funda el Convento de la Anunciación de la Orden del Carmelo, bajo el patronazgo de don Simón de Galarza, y a instancias de don Francisco de Velázquez y doña Teresa de Layz.

1582. Tras volver de un viaje a Medina del Campo, se siente gravemente enferma, muriendo en el citado convento el 4 de octubre.

Su cadáver es enterrado bajo el retablo mayor del citado convento, en una urna de mármol, convirtiéndose así, en un lugar de peregrinaje que atrae a miles de personas de todo el mundo.

 
© castillosdejirm.com
Página actualizada el 20/09/2011