Alcazar de Segovia
 
 
 
 
 
CASTILLOS DE SEGOVIA
 
Alcázar de Segovia
Maderuelo
Turegano
 
Si dispones de alguna fotografía reciente o antigua que pueda realzar esta página, así como cualquier tipo de información, curiosidad o anécdota de la ciudad, mándalo al siguiente mail:
 
Escudo de la ciudad de Segovia.

La presencia humana en el valle del Eresma se remonta a unos 60.000 años, siendo un grupo de neandertales que habitan en el llamado Abrigo del Molino -a tan sólo 500 metros del emplazamiento actual del Alcázar-.

En el Calcolítico y en la Edad de Bronce se localizan asentamientos en la Cueva de la Tarascona y en otros emplazamientos cercanos.

1076 a.c. Cuenta la leyenda que la ciudad es fundada por el Hércules egipcio -Orón Libio-, que viene a la península a vengar la muerte de su padre.

96 a.c. Se cree que ya existe en el lugar un castro vacceo, cuando llegan los romanos y la someten.

79 a.c. La primera mención a su nombre romano -Σεγουβία- la realiza Tito Livio, cuando se refiere a ella como una mansión cerca de Cauca -Coca- dentro del contexto de la Guerra de Sertorio, cuando los generales de éste recorren Hispania en busca de soldados (1).

Siglo I. En este siglo -o el siguiente-, Roma construye aquí un espectacular acueducto.

Se especula con que los romanos hicieran una fortificación en el antiguo castro, por haberse hallado sillares de granito idénticos a los del Acueducto.

El hallazgo de una moneda romana -As- con el topónimo Σεγουβία refuerza esta teoría.

Antiguamente, se creía -erróneamente- que esta era la Segóbriga romana (2).

Jurídicamente, pertenece al Convento de Clunia.

En la epoca visigoda existen aquí iglesias arrianas como las de San Pedro de los Picos ó San Juan de los Caballeros, coexistiendo con otras de ortodoxia romana como las de la Santísima Trinidad ó San Antón.

527. El Arzobispo de Toledo Montano pone un Obispo en Segovia, desmembrándola de la Diócesis de Palencia.

642. Nace San Frutos -patrón de la ciudad-. Junto con sus hermanos Valentín y Engracia se retiran a orar a las Hoces del Duratón, donde tiene lugar el milagro de la cuchillada (3).

711. Tras la invasión musulmana, la ciudad es abandonada por los cristianos y llamada Šiqūbiyyah por estos. Únicamente, quedan algunos pastores y gente de paso.

A los árabes tampoco les gusta mucho este clima. Se limitan a dejar una guarnición en la fortaleza -Al Qsar-.

El Obispado de Segovia queda, obviamente, vacante.

En algún momento es recuperada fugazmente por los cristianos.

La Torre de Juan II.

755. Abderramán I la toma nuevamente para los musulmanes.

Fruela I -hijo de Alfonso I el Católico- la gana para los cristianos.

El ímpetu de las tropas ismaelitas la recupera para los árabes.

923. El conde Fernán González consigue tomarla tras fuerte lucha, haciendo degollar a cuantos moros la defendían (4), y dejando a su hermano, Gonzalo Téliz, en calidad de gobernador de la misma.

Bajo este gobernador se edifican algunas iglesias: San Mamés, San Juan, Santa Columba, San Millán.

940. El Obispo de Segovia -Ilderedo-, hace una donación al Obispo de León (5).

Almanzor la recupera para el islamismo.

El Conde Fernán González. Libro de Estampas. Alcázar de Segovia.

Volviendo a ser recuperada rápidamente por los castellanos.

1071. Al Mamún de Toledo la invade, abatiendo castillo, murallas y hasta 36 arcos del monumental Acueducto.

1079. Tropas segovianas participan activamente en la conquista de Magerit -Madrid- (6) bajo las órdenes de Alfonso VI.

1085. Cae Toledo en manos castellanas.

1088. Segovia es repoblada por Raimundo de Borgoña con gentes venidas del norte.

Se procede a la restauración de los templos bajo la abvocación de la regla de la Orden de Cluny.

El perímetro de la muralla se amplía hasta 3 km, dotándolas de cinco puertas (7), ochenta torres y varios portillos.

1110. El 25 de enero es consagrado como Obispo Pedro de Agén, monje benedictino francés.

1114. Aquí muere Álvar Fáñez -el de la Fuerte Lanza- cuando intenta reprimir una revuelta de las milicias concejiles segovianas en contra de la reina Urraca.

La trashumancia hace crecer de forma notoria la ciudad, como centro de las manufacturas textiles y el comercio de la lana castellana.

1123. Se comienza la contrucción de un barrio nuevo -Las Canonjías- al lado de la fortaleza, donde se edificará la Catedral de Santa María.

Por estos tiempos la Comunidad de Villa y Tierra de Segovia es de tal magnitud que Alfonso VII se vé obligado a delimitar términos entre Segovia y Ávila.

Torre de Juan II.

1135. El 28 de enero queda constancia escrita por primera vez de la existencia de una fortaleza o Alcáçar, cuando Alfonso VII envía una carta de donación al Obispo de Segovia de una huerta llamada "del Rey"

"Facio carta donationis de illo horto quod est in Secovia
subtus illud Alcazar in ripa fluvis..."

Alfonso VIII y su esposa, Leonor de Plantagenet, se instalan en El Alcázar (8), y ordenan la construcción de la Sala del Palacio Viejo.

1181. En esta, su residencia, nace su hija Berenguela.

1184. Alfonso VIII ratifica los límites realizados por su abuelo, Alfonso VII, entre Segovia y Ávila.

1190. El mismo rey concede a la Comunidad de Villa y Tierra de Segovia las aldeas de Arganda, Vilches, Loeches, Valdemoro, Orusco, Carabaña, Valdilecha, Tielmes...y otras tantas.

La Comunidad compra directamente al monarca las aldeas de Rascafría, Bustarviejo, Alameda, Oteruelo, Pinilla, Canencia y Lozoya, que forman el Sexmo de Lozoya -con Navalafuente y Valdemanco, más tarde-.

1215. La ciudad cuenta ya con una importante población judía, aglutinada especialmente en torno a la actual Plaza de la Merced, y las Iglesias de San Andrés y San Miguel, todo dentro de la ciudad amurallada.

1228. El 16 de julio se consagra la Catedral de Santa María, con presencia del legado pontificio, Cardenal de Santa Sabina.

Rodrigo Ximénez de Rada, arzobispo e historiador, dice de Segovia

"Civitatem iuxta iugum Dorii aedificavit [Hispan] in loco subiecto promontorio quod Cobia dicitur et quia secus Cobiam sita, Secobia muncupatur,
ubi aquaeductum construxit qui miro opere civitate
aquarum iniectionibus famulatur"
.

El Alcázar, tanto por la belleza de su entorno, su situación militar y la seguridad que proporciona, así como por estar cerca de lugares idóneos para la caza, se convierte en una de las residencias favoritas de los Reyes de Castilla.

Alfonso X el Sabio la hace objeto de una especial predilección -quizás por eso la ciudad siempre le será fiel-.

Acondiciona El Alcázar como Residencia Real, realizando una notable transición del romano al gótico y realzando sus amplios salones con decoración mudéjar.

Representación de Alfonso X el Sabio. Biblioteca del Monasterio de San Lorenzo de El Escorial.

1256. Convoca a Cortes en el mismísimo Alcázar.

1258. Dicen que estando el rey en un observatorio astronómico establecido en una de las torres, cae un rayo con tal virulencia que mata algunos servidores, pero, milagrosamente, el rey sale ileso.

Fray Antonio de Segovia no duda en achacar el hecho a castigo divino por un comentario real lleno de soberbia

"Si Dios me hubiera consultado,
el mundo hubiera salido mejor"

Como fuere, el rey se confiesa y hace penitencia, ordenando colocar un cordón del hábito de San Francisco en la sala del triste suceso -que desde entonces se llama Sala del Cordón-.

Ya en este tiempo, la Comunidad de Villa y Tierra de Segovia es una de las más fuertes y organizadas de Castilla, con capacidad para poner en pie de guerra un ejército de 5.000 peones y 400 jinetes.

Su extenso territorio se divide en Sexmos, llegándose a contar hasta 12 con un total de 150 villas, aldeas o poblaciones...y dependiendo directamente del Concejo de Segovia.

1297. El Concejo otorga carta-puebla de fundación de El Espinar.

Enrique II de Trastámara se instala en El Alcázar, donde instala su Corte de una forma casi permanente.

1366. El 22 de julio tiene lugar un hecho luctuoso que empaña la historia de esta fortaleza.

El joven infante Pedro -hijo natural de Enrique II y que cuenta con unos 8 años de edad- se halla con su aya en una de las torres -llamada del Pabellón o el Solio-, cuando, en un descuido de la cuidadora, se precipita al vacío, estrellándose contra las rocas.

El aya, presa de la angustia o temorosa de un posible castigo, por no haber sabido guardar al infante, se precipita tras el, estrellándose junto al cuerpo del desdichado niño.

Una cruz de hierro colocada en el mismo lugar del fatídico hecho, les recordará a ambos para la posteridad.

Cuadro que representa a Enrique II. Ayuntamiento de León.

Juan II, por José María Rodriguez de Losada. Ayuntamiento de León.

Juan I -hijo del rey anterior- sigue residiendo en esta ciudad, convocando a Cortes los años 1383, 1386 y 1390.

A finales de este siglo la Comunidad de Ciudad y Tierra de Segovia compra el Castillo de Sanchoñana a doña Teresa González de Ávila por 30.005 maravedíes.

Siglo XV. Juan II es coronado como Rey de Castilla y León cuando aún no ha alcanzado los dos años de edad.

1411. El 3 de mayo se encuentra predicando en esta ciudad San Vicente Ferrer. Hace un encendido llamamiento en contra de judíos y mudéjares y a favor de la candidatura del infante Fernando al trono de Aragón.

1412. El 2 de enero mediante la Pragmática de Catalina de Lancaster se aprueban las Leyes de Ayllón -agrupamiento desde La Almuzara hasta el tramo de muralla situado entre la Puerta de San Andrés y el antiguo matadero-.

Aprovechando la nueva crujía, la reina regente Catalina manda decorar la Sala de la Galera en estilo gótico-mudéjar.

1419. Juan II pasa a reinar efectivamente en Castilla y León.

Este remodela El Alcázar y comienza la construcción de la bella torre que llevará su nombre.

1425. Nace el infante Enrique.

1437. Juan II ordena trasladar al Alcázar diversos documentos

"Al mi archivo de la cibdad de Segovia"

1447. Se erige el Monasterio de El Parral.

1453. Sube al trono castellano Enrique IV -que será un gran benefactor de la ciudad de Segovia-.

Monasterio de El Parral, 2012.

Nada más subir al trono se inician obras o se terminan algunas ya proyectadas:

  • Dota a la ciudad de un mercado todos los jueves (9)
  • Erige una ceca junto a la Iglesia de San Sebastián
  • Construye un Palacio Real junto a la Iglesia de San Martín
  • Comienza la construcción del Monasterio de San Antonio el Real (1455) -lo que había sido antiguamente el Palacio del Príncipe-

En cuanto al Alcázar -que ha dejado de tener una función meramente militar y aquí se guardan los archivos del reino, la armería y el tesoro real-

  • Concluye la Torre de Juan II
  • Restaura la Sala del Trono o del Solio (1456), con artesonado mudéjar

El rey pasa largas temporadas en Segovia.

Es el Siglo de Oro de Segovia

  • Su industria pañera alcanza fama mundial
  • Se desarrolla una impresionante arquitectura gótica
  • Mucho nobles construyen Palacios en la ciudad
  • Los Trastámara tienen habitualmente su corte aquí
Representación de Enrique IV, por José María Rodríguez de Losada. Ayuntamiento de León.

Durante su reinado se celebran en la fortaleza las grandes fiestas a las que asiste Jorge Manrique y que son mencionadas en sus famosas "coplas".

1470. Se termina la Catedral Vieja -De Santa María- con su bello claustro.

1474. Muere Enrique IV en Madrid.

El 13 de diciembre la infanta Isabel sale del Alcázar en dirección a la Iglesia de San Miguel, donde será proclamada como Reina de Castilla.

Andrés Cabrera vigilará el tesoro real en El Alcázar segoviano durante la guerra civil sucesoria al trono.

Las nuchas nobiliarias castellanas hacen que sean reforzadas sus murallas y ampliar sus defensas, dotándole de artillería.

1480. Fray Tomás de Torquemada ejerce como Prior en el Convento de Santa Cruz cuando es designado como Inquisidor General.

Los RRCC decretan un confinamiento de los judíos segovianos en torno a la Sinagoga Mayor -actual Iglesia del Corpus Christi- y que llegaba hasta la Plaza del Socorro, con 7 puertas de acceso, y con una calle principal en la actual Judería Vieja, hasta la Puerta de San Andrés.

En cuanto a los musulmanes son confinados en el Barrio de San Millán -la Segovia Árabe-.

1472. La primera imprenta española -Juan Párix- imprime el Sínodo de Aguilafuente, bajo los auspicios del Obispo Juan Arias Dávila.

1486. Isabel la Católica transforma el Monasterio de San Antonio el Real en convento de clarisas.

Y ordena sean reparados los 36 arcos del Acueducto destruídos por Al-Mamún.

Representación de Isabel la Católica.
Detalle de la Torre de Juan II.
EL ALCAZAR DE SEGOVIA EN LA RED
Fotografía de J.Laurent, hacia 1870, posterior al incendio de 1862.

1505. El 17 de octubre los representantes legales de Fernando el Católico -ya viudo- y de Germana de Foix se casan por poderes en esta ciudad.

1519. En octubre es designado como Regidor y jefe de las milicias segovianas el carismático Juan Bravo.

1520. El 29 de mayo vuelve a Segovia de las Cortes de La Coruña el procurador Rodrigo de Tordesillas cuando se entera que dos alguaciles han sido ahorcados por manifestarse públicamente a favor del rey.

El 30 de mayo, tras unos tumultos multitudinarios, el citado procurador es arrastrado y termina ahorcado -su casa será quemada- al lado de los dos alguaciles.

La guarnición del Alcázar de Segovia permanece fiel al rey y no hace entrega de la misma durante estos hechos.

Los comuneros intentan hacer un gran boquete en la Antigua Catedral de Santa María -que se encuentra justo enfrente- desde donde emplazar alguna pieza de artillería para bombarderar El Alcázar.

La fortaleza es defendida por Fernando de Cabrera y Bobadilla, Alcaide de Segovia y recién nombrado como I Conde de Chinchón.

La antigua Catedral se derrumba por los agujeros causados.

En junio el Alcaide de Zamora Rodrigo Ronquillo es requerido para investigar estos hechos segovianos, intentando, además, hacer llegar víveres a los sitiados de la fortaleza.

Al aproximarse este ejército a la ciudad segoviana Juan Bravo pide ayuda a las demás ciudades, recibiendo la respuesta afirmativa de Juan Zapata -Madrid- y Juan de Padilla -Toledo-.

El ejército comunero derrota al de Ronquillo en Zamarramala -afueras de Segovia- y los derrotados buscan refugio en la ciudad de Arévalo -donde naciera Ronquillo-.

Estatua de Juan Bravo, en Segovia.
Catedral de Segovia.

1521. El 23 de abril, con la derrota en Villalar, termina el sueño de las Comunidades de Cästilla.

El 27 de abril se rinden los comuneros segovianos.

1525. El 8 de junio el obispo Diego de Ribera coloca la primera piedra de la futura nueva catedral.

1532. La antigua Iglesia de San Miguel es demolida para ampliar la Plaza Mayor, iniciándose la construcción de la actual.

1570. El 12 de noviembre Felipe II casa en El Alcázar con su cuarta esposa, Ana de Austria.

El Alcázar nevado, por Fernando de Antonio. El Alcázar de noche.

1574. El 19 de marzo Santa Teresa de Jesús -acompañada de San Juan de la Cruz- funda en Segovia el Convento de las Carmelitas Descalzas.

1587. El arquitecto Francisco de Mora recibe el encargo real de realizar el Patio Principal y la Escuela de Honor.

Felipe II realizará las siguientes obras en El Alcázar:

  • Cubrir las techumbres con agudos chapiteles de pizarra, al estilo de los castillos centro-europeos.
  • La Sala de la Chimenea
  • La Sala de los Reyes
  • Encarga a Hernando de Ávila las estatuas correspondientes a los reyes de Asturias, León y Castilla

1594. El auge económico de Segovia le hace llegar a la cifra de 27.000 habitantes.

1598. Se produce una terrible epidemia de peste que asola la ciudad. Se producen 12.000 muertos y otros muchos emigran. Su industria queda arruinada.

Felipe II a los 50 años, por Alonso Sánchez Coello.
El Alcázar de Segovia hacia 1870, por Jean Laurent. Le falta uno de los cubos, como se puede apreciar.

Siglo XVI. Los reyes dejan de pernoctar en la fortaleza, utilizándose esta como prisión de estado.

1614. Se produce un incendio en la Catedral por la caída de un rayo.

1651. El 29 de enero fallece Diego de Colmenares, el cronista más importante de la historia segoviana.

1683. Una pertinaz sequía produce una aguda crisis agraria.

1694. Su población apenas alcanza los 8.000 habitantes.

A principios del siglo XVIII se intenta revitalizar su industria textil con escaso éxito.

1763. Carlos III funda la Real Compañía Segoviana de Manufacturas de Lana.

1764. El 16 de mayo el mismo monarca crea el Real Colegio de Artillería -primera academia militar española-, cuyo director es el conde Felice Gazzola.

1768. Se reconstruye la Catedral de Segovia, la Dama de las Catedrales, última de las catedrales góticas construídas en España.

1779. La falta de competitividad de la Real Compañía Segoviana de Manufacturas de Lana hace que la corona le retire su patrocinio.

1792. Se crea la Casa de la Química -laboratorio de química en un edificio anexo al Alcázar- bajo la dirección del prestigioso químico Luis Proust.

1799. Proust define la Ley de las Proporciones Definidas.

Al finalizar este siglo Segovia cuenta con unos 14.000 habitantes, incluídos los de los arrabales.

Felice Gazzola, retratado con el Alcázar al fondo.
Grabado que represeta al Alcázar de Segovia, sede del Real Colegio de Artillería. El Alcázar de Segovia, antes del incendio de 1862.
El sevillano Luis Daoiz, en retrato existente en el Alcázar de Segovia.

En el Real Colegio de Artillería se forman, entre otros, Daoíz y Velarde, llegando a ejerzer este último como profesor en el mismo.

1808. El 2 de mayo se produce la rebelión popular madrileña contra los franceses, apoyada por algunos militares como Daoíz -que es el Comandante del Parque de Artillería de Monteléon- y Velarde -Secretario de la Junta Superior Económica del Arma de Artillería- muriendo como héroes en la misma.

Este mismo año Segovia es saqueada por los franceses.

1809. Una gran tormenta causa daños importantes en la torre de la Catedral.

1825. El maestro italiano Montanera llega para ejecutar las obras de reparación de La Catedral. Su forma de actuar -más parecidas a las de un acróbata- hace que muchos segovianos acudan a verle reparar los desperfectos.

El propio Fernando VII se instala asidudamente en un balcón de la Plaza Mayor para seguir in situ sus espectaculares y peligrosas acrobacias.

Durante la Primera Guerra Carlista, las tropas del pretendiente Carlos María Isidro atacan la ciudad, sin resultado alguno.

1835. Se cierran numerosos conventos y monasterios en la ciudad -franciscanos, carmelitas descalzas, trinitarios, mercedarios, minimos, jesuitas..-.

1862. El 6 de marzo se origina un incendio en El Alcázar -producido por una estufa-.

El fuego se propaga rápidamente por las estructuras internas de madera y dura dos días.

Representación del incendio del Alcázar.
El Alcázar de Segovia en el año 1853, por Charles Clifford.

Muchos de sus tesoros, libros, quedan reducidos a cenizas y únicamente se salvan aquellos que son arrojados por las ventanas hacia el barranco.

El Alcázar queda en ruinas y la Academía de Artillería es trasladada al Convento de San Francisco.

1882. Los arquitectos Joaquín de Odriozola y Antonio Bermejo comienzan la restauración de la fortaleza, apoyándose en los grabados realizados por José María Avrial y Flores en 1844.

1898. Finaliza la restauración, instalándose en la primera planta el Archivo General Militar.

Grabado de Jose Maria Avrial de 1842. Grabado de José María Avrial del año 1842

Siglo XX. Segovia experimenta una recuperación demográfica, fruto de una revitalización económica.

1931. El Alcázar es declarado como Monumento Histórico Artístico.

1951. El 18 de enero mediante Decreto se crea el Patronato del Alcázar de Segovia, cuya misión es regular la utilización del edificio y los anexos, velar por su conservación, protección artística y entretenimiento para que el público pueda disfrutarlo.

1985. La ciudad de Segovia es declarada por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad.

 

(1). El historiador segoviano Diego de Colmenares se hace eco de esta singular leyenda.

(2). El descubrimiento de Segóbriga en Saelices -Cuenca-, dió al traste con esta teoría.

(3). Dice la leyenda que, estando perseguidos los cristianos por los musulmanes, San Frutos golpea con su cayado en la roca, haciendo un profundo corte, consiguiendo que estos se salvaran.

(4). Según una crónica de Fray Gonzalo de Arredondo.

(5). Es más que probable que los Obispos de Segovia, en estos tiempos, no estuvieran presentes en la zona, dada la peligrosidad de la misma.

(6). Cuentan algunas crónicas que las tropas segovianas, al mando de los capitanes Fernán García de la Torre y Díaz Sanz de Quesada, llegan tarde al emplazamiento del sitio cristiano. Al preguntarle al rey donde se alojaban, este, molesto por la tardanza, les responde: "Podeis aposentaros en Madrid".

Los segovianos entendieron aquello como una orden y, ellos solos, asaltaron las murallas y conquistaron la ciudad, mandando al rey el recado de que podía venir a aposentarse en Magerit cuando gustase, pues ellos ya tenían acomodo dentro de la ciudad.

El rey, obviamente, se tragó su orgullo y les colmó de prebendas.

(7). De las que actualmente sólo quedan tres: San Cebrián, austera; Santiago, mudéjar, y San Andrés, que daba acceso a la judería.

(8). De esta época pueden ser los restos de arcos románicos que pueden verse, con dificultad, en el Patio de Armas.

(9). Que hoy en día aún se celebra.

 

 

6© castillosdejirm.com
Página actualizada el 20/10/2016