Castillo de Fuentidueña
 
 
 
 
 
CASTILLOS DE SEGOVIA
 
Alcázar de Segovia
Maderuelo
Turegano
 
Si dispones de alguna fotografía reciente o antigua que pueda realzar esta página, así como cualquier tipo de información, curiosidad o anécdota de la ciudad, mándalo al siguiente mail:
 

Habitada desde tiempos inmemoriales por las interminables fuentes que la pueblan y que, seguramente, terminarán dándole nombre.

En sus orígenes es un castro celta.

Con la llegada de los romanos, instalan aquí una fortaleza, en la parte más alta del cerro.

Vía de vital importancia en las comunicaciones entre Clunia y Cauca, es atacada por vándalos y suevos.

Para librarse de estos ataques, los romanos se la ceden a sus aliados godos.

713. Los árabes se instalan sin demasiados problemas en la misma, permaneciendo en ella durante cerca de 200 años.

923. Es recuperada para los cristianos por el conde castellano Gonzalo Fernández, padre de Fernán González, quien inicia una política de repoblación del lugar -uno de los primeros de la zona-.

No tardan los cristianos en construir un templo: la Iglesia Románica de San Martín, en un principio sólo con nave y torre.

No tarda en sufrir las impetuosas acometidas de las huestes de Abderramán III, pero permanecerá en manos cristianas.

983. Es tomado, de forma efímera, por Almanzor.

Hasta este momento es denominada como Castillo de Alacer -que viene a significar en árabe alegre-, denominación perfectamente adaptada a su alto emplazamiento, desde el cual se divisa la fecunda vega.

1035. Estando todo el Condado de Castilla en poder del Reino de Navarra, figura la población en primera línea defensiva contra los musulmanes -junto a Roa y Aranda-.

1123. Alacer es el nombre que aparece en una Bula del Papa Calixto II.

1125. Pasa a llamarse Fontedonnae.

Ruinas de la Iglesia de San Martín.
Puerta de Alfonso VIII, desde el interior. A la derecha, los restos del castillo.

En tiempos de Alfonso VII, en plena reconquista, su importancia estratégica y política es incuestionable.

1147. El 20 de junio es nombrada por primera vez en una donación realizada por Alfonso VII al Monasterio de Sacramenia (1).

Siglo XII. En la segunda mitad asistimos a la época de mayor esplendor de la población.

Entre este siglo y el siguiente es amurallada del todo.

Es una de las villas preferidas de Alfonso VIII, el cual la visita reiteradamente, y llega a establecer aquí su Corte, de forma temporal.

1181. El 9 de septiembre el rey firma aquí un documento mediante el cual confirma al Obispo de Segovia los diezmos reales de algunas poblaciones, entre ellas, Fontedonna.

A últimos de siglo consigue su mayor esplendor económico.

La muralla se abre por la parte septentrional para dar salida a su creciente población. De estos tiempos es la Iglesia de Santa Maria.

2004. El 8 de diciembre hallándose Alfonso VIII en Fontedonnae se siente morir. Y redacta su testamento.

Su deceso, obviamente, no se produce. Y hallándose aún convaleciente, concierta, desde aquí, la paz con el rey navarro.

1212. Tras la batalla de Las Navas de Tolosa está un tiempo descansando en esta villa.

Siglo XIII. Es la cabecera de la Comunidad de Villa y Tierra de Fuentidueña, de la que dependen 21 pueblos.

Alfonso VIII. Estatua sita en la ciudad de Soria.
Puerta de Alfonso VIII, vista desde el exterior.
Escudo de armas de don Ruy González de Castañeda.

En tiempos de Alfonso X su despoblación es acusada, como consecuencia del movimiento migratorio hacia tierras de la recién conquistada Al Andalus.

1294. El rey Sancho IV el Bravo visita -entre otras poblaciones- Fuentidueña, tras la conquista de Tarifa.

Por estas tiempos su población judía es, cada vez, más abundante.

1308. En octubre -quizás por este motivo- la infanta Isabel extiende un documento para hacer más atractiva la villa a los cristianos y frenar este auge judío (2).

Siglo XIV. Fuentidueña pierde sus funciones militares y administrativas y comienza a decaer, tanto económicamente como en índices de población.

La población cae en las manos feudales de Ruy González de Castañeda, quien toma partido por don Juan Manuel, en su lucha contra el rey Alfonso XI (5).

1336. Las tropas aragonesas -aliadas de don Juan Manuel- pasan por aquí, dejando a su paso destrucción y rapiña.

«...por todos estos logares por do pasaron
fecieron muchos robos et mucho daño,
quemando las aldeas et matando los omes,
et
levando et robando todo cuanto fallaban.
Et desque llegaron a Peñafiel fecieron eso
mesmo
en termino de Curiel et en termino de Fuentidueña...
»

Alfonso XI dona Fontedomnae a su hijo natural don Tello.

Este combate, desde aquí, al lado de su hermano Enrique de Trastámara contra su hermanastro Pedro I.

1349. Se produce una gran pandemia como consecuencia de un brote de peste. Algunas aldeas cercanas quedan totalmente despobladas.

1352. Pedro I confisca esta villa por serle hostil.

Enrique II de Castilla. Cuadro existente en el Ayuntamiento de León.

Juan Rodríguez de Castañeda. Obituario de la Batalla de Troncoso.

1356. Ruy González de Castañeda resulta muerto por orden de Pedro I el Cruel, en la etapa más cruenta de su reinado.

1369. Con la muerte de Pedro I y el comienzo del reinado de Enrique II, la villa vuelve a don Tello.

1370. Muere don Tello y Fontedomnae vuelve a La Corona.

1379. Es entregada al hijo de Ruy González de Castañeda, Juan Rodríguez de Castañeda (3).

1385. El 29 de mayo, Juan Rodríguez de Castañeda, Señor de Fuentidueña, muere en la Batalla de Troncoso, junto con la mayoría de sus capitanes y muchos de sus 600 hombres.

Le sucede su hijo, de igual nombre.

1391. El rey Enrique III reconoce los privilegios de Fuentidueña en las Cortes de Madrid.

1420. Juana de Castañeda, Señora de Fuentidueña, casa con Fernán Sánchez de Tovar, Señor de Berlanga de Duero (4).

1434. Muere Juan Rodríguez de Castañeda II. El Señorío pasa a su hijo Rodrigo, quien está casado con María Manrique de Lara, hija del Adelantado de Castilla, don Pedro Manrique.

En este mismo año perece mucha gente ahogada como resultado del exceso de lluvia y nieve.

1437. Se produce una situación insólita. Su suegro llega al castillo en calidad de detenido, por orden de don Álvaro de Luna. Su custodia queda a cargo del Alcaide Gómez Carrillo de Albornoz.

1438. El 20 de agosto, el detenido huye descolgándose desde una de las ventanas -quizás con la complicidad de sus guardianes- y huye hacia el cercano Castillo de Encinas de Esgueva (6).

Escudo del apellido Castañeda.

Atardecer en Fuentidueña.

Atardecer en Fuentidueña. Puerta de la Calzada.

Quizás, como consecuencia de esto, Rodrigo de Castañeda hace cesión del Señorío a su primo Juan de Tovar -ratificada en su testamento-.

1440. Muere Rodrigo de Castañeda y Guzmán.

1445. La villa le es confiscada por el rey a Juan de Tovar, tras haber combatido en la Batalla de Olmedo junto a los Infantes de Aragón.

1446. Juan II de Castilla hace entrega del Señorío a Pedro de Luna Manuel, hijo bastardo de don Álvaro de Luna, conviertiéndose en el I Señor de Fuentidueña.

Casado con Elvira de Ayala -hija de Pedro García de Herrera, Señor de Ampudia-.

1474. El castillo vuelve a convertirse en prisión de nobles. Esta vez el inquilino no es otro que el famoso II Marqués de Villena don Diego López Pacheco, puesto a buen recaudo por orden del Comendador Mayor de Castilla, Gabriel Fernández Manrique (7).

Esta vez no hace falta fuga. Los partidarios del Marqués se apoderan de la esposa del Comendador, procediéndose seguidamente al intercambio de tan ilustres prisioneros.

Don Pedro de Luna se preocupa especialmente de esta, su villa. Hace construir un Palacio para residir en el de forma casi permanente. Reforma el castillo y aquí nacen varios de sus hijos.

Su hijo Álvaro de Luna El de Las Grandes Fuerzas, está casado con Isabel de Bobadilla -hermana de la Marquesa de Moya Beatriz de Bobadilla-.

Participa de forma destacada en la Guerra de Granada, donde se distingue en la toma de Lora y en la de Loja (1486), donde, tras conquistarla, es nombrado como Alcaide de la misma.

1490. Muere Pedro de Luna, siendo enterrado en el Convento de Fuentidueña. Su hijo Álvaro se convierte en el II Señor de Fuentidueña.

1519. El 5 de febrero muere don Álvaro de Luna y Ayala.

Escudo de los Luna, situado en la Iglesia de San Miguel (Fuentidueña).
Palacio de los Condes. Iglesia de San Miguel.
Puerta de Palacio, una de las puertas de entrada a la villa.

Su hijo Pedro de Luna y Bobadilla se convierte en el III Señor de Fuentidueña, justo poco antes de la revuelta comunera -que no tendrá excesiva trascendencia en la villa, por militar, tanto la misma como el Señor, en el bando realista-.

Pedro de Luna es un pésimo administrador y la villa se resiente.

1525. Su hijo, Álvaro de Luna y Manrique casa con doña Mencía de Mendoza, hija del III Conde de Miranda.

1528. Se realiza un padrón en Castilla que refleja que la Comunidad de Villa y Tierra de Fuentidueña tiene 1157 vecinos -de ellos 88 viven en Fuentidueña intramuros-.

1540. Doña Mencía hace testamento. En él indica que, en caso de su fallecimiento, se construya un hospital en Fuentidueña -Hospital de la Magdalena- para los enfermos y pobres del alfoz, que lo necesitasen.

1541. Muere la misma, sin haber llegado a heredar el Señorío. Es enterrada en la Capilla Mayor del Convento.

1542. Muere Pedro de Luna, convirtiéndose su hijo Álvaro en el IV Señor de Fuentidueña.

Muerto este sin sucesión, el Señorío recae en su tío Álvaro de Luna y Bobadilla, quien no puede hacerse cargo del mismo por hallarse en Milán.

Ruinas del Hospital de la Magdalena, fundado por doña Mencia de Mendoza.
      FUENTIDUEÑA EN LA RED      
  Panorámica de la villa, cogida de la siguiente página:  

1602. El 31 de enero Antonio de Luna Enríquez es nombrado como I Conde de Fuentidueña por merced de Felipe III.

1605. Su nombramiento es efímero, pues muere en Valladolid. Es enterrado en el Convento Franciscano de Fuentidueña.

Su hija, Ana de Luna Enríquez y Mendoza -nacida en esta villa- se convierte en la II Condesa de Fuentidueña.

1658. Fallecida en este año y, poco después su marido, su nieto Cristóbal Portocarrero de Guzmán se convierte en el III Conde de Fuentidueña.

1704. Cristóbal Gregorio Portocarrero Funes, IV Conde de Fuentidueña.

1808. El 12 de septiembre Eugenio Palafox Portocarrero, V Conde de Fuentidueña, General en Jefe de las Fuerzas Combinadas de Aragón, dirige un manifiesto quejándose de la lentitud en la que se mueve el ejército nacional.

1834. El 16 de julio muere el citado, heredando el Condado su hermano Cipriano Palafox Portocarrero, afrancesado y padre de la célebre Eugenia de Montijo.

La hermana de esta, María Francisca Palafox y Kirkpatrick, VII Condesa de Fuentidueña, casa con Jacobo Luis Fitz-James Stuart, pasando a pertenecer a la Casa de Alba.

La actual X Condesa de Fuentidueña es doña Cayetana Fitz-James Stuart.

En los sotanos del castillo se ha instalado recientemente una bodega en donde se elabora y duerme un excelente vino.
 

(1). En este documento podemos leer:

"Locum illum nominatum Sanctam Mariam de Sagramenia, qui est in termino Fontedonnae"

O lo que es lo mismo, "...en el término de Fuentidueña"

(2). Dicho documento viene a decir lo siguiente:

"...por hacer bien y merced a todos los cristianos y cristianas moradores en la Villa intramuros,
y a los que moraren en adelante..."

(3). Juan Rodríguez de Castañeda había nacido en 1330 y en 1370 había casado con Juana de Guzmán, Señora de Palos.

(5). Una hija del citado noble, Inés de Castañeda, tendrá dos hijos ilegítimos con don Juan Manuel: Sancho Manuel y Enrique Manuel.

(7). El motivo no es otro que la pugna que ambos mantienen por alcanzar el Maestrazgo de la Orden de Santiago.

 
© castillosdejirm.com
Página actualizada el 27/04/2014