Castillo de Torrelobaton
 
 
 
 
 
 
CASTILLOS DE VALLADOLID
 
Si dispones de alguna fotografía reciente o antigua, que pueda realzar esta página, así como cualquier tipo de información, curiosidad o anécdota de la ciudad, mándalo al siguiente mail:
 
Reglamento del Taxi de Madrid
 
Similar perspectiva en una foto más antigua.

Está situado en el valle del Hornija, en el medio de los Montes Torozos.

En esta zona se supone estuvo asentada la ciudad romana de Amallóbriga.

Siglo XII. Llega a ser Concejo Fuerte, junto con las siete aldeas de su tierra.

Siglo XIII. A mediados de siglo encontramos Torrelobatón en manos del poderoso noble Nuño González de Lara.

1275. Muerto el anterior ante los musulmanes en la Batalla de Ecija, el lugar pasa a pertenecer a sus descendientes.

1297. Hasta aquí vendra Juan Núñez II de Lara huyendo de las tropas de doña María de Molina, tras ser vencido en su villa de Ampudia.

1329. Don Juan Manuel casa en segundas nupcias con Blanca Núñez de Lara.

1334. El rey Alfonso XI ordena a los Concejos de Valladolid, Toro, Medina del Campo y Olmedo que cerquen Torrelobatón, lugar donde se ha hecho fuerte el rebelde Juan Núñez de Lara (hermano de Blanca Núñez).

La villa entonces se encuentra amurallada, pero no tiene fortaleza ni castillo -como dice la Crónica de Alfonso XI:

"Et porque en la villa de Torre de Lobatón non avía castiello,
nin alcázar, nin otra fortaleza ninguna apartada..."

Perdonado el noble rebelde, la villa vuelve a su propiedad.

Tras fallecer el último de los Lara, Torrelobatón es heredado por Juana Manuel, hija de don Juan Manuel y Blanca Núñez, quien termina casando con Enrique II de Trastamara.

Escudo de la familia Lara.

Al morir esta reina, en su testamento cede el lugar al hospital de Villafranca de Montes de Oca, que tiene graves problemas para cobrar las rentas por las presiones de los nobles de la zona.

1392. Así pues, Torrelobatón es vendido -junto con otras propiedades- a Alfonso Enríquez, Señor de Medina de Rioseco.

1405. El anterior obtiene el cargo de I Almirante de Castilla.

Este consigue de Juan II de Castilla licencia para poder construir un castillo en la villa.

Dicho castillo, según figura en su testamento, debería estar terminado antes de su muerte.

1429. Muere Alfonso Enríquez, pasando la villa a su hijo, Fadrique Enriquez, que es el noble más poderoso de toda la Tierra de Campos.

1444. El castillo se supone ya construído cuando una hija de éste, Juana Enríquez, casa en Torrelobatón el 1 de abril, con el rey Juan II de Aragón.

1445. Castillo y villa le son confiscados por Juan II de Castilla por apoyar a los Infantes de Aragón.

1448. El rey castellano lo dona en la persona de Alonso Pérez de Vivero.

1453. Muere vilmente asesinado Alonso Pérez de Vivero .

1455. Fadrique Enríquez es perdonado por Enrique IV y vuelve de su forzoso exilio en Aragón, comenzando a recuperar sus antiguas posesiones.

En Torrelobatón, aprovecha la parte baja del antiguo castillo de su padre, comenzando a edificar uno nuevo, en estilo Señorial.

1467. El II Almirante de Castilla, toma partido por Isabel y Fernando en contra del monarca Enrique IV, conquistando la ciudad de Simancas,

1473. Finalizan las obras de la Torre del Homenaje, donde campean su escudo de armas y el de su mujer, Teresa de Quiñones.

Fadrique Enríquez muere este mismo año, sucediéndole su hijo Alonso Enríquez de Quiñones.

1521. Torrelobatón es sitiado por los comuneros que apunta su artillería contra el almenado del castillo -única defensa del mismo-. Tras destruir casi totalmente el almenado les basta un par de certeros cañonazos para disuadir a los defensores de lo inútil de seguir resistiendo, evitándose la total destrucción del mismo.

El asedio ha durado únicamente dos semanas y ni el III Almirante de Castilla ni su suegro, el Conde de Haro -que le ha mandado 1000 lanzas en su ayuda- pueden recuperarlo.

Llega a oídos de Padilla que un formidable ejército realista se halla acantonado en Peñaflor, apenas una legua distante de Torrelobatón.

Decide retirarse hasta la Fortaleza de Toro y, desde allí, reorganizar sus fuerzas.

Camino de Villalar, bajo una copiosa lluvia, la caballería realista se precipita sobre las tropas comuneras, causando innumerable mortandad y terminando con el sueño de las comunidades.

Al día siguiente, tras un juicio rápido, Juan de Padilla y Juan Bravo suben con entereza al cadalso. Horas más tarde ocurre lo mismo con el salmantino Francisco de Maldonado.

Sus sucesores, Bernardino Enríquez de Velasco y su mujer, Beatriz de Mendoza, también dejan sus escudos de armas en la citada Torre.

1704. Felipe V suprime el título de Almirante de Castilla por otra deslealtad y Torrelobatón vuelve a pertenecer a la Corona.

Después pasa a formar parte de las posesiones de la Casa de Alba.

1837. Se suprimen los señoríos.

Actualmente pertenece a la Junta de Castilla y León, que la ha cedido a los vecinos durante unos años con fines culturales.

Se pretende convertir el castillo de esta localidad en un moderno Centro de Interpretación de la Guerra de las Comunidades.

Foto cortesía de Juan Manuel Lorenzo (2012).
 
© castillosdejirm.com
Página actualizada el 27/07/2012