Castillo Palacio del Papa Luna Documento sin título
 
 
 
 
 

CASTILLOS DE
ZARAGOZA

 
 
Si dispones de alguna fotografía reciente o antigua que pueda realzar esta página, así como cualquier tipo de información, curiosidad o anécdota de la ciudad, mándalo al siguiente mail:
 
Hospedería Castillo del Papa Luna (Illueca).
 
 
La misma imagen nocturna.

Las excavaciones realizadas remontan la presencia humana en este asentamiento en la Prehistoria (1).

La abundancia de agua en los alrededores y el ser un lugar prominente protegido por la montaña, hacen de de éste un lugar ideal para ser habitado en la Edad del Bronce.

Su nombre original es Illicata o Illoca.

Siglo VIII. Los musulmanes habitan profusamente esta zona, desperdigándose por ella.

1119. Hacia esta fecha, los Valles del Aranda y del Isuela son reconquistados por Alfonso I el Batallador.

1120. Pertenece a la comarca moriega de Calatayud, bajo jurisdicción de la Corona.

A últimos de siglo es, probablemente, una tenencia del noble Pedro de Taresa, Señor de Borja y Tauste.

Su población morisca es abundante, dedicándose principalmente a la producción textil y el curtido de pieles.

1251. Jaime de Mallorca -hijo de Abú Yahya, el último rey musulmán de la isla- recibe de Jaime I el Conquistador el título de I Barón de Gotor (2).

Jaime de Mallorca casa con Eva de Alagón y Luna.

1263. El hijo de ambos, Blasco de Gotor y Alagón, II Barón de Gotor, recibe de Jaime I el Señorío de Illueca, a cambio de su herencia materna de Alagón.

Escudo del apellido Luna.

1283. Miguel Pérez de Gotor, III Barón de Gotor, es desposeído del Señorío de Illueca por Pedro III.

Ximeno Pérez, IV Barón, sólo tiene una hija, María Pérez de Gotor.

Siglo XIV. María Pérez, V Baronesa y Señora de Illueca, restituídos sus derechos sobre la villa por Alfonso III, casa con Juan Martínez de Luna.

1328. Nace entre sus muros Pedro Martínez de Luna. Es el segundogénito del matrimonio y, como suele suceder, está predestinado a la carrera eclesiástica. Previamente había nacido el primogénito, Juan Martínez de Luna.

Pedro Martínez pasa su infancia en Illueca, hasta que se traslada a Montpellier para ampliar sus estudios.

Este Juan Martínez de Luna toma partido por Enrique II de Trastamara, en la guerra civil castellana que mantiene contra Pedro I.

Es nombrado Mayordomo del rey, recibiendo además, Cornago, Alfaro, Jubera y Cañete.

Por estas fechas, el castillo tiene un aspecto distinto al actual, hallándose distribuído en torno a un patio central abierto, al cual se accede por una puerta ubicada en la zona posterior (norte).

1375. Pedro Martínez es ya Cardenal.

1378. Una facción de cardenales instalados en Avignon se resiste a volver a Roma, nombrando un segundo Papa y provocando el llamado Cisma de Occidente.

Pedro Martínez se encuentra entre estos.

Se cree que el castillo podría haber tenido este aspecto hacia 1360.

Efigie del Papa Luna.

1394. A la muerte de Clemente VII es elegido Papa con el nombre de Benedicto XIII por los cardenales de Avignon.

1403. Benedicto XIII es expulsado de Avignon.

Pedro Martínez de Luna ordena realizar unas obras en el castillo. Dichas obras habrían sido realizadas por el alarife mudéjar Mahoma Radi (3).

El citado arquitecto realiza las siguientes obras: los primeros pisos y algunas de las habitaciones del ala sur (Sala Dorada y Sala de la Alcoba), con sus alfarjes de madera y ricos frisos decorativos, mezclando el estilo gótico y mudéjar

1417. El Concilio de Constanza pone fin, definitivamente, al Cisma de Occidente.

1418. Es depuesto como Papa y se retira, desilusionado, a Peñíscola, donde se autoproclama como Pontífice, aunque ya abandonado por todos.

Su hijo Juan de Luna, VII Señor de Illueca, es Alférez del infante don Fernando.

1423. El 23 de mayo muere el Papa Luna en Peníscola.

1430. Su sobrino Rodrigo, capitán, obtiene permiso de Alfonso V el Magnánimo para trasladar sus restos a su Illueca natal.

1528. Los Señores de Illueca son reconocidos en las Cortes de Monzón por Carlos I como una de las ocho grandes casas nobiliarias de Aragón.

Siglo XVI. Un monje italiano llamado Juan Porro se acerca hasta la localidad.

La misma perspectiva nocturna.

Illueca se ha convertido ya en centro de peregrinación de multitud de personas, que desean ver la expuesta momia del anterior Pontífice.

Indignado, ante tanto fervor, rompe con su cayado los cristales, estropeando el artístico arcón que contenían los restos. Después, huye cobardemente, poniéndose a salvo de la indignación popular.

El Arzobispo de Zaragoza ordena clausurar el recinto, no permitiéndose visitas públicas a partir de entonces.

1550. Los Señores de Illueca se convierten en Condes de Morata.

1551. Pedro Martínez de Luna, Virrey de Aragón, realiza obras en su Palacio de Illueca, dotándole de un marcado aspecto renacentista, siguiendo la moda italiana (4).

El aspecto exterior cambia completamente. Se construye una crujía de 8 metros de anchura y se cambia el lugar principal de acceso, disponiendo la entrada entre dos torrecillas cilíndricas construídas en el lienzo sur.

Se remata todo el conjunto con una serie de arquillos de medio punto en ladrillo, típicas de las casas señoriales aragonesas del Renacimiento.

En el interior se construya la magnífica Sala del Mausoleo, con una espléndida portada en yeso.

1609. Los vasallos moriscos de la condesa no son expulsados de España (a diferencia del resto del país), por expreso deseo suyo.

1610. Se lleva a cabo un censo realizado por el Marqués de Aitona, Virrey de Aragón, que certifica que Illueca consta de 98 fueros (5).

Siglo XVII. Comienza a fabricarse calzado en la ciudad, con la implantación de tres tenerías junto al río.

La misma perspectiva, en foto nocturna.

Siglo XVII. Se realizan unas obras en el castillo en las cuales se condena la entrada norte al patio, cambiándose por la actual de la parte sur.

1665. Doña Ana Polonia Martínez de Luna vende la Baronía de Gotor e Illueca (títulos nobiliarios incluídos), al I Marqués de Villaverde, don Francisco Sanz de Cortés, quien ejerce de Corregidor de Zaragoza.

1672. La condesa manifiesta haber sido

"enormísimamente engañada y damnificada así en el precio,
trato y contrata de dicha vendición"

La condesa recibe la solidaridad de las otras ilustres casas nobles aragonesas. Los Condes de Sástago y Montijo inician un pleito contra esta venta.

El citado realiza numerosas reformas en el palacio, incluyendo una espectacular cúpula y una monumental escalinata.

Siglo XVIII. Comienza la Guerra de Sucesión. Aragón toma partido por el archiduque Carlos.

La ciudad es sitiada por las tropas borbónicas de Felipe V. El palacio sufre el asalto de hordas de franceses enfurecidos sedientos de oro.

Cráneo del Papa Luna.

No encontrándolo, los sacrílegos invaden la cámara mortuoria donde descansan los restos del Papa Luna, destrozándolos a culatazo limpio.

Sus descompuestos huesos son arrojados y desperdigados cerca del río Aranda.

Unos labriegos encuentran el cráneo del que hacen entrega a los Señores de Luna. Del resto del cuerpo nunca más se supo.

Siglo XIX. La fabricación de paños es el principal motor impulsor de la industria en la población. Se cuentan por estos tiempos cerca de un centenar de telares.

María Luisa Lacerda, última descendiente de los Marqueses de Villaverde, cede bienes y títulos a sus sobrinos, los Muñoz de Pamplona, Condes de Argillo, llevando la calavera al antiguo Palacio de Saviñán.

1884. El Marquesado de Villaverde pasa a la familia Bordiú, incluyendo el Palacio de Illueca.

1931. El 3 de junio es declarado Monumento Nacional.

1982. Los Bordiú-Nava ceden al Ayuntamiento de Illueca los derechos sobre el palacio, por el lamentable estado en el que se encuentra. Se inician unos primeros trabajos de cimentación de la estructura principal del edificio.

1985. Es declarado como Bien de Interés Cultural.

Se rehabilitan las caballerizas anexas al edificio, se construyen unas escaleras en la zona norte y se comienza a construir un cuerpo de edificio en el patio interior.

Foto cortesía de Mihaila Miha (2008).

Dichas obras quedan abandonadas por falta de medios.

1990. Se reacometen dichas obras a cargo de la Escuela-Taller Benedicto XIII.

Finalmente, la Escuela-Taller Papa Luna y la Marcelino Andaluz Vergara terminan dichas obras en lo que hoy día es el Castillo-Palacio actual, albergando la Sede de la Comarca del Aranda.

1999. Se realizan obras de restauración en la cimentación del edificio. Durante las mismas aparecen restos de cerámicas que datan la antigüedad de las mismas a la Edad del Bronce.

2000. En abril la calavera del pontífice es sustraída del Palacio de los Condes de Argillo, de Saviñán.

Los autores son dos jóvenes (uno menor de edad) que no tardan en ser detenidos.

2006. En agosto se inaugura la Hospedería Castillo del Papa Luna, integrada en la Red de Hospederías de Aragón.

 

(1). En la comarca del Aranda se conocen yacimientos neolíticos.

(2). Juan de Mariana. Historia General de España.

(3). No hay documentación alguna que avale esta teoría.

(4). A semejanza de su imponente Palacio en Zaragoza, actual sede de la Audiencia Territorial, y que es conocido como Palacio de los Condes de Morata o Casa de los Luna.

(5). El fuero es el número de vecinos aproximado por vivienda. 1 fuero = 4.5 vecinos

 
© castillosdejirm.com
Página actualizada el 30/11/2013