Elecciones del 6 de Febrero del 2005 en el estado de Quintana Roo.

 

Ponencia presentada por el Dr en Med José Hidalgo Rodríguez en el Simposium:  “Las Elecciones Locales del 6 de Febrero de 2005.-  Factores Determinantes y Efectos Previsibles sobre el Ejercicio Quintanarooense de Autoridad, Poder e ideología”.  Celebrado el 4 de marzo del 2005 en la  Sala de Juntas de la DCSEA, UQROO en Chetumal,Quintana Roo, México, como parte del Diplomado en desplazamiento Institucional del Poder Formal

 

 

ENTRAR AL CONTENIDO

 

 

 

 

Ir a la página principal del simposium

Visite la homepage del Diplomado en Desplazamiento Institucional del Poder Formal

Correo al Dr Xavier Gamboa Villafranca, Coordinador General de la Red

Acudir a la Home Page de la Red

Ir a página de divulgación de la RIADEGGP

Nexos recomendados:

http://www.dcsea.uqroo.mx/dcsea/dcsea.htm  

Universidad de Quintana Roo (UQROO)

Universidad Autónoma de Yucatán (UADY)

Centro de Estudios de Problemas de Coyuntura, Previsión y Prospectiva AC (Cepros)

 

__________________________________________________________________

 

El ciudadano quintanarroense, cansado de las disposiciones, caprichos y ocurrencias de un solo hombre en el gobierno, que desde la conversión a estado  no había quien se le opusiera, sin que nadie le pudiera exigir  cuentas del origen y destino de los dineros, nadie podía enterarse del  rumbo de la administración pública. Este 6 de febrero el pueblo sabiamente puso fin a ésta situación. Ubicó a cada uno de los actores políticos en el lugar justo que le corresponde.

 

En esta ocasión los contendientes sí lograron despertar el interés de una sociedad antes indiferentes y electoralmente pasiva, disminuyendo el abstencionismo en las urnas en relación a pasadas elecciones.

 

La ciudadanía eligió un gobernador, pero no le dio plenamente su confianza, le puso por primera quien le cuidara y quien frenara sus excesos, evitándole se fugue de la realidad y que pierda el sentido de la responsabilidad, del deber y  que se engolosine con el poder; por primera vez le puso un custodio de los intereses del pueblo con un congreso plural en donde ningún partido predomina.

 

El ciudadano exige así que se haga efectivo  su derecho de estar informado de los quehaceres del gobierno. Exige también  termine el reparto como  premio electoral plazas burocráticas, llevando con frecuencia a gente incapaz e ineficiente a altos cargos de gran responsabilidad, teniendo como único mérito el ser cercano al Ejecutivo del estado. Exige su derecho a participar directamente en los actos de gobierno; rechaza la permanente ofensa y humillación de que vengan personas de fuera del Estado a ocupar puestos que puedan ser ejercidos adecuada y eficazmente por gente de la localidad. Que en iguales condiciones, se dé preferencia al ciudadano establecido en el estado.

 

Que la asignación de las placas de taxi deje de ser una atribución discrecional del gobernador, que se reglamente y se otorguen con  verdadero sentido de justicia social y no como premio electoral.

 

Con esta forma de votar, el ciudadano está exigiendo que se desmantelen los soportes legales que han sostenido al viejo régimen dictatorial, que desaparezcan las practicas gansteriles corporativistas. Rechaza los privilegios electorales, quiere que la ley se aplique a todos por igual.

 

El ciudadano quiere que exista justa y real representación proporcional de las diferentes formas de pensar en los ayuntamientos, en el Congreso del Estado y en las demás instancias de gobierno.

 

El votante no esta de acuerdo que en las elecciones municipales del 6 de febrero en Othón P. Blanco, en que el partido ganador obtuvo el 46.75% de la votación, ocupe el 64.70% de las posiciones en el Ayuntamiento; en cambio los partidos opositores en su conjunto obtuvieron el 53.25 % de la votación, y únicamente representa el 35.30% de los puestos del Ayuntamiento, situación que se ha repetido durante 30 años, desde que Quintana Roo es Estado.

 

Con esto el ciudadano demuestra que ya perdió el temor, está consiente que no es verdad que su empleo se lo deba al partido tricolor, que el que no votar por éste  no es traicionar a México, como siempre le habían hecho creer. Sabe que ya no se le puede comprar, intimidar, amenazar o chantajear. Y lo más importante, ya sabe de la gran fuerza que tiene su voluntad plasmada en las urnas.

 

En general, el resultado de estas pasadas elecciones del 6 de febrero, obliga a los partidos y a los políticos a recapacitar, a reconsiderar las plataformas y el desempeño en el cargo, ya que se ha establecido desde esta fecha una seria competencia de efectividad, eficiencia, claridad en la administración publica y en hacer bien las cosas. El ciudadano hace saber que en adelante se combatirá la impunidad; que la gente ahora tiende a votar, mas que por partido, por la persona; que los votos cada vez serán más difíciles obtener, ya no se podrán ganar a cambio de una camiseta o gorra.

 

Chetumal, Quintana Roo, marzo de 2005.          Dr. José Hidalgo Rodríguez.

 

Visite la homepage del Diplomado en Desplazamiento Institucional del Poder Formal

Correo al Dr Xavier Gamboa Villafranca, Coordinador General de la Red

Acudir a la Home Page de la Red

Ir a página de divulgación de la RIADEGGP

Nexos recomendados:

División de Ciencias Sociales y Economico Administrativas  (DCSEA)

Universidad de Quintana Roo (UQROO)

Universidad Autónoma de Yucatán (UADY)

Centro de Estudios de Problemas de Coyuntura, Previsión y Prospectiva AC (Cepros)

 

__________________________________________________________________