TIBURONES BLANCO


Orden: Lamniformes Compagno, 1973

Familia: Lamnidae Müller & Henle, 1838

Género y especie: Carcharodon carcharias (Linnaeus, 1758)

Nombres comunes: Africano, tiburón blanco (Español -Uruguay-); Jaquetón blanco (Español -FAO-); Great white shark (Inglés -FAO-); Grand requin blanc (Francés -FAO-); Anequim, Tubarão branco (Portugués -Brasil-).

Diagnosis: cuerpo fusiforme y usualmente robusto. Hocico relativamente corto y cónico. Narinas situadas en posición lateral, adyacentes al borde del hocico en vista ventral. Hendiduras branquiales largas. Boca amplia y parabólica. Dientes aplanados, triangulares, con cúspides anchas y aserradas; con cúspides secundarias sólo en juveniles de menos de 2 m de longitud (los cuales pueden tener bordes lisos, al menos parcialmente). Dientes intermedios de la mandíbula superior muy grandes, su altura es más de la mitad de la altura de los anterosuperiores. Origen de la primera dorsal usualmente sobre los márgenes internos de la pectoral. Segunda dorsal y anal muy pequeñas. Origen de la aleta anal sobre o ligeramente posterior a la inserción de la segunda dorsal. Surcos precaudales presentes. Pedúnculo caudal con quillas laterales fuertes, pero sin quillas secundarias sobre la base de la caudal (Compagno, 1984).

Reconocimiento: cuerpo robusto, fusiforme, de perfil hidrodinámico. Hocico relativamente corto y cónico. Dientes triangulares y fuertemente aserrados. Primera dorsal grande, con el extremo posterior muy pequeño. Segunda dorsal y anal muy pequeñas. Con quillas fuertes sobre el pedúnculo caudal, pero sin quillas secundarias en la base de la caudal. Aleta caudal en forma de media luna.

Color: superficie dorsal y flancos color gris pizarra o pardo a negro. Usualmente con una mancha oscura alrededor de la axila de la pectoral. Superficie ventral blanca.

Distribución: Atlántico occidental; desde Newfoundland hasta Florida, Bahamas, Cuba, norte del Golfo de México; sur de Brasil, Uruguay y Argentina. Atlántico oriental; desde Francia hasta el Mediterráneo, Madeira, Islas Canarias, Senegal, Ghana, Zaire y Sudáfrica. También presente en el Pacífico e Indico (Compagno, 1984).

Hábitat: es una especie esencialmente costera y de aguas exteriores de la plataforma continental e insular. Ocurre muy frecuentemente próxima a la zona intertidal; penetra en bahías someras aunque prefiere las zonas próximas a islas, especialmente las que están habitadas por colonias de pinnipedios. Habita tanto aguas superficiales como de fondo en aguas epicontinentales, pero existen registros ocasionales en el talud continental, donde ha sido capturado a profundidades de hasta 1.280 m. Es una especie muy activa, con una modalidad de nado rígida y poderosa similar a la de los escómbridos, lo que le permite realizar desplazamientos por largos períodos a relativamente baja velocidad. Mediciones efectuadas mediante el uso de marcas electrónicas han permitido determinar que es capaz de desplazarse 190 km en 2,5 días, con una velocidad crucero de 3,2 km/h. No obstante es capaz de realizar cambios repentinos de velocidad y desplazarse velozmente, incluso efectuando saltos fuera del agua. Los registros de esta especie son más comunes en áreas frías y templado cálidas, pero existen suficientes registros en aguas tropicales oceánicas y continentales como para aseverar que al menos los individuos adultos poseen un amplio rango de temperatura. Los individuos pequeños de menos de 3 m permanecen en áreas templadas y la ocurrencia de ejemplares presumiblemente recien nacidos de 120 a 130 de longitud sugiere que las áreas de cría para esta especie también se encuentran en aguas templadas. Es relativamente poco lo que se sabe acerca de la abundancia de esta especie, excepto que es relativamente poco frecuente en comparación con la mayoría de los otros selacios vivientes. Presenta periodicidad en la abundancia en algunas área, aparentemente correlacionada con la temperatura y con algunas etapas de sus estadios de vida. En aguas frías situadas en altas latitudes, en la periferia de su área de distribución en Norteamérica, esta especie se desplaza aún más hacia el norte en el verano. Recíprocamente, frente a las costas de Natal, individuos pequeños de menos de 2,8 m de longitud se desplazan en aguas con una temperatura inferior a 22ºC y aparentemente parten hacia las aguas más frías de Cabo Coast cuando la temperatura aumenta este nivel. En la Bahía de Monterrey, California, la especie se encuentra presente a lo largo del año, siendo más frecuente cuando la temperatura del agua supera los 14º ó 15ºC que cuando la misma se encuentra por debajo de los 11ºC. Se han reportado individuos solitarios y en parejas, pero también se presentan agregaciones de 10 o más individuos que se reúnen para alimentarse; aparentemente no ocurre comportamiento en cardúmen (Compagno, 1984).

Talla: la talla de los adultos puede alcanzar al menos 640 cm y posiblemente 800 cm de longitud total, pero generalmente su talla oscila entre los 140 y 600 cm (Carrera, 1991). La curva largo-peso para esta especie, en base a 98 ejemplares con un rango de tallas entre 127 y 554 cm es: WT = 4,34 x 10 -6 LT 3,14

Reproducción: presumiblemente ovovivípara, con camadas de hasta 9 crías por preñez; que miden aproximadamente 120 cm al nacer (Carrera, 1991). Aparentemente presenta canibalismo uterino, al igual que otros lamnoideos, pero esto es incierto ya que no han sido reportadas hembras grávidas para esta especie. Algunos machos pueden comenzar a madurar a los 240 cm (Compagno, 1984).

Alimentación: es el superpredador por excelencia; su formidable tamaño, poderosas mandíbulas y relativamente eficiente locomoción y metabolismo lo convierten en un predador versatil y de amplio espectro. Sus items incluyen peces óseos como esturiones, lachas, sardinas, salmones, merluzas, corvinas, bonitos y atunes. Entre los condrictios se encuentran otros tiburones de los géneros Galeorhinus, Mustelus, Carcharhinus, Rhizoprionodon, Sphyrna y Squalus; además preda sobre rayas, chuchos y quimeras. En varias ocasiones se ha encontrado en su contenido estomacal restos de tiburón peregrino (Cetorhinus), aparentemente obtenidos como carroña de ejemplares arponeados. Ocasionalmente preda sobre tortugas marinas, pero al parecer no en el grado en que lo hace el tiburón tigre (Galeocerdo). También es común en su contenido estomacal la presencia de aves, entre las que se incluyen gaviotas, albatros y pingüinos. Los mamíferos marinos constituyen un ítem muy importante, predando sobre delfines y pinnipedios tales como focas, elefantes marinos, leones marinos, lobos y probablemente muchas otras especies, incluyendo carroña de grandes cetáceos. Entre los invertebrados se incluyen calamares, abalones y otros gasterópodos, y cangrejos (Compagno, 1984; Carrera, 1991).

Importancia económica: es una especie poco frecuente en aguas uruguayas. En otras áreas es obtenida como bycatch en la pesquería de otras especies. Su carne es utilizada fresca o seca y salada para consumo humano. Su piel es usada en marroquinería. También son utilizadas sus aletas; de su hígado, de gran tamaño se extrae aceite, de alto contenido en escualeno y vitaminas. Las carcazas son utilizadas para la elaboración de harina. Los dientes y mandíbulas se usan como trofeo o decoración, alcanzando buen precio (Compagno, 1984).

Pesca: principalmente con palangres, artes de anzuelo y redes de enmalle. También con trampas, encañizadas para arenques, trasmallos y arpones. El tiburón blanco es pescado también con caña y reel por pescadores deportivos, principalmente en Australia y noreste de Estados Unidos (Compagno, 1984).

Volver al comienzo