TIBURONES

TIBURON MORO


Orden: Lamniformes Bertin, 1939

Familia: Lamnidae Müller & Henle, 1838

Género y especie: Isurus oxyrinchus Rafinesque, 1810

Nombres comunes: Moro, mako, marrajo (Español -Uruguay-); Marrajo dientuso (Español -FAO-); Shortfin mako (Inglés); Taupe bleu (Francés -FAO-); Anequim (Portugués -Brasil-).

Descripción: cuerpo fusiforme y moderadamente delgado. Hocico moderadamente largo, brúscamente cónico y puntiagudo. Narinas situadas en posición lateral, adyacentes al borde del hocico en vista ventral. Ojos moderadamente grandes, con membrana nictitante. Boca estrecha y parabólica. Dientes estrechos y delgados, en forma de lezna; cúspides de los primeros dientes anterolaterales estrechas, lisas y con la punta apenas curvada, sin borde cortante y sin cúspides secundarias. Dientes intermedios de la mandíbula superior pequeños, su altura es aproximadamente la mitad de la altura de los anterosuperiores. Pectorales moderadamente largas y amplias, pero con los ápices estrechos; márgen anterior de las pectorales más cortos que la cabeza. Origen de la primera dorsal usualmente por detrás del extremo posterior las pectorales. Primera dorsal grande. Segunda dorsal y anal muy pequeñas. Origen de la aleta anal sobre o ligeramente posterior a la inserción de la segunda dorsal. Sin quillas secundarias sobre la base de la caudal. Aleta caudal en forma de luna creciente (Compagno, 1984).

Reconocimiento: cuerpo delgado, fusiforme, de perfil hidrodinámico. Hocico largo, puntiagudo y cónico. Dientes largos, delgados y puntiagudos. Pectorales con los ápices estrechos y con el margen anterior menor que la cabeza. Primera dorsal grande; segunda dorsal y anal minúsculas. Con fuertes quillas en el pedúnculo caudal, pero sin quillas secundarias en su base. Aleta caudal en forma de luna creciente.

Color: superficie dorsal y flancos color azul grisáceo. Hocico blanco en su faz ventral. Superficie ventral blanca.

Talla: la talla de los adultos puede alcanzar los 394 cm y posiblemente 400 cm de longitud total, pero en el área no sobrepasa los 300 cm (Compagno, 1984; Carrera, 1991). Las hembras son mayores que los machos y alcanzan al menos 394 cm, mientras que los machos alzanzan al menos 284 cm.

Distribución: Atlántico occidental; desde el Golfo de Maine hasta el sur de Brasil, Uruguay y Argentina. Atlántico oriental; desde Noruega, Islas Británicas y el Mediterráneo hasta Costa de Marfil, Ghana y Sudáfrica. También presente en el Pacífico e Indico (Compagno, 1984).

Hábitat: oceánico y costeroes una especie muy activa, nerítica y epipelágica que habita aguas tropicales y templado cálidas, aunque que ha sido observada ocasionalmente en aguas con temperaturas inferiores a los 16ºC. Ocurre desde la superficie hasta a profundidades inferiores a los 152 m. Es posiblemente el más veloz de los tiburones, siendo frecuentemente observado realizando saltos fuera del agua y emprendiendo veloces carreras en persecusión de sus presas o cuando es enganchado por los palangres. Su rango de distribución latitudinal es excepcionalmente amplio, observándose una tendencia a seguir el movimiento de las masas de agua cálida hacia los polos en verano. En general los desplazamientos de esta especie no son bien conocidos (Compagno, 1984).

Reproducción: ovovivípara, con camadas de 4 a 16 crías por preñez; que miden entre 60 y 70 cm al nacer. Presenta canibalismo uterino, al igual que otros lamnoideos. Los machos maduran aproximadamente a los 195, mientras que las hembras aproximadamente a los 280 cm (Compagno, 1984).

Alimentación: principalmente ictiófago, con una amplia variedad de presas, entre las que se incluyen caballas, atunes, bonitos y otros escómbridos; anchoas, arenques, lanzones, bacalao, abadejo, entre otros gádidos; pargos, pez espada, etc. Entre los condrictios se encuentran otros tiburones de los géneros Prionace, Carcharhinus y Sphyrna. Ocasionalmente se ha encontrado en su contenido estomacal cabezas de tortugas marinas, restos de delfines, calamares, salpas y detritos. Sorprendentemente los mamíferos marinos no son reportados con frecuencia en su dieta (Compagno, 1984).

Importancia económica: es una especie importante en la pesca con palangre. Su carne es de excelente calidad, y generalmente es utilizada fresca, congelada, ahumada o seca y salada para consumo humano. Se utilizan sus aletas (Cervigón & Fisher, 1979; Compagno, 1984); y se extrae aceite de su hígado. Su piel es usada en marroquinería. Los dientes y mandíbulas se usan para ornamentación (Compagno, 1984).

Pesca: principalmente con palangres pelágicos, artes de anzuelo y redes de enmalle. También con caña y reel por pescadores deportivos

Volver al comienzo