EL CINE Y LA MUJER
Mi hija Hildegart
EL CINE Y LA MUJER

Imagen

En el Madrid de 1933, Aurora Rodríguez se pone en manos de la Ley tras acabar con la vida de su hija Hildegart. En la cárcel, rememora las circunstancias que la movieron a cometer tan desnaturalizado crimen. En su primera infancia, Aurora Rodríguez, testigo de ciertas desavenencias matrimoniales y de la supeditación que se encontraban las mujeres ante los hombres, concibió la idea de tener una hija que, educada desde un principio para ello, pudiera consagrarse a la liberación de la mujer. Buscó a un hombre sano, inteligente y que renunciase a la paternidad de la niña. La niña, Hildegart, fue tal y como la madre la había imaginado: Siendo casi una niña ingresó en el Partido Socialista, a los 16 años concluía la carrera de derecho, empezaba medicina, y ya escribía artículos y libros. A los 18 era figura popular en los medios intelectuales y revolucionarios. Y a esa edad, una madrugada, su madre la mató.


trailer no disponible

Dos mujeres, madre e hija. Un guión de una vida perfecta y sin embargo se trunca. La madre no puede más, ella creó la vida de su hija y ella la rompe, como si fuera un jarrón.

¿Qué le llevó a tal extremo?



Escríbeme
Acepto y quiero críticas, sugerencias, pataletas, recordatorios... quiero oír (o leer) tu voz. Dame el capricho, y cuéntame tu opinión sobre aquella película que te conmovió, aquella otra que te asustó o indignó, y aquella con la que soñaste ese día.
Cuéntame lo que te gustaría que hiciéramos aquí, y nos pondremos manos a la obra. Que pa eso somos mujeres y podemos con todo, no?

un servicio ofrecido por Hispavista.com