Costumbre de «amistad del muslo» propio de mujeres ninfómanas de sociedades maternales y otras

MARTÍN-CANO, F. (2008, 2011): Costumbre de «amistad del muslo» propio de mujeres ninfómanas de sociedades maternales y otras. http://galeon.com/contraandrocentrismo/amistadmuslo.htm, http://es.groups.yahoo.com/group/Conocimientos_en_la_Prehistoria/message/519

RESUMEN: los varones, en sociedades de antes de la revolución patriarcal, se tenían que conformar con la conducta de mujeres trabajadoras dueñas de todas las posesiones valiosas, de las que dependían para el alimento, el vestido,...  Por lo que habían de portarse bien y conformarse con las reglas lo que ellas imponían: incluyendo lapromiscuidad e infidelidad femenina.

Costumbre de «amistad del muslo» propio de mujeres ninfómanas de sociedades maternales y otras

Francisca Martín-Cano Abreu

1/6/08

Hola foristas:

Contesto al forista enciclopedia_andina que hacía comentarios sobre la infidelidad de mujeres en sociedades esquimales y hacía comentarios desde su visión machista.

Tipos de infidelidad de casadas

Conocemos muchas costumbres de gran libertad sexual femenina en diversas culturas de todo el universo y desde la más remota antigüedad. En las de tiempos históricos sorprenden las de tipo de:

- Infidelidad y promiscuidad de casadas, por la que se permitía que las mujeres disfrutasen de infidelidad con uno o varios amantes.

- Existía otro tipo de manera legal de infidelidad femenina con los ayudadores de procreación.

- La infidelidad de las mujeres anfitrionas que otorgaban la «amistad del muslo» al huésped, otro tipo de infidelidad institucionalizada.

-Y por fin estaba la infidelidad femenina en ritos de «promiscuidad festiva» / bacanales sagradas. Por ella se permitía el adulterio de las casadas una vez al año, en numerosísimas fiestas religiosas de la cosecha y en festivales mortuorios de muchas regiones: europeas, africanas y asiáticas de la cuenca del Mediterráneo y también de América. Mujeres casadas que se entregaban, a la llamada «prostitución» sagrada / festiva / ritual según denominan los historiadores. Aunque, de forma más precisa y desde la visión feminista, entendemos que participaban en ritos de «promiscuidad festiva» / bacanales sagradas.

 Respecto a la infidelidad de casadas

 Son  numerosísimos los los pueblos de Europa, Asia, América y Oceanía… en los que las casada han gozado de infidelidad institucionalizada.

La infidelidad de casadas se conoce a principios de la edad del Bronce en culturas del Mediterráneo con la expresión de que las mujeres ponían los cuernos a los varones (http://galeon.com/arteprehistoria/mujercuerno.htm). Esa expresión la traducimos originalmente con el sentido de que nació cuando las mujeres preferían recurrir a cuernos fálicos de animales para conseguir el orgasmo, ya que con los varones no lo alcanzaban. Lo usaban para masturbarse a solas o para tener relaciones sexuales entre compañeras, que sabían qué órgano habían de frotar para poporcionar a su compañera el éxtasis. En una etapa posterior la infiel a su esposo / hacía el amor con el pene-cuerno de una pareja extramarital. En cualquier caso: las mujeres "ponían los temidos cuernos de Amaltea" a los varones. (Hoy día podría usarse la expresión: las mujeres "ponen los cuernos plásticos" a los varones, dado que algunas recurren a los consoladores de este material.] En la url citada está mejor expresado.

Algunos pueblos que han practicado la infidelidad «amistad del muslo»

Respecto a la «amistad del muslo» al huésped, la han practicado mujeres de pueblos de: los Esquimales, Aleutianos de las islas cerca de Alaska, numerosas poblaciones de Siberia: tribus de los Coriacos, Chuches, Yukaghir, Tunguses, Ostiakos y Samoyedos y otros. En Groenlandia, cuando recibían visitas, se jugaba al «apagado de las lámparas» y la dueña de la casa «daba la bienvenida» al huésped.

Igual bienvenida daba la dueña a los visitantes en pueblos africanos de: los Masais de Kenia y de muchas tribus de los Berberiscos: de las cabilas nómadas del Sáhara, Beréberes argelinos, los Kel-ui, los Tagamas, los Tuareg del Hoggart, los Barabarah del Nilo, los Bejah de La Nubia de Sudán; los Shelluh de Marruecos; los Camitas; tribus Ouled-nail...

Además, en diversos pueblos africanos, las casadas otorgaban la «amistad del muslo» al hermano menor.

Y también las mujeres casadas otorgaban la «amistad del muslo» al huésped o al hermano menor, en pueblos de América del Sur y Central, y de Oceanía: Tasmanos, de la Cultura del Hacha Cilíndrica, en tribus de los Dieri y de los Loritja de la región de Victoria y de Nueva Gales y en varias tribus primitivas de las islas de los Mares del Sur. Una forma especial practicada por los australianos, era llamada pirrauru, consistente en que el esposo permitía que otro mantuviese relaciones con su esposa, a cambio de que se obligase a protegerla y a sus hijos, en su ausencia o tras su fallecimiento.

Respecto a la «amistad del muslo» al huésped: "... probablemente se hallaba antes aún más extendida" (Tüllmann, 1971: 95).

Explicación desde la visión feminista de la «amistad del muslo» al huésped

Y esa infidelidad es una de las que practicaba los pueblos esquimales Chukchi / Chukches / Tchukchi / Tehuktchi a la que se refería nuestro contertulio el forista enciclopedia_andina.

Cuando las casadas otorgaban la «amistad del muslo» al huésped o al hermano menor, quiere decir que no era el esposo el que la ofrecía al huésped, sino que la esposa hacía su santa voluntad, puesto que no estaba obligada a un esposo que no la mantenía y podía divorciase según la santa voluntad femenina.

La infidelidad y promiscuidad femenina era legal y lógica en esas sociedades y los varones habían de aceptarla, puesto que cumplían papel subsidiario. Se podía prescindir de ellos cuando molestasen o dejasen de ser atractivos para mujeres poderosas.

El esposo de una mujer de las sociedades maternales se había habituado a aceptar la infidelidad y compartir su pareja desde la infancia.

Lo dicho por nuestro contertulio (que va al final) * es una manera descriptiva tendenciosa o androcéntrica, propia de los etnólogos y antropólogos machistas habidos hasta hace poco, que han venido considerando también en sociedades maternales prehistóricas o en primitivas (con costumbres totalmente diferentes a las patriarcales occidentales), que «la posesión o la manutención de mujeres subordinadas y de todo lo demás» estaba en manos masculinas. Pero nada más alejado de la realidad.

Pero lo cierto que los varones, en sociedades de antes de la revolución patriarcal, se tenían que conformar con la conducta de mujeres trabajadoras dueñas de todas las posesiones valiosas, de las que dependían para el alimento, el vestido,...  Por lo que habían de portarse bien y conformarse con las reglas lo que ellas imponían. Y dada la gran apetencia sexual femenina, antes de que el patriarcado se encargase de modelar su genética para convertirla en mujeres muy decentes e inapetentes para subordinarlas, lo lógico es que las ninfómanas tuviesen un comportamiento promiscuo (de manera paralela y similar a la forma infiel de comportarse los esposos dentro del matrimonio durante cientos de años en sociedades patriarcales occidentales y la esposa había de aguantar por depender de él en lo económico).

Mujeres de sociedades maternales

Las mujeres en sociedades maternales eran lo más importante de la sociedad, ya que:  

Se creían con la exclusiva capacidad de dar la Vida, y de ellas dependía la supervivencia de la especie.

Poseían el conocimiento de las técnicas agrícolas y del calendario, que le proporcionaba saber cómo cultivar las plantas alimenticias y cuándo sembrar o recoger los frutos, y de ellas dependían el sustento.

Y el conocimiento de las hierbas para curar las enfermedades y el poder de la experiencia con las Artes mágicas, ya que era de las Curanderas, de quienes dependían la calidad de la vida.

De ellas dependía la enseñanza del saber, ya que eran las Maestras que conservaban las tradiciones y la ciencia.

Ocupaban posiciones preeminentes como Sacerdotisas, de las que dependían la intervención Divina (como ejecutantes de las ceremonias de Fertilidad servía de enlace entre la Tierra y el Cielo, transmitía las súplicas humanas y la Diosa Madre Naturaleza y (creían que) a su través concedía sus favores).

Tenían gran poder de persuasión para convencer a los demás como Consejera y Oraculista y así conseguir imponer su voluntad.

Gozaban de reconocimiento profundamente arraigado en la conciencia de la población campesina durante miles de años del ejercicio del poder religioso, político y económico por parte de la mujer transmitido por vía matrilineal y cristalización del poder sobrenatural, reconocido su origen Divino.

Francisca Martín-Cano Abreu

Bibliografía citada:

Tüllmann, A. (1971): Vida amorosa de los pueblos naturales. Ediciones Corona, Círculo de Lectores, Barcelona.

* enciclopedia_andina, 1 Jun 2008 (Comentario DE:). Mi foro de [Conocimientos_en_la_Prehistoria]: "los esquimales compartían a sus mujeres con los visitantes que les agradaban, creo que es mucho más honorable que lo de los vikingos... pero.. quién impuso la costumbre de compartir su propia mujer? ..antes hay que revisar si estas etnias no eran poligamas.. pues si fuera así.. que mas daba dar a una de sus mujeres mas feas y ganarse algo del visitante o subalterno?... o es que les daba a escojer?... esta inocente costumbre daba lugar a embarazos ´´bastardos´´ y entonces quién cargaba con la mantensión de estos hijos?... como eran vistos luego estos sujetos.. ´´algo distintos´´ en su"

------------------

Copyright © 2000 M-C. Todos los derechos reservados. Se permite difundir, citar y copiar literalmente los contenidos de los documentos en esta web, de forma íntegra o parcial, por cualquier medio, siempre bajo los criterios de buena fe, para fines no lucrativos y citando la fuente.

-0-0-0-0-0-0-0-0-0-

ARTÍCULOS de MARTÍN-CANO

<font size="-2"> Costumbre de «amistad del muslo» propio de mujeres ninfómanas de sociedades maternales y otras</font><B><FONT SIZE="+3" FACE="Verdana" COLOR="#BF6774"> </FONT></B><FONT FACE="Verdana" COLOR="#A6568A">por Francisca </FONT><FONT FACE="Verdana" COLOR="#A6568A"><A HREF="http://galeon.com/contraandrocentrismo/curri.htm">Martín-Cano</A></FONT><FONT FACE="Verdana" COLOR="#A6568A"> Abreu</FONT>
La visión feminista de Martín-Cano ha revolucionado los mundos académicos androcéntricos de la Arqueología, Antropología y Astronomía: Adherirse: http://www.facebook.com/pages/F-Martin-Cano-Abreu/157077017648843
F. Martín-Cano Abreu