Nunca Dejes De Soñar

 

A veces, uno puede sentir que los sueños son imposibles de cumplir pero conozco a alguien que fue capaz de hacerlo y a alguien que le ayudó a creer realmente en ello...

 

EMMA

 

Se trataba de esa chica nueva en la ciudad que había llegado sin dinero, sólo con la esperanza de establecerse en aquel país que era conocido como "el sueño americano".

Así es, se alejó de sus raíces por superarse. Esta chica había fracasado en su país; tenía una licenciatura en literatura, un cuaderno y un lápiz con el que anotaba todos sus pensamientos, sentimientos y experiencias: escribía un libro. Cosa que es su país no la haría millonaria. Se moría de hambre y lo único que podía hacer era trabajar para tener el dinero suficiente como para mandar su historia a una casa editorial.

Empezó como cajera en un Mc Donald's, al principio, le costaba aprenderse el nombre de las hamburguesas, lo bueno era que sabía hablar ese idioma. Cosa no muy extraña para alguien que se ha graduado en literatura y que adora los idiomas.

"California es un lugar extraño... a veces, las personas se ven vacías, a veces, se ven alegres pero lo peor ocurre cuando ves a personas alegres y vacías: las "grandes estrellas de Hollywood".

Esto escribía mientras esperaba que abriera el Mc Donald's en el que ya llevaba un año. Precisamente hoy, lo cumplía. Sí, un año de haber llegado a California. Era un día caluroso y ella deseaba salir rápido del trabajo para llegar a casa (ya tenía un departamento) y poder preparar sus cosas para mandar su primer escrito (en inglés y en español) a una casa editorial.

En fin, logró mandar su historia pero durante semanas no recibió respuesta. A ella no le gustaba mucho el cine. Más bien introvertida, es decir, no le gustaba mucho socializar. Ella era más dedicada a la lectura. Así que no podía saber a quien atendería ese día en el Mc Donald's.

REUNIÓN

 

-¿Qué desea ordenar?- preguntó la chica como de costumbre

Una cara sorprendida sólo pudo contestar:- una hamburguesa sencilla con papas y refresco de manzana, por favor.

-Muy bien, ¿desea algo más?

-No gracias... (Miró el gafete de la chica) Emma- dijo al fin. Y continuó:

-Sin ofender, pero, ¿por que te portas tan normal?

-¿Debería no hacerlo?- respondió algo ofendida.

-No, es sólo que me extraña que no me reconocieras; no es que quiera que lo hagas pero es que en los últimos años, no he podido comprarme una hamburguesa así de fácil-

-Creo que lo he visto en algún anuncio o dos, ¿hace una película?

-Así es.

La chica, un poco más interesada en el hombre maduro frente a ella preguntó:- ¿cuál? Lo siento pero es que no he tenido mucho tiempo como para ver películas.

-No te preocupes, interpreto a Aragorn.

-De El Señor De Los Anillos, ¿cierto?... Lo sé porque he leído los libros aunque no he visto la película. ¿Es un buen Aragorn? Bueno… no importa, tengo que seguir trabajando pero fue una agradable mini-conversación.

-No, ¿a qué hora sales de trabajar?, Hablas español, ¿verdad? sólo dime la hora y luego te explico OK?

-Salgo a las 7:30 PM.

-Está bien, nos vemos. Gracias por la hamburguesa.

Y Viggo salió del Mc Donald's. Mientras todos regresaban las miradas a Emma y le preguntaban qué era lo que habían platicado. Ella realmente no entendía por qué tanto alboroto.

Dieron las 7:30 y tal como lo había dicho, Viggo se presentó y esperó a que saliera del trabajo y la interceptó en la calle:

-Hola- le dijo en español.

-Hola. ¿Habla español?, espere, ¿cómo sabía...?, ¿podría explicarme...?

-Claro. Lo que ocurre es que yo nací en NY pero crecí en Argentina y después regresé y me convertí en actor, pero cuéntame, ¿qué haces aquí? (mientras subían al coche de él. Al parecer, "algo" en él le daba confianza) Tienes acento mexicano. ¿Eres de ahí?

-Pues si, de hecho, soy del D.F. y escribo mucho, es lo que más me gusta hacer. Llevo un año aquí tratando de ahorrar dinero y poder publicar mis escritos- En fin, ella le fue contando toda su historia, de cómo había llegado hasta allí hasta que Viggo dijo:- ¿sabes? me recuerdas a alguien de mis amigos. ¿Te los puedo presentar? son geniales además la reunión a donde voy ya está muy cerca de aquí...

-¿Bromeas? vivo en un departamento por aquí- dijo mientras en su cabeza sólo podía pasar un pensamiento: ¿REUNION? Le tengo pavor a las reuniones numerosas....

Se bajaron del coche y tocaron un timbre. Casi de inmediato, la puerta se abrió y la chica sólo pudo pensar -¿qué rayos estoy haciendo?- pero algo le decía que debía hacerlo, que algo importante pasaría y realmente no se equivocó...

ELIJAH

 

-Hola- saludó Viggo a todos.

-Les presento a Emma, una amiga que conocí esta mañana. No hay de qué preocuparse, les aseguro que no se pondrá loca como las otras niñas. De hecho, dudo que los conozca.

Entonces, los demás chicos se animaron a presentarse y saludar. Por primera vez, Emma se sentía como pez en el agua en esa reunión.

Así, poco a poco, Billy, Sean y los demás la saludaron. Iba perdiendo el miedo a lo nuevo pero empezó a ponerse nerviosa cuando vio unos ojos azules (pues llamaron mucho su atención) que se fijaron en ella al tiempo que oía una dulce voz masculina que decía:

-Me llamo Elijah pero me puedes llamar Lij. Mucho gusto-

Por alguna razón, se sentía feliz, cosa que no sentía desde hace tanto tiempo... En fin, mientras los demás platicaban, bebían y reían, Emma e Elijah [léase Ilaiya] platicaban mucho, al grado de que ambos ya habían perdido la noción del tiempo. Cada uno había platicado su historia. Él se interesó en el hecho de que ella escribía pues le fascinaba leer y escribir le llamaba la atención. Además, Lij sabía que podía hablarle como una persona más y no como actor (algo que siempre le había pesado al conocer a nuevas personas). Fue un CLICK instantáneo... y fue mutuo.

Ya era más de media noche y Emma tenía que ir a casa a dormir pues al día siguiente tenía que seguir tomando órdenes y cobrándolas. Se empezó a despedir de todos. La penúltima persona fue Viggo que al darle un abrazo le dijo:-te dije que me recordabas a alguien, no te dije a quien. Pero veo que lo encontraste. Emma se separó de Viggo y sólo pudo susurrar:

-¿Elijah?-

-Así es, sabía que congeniarían rápido.

Emma se quedó sin palabras y dijo:-gracias por confiar en tu corazonada-

-No te preocupes, generalmente lo hago-

-Bueno, ya me voy, de nuevo, gracias por todo-

-¿Te llevo?

-No hace falta, puedo llegar caminando-

-Bueno- dijo Viggo mientras veía las señas que Lij hacía para decirle que él iba a acompañar a Emma.

Emma salía de la casa, se encontraba en la calle y escuchó que alguien le decía:

-¿Puedo acompañarla, señorita?

Al reconocer la voz, Emma sonrió, volteó y dijo que sí. Todo era perfecto... luna llena, cielo despejado y en la calle sólo estaban los dos. Entonces, Lij tomó la mano de Emma y fueron caminando muy lentamente pues el departamento estaba cerca y no querían separarse. Llegaron al departamento y ella dijo:-ya tengo que subir-

-No te vayas aún-

-Mañana tengo que trabajar y ya es tarde-

-No vayas a trabajar, mañana iremos a six flags [a un parque de diversiones] ¿no quieres venir? prometo que subiremos juntos a todos los juegos- dijo Lij emocionado.

-No lo se. Pero, ¿quieres pasar? Empieza a hacer algo de frío.

-Si subo, ¿me dirás si vas mañana con nosotros?

-Está bien, contestó Emma al fin.

Subieron al departamento. No era muy amplio pero la decoración recordaba mucho a un hogar mexicano y de hecho, lo era pues ella extrañaba tanto su país que decidió tener algo de México con ella y qué mejor que su hogar. Elijah quedó fascinado por su gusto (de Emma) para decorar y la felicitó por ello. Lij no sabía que le pasaba, se sentía muy feliz de haber conocido a alguien como Emma. Siguieron platicando en la sala y él dijo:-debes ver muchísimas películas, no sabes de lo que te pierdes pero por lo poco (y mucho a la vez) que te conozco, sé que el cine te va a encantar. No te lo digo sólo porque sea mi trabajo, te lo digo como amigo.

-Te creeré. Tal vez un día...-

Entonces, Lij preguntó:- ¿Has escrito algo recientemente? ¿Puedo leerlo?

-Sí, de hecho, aquí tengo el original, la copia la mandé a una editorial pero no se han comunicado conmigo-

-Nunca dejes de soñar...-decía Lij

-Porque los sueños se hacen realidad...-completó Emma

-Cierto- dijeron ambos. Y sin saber realmente por qué, se abrazaron y después de un rato, se quedaron dormidos en el sofá.

Al día siguiente, cuando Emma despertó, Lij estaba preparando el desayuno, de hecho, un olor conocido fue lo que la despertó. Era un platillo mexicano. Su favorito. No podía creer que Lij se acordara de eso y mucho menos que supiera cocinarlo. Se levantó y fue a la cocina, él estaba de espaldas. Ella le tapó los ojos con sus manos y le dijo al oído: -gracias- y le dio un beso en la mejilla. Entonces Lij volteó, sonrió, dijo buenos días y le dio un beso también, pero esta vez no fue en la mejilla. Al principio ambos se sorprendieron pero sabían que no había mejor lugar donde pudieran estar así que disfrutaron el momento. Después, desayunaron y ella de repente grito:

-Por dios, el trabajo, ¡¡¡voy a llegar tarde!!!!-

Lij se levantó y la tranquilizó diciéndole que la había reportado como enferma y que de hecho, le habían dado cuatro días libres pues ella nunca había pedido vacaciones.

Ella lo abrazó y le susurró:-¿eres real? eres maravilloso- a lo que él contestó: -tan real como tú y tan maravilloso como puedo-

Después preguntó:-¿vamos a six?

-Espero no encontrarme a alguno de mis jefes...-

Entonces empezó su día. Pasaron por Billy, Viggo, Orlando, Dom y su novia. Iban burlándose de que Lij ya no regresó a la fiesta y empezaron a pedir que les platicaran lo que pasó (ambos se pusieron rojísimos) Obviamente, desmintieron todo diciendo que siguieron platicando pero algunos no les creyeron. En fin,   llegaron al parque y empezaron a subirse a juegos mecánicos leves pero al final del día (y después de firmar uno que otro autógrafo) empezaron a subirse a las montañas rusas cosa que no le pareció muy atractiva a Emma al principio pero Lij le convenció y muerta de miedo, se subió por segunda vez en su vida a una montaña rusa. Él le decía frases tranquilizantes. El juego estaba a punto de empezar y él le tomó de la mano.

-No te soltaré- dijo

-Está bien- contestó ella nerviosa.

Tras gritos y un recorrido aterrador de 3 minutos, ambos salieron vivos. Ella sabía que se estaba convirtiendo en alguien diferente pero no quería cambiar. Aunque por otro lado, era bueno, pues nunca se había sentido tan feliz desde que había llegado a USA.

Después, comieron pizza y regresaron al departamento de ella. Él no quería alejarse de Emma, se empezaba a enamorar. Ambos estaban sorprendidos de que en el mundo hubiera una persona tan parecida a ellos... y a la vez, diferentes. Seguían platicando mucho, ella invitó a todos a comer en su pequeño departamento. A todos les fascinó el estilo del departamento y les encantó la comida que Elijah y Emma hicieron.

Escucharon música un tiempo y poco a poco, se fueron todos. Al final, sólo quedaba Viggo y ahora fue Lij quien agradeció:

-¿Cómo sabías que me encantaría esta niña?

-Simple corazonada-

-Pues tal vez te conviertas en clarividente. Esto es perfecto. ¡¡¡GRACIAS!!!- dijo Lij emocionado.

-Bueno, los dejo para que sigan conociéndose- se despidió Viggo.

Entre los dos, recogieron todo (la mesa, vasos, platos, la cocina...) y limpiaron todo. Quedaron súper cansados pero la poca energía que les quedaba la usaron para besarse. Lo curioso es que nadie dijo nada después de eso. Sólo se recostaron en la cama y tomaron una siesta. Despertaron a las 8:30 PM y Lij le preguntó que si quería a dar una vuelta. Ella aceptó y caminaron un buen tiempo hasta que él de nuevo le tomó de la mano y dijo:

-Sabes, no puedo creer que hace sólo dos días te conocí. Tal vez sea algo apresurado pero... (Hizo una pausa)

-¿Quieres ser mi novia?- dijo viéndola a los ojos. Por dentro, ambos temblaban, de nervios. No era miedo, sólo eran nervios. Ella quedó totalmente atónita. Jamás se había imaginado que esto le pasara (que un chico lindo llegara a su vida en otro país) Sólo tomó las manos de Lij, las entrecruzaron; ella se acercó a su oído y dijo: -SI-

Entonces, rompió en llanto, uno tranquilo y hasta alegre. Él la abrazó y le dijo: -gracias- Y en ese momento, se besaron, esta vez, fue más intenso, había un sentimiento mayor en esos besos.          

FRANKA

 

Regresaron al departamento y seguían platicándose sus experiencias, además de hablar de muchísimos temas (como filosofía, literatura, política incluso de caricaturas) Su relación se basaba en la comunicación.

Increíblemente, ya eran las 2:00 AM (ahora se entiende eso de que "el amor quita el sueño") y seguían despiertos, era el tercer día libre de Mc Donald's y él le invitó a ir al cine al día siguiente (¿o en unas horas?) y claro que ella aceptó. Entonces, llegó el momento de despedirse; Lij tenía que volver a casa pues tenía una entrevista en algunas horas y debía bañarse y arreglarse. La despedida tardó como 15 minutos, pero al fin, se besaron y se dijeron hasta luego.

Lij fue a su casa pensando en lo maravilloso que era todo, ya no recordaba a la otra chica que le había partido el corazón, esa actriz (Franka Potente) que mataba todo lo que tocaba. Lij pensaba en la felicidad que hacía mucho tiempo no sentía.

Mientras en el departamento, Emma llamó por teléfono a Viggo quien se había convertido en un padre, cupido y un ángel para ella. Le contó todo pero Viggo no pareció muy entusiasmado:

-No te emociones tanto- dijo Viggo algo preocupado.

-¿Qué pasa?, tú mismo me animaste a seguir con esto-

-Es que no sabía que ella regresaría...

-¿Quien?

-Franka

-Quien es esa. ¿Alguien por quien preocuparme?

-Si, ella era la novia de Elijah y él la quiso mucho, ella quiere regresar con él y te aseguro que hará lo que sea con tal de conseguirlo...-

-Pero ella está en el pasado.... ¿cierto?- dijo Emma algo insegura

-Si es algo del pasado, eso tienes que preguntárselo a él-

-Está bien, veré que puedo hacer y gracias por avisarme- dijo la chica que soltaba una lágrima, sintiéndose de pronto la chica más insegura del mundo.

Casi no durmió pensando en ella. Ni siquiera la conocía pero ya la odiaba; no porque fue su novia sino porque había regresado. Además, si no fuera algo peligrosa, ¿por qué Viggo estaba tan preocupado?

Dieron las 10:00 a.m. Y Lij tocó a su puerta. Al verlo, sus ojos se abrieron y lo recibió con un enorme abrazo y un beso. Ambos eran demasiado abiertos y directos (tal vez por eso su relación funciona) Ambos querían hablar:

-Quiero decir....-hablaron casi al mismo tiempo

-Empieza tú- dijo Lij

-Ayer le hablé a Viggo para darle las gracias por habernos presentado y me dijo que...

-Que Franka regresó- completó Lij

-Si, pero, ¿por qué no me contaste sobre ella?- dijo Emma más triste que enojada

-Es que aún no estaba preparado para hablar acerca de ello pero vine dispuesto a que esto funcione así que te voy a contar. ¿Lista?

-Siempre puedo escucharte- dijo ella y tomó suavemente la mano de Elijah.

-Está bien. Bueno, Franka y yo rodábamos una película en Toronto, en poco tiempo, nos enamoramos y nos hicimos novios. Grave error, la chica cambió por completo, era muy celosa, a veces, me asfixiaba, quería despegarme de ella pero siempre tenía un chantaje listo y creeme, no dudaba en usarlo. Lo que empezó como una bonita amistad, terminó en un círculo vicioso infernal. Una relación realmente tormentosa.

-Lo siento- dijo Emma mientras una lágrima rodaba por su mejilla que Elijah secó con un beso en ella.

-No lo sientas, simplemente pasó así, y aprendí de ello... no me volví a equivocar: Llegaste tú.

-Está bien, entonces, ¿qué debo esperar de esta chica?

-Lo que sea. Llamadas, chantajes, tiene poder y no dudará en usarlo- dijo algo alterado.

-No te preocupes, yo sabré enfrentarlo- contestó Emma

-Gracias por hacer esto por mí- dijo Lij aliviado

-¿Por algo que no ha pasado? Además, no lo hago por ti... (Cara de Lij sorprendido) lo hago por los dos- terminó de decir Emma y una sonrisa se dibujó en el rostro de Lij.

Ahora sólo hay que esperar...

        

"NO ESTUVE CON ELLA"

 

En su último día libre, ella esperaba en su departamento a que llegara Lij; habían quedado para ir al cine a ver el último filme de Viggo pero, a punto de que diera la hora convenida, sonó el teléfono:

-¿Si?

-Hola, sabes, te has metido en un problemita... -contestaron al otro lado.

Entonces, Emma lo supo y sólo dijo:

-¿Franka?

-Vaya, ya te contó sobre mí. Qué bueno, también me contó sobre ti. De hecho, te aviso que va a llegar un poco tarde pues estuvo aquí.

-Sí, lo que tú digas- contestó y no pareció sorprendida (por dentro lo estaba) Sólo colgó y esperó.

Alguien tocó la puerta y ella abrió. No recibió el beso que le ofrecían y él se extrañó: -¿qué pasa?

-Llamó diciendo que estuviste con ella.

-Es cierto.

Ella puso cara de decepción por lo que rápidamente Lij dijo:

-No, no estuve con ella. Sólo fui a decirle que eras algo nuevo y maravilloso en mi vida y que no quería que se interpusiera. De hecho, te lo iba a decir en lo que llegábamos al cine.

-¿Debo creerte?

-Sólo tú sabes cuando miento y cuándo no. No puedo ocultarte nada. Así fuera el mejor actor del mundo, tú lo sabrías.

-No estoy segura de ello- contestó ella.

-Pues deberías- y le besó la mejilla porque no pudo besar sus labios. Ella se lo impidió.

-¿Qué pasa?

-Es que no te creo, hoy eres diferente, hueles diferente... juraría que sabes diferente.

-No es cierto.

-¡Claro que sí! Lo siento dentro. No te conoceré mucho pero sí lo suficiente como para saberlo.

Entonces cerró tranquilamente la puerta. Del otro lado, el chico se quedó con los ojos abiertos y pensando: ¿cómo lo hace? Entonces supo que era la persona correcta pero.... ¡¡¡LA HABÍA PERDIDO!!!... tal vez para siempre. Entonces, estaba odiándose a sí mismo.

Ahora él tenía un pequeño problema; ¿cómo lograría que ella lo perdonara?

Lo primero que tenía que hacer era decirle la verdad pero, ¿cómo haría que lo escuchara? -insistiendo- pensó. Y tocó de nuevo la puerta a sus espaldas.

-¡¡¡VETE!!!- gritaron al otro lado.

Y volvió a tocar; una y otra vez. 45 minutos después, ella abrió ligeramente la puerta y dijo: -¿dirás la verdad?

-¡LO JURO!- dijo él apresuradamente.

Entonces, ella también se sentó en el suelo y dijo:- te escucho-

-Sí, estuve con ella. Realmente no se qué o cómo pasó. Fue un GRAVE error y lo admito. Quiero verlo como un GRAN ERROR y quisiera que tú  lo vieras de ese modo-

-¿¡Cómo sólo un error!?

-Me refiero a no darle importancia como si hubiera ocurrido contigo. Entonces, no habría sido un error.

-¿En verdad lo crees?- le dijo al fin.

-No lo creo, ¡LO SE!

Entonces pasaron unos segundos de silencio, ella se levantó mientras una lágrima rodaba por su mejilla (también había una lágrima en la mejilla de él) y cerró la puerta mientras decía:

-Adiós-

Pasaron dos días. Emma había regresado al Mc Donald's donde seguía tomando órdenes. No muy atenta, sólo podía pensar en lo que sus "yos" le decían; la cabeza pensaba en que le había mentido mientras que su corazón le decía que él la amaba.

 

NUNCA DEJES DE SOÑAR I

 

-Hola, me gustaría ordenar una hamburguesa con papas y refresco con dos popotes y... un beso.

Por inercia, ella repitió la orden: -hamburguesa, papas, refresco con dos popotes y un...- Entonces alzó la vista. Una lágrima en cada ojo y una sonrisa en el rostro: -¿qué haces aquí?

-Estoy hambriento

-¿Si? pero no hay besos en el menú.

-Ah... pronto habrá... es el postre....

Y tomó un plumón de la bolsa de su pantalón y en el vidrio que daba a la calle, escribió:

 

Pruebe nuestro nuevo postre:

¡¡¡Beso de perdón!!!

 

Ella sólo sonrió más y él entró arrodillado y gritando:

-¡¡¡DI QUE ME PERDONAS!!!

Ya no aguantaba la risa y ella dijo:

-Será difícil de olvidar, de hecho, nunca lo haré pero, lo puedo intentar... Y se acercó a él, le ayudó a levantarse, lo abrazó y finalmente, lo besó.

Todo parecía una escena de película, sin embargo, Lij no actuaba, lo que sentía era auténtico y no tenía comparación.

Todos en el Mc Donald's aplaudían pues no lo podían creer. Se abrazaron un tiempo y al separarse, Lij le dijo: -Te amo-

Emma quedó pasmada y no supo qué contestar...

-...Gracias, tengo que trabajar- contestó tontamente Emma

Y ella siguió tomando órdenes pero esta vez lo hacía con una gran sonrisa en el rostro. Llegó la hora de salida y fue a su departamento.

Unos días después, las cosas se tranquilizaron. De pronto, se oyó que deslizaron algo debajo de su puerta, además, tocaron. Emma abrió y no había nadie. Sólo encontró un paquete que tenía la forma de un libro... y lo era. Lo abrió y vio el siguiente título: Mexican in United States -- Mexicana en Estados Unidos. Lo hojeó y dio un grito de emoción. Entonces, alguien más gritó con ella: ¡era Lij! quien le dijo: -¡¡¡felicidades!!! Se abrazaron y después entraron al departamento.

-¿A quien tuviste que matar para que lo publicaran?-dijo Emma aún sorprendida

-Digamos que sólo hice que leyeran tu excelente trabajo. El resto, lo hiciste tú.

-¡Te amo!- ahora sí que todos mis sueños se están volviendo realidad.

Emma soltó unas lágrimas de felicidad y le dijo a Lij: -gracias por todo. ¿Sabes? me devolviste las ganas de escribir, de vivir; me hiciste creer de nuevo en mis sueños. No sabes cuanto te lo agradezco...-dijo Emma a lo que él contestó:

-Y tú me devolviste la esperanza de que hay personas que me quieren por quien soy y no por quienes interpreto. Recuerda que ahí estaré cuando dejes de soñar. Y sé que estarás cuando yo deje de creer.

 

"LA LOCURA EMPIEZA A APODERARSE DE MI"

 

Al día siguiente, fue a trabajar; todo pasaba lentamente pero tenía la ilusión de volver a ver a Lij en la noche. Cuando salió del trabajo, pensó en hacer algo especial. En eso estaba y mientras caminaba hacia el departamento, pudo distinguir a lo lejos una luz... provenía de la ventana de su recámara y se asustó... llegó corriendo y hubo una señal que le dijo que no había peligro... un olor a rosas y chocolate... ¿había sido Lij?...

Entró cautelosamente y vio todo lleno de velas de todos colores encendidas... se dirigía a la cocina cuando alguien le tapó los ojos suavemente con una mano y la otra la pasaba por su cintura hasta sentir su ombligo, y le susurró: no tengas miedo... y siguieron caminando hasta la recámara. El olor de rosas y chocolate era más intenso... entonces, él le destapó los ojos y ella no podía creer lo que veía:

¡Toda la recámara estaba cambiada! en la cama, había una sábana que decía: ¡¡¡te amo!!! Y había unas 6 docenas de rosas rojas y más pétalos blancos en la manta, claro que no podían faltar las velas ni la música del sonido de las olas (un CD de relajación) ella quedó pasmada y sólo pudo decir: ¡¡¡te amo!!! Eres increíble.

Entonces, empezaron a darse las frutas cubiertas de chocolate, fue divertido. Realmente, él lo leyó en un guión que nunca interpretó, hoy lo recordó y pensó que podía funcionar. Y así fue. Ella estaba muy emocionada, su corazón estaba latiendo muy fuerte y también el corazón de él estaba a mil.

Se besaban con mayor pasión, entonces, ella recordó que tenía un escrito de pensamientos románticos y lo buscó... Lij se sorprendió porque de pronto, ella se levantó, le dio un beso y gritó: -espérame- Lij siguió esperando y después de unos segundos, ella llegó y le empezó a leer:

La locura empieza a apoderarse de mí...

Tu olor lo provoca, tus besos, tus caricias, tu amor

Tú, todo tú lo provocas...

Y se acercó a darle un gran beso en los labios de Lij. Poco a poco, empezaron a quitarse el suéter, la camisa... toda la ropa... sólo se quedaron en ropa interior (curiosamente, él tenía boxers azules y la ropa de ella era azul también) se abrazaban, Lij no podía parar de besarla, le daba pequeños besos en la espalda, en el cuello, en la mejilla, en la comisura del labio... ella hacía lo mismo, ambos repetían el movimiento del otro, improvisaban, finalmente, hicieron el amor (de hecho, lo estaban haciendo desde hace mucho tiempo, simplemente, lo que hacían con palabras, ahora lo hacían con hechos...) de una forma muy tierna y apasionada a la vez.

ELEN Y…

 

Ambos, estaban un poco cansados pues aparte de jugar un buen rato, ambos habían tenido trabajo así que se quedaron profundamente dormidos pero abrazados. Antes de quedar totalmente dormidos, él dijo: -Sabía que contigo no sería un error-

Pero pareció que ella no lo había escuchado.

Al día siguiente, llegó una carta a la puerta, la deslizaron por debajo. Emma se había despertado antes que Lij. Ella abrió con cautela la puerta, para recoger el diario y para ver si aún estaba la persona que deslizó el sobre, pero ya no había nadie...

Cerró la puerta y recogió el sobre para esto, Lij ya estaba despierto y detrás de ella

-Boooo- gritó Lij

Y Emma dio un grito de horror y le dio un golpe en el brazo a Lij. Él la besó en la frente mientras la abrazaba y le dijo: -no te enojes pequeña-

Entonces, ella le enseñó el sobre y Lij dijo: ¿qué es eso?

-No lo sé, pero no quiero abrirlo...

Ambos se miraron a los ojos y al mismo tiempo dijeron: ¿Franka?

E inmediatamente, miraron el sobre.

-Ábrelo tú- dijo ella

-No, ábrelo tú-

-Por favor, hazlo tú- dijo Emma un poco más seria.

Y Lij tomó el sobre y empezó a abrirlo, poco a poco, vio que era un papel, lo tomó, lo abrió y empezó a leer:

         "Hi girl!!!... y se detuvo, se quedó sorprendido y dijo:

-El resto está en español-

Entonces, Emma se emocionó, le quitó la carta sorpresivamente y empezó a leer en voz baja mientras traducía en voz alta para Lij:

         "Espero que estés bien. Apenas llegó tu carta con esta dirección. Bueno, tengo una larga historia para contar. Por ahora, te digo que ¡¡¡ME CASÉ!!! Y no podrás creer con quien. Debo decirte que ya terminé de estudiar actuación. Apenas he aparecido en algunas películas y obras teatrales pero lo mejor es que mi marido también es actor. Me da mucho gusto que hayas mandado tu escrito aunque no me gustaría verte en un Mc Donald's. Sin embargo, te visitaré en unas semanas, mi esposo va a presentar un proyecto en L. A. Ahora quiere dirigir pero no sabe aún qué o a quien. Sólo es una entrevista. En fin, te deseo toda la suerte del mundo. ATTE: Elen"

Emma gritaba que por fin vería a alguien de su familia, todo miedo se había esfumado...

Elijah entendió de quien se trataba y sólo abrazó a Emma y la felicitó, sin embargo, ambos se preguntaban con quien se había casado Elena.

Después de un rato, ella decidió que buscaría otro trabajo así que renunciaría al Mc Donald's pero que lo haría en unas horas. Lij se metió a bañar mientras ella hacía el desayuno. Lij salió del baño y entró a la recámara. Vio aquella bandeja con pan francés y café caliente y una nota. Se acercó preguntándose qué decía la nota y dónde estaría Emma. Abrió la nota y leyó:

---No fue un error. Te amo---

Y no pudo contener la sonrisa, estaba tan feliz.... esta vez, no dejaría escapar la felicidad.

Empezó a buscar a Emma en el cuarto, no estaba, fue a la cocina, nada, empezó a preocuparse hasta que escuchó el sonido del agua cayendo al piso del baño. Ninguno de los dos quería temer a cada paso que dieran. No querían que nada se interpusiera. Rápidamente, Lij salió del departamento y tomó una flor de una de las macetas que había en el corredor que daba a las escaleras del edificio, corrió al baño y entró cautelosamente...

-Little girl?...-susurró

-¿Que pasó pequeño?- dijo en voz alta Emma

-Nada- dijo Elijah mostrándole la pequeña flor.

-Hermosa- dijo ella y pensó en hacerle una broma a Lij. Se quedó callada un rato y Lij pensó que no le había gustado su regalo entonces dijo:

-Bueno, te dejo solita- con un tono un poco triste

-No, espera, ya casi termino de bañarme, ven, ¿podrías pasarme un jabón? está en aquel gabinete...

Lij buscó el jabón, cuando se acercó para dárselo, sintió un jalón hacia la regadera.....

-¡Aw!- gritó Lij

Emma lo abrazó muy fuerte bajo la regadera. ¡¡¡Estaba todo mojado!!! Y él hizo esa expresión clásica de sus cejas (fruncir el ceño)

Después, sólo pudo reír, ambos reían.... entonces, él la besó y se quedaron unos segundos ahí, disfrutando de esa lluvia artificial.

Después él empezó a abrir la llave del agua fría. Ella empezó a temblar y él la abrazaba aún más fuerte... no querían despegarse. Al final, ella terminó de bañarse y él estaba empapado, ya no tenía otra ropa así que invitó a Emma a su departamento para cambiarse. Se puso un pantalón deportivo de ella, se veía tan gracioso...la playera estaba muy mojada así que Emma fue con un vecino para que le prestara una. En fin, llegaron al departamento de Lij, iban tomados de la mano, estaban entrando, reían por algún chiste tonto hasta que la felicidad desapareció...... ahí estaba ella.

        

EL DEPARTAMENTO DE LIJ

 

-¿Franka? ¿Qué haces aquí?- preguntó de inmediato Lij.

-Esperándote mi vida, dijo irónicamente Franka.

-Veo que me engañas- volvió a decir con una sonrisita malvada.

Emma quería saltar sobre ella y ahogarla pero se contuvo. No diría nada a menos que Franka la provocara.

-¿Y tú que haces aquí?- dirigiéndose a Emma

-¿Qué crees que hago aquí, querida?- soltó sarcásticamente Emma

-Nada bueno, ¡¡¡zorra!!!

-Hey, hey, cuida tu lengua- intervino Lij

-Déjala amor, esa lengua tiene que soltar el veneno de la cobra- contestó Emma y Lij soltó una carcajada.

-¿Qué esperas Franka? ¿Acaso no entiendes que tú ya no tienes nada que hacer aquí?, por cierto, ¿no te dije que me devolvieras mi llave?

-¿Crees que te haya entendido la primera vez que lo dijiste? yo no confiaría en su "inteligencia"- susurró Emma en el oído de Lij a lo que éste respondió con una sonrisa.

-Vamos, no quiero pelear, sólo vete- dijo molestamente él

-Y regresa las llaves- añadió Emma.

Franka no daba crédito a lo que veía y oía. ¿Había perdido a Lij? Esto se preguntaba y así lo dijo mientras avanzaba a la puerta:

-Aún no te he perdido- dijo apuntando con un dedo hacia la cara de Lij

Entonces, Lij contestó: -jamás me tuviste- y Lij azotó la puerta en la cara de Franka. Mientras afuera se escuchaban todas las maldiciones que Franka decía. Antes de irse, Franka gritó en dirección a la puerta: -por cierto, ¡¡¡a ver si te vistes mejor!!!... Dentro, ambos se rieron de lo tonta que Franka era.

Al no dejar las llaves, Lij decidió que cambiaría la cerradura de la puerta pero lo dejó para después, ahora, sólo quería ver a Emma y decirle lo mucho que la quería además de, claro, cambiarse de ropa. Fueron a la habitación de Lij y ella la examinó con detenimiento, veía los premios, algunas fotos y le llamó la atención una foto donde estaban todos sus amigos en la fiesta donde se conocieron y se fijó en un detalle: en la foto ella también aparecía pero distanciada y Lij aparecía viéndola.

Lij abrió el armario para encontrar algo que ponerse. Ella se acercó por la espalda, le dio un fuerte abrazo y le besó el cuello, empezó a quitarle la playera y el torso de Lij quedó desnudo. De nuevo, ella lo abrazó pero esta vez, Lij se había volteado, quedaron cara a cara y se dieron un dulce beso. Ella (ahora más segura) empezó a quitarle los pantalones y curiosamente, quedó totalmente desnudo. Ella se alejó y buscó en el armario la ropa que más le gustó, empezó a ponerle los boxers, él empezaba a sentirse agitado, su corazón palpitaba, ella era traviesa, le besaba el tatuaje que Lij tenía lo cual hacía que la piel de Lij se contrajera y se le pusiera "de gallina", era una sensación extraña pero placentera. Subió los boxers pero no cubrió el tattoo. Empezó a ponerle el pantalón de mezclilla que estaba sobre la cama. El reía un poco por el nerviosismo y por lo que ocurría, regularmente, el empezaba a excitarse cuando le quitaban la ropa y no entendía como ella podía excitarlo haciendo lo contrario... estaba paralizado.

Ella subió el cierre pero no abrochó el botón del pantalón, besó el vientre de Elijah, después su pecho, la barbilla, la comisura del labio y se detuvo, él ansiaba un beso en los labios pero tuvo que esperar, ella volteó por la playera blanca, empezó a colocársela, él la tenía en la cara y ella respiraba en su oído, le dio un beso en los labios a través de la camisa y empezó a tirar de ella hasta que la cara de Lij quedó al descubierto y ella dio el beso que Lij esperaba, directo, pasional y suave al mismo tiempo.

Él quería hacer el amor pero... ¡¡¡ya estaba vestido!!!! Entonces entendió que era una promesa de lo que les esperaba otro día o esa misma noche. Así que lo único que hizo fue abrocharse la camisa azul que tenía encima de la playera e intentó abrocharse el pantalón pero no podía, aún temblaba, ella lo notó y de nuevo, le dio un beso en el tatuaje y cerró el botón. Él dijo: gracias. Te amo. Ella se levantó y se fundieron en un abrazo y en un beso....

 

MEXICANA EN ESTADOS UNIDOS - MEXICAN IN UNITED STATES

 

Salieron del departamento y Lij habló por el celular y le pidió a un amigo que cambiara la cerradura del departamento. Se subieron al auto y Emma iba en silencio ¿habrá entendido mi mensaje? se preguntaba. Lij decidió romper el silencio y los pensamientos de ella y dijo:

¿A donde quieres ir?

-Al fin del mundo, pero contigo-

-A mi también me gustaría- afirmó Lij

-Bueno, ya hablando en serio, ¿podrías acompañarme al Mc Donald's para renunciar y despedirme de mis compañeros?

-Está bien, pero después vamos a la editorial para que te den los detalles de tu libro OK?

-¡Claro!

Y empezaron a escuchar música en la radio. Ella conocía bien los gustos de Lij y se le ocurrió una idea, empezó a buscar una estación, la encontró y subió el volumen...

-Él frenó casi de inmediato, se estacionó y empezó a gritar (en broma)

-¿COUNTRY? QUE HACES, ¿ME QUIERES MATAR? ¡¡¡AHÓRRAME SUFRIMIENTO Y MÁTAME AHORA!!!! ¿QUERÍAS QUE CHOCÁRAMOS?

Ella no paraba de reír y él ahora empezaba a hacerlo pero en venganza, empezó a hacerle cosquillas a la chica y ella empezó a reír aún más... hasta que ella grito: -Elijah, ¡te amoooo!

Él se paró en seco y le dijo: -you're amazing (eres increíble)

Y ella preguntó por qué

-Es que lo más probable era que para que te dejara en paz me gritarías que te dejara pero me has sorprendido, nadie había hecho eso conmigo (sorprenderme) y por eso te amo.

-ella soltó una lágrima y le dio un beso en la mejilla. Entonces, se disponían a ir al Mc Donald's.

Todo sucedió bien, entraron a la tienda y sorpresivamente, en el menú incluyeron eso del postre del beso. Ambos se rieron y él regresó al auto mientras ella hablaba con su jefe. Salió muy rápido, ella subió al coche y partieron hacia la editorial.

Entraron al edificio y tocaron la puerta de una oficina. Ella quedó sorprendida porque vio su libro en la mesa...

-Qué bueno que llega, tenemos una propuesta muy interesante- dijo el editor a Emma

-Si, lo escucho

-Pero siéntense, no hay problema

Y el editor empezó a hacerle la propuesta, le preguntó el número de escritos que tenía y cosas por el estilo, le informó cuando saldría a la venta su libro y todos los detalles. Le dijo que si quería estar fija en esa editorial por cinco años ganando el 60% de las ganancias sus escritos.

Ella estaba tan emocionada que apretaba mucho la mano de Lij, el apretaba dos veces es señal de alegría y aprobación.

-¡¡¡ACEPTO!!!- dijo Emma sin titubear

-Perfecto- dijeron Lij y el editor

-En tres semanas y dependiendo de como se venda el libro, es posible que tengas que firmar algunos ejemplares, ¿de acuerdo?

-Está bien, manténgame al tanto, por favor- y se despidieron.

De vuelta en el auto...

-¿Puedes creerlo? ahora resulta que te voy a hacer segunda en eso de los autógrafos...

-Si, si lo creo, eres maravillosa, te lo mereces- contestó dulcemente Lij

-Lo dices porque me amas

-No, lo digo por que es la verdad y porque te amo.

Y se fueron al departamento de ella. Eran al rededor de las 6pm (18hrs) cuando llegaron al departamento. A Lij se le ocurrió una idea pero no sabía que le parecería a ella. Entraron, estaban exhaustos y decidieron ver una película (¡por fin!) y ella dijo que quería ver LOTR, él se quedó pasmado y le dijo: ¿quieres envejecer aquí? ella entendió que tal vez la película era larga a lo que respondió:

-Al menos estarías conmigo-

Y él sonrió. Y dijo:

-¿Te gustaría vivir conmigo?- en un tono muy bajito

-¿Perdón? no te escuché-

-¡Que si ¿quieres vivir conmigo?!- gritó Lij esta vez, más asustado que decidido

-Claro, respondió bajito ella

-¿Perdón? no te escuché- dijo él esta vez

-¡Que si!- respondió ella gritando.

-Que te parece si vamos allá a ver la película que tú quieras aunque muera en el intento- dijo él soltando una risita.

-Está bien, pero no mueras. Sólo voy a dejar una nota en la entrada a mi hermana ok?

-Claro

La nota decía: Hola Elen, si no estoy en casa, habla a mi celular es: 55 31 40 15 25 ok? cuídate mucho y ¡¡¡suerte!!!

Y la pegó afuera, en el corredor.

Llegaron a la casa de él. (De nuevo, por segunda ocasión en el día) la cerradura estaba cambiada así que tuvieron que ir con el amigo de Lij para que le diera la nueva llave. Regresaron al departamento y se acomodaron en el sillón que había en la sala, frente al televisor. Ella no desistía de ver LOTR así que él le concedió su deseo y puso la película. Ella estaba fascinada pues todo lo que ella había imaginado al leer los libros, tenía vida.

-¡Tú eres Frodo!- exclamó Emma con alegría

-Así es... y ahí está Viggo...- contestó Lij.

Y siguieron viendo las películas, a veces, Lij la paraba porque quería darle un beso o por que tenía sed, o por molestarla y entonces, empezaba una guerra por el control....

Terminaron de ver las dos primeras partes, ya era muuuuuuuy tarde pero ellos no tenían sueño. Cenaron cereal con leche, ella se puso una playera de él y los boxers favoritos de Lij a manera de pijama. Él se quedó en sus boxers azules y sin playera. Y se dirigieron a la recámara. Pasaron al baño y ambos lavaron sus dientes, ella se desmaquilló y lavó su cara...

 

SUEÑA, SUEÑA…

 

Después de hacer todos sus "rituales", llegaron a la recámara. Lij ya estaba bajo las sábanas escuchando un CD tranquilo y ella llegó y se quedó recargada en el marco de la puerta, viéndolo.

-¿Qué haces?- preguntó Lij

-Viendo lo bella que es la vida-

-Ven acá...-contestó Lij

Y ella fue con Lij, también se metió bajo las sábanas y se abrazó a Elijah, estaba recargada en su pecho y él la rodeaba con su brazo.

-No quiero que esto termine- dijo Emma

-Yo tampoco, pero no te pongas a pensar en ello, disfruta el momento- dijo Lij para tranquilizarla y le besó la cabeza.

-Sabes, me siento extraña, el no dormir en casa...-dijo Emma casi susurrando.

-Lo sé, no se siente muy bien, pero no te preocupes, poco a poco te acostumbras... (Lij callado)...... es más, si quieres, otros días podemos dormir en tu casa, ¿te parece?

-Por eso te amo, eres tan comprensivo, eres mi mejor amigo- le dijo ella dulcemente y le dio un breve beso.

Y él empezó a besarla más, ella (obviamente) correspondía con más pasión, era como la receta perfecta: mantenían nivelada la situación; mientras uno agregaba pasión, otro agregaba ternura. El resultado era sorprendente, lograban una compenetración increíble, eran almas gemelas, en su mente, en su corazón (y que decir sexualmente...)

Como se habrán imaginado, hicieron el amor, parece que la promesa se cumplió... se quedaron profundamente dormidos. Él se aferraba a ella como si fuera el último día que la vería. Parecía tener miedo de algo. De pronto, empezó a murmurar: no Franka, no lo hagas...

Ella trató de despertarlo y después de algunos intentos, lo logró

-¿Qué pasa cielo?- preguntó ella

-¿Que?, nada, sólo estaba soñando.... (Muy agitado y con algunas lágrimas). Sólo se aferró más a ella. La abrazó, como asegurándose de que estaba allí.

-¿Que soñaste?-insistió ella

-....Soñé que Franka intentaba matarte

-Mi vida, no te preocupes, mientras estemos juntos ella no podrá dañarnos, ella no es más que una psicópata. Perro que ladra, no muerde, y ¡vaya que ladra! Pero no tienes de qué preocuparte, Dios, estás sudando... don't worry (no te preocupes)... te amo...- contestó ella como explicándole a un niño pequeño que todo estaba bien y le dio un beso en la frente.

-Ven, duerme- Le dijo mientras dejaba que él se apoyara en su pecho y empezó a cantarle una canción:

         "sueña, sueña mientras yo te arrullaré

         Con el hechizo de esta canción, que para ti forje

         Duerme, duerme tranquilo mi dulce bien

         Y contemplándote con pasión

         La noche pasa bien......"

Y ambos se quedaron dormidos.          

 

ELLA PLANEA ALGO, NO SE RENDIRÁ

 

Era un viernes magnífico: soleado pero no muy caluroso. Los niños caminaban con sus padres por el parque a unas cuadras del departamento de Lij.

Emma & Elijah aún no se despertaban, aún estaban abrazados... así era hasta que los rayos de Sol tocaban sus caras a través de la ventana. Ambos se despertaron.

-Buenos días Emma

-Buenos días Lij- se dijeron y se dieron un breve beso.

-Cuéntame, ¿qué es lo primero que haces al levantarte?- Preguntó Lij a Emma

-Pues.... (Se levantó y se puso sus zapatos lo más rápido que pudo) ¡¡¡Voy al baño!!!- y cuando estaba en el pasillo, gritó: -¡¡¡y me lavo los dientes!!!

Lij sonreía, aún acostado en su cama al escuchar el último comentario de Emma.

Ella regresó con aliento a menta. Se acercó a él y esta vez le dio un laaaargo beso y le dijo al oído: -buenos días-

Se levantó, se recogió el pelo con una liga y le dijo: y tú, ¿qué es lo primero que haces al levantarte?

-Pensar en ti.

-Gracias- contestó ella con una sonrisa  mientras lo miraba por el espejo.

Ella se cambió de ropa, se puso unos pants y una sudadera y le dijo a Lij:

-¿quieres correr un rato?

-Bueno. Espérame.

-Está bien, voy por jugo de naranja

Él se cambió de ropa, igual se puso unos pants y tenis y se encontró con ella en la puerta del departamento.

-¿Lista?- le preguntó

-Si- y fue por un par de vasos para el jugo de naranja. Lo tomaron de un trago y salieron a correr durante 25 minutos, al llegar, se bañaron (juntos, por lo que tardaron un poco más) Y se preguntaron qué harían en un sábado tan lindo como este. Ya eran la 1pm (13hrs). Decidieron invitar a Viggo, Dom, Orlando, Sean, Liv y Billy a comer. Hablaron por teléfono y quedaron de verse en un restaurante no muy fino pero tampoco tan informal como el Mc Donald's.

A las 3pm (15hrs) llegaron al restaurante. Poco a poco, llegaron todos. Elijah presentó a Emma con Liv. Todos estaban platicando acerca de sus proyectos y se admiraban de que Emma no haya visto Lord Of The Rings hasta hace un día. Y entendían por qué Lij la quería tanto: ella no se interesó en él por ser actor, le interesó como persona.

-¿Cuándo sale a la venta tu libro?- preguntó Liv

-Pues no estoy muy segura pero creo que en dos o tres días. ¿Cierto, amor? (dirigiéndose obviamente a Lij)- respondió ella

-Si, cielo. Creo que en tres días- contestó Lij

Todos tenían una miradita de ¡qué tiernos...! y empezaron a conocerse mejor. Tanto Lij como Emma extrañaban a Viggo y era con él con quien platicaban más

-Odio tener que decirles esto pero, tengan mucho cuidado- dijo Viggo sorprendiendo a todos.

-¿Por Franka?- respondieron inmediata y tranquilamente Lij y Emma.

Todos se quedaron sorprendidos e interesados por la respuesta; querían saber más al respecto...

-¿Qué con ella?- dijo Dom por fin

-Lo que ocurre es... que ella no nos deja en paz.- Dijo Lij

-Es que no piensa lo suficiente como para entender el significado de la palabra "NO".

-Pero, tengo entendido que hay que tener mucho cuidado porque la tipa no se rinde, ¿Cierto?- dijo Sean

-Así es- respondió Emma

Todos se preguntaban por qué ella había respondido. Al ver su cara, ella empezó a decir:

-El otro día estaba esperando a Lij y ella llamó a mi teléfono (¿cómo lo consiguió? se preguntaban todos) diciendo muchas cosas que me confundieron... esa fue la primera vez que trató de separarnos (qué, ¿fue más de una? rondaba por la cabeza de todos) lo bueno fue que mi ángel Viggo (y le sonrió) ya me había avisado que tuviera cuidado y como verán no logró separarnos. La segunda vez, apareció en casa de Lij. Y no conforme con ello, no quería devolver las llaves del departamento. En fin, el punto es que se tuvo que cambiar la cerradura y bueno, aquí estamos- terminó de contar, le tomó la mano a Lij y las levantó como cuando un luchador vence a otro.

Pasaron una tarde genial. Al final, cada quien se fue a su casa.

-Me dio mucho gusto verte de nuevo Lij y mucho gusto en conocerte Emma, dijo cariñosamente Liv

-Gracias- contestaron ambos

-Espero verlos pronto- dijo Viggo y les dio un abrazo a ambos y a ella le dijo al oído en español: -ten cuidado, ella planea algo, lo sé. No se rendirá-

Lij vio que hablaban pero no dijo nada.

-Lo tendré en cuenta- contestó muy bajito en el oído de Viggo.

Finalmente, después de despedir a todos, Lij y Emma entraron al auto.

-¿Qué te dijo Viggo?- preguntó Lij mientras encendía el auto y trataba de salir del lugar

-¿Cuándo?- trató de esquivar la pregunta pues no quería preocupar a Lij pues recordó lo que pasó con sólo un sueño...

-Ya, no te hagas la chistosa... cuando te habló en español- dijo Lij algo molesto

-Ahh, sólo me dijo que nos quería mucho y que nos deseaba lo mejor- dijo ella finalmente.

-Que bien. Cuando lo vea, le daré las gracias- dijo él.

Llegaron a la casa de ella y empezaron a empacar ciertas cosas; ropa, alimentos, cosas que faltaban en la casa de él... sus cepillos, algunos escritos y no podía faltar un cuaderno, un lápiz y un bolígrafo. Todo estaba en orden. Ya se iban a la casa de Lij cuando....

ELEN Y… DAN

El timbre sonó.

Ella dio un salto y él la abrazó y le dijo: -tranquila, es sólo un timbre, ¿si?; se burló de ella.

-Yo abro- dijo ella un poco más calmada

Primero se asomó por el ojo de la puerta y dio un grito....

¡De emoción! Era su hermana. Elen había llegado de Londres y Emma por fin conocería a su esposo y Lij conocería a la famosa Elen.

Ella abrió la puerta y le dio un gran abrazo a Elen. Ambas gritaron pues tenía como 4 años de no verse. Ya un poco calmadas, todos entraron al departamento y ellas presentaron a sus parejas:

-Elen, te presento a mi novio,

-Elijah Wood- contestó Lij anticipándose y dándole la mano.

-Si, te conozco. Te vi hace tiempo en Lord Of The Rings. ¡No lo puedo creer! y tampoco puedo creer que te hayas enamorado de la antisocial #1

-Así es...- dijo Lij sonriendo, abrazando y dándole un beso en la mejilla de Emma -bueno y... ¿quien es él?- preguntó Lij   

-Es mi esposo- Dijo Elen orgullosa

-¿Y te llamas?- dijo Emma

-Daniel Radcliffe- respondió amablemente y con un magnífico acento inglés.

-Mucho gusto- dijeron Lij y Emma

-Oye, tú eras Harry Potter- dijo Lij

-Así es, hace un tiempo que salió la 7a película. ¿La vieron?-

-Sí- respondió Lij

Emma se mantuvo callada. Hasta que dijo: -siéntense, ¿les traigo agua o algo?

-Agua, por favor- contestó Daniel

-Yo también cielo, por favor- dijo Lij

Y ambas se fueron a la cocina y Emma abrió el refrigerador en busca de agua embotellada.

-¿Por qué no me dijiste que estabas con Frodo?- dijo susurrando Elen, la hermana menor de Emma

-Por que no sabía quien era... sólo que se llamaba Elijah- dijo sinceramente pero también susurrando Emma

-¡¿Cómo es posible?!- dijo casi enfadada Elen

-Y qué vergüenza que no conozcas a mi marido- reprochó de nuevo Elen

-Lo siento- dijo Emma algo sorprendida.

Salían de la cocina y se quedaron viendo que sus parejas se llevaban muy bien. Y ¡cómo no!, ambos eran actores, ambos querían hacer otros proyectos, ambos querían dirigir y ambos estaban obsesionados con la música.... había muchas similitudes.

Ellas llegaron a la sala, entregaron los vasos de agua y platicaron un buen rato.

Elen no podía apartar la mirada del par de cajas que estaban cerca de la puerta, no aguantó la curiosidad y al fin dijo:

-¿Te mudas?-

Hubo dos segundos de silencio y Emma dijo: -más o menos...-

Tanto Elen como Daniel se quedaron con cara de what? Así que Lij comenzó a explicar: -Lo que ocurre es que yo le pedí que viviera conmigo pero es posible que algunas veces, pasemos la noche aquí. Por eso, no nos llevaremos todas sus cosas-

-Ohhhhhh- dijeron Daniel y Elen al mismo tiempo

-Por cierto, ¿ya saben donde se van a quedar? si quieren, pueden quedarse aquí- dijo cariñosamente Emma

-Cómo crees, tenemos el hospedaje en el presupuesto- contestó respetuosamente Daniel (ya saben como son los ingleses)

-Bueno, pues ya se ahorrarían ese dinero, no es muy grande pero este departamento tiene todos los servicios. ¿Dónde están sus cosas?- dijo Lij

-Aún en el auto- tuvo que admitir Elen.

-¿Ven?, qué mejor oportunidad. Quédense, sólo hay que arreglar ciertas cosas (y por la cabeza de Lij y Emma pasó el recuerdo de la manta y las rosas que aún estaban en la recámara y curiosamente, ambos sonrieron al recordar esa noche)- terminó de decir Lij.

Y fueron al coche por las cosas, mientras, Emma limpió la recámara para que se acomodaran. Para cuando Lij, Elen y Daniel subieron las cosas, todo estaba arreglado, el baño limpio y la cocina arreglada pues ellos también habían ido a una tienda para comprar algunas cosas que faltaban (jabón, pasta de dientes...) ya era de noche y todos tenían hambre. Pidieron una pizza y cenaron en el departamento. Las hermanas hablaban de todo lo que habían hecho en ese tiempo mientras que Daniel y Lij hablaban de lo que mejor podían: ¡¡¡Música!!!

Ya era cerca de media noche y Lij tenía algo de sueño.

-¿Ya nos vamos, cielo?

-Sí, supongo que están cansados del viaje, ¿cierto?

-Algo- dijo un Daniel más familiar

Bueno, ya nos vamos, disfruten y no duden en llamarnos aquí está una lista de los números de emergencia, mi celular y el número de la casa de Lij.

-Ya, tranquila- dijo Elen mientras se despedían todos

-Mañana hay que salir juntos- propuso Lij

-Está bien- Dijeron los demás

        

YOU'RE THE ONE I NEED [ERES LO ÚNICO QUE NECESITO]

 

Emma y Lij salieron del departamento con las cajas y se dirigían al coche.

-Vaya, esta familia es de puros artistas: actores, escritores, directores, músicos... ¿no es genial?- dijo Elijah

-Vaya, no lo había pensado así- contestó dulcemente Emma

Llegaron a la casa de Lij en medio de una noche despejada y con luna llena. Al llegar, ella acomodó sus cosas. Estaba muy tranquila, ya ni se acordaba de lo que Viggo le había advertido.

Llevaron las cajas hasta el departamento y Emma empezó a acomodar sus cosas (no sin antes preguntarle a Lij dónde las podía poner) llevó algunos de sus discos favoritos, algo de ropa etc. Lij empezó a acomodar ciertas cosas en la recámara mientras ella recogía la sala y acomodaba sus discos pues no había lugar (vivir con Lij tiene también sus contras) de hecho, muchos estaban amontonados así que ella decidió poner un disco de Shakira (Laundry service) mientras ponía orden al desorden de Lij.

No fue tan difícil porque de una u otra forma, los discos de Lij estaban ordenados (era una especie de desorden ordenado)

Ella cantaba... no era muy buena pero tampoco era pésima. Llegó a la canción "The One". Mientras empezaba, ella se dirigió a la recámara, Lij estaba de espaldas y ella le tapó los ojos con una mano, se pegó al cuerpo de él y le empezó a cantar al oído:

"So I find a reason to shave my legs each single morning

So I find count on someone Friday nights to take me dancing and then

To church on Sundays....

YOU'RE THE ONE I NEED

THE WAY BACK HOME IS ALWAYS LONG

BUT IF YOU'RE CLOSE TO ME I'M HOLDING ON

YOU'RE THE ONE I NEED

MY REAL LIFE, HAS JUST BEGUN

COS THERE'S NOTHING LIKE YOUR SMILE MADE OF SUN...."

( Encontré una razón para afeitar mis piernas cada mañana

Encontré alguien con quien contar los viernes por la noche para ir a bailar e ir a la iglesia en domingo...

ERES EL ÚNICO QUE NECESITO

EL CAMINO A CASA ES LARGO PERO SI ESTÁS CERCA DE MI LO RESISTIRÉ

ERES EL ÚNICO QUE NECESITO

MI VIDA REAL ACABA DE EMPEZAR

PORQUE NO HAY NADA COMO TU SONRISA HECHA POR EL SOL) 

Él estaba muy feliz porque se sentía muy importante en la vida de Emma pues lo que decía la canción le llegó al corazón. Soltó una lágrima de felicidad que Emma secó. Le quitó la mano de sus ojos y se abrazó a él mientras se mecían como bailando un vals. Ella seguía cantando la canción y sólo paraba para besar a su amado. Al terminar la canción ambos dijeron: ¡¡¡te amo!!!

Ella tomó de la mano a Lij, lo llevó a la sala, ella quitó el CD y le mostró su trabajo de organización de discos y él dijo:

-¿Sabes cuanto me costó desordenar mis discos?

Ella se sonrojó un poco porque creyó que él se había molestado...

-Seguramente más tiempo del que te llevó arreglarlos pero fue más fácil de lo que fue para ti ordenarlos- dijo Lij enredadamente

Una sonrisa iluminó el rostro de ella y le dio un beso en la frente. De nuevo, se lavaron los dientes, se pusieron sus respectivas pijamas (el bóxer, la playerita...) y se fueron a dormir. Él encendió la TV y vieron que había una noticia de Franka pero él cambió el canal y ella dijo:

-¿Qué película me recomiendas?

-Pues, tengo varias así que por que no te tapas los ojos y eliges una.

-Está bien, pero no confíes mucho en mi intuición.

Ella se dirigió a la gaveta donde estaban las películas, se tapó los ojos y escogió una: era All I Want, curioso por que Lij por lo regular, tiene una copia de sus películas pero las guarda porque no le gusta mucho verse a sí mismo (no lo sé realmente, lo estoy inventando) cuando tomó la película se empezó a reír, volteó hacia Lij que estaba en la cama y le enseñó la película y él sonrió pícaramente y dijo:

-Ahora sé por qué no debo confiar en tu intuición...

Él se levantó y puso la película. Ambos se acostaron y vieron la película. A medida que ella la veía se quedaba más asombrada.... el se extrañó, puso pausa a la película y le preguntó:

-¿Qué pasa? ¿Quito la película? ¿No te está gustando?

-No no es nada de eso... es que no lo vas a creer

-¿Que no voy a creer?- preguntó Lij algo angustiado...

-Es que cuando vivía en México, hice un escrito en una máquina mecánica y lo que escribía lo hacía en forma de cartas; no eran para mi padre, de hecho, no tenían un destinatario pero recuerdo lo que sentía. El imaginarme que todo lo que escribía era verdad, en verdad es muy parecido a la película... tú estás actuando pero créeme, así es como se siente, imaginar que te suceden cosas increíbles aunque sólo hagas eso: imaginar... a veces te pone triste el que todo lo que sueñas no ocurra pero tú has cambiado eso...- y le dio un beso en la mejilla. Que él correspondió con otro beso.

 

UNA LOCA "FAN" LLAMADA FRANKA

 

Mientras, en el departamento de Emma, estaban Daniel y Elen, veían el departamento y Elen criticaba mucho las cosas de su hermana, sobretodo sus libros. En cambio, Daniel era amable y aunque no le gustaba del todo el departamento, trataba de halagar lo que le agradaba, por ejemplo, algunos libros. En realidad, tanto Daniel como Elen eran muy diferentes pero hacían un complemento perfecto. Se abrazaban, jugaban y ya empezaban a sentirse "como en casa" pues estaban dándose un laaaaaargo beso cuando...

Sonó el teléfono.

-Ha de ser Emma para verificar que todo esté bien- dijo Elen a Daniel

-Bueno, contesta- Dijo Daniel en tono de burla.

Elen contestó el teléfono y no reconoció la voz, de hecho, no tuvo tiempo de asimilar todas las cosas que le dijeron:

-Mira niña, no te quedarás con Lij y te arrepentirás hasta de haber nacido. Nunca debiste aparecer en el mapa y si no te apartas, yo misma me encargaré de borrarte de él- dijeron al otro lado de la bocina y colgaron.

-¿Qué ocurre, amor?- preguntó Daniel al ver la cara de sorpresa total de Elen

-Realmente no lo sé, pero de algo estoy segura: esa llamada era para Emma y era de alguien que quiere a Elijah-

-¿Cómo lo sabes?- dijo Daniel y la abrazó para tranquilizarla.

-Por que ella mencionó a Elijah, le dijo Lij. Sé que es él porque hoy escuché a Emma decirle Lij a su novio- dijo Elen angustiada y con la voz entrecortada

-Bueno, ¿no pudo ser alguna fan que se enteró de su relación y está enojada?- dijo Daniel tratando de encontrar una explicación lógica para él y para Elen.

-Puede ser, pero... ¿amenaza de muerte? se lo comentaré a Emma- Elen empezó a susurrar.

-Amor, tengo mucho miedo, ¿en qué te metiste ahora Emma?- Le preguntaba a Dan (de Daniel) mientras se soltaba a llorar y él la abrazaba y le pasaba la mano tibia por la espalda para tranquilizarla.

Ella se tranquilizó un poco. Se preparaba para dormir mientras su esposo le preparaba un té. Elen ya estaba en cama. Dan le llevó el té y también se acostó. A su lado. Elen se recargó en el hombro de Dan y él le dio un beso en la cabeza y le dijo:

-Sólo coméntaselo, no la alarmes. Todo saldrá bien- le dijo al oído Daniel.

-Lo haré. Te amo- contestó ella y se durmieron después abrazados.

Al día siguiente...

Sonó de nuevo el teléfono

-Hello?- la voz de Dan algo dormida pero sin perder su hermoso acento

-Hola!!! ¿Ya listos? vamos para allá- Dijo una Emma muy contenta

-¿Qué?- dijo Dan

-Ohhh, ya recuerdo, claro, pero nos esperarán un poco, ¿cierto?- dijo Dan por último

-¡¡¡Perfecto!!!- Dijo Emma

En una hora llegaron Lij y Emma al departamento. Ellos ya casi estaban listos así que no tardaron tanto en salir del departamento.

-¿Qué vamos a desayunar?- preguntó Dan cada vez más familiar, más suelto en su conversación.

-Ustedes son los extranjeros, ¿qué se les antoja?- Dijo amablemente Lij por el espejo retrovisor del auto a Elen y a Dan

-Pues... comida mexicana- contestaron Dan y Elen al mismo tiempo

-Perfecto. ¡¡¡Conozco un lugar genial!!!- Dijo Emma y le guiñó el ojo a Lij. Éste entendió perfecto y cambió de rumbo.

Llegaron a un lugar totalmente mexicano. Parecía una pequeña pero clásica cocina poblana y Elen (quien ya extrañaba México después de no querer nada de su país) quedó sorprendida y Dan lo estaba también.

-Emma, ¿dónde está el baño?- preguntó Elen

-Por allá...

-Acompáñame, ¿no?- dijo insistentemente Elen

-Está bien- dijo Emma al descubrir el tono de su hermana y empezó a sentir algo extraño en el pecho.

Llegaron al baño del lugar y Elen empezó a sollozar y le preguntó a Emma:

-¿Tú o Elijah tienen enemigos?-

-¿Por qué preguntas?- contestó Emma nerviosamente al acordarse de Franka.

-Porque ayer recibí una llamada en tu departamento donde me dijeron que dejara en paz a Lij y que si no lo hacía, me "borraría del mapa" y como yo no estoy con Lij y no es mi departamento, creo que esa llamada era para ti...-

Emma decidió no decir nada acerca de Franka y sólo dijo

-Seguramente fue un loca fan, tranquilízate. Eso pasa todo el tiempo en este negocio, tú debes saberlo mejor que nadie...- respondió Emma tan segura, que seguro le darían un premio por su actuación. Y finalmente, secó las pequeñas lágrimas de su hermana y le dio un abrazo.

-Por favor, no le digas nada a Lij. Le molesta que sus fans me molesten así que, shhh ok?- dijo Emma.

-Está bien, pero promete que le dirás después- dijo Elen con una mirada de advertencia

-Sí- contestó Emma sencillamente sin mirarla a la cara.

Regresaron a la mesa. Los chicos empezaban a estar en confianza y empezaban a bromear acerca de por qué tardaban tanto sus chicas en el baño.

-¿Que les pasó?- dijo Dan más calmado pues se había reído del último chiste de Lij

-Nada, sólo que platicábamos sobre cosas de mujeres...- dijo Emma con un aire de misterio.

Pero Dan no le creyó, sin embargo, no dijo nada pues Elen le hizo una seña. Entonces, él entendió que su esposa y su cuñada estaban hablando acerca de la llamada de teléfono y que todo estaba bien. Entonces, no vio sentido en comentar algo.

Durante su desayuno (y a pesar de estar en el rincón más escondido del lugar) llegaron algunas fans y les pidieron algunos autógrafos a Dan y a Lij, sorpresivamente, a Elen le pidieron uno. ¡Era el segundo autógrafo que le pedían! Ella estaba emocionada. Su sueño de niña era ahora toda una realidad.

Después, se fueron al cine, vieron una película de Disney. Todo era perfecto. Sin embargo, Emma cargaba con la angustia de no saber cuál sería el siguiente movimiento de Franka.

Al final del día, Dan invitó a cenar a Lij y a Emma al departamento. ¡Él cocinaría! (Estas chicas en verdad deben ser muy buenas porque se ganaron unos chicos de 10) En fin, llegaron al departamento y cenaron un cóctel de frutas hecho por Dan. Era sencillo pero ¡¡¡delicioso!!!

-Otro día haré una comida completa, all right?

-Tú ya quedaste- Dijo Emma tratando de ocultar su angustia

Terminaron de cenar y las parejas se despidieron.

Lij conocía a Emma y lo sabía. Había algo que le angustiaba y no quería decir.

En el auto...

-¿Qué es lo que te pasa?- se decidió Lij al fin -todo el día has estado así; distante. No te siento a mi lado-

-No... Nada- dijo vagamente Emma

-Ves... no estás a mi lado- empezaba a molestarse Lij -¿dije o hice algo que te molestara?

-No, no, no, tú no tienes nada que ver, es que mi hermana tuvo un problema que me dejó impactada, pero fue hace un tiempo- se apresuró a decir Emma.

-Eso me deja más tranquilo... pero... ¿ya resolvió el asunto?, ¿hay algo en que pueda ayudar?- ahora fue él quien se apresuró.

-Sí, ya está todo arreglado. No te preocupes. Disculpa que no te diga de qué se trata pero me dijo que no le dijera a nadie-

-Está bien. No te preocupes-

-Gracias- Dijo ella y le dio un beso en los labios a Lij

En el departamento....

-Elen, amor... ven- dijo dulcemente Dan

-Si, amor, ya voy-

Elen se dirigía hacia la recámara donde ya sabía qué le esperaba... pero sonó el teléfono. Ella aún seguía asustada pero fue a contestar, de hecho, hasta la segunda llamada porque no dejaron recado en la máquina.

-¿Si?- contestó más segura

-¡Vaya! Creo que me equivoqué la otra vez... Creí que eras la zorra de tu hermana. Lo siento... pero bueno. Sólo te advierto que no digas una sola palabra a la policía porque tú y tu querido Daniel podrían salir lastimados... ya te dije, dile que se aleje, por cierto colega, soy Franka- dijo fríamente aquella voz femenina que Elen ahora reconocía

-¡Déjalos, ellos se aman! -gritó Elen temblando a la bocina y colgó.

Después, desconectó el teléfono y se fue a la recámara con Dan. Elen llegó al dormitorio en lágrimas y Dan se asustó, saltó de la cama y la abrazó fuertemente. La tranquilizó y le dijo que le contara después. Le empezó a besar la frente y los labios. Ella se iba olvidando de la llamada de Franka. Dan era experto en hacerle olvidar sus problemas... Se besaban apasionadamente y la temperatura empezaba a subir... al final, se entregaron una vez más, como la primera vez en Londres.

        

KIDNAPPING [SECUESTRO]

 

Al día siguiente...

Elen despertó más tranquila pero sin dejar de pensar en la mentira de Emma. Así que decidió hablar por teléfono con su hermana para citarla en algún lugar y platicar. Emma quedó de pasar por Elen a las 12:00 pm e ir a comer a algún restaurante cerca de ahí. Llegaron al lugar y pidieron algo del menú, trajeron la comida y Elen decidió hablar:

-¿Por qué no me dijiste que la "fan" era Franka Potente?

-Porque no tiene importancia...-contestó nerviosamente Emma

-¿No tiene importancia? ¡Era una amenaza de muerte! Si querías no ponernos en riesgo, mejor nos hubieras dicho que estaba pasando...- contestó Elen exaltada.

-Realmente lo lamento- dijo Emma muy apenada -Por favor, no le digas a Lij. Por lo que más quieras, no se lo digas, últimamente ha estado muy alterado y no creo que ella se atreva a hacerles daño, al menos no físicamente- dijo Emma finalmente.

-Está bien, pero promete que se lo dirás pronto porque yo no creo aguantar esta angustia y ya sabes que si me preguntan, no podré decir mentiras... realmente no quiero que me orilles a decírselo, es mejor que tú se lo digas.- Dijo Elen tratando de convencer a su hermana de que lo mejor es decir la verdad.

-Lo haré, pero a su tiempo- respondió Emma para tratar de calmar a su hermana.

Salieron del restaurante y se dirigieron al departamento de Emma ya que allí verían a los chicos para ir a jugar basketball. Llegaron al departamento y sonó el teléfono. (Ring.....ring....) Inmediatamente, Emma y Elena se vieron algo nerviosas y por poco Lij contesta el teléfono, finalmente, Elen lo distrajo y Emma pudo contestar:

-Hello?-

-Hola zorrita, espero que disfrutes tus últimos minutos... no sabes lo que te espera...- dijo Franka y colgó

-¿Quién era, cielo?- dijo cariñosamente Lij

-Número equivocado, amor- contestó Emma también cariñosamente pero Elen no le creyó así que le hizo una mirada de "te lo dije".

Las dos parejas se prepararon para ir a jugar a un campo cercano, tardaron 20 minutos en lo que llegaron y e hicieron un calentamiento. Ya estaban listos para jugar, cada quien con su pareja aunque Dan y Elen sabían de antemano que perderían y no porque tuvieran unos excelentes contrincantes sino porque sabían que ellos eran pésimos en los deportes. Comenzaron a jugar...

Sólo jugaban en media cancha, así que Elen sacó, intentó darle el balón a Dan pero Emma lo interceptó e inmediatamente le pasó el balón a Lij quien anotó una canasta de 2 puntos. Emma y Lij chocaron sus palmas, sus dedos se entrelazaron y se dieron un breve beso. Era el turno de Emma para sacar... un buen pase... Lij hizo una excelente atrapada, trató de anotar pero Dan (que era más alto que Lij) tapó el tiro y lanzó el balón a Elen; ésta lanzó un tiro hacia la canasta y el balón giró, giró, giró, hasta que al fin, se metió. Dan dio un grito de emoción y corrió a abrazar a Elen quien aún estaba sorprendida de que el balón entrara. Estaban empatados y empapados, empezaban a sudar pero se divertían mucho... Elen sacó desde una esquina y sin querer, le lanzó el balón a su hermana...

-Hey, buen pase- se burló Dan de su chica

-Gracias- dijeron Lij y Emma

Entonces, Emma tiró desde abajo de la canasta, hizo un gancho... ¡2 puntos! Elen hizo una mueca de decepción mientras la pareja volvía a chocar sus palmas y celebrar... realmente no eran tan malos, siguieron jugando y Lij y Emma iban ganando...

-Tiempo- pidió Dan

-Sí, realmente hay que descansar un poco, además, tengo sed- dijo Lij tosiendo (efectos de su maldito vicio)

-Está bien, descansen, yo voy a una tienda por algo de tomar, ¿alguien viene?- dijo Emma

-No, te esperamos- contestaron todos

Ella se dirigió hacia la tienda más cercana que estaba a 3 cuadras del parque, realmente estaba cerca de casa y realmente tenía que ir al baño... (Creo que tiene problemas para controlar su vejiga) así que decidió ir a casa, después iría por las bebidas y regresaría al parque. Llegó a casa y fue al baño.

Mientras tanto en el parque, Elen empezaba a lucir preocupada...

-¿Qué pasa, cielo?- Dijo Dan amablemente a Elen

-Si, ¿qué tienes? Pareces preocupada- apoyó Lij

-Nada, es que... ya tengo sed... no... No me pasa nada- contestó nerviosa Elen

Pasaron 20 minutos y Emma no llegaba. La voz de Franka rondaba por la cabeza de Elen, pasaron otros 10 minutos y Elen no aguantó más: Se levantó de la banca y estalló en llanto

-¿Qué pasa?- dijo Dan abrazándola.

-Es que... ella... ha-habló y dijo que... que... que la mataría, que nos mataría a todos... -dijo sollozando Elen.

-¿Quien? ¿Franka?- dijo Lij alarmado.

Elen estaba aferrada al cuerpo de Dan y Lij sólo pudo ver que la cabeza de Elen afirmaba, llorando en el pecho de Dan. Elijah salió corriendo hacia la tienda, más asustado que enojado. Emma no estaba ahí, entonces, empezó a preocuparse más. Se sentó en la acera y empezó a llorar...

-¿Dónde puede estar?- pensó en voz alta.

-Su departamento....- Y se dirigió inmediatamente hacia él. Llegó corriendo y tocó la puerta bastante angustiado.

(Toc, toc, toc...)

-¿Emma?, ¿estás ahí?, ¿amor?- dijo con algunas lágrimas y gritando.

Emma se dirigió a la puerta y abrió, ella creyó que algo le había pasado a él o a su hermana o a su cuñado.

-¿Qué pasa? ¿Estás bien, amor? ¿Les hizo algo? ¿Mi hermana, Dan, están bien?-

Dijo Emma mientras tomaba en sus manos la cara de Lij y secaba las lágrimas con sus pulgares.

Lij se alejó, tomó las manos de Emma, las quitó de su cara, las sostuvo a la altura de su pecho y le dijo algo molesto:

-¿Les hizo algo?... ¿Quieres decir que sabías lo de la llamada de Franka?-

Emma bajó la cara y con tono avergonzado dijo:- Sí-

Entonces, Lij se alejó por completo, soltó las manos de Emma y dijo:

-¿Por qué?... No lo entiendo, creí que confiabas en mí- Abrió la puerta y se marchó.

Ahora, era ella quien lloraba sentada, recargada en aquella puerta en la cual alguna vez Lij estuvo llorando por que Emma no lo quería escuchar. Ahora, ella quería que Lij la escuchara pero él se había ido, tal vez a su casa, tal vez, sólo a vagar y fumar un cigarrillo.

Emma estaba hecha un mar de lágrimas, se lamentaba una y otra vez el no haberle dicho nada a Elijah. Estaba llorando cerca de la puerta cuando Dan y Elen llegaron. Elen estaba más calmada porque encontró a Lij pero preocupada porque se iba, y se iba llorando. Se iba... pero sin Emma.

-Lo siento, lo siento- sólo repetía Elen al entender lo que ocurría.

-¿Lo sientes?, ¡Te dije que no le dijeras nada!!! ¿Ves lo que ha pasado?- gritó Emma para liberar su coraje contra sí misma; desquitándose así, con su hermana.

-Oye, creo que Elen sólo tiene parte de la culpa, ella te dijo que debías decirle a Elijah- dijo Dan un poco alterado para defender a Elen.

-¿Qué voy a hacer?, lo único bueno en mi vida es él...- dijo Emma llorando.

-Eso debiste pensar antes de mentirle...- dijo finalmente Elen y se fue a la calle. Dan quiso ir con ella pero se lo impidió; le dijo al oído que quería estar sola un momento y que trataría de buscar a Lij para que hablaran. Entonces, se retiró. Emma seguía llorando mientras Dan trataba de llevar a Emma al sofá.

Pasaron los minutos, pasó una hora y ni Lij ni Elen aparecía... Tanto Dan como Emma se preocupaban... antes de alarmarse, pensaron bien, decidieron hablar a sus celulares y también a la casa de Lij. Ninguno contestó. Ahora se empezaban a alterar sus nervios...

-¿Qué pasa?, ¿Dónde están?- preguntó ingenuamente Emma a Dan. Pero sus pensamientos siempre iban más rápido sólo que no quería detenerse y reflexionar.

-Sabes que los tiene, ¿verdad?- Dijo tristemente Daniel

Inmediatamente, Emma se tapó los oídos, no quería pensar, no quería oír, sólo quería ver a Elen y a Lij a salvo; empezó a llorar de nuevo, entonces, el teléfono sonó (ring... ring...) Se secó las lágrimas e intentó contestar el teléfono de lo más normal...

-¿Si?

-No actúes conmigo, puedes llorar, pero no muy alto por que de por sí oír tu voz es molesto... bueno, sólo te digo que maté dos pájaros de un tiro....

[AMOOOOR, EN CASA.... BUSCAAA] (se oyó el grito de Lij a lo lejos) [idiota, ¡te dije que no hablaras!... <<zaz>>] (se oyó la voz de Franka a lo lejos y un golpe en la piel)

-bitch! ¡Déjalos en paz! ¡¡¡Te voy a matar!!! Maldita, déjalos...- y antes de que Emma terminara la frase, Franka colgó.

 

FRANKA PSICÓTICA

 

Permaneció llorando junto con Dan unos instantes, entonces, se calmó y decidió pensar fríamente.... recordó lo que Lij había gritado (AMOOOOR, EN CASA.... BUSCAAA) y salió corriendo de casa, directo al auto... Dan tras ella... Llegaron a la casa de Lij. Ella buscó en la agenda... nada... buscó por todos lados... nada, la desesperación se apoderaba de ambos. Daniel lloraba, Emma lloraba pero no dejaban de buscar hasta que él dijo: ¡LA COMPUTADORA!

Emma lo miró y ambos corrieron al estudio.... él prendió la máquina y revolvió archivos como loco. Al fin, encontró un archivo de nombre Franka. Era una carta de ella, Lij la había scanneado y se apreciaba ligeramente su dirección... ella la anotó y ambos salieron corriendo hacia el coche. Ya era de noche y ellos vagaban en la ciudad buscando la maldita casa de esa psicópata mentirosa que paradójicamente se llamaba Franka.

Mientras, en la casa de Franka...

-Desgraciado, ¿por qué la mandaste a tu casa?, ¿Qué tienes ahí?- Dijo Franka mientras encendía nerviosamente su cigarro.

-¡Sólo quiero que esté a salvo!- mintió Elijah

-¡¡¡No te creo!!! No, algo tramas, lo sé- dijo Franka en un estado paranoico.

-Ya déjanos ir... todos hemos sufrido mucho- dijo Elen en medio de sollozos

-No estúpida. No le dijiste a nadie más, ¿cierto?... ¿cierto?- Franka estaba a punto de un quiebre sicótico... encendía otro cigarro... caminaba de un lado al otro... cada coche que pasaba por ahí la ponía nerviosa...

-No le dije a nadie... estúpida, maldita.... eres peor que escoria- Gritó Elen (en español) desesperada.

-No te atrevas a hablarme en tu idioma...- <<puf>> sonó la cachetada que Franka le soltó a Elen. Ella no lo toleró y se levantó de la silla, devolvió la cachetada pero Franka sacó la navaja con la que anteriormente la había amenazado y lo hizo de nuevo por lo que Elen se sentó de nuevo, pero esta vez, Franka la amarró a la silla y bajó a la cocina. Tanto Elen como Lij se preguntaban a qué había ido Franka a la planta baja. Ella tardó unos minutos que fueron los suficientes como para que Elen pudiera decirle ciertas cosas a Lij:

-Emma te ama- dijo Elen susurrando

-No lo creo, después de todo, si me amara, me habría dicho qué pasaba, ¿no lo crees?- dijo Elijah aún enojado.

-Ella lo hizo porque te ama. Emma me dijo que habías tenido un sueño donde Franka mataba a Emma y tú te asustaste mucho… ella no quería alterarte más; se asustó de cómo te pusiste después de ese sueño, por eso, no te lo dijo- dijo finalmente Elen a Lij quien ahora soltaba algunas lágrimas.

Y antes de que pudieran decir algo, Franka apareció y se dirigía hacia él con un vaso de agua con alguna sustancia blanca disolviéndose en su interior. Le había dado un calmante para después poder amarrarlo también. Antes de que Lij perdiera el conocimiento, alcanzó a mirar a Franka y ésta le adivinó el pensamiento:

-Noooo... te equivocas, apenas tengo una parte de lo que quiero....- dijo fríamente Franka mientras sonreía maliciosamente.

Elen fingía estar dormida... así que Franka, temblando, empezó a hablar...

-Sí maldita, sufre, tú no quisiste entender... atente a las consecuencias... ¿que hago? (su parte "sana" hablaba) ¿qué hago aquí?... No, sólo los tendré aquí un par de días... si, sólo será otra advertencia.... espero que nos deje en paz- decía mientras se acercaba a Lij y le besaba los labios.

En el auto...

-¿Es por aquí?- dijo Dan

-Eso creo, al menos, eso dice el mapa- decía Emma, más tranquila pero más llena de odio hacía Franka.

-Sí, esa debe ser...- dijo Dan también más tranquilo y señalando una casa.

-Me estacionaré un poco lejos de la entrada principal. No quiero que ella se de cuenta de que estamos aquí. Daniel, te prometo que Elen estará bien. Discúlpame no quise que esto pasara...- dijo Emma avergonzada y triste.

-No te preocupes, sólo hay que pensar en cómo sacarlos de ahí. Llama a la policía, por favor- Dijo Daniel preocupado más no enojado.

Emma llamó a la policía, ésta dijo que estaría en 10 minutos pero ellos tenían que saber lo que ocurría así que buscaron alguna entrada (una ventana, una puerta trasera...) La encontraron, tan estúpida era Franka que dejó la ventana de la sala abierta. Entraron a la casa y por el ruido, supieron que estaban en una habitación en la planta superior... subían por las escaleras.... el silencio era casi impenetrable... llegaron al cuarto indicado. Franka realmente estaba sicótica, hablaba al espejo... Dan y Emma estaban a punto de entrar.... demasiado tarde... Franka los vio por el espejo, no los reconoció pero ahora estaba alerta... sin embargo, empezaba a sentirse somnolienta... ¿por qué se sentía así?

Se arrastró hasta la silla de Elijah y vio que en sus labios aún quedaban restos del somnífero.

Ella reía… de nuevo, era demasiado tonta, ahora, pronto se dormiría. En cuanto ella se quedó tirada en el piso, Elijah escupió en la alfombra y dejó una mancha blanca.

-Creí que jamás se dormiría- dijo impaciente Lij

-¿No te tragaste nada de lo que te dio?- preguntó Elen al notar por el rabillo del ojo que Franka estaba acostada en el suelo.

-No del todo… me siento un poco cansado… así que mejor intentemos salir rápido porque te juro que me voy a dormir…- terminó de decir Lij mientras trataba de desamarrarse.

Dan y Emma entraron en la habitación. Tanto Elen como Lij se alegraron de verlos. Emma no quería acercarse a Lij así que fue directo con su hermana para liberarla. Y Dan desamarró a Lij, después fue con Elen; la abrazó y besó. Elen contestó de la misma forma.

Emma quería acercarse y abrazar y besar a Lij pero algo se lo impedía: su sentimiento de culpa y vergüenza por no haber confiado en Lij. Entonces, Elijah fue quien se acercó a Emma y la abrazó, le dijo:

-Ahora no importa nada sólo salgamos de aquí.

-No, yo sólo… intentaba…- trató de explicar Emma pero Lij le puso su dedo índice en los labios y dijo: -shhh.

Todos estaban por salir cuando…

-¿Dónde está Franka?- preguntó Dan

-No… no lo sé- contestó Lij alarmado

-¿No fue suficiente somnífero?- dijo Emma irritada

-Tratemos de salir de aquí… estén alertas, prendamos las luces para encontrarla…- sugirió Elen.

Cada pareja iba tomada de la mano. Las manos de todos sudaban y más las de Elen porque había notado que la navaja no estaba en la habitación.

Bajaron las escaleras y antes de que prendieran las luces, Franka apareció dando un grito espantoso y con la navaja en mano, aún somnolienta, se dirigía hacia Emma quien estaba asustadísima pero intentó defenderse: Tomó a Franka por las muñecas e intentó quitarle la navaja torciéndole la muñeca pero Franka logró soltarse. Mientras tanto, Lij y Dan trataban de agarrar a Franka por la espalda, pero sabían que podía herir a cualquiera de los tres así que trataron de "entretenerla" mientras se volvía a quedar dormida.

Franka parecía una fiera, seguía vociferando en contra de todos, seguía con navaja en mano tratando de matar a Emma, ella se defendía con la ayuda de los demás que trataban de quitarle la cuchilla. Franka cayó al suelo víctima una vez más, del sedante. Aún sostenía la navaja. Emma se acercó para quitarle el arma pero antes de poder tomarla…  

 

IT'S ALL OVER [SE HA ACABADO]

 

Franka se levantó y clavó la navaja en la pierna derecha de Emma, ésta empezaba a sangrar… Emma gritó mientras Elen tomaba una lámpara que estaba atrás de ella y golpeó a Franka en la cabeza quien volvió a desvanecerse. De hecho, la golpeó una vez más. Todos la miraron fijamente y ella dijo tranquilamente:

-Sólo para estar seguros… - y de nuevo, golpeó a Franka, esta vez, por venganza.

Las sirenas se escuchaban a lo lejos y todos se habían tranquilizado. Emma seguía sangrando pero antes de que llegara la policía, perdió la conciencia. Despertó en el hospital. Todo le daba vueltas. No entendía qué le pasaba, se sentía muy mal…

-Buenos días- dijo tiernamente Lij

-¿Qué pasó?- contestó totalmente desorientada Emma

-Perdiste mucha sangre pero tu hermana donó lo suficiente…-

-Ah, su sangre… con razón me siento tan mal… dijo Emma bromeando

Lij sonrió al ver que ella se recuperaba.

-¡¡¡Dios!!! ¡Es lunes! ¡Hoy sale a la venta mi libro! Tengo que ir a la editorial…-dijo sorpresivamente Emma tratándose de levantar pero estaba tan mareada, que casi se cae por lo que Lij tuvo que sostenerla y casi obligarla a que regresara a la cama.

-No te preocupes por eso… ya llamé al editor y dijo que no había problema y que de todas formas, el libro sale hoy. La presentación oficial se llevará a cabo en cuanto te recuperes- explicó inmediatamente Lij mientras le daba un beso en la mejilla de la chica que ahora soltaba una lágrima al recordar que Lij estaba decepcionado porque ella no confió en él.

-¿Qué haces aquí? ¿No estabas enojado conmigo?... ¿sabes? No tienes que hacer esto… yo entiendo…- dijo Emma con voz entrecortada

Lij se sentó en la cama junto a ella, le tomó las manos, la miró y le empezó a explicar por qué estaba ahí, a su lado:

-Ayer, Elen me dijo por qué preferiste callar y quiero decirte que ese sueño me asustó pero en la vida real, te habría defendido, habría hecho lo que fuera para evitar que esa pesadilla se hiciera realidad-

-Lo sé. Es que yo creí que ella no era capaz de matar a una mosca, creí que sólo era una habladora. Creí que podía manejar esto sola… lo siento- dijo finalmente.

-¿Por qué lo sientes? Sabes que todo pasa por alguna razón y tal vez, esto hará que nos unamos más y nos digamos las cosas que nos importan a los dos- contestó Lij

-Bueno, ahora te dejo que platiques un momento con tus visitas, aquí está Viggo y Liv. Yo voy a bañarme y cambiarme de ropa y luego vendré y me quedaré el resto del día. ¿Está bien?-

-Si. Por cierto, ¿qué pasó con Franka?

-Ella… ella ya no nos hará daño…- contestó Lij algo misterioso

-Bueno, no te preocupes por eso así que, te veo luego- volvió a decir él con más entusiasmo.

-Recuerda que te amo… te estaré esperando aquí- dijo Emma mientras Lij se reía del humor que ella aún conservaba, después de todo, no la dejarían salir ese día del hospital.

Viggo y Liv entraron al cuarto con cara de angustia pero al ver que Emma sonreía, se tranquilizaron

-Espero que estés bien- dijo Viggo paternalmente mientras se acercaba a darle un beso en la frente.

-Sí, realmente nos asustaste. No vuelvas a hacerlo- dijo Liv sonriendo.

-Créeme que yo no lo planee ni lo quise de este modo- dijo Emma seria.

-Ambos lo sabemos, sólo queríamos un toque de humor- dijo Liv disculpándose.

-Lo sé. Les agradezco muchísimo que estén aquí. Y gracias Viggo por advertirme. Creo que no tomé la situación muy en serio, ¿verdad?- dijo Emma también un poco apenada.

-Tal vez, pero ahora no tienes de qué preocuparte. Sólo de tu relación con Lij y de la venta de tu libro…- dijo Liv mientras sacaba del bolso un ejemplar del libro de Emma.

Emma dio un grito de felicidad al ver que ya había vendido un libro y Viggo intervino en su felicidad para crearle un conflicto en sus emociones:

-Ahora venderás más libros porque tienes mucha publicidad con lo de la navaja… todo salió en televisión… ahora, todos saben quien eres…-

-¿Qué? ¿Por qué? No lo entiendo, ¿qué hizo que esto saliera en televisión?- dijo Emma un poco sorprendida

-¿Por qué? Simple: ¿recuerdas la parte en que tanto Lij como Franka son actores? Los fotógrafos los persiguen… simplemente hubo un periodista en el lugar menos indicado en el momento justo- Explicó Liv mientras Emma conectaba todo en su cabeza.

-Entonces… ¿qué le pasó a Franka? No creo que les interesara una desconocida en el hospital y Dan, Lij y Elen están bien. ¿Qué le pasó a Franka?- dijo Emma más ansiosa que preocupada por aquella que quiso matarla hace un día.

-Necesitas saberlo… ella murió- Soltó Viggo

-¿Qué? ¿Cómo? Sólo recuerdo que Elen la golpeó… ¿ella la mato?- dijo Emma. Esta vez, sonaba preocupada…

-No lo sabemos… están haciéndole una autopsia y otros estudios para saber de qué murió pero me temo que si descubren que los golpes tuvieron una fuerte influencia… Elen tal vez quede en prisión- dijo Viggo con algo de miedo por la reacción que tendría Emma.

-¿Quieres decir que ella está en prisión?- dijo más angustiada Emma

-No, pero no puede regresar a Londres hasta que se termine de investigar la muerte de Franka. Ahora ella está en casa, muy preocupada y su esposo está con ella, así que no te preocupes ok?- Dijo Viggo tranquilizándola mientras Liv la veía con aire cariñoso.

-Bueno, yo te tengo que dejar porque tengo que pasar a mi agencia, así que te recomiendo que te cuides porque me encantaría que hicieras un guión de una película- Le dijo Liv emocionada y despidiéndose.

-Te acompaño, tengo que comprar un libro (sonrió) y voy a pasar la tarde con mi hijo así que mejor nos vamos y te dejamos descansar- Viggo dijo mientras se despedía de Emma, de nuevo, paternalmente, de nuevo, con un beso en la frente y con un abrazo.

 

NADA QUE LAMENTAR (EMMA VUELVE A ESCRIBIR)

 

En la tarde llegó Lij con un par de periódicos y mientras le daba un beso, le enseñó algunas páginas como las de cultura… había críticas a su libro. Aunque no todas eran agradables, había algo bueno en ello: se habían fijado en su libro. Además, seguro era una crítica superficial; habría que esperar algunas semanas para encontrar críticas realmente constructivas. Aún así, ambos celebraban el lanzamiento de este pequeño libro y el cumplimiento de un gran sueño.

-¡No lo puedo creer!- dijo alegremente Emma mientras abrazaba a Lij.

-Te dije que sería un éxito… pronto saldremos de aquí e iremos a celebrar- Le dijo Lij.

-No lo sé. Primero quiero saber la causa de la muerte de Franka- soltó por fin Emma.

-¿Quién te lo dijo?- contestó Lij un poco molesto

-Viggo. Pero estuvo bien que lo hiciera, ¿te imaginas que hubiera pasado si saliera del hospital y todos los reporteros me preguntaran? ¿Qué les diría?-

-Pues que no sabes nada, de hecho, ese es el plan hasta que se sepa con certeza qué le causó la muerte- Lij la tranquilizó.

Pasaron dos días más y dieron a Emma de alta. A punto de salir del hospital, Lij recibió una llamada en el celular:

-¿Bueno?

-Está bien, estaremos ahí en media hora. No te preocupes, todo saldrá bien- fue lo último que dijo Lij a Elen y colgó.

Y Emma preguntó: -¿quién era?

-Elen

-¿Qué ocurrió?- dijo Emma algo preocupada al ver la cara de Lij

-Ya tienen los resultados de Franka. Nos citaron a los cuatro y a los familiares de ella en un hospital para leer los resultados-

-¿Qué? ¿Crees que Elen la mató?- preguntó algo angustiada

-Realmente no lo sé pero espero que no haya sido un factor determinante en su muerte- dijo Lij.

-Así también lo espero yo- dijo Emma entre sollozos.

Ya en el hospital…

Las hermanas se abrazaron al verse. Ambas lloraban pues sabían que Elen podría terminar en la cárcel. Entraron al hospital. Afuera, muchos fotógrafos intentaban obtener un gráfico de Elijah o de Daniel. Las dos parejas entraron a esa sala fría de conferencias en el hospital al que llevaron a Franka. El doctor no llegaba… los familiares de Franka no dejaban de mirarlos con resentimiento y llorando. Aún no sabían el resultado pero no podían soportar que el "novio" de su hija estuviera con alguien más inmediatamente después de su muerte. 20 minutos tarde… Elena empezaba a desesperarse, se aferraba a Daniel. Él no lloraba pero la tristeza se le notaba a kilómetros… Emma lloraba en el pecho de Lij quien trataba de tranquilizarla con su abrazo y sus manos tibias en la espalda. Después de 5 minutos más, llegaron 4 médicos, con sus batas blancas y estetoscopios alrededor del cuello. Se sentaron, tenían un juego de papeles cada uno. Después, entró un tipo de traje negro que empezó a decir:

-Buenas tardes, a continuación se leerá el informe forense de la señorita Franka Potente. Será leído por el Dr. Charles Morgan quien se encargó de dirigir la autopsia y la investigación en general-

Elen sentía que el mundo les caía encima. Ella sabía que esto significaría el fin de su carrera si resultaba culpable y que probablemente sería el fin de las carreras de Dan y de Lij.

-El estudio forense realizado el día Martes 21 del presente mes y año, a la señorita Franka Potente, reveló que sufrió envenenamiento con el calmante aceprometazina; no por la sustancia en sí sino por la combinación fatal con alcohol. Los golpes recibidos en la cabeza no llegaron a penetrar al cerebro; es decir, no se dañaron ni lóbulos temporales ni frontales; sin embargo (Y entonces, Elen se alteró, empezó a llorar más) esos golpes la dejaron inconsciente por lo que la incapacitaron para desechar la sustancia. Por otro lado, habría quedado inconsciente minutos después por la acción del somnífero quedando también, imposibilitada para desechar la sustancia rápidamente, agregado a esto, un deficiente funcionamiento del hígado, fueron los factores que causaron la muerte de la fallecida.- Terminó de decir el Dr. Y se retiraron. El tipo de traje negro, se quedó en la sala y esperó a que los doctores salieran para hablar tanto a los familiares de Franka como a Elen, Dan, Emma y Lij.

-Como verán, de una u otra forma, habría muerto. Lo siento mucho- dirigiéndose a los parientes de Franka. Éstos se retiraron de la sala en medio de lloriqueos y ofensas en un idioma que no era inglés ni español.

-Felicidades, espero que no tenga problemas para salir del país o en su carrera- dijo y salió de la sala del hospital. Y cerró la puerta.

Los cuatro se dieron un abrazo y Elen y Emma aún lloraban un poco. Emma tomó la mano de Lij, y Dan la de Elen. Las dos parejas salieron del hospital y se tuvieron que enfrentar a muchos camarógrafos y responder varias preguntas; después de todo, los cuatro eran "famosos" aunque en diferente grado.

Llegaron al coche de Lij y arrancaron hacia el departamento de Emma ya que nadie conocía ese lugar. En el coche, sólo escuchaban música para poder tranquilizarse. Nadie dijo mucho hasta que subieron al departamento.

-¿Tienen hambre?- dijo Dan           

-Si- contestaron al tiempo

-Bueno, como lo prometí, yo haré la cena- dijo un Dan más tranquilo y orgulloso

Daniel preparó un típico platillo inglés, pastel de carne, que le salió a la perfección. Pastel que acompañaron con un delicioso vino tinto que Lij y Emma compraron. Cenaron maravillosamente y al final, Lij y Emma se despidieron para irse a casa. Una vez más, los cuatro se abrazaron. Este episodio jamás se les borraría de la cabeza; sobretodo, porque los unió como amigos y como una familia.

Después de que Lij y Emma se fueron, Elen abrazó fuertemente a Dan y le dijo: Te amo a lo que Dan respondió con un beso. Se tomaron de la mano y fueron hacia la recámara donde dormirían profundamente. Ya estaban en la recámara cuando Elen recordó que este lunes estaba por terminar:

-Tu cita… la perdiste… ¿qué vamos a hacer?

-Nada. Se perdió. No hay modo de cambiarlo pero no te preocupes, estás a mi lado y eso es lo más importante. Además, ese no era la única propuesta que tengo, ¿recuerdas?  Ya habrá otras oportunidades- dijo Daniel mucho más tranquilo que de costumbre.

-¿Seguro?- Elen insistió

-¡Claro!- dijo Dan al oído de Elen y le dio un largo beso.

En casa de Lij…

Abrieron la puerta… Emma entró y de inmediato se quedó viendo la casa, ahora, era su hogar. A pesar de que estaba muy revuelto por la búsqueda intensa que Dan y Emma llevaron a cabo días antes. Miraba cada cosa… revisaba cada movimiento de Lij. Todo parecía en cámara lenta… observaba, como hace tiempo no lo hacía. De inmediato, las ideas llegaron a su cabeza y corrió por su cuaderno y su lápiz… Lij ordenaba todo… ella sólo escribía…

-¿Qué haces?- dijo Lij viendo la pasión y concentración que ella mostraba.

Emma escuchó un sonido a lo lejos pero no hizo caso… estaba muy concentrada… más eran sólo ideas lo que escribía.

Entonces Lij se acercó, la rodeó con su brazo y le dio un beso en la mejilla

-Puedes usar la computadora si quieres- le susurró al oído cariñosamente

-Gracias amor. Te tomo la palabra sólo termino de anotar esto…- dijo a Lij sin mirarlo.

Entonces, él sonrió, de nuevo, hizo esa expresión de ceja pero ahora algunas lágrimas estaban en su rostro, sus ojos se enrojecían y se alegraba de que, al fin, su vida sería perfecta.

Él terminó de recoger la casa, puso todo en su lugar… habían pasado algunas horas… ya era de madrugada y Emma no podía despegarse de la computadora. Lij entró a la recámara y la vio, desde el marco de la puerta… fue a la sala por su cámara fotográfica, enfocó y ¡click! Tomó una fotografía de Emma; sentada frente a la computadora, escribiendo tal como Lij se la había imaginado al escribir.

Ella no notó que le tomó esa fotografía. Cuando escribe, sólo eso hace. Lij estaba cansado así que entró al cuarto después de dejar la cámara en su lugar. Se cambió de ropa y se metió bajo las sábanas. Emma había notado su presencia pero no dijo nada… seguía escribiendo. Después de 2 minutos en la cama, ella apagó la computadora, se cambió y también se metió bajo las sábanas. Lij casi se había dormido y ella se acercó, se recargó en él y pasó su brazo por el vientre de Lij; le susurró un te amo y ambos se quedaron profundamente dormidos.

        

GUERRA CURIOSA: TODO EN FAMILIA

 

Lij se levantó temprano y fue a la cocina y preparó un delicioso desayuno que llevó a la recámara para que ambos lo disfrutaran… parecía que querían disfrutar cada minuto juntos porque creían que sería el último; sin embargo, lo disfrutaban muy lentamente. Después, se bañaron, de nuevo, muy lentamente como si quisieran desprenderse de los recuerdos sin borrarlos completamente. Ambos sabían qué importancia tenían esas memorias: serían parte de su existencia y les daría alguna enseñanza para ser mejores personas.

Emma llamó a su editor y confirmó una hora: 8:00 p.m. ¿qué pasaba a esa hora? Habría una presentación atrasada de su libro… ¡por fin!

Al colgar, Emma abrazó a Lij y él dijo: ¿Es hoy? ¿A qué hora?

A lo que Emma respondió: -A las 8, ¿puedes creerlo?

-Claro que lo creo. Es genial. Bueno, ¡¡¡qué esperas para llamarles a tu hermana y a nuestros amigos!!!- Lij se mostró impaciente y emocionado.

Y así lo hicieron: Emma hablaba por el teléfono de la casa y Lij por el celular. Estaban emocionados. Los primeros en ser invitados fueron Elen y Dan, por supuesto. Emma llamó al departamento y Elen contestó

-¿Si?

-Hola. Hablo para invitarte a ¡la presentación oficial de mi libro!

-¿En serio? ¿A qué hora? ¿Dónde? Ya dilo…- Elen también se mostró impaciente

-Si, a las 8 y nosotros pasamos por ustedes- dijo Emma lacónicamente

-Está bien. Nos vemos a las 7:30 en tú departamento… bueno… en el departamento- dijo Elen y colgó el teléfono.

Ya todos estaban invitados pero aún quedaban algunas horas para disfrutar. Entonces, el celular de Lij sonó

-¿Elijah?

-¿Si?... ¿Nicole? ¿Qué pasa?

-Tienes que venir de inmediato… hay un proyecto perfecto para ti…- dijeron por el celular

-Está bien. Voy para allá- dijo Lij finalmente y colgó

-Vamos, tenemos que salir de inmediato- Lij mencionó mientras jalaba a Emma de la mano hacia la puerta.

-¿Qué pasa? ¿A dónde vamos?- dijo Emma algo angustiada

-Vamos a mi agencia, creo que tengo un trabajo y quisiera que me acompañaras- decía Lij entrando al auto y arrancándolo.

-¡Perfecto, vamos!- dijo Emma muy emocionada

Lij manejó alrededor de 15 minutos y llegaron a un edificio, él mostró una identificación y ambos entraron. Subieron en el elevador unos 2 pisos y Emma siguió a Lij a través de un pasillo hasta entrar a una oficina. Ahí estaba Nicole y también estaba un señor de unos 40 años, de traje y corbata negra. Al verlos entrar, se levantaron y Nicole los presentó:

-Le presento a Elijah y a…- comenzó a decir Nicole

-Emma- susurró Lij a Nicole.

-Emma, novia de Lij- titubeó un poco. Después de ver la cara de aceptación de Lij, había más seguridad en sus palabras:

-Emma, Elijah, este es Michael Welling, productor y director-

-Mucho gusto- dijeron ambos

Platicaron durante 30 minutos. El señor Welling se retiró y Nicole no pudo aguantar

-¿desde cuándo están juntos? ¡Felicidades!

-Gracias. ¿Sabes? Disculpa que no sigamos platicando pero es que tenemos que comer algo antes de ir a la presentación de un libro… -dijo Lij sonriendo a Emma y a Nicole

-¿Libro? ¿Escribes?- preguntó Nicole directamente a Emma

-Sí y también estás invitada –dijo Emma cordialmente

-Muchas gracias. Cuenta conmigo –contestó sinceramente Nicole

-Bueno, ya nos vamos y muchísimas gracias por conseguirme ese libreto. Realmente lo anhelaba –contestó Lij

-Al cliente, lo que pida –fue la frase de despedida de Nicole.

Ambos salieron de la oficina, contentos porque ese día se cumplían los sueños de ambos. Se dirigieron hacia un restaurante; celebraron su triunfo.

Después de comer, fueron al departamento a cambiarse. Sabían que no era muy formal así que decidieron ir más o menos iguales. Llevaban jeans azules, blusa y camisa blanca. Un saco negro y zapatos negros. Ambos llevaban un listón rojo (en pro de la lucha contra el SIDA) en el saco así como dos pequeños prendedores en forma de las banderas de México y Estados Unidos. Ahora eran la pareja perfecta. Antes de salir de casa para pasar por Elen y Dan, se vieron… el le susurró al oído:

-Luces bellísima-

-Por Dios, sólo me peiné (de hecho, llevaba el cabello suelto pero lacio)- y soltó una risita

-¡Tú también luces excelente! –dijo algo más seria

-Gracias –y acomodó el prendedor de Emma que estaba algo chueco.

Se fueron en el auto y llegaron a las 7:30 con Elen, tal como habían quedado. Elen aún no se decidía qué ponerse mientras que Dan ya estaba en la sala esperando. Vestía un pantalón casual azul marino, una camisa blanca con finas líneas azules y un saco a juego; zapatos negros…

-¿Ya llegaron?- se oyó a lo lejos.

-Si cielo, ya están aquí –contestó Dan tranquilamente.  

Entonces, salió Elen del cuarto y todos la vieron. Llevaba un vestido largo y azul marino. No era brilloso pero era bello. Con tirantes delgados y un escote no muy bajo. Lucía bien. Sus zapatos eran azules y éstos si eran un poco brillosos. El pelo tenía rizos al final y un prendedor en forma de delfín recogía una parte de su cabello lateralmente dejando ver uno de sus oídos. Dan estaba asombrado y sólo pudo decir: -¡wow!

Todos entraron al auto y se dirigieron hacia la gran noche. En el auto sólo podían hablar de lo emocionados que estaban con sus proyectos. Elijah comentó algo del libreto que esta tarde había conseguido y Elen le dijo asombrada:

-No lo vas a creer… Hoy también habló mi agente y me dijo que aquí había alguien interesado en ofrecerme un papel en una cinta que probablemente se llame "The Zone", es de acción y aunque aún no obtengo el papel, me interesa mucho y por su cara… creo que… ¿se trata de la misma película?-

-Así es- dijeron Lij y Emma al mismo tiempo

-Vaya, así que todo quedará en familia… -señaló Dan

Llegaron a la librería y las luces de flash no se hicieron esperar… sobretodo, por las personas que asistirían… aquellos periodistas estaban más interesados en fotografías de Dan, Lij y Elen que en el libro. Aún así ayudaron a promocionarlo.

Ya dentro, se separaron: Emma debía subir al estrado para hablar sobre el libro y responder algunas preguntas de aquellos quienes habían comenzado a leer su obra. Mientras que su familia estaba en el público.  

-Buenas noches… -dijo mientras un fuerte silbido proveniente del micrófono hizo que se alejara de éste haciendo una mueca de "uy, ¿qué pasó?" Se alejó lo suficiente y siguió hablando:

-Good night. Espero que pueda responder a todas sus preguntas…- siguió diciendo en inglés. Se veía tan segura… que la chica tímida del Mc Donald's había desaparecido y ahora veían el brillo en sus ojos; un brillo que antes sólo lo podían ver quienes las conocían mejor. Ahora se revelaba una mujer inteligente, segura, sintiéndose bella a su manera y sincera ante todo. La presentación se desarrolló bien, ella explicó todo lo que había pasado desde que llegó a California. La sombra de Franka había desaparecido. La sonrisa era amplia en su rostro.

-…En este librito, expongo los sentimientos de una mexicana en Estados Unidos, el sufrimiento, la pasión y mis sueños; sueños que no pudieron haberse realizado sin la ayuda de Lij quien no dudó de mí un minuto. Siempre creyó en lo que escribía. Él casi obligó a mi editor a leer este libro y se lo agradezco…-dijo mirándolo a los ojos y a punto de llorar. Retomó la postura y empezó a ser bombardeada por preguntas:

-¿Qué espera de la gente que lea este libro?- se oyó a lo lejos una reportera.

-Pues… primero: que les guste y segundo: que puedan ver otra perspectiva de todo este asunto de la migración –respondió Emma sinceramente.

-Cuando agradeciste a Lij, ¿te referías al actor Elijah Wood?- dijo un reportero seguramente de alguna revista de chismes.

-Cuando me referí a Lij me refería a Elijah Wood –esa fue su respuesta. Todos lo tomaron como una incoherencia. Sólo Lij sabía que ella lo dijo de esa forma porque no lo conoció por ser actor. Así que Elijah sólo sonrió, se levantó y le dijo: ¡te amo! Todos se sorprendieron pero las primeras filas fueron las únicas que escucharon su mensaje. Emma por su parte, sonrió y dijo: Gracias. Miró hacia los demás lugares y ordenó: ¿siguiente pregunta?

-Sí, He leído algunas páginas y creo que tiene un todo amargo hacia este país que, perdona, te recogió y te dio trabajo ¿no te sientes mal por ello?- dijo mordazmente una chica de una publicación de críticos. Dan, Elen y Lij la miraron y sólo movieron la cabeza en señal de desaprobación. Sin embargo, Emma mantuvo la calma y contestó:

-Si, lo sé. Eran mis sentimientos en ese tiempo. Vamos, venía de un país donde el sueño y la cruz están en E. U. Cuando llegué aquí, me discriminaron sólo porque tenía un "acento curioso". ¿Qué podía sentir? Con el tiempo, también me di cuenta de que hay personas que les agrada ayudar a los extranjeros necesitados y de que este país tiene sus aspectos buenos y malos; como cualquier otro. No me siento mal por ello porque si avanzas en el escrito, te darás cuenta de que ese sentimiento va evolucionando y al final, ya no es resentimiento ni amargura, es agradecimiento. Cuando lo leas, me dices cómo te sientes, ¿si?... siguiente pregunta por favor…- terminó de decir Emma sin una nota de molestia en su voz.

-Bueno, creo que aquí tienes una contradicción: al principio, mencionas "California es un lugar extraño... a veces, las personas se ven vacías, a veces, se ven alegres pero lo peor ocurre cuando ves a personas alegres Y vacías: las "grandes estrellas de Hollywood". ¿Quieres decir que Elijah está vacío? ¿No es tu novio y lo amas?- dijo el tipo de traje negro.

-Vaya, creo que empezamos muy mal… todo se está malinterpretando. Cuando yo llegué todo me parecía gris, sin embargo, yo no conocía a ninguna "estrella" es más, creo que no conozco ninguna. Sólo menciono lo que veía. Y no lo pueden negar, en la Historia de Hollywood hay muchas personas que fueron así ¿y cómo terminaron? Suicidándose o algo parecido. El punto es que yo no me había acercado mucho al mundo del cine y eso era lo que percibía. Yo amo a Lij y sé que su trabajo es ser "el actor Elijah Wood" pero eso no quiere decir que sea vacío, mi hermana y mi cuñado, también son actores y no por eso son vacíos y alegres. Me encantaría que trataran de ver que en el comienzo no está el final-

Todos aplaudieron la respuesta. Y así algunas preguntas eran interesantes, otras, sólo las hacían para molestar pero al final, todo salió bien.

-Eso es todo. Muchas gracias por estar aquí y espero que les guste este pequeño pedazo de mí- exclamó Emma y todos aplaudieron. Ella se bajó del estrado e inmediatamente abrazó a Lij en medio de otra "sesión fotográfica".

Se vendieron varias copias y hasta se dedicó a firmarlas. Ella estaba feliz… veía a sus amigos y familiares a lo lejos y les sonreía. Terminaron al filo de la media noche. Emma estaba exhausta pero alegre.

Las dos parejas se subieron al coche y partieron hacia el departamento de Emma. Al llegar, Lij y Emma notaron algo que anteriormente no habían visto: había maletas hechas cerca del comedor. Emma se entristeció un poco y dijo:

-¿Se van tan pronto?

-Me temo que sí… es que tengo varios proyectos pendientes y Elen tiene que grabar una semana en Londres así que creo que regresaremos a casa pero te prometo que en la primera oportunidad, vendremos por ustedes y nos iremos a…- dijo Daniel

-¡¡¡A México!!! Y podremos visitar a nuestros padres- Elen terminó la frase de Dan.

-Está bien, pero, ¿a qué hora se van?- dijo Lij

-Mañana a las 9:00 a.m. así que estaremos en el aeropuerto a las 8- contestó Dan

-Está bien, mañana pasaremos por ustedes y los dejaremos en el aeropuerto- exclamó Emma

Cada quien se fue a su casa. Durmieron tranquilamente, despertaron descansados y listos para ver partir a Dan y a Elen. Llegaron al departamento, ayudaron a bajar las valijas y las acomodaron en el auto. Se tomaron una fotografía en el departamento y se dirigieron hacia el aeropuerto. Se respiraba tranquilidad y melancolía al mismo tiempo. En el auto, recordaron los mejores momentos que pasaron juntos incluso, Lij y Emma se comprometieron a ir a Londres tan pronto como fuera posible. Llegaron a tiempo al aeropuerto. Dan se encargó de todos los papeles y ya estaban listos, sólo tenían que esperar la hora del vuelo… Emma empezaba a llorar pues faltaban 10 minutos antes de que abordaran el avión. Al faltar 5 minutos, los cuatro se empezaron a despedir:

-Espero que la sigas cuidando como hasta ahora- dijo en tono serio Emma a Dan.

-Claro y tú también cuídate y se muy feliz- recomendó Dan al abrazar a Emma.

-Cuídense y mándame un correo si no puedes conseguir algún disco ¿ok?- dijo Lij a Dan mientras se despedían.

-Y Elen, no te metas en problemas y llámame cuando salga tu película. Prometo sacar un correo y escribirte- Emma soltó unas lágrimas al mencionar esto y abrazó a su hermana.

-Claro, yo te aviso y (empezó a susurrar al oído) no olvides invitarme a la boda- Elen también soltó algunas lágrimas, tomó la mano de Dan y se dirigieron hacia el avión que los regresaría a Londres. Emma sólo sonrió porque no se había puesto a pensar en ello… ¿boda? Sin embargo, la idea se le esfumó de la cabeza y siguió despidiendo a Elen y a Dan.

Después de ver despegar el avión, Emma y Lij se fueron a casa. En el auto, escuchaban música y cantaban. Se tomaban de la mano ocasionalmente… realmente eran felices, las sombras de unos días antes se desvanecían… lentamente…

Llegaron a casa, pusieron música y descansaban en el sofá… de pronto… él tomó una almohada del sillón y golpeó a Emma en la espalda, entonces, ella tomó otro cojín y contestó a la declaración de guerra… tiraron un par de fotografías en sus marcos, los recuerdos de algunos viajes, algunos muñequitos de plástico entre otras cosas pero nada que pudieran lamentar… reían… hacían una tregua para besarse y después seguían en medio de una guerra curiosa: el amor.

 

EPÍLOGO: NUNCA DEJES DE SOÑAR II; vida para amar, amor para vivir.

 

Ahora, ellos ya no tienen la vitalidad de esos días, sin embargo, siguen luchando en esa guerra sólo que frente a los pequeños detalles de la vida; pequeñas adversidades que no los detendrán nunca. A diario demuestran que valió la pena no ceder en esa lucha. Se casaron un año después… tuvieron una boda hermosa, sencilla pero rodeados de las personas que más apreciaban. Ahora, tienen hijos y sobrinos a los que adoran con todo el corazón.

Emma se dedicó a seguir escribiendo, exploró nuevos géneros (suspenso, cuentos infantiles, novelas, incluso realizó un guión) y jamás dudó de nuevo de sus sueños y sus límites. Lij siguió actuando pero en diferentes papeles (de padre de familia… o del tío preferido y juvenil) y jamás dejó de creer que aún existen personas buenas en el mundo.  Elen ahora tiene la fama que tanto deseaba: es una actriz reconocida y Daniel es feliz estando detrás de cámaras y apareciendo una que otra vez frente a ellas. Los cuatro viajaban cada vez que podían y cada vez se volvían a enamorar. Cada detalle en sus vidas tenía una razón, un propósito. Realmente tenían todo lo que necesitaban: suficiente vida para amar y  suficiente amor para vivir.

FIN

Regresar a http://groups.msn.com/ElijahWood