Apocalipsis (1), Martín-Cano

 
MARTÍN-CANO, F. (2000, 2007, 2008): Apocalipsis: 1120 días de catástrofes para castigar a los adoradores de la Diosa (1). Boletín informativo, Editado por Agrupación Astronómica Aragonesa, marzo/abril, Nº 92, Zaragoza, Depósito Legal: Z 3/90 (actualizado el 4 de enero del 2005). Portal Modalidad Múltiple Femenina. Editado por Wicca-México en 2008. Anfus edita en parte (1.000 caracteres) en  Portal Celtiberia. http://galeon.com/culturaarcaica/apoca1.htm + http://galeon.com/culturaarcaica/apoca2.htm, http://multimodalfem.galeon.com/articulos/ref8.htm, http://www.wicca-mexico.com/index.php/component/content/article/1-articulos-reciente/51-fb-martin-cano-abreu?tmpl=component&print=1&page=, http://www.celtiberia.net/buscacomentarios.asp?buscaidusu=13325&pagina=3
Resumen: Martin-

Cano sugiere una interpretacion astronomica para el Apocalipsis biblico: narraria en forma de visiones profeticas, las catastrofes anunciadores del FIN DEL MUNDO, para castigar a los adoradores de la Diosa y que ocurririan en determinados dias con precisas situaciones estelares, a lo largo de 1120 días. Y el número 666 grabada en la frente de la Bestia correspondería a los mismos días transcurridos desde que, veintidós meses antes, el atardecer del 1 de febrero, empezaron las visiones y las catástrofes anunciadoras del Fin del Mundo.
 
Apocalipsis: 1120 días de catástrofes para castigar a los adoradores de la Diosa

Francisca Martín-Cano Abreu

APRESENTACIÓN

El Apocalipsis es el último libro del Nuevo Testamento, considerado como la revelación del Dios cristiano al apóstol san Juan, de la historia de los combates y victoria final de su reino, interpretación basada en doctrinas dogmáticas que nos resistimos a aceptar racionalmente.

Los hechos que se narran son análogos a los de la Batalla Final de la obra irlandesa Second Battle of Mag Tured, a los del poema Ragnarokh "Crepúsculo de los Dioses" del canto Voluspa de Las Eddas de la profetisa Volva y a los del Mahabharata hindú. En palabras de Rutherford (1994, 36): "... la obra irlandesa Second Battle of Mag Tured (o Moytura), bien podría derivarse del mito de la Batalla Final que aparece intera alia en el relato nórdico Ragnorol y en el Mahabharata hindú."

En principio estas narraciones exponen en forma de visiones proféticas una serie de hechos atroces en sucesión cíclica anunciadores del FIN DEL MUNDO y considerando que tales visiones les son dictadas por una Divinidad a la persona autora de los poemas.

En el Crepúsculo de los Dioses la profetisa Volva pronostica unos hechos que duran más de tres inviernos, durante los cuales sobrevienen una serie de cataclismos: se desploma el sol y las estrellas, el mundo se destruye en una inmensa hoguera y devorada por el mar, se produce la muerte de los habitantes de la tierra hasta que en la Batalla Final las Divinidades luchan entre sí y perecen. Pero tras el Fin del Mundo resurge uno nuevo, brilla un nuevo sol personificado por la Hija de la antigua Diosa Solar Sunna y la tierra se repuebla con otros seres humanos más felices, gracias a la Diosa Liftráser y a su esposo Lif.

De manera semejante en el Apocalipsis cristiano se narra una serie de catástrofes que se suceden en coincidencia con una serie de señales que aparecen en el cielo. Pero en ella el narrador cristiano profetiza que las calamidades exclusivamente sobrevendrán a los adoradores, profetas y reyes seguidores de la Diosa adorada con anterioridad (descalificada como "La Bestia") y en la Batalla Final exclusivamente perecerá "La Bestia", que será vencida tras encarnizada lucha con el Cordero Salvador, san Miguel y sus ángeles. Después del Fin del Mundo los seres humanos adoradores de "La Bestia" serán juzgados y castigados en el Juicio Final y resurgirá una nueva Jerusalén donde el Dios cristiano habitará mil años.

En realidad "La Bestia" representa a la Gran Diosa adorada por el pueblo cananeo mucho antes de la inmigración de los hebreos en el año 1200 adne, creyentes de la religión de Jehová.

Gran Diosa por quien sintieron los profetas patriarcales israelitas un intenso odio, por lo que ejercieron campañas guerreras contra los adoradores y planearon estrategias de descrédito para eliminarla del culto. En palabras de Campbell (1991, 82): "En realidad hay una explicación histórica basada en la llegada de los hebreos a Canaán y su dominación del pueblo cananeo. La divinidad principal de este pueblo era la Diosa, a la cual está asociada la serpiente. Es el símbolo del misterio de la vida. Pero el grupo orientado hacia el dios masculino la rechazó. En otras palabras, hay un rechazo histórico de la Diosa Madre ..."

De manera que escribieron la Biblia, que no es más que la mezcla de narraciones mitológicas con históricas, con la pretensión de desacreditar a la detestada Gran Diosa y eliminar el culto femenino de la comunidad cananea y del pueblo hebreo, que también cayó en la idolatría de adorarla con los nombres de Anamelec, Ascherá, Asdelerea, Asera, Astaroth, Bilita, Cilexles, Nibaz, Salambó, Meni (Is 65, 11-12), Astarté. Ezequiel abominaba de que en Canaán en el templo de Jerusalén se adorase a "al ídolo que provoca el celo" (Ez 8, 3) (la Diosa del Amor).

Y así en la Biblia se desacreditó a la antigua Diosa y se la masculinizó y asimiló al Diablo / a Satán y se la calificó como "La Bestia" / el Demonio / Dragón / el Ángel del Abismo.

Dragón que no era más que una manifestación de la Gran Diosa de la Naturaleza que se creía personificaba el sol, la luna y las constelaciones (incluida la constelación Dragón), como Soberana del mundo celeste, uno de sus reinos.

Y Ángel del Abismo que definía otra de sus facetas: también personificaba la tierra y el mundo subterráneo, como Soberana del mundo terrestre y subterráneo, otros de sus reinos. Y mundo subterráneo (abismo, mundo inferior) donde iban al ocaso / a morir cada día el sol, la luna y las constelaciones y donde gracias a Ella (se creía) se desarrollaba (metafóricamente) la vida y acogía a los muertos: aquí germina la semilla y es el sitio donde se entierra a los muertos, porque se pensaba que la Diosa, al igual que hacía germinar la semilla de cereal o el hueso de aceituna, daría la resurrección a los huesos de los difuntos como "semillas de vida humana".

BNUESTRA HIPÓTESIS

Según nuestra hipótesis las visiones en sucesión del Apocalipsis en coincidencia con una serie de señales que aparecen en el cielo, tienen un significado astronómico, es decir que las visones narran metafóricamente la sucesión cíclica de las constelaciones y el fenómeno coincidente.

De manera que las visiones de seres humanos y objetos corresponderían de forma metafórica a las constelaciones que aparecían en el cielo sobre el horizonte mirando al norte, tras el ocaso del sol, en diferentes días de fiesta del calendario astronómico Prehistórico (retrasado dos meses y medio respecto al actual) y constelaciones personificadas por la Gran Diosa y su * paredro (hija o hijo o esposo o amante o hermano,...) protagonistas de la historia de la agricultura [Madre (lluvia, árbol, tierra) de hijo (semilla, vegetación y fruto): Demeter y Cora, Artemisa y Orión, Isis y Osiris, Tailtiu y Lugna, Asera y Adonis,...

Pero en vez de corresponder de forma metafórica a los fenómenos naturales que tenían una aparición regular a lo largo del año: tanto benéficos como la lluvia o dañinos como la sequía, que aparecían coincidentes con precisas constelaciones, las visiones proféticas anuncian que acaecerá fenómenos que castigará a los seres adoradores de la Diosa / de "La Bestia" con calamidades, debido a un cambio climático que va a haber que anunciará el Fin del Mundo.

Y fenómenos y cataclismos atroces similares a los benéficos, pero cambiando el efecto. Por ejemplo una situación estelar en vez de coincidir con fenómenos propiciadores de abundante cosecha traerá su destrucción, lo que matará de hambre a la humanidad.

Según nuestra hipótesis la primera visión empieza con las señales del cielo correspondientes a las constelaciones del atardecer del día de fiesta arcaico 1 de febrero, hoy 15 de abril. Las sucesivas visiones narran diferentes hechos astronómicos en sucesión cíclica, durante diferentes días de fiestas de los siguientes tres años y veintiocho días (siendo los años de 364 días) y los hechos catastróficos coincidentes. Hasta que la última visión narra que resurge un nuevo cielo, correspondiente a las constelaciones del atardecer del 1 de marzo arcaico, hoy 1 de mayo, día en que en época arcaica la Naturaleza resurgía de nuevo.

A continuación presentamos las visiones del Apocalipsis y su significado astronómico. Hemos introducido algunos cambios en el orden de las visiones, que hemos marcado con letras: A, B, C... antecediendo al número entre paréntesis del capítulo del Apocalipsis, ya que pensamos que es el más adecuado. El orden lo resumimos en la siguiente tabla, en una de cuyas columnas incluimos el número de días transcurridos desde la primera visión. En nuestra exposición presentamos en sucesión las visiones de un mismo día de fiesta del calendario arcaico y pertenecientes a diferentes años: p. ej. B (5), seguida de H (10) y M (16) del 10 de mayo.

Visión

1er año

Días

Visión

2º año

Días

Visión

3er año

Días

Visión

4ª año

Días

A (4)

1 febrer

1

F (9)

14 febrer

378

L (15)

14 febrer

742

Q (20)

14 febrer

1106

B (5)

10 mayo

98

G (8)

23 abril

445

M (16)

10 mayo

826

R (21)

1 marzo

1120

C (6)

15 agosto

185

H (10)

10 mayo

462

N (17)

24 junio

871

D (7)

1 diciemb

302

I (12)

24 junio

507

O (18)

15 agosto

923

E (11)

24 diciem

325

J (13)

1 diciem

666

P (19)

23 diciem

1054

K (14)

24 dicie

689

CVISIONES

El mar de vidrio se referiría a la Vía Láctea / Mar Celeste y los elementos situados delante a las constelaciones ilustradas en el Mapa A: el sentado a Paredro / Orión (personificada por el paredro de la Diosa que muere, Jesús en la mitología cristiana) y el trono se identificaría con Liebre (que tiene sus estrellas configuradas bajo Orión de forma que imita un asiento). Y las reflejarían cuando se iban al ocaso por el oeste a partir del atardecer del 1 de febrero arcaico.

Mapa A

Configuración estelar del atardecer del 1 de febrero arcaico, hoy 15 de abril correspondiente a la visión en la que se ve un ser (= cons. Orión / Paredro, Jesús) en trono (cons. Liebre) delante de mar de vidrio (= Vía Láctea)

Mapa B y H

Configuración estelar del atardecer del 10 de mayo, hoy 25 de julio correspondiente a la visión de apertura de libro (= cons. Capricornio), gracias a león (= cons. Leo Mayor) (5) y librito abierto en la mano (10)

Los ancianos y seres animalísticos serían otras constelaciones figurativas y animalísticas.

El libro estaría representado la constelación Capricornio, cuyas diferentes posiciones estaban animadas en época arcaica por personificaciones Divinas que dictaban / inspiraban a sus representantes en la tierra poesías (voz escrita que cultiva la mente) o decretos, sentencias, oráculos (voz escrita que cultiva la sociedad) sobre pieles de cabras como hojas rollos-libros.

En este caso el libro que por fin se veía en el cielo se referiría al orto crepuscular de la constelación Capricornio, que aparecía después de haber estado invisible varios meses (el libro estaba cerrado), y por fin se abre gracias al león / cuando se iba al ocaso la constelación Leo Mayor, hecho que ocurría el atardecer del 10 de mayo arcaico Mapa B y H. Y constelación Leo que representaba y simbolizaba a los reyes / soberanos jueces (el león de Judá) que entonces presidían las asambleas desde la que se emitían los oráculos.

La metáfora de considerar lo escrito en el libro como miel está asociado al mito de la cabra de la Nodriza Amalthea que amamantaba con hidromiel e identificada con la constelación Capricornio "Cuerno de Cabra", de uno de cuyos cuernos surgía hidromiel y del otro néctar, términos asociados metafóricamente con poesías escritas en piel de animal / égida "piel de cabra" / libro [además de manto atributo de poetas, coraza, escudo. Lo corrobora el hecho de que el nombre de Amalthea se da a biblioteca: rico depósito de libros, Blánquez, Tomo 1 (1985 133)] y con la faceta de la Diosa que inspira a sus representantes arcaicos: maestra, nodriza, jueza, poetisa,... a cultivar la mente con poesías o a la sociedad con decretos (voz escrita en piel): poesías y decretos que alimentaban / educaban / cultivaban a humanos y a Divinidades y los mantenía jóvenes y les daba la inmortalidad.

Mapa M

Configuración estelar del atardecer del 10 de mayo, correspondiente a la visión en la que se oía una voz (= Capricornio) desde Harmaguedón que leía sentencia (reyes-jueces que presidían las asambleas = Leo Mayor)
  • M (16) - En esta visión oyó una "Gran Voz" que desde Harmaguedón decía a ángeles que derramasen unas copas con las que producir males sobre los adoradores que tenían la marca de "La Bestia". Ángeles que mientras decían: "... Justo eres tú... porque así has juzgado." ... "... verdaderos y justos son tus juicios."

Harmaguedón se le da el significado de "Monte de la Reunión" (Is. 14, 13), "Montaña de las Asambleas" [de Mogued "Asamblea" según Gerard (1995, 532)] y describe el monte de la ciudad de Meguido o de Jezrael en Canaán, lugar donde había un santuario bajo la advocación de la Diosa Asera y su hijo-consorte Baal en donde se reunían jueces y sacerdotes y que en cierto momento estuvo presidida por la reina jueza Jezabel, de la que leemos en la Biblia que hemos consultado (1965, 362): "... reinaba más que su marido..."

La Voz que sale de Harmaguedón se referiría a la Bath-Kol [que en hebreo significa "Hijo de la Voz" y en griego judaico "Voz del Cielo", Espasa, Tomo 7 (30, 1168)] sentencia (voz escrita en piel de animal) leída por el soberano-a (cons. Leo Mayor) que presidía la asamblea, tras los jueces reunirse para juzgar a los criminales, recibida su inspiración de la Diosa Asera que se (creía) la dictaba cuando personificaba Capricornio, en su orto arcaico el 10 de mayo Mapa M.

En esta visión se juzgan a los adoradores que tenían la marca de "La Bestia" y la Gran Voz sentencia a los encontrados culpables a que se les castigue derramándosele encima el contenido de una serie de copas, asociados a la constelación Cuervo cuando se iba al ocaso.

La visión describe, aunque con efectos catastróficos, los ritos arcaicos de carácter astronómico practicados tras la siembra de semillas, cuya finalidad era pedir a la Diosa de la Naturaleza, Diosa de las Cosechas que enviara la lluvia necesaria para que germinara la semilla y de forma análoga resucitara a su paredro muerto, en la fiesta de duelo del 15 de agosto. Esos ritos consistían en carreras de caballos galopando por los campos y con guirnaldas mojadas en agua se regaban las secas praderas y en "Luchas de Fertilidad" de carácter agrícola.

De las que son ejemplos las fiestas "Heraeas" en el mes Heraios / julio-agosto en honor de la Diosa Hera en Elis (junto a Olimpia) en las que las jóvenes disputaban premios en carreras de caballos, juegos instituidos por la princesa Hipodamía "Domadora de Caballos" en el Hipodamión y las ganadoras recibían corona de olivos (= cons. Corona Boreal), las fiestas "Hipodromeas" en honor de Hipodromea en su Templo Hipodromión en el mes Hipodromios / julio-agosto "Mes de Carreras de Caballos" y en el lugar dedicado a ello: Hipódromos, las "Olimpíadas" en honor de Hera Olimpia presididas por las Sacerdotisas Olimpíadas / Hellanodikas del monte Olimpio (Elis). Y las "Lithobolia" en honor de la Diosa Damia, las "Baleteis" en honor de Demeter, la "Moleia" en el lugar de lucha Molychión en honor de Mola, la fiesta de matronas romanas "Nonae Caprotina" en honor de Tutula,...

Y aseguradoras de las constelaciones aludidas con los atributos: espada a Sagitario, corona a Corona, otras armas a Maza, los seres a caballo a la constelación Amazonas [corresponde a la conocida como Hércules en las actuales Guías de Estrellas, pero la denominamos así para la época arcaica por evidencias ceremoniales, artísticas y míticas, precisamente los seres (sistema matriarcal) al que Hércules (sistema patriarcal) se empeñó en desposeer de sus reinos].

Tal situación estelar, que reflejamos en Mapa C y O anunciaba la celebración de ritos mágicos que traían la lluvia y la Fertilidad de las semillas recién sembradas y propiciadoras de cosecha, mientras en la visión apocalíptica provoca el fenómeno contrario: su destrucción.

Mapa C y O

Configuración del cielo el atardecer del 15 de agosto, hoy 30 de octubre correspondiente a la visión de cuatro seres a caballo con corona (= cons. Corona) que matan con armas (= consts. Sagitario, Maza, Escudo) y traen destrucción cosechas (6) y a la visión de la reina que ya no es viuda ni está de duelo (18)

Esta visión describe el mito de la historia de la agricultura el día de siembra, asociado al ocaso de constelaciones del 15 de agosto, que narra que la Diosa se encontraba de duelo tras la muerte de su paredro, personificando su paredro la semilla enterrada y Ella la viuda de duelo que llora su muerte (lágrimas propiciatorias de las lluvias que harán germinar la semilla en vegetación y resucitar a su paredro).

En el Apocalipsis pronostica el cambio climático y por tanto ya nunca más la Diosa se quedará viuda ni estará de duelo (no se morirá su paredro, por lo que no habrá agricultura), lo que traerá, en vez de cosechas, la mortandad y el hambre.

La muchedumbre correspondería a las innumerables estrellas de la Vía Láctea que el atardecer del 1 de diciembre arcaico, atravesaba el horizonte norte formando una línea vertical y el Cordero se referiría a Jesús en su personificación de la constelación Paredro / Orión y el trono a Liebre Mapa D y J que se encontraba en oposición encima del horizonte sur.

Y "La Bestia" adorada se referiría a la Diosa que personificaba la constelación Dragón que aparecía encima del horizonte norte, el día indicado en el calendario arcaico 1 de diciembre, cuya configuración estelar mostramos en el Mapa D y J.

Constelación Dragón como una manifestación de la antigua Gran Diosa Asera, descalificada como "La Bestia" / Satán / el Demonio / Dragón / el Ángel del Abismo y que era adorada por humanos que se ponían una marca en la frente en su honor. Relacionada en realidad con artesanos metalúrgicos que se ponían una diadema con apéndice circular que caía sobre la frente, cuando trabajaban bajo la advocación de la Diosa que personificaba esta constelación y que presidía el proceso de fabricación de objetos metálicos (recuérdese los cíclopes con un ojo en la frente = artesanos metalúrgicos con diadema con apéndice en frente, así como los cainitas metalúrgicos).

Mapa D y J

Configuración estelar del 1 de diciembre, hoy 15 de febrero correspondiente a la visión de la muchedumbre (7) y la de los adoradores de "La Bestia" con el 666 en la frente (13)

Los profetas que tenían gran poder cuando ejercían su ministerio profético lo harían bajo la advocación de la Diosa que personificaba la constelación Cráter / Crátera, constelación animada en todos los panteones por la Diosa de la Muerte, del Fuego, de los Volcanes, de la Luz, de los Terremotos, de la Adivinación, Oráculos (o fórmulas mágicas), invocada con fuegos perpetuos / fatuos, de lámparas de aceite de oliva o de antorchas o de candelabros. Y que se creía que dictaba sus oráculos a sus representantes, que ejercían su función profética bajo su advocación cuando la constelación lucía al atardecer en todo su esplendor el 25 de diciembre arcaico Mapa E.

En la narración apocalíptica en vez del efecto benéfico esperado (la inspiración y el poder a los profetas para sus profecías) y en vez de ser invocada con fuegos perpetuos, la Diosa de la Adivinación y los Terremotos que animaba la constelación Cráter, concede a los profetas guardianes el fuego que arrojan contra sus enemigos y un terremoto.

De las Diosas Juezas Furias que castigaban a los asesinos (con la mirada o el olor) y tenían el poder de hacer perder la razón a los culpables deriva: furioso, furor, furia = cólera, ira, furia del mar, del viento (Vientos Furiosos / Huracanados)... en el sentido de vehemencia en la acción, furial: propio de las Furias, furialis: colérico, furibundo... asociado a la cons. Crátera que evidencian que castigarían con furia, tras juzgar a los malhechores el 25 de diciembre, día de Juicio).

Mapa E

 

Configuración estelar del atardecer del 25 de diciembre, hoy 10 de marzo, correspondiente a la visión de profetas recorriendo el cielo arrojando fuego y en coincidencia con terremoto (11) (= cons. Cráter / Crátera)

Mapa K

Configuración estelar corresponde a la visión del 25 de diciembre, hoy 10 de marzo, correspondiente a la visión de un ser recolectando las mieses y la uva (14) (estrellas Espiga y Vendimiadora de cons. Virgo)

En esta visión también se referiría al atardecer del 25 de diciembre, cuando la constelación Virgo lucía en todo su esplendor, y la Diosa Madre responsable de las cosechas (de invierno) que la personificaba daba a luz los frutos de la segunda época agrícola: día de recolección de la cosecha madura, cuando a la par lucían por oriente las estrellas Espiga y Vendimiadora (daba a lus a sus Hijos, los frutos: los cereales, la uva,...), mientras la constelación Andrómeda (asociada a las segadoras y recolectoras que usaban la hoz y ataban las mieses) iban al ocaso Mapa K.

La "Bestia" se referiría a la Diosa que personificaba la constelació Dragón que aparecía encima del horizonte este el atardecer del 25 de diciembre arcaico Mapa P junto con las constelaciones Virgo y Crátera (profeta y Fiel que juzgaba) y Cuervo (los reyes y otros fieles).

En El Apocalipsis "La Bestia" y los que la adoraban son vencidas por Fiel y arrojadas al lago de fuego, castigo inspirado en las constelaciones que ese atardecer iban al ocaso: Fornax y Río de Fuego. Y castigo que era impuesto por los reyes y profetas (que ahora son los que lo sufren) a los parricidas cuando los juzgaban el 25 de diciembre arcaico bajo la advocación de la Diosa que animaba la constelación Virgo, según lo evidencia el verbo vendemiare = castigar a los parricidas, derivado del nombre de la estrella de Virgo: Vendemiatrix "Vendimiadora", que ese atardecer lucía en todo su esplendor.

Mapa P

Configuración del atardecer del 25 de diciembre, hoy 10 de marzo, correspondiente a la visón de Fiel que juzgó e hizo la guerra a "La Bestia" y a adoradores, a los que arrojó al fuego (19) (ocaso Fornax "Horno")

 

El astro Ajenjo que cae del cielo se referiría al ocaso de la constelación Cráter / Crátera [denominada con ambos nombres según Encicl. Espasa, Tomo 15 (1988, 1522) nombre está en el origen tanto del de las vasijas de agua y vino = cráteras como en el del lugar por donde surge el fuego subterráneo], hecho astronómico que acaecía en época arcaica el atardecer del 23 de abril Mapa G.

Mapa G

Configuración estelar del atardecer del 23 de abril, hoy 8 de julio, correspondiente a la visión del astro Ajenjo que cae del cielo (= ocaso cons. Crátera) y coincide con muerte de humanos (8)
Hecho astronómico de la constelación Crátera / Cráter que cuando iba al ocaso en época arcaica, anunciaba la culminación de la fermentación de jugos de uva y frutas y su conversión en vino o ajenjo, cuatro meses después de recogida la cosecha de frutos y de la vendimia (25 de diciembre) y anunciaba la celebración de fiestas en diferentes regiones con el rito de libación de vino en vasijas cráteras (epónima de la constelación) y con fuegos encendidos en el cráter (epónimo de la constelación) de un volcán junto a un santuario de una Diosa como en las "Vinalias" en honor de las Diosas Venus Ericina o Demeter y Artemisa Pirona (volcán).

En El Apocalipsis en vez coincidir con fenómenos benéficos asociados a la obtención del vino, el ocaso de la constelación provoca la muerte de los humanos.

Se referiría al orto por el este del cielo crepuscular el 24 de junio arcaico, de la Diosa que animaba la constelación Piscis y la estrella Al Risha Mapa I y N. Constelación que está formada por dos alineaciones estelares en los que las mitólogas arcaicas vieron una Madre y su bebé y según el mito griego son los peces en que se convirtieron la Diosa Afrodita / Venus y su Hijo Eros frente a un peligro.

Madre e Hijo,-a que formaban la Pareja protagonista de la historia de la religión agrícola, representación de la Gran Diosa Madre responsable de las cosechas (en este caso de verano) y su descendiente (fruto y mieses), hecho astronómico que se producía con el orto crepuscular de la constelación Piscis el 24 de junio arcaico, coincidiendo con la recolección de cosecha (frutos como Hijos de la Diosa a los que da a luz), de la primera época agrícola.

Mapa I y N

Configuración estelar del atardecer del 24 de junio, hoy 10 de septiembre, correspondiente a la visión de mujer con dolores de parto (= cons. Piscis) (12) y a la visión de mujer en juicio con copa en la mano (= cons. Acuario) (17)
El párrafo (Ap. 12,7-18) de "La batalla en el cielo" que narra la lucha entre las Divinidades lo hemos cambiado de orden antecediendo a la llegada del Fin del Mundo, al igual que existe otra Batalla Final que antecede al Fin del Mundo en las narraciones en las que se basa.

La mujer que está a punto de subir del abismo indica que es imagen de una Diosa que anima una constelación que está a punto de resurgir del mundo subterráneo, de producirse su orto / levantamiento / de lucir en todo su esplendor. Y se referiría al orto por el este al atardecer de la constelación Piscis (Ramera y vestida de rojo, color femenino desde la Prehistoria con el que se coloreaban los ropajes de las Sacerdotisas y el manto de las estatuas de Diosas. Y color que denota que quien lo usaba poseía un alto estatus, ya que se necesitaban 10.000 moluscos múrices, de donde se extraía la púrpura, para sacar un gramo con la que se teñía los vestidos rojos. Por lo que los ropajes de este color sólo estaban al alcance de las personas muy pudientes, lo que evidencia la asociación en la más arcaica antigüedad de lo femenino con la riqueza y la suntuosidad). Y con una copa se referiría al orto de Acuario el atardecer del 24 de junio Mapa I y N, día en que se celebraban juicios.

Y tal relación entre la Ramera vestida de rojo, como metáfora de una constelación en determinada situación estelar, se reflejaría en la pintura de La mujer escarlata de un Códice miniado medieval, ilustrada en la Foto 1. Aparece una mujer vestida de roja señalando hacia un planisferio lleno de estrellas. De la representación, afirma Grossato (2000, 48): "deriva del conocido personaje de la «Prostituta» del Apocalipsis (XVII, 4) de san Juan".

Foto 1: Mujer escarlata señalando hacia un planisferio lleno de estrellas, evidencia de que su autor medieval conocía el fundamento astronómico de los personajes del Apocalipsis

En la narración apocalíptica quien sufre el juicio es la Diosa, en vez de inspirar a la Sacerdotisa que ejercía sus funciones presidiendo los juicios de los delincuentes, bajo la advocación de la Diosa el día en que Piscis lucía en todo su esplendor.

Una estrella que cae indica que iba al ocaso / al abismo / al mundo subterráneo. La llave es un símbolo de poder que recibía un humano, como símbolo para ejercer sus funciones de forma legítima, de manera que tenían gran poder cuando ejercían su ministerio cuando se producía el orto crepuscular de la constelación Libra (llave) el 14 de febrero Mapa F y Q hecho astronómico que se producía conjunto con Escorpio. Esta visión pertenece al comienzo del segundo año.

En esta visión es el mismo Ángel del Abismo / Abadón / Abbadón [llamada Abadona según Klopstock en la Encicl. Espasa, Tomo 1 (1988, 117)] (la antigua Diosa) y sus adoradores los que sufren el castigo del tormento y las plagas tras ser juzgados, en vez de ser la Diosa bajo la cual sus representantes realizaban los juicios.

La visión describe exactamente los ritos arcaicos de carácter astronómico-mágico practicados en muchas regiones con religiones Mistéricas en las fiestas del 14 de febrero arcaico, para propiciar la lluvia y la Fertilidad de las semillas recién sembradas antes de la primavera y aseguradoras de las constelaciones aludidas con los diferentes atributos Mapa L: mar de vidrio alude a Vía Láctea, lira a la constelación Lira, los himnos satíricos / saetas aluden a la constelación Flecha, los vestidos de lino tejidos aluden a la constelación del arácnido / Escorpio, los cinturones a Orión / Paredro configurada con estrellas llamadas "El Cinturón".

A continuación le correspondería el párrafo que narra la Batalla Final entre los ángeles Miguel y el Dragón situado en (Ap. 12,7-18), que termina con la expulsión del Dragón, al que llama Satanás y Diablo y el Juicio Universal a los adoradores del Dragón, que se referiría a diferentes ceremonias y ritos celebrados cuando se producía la aparición vespertina de las constelaciones Libra (a la que estaba asociada el juicio) y Flecha (a la que estaba asociada los ritos sagrados de "Luchas de Fertilidad" para propiciar lluvias) el 14 de febrero coincidiendo con el ocaso de la constelación Hadas "Las Lluviosas" Mapa Q.

Mapa F y Q

Configuración estelar del 14 de febrero, hoy 1 de mayo correspondiente a la visión de la caída de estrella al abismo a la que le fue concedida el poder de los escorpiones (= cons. Escorpio) (9) y la visión del ángel que descendía del cielo llevando la llave (= cons. Libra) del abismo (20)

Mapa L

 

Configuración estelar del atardecer del 14 de febrero, correspondiente a la visión de seres sobre mar de vidrio (= Vía Láctea) tocando lira (= cons. Lira), con túnicas de hilo (= cons. Escorpio), cinturones (= Orión / Paredro) (15)

 

Mapa R

Configuración estelar del atardecer del 1 de marzo, hoy 15 de mayo, con la Vía Láctea apoyada encima del horizonte norte, correspondiente a la visión del nuevo cielo

Igual que en el Crepúsculo de los Dioses, tras el Fin del Mundo resurge otro nuevo en el que brilla un nuevo firmamento y la tierra se repuebla con otros seres humanos y con otras flores que darán nuevos frutos.

Y con estos hechos se referiría metafóricamente al 1 de marzo, cuando la Naturaleza resurgía, se llenaba de flores y la Vía Láctea se encontraba apoyada encima del horizonte norte Mapa R.

Hasta este momento habrían transcurrido desde el inicio de las visiones el 1 de febrero arcaico, tres años y veintiocho días, 1120 días: días en que san Juan profetiza se atormentará a los que no adoren a su Dios.

 

CONCLUSIÓN

De manera que la forma que adopta la narración y los hechos que presenta El Apocalipsis cristiano, considerado la "Revelación" o el testametneo de Jesús escrito por su discípulo Juan tras su marcha, son en muchos aspectos idéntica a los hechos narrados en la obra irlandesa Second Battle of Mag Tured, en el poema Ragnarokh del canto Voluspa de Las *Eddas de la profetisa Volva y en el Mahabharata hindú datado entre los siglos. XIV al IV adne, también considerados reveladas por diferentes Divinidades a sus autores.

Por lo que no hay duda de que san Juan imita el estilo y se apropia de los poemas y de lo narrado por cualquiera de las Sacerdotisas Adivinas que vaticinaban el porvenir, recitaban oráculos o sentencias al ejercer sus múltiples funciones a lo largo del año, según (se creía) la Diosa se los inspiraba / dictaba / revelaba cuando personificaba determinada constelación y se hallaba en una precisa situación.

Aunque El Apocalipsis le sirve al narrador cristiano para descalificar a la Gran Diosa que era adorada con anterioridad por profetas y reyes en numerosos sitios, lo que pone de manifiesto su finalidad de defender los valores patriarcales y desprestigiar los valores matriarcales, a la vez que apoyar el futuro de los creyentes de la recién nacida iglesia.

Esta apropiación en el sigo II dne de las obras de autores matriarcales, pero manipulándola y cambiándola de signo para defender los valores patriarcales, sería semejante a la que también hizo Homero en el siglo VIII adne, que contó una historia de guerra y defensora de los valores patriarcales, tras apropiarse y manipular los poemas matriarcales y pacíficos de la profetisa Dafne, según afirma Sáinz de Robles (1959, 328): "Larrey, en su historia de los siete sabios de Grecia, afirma «que Homero había sacado de las poesías de esta inspirada mujer (Dafne) las bellezas más notables de sus inmortales poemas, y que el ingrato suprimió la mención de su bienhechora, aunque sin haber podido ocultar el plagio a la posteridad." Y similar afimación de la apropiacón por Homero de los poemas de Dafne realizan los enciclopedistas del Espasa, Tomo 17 (1988, 773): "Se supone que Homero recogió muchos de éstos en sus obras". Y también los del Tomo 49 (1988, 488) recogen la opinión de Hipólito Fauche que aseguraba que Homero compuso su Ilíada a imitación del Ramayana.

Se muestra el sustrato matriarcal de El Apocalipsis simplemente al leer sus narraciones, dado que se utiliza claramente un sistema de codificación con visiones de seres y objetos en el cielo, asociados con fenómenos y con castigos anunciadores del Fin del Mundo, que evidencian la base astronómica.

Puesto que el conocimiento del fundamento astronómico de la mitología matriarcal no pasó en ninguna región del mundo a los usurpadores patriarcales tras la revolución patriarcal, el hecho de que en El Apocalipsis se utilice las señales en el cielo coincidentes con fenómenos y castigos, refleja el conocimiento de la mitología matriarcal [que se inspiraba en la astronomía tanto para determinar la fecha de ceremonias religiosas, como para realizar diferentes juicios a lo largo del año, escribir poemas, recoger la cosecha en las dos épocas agrícolas, adorar a la Diosa, determinar con qué objeto invocarla (se inspiraban en constelaciones), prever terremotos, etc...] y por tanto la apropiación de las citadas narraciones de las profetisas precristianas de la religión matriarcal.

En la narración cristiano es el Dios cristiano el que le quita el trono a la Gran Diosa adorada con anterioridad a la revolución, las catástrofes que se suceden sólo afectan a los adoradores de "La Bestia" / de la Diosa y son los varones los que se apropian de las antiguas funciones que ejercían las Sacerdotisas.

 

BIBLIOGRAFÍA

ABREU, F. B. (1999): Claves Astronómicas del Arte y la Religión Prehistórica. Edita F. B. Martín-Cano Abreu, Zaragoza.
- (1999a): Las claves del Arte y la Religión Prehistórica. Actas del XXV Congreso Nacional de Arqueología, Valencia, Edita Diputació de València.
- (1999b): El significado del Arte y la Religión. La Voz de Lepe, febrero.
Enciclopedia Universal Ilustrada Europeo-Americana (1988 y 1930). Tomos 1, 7, 15, 17, 18, 49, 59. Editorial Espasa-Calpe, S. A., Madrid.
BLÁNQUEZ, A. (1985): Diccionarios: Latino-Español, Español-Latino. Tomos 1-2-3. Editorial Ramón Sopena, S. A., Barcelona.
CAMPBELL, J. (1991): En diálogo con Bill Moyers. El poder del mito. Emecé Editores, S. A., Barcelona.
- (1994): Los mitos. Editorial Kairós, Barcelona.
GERARD, A. M. (1995): Diccionario de la Biblia. Grupo Anaya S. A., Anaya & Mario Muchnik, Madrid.
GROSSATO, Alessandro. (2000): El libro de los Símbolos. Metamorfosis de lo humano entre Oriente y Occidente. Grijalvo Mondadori, Barcelona.
HUSAIN, S. (1997): La Diosa. Editorial Debate, S. A. Madrid. Círculo de Lectores, S. A. Barcelona.
MARTÍN-CANO, F. B. (1999): Claves astronómicas del arte rupestre. Si los bisontes hablaran & Más Allá, Nº 124, junio, Madrid.
- (1999a): Claves astronómicas del arte y la religión prehistórica. Calendario prehistórico diferente del zodiacal. Boletín informativo. Agrupación Astronómica Aragonesa, septiembre/octubre, Nº 89. Año VIII, Zaragoza.
- (1999b): Claves astronómicas del arte y la religión prehistórica. Regla de tres. Omnia. Mensa España, noviembre, Nº 70, Barcelona.
- (1999c): Fundamento astronómico de la Semana Santa y de la corrida de toros. Barataria, Boletín de la Asociación Aragonesa de Amigos del Libro. Núm. 9, diciembre, Zaragoza.
- (1999d): Fundamento astronómico de la fiesta cristiana de la Semana Santa y del Carnaval. Boletín informativo. Agrupación Astronómica Aragonesa, enero/febrero, Nº 91. Año XI, Zaragoza.
RUTHERFORD, W. (1994): El misterio de los druidas. Ediciones Martínez Roca, S. A., Barcelona.
Sagrada Biblia. (Versión directa de las lenguas originales, Nácar Fuster, Eloíno y Colunga, Alberto). (1965): La Editorial Católica, S. A., Madrid.
SÁINZ DE ROBLES, F. C. (1959): Ensayo de un Diccionario de Mujeres Célebres. Aguilar S. A. de Ediciones, Madrid.

*(Paredro = Ser mortal, hija o hijo que surge de la Diosa, o bien esposo, hermano, amante de la Diosa. En las diferentes mitologías de todo el universo, la Diosa lo convierte en Divinidad tras morir.)

--------------

Copyright © 2000 Martín-Cano. Todos los derechos reservados. Se permite difundir, citar y copiar literalmente los contenidos de los documentos en esta web, de forma íntegra o parcial, por cualquier medio, siempre bajo los criterios de buena fe, para fines no lucrativos y citando la fuente.
No se puede alterar, transformar o generar una obra derivada a partir de esta obra.

----------------------------------

-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-

[Index]
 

ANTROPOLOGÍA (1 Curanderas y Brujas, Médicas) (2 Imágenes relacionadas con frutos: Vírgenes) (3 Ceremonias de pubertad femeninas y elección..) (4 Interpretación nacimiento de Jesús) (5 Discriminación de lo femenino en la Arqueología) (6 Falsificación de la "venida" de la Virgen a Zaragoza) (7 Debate de Arqueología - I (Indignación) (8 Debate de Arqueología - II (androcentrismo humano) (9 Debate de Arqueología - III (androcentrismo animal) (10 Ábrete de piernas) (11 Orgía con animales) (12 Orgía con bastones) (13 Amazonas y guerreras) (14 "Faloforias" paganas y "Risus paschalis" cristiano) (15 Símbolos de amor infinitov (16 Falta de lógica de algunos paleontólogos / Atapuerca) (17 Imágenes femeninas relacionadas con frutos: Diosas) (18 Versos epónimos de mujeres) (19 Diosas del Sol) (20 Legitimidad de "matrimonio")

 

 

15 DE JUNIO 2003

La visión feminista de Martín-Cano ha revolucionado los mundos académicos androcéntricos de la Arqueología, Antropología y Astronomía: Adherirse: http://www.facebook.com/pages/F-Martin-Cano-Abreu/157077017648843
F. Martín-Cano Abreu
Apocalipsis: 1120 d"as de catastrofes para castigar a los adoradores de la Diosa
MARTÍN-CANO, F.: (246) - (2012): Sexualidad femenina en diversas culturas. De ninfómanas a decentes. Tomo 1. Chiado Editorial, 296 pgs., ISBN: 9789896976200. Depósito Legal n.º 342795/12. 1.ª edición: Maio

MARTÍN-CANO, F.: (257) - (2013): Sexualidad femenina en ritos, obras de arte y mitos. Del mundo de la Diosa a la sociedad patriarcal. Tomo 2. Chiado Editorial, 347 págs., ISBN: 978-989-51-0219-8. Depósito Legal n.º 355559/13. 1.ª edición: Maio, 2013
MARTÍN-CANO, F.: (319) - (2016): Arqueología Feminista Ibérica. Letras de Autor Editorial, 653 pgs., ISBN: 978-84-16538-67-6. Depósito Legal: M-2054-2016. Primera edición: enero 2016