crisis en España
"CRISIS EN ESPAÑA"
Se conoce como crisis económica española de 2008 al deterioro que ese año se empezó a advertir en los principales indicadores macro económicos y cuyas consecuencias se han extendido en el tiempo hasta la actualidad, no sólo en el plano económico sino también en el político y el social. Esta crisis se enmarca dentro de la Crisis económica de 2008 que afecta a todos los países del mundo, y en especial a los países desarrollados. El comienzo de esta crisis mundial supuso para España la explosión de otros problemas: el final de la burbuja inmobiliaria, la crisis bancaria de 2010 y finalmente el aumento del desempleo en España, lo que se tradujo en el surgimiento de movimientos sociales encaminados a cambiar el modelo económico y productivo así como cuestionar el sistema político exigiendo una renovación democrática. El movimiento social más importante es el denominado Movimiento 15-M, surgido en mayor medida, por la precariedad y las condiciones económicas de la clase media y baja; dos consecuencias de la Crisis financiera de 2008. La crisis se ha extendido a otros ámbitos, dando lugar a la crisis española de 2008, presente en la actualidad.> . "Orígenes" Burbuja inmobiliaria Véase también: Crisis inmobiliaria española de 2008. El origen de esta crisis, enmarcada en el contexto de una crisis económica-financiera a nivel mundial, gira en torno al fuerte ajuste de la industria de la construcción tras el pinchazo de la burbuja inmobiliaria. La drástica disminución del crédito a familias y pequeños empresarios por parte de los bancos y las cajas de ahorros, algunas políticas de gasto inadecuadas llevadas a cabo por el gobierno central, el elevado déficit público de las administraciones autonómicas y municipales, la corrupción política, el deterioro de la productividad y la competitividad y la alta dependencia del petróleo son otros de los problemas que también han contribuido al agravamiento de la crisis. Se considera que la burbuja inmobiliaria empezó durante el gobierno de J. M. Aznar, en los años anteriores al mandato de Zapatero. PARO
El desempleo o paro en España refleja la totalidad de las personas desempleadas en España. Aunque el desempleo es un problema generalizado en todos los países del mundo, el grado de desempleo en España es especialmente alto respecto a los países de su región y de su mismo nivel económico. Tras alcanzar un mínimo del 8% entre 2006 y 2007, con la crisis económica que comenzó en 2008 la tasa de desempleo creció rápidamente superando el 20% en 2010 y el 25% en 20121 2 y convirtiéndose en la mayor preocupación3 de la sociedad española superando al terrorismo. Si bien el paro en algunas regiones de España es bastante menor que en otras, el cómputo general es uno de los más altos de la Unión Europea y en general se ha mantenido así independientemente de la situación económica. Para medirlo se utilizan dos sistemas: la Encuesta de Población Activa que cada trimestre confecciona el Instituto Nacional de Estadística, y el paro registrado, que es la cifra de personas que están inscritas en las oficinas del SEPE (antes INEM). Suele haber discrepancias entre las dos cifras porque hay personas desempleadas que no están registradas en las oficinas de empleo, porque ya han desistido de buscar un trabajo o por alguna otra razón. Por eso se considera más fiable la EPA, que los datos del paro registrado. "http://mediablogs.los40.com/andaya/files/2012/09/mariano-rajoy.jpg