Capítulo III

CAPITULO III

 

LA JUNTA DE OBRAS PÚBLICAS Y EL DESARROLLO URBANO

 

 

Ø      La actitud de Benavides.

Ø      Se crea la Junta de Obras Públicas

Ø      Diversos sucesos en 1933

Ø      Haya de la Torre en libertad

Ø      Duelo nacional por aniversario de muerte de Sánchez Cerro

Ø      Aparece “Ecos y Noticias”

Ø      Diversos sucesos en Piura en 1934

Ø      Llega 1er. avión a Huancabamba

Ø      Se crea Distrito de Montero

Ø      Ley de carreteras

Ø      Creación del distrito de Sondorillo

Ø      Asesinato de Antonio Miró Quesada

Ø      Crean escuelas en Sullana y La Huaca

Ø      Luis Flores acusa a Benavides

Ø      Agua y desagüe para ciudad de Piura

Ø      Diversos sucesos en 1935

Ø      Sullana, Campeón de Fútbol

Ø      Creación de la Provincia de Morropón

Ø      Creación del Distrito de Las Lomas

Ø      Creación del Distrito de Sicchez

Ø      Se crea el Obispado de Piura

Ø      Elecciones de 1936

Ø      Prorrogan  mandato de Benavides

Ø      Matan a Froilán Alama

Ø      El proyecto de irrigación IMICHIRA

Ø      Sucesos  diversos en 1936

Ø      Puente sobre el río Chira

 

La actitud de Benavides.

ARRIBA

Sánchez Cerro había puesto toda su confianza en el general Benavides con el cual  había tenido una nutrida correspondencia cuando Sánchez Cerro se encontraba en Europa. y postulaba a la Presidencia Constitucional de la República. En todas sus  cartas Benavides le mostraba su mayor  adhesión y lo alentaba a seguir adelante. Muchas de esas cartas aparecen en los 4 tomos de de la obra “Sánchez Cerro” de Pedro Ugarteche.

Tan pronto como Sánchez Cerro fue proclamado  presidente, se embarcó Benavides al Perú, y acá el presidente.  dio el mas alto cargo del Ejército y le confió la conducción del conflicto con Colombia. Pero en realidad Benavides no era leal a Sánchez Cerro.

El 30 de abril, Benavides estuvo cerca de Sánchez Cerro en la tribuna oficial y al terminar el acto se despidieron.

Don Luis Antonio Eguiguren en su libro “El Usurpador” escrito contra Benavides. Dice    El general Benavides, Jefe de la Defensa Nacional que presenció con el presidente Sánchez Cerro el desfile de los movilizables, habia desaparecido. En esos momentos angustiosos, cuando todos los hombres del régimen  rodeaban a la víctima ¿ qué era del Jefe de la Defensa Nacional?. En el Hospital Italiano a donde llegó  Sánchez Cerro moribundo, corrió un rumor; “Benavides está en Palacio”

En el mismo libro de Eguiguren , éste cuenta que : seis días después  de haberse cumplido la bárbara sentencia  de muerte contra los sublevados de Cajamarca me visitó  (Benavides), en mi residencia y me expresó : Solo la situación internacional me impide tomar una actitud decisiva en contra de este régimen que no tienen ya autoridad en el pueblo. Estoy enterado, doctor, que el comandante Jiménez llevó a efecto la revolución de Cajamarca con el propósito de proclamarlo a usted, jefe de una Junta  de Gobierno de la República. En vista del fatal desenlace de este golpe     ¿ cuenta usted con algún otros militares capaces de arreglar  esta grave situación del Gobierno ?.

Aquello de que Sánchez Cerro había perdido autoridad en el pueblo era una gran mentira y los hechos posteriores lo demostraron. Lo que quería Benavides era sondear a Eguiguren, pero mostró sus deslealtad para el presidente que le habia dado su confianza,

Se sabía de varios comprometidos en el asesinato, porque los peritajes demostraron que desde 8 lugres diferentes se dispararon. Se hizo una redada de apristas entre ellos  Luis Heysen  y el 16 de junio comparecieron ante una Corte Marcial, actuando como  juez  instructor el mayor Abel Carlín y presidida por el coronel Maximiliano Frías Vegas natural de Piura

 

 

Se crea la Junta de Obras Públicas

ARRIBA

En 1932 varios departamentos habían logrado beneficiarse con la creación de Junta de Obras Públicas.

 

Para el departamento de Piura, quien tomó la iniciativa en tal sentido, fue el congresista doctor Luis Antonio Eguiguren que era representante por Lima.  Como cabe suponerse, contó con el apoyo decidido de toda la representación piurana.

 

Fue así como el 1º de setiembre de 1933, se dio la Ley 7796 más conocida como Ley Eguiguren, gracias a la cual en la ciudad de Piura y de otros lugares del departamento se hicieron importantes obras.

 

La citada Ley consideraba un impuesto del 20% sobre los derechos de importación de la maquinaria, materiales e implementos destinados a la industria del petróleo y el impuesto que ya regía sobre el consumo de gasolina, también constituiría recursos de dicha Junta, que debía tener una duración de diez años.  De igual modo se destinaban a la Junta de Obras Públicas un 1% adicional al impuesto a las importaciones y exportaciones en Aduanas de Talara y Paita.

 

El artículo 4º de la Ley puntualiza las obras que deberían ser ejecutadas, como son agua potable, desagüe y pavimentación de la ciudad de Piura, terminación de los locales del Concejo Municipal, Cárcel Pública, Colegio San Miguel y Corte Superior de esa ciudad de Piura, puente de Sullana sobre el río Chira, agua potable y desagüe para esa población y para las poblaciones de Ayabaca y Huancabamba, hospital para Paita y Sullana,  construcción y refacción de escuelas en Piura, Catacaos y Tambogrande, Castilla, Sechura, Bernal, Chulucanas, Morropón, Paita, La Huaca, Vichayal, Pueblo Nuevo, Sullana, Querecotillo, Ayabaca, Suyo, Santo Domingo, Chalaco, Pacaipampa, Huancabamba, Canchaque, Sondor y Huarmaca.

En el artículo 5º se precisaba que entre las obras que debían construirse en Paita, tendría preferencia la del puente del Arenal sobre el rió Chira, así como la construcción de un local adecuado para el funcionamiento de una escuela náutica o Colegio de Instrucción Media y la instalación del servicios de alumbrado eléctrico en La Huaca. El artículo 7º establecía que mientras se organizaba el Concejo Departamental de Piura (dispuesto por la Constitución); los fondos serían administrados por una Junta compuesta por el Presidente de la Corte Superior del Distrito Judicial Piura-Tumbes que la presidiría y por un delegado de cada Concejo Provincial, así como por los síndicos de la capital departamental.

El artículo 8º disponía la formación de Juntas Provinciales autónomas en las provincias de Sullana, Paita, Ayabaca y Huancabamba, constituidas por el Alcalde Provincial que la presidiría, por el Juez de 1ra. Instancia, el Director de la Beneficencia y por un vecino notable como representante del comercio, la agricultura e industria.

 

El artículo 9º encomendaba a la Caja de Depósitos y Consignaciones, la cobranza y recaudación del tributo, la cual abriría una cuenta denominada “Obras Públicas de Piura” donde se abonaría los montos recaudados.

 

En el Artículo 11º se fijaba la forma de distribución de los fondos, correspondiendo a la provincia de Piura el 30%, a las de Paita y Sullana, el 20% cada una y 15% a Ayabaca y suma igual a Huancabamba.

 

Para todo lo referente a la recepción de fondos, las Juntas  Provinciales de Obras Públicas, acreditarán, cada una, un delegado ante la Junta de Obras Públicas departamental.

 

Esta ley, fue la base del desarrollo urbano de la ciudad de Piura.  Lo primero que se hizo fue instalar la red de agua potable y alcantarillado a la ciudad y luego se pavimentaron las calles y avenidas, las mismas que fueron ensanchadas y remodeladas, pero no se construyeron los locales del Concejo Provincial, de la Corte, de San Miguel, ni tampoco de la cárcel la cual fue construida 25 años más tarde con otros fondos.  En Sullana se construyeron el puente sobre el Chira que lleva el nombre del alcalde  y presidente de la Junta de Obras Públicas Provincial, don Isaías Garrido.  También se levantó el local del Centro Escolar  Cardó, en la avenida Lama.

 

En Paita no se construyó el puente Arenal sobre el Chira, ni se construyó el local para la Escuela Náutica, que no llegó a funcionar.

 

 

Diversos sucesos en 1933

ARRIBA

·        El asesinato del presidente Sánchez Cerro y el subsiguiente nuevo jefe   Gobierno motivó el cambio de autoridad políticas en el país.

En Piura salió el prefecto Víctor Dellepiani Ocampo y en su lugar llegó don Teobaldo Santa María.

En Paita cesó el subprefecto Alfredo Franco Gallo y en Tumbes el prefecto Emiliano Otero, fue llamado a Lima y nunca le dieron audiencia.

·        En Lima, el nuevo presidente, general Óscar R. Benavides, conformó un nuevo gabinete ministerial presidido siempre por el doctor Matías Manzanilla, llamando para integrarlo al doctor Pablo Ernesto Sánchez Cerro para la cartera de Fomento y al doctor Luis Flores para el Ministerio de Marina.  Basadre dice que fue difícil convencer a Pablo Ernesto  Sánchez Cerro a que aceptase el ministerio pues se mostraba muy receloso con relación a Benavides.  De esa forma, el nuevo mandatario, trató de congraciarse con el sector sanchecerrista, cuando menos en los primeros momentos pues, esa agrupación política tenía por entonces mucho poder.

·        Durante el mandato de Sánchez Cerro, la Administración de Correos mandó a imprimir una estampilla con la efigie  del mandatario, pero éste prohibió su circulación.  Al morir el presidente, fue puesta en uso.

·        Era intención de Benavides iniciar un gobierno de concordia nacional y eso influyó grandemente en el posterior proceso investigatorio que sucedió a la muerte del presidente Sánchez Cerro y también en el fallo de la Corte Marcial que presidía nada menos que el coronel piurano Maximiliano Frías Vegas, hijo del coronel Maximiliano Frías García  Aquel,  actuó con el mayor Sánchez Cerro años atrás en la acción del río Pastaza contra soldados ecuatorianos.  La Corte prácticamente no condenó a nadie a pesar de que el coronel Antonio Rodríguez, de la guardia del presidente asesinado, atestiguó de que cuando menos 8 individuos ubicados  desde lugares diversos y sobre todo desde una palmera, habían disparado contra el  mandatario. El 5 de junio s empezó a tomar declaraciones. y terminaron el 10.: El Fiscal  consideró a Mendoza Leiva como autor único, 5  cómplices (algunos huidos) y 11 encubridores; pero el 20 de junio el Fiscal retiró su acusación y consideró a un autor y un encubridor.. La sentencia siguió el mismo camino y la muerte de Sánchez Cerro quedó prácticamente sin sanción  provocando  la indignación de Pablo Ernesto Sánchez Cerro y de Luis Flores.

·        Luis Flores y Pablo Ernesto Sánchez Cerro se mostraron muy contrariados por la absolución de los enjuiciados.  Eso motivó que el 26 de junio, José Matías Manzanilla presentase renuncia con todo el gabinete.  El doctor Luis Flores, Jefe de la Unión Revolucionaria que era tan vehemente como Sánchez Cerro, tuvo una tempestuosa reunión con el presidente Benavides y le dijo:  “Me marcho del Ministerio pero voy a combatirlo, porque tengo una cualidad sobre todos mis defectos, soy un hombre leal”.  En lugar del gabinete renunciante, se nombró a otro de “apaciguamiento y concordia” presidido por el doctor Jorge Prado.

Poco tiempo después Flores y Pablo Ernesto Sánchez Cerro, dirían que Benavides fue uno de los asesinos del presidente; pero no eran los únicos que eso creían, sino que en gran parte de la población existía ese convencimiento y hasta el mayor Víctor Villanueva, quien fuera conspicuo dirigente  aprista, afirmaba en “El Militarismo en el Perú” que el asesinato del mandatario fue un pacto entre Benavides y el Apra, en el que éste último se encargaría de eliminar a Sánchez Cerro y Benavides daría amnistía, pondría en libertad a Haya de la Torre y convocaría a elecciones para cubrir las 23 vacantes delos diputados apristas desaforados.

 

·        El 17 de agosto de 1933 murió en Lima don Alberto Franco Echandía,  sullanero, que había sido conspicuo personaje en el régimen de Leguía, Estuvo casado con doña Manuela Guerra y la joven pareja se radicó en Guayaquil, en donde don Alberto laboró como alto  empleado de la Casa Rhode.  Su patriotismo era tal que cada vez que la señora salía embarazada venía a Piura para que el niño naciera en suelo patrio.  Los sucesos fronterizos de 1910, obligaron a la familia a dejar Guayaquil y radicarse en Lima.  De inmediato Leguía que cumplía su primer mandato, lo nombró subprefecto del Callao.  En 1914 Benavides lo nombró prefecto de Huancavelica y luego de Apurímac.  Cuando en 1919 volvió a postular Leguía a la presidencia, don  Alberto fue elegido diputado y así continuó hasta que Sánchez Cerro derribó al régimen. Con eso sufrió persecuciones y muchas contrariedades.  Su deceso causó hondo pesar en Piura, Sullana y Lima.

·        El 9 de setiembre se promulga la ley 7793 que autoriza al Concejo Provincial de Piura a vender los terrenos que en el Barrio de Buenos Aires ocupaban numerosas familias  desde las lluvias de 1925.

 

Haya de la Torre en libertad

ARRIBA

Benavides  quiso hacer un régimen de Concordia con el  lema “Orden, Paz y Trabajo”

El 9 de agosto se dio la Ley 7782 de Amnistía General, que permitió la libertad de Haya de la Torre y el retorno de muchos desterrados. El Partido Aprista recobró su libertad de actuar y “la Tribuna” volvió a circular. Esto llevó a la Unión Revolucionaria a una oposición cada vez mayor, por lo cual muchos de sus miembros fueron encarcelados entre ellos la lideresa Yolanda Coco que estuvo 8 meses en prisión...

Según un supuesto acuerdo entre Benavides y Haya de la Torre, se debían convocar de inmediato a elecciones, pero el Congreso había dispuesto que Benavides terminase el período de Sánchez Cerro., o sea hasta 1936. Tampoco convocó a elecciones complementarias para cubrirlas 23 vacantes de constituyentes desaforados. Eso tampoco se cumplió. El disgusto del Apra se fue convirtiendo en oposición, En 1934 se descubrió la llamada conspiración de lo sargentos y se acusó al apra de haberla inspirado. .Luego vino el “Movimiento del Agustino” y el motín revolucionario  en Ayacucho. Se produjo el rompimiento de Benavides y el Apra en 1934 y Haya de la Torre se refugió en la casa de un pariente adinerado de Benavides, El diario “La Tribuna” volvió a la clandestinidad  y lo mismo los militantes apristas.

El 6 de enero de 1935 estalló un motín  en Cajamarca, encabezado por el aprista  Ricardo Revilla, y en Chota Carlos Malpica Rivarola tomó expuesto de la policía, En el mismo año,  Cirilo Cornejo Gerónimo, capitaneó  un motín popular en Huancavelica, dieron muerte al párroco Ambrosio Ruiz del Valle y lo decapitaron, también mataron  al capitán de la  Guardia Civil, Luis Ponce Caballero,  a un detective y a dos guardias..

 

Duelo nacional por aniversario de muerte de Sánchez Cerro

ARRIBA

El 27 de abril de 1934, se dio la ley 7880 por la cual se disponía que fuera declarado duelo nacional el día 30, al cumplirse el primer aniversario del asesinato del presidente Sánchez Cerro.

Una gran cantidad de militantes se dieron cita al Cementerio de Lima, tras de una misa que se celebró en la Iglesia Catedral de Lima.  En el campo santo hicieron uso de la palabra varios personajes, pero fue el diputado Luis Flores que era el jefe de Jefe de la Unión Revolucionaria el que tuvo la intervención más dura, inculpando al presidente Benavides de haber intervenido en el complot para el asesinato.

.Por muchos años Flores organizó romerías al mausoleo de Sánchez Cerro y cuando vio que la concurrencia iba mermando, dijo: Yo me quedo con los muertos por que ellos no dan ni quitan.

 

En Piura también se oficiaron misas  que estuvieron muy concurridas y decenas de personas visitaron el hogar de los padres del presidente asesinado,  para renovarles sus sentimientos de pesar.  Como hemos dicho en otra oportunidad, en miles de hogares modestos del departamento, se tenía el retrato de Sánchez Cerro, le ponían flores y velas.

 

En junio del año anterior, se había reconocido con Resolución Legislativa Nº 7774, el derecho a gozar el montepío de general de brigada a la madre del presidente y a sus herederos legales.  Eran estos dos hijos de apellido Sánchez Cerro Laguado, nacidos en Loreto.

 

Aparece “Ecos y Noticias”

ARRIBA

El 29 de octubre de 1934 apareció el diario tabloide “Ecos y Noticias” cuyos talleres y oficinas estuvieron frente a la plaza de armas, en donde antes había funcionado el cine Fénix y hoy  ( 2008) está el local de correos de Piura.

 

Sus fundadores fueron tres periodistas ya fogueados que habían estado laborando hasta entonces en los diarios existentes en Piura.  Fueron ellos Carlos Chávez Sánchez, Augusto Moscol  y José del C. Rivera.  Este último era conocido como “Riverita” por su porte menudo y  vivaz.

 

El diario siguió circulando hasta el año 1950, cuando no pudo enfrentar los embates de la modernidad.

 

Diversos sucesos en Piura en 1934

ARRIBA

·              El 14 de mayo se dio la Ley 7890 por la cual se imponía un impuesto de dos centavos a cada saco de carbón de palo, que se embarcase por el puerto de Paita y de tres centavos para los que salieran por Máncora y Punta de Sal.

En esa época la “quema” de árboles para convertir los troncos en carbón se hacía en forma totalmente indiscriminada.  Diariamente el ferrocarril de Paita a Piura transportaba muchos vagones con el producto con destino a Lima..  El impuesto iba a constituir renta para la Beneficencia Pública de Paita.

 

·              El 28 de mayo las autoridades promovieron la celebración de un mitin, para expresar la satisfacción del pueblo piurano por el arreglo amistoso del conflicto con Leticia.  Dicho arreglo reconocía en forma definitiva los derechos de Colombia a las extensas tierras de la margen izquierda del Putumayo y el llamado trapecio de Leticia.  Esto último fue un verdadero regalo de Leguía a nuestro vecino del norte, pues en ningún momento eso fue un reclamo de Colombia.  En el mitin que fue poco concurrido hizo uso de la palabra el prefecto Víctor Dellepiani.

 

·              En 1934 se dotó a Catacaos de alumbrado eléctrico.

 

 

Llega 1er. avión a Huancabamba

ARRIBA

Con motivo del conflicto con Colombia, se comisionó al teniente de la fuerza aérea José Estremadoyro para acondicionar un campo de aviación, a 5 kms. de la ciudad de Huancabamba, 1970 metros sobre el nivel del mar.  La pista tenía 800 metros de largo por 165 de ancho.

 

El 22 de setiembre de 1934 el campo fue bendecido por el párroco Miguel Justino Ramírez quien ofició una Misa de Campaña  y a las 11:10 a.m. llegó un avión militar piloteado por el teniente Darío Cayo y el subteniente Alfredo Granadino.

 

 

Se crea Distrito de Montero

ARRIBA

El 24 de marzo de 1935, el presidente Benavides, promulgó la Ley 8056 que decía:

 

Artículo 1º.- Créase el distrito de Montero, en la provincia de Ayabaca, departamento de Piura, cuya capital será el pueblo de San Antonio, que tomará el nombre de Montero.

 

Artículo 2º.- El distrito de Montero se compondrá de los caseríos de Marmas, Jililí, Hualambi y Pichandul, que se elevarán a la categoría de pueblos y de los caseríos de Sicacate, Pite, Cuñala, Tailín y la hacienda  Chonta.

 

Artículo 3º.- Los límites del distrito de Montero serán los de los pueblos y caseríos que lo componen.

 

La mencionada Ley había sido aprobada el 11 del mismo mes por el Congreso Constituyente a iniciativa del constituyente ayabaquino, capitán en retiro Ernesto Merino Rivera.

 

El nombre del distrito, es en homenaje al contralmirante ayabaquino Lizardo Montero, quien intervino en varias acciones de armas en la Guerra con Chile  y hasta llegó a ser presidente de la República en tan luctuoso hecho.

 

A raíz de la elevación a distrito, el pueblo de San Antonio, antes aislado, experimentó con el nombre de Montero un rápido crecimiento, así como los demás centros poblados que la integraban, entre ellos Jililí que más t arde se convertiría en distrito.

 

La localidad de Montero está a 1200 metros sobre el nivel del mar, y por mucho tiempo su principal problema fue el enclaustramiento.

 

 

Ley de carreteras

ARRIBA

El mismo día 23 de marzo se promulgó la ley 8062 que disponía, se consignase una partida en el Presupuesto General de la República de 1935, para construir el camino carretero troncal Piura-Huancabamba y Piura-Lambayeque, así como el ramal Piura-Sullana. 

Desde el siglo XIX había sido de mucho interés la construcción de un camino Piura-Huancabamba para acémilas.  Cuando a principios del siglo XX, se inventó el automóvil, se pensó entonces en una carretera.  Sin embargo, fue recién con el Gobierno de Leguía, y con fondos de la Ley Vial que se construyeron algunos tramos en 1926 con el ingeniero Adolfo León.  Entre los años 1927 y 1930 trabajaron en la construcción de la carretera los ingenieros Carlos López Albújar y Carlos Nolte,  así como el Jefe Provincial, capitán José Chilet.  El ingeniero Nolte construyó el puente de la Afiladera.o Filadera  Luego siguieron los ingenieros Eduardo Valdivia, Rodolfo Riofrío, José Montero, Manuel Chirinos y Carlos Osma Delfín, el que con el apoyo del ingeniero checoslovaco José Remar, construyó el puente sobre Quebrada Seca, el mismo que fue arrastrado en las lluvias de 1938.

 El ingeniero Osma Delfín cuando se encontraba entregado de lleno a la construcción de la carretera, murió en marzo de 1936, siendo reemplazado por el ingeniero Chirinos al cual siguió el ingeniero Carlos Morante .El 27 de noviembre de 1939 llegaba el primer auto a Huancabamba.  Se trataba de un vehículo del Ministerio de Fomento que iba a inaugurar la obra que tenía 213 kms.. de recorrido y que en El Tambo llegaban a 3 100 metros de altura sobre el nivel del mar.

 

Los viajes entre Piura y Chiclayo se hacían antes por el desierto de Sechura y los camiones que era el medio de transporte más usual, seguían las huellas trazadas por otros vehículos, pues no existía en realidad una carretera.  La travesía del desierto empezaba en Sechura y terminaba en Mórrope tras largas horas de lento avance.  La nueva carretera a Chiclayo se hizo por el interior siguiendo un rumbo un tanto paralelo al río Piura hasta llegar a la cuesta de Ñaupe..Era parte de la Carretera Panamericana y mientras estuvo afirmada, demoraba el viaje 10 horas. Pasaba por Olmos, Motupe, Jayanca, Muchumi y Lambayeque.,

 

El servicio de transporte de carga y pasajeros, entre Piura y Paita se hacía por medio del ferrocarril de la  Peruvian Corporation que brindaba dos servicios diarios de ida y vuelta.  La carretera Piura-Paita fue construida por el ingeniero Carlos Rojas Morante, y originó la declinación de la vía férrea.

 

Creación del distrito de Sondorillo

ARRIBA

Gracias a la iniciativa del diputado huancabambino Ignacio Portocarrero, se dispuso la separación del distrito de Sondor de una parte de su territorio para crear el distrito de Sondorillo.

 

La Ley de creación, dice lo siguiente:

 

LEY 8066

 

EL PRESIDENTE DE LA REPUBLICA,

 

Por cuanto

 

EL CONGRESO CONSTITUYENTE

 

Ha dado la  Ley siguiente:

 

Artículo 1º .-  Divídase el Distrito de  Sondor en la Provincia de Huancabamba del Departamento de Piura, en dos distritos:  SONDOR Y SONDORILLO que estarán separados por el río Huancabamba y dentro de los límites del antiguo distrito de Sondor.

 

Artículo 2º .-  La capital del distrito de Sondor, será el pueblo de Sondor y la capital del distrito de Sondorillo será el pueblo de Sondorillo.

 

Artículo 3º .- El distrito de Sondor tendrá como anexos, todos los comprendidos a lo largo de la margen izquierda del río Huancabamba y el Distrito de Sondorillo tendrá como anexos todos los comprendidos a lo largo de la margen derecha del río Huancabamba, dentro de sus respectivos límites con los distritos vecinos.

 

Artículo 4º .- Anéxase al distrito de  Sondorillo, los caseríos de Uchupata, Sicur y Lanche que pertenecen a la comunidad de Ingano, del distrito del Cercado y los fundos Siclamache y Mandorcillo, que pertenecen al distrito de Huancabamba.

Comuníquese al Poder Ejecutivo para su promulgación.

 

Casa del Congreso de Lima, a los 14 días del mes de marzo de 1935.

 

Clemente J. Revilla, Presidente del Congreso.- M. Wenceslao Delgado, Secretario del Congreso.- Gonzalo Salazar, Secretario del Congreso.

 

Al Señor Presidente Constitucional de la República.

 

Por tanto mando se publique y cumpla.

 

Dado en la Casa de Gobierno en Lima a los 27 días del mes de marzo de 1935. OSCAR R. BENAVIDES, A. Henriod.

 

El pueblo de Sondorillo fue fundado por los españoles en 1645, se encuentra ubicado en un terreno plano pero que encierra una falla geológica.  Dista de la ciudad de Huancabamba sólo 15 kilómetros y está a 1 852 metros sobre el nivel del mar.

 

 

Asesinato de Antonio Miró Quesada

ARRIBA

El diario “El Comercio” era un implacable enemigo del Partido Aprista, desde que en la masacre de la revolución de Trujillo, fue asesinado un joven oficial miembro de esa familia.

 

Desde 1935, don Antonio Miró Quesada de la Guerra había asumido con su hermano Aurelio, la dirección de ese diario.

                                                                          

El 15 de mayo de 1935, siendo la 1:45 p.m. en la esquina del jirón Quilca a poca distancia del diario y frente al teatro Colón, el militante aprista Carlos Steer Lafont disparó tres veces a la espalda de  don Antonio, el que iba con su esposa, la cual al tratar de escudar con su cuerpo a su esposo, también fue alcanzada por los disparos, muriendo ambos.

 

Steer sólo tenía 19 años, que en ese tiempo era minoría de edad, pues la mayoría recién se alcanzaba a los 21 años.  Eso evitó que se dictara en su contra la pena de muerte pero estuvo 25 años preso.

 

El crimen conmovió al país.  En Piura las ediciones de los diarios “El  Tiempo” y “La Industria” y “Ecos y Noticias” fueron arrebatados por el público sensibilizado por el crimen que contra Sánchez Cerro se cometiera dos años antes.

 

Hay que recordar, que don Antonio  Miró Quesada que era muy amigo del presidente, intercedió ante él,  para que se les conmutara la pena de muerte que se había impuesto a los que atentaron contra la vida del  presidente en la .iglesia de Miraflores.. Cuando estando aun convaleciente, Sánchez Cerro accedió a conmutar la pena de muerte, le dijo a Miro Quesada: “Don Antonio, los apristas me van a matar a mi y a Ud.”

 

 

Crean escuelas en Sullana y La Huaca

ARRIBA

Con Ley 8103 promulgada el 13 de agosto de 1935, se creó una Escuela de Artes y Oficios en la ciudad de Sullana, disponiéndose que en los presupuestos de los años 1935 y 1936 se consignaran la suma de Dos Mil soles mensuales destinados a la construcción de su local, muebles e implementos para los talleres, debiendo de funcionar las especialidades de carpintería, electricidad y mecánica.

 

También se creaba un gravamen de diez centavos a pagar trimestralmente por cada tonelada de registro que abonarían los agentes o armadores de los barcos que ingresaran a Talara y Lobitos.  El 60% se destinaría para la Escuela de Artes y Oficios de Sullana y el otro 40% para una granja-escuela que funcionaría en La Huaca.  Los fondos destinados a la construcción del local de Sullana, serían administrados por la Junta de Obras Públicas de la Provincia de Sullana y el 40% del gravamen, por la Junta de Obras Públicas de Paita.

 

El tiempo pasó y ninguno de los dos proyectos se hizo realidad.  No se llegó a saber en qué utilizaron las dos Juntas de Obras Pública provinciales los fondos que debían de administrar.  Seguramente, en otros proyectos, lo cual implicaba una malversación, pero en esos tiempos no se hablaba de tal cosa.

 

La creación de un colegio, era por entonces y hasta diez años más tarde un suceso tan importante que requería de una ley, y ni aún así como en los dos casos que estamos mencionando se lograba hacerlas realidad.

 

En Sullana se nombró un Comité Pro Escuela de Artes y Oficios que presidía doña Carmen Cardoza de Morales, la que a partir de entonces luchó en forma empecinada por materializar el proyecto.  Con el tiempo, el comité quedó en nada,  pero doña Carmen igual siguió batallando y se le convirtió en una obsesión.  Tocaba todas las puertas y asistía a las más diversas reuniones en donde pedía el uso de la palabra para tocar el tema de siempre.  Cuando once años más tarde se creó el Colegio Industrial Nº 33, que luego fue Instituto; los profesores y alumnos agradecidos, la designaron como la Madrecita de los Industriales.

 

En cuanto a la Granja-Escuela de La Huaca, se creó como Colegio Agropecuario, pero fue trasladado al sur de Piura, en el camino carretero a Catacaos en un punto llamado Chiclayito.

 

Luis Flores acusa a Benavides

ARRIBA

Cuando Benavides se hizo cargo del poder, y tras el corto funcionamiento del gabinete integrado por sanchecerristas entre los que figuraba Pablo Ernesto Sánchez Cerro y Luis Flores, se nombró otro que presidió don Jorge Prado Ugarteche, cuyo lema fue “Paz y Concordia.”  De esa forma el partido aprista volvió a actuar con plena libertad, salieron de las cárceles los detenidos políticos y empezó  a  circular “La Tribuna”.

 

El comandante Víctor Villanueva, que fuera líder aprista, dice en “El Militarismo en el Perú” que entre Benavides y Haya de la Torre se había celebrado un pacto, de acuerdo al cual, el Apra apoyaría a Benavides, y éste convocaría a elecciones para reemplazar a los 23 congresistas desaforados y también a elecciones generales.  Pasó el tiempo y el mandatario no cumplió, lo cual creó un distanciamiento creciente entre Benavides y el Apra.  Este fue pasando a una oposición cada vez más activa y  comprometiéndose  el partido en la conspiración de los sargentos y en 1934 en los golpes revolucionarios de Ayacucho y Huancavelica.  El asesinato de los esposos Miró Quesada colmó la medida y el Apra fue objeto de persecuciones.  Haya de la Torre se refugió en la residencia de don Augusto Benavides Canseco, primo y cuñado de Benavides.  Éste, por lo tanto, sabía donde estaba el  líder aprista pero nada hizo para extraerlo.  Mientras tanto en provincias y también en Piura se producían frecuentes redadas contra apristas de cierta connotación y tras unos pocos días de detención eran puestos en libertad.

 

También la Unión Revolucionaria había pasado a la oposición.  Su lideresa Yolanda Coco fue detenida durante nueve meses.  En noviembre de 193-4 fueron puestos fuera de la ley el Apra y el comunismo.

 

El 22 de agosto se recordó un año más de la Revolución de Arequipa.  En la Cámara Legislativa en tumultuosa sesión, Luis Flores, Jefe de la Unión Revolucionaria, recordó la fecha, ensalzó al presidente muerto y atacó al general Benavides.  Su peroración llegó a su punto culminante cuando dijo “El asesino del 30 de abril está en Palacio”.  Dada su inmunidad parlamentaria, nada se pudo hacer pero lo dicho por Flores vino a robustecer la versión de que el general Benavides había estado complotado en el asesinato.

 

Agua y desagüe para ciudad de Piura

ARRIBA

            La Junta de Obras Públicas de Piura cuya presidencia tenía el doctor David Alva, en 1935 en su condición de presidente de la Corte Superior, contrató al ingeniero Luis Picasso Peralta, la modernización del servicio de agua y desagüe de la ciudad de Piura.

 

El proyecto comprendía las instalaciones de redes para agua y para desagüe, usándose por primera vez tubos de concreto en lugar de fierro.  Además se debían construir tanques sépticos para el tratamiento primario de las aguas servidas e instalaciones domiciliarias.  El monto del contrato ascendía a S/.1 043 885.   A su vez el ingeniero Picasso contrató al ingeniero Gustavo Laurie Solís para que efectuase los estudios técnicos, los mismos que fueron aprobados por el Ministerio de Fomento.  Don José Vicente Rázuri en “Recuerdos Piuranos” se ocupa de esta obra, y dice que los ingenieros Peralta y Solís trabajaron con alto sentido profesional.

 

Desde 1916 existía en Piura el abastecimiento de agua por cañerías metálicas, pero no se daba servicios a toda la ciudad.  La central de abastecimiento establecida en  El Chipe era muy limitada.  Eso obligaba a que el servicio se completase por medio de aguateros o aguadores, que para el efecto usaban un borrico que transportaba dos cargas por viaje.  Cada carga estaba constituida por dos barrilitos de madera.

 

La apertura de zanjas en las calles y la acumulación de tierra mortificó mucho a los vecinos, los que como es común en estos casos protestaban en forma continua y hasta le echaron la culpa de una epidemia de un mal gástrico que se presentó.

 

La instalación del servicio de agua potable y de desagüe, fue el primer gran salto que dio la ciudad de Piura en su desarrollo urbano.

 

Diversos sucesos en 1935

ARRIBA

·              Durante todo el año se desempeñó como prefecto del departamento don Carlos Siles.

 

·              El 4 de octubre falleció en Sullana el Párroco de esa localidad, doctor en Teología José Serra Torres, que había nacido en 1879 en Mallorca (España) y por lo tanto tenía 56 años.  Durante 31 años se desempeñó en diversas parroquias peruanas, como Pacaipampa, Huancabamba, Frías y Olmos.  A Sullana llegó en 1923, es decir que se desempeñó allí doce años.

 

·              El padre Miguel Justino Ramírez en “Huancabamba” dice que el 25 de octubre, día en que se celebra la festividad de Cristo Rey, y cuando en Lima se desarrollaba el Primer Congreso Eucarístico Nacional, cayó sobre la ciudad de Huancabamba  la más fuerte granizada de que se tuviera noticia.  El suelo quedó cubierto por una capa de hielo de 1 a 10 centímetros.

 

·              Antiguamente, la iglesia de Huancabamba estaba circundada por un cementerio.  En 1935 a iniciativa del presidente de la Junta de Obras Públicas de la provincia, señor Francisco Gutiérrez y a pedido de la parroquia se cubrió parte de ese campo santo con una losa de concreto para  atrio de la iglesia.  Era por entonces párroco de Huancabamba el padre Miguel Justino Ramírez.

 

·              El 14 de febrero se instaló la Junta de Obras Públicas Provincial de Sullana, que fue presidida por el alcalde Isaías Garrido Ugarte, e integrada por el juez de 1ra instancia doctor  Alfredo Arbulú, por el director de la Beneficencia don César Camminati, por el comerciante don Francisco Gonzáles Aguirregaviria en representación de las actividades industriales, comerciales y agrícolas y por el delegado obrero Baltasar Saavedra.  En la primera sesión y a pedido del doctor Arbulú, se consideró como la primera obra a ejecutar, la de un puente sobre el río Chira, con un malecón de acceso.

 

Sullana, Campeón de Fútbol

ARRIBA

En 1936, no existía en el Perú el fútbol profesional, fue así como la selección nacional que concurrió a las Olimpiadas de Berlín no pudo ser conformada con los mejores exponentes del fútbol nacional, aún cuando el cuadro representativo se conformó en base a cuadros limeños.

 Cuando en 1936 en Berlín éramos  los candidatos  para obtener el campeonato mundial, hubo un incidente que se produjo cuando Perú habia ya vencido a Austria por 5 a 3, motivó el retiro de nuestro representativo nacional. Siempre se ha dicho que Hitler intervino por motivos racistas ya que nuestro representativo tenía a varios jugadores morenos. Eso no es verdad, pues las que intervinieron fueron las autoridades deportivas mundiales.

 

Mientras esas cosas se desarrollaban en Europa, acá en el Perú se llevaba a cabo el campeonato nacional.

 

La Liga Provincial de Sullana no estaba inscrita en la Federación Nacional de Fútbol y recién lo hizo en 1935, quedando por lo tanto habilitada para intervenir en el torneo de 1936.

 

En la etapa eliminatoria intervinieron los representativos de 19 ligas y en las finales a jugarse en Lima sólo 8 equipos.

 

En las eliminatorias  estuvieron entre otras, las ligas de Piura, Sullana y Tumbes; y para jugar en Lima se clasificaron Lima, Ica, Chiclín, Cuzco, Islay, Piura, Sullana y Huánuco.

Sobre este torneo, el abogado paiteño, político y ex –parlamentario Miguel Guevara Morán publicó un pequeño libro titulado “Los Campeones del 36” de donde extractamos esta información.

Para jugar las semifinales se formaron dos grupos de cuatro equipos cada uno, lo que se hizo por sorteo.  En un grupo estuvieron Piura, Sullana, Islay y Huánuco y en el otro grupo  Lima, Chiclín, Cuzco e Ica.

 

Luego de la etapa semifinal en donde Piura quedó eliminada por Sullana, por el score  de 2 a 1;  quedaron para las finales cuatro equipos que fueron: Lima, Sullana, Islay y Chiclín.  El 5 de enero, Sullana derrota a Islay y el 11 empata con Huánuco. 

 

En los cuartos de final, Sullana empata con Islay 1 a 1; vence a Lima 3 a 2, pese a que le anularon dos goles y empata 1 a 1 con Chiclín, clasificándose como Campeón invicto.

 

Los jugadores del cuadro de Sullana fueron: Carlos Vargas Machuca, Alejandro Arellano, Tomás Mauricio, Bernardino Farfán, Miguel More, Martín López, Marcos Távara, Carlín Godos, Miguel Ontaneda, Honorato Córdova, Manuel Oliva, Pedro Aponte, Tomás More, Humberto Farfán, Antonio Rivera, Alejandro Romero y Francisco Noriega.

 

La delegación campeona que se alojaba en el Hotel Comercio, fue agasajada por el presidente Benavides, regaló 20 000 soles para la Liga Provincial de Fútbol de Sullana, una buena propina a cada jugador y los envió en viaje de retorno en primera clase,  en el vapor Mantaro. Al llegar a Paita una gran cantidad de lanchas engalanadas   rodeó al barco y en el muelle los recibió tremendo gentío con banda de músicos y en medio de una lluvia de flores fueron llevados al local de la Municipalidad en donde se les ofreció una recepción.  En la estación del ferrocarril los esperaba don Fernando I. Estrada que había contratado un tren con una nutrida delegación de sullaneros.  En la estación del ferrocarril en Sullana, miles de fervorizados sullaneros le dieron la bienvenida al equipo, al presidente de la Delegación Rafael Garrido Malo, al entrenador Amador Agurto Coloma y al masajista Francisco Sojo Mauricio.

 Cuando el seleccionado peruano llegó de Berlín, se realizó un match en Lina entre dicha selección nacional y el representativo de Sullana, siendo éste derrotados con elevado score.

 

El Estadio Municipal de Sullana, se llama “Campeones del 36”.

 

 

Creación de la Provincia de Morropón

ARRIBA

Los toponímicos Yapatera, Morropón y Chulucanas han estado íntimamente vinculados entre sí.

Ya en 1645, cuando llegó al Corregimiento de Piura el Juez de Tierras Juan Dávalos de Cuba y Maldonado, para hacer la composición (adjudicación) de tierras en este departamento, hizo entre otras muchas, la composición de tierras de la hacienda Chapica y al establecer su linderación, se menciona la palabra Chulucán.  Es la referencia más remota que se  tiene de Chulucanas.

En 1784 se crearon las Intendencias, las que se integraban por Partidos.

.  Piura fue un Partido de la Intendencia deTrujillo, siendo Yapatera una parroquia cuya patrona era Nuestra Señora de la Asunción.

 

En la época de la Independencia, Yapatera era un pueblo de la hacienda del mismo nombre,  de propiedad de don Juan Antonio Távara, que llegaría a ser presidente del Congreso.  Para las faenas agrícolas, de los molinos de arroz y de los trapiches de azúcar. Távara importó gran cantidad de esclavos de la isla de Madagascar.  Por ese entonces la parroquia de Chulucanas fue convertida a pueblo y Távara,  concordante con su espíritu liberal, decide ceder gratuitamente a los moradores de Chulucanas, los terrenos que ocupaban.  El Congreso de Huancayo, le reconoció a Chulucanas, Morropón, a Yapatera y otros pueblos, derechos políticos, en base a la ley que se dio para Sullana..

 

El Censo General de 1850, establece que la Provincia Litoral de Piura, se compone de 22 distritos, entre ellos Yapatera y Morropón.  La confirmación oficial de Yapatera como distrito, ocurre el 31 de agosto de 1866, siendo padrino el prefecto de Piura, que obsequió una imagen de San Ramón.  Pero no funcionó.

 

En 1877 por Decreto Supremo, se crea una comisión  encargada de elaborar un proyecto de nueva demarcación territorial y es entonces cuando el prefecto de Piura, señor Ambrosio del Valle, propone la creación de la provincia de Frías con los distritos de Frías, Chalaco, Yapatera, Salitral y Morropón.  Esta creación no fue aceptada.

 

Reynaldo Castillo Román, del Archivo Departamental de Piura, que trata sobre la creación de la provincia de Morropón, dice que recién el año 1884 quedó instalado el Concejo Distrital de Morropón, teniendo como 1er. alcalde a don Juan Demetrio Briceño.

 

Cinco años más tarde, es decir en 1889, don Víctor Eguiguren Escudero, siguiendo la tradición de su padre don Vicente Eguiguren Riofrío, natural de Loja; regaló nueve cuadras más, que unidas a las siete donadas por su padre, totalizaban 16 cuadras.  También hizo donación de terreno otro hacendado, don Baltazar León Seminario y en 1913, sus hijos Alejandro y Luis León Manzanares, ampliaron la donación a toda el área urbana.

 

En 1935, los diputados de la Unión Revolucionaria doctor Matías Prieto, Carlos Artadi y el ingeniero Ignacio Portocarrero, prepararon un proyecto de Ley, para crear la provincia de Yapatera, comprendiendo los distritos de Yapatera, Morropón, Salitral, Santo Domingo y Frías.  Pedían los diputados que para agilizar el proyecto se preparasen memoriales de adhesión y de agradecimiento de las diversas poblaciones de la futura provincia.  No se había indicado cual sería la capital.

 

De inmediato surgieron corrientes antagónicas.  Unos deseaban que la provincia se llamase Morropón con capital Morropón, y otros planteaban que fuera Chulucanas con capital Chulucanas.  En esta última se creó un Comité Masculino para defender los derechos de Chulucanas, siendo su presidente Jacinto Pasapera y un Comité Femenino que presidió la señora Elena Winstanley de Orozco.  Como coordinador en Piura se nombró a don Abel Farfán Briceño, el cual en febrero de 1935 promovió una reunión, en donde se eligió un comité que presidió el Vocal de la Corte  Superior de Piura, doctor Pablo T. Palacios.

 

Los chulucanenses y morropanos sólo estaban en un punto de acuerdo, en que no se llamase Yapatera a la nueva provincia.  Bien pronto en los tres diarios piuranos aparecieron artículos a favor de ambos bandos.  El director del diario “Ecos y Noticias” don José del Carmen Rivera promovió un debate para discutir el problema.

 

El más importante defensor de la tesis morropana fue el ilustre escritor Enrique López Albújar, el que se batió a diálogo fogoso con Héctor Manrique “El Vate”  y con su hermano Félix Rafael.  También terciaron en el debate Manfredo Palacios, Daniel Baca, Eduardo Montenegro, Roberto Martínez, Abel Farfán Briceño.  Al “Vate” Héctor Manrique Carrasco, se le declaró póstumamente “Hijo Predilecto de Chulucanas”.  Otras personas que cooperaron fueron: en Lima, el doctor Bernardino León y León y el ingeniero Simón Seminario S.; en Piura, el profesor primario Octaviano Hidalgo que llegaría a ser el primero diputado de la nueva provincia de Morropón, Manuel Francisco Seminario, Abel Farfán Briceño y Sixto Maticorena;  en Chulucanas, la doctora Juana Guerra Távara, Isolina Baca Hoz, Luzmila Briceño Carrasco, Eudocia Palacios Baca, Mario León Alvarado, Jacinto León, el doctor Mario Ruesta Riofrío, Roberto Seminario Pasapera, Juan Orozco Alvarado, Carlos Palma, Carlos Arámbulo Medina, Daniel Baca, entre otros.

 

La representación piurana decidió entonces cortar por lo sano y el proyecto consideró el nombre de Morropón para la provincia y se designó como capital a la población de Chulucanas.  El escritor chulucanense Edmundo Arámbulo Palacios, en su libro “Diccionario de Piuranismos”, dice de Yapatera: “Desde 1972, su nombre aparece como pueblo anexo de Piura, Partido de la Intendencia de Trujillo.  En 1828 fue declarado pueblo.  En 188837, en la Provincia Litoral de Piura, se le conoce como distrito, cabe aclarar, que todas estas delimitaciones corresponden al actual distrito de Chulucanas. Actualmente,  (1995)  la  denominación Yapatera se circunscribe al caserío en donde antes estuvo la hacienda del mismo nombre”.

 

El pueblo de Yapatera de 3 600 habitantes en 1993, está a 5 kilómetros al noreste de Chulucanas.

 

El 22 de noviembre de 1927, por Ley 5898, Yapatera, como antes se llamaba a Chulucanas obtuvo la categoría de Villa.  Más tarde el 21 de enero de 1936, por Ley 8173, Chulucanas fue elevada a la categoría de Ciudad.

 

La ley de creación 8174, expresa:

 

El Presidente de la República,

 

Por cuanto:

 

El Congreso Constituyente ha dado la Ley siguiente:

 

ARTICULO 1º.- Créase la Provincia de Morropón en el Departamento de Piura, que será formado por los distritos de Chulucanas, Morropón y Salitral, que se segregarán de la Provincia de Piura, y por los de Santo Domingo y Chalaco que se segregarán de la de Ayabaca.

La Capital de la Provincia de Morropón será la ciudad de Chulucanas.

 

ARTICULO 2º.-  Los límites de la nueva provincia de Morropón, serán los mismos distritos que la constituyen conforme a la presente Ley.

 

Comuníquese al Poder Ejecutivo para su promulgación. Casa del Congreso en Lima, a los veintiún días del mes de enero de mil novecientos treinta y seis. Clemente Revilla, Presidente del Congreso; Gonzalo Salazar, Secretario del Congreso; Cáceres Gaudet, Secretario del Congreso;

 

Al Señor Presidente Constitucional de la República.

 

Por tanto:

 

Mando se publique y se cumpla.  Dado en la Casa de Gobierno de Lima a los treinta y un  días del mes de enero de mil novecientos treinta y seis. Oscar Benavides.- A. Rodríguez

 

            A los morropanos no les gustó la solución que se había dado y desde entonces siempre han aspirado en convertirse   en Provincia aparte, tal como sucedió con Ayabaca y Huancabamba.

 

            Pasó el tiempo y el presidente Benavides no dio cumplimiento a la Ley ya promulgada, porque muchos sucesos embargaban su atención.  Su mandato había llegado a su término y se había convocado a elecciones que fueron ganadas por el piurano Luis Antonio Eguiguren, seguido por otro piurano, el doctor Luis Flores, pero el proceso fue anulado y se prorrogó el mandato de Benavides por otros tres años.

 

            Recién el 27 de junio de 1937 se instaló el primer municipio provincial y entonces la nueva provincia nace de hecho.  La municipalidad tuvo como alcalde a Juan Recabé Palacios secundado por Manuel Zapata, Arturo Cueva y Augusto Seminario.  La ceremonia de instalación tuvo gran solemnidad y concurrieron autoridades departamentales.  Los festejos duraron tres días.  Como subprefecto fue nombrado don Carlos Zuzunaga.

 

            La provincia de Morropón, tiene una extensión  de 3 817,92 km2 y una población de  163.181 habitantes   según el  censo  de   2005.      La ciudad  de  Chulucanas tuvo en 1993, 

77.749  habitantes, se encuentra a 60 kilómetros de la ciudad de Piura y a 102 kilómetros del mar.  Está a una altura de 120 metros sobre el nivel del mar, se encuentra en la margen derecha del río Piura, casi en la confluencia del río Yapatera.

 

Creación del Distrito de Las Lomas

ARRIBA

            Sobre la creación del distrito de Las Lomas, se ocupa el periodista don Erasmo Martínez Valdivieso en su libro “Las Lomas, Historia y Añoranzas”.

 

            Las primeras inquietudes correspondieron a un pequeño grupo de vecinos integrados por Lucio Ortiz, Marciano Olivares, Luis Castillo, Francisco Neira, César Camacho, Juan Bravo y José Miguel Ruiz, los que fueron secundados por Sinforoso Benites, un activista del Partido Socialista y por los diputados del mismo Partido Luciano Castillo e Hildebrando Castro Pozo.

 

            En noviembre de 1935 estaban funcionando varios comités pro distrito y se empezaron a firmar memoriales que entregaron a los diputados.  Fue así como se dio la Ley 8231, que dice:

 

El Presidente de la República.

 

Por cuanto el Congreso Constituyente del Perú

 

Ha dado la Ley siguiente:

 

ARTICULO 1º .- Créase en la Provincia de Piura, del Departamento de Piura, el distrito de Las Lomas, cuya capital será el pueblo del mismo nombre, el cual para sus efectos se elevará a la categoría de Villa.

 

ARTICULO 2º.-  Los límites de ese distrito, serán los mismos que los de las haciendas Las Lomas, Yuscay, Cacaturo, Chipillico, Pampa Elera, Pelingará, Pichones, Lagartos y su jurisdicción se extenderá sobre los caseríos existentes en aquellos.

 

ARTICULO 3º.- Elévase a la categoría de pueblos, los caseríos de Pelingará, Pichones, Cacaturo y Chipillico.

 

Comuníquese al Poder Ejecutivo para su promulgación. Casa del Congreso de Lima, a los veinticuatro días del mes de marzo de mil novecientos treinta y seis.  Clemente J. Revilla, Presidente del Congreso; Gonzalo Salazar, Secretario del Congreso; R. Monteagudo, Secretario del Congreso.

 

Al Señor Presidente Constitucional de la República:

 

Por tanto mando se publique y cumpla. 

 

Dado en la Casa de Gobierno, en Lima, a los tres días del mes de abril de mil novecientos treinta y seis.  Oscar R. Benavides, A. Rodríguez.

 

            Habiendo sido nombrado como primer alcalde  don Roberto Burneo, como síndicos Luis Valdivieso y Miguel Santín y como regidores José Rosas Otero y Francisco Neira; se procedió a organizar la ceremonia de inauguración del flamante distrito.  Se designó como fecha el domingo 11 de junio de 1936.  Al solemne acto asistieron el prefecto señor Alfredo Shelje, el alcalde del Concejo Provincial de Piura don Manuel Checa Eguiguren, el subprefecto provincial don Ricardo de la Jara;  el comandante de la Guardia Civil capitán Conrado Ruiz Oliva, y otras autoridades departamentales y de otros distritos.

 

            Las cosas se habían producido en forma tan precipitada que la flamante municipalidad no tenía local, por cuyo motivo, se habilitó un local con material liviano, para recibir a las autoridades y realizar las ceremonias.

 

            Como gobernador fue nombrado don Félix Dapello y como juez de paz, don Miguel Celi.  La capital distrital contaba también con una escuela fiscal mixta donde se impartían los tres primeros años de  la instrucción primaria.

 

Creación del Distrito de Sicchez

ARRIBA

            Contagiados por la actividad  que envolvían a los vecinos de Las Lomas para lograr la creación del distrito, lo mismo hicieron los pobladores del pueblo de La Pampa, que contaron con el apoyo del diputado, capitán Ernesto Merino Rivera, quien también fue gestor  de la creación de los distritos de Montero, Lagunas y Sapillica.

            El 8 de abril de 1936 se promulgó la Ley Nº 8243 que decía:

 

Por cuanto, el Congreso Constituyente ha dado la Ley siguiente:

 

Artículo 1º .- Créase el distrito de Sicchez en la Provincia de Ayabaca del departamento de Piura.

 

Artículo 2º .- El distrito de Sicchez comprenderá los siguientes caseríos:  La Loma, La Pampa, Los Paltos, Oxahuay, Guayabo, Las Vegas, Guirguir y la hacienda Hualambi.

 

Artículo 3º .- Los límites del distrito de Sicchez serán los siguientes:  Por el norte con Anchalay y Chocán, por el sur con la comunidad de Suyupampa, por el este con Cuyas y Ambasal de la comunidad de Cuchayo, por el oeste con la comunidad de Marmas del distrito de Montero y Santiago del distrito de Suyo.

 

            La ley fue aprobada por el Congreso el 3 de abril y promulgada por el Presidente coronel Benavides, el 8 del mismo mes.

 

            Como se puede observar, no se indicaba que población sería la capital.  Posteriormente, fue designado el pueblo La Pampa que después se llamó Sicchez.

 

            En el “Diccionario de Piuranismos” de Edmundo Aramburú, figura la palabra Sicches y dice que es un granizo menudo que se presenta en algunas épocas del año en la provincia de Ayabaca.

 

Se crea el Obispado de Piura

ARRIBA

            El 8 de junio de 1936, se dio la Ley 8321 que creaba el Obispado de Piura.

 

            La ley en mención decía lo siguiente::

 

Artículo 1º .- Créase el Obispado de Piura que tendrá como sede episcopal la ciudad de Piura.

 

Artículo 2º .- En los límites de la Diócesis se comprende a los departamentos de Piura y la Provincia Litoral de Tumbes, que quedan segregados de la Diócesis de La Libertad.

 

Artículo 3º .- El haber del Obispo, la determinación del personal que debe componer el Coro, y las de los demás empleados y sus respectivas dotaciones, así como la subvención para el Seminario y fábrica de la Catedral, se sujetarán a la planta existente en el Obispado de Trujillo.

 

Artículo 4º .- Corresponderán al Obispo de Piura, los bienes inmuebles, los censos, capellanías y demás rentas eclesiásticas pertenecientes actualmente al Obispado de Trujillo y que se encuentren establecidas en los territorios a que se refiere el artículo primero de esta ley.

 

Artículo 5º .- El Poder Ejecutivo dictará las disposiciones convenientes para obtener el acuerdo del Romano Pontífice y para el pronto establecimiento del nuevo Obispado.

 

Comuníquese al Poder Ejecutivo para su promulgación.  Casa del Congreso en Lima a los dos días del mes de junio de mil novecientos treinta y seis.  Clemente J. Revilla, Presidente del Congreso- Gonzalo Salazar, Secretario de Congreso- G. Cáceres Gaudet, Secretario del Congreso.

 

Al Señor Presidente Constitucional de la República

 

Por lo tanto:

 

Mando se publique y cumpla.  Dado en la Casa de Gobierno en Lima, a los dieciocho días del mes de junio de mil novecientos treinta y seis.  Oscar R. Benavides.- Diómedes Arias Schereiber.

            El proyecto de Ley había sido presentado por el diputado por Huancabamba doctor José  Ignacio Portocarrero Carrasco, a pedido de numerosas instituciones religiosas de Piura y en vista de que el territorio del Obispado de La Libertad era muy extenso.

 

            El Gobierno había hecho su parte, pero para que el obispado funcionara se necesitaba que Su Santidad emitiera una Bula en tal sentido.  Eso tardó varios años.

 

            Mientras tanto, el sacerdote salesiano Fortunato Chirichigno Pontolillo que hasta hacía poco había sido director del colegio que la congregación tenía en Piura, fue nombrado el 17 de junio de 1939 Administrador Apostólico.

 

            Muchas fueron las gestiones que a nivel departamental y nacional se hicieron ante la Santa Sede.  Por fin, por Decreto Nº 1,  Su Santidad declara segregados  y desmembrados los territorios  de Piura y Tumbes, de la Diócesis de Trujillo.

            Al determinarse los límites de la nueva Administración Apostólica se comprendió también a las  parroquias de Santo Domingo de Olmos y San Pedro de Mórrope, los que se encontraban en el departamento de Lambayeque.

 

            Por Decreto Nº 2 del 29 de febrero de 1940, se expresa que mientras el primer obispo no tome posesión de la nueva Diócesis, y a fin de que no se encuentre en acefalía, se deberá de prestar obediencia al Ilustrísimo Monseñor Fortunato Chirichigno.

 

            Por fin el 15 de diciembre de 1940, monseñor Chirichigno fue preconizado Obispo de Piura en solemne ceremonia que se realizó en la Catedral de Lima.

 

            El 18 de enero, ya investido de su alta dignidad eclesiástica, el obispo llega por vía aérea a Talara y de allí por tierra arriba a Sullana en donde se le tributa una gran bienvenida.  La caravana con monseñor Chirichigno al ingresar a Piura, encontró una enorme muchedumbre que lo esperaba y luego lo recibió con grandes demostraciones de júbilo.

 

            Monseñor Chirichigno que había sido varios años director del Colegio Salesiano de Piura y profesor de religión del Colegio San  Miguel, era muy apreciado.

 

Elecciones de 1936

ARRIBA

            En diciembre de 1936 fenecía el mandato presidencial que el Congreso encomendara a Benavides.  Fue por eso que desde el año 1935, ya la actividad partidaria se

Hizo presente y cobraba mayor intensidad día a día, aún antes de que el gobierno hubiera convocado a elecciones.  El Partido Aprista y la Unión Revolucionaria volvieron a la palestra, postulando cada uno de  ellos, a los jefes de sus agrupaciones partidarias.

 

            Contando con el apoyo presidencial, lanzó su candidatura su ex –ministro Jorge Prado Ugarteche, el cual conformó lo que llamó Frente Nacional, contando con la adhesión de varios partidos pequeños, que sólo eran Junta Directiva como el Partido Demócrata cuyo presidente era Amadeo de Piérola hijo de don Nicolás, el Liberal comandado por José Balta y el Democrático Reformista de Andrés Dasso.

 

            Convocadas las elecciones, se inscribió como candidato el piurano Luis Flores, apoyado por la Unión Revolucionaria ya muy fraccionada, pues Cirilo Ortega había formado otro grupo.  Haya de la Torre se inscribió el 18 de junio, llevando como 1er. Vicepresidente al coronel (retirado) César  E. Pardo y como 2do. Vicepresidente al obrero Juan Guerrero Quispe.

            Otro candidato fue don Manuel Vicente Villarán, al que apoyaba un grupo de pequeños partidos como el Nacional Agrario, Acción Patriótica y los que aún quedaban del Partido Civil.  Llevaba como 1er. Vicepresidente a Clemente J. Revilla que antes había sido personaje en la Unión Revolucionaria y como 2do. Vicepresidente a Salvador del Solar.

 

            También postulaba el doctor Luis Antonio Eguiguren, llevado por su Partido Social Democrático y otros pequeños.

 

            Prado designó para acompañarlo como 1er. Vicepresidente a Amadeo de Piérola y como 2do. a Miguel Grau Cavero, hijo del héroe.

 

            “El Comercio” apoyó a Luis Flores, “La Tribuna” a Haya de la Torre, “La Crónica” de propiedad de Rafael Larco Herrera, dio su apoyo a Prado.  El diario “La Prensa” repartía sus simpatías entre Flores y Villarán.                                                   

 

            El doctor Eguiguren había sido director-propietario del diario “Ahora”, pero Benavides lo había clausurado el 14 de agosto de 1934.

 

            El Partido Aprista centró su oposición más que contra su tradicional contrincante la Unión Revolucionaria; contra el partido oficialista de Prado.  Fue así como hizo circular un opúsculo cuyo titular era  “¿Puede un Prado ser Presidente del Perú?”  en el mismo decía que Jorge Prado  había nacido en el extranjero cuando su padre el general Mariano Ignacio Prado estaba desterrado y había sido privado de la nacionalidad peruana por Piérola.  No era pues peruano de nacimiento, pero eso no lo tomó en cuenta el Jurado Nacional de Elecciones. 

El opúsculo trataba también de demostrar que el general Prado había huido del Perú durante la Guerra con Chile llevándose los fondos colectados para la defensa.  Como los tiempos cambian, ahora se veía a los hijos del general Prado y de Piérola juntos en la misma fórmula presidencial con el agregad del hijo del Héroe de Angamos.  Por otra parte, no era cierto que el general Prado hubiera huido con la colecta.

 

Jorge Prado inició una gira por las diversas provincias del Perú contando con el apoyo de las autoridades, pero en todas partes los apristas realizaron contra-manifestaciones.  Cuando Prado llegó a Piura, repartieron pitos y cartelitos en donde figuraban una fecha “1879”, los pitos y los gritos de los manifestantes contrarios no dejaron hablar a Prado, por lo cual éste lleno de cólera gritó “Pueblo imbécil”.   Es decir que a los piuranos ni siquiera les interesó que en la fórmula de Jorge Prado figurase un hijo de don Miguel Grau.

Antes de realizarse las  elecciones, el Jurado Nacional de Elecciones tachó la candidatura presidencial de Haya de la Torre por pertenecer a un partido puesto fuera de ley.  La nulidad se produjo en setiembre.

 

El Apra optó entonces por endosar sus votos a Luis Antonio Eguiguren.  También los votos del Partido Socialista que no tenía candidato presidencial.

 

Los últimos días fueron violentos, y en las manifestaciones, los partidos hacían frente a las contra manifestaciones con elementos de choque.

 

Por fin, el 11 de octubre se realizaron las  elecciones.  Desde el primer momento, Luis Antonio Eguiguren sacaba clara ventaja sobre su siguiente contendor que era el doctor Luis Flores, es decir que en los dos primeros lugares había piuranos.  Cuando los escrutinios habían avanzado hasta el 26 de octubre, los resultados parciales eran los siguientes:

 

Eguiguren............................ 75 662

Flores.................................. 52 248

Prado....................................42 788

Villarán .............................  25 550

                                           196 248

 

Es de llamar la atención las relativamente bajas votaciones, en especial con Villarán pues cada candidato se había inscrito con no menos de cien mil firmas.

 

Los escrutinios se suspendieron bajo múltiples pretextos del Jurado Nacional de Elecciones.  En Piura iban ganando las listas de la Unión Revolucionaria y en Paita la socialista de Luciano  Castillo.

 

El Jurado Nacional de Elecciones decidió anular los votos de Eguiguren bajo el pretexto de que eran votos apristas y el Partido Aprista estaba fuera de ley.  La Asamblea Constituyente que era presidida por (nada menos)   Clemente Revilla, recibió el caso en consulta.

 

El Congreso Constituyente procedió a dar la siguiente Ley:

 

Artículo Único.- Declárase ilegales los sufragios emitidos en las elecciones del 11 de octubre último, a favor de las candidaturas a la Presidencia y Vicepresidencia de la República, Senadurías y Diputaciones presentadas por el Partido Social Demócrata, así como los que hubieran favorecido a candidatos encubiertos bajo diversas apariencias, se encuentren en idéntica situación, por estar comprendidos en las disposiciones de los artículos 53º de la Constitución del Estado, 22º de la Ley 7780 y en la Resolución del Jurado Nacional de Elecciones, de 5 de setiembre del presente año.

 

            Esta Ley bajo el Nº 8459, fue promulgada por Benavides el 3 de noviembre de 1936.

 

            Aparentemente, todo esto podía favorecer a Luis Flores que iba en segundo lugar, pero tampoco era el Jefe de la Unión Revolucionaria bien visto por el Jurado Nacional de Elecciones, que procedió a anular todas las elecciones.

 

La actitud del Congreso Constituyente  era ilegal, pues si bien el Partido Aprista estaba fuera de ley, sus afiliados y simpatizantes podían votar y como el voto era secreto, no se podía asegurar por quien habían votado. Todos sabían perfectamente que  apristas y socialistas habían votado por Eguiguren, pero ellos tenían derecho a votar.

   

 

Prorrogan  mandato de Benavides

ARRIBA

            Quien salió ganando de todo este enredo fue Benavides.

            El año 1933 por Ley 7747 había sido elegido por el Congreso, como Presidente de la República para terminar el mandato de Sánchez Cerro.  En esta oportunidad se ampliaba la mencionada Ley 7747, extendiendo el mandato presidencial hasta el 8 de diciembre de 1939 y se autorizaba al Poder Ejecutivo para ejercer las facultades del Poder Legislativo.  El mismo Benavides promulgó esta Ley el 14 de noviembre bajo el Nº 8463.

 

Como el mandato del Congreso cesaba el 10 de diciembre, se disolvió en esa fecha, dejando a Benavides como Dictador todopoderoso, con la facultad de dar decretos  leyes.

 

Los hechos se habían sucedido con gran rapidez y aparte de pronunciamientos meramente líricos de los partidos y otras organizaciones, y de las protestas de la prensa nacional, nada más pasó, pues Benavides tenía todo el control de la situación.

 

 

Matan a Froilán Alama

ARRIBA

El último de los grandes bandoleros piuranos, fue sin  duda Froilán Alama Mendoza, que se enseñoreó del medio y del bajo Piura, hasta Olmos.

 

El 24 de setiembre de 1936, se celebraba en Olmos la fiesta de la Virgen de las Mercedes, cuando acudió al Puesto de Policía de ese lugar, un campesino para denunciar que un individuo, lo había asaltado, robado y herido en un sitio llamado Garbanzal.

Era comisario el sargento  José Maria Carigorda tenaz perseguidor de Alama, pero que en esos momentos no se imaginaba que el bandolero andaba por sus predios  Se comisionó al cabo Héctor Guivín y al guardia Buenaventura Torres, para que hicieran una inspección, pero al llegar al lugar indicado fueron recibidos a balazos.  Era el 25 de setiembre, y se produjo un tiroteo, como consecuencia de lo cual resultó herido el Cabo y muerto el agresor, que resultó para sorpresa de los policías el temible Froilán Alama del que se decía no erraba ningún tiro.  Por entonces tenía 46 años.

No se ha precisado el lugar exacto de su nacimiento.  Unos dicen que fue en la hacienda Pedregal de propiedad de don Fernando Navarrete Seminario.  Otros aseguran   que fue en Curván en el sitio llamado Tinajones.  Fueron sus padres Alejandro y María, campesinos.  De niño no fue a la escuela, no obstante, de haber en el lugar  en donde vivía una escuela fiscal.  Se dedicó a vagar, a hacer pendencias y robar a campesinos y comerciantes.  Ante tantas quejas, sus padres lo enviaron a los 10 años  donde unos parientes, pero fue de mal en peor.  A los 15 años ya pertenecía a la banda del bandolero Valentín Martínez.  En 1913 cae en una leva y es enrolado, lo envían a Lima al Cuartel de Santa Catalina, en donde se le ha involucrado en el alevoso asesinato del general Enrique Valera, héroe de la Guerra con Chile.  Como no se le probó nada, fue expulsado del ejército por indeseable.  Retorna a Tambogrande en 1920 y se ocupa unas veces como obrero y en otras como bandolero.  En 1921 decide dedicarse por entero al bandidaje.  Durante 15 años fue el terror de los viajeros en los campos de Piura, asaltando, robando y matando en forma indiscriminada tanto a gente humilde como a hacendados.  En 1927 mató en Chulucanas a su suegro Antonio Salinas.  Tuvo un duelo a machete con  el bandolero de Sullana, Toro Mazote por el amor de una mujer. En 1928 mató de un balazo al sargento 2do. Nicomedes Guerrero, en Chulucanas.  En 1928, en Malingas, mata en una emboscada a un guardia civil y a su guía.

 

Se ha pretendido dar a este bandido una falsa aureola de luchador social, pero sólo fue un anti-social.  Durante el Gobierno de Velasco Alvarado, hasta a una Cooperativa Agraria de Producción se le dio su nombre.

 

El proyecto de irrigación IMICHIRA

ARRIBA

Don Alfredo Checa Eguiguren, muy vinculado a los problemas del agro piurano al igual que su padre don Miguel Checa Checa, desde 1925 había concebido la idea de utilizar las aguas del río Chira para irrigar las feraces tierras de su margen izquierda.

 

 Recién el 28 de enero de 1936, se logró que el Gobierno otorgase a la Sociedad Agrícola y Ganadera Miguel Checa, la concesión para ejecutar los estudios de irrigación y el 2 de mayo del mismo año, se formó la Imichira S.A.  de la que era principal accionista la Sociedad Agrícola y Ganadera Miguel Checa, por haber aportado la concesión.  La nueva empresa contrató los servicios del prestigioso ingeniero Carlos Sutton, que no pudo terminar los estudios por haber fallecido .El alma de estas gestiones ante el gobierno fue don Alfredo Checa Eguiguren

 

En 1939 la Compañía General de  Construcciones Perú–Copru, germano argentina, ofreció financiar y ejecutar el proyecto, pero vino la guerra mundial.

 

El 31 de agosto de 1942, el Gobierno declaró caduca la concesión dada a Imichira S.A. cuyo presidente del directorio era el doctor José Quesada, conspicuo dirigente de la Unión  Revolucionaria.  Entonces se gestionó y se obtuvo, que la Sociedad Agrícola y Ganadera Miguel Checa recuperase la concesión.  El 17 de noviembre de 1942 se contrataron los servicios del ingeniero Carlos Leigh Ginocchio para efectuar los estudios definitivos.  El ingeniero Leigh era Administrador General del Valle del Chira.

 

El 16 de noviembre de 1944 el ingeniero Leigh entregó los estudios.  El proyecto estaba destinado a irrigar hasta cuarenta mil hectáreas de nuevas tierras en la margen izquierda y dar agua al río Piura.  Se construiría una bocatoma en el sitio llamado Madre de Dios frente a la casa-hacienda de la Solana y con un canal de 30 metros cúbicos por segundo que vertería sus aguas al río Piura en el punto llamado San Juan al norte de Piura.

Cuando mas tarde se hizo la represa de Poechos y el canal de derivación que se llama “Daniel” escobar, este canal se hizo en base a los  estudios realizados por el Ingeniero Leigh.

En la década de 50, don Alfredo Checa traspasó la concesión a la firma Olazábal y  ésta vendió sus derechos al gobierno de Velasco Alvarado

 

 

Sucesos  diversos en 1936

ARRIBA

·        En ese año era alcalde de Piura, don Manuel Checa Eguiguren, el cual para terminar con los basurales que había entre la ciudad y el río, dispuso la construcción del malecón que luego llevaría el nombre de Víctor Eguiguren.  Este había sido abogado, diputado, senador, ministro de Estado, embajador, alcalde de Piura, prefecto, presidente de la Beneficencia Pública y filántropo.  Se procedió a la expropiación de fincas y se construyó 278 metros de malecón entre el puente y la transversal Huánuco.  La obra se hizo por cuenta de la Junta de Obras Públicas de Piura y costó cinco mil soles.  Fue destruido el año 1983 por el Fenómeno del Niño.

 

·        En 1936, tanto los aviones de la Faucett que hacían servicio interno, como la Panagra que lo hacía con el exterior; aterrizaban en el campo de aviación de Talara acondicionado por la International Petroleum Company.  Era la firma Arens y Lessel la que hacía el transporte de la correspondencia entre Piura y Talara.  Esto determinó que la Junta de Obras Públicas que presidía el doctor David Alva, iniciara la construcción del  Campo de Aviación, contando con un fondo inicial de dos mil soles.  Después el Ministerio de Fomento proporcionó un rodillo mecánico para el “planchado” del terreno y la suma de siete mil soles.

 

·        En 1936, las carreteras que había en el departamento solamente eran afirmadas.  La excepción se daba en los asientos petroleros, que tenía una intrincada red de carreteras asfaltadas que conectaban los pozos petrolíferos.  La Dirección Departamental de Caminos, tras de establecer diversas coordinaciones con instituciones piuranas y contar con fondos del Ministerio de Fomento, inició el asfaltado de las carreteras.

 

·        El 4 de noviembre de 1936, mientras todo el Perú vivía la crisis política motivada por la anulación del proceso electoral, los sullaneros hacían un alto a sus preocupaciones para celebrar alborozados la creación de la Provincia en sus Bodas de Plata.  Exposiciones, eventos deportivos, desfiles, homenajes diversos se unieron a la inauguración de la plaza Miguel Checa en el barrio Alto de la Paloma, de las obras de ampliación y mejoramiento del Camal, de colocación de la primera piedra de la plaza Simón Morales en el entonces barrio de Bellavista y la iniciación de los trabajos para construir el Pasaje 4 de Noviembre, frente al Club Unión.  Los diarios piuranos lanzaron ediciones extraordinarias, destacando la de “Ecos y Noticias” con cuatro secciones y 64 páginas más un suplemento de 8 páginas que salió el 12 de noviembre.  El alcalde don Isaías Garrido comprometió la colaboración del escritor sullanero Luis Humberto Delgado, para la edición del libro “El Terruño” o Historia de Sullana.

 

·        Con fecha 20 de noviembre, el presidente Benavides en ejercicio de los Poderes Legislativos de que estaba investido, dio y promulgó la Ley Nº 8468 mandando a independizar la Sección Media que debía de funcionar con la Escuela Náutica de Paita.  Se crean también diversas rentas para su funcionamiento.  Sobre esto hay que puntualizar que la mencionada Escuela Náutica de Paita no llegó a funcionar y que el Colegio Nacional de Paita, recién se convirtió en realidad en 1944.con el nombre de San Francisco.

 

 

Puente sobre el río Chira

ARRIBA

Hasta el año 1937 no existía un solo puente sobre el río Chira.  El pase de una orilla a otra, de personas o carga, se hacía mediante botes o canoas.

 

Desde 1918 por gestiones del diputado doctor Federico Augusto Arrese Vegas, se logró que en el Presupuesto de la República de ese año, se consignase la suma de cuatro mil soles y hasta una estructura de hierro procedente de Estados Unidos se encontraba en el Callao; pero recién en 1921 se puso la primera piedra en solemne ceremonia y sólo allí quedó.

Gracias a los recursos que lograba  la Junta de Obras Públicas de la Provincia de Sullana que presidía el alcalde Isaías Garrido se pudo iniciar en mayo de 1936, la construcción del puente y del acceso al mismo, consistente en una vía y un malecón.

 

El contratista de la obra fue el ingeniero Bresani y el ejecutor el ingeniero Adrián Bentzon.  Construir el puente costó S/.345 417 y el malecón S/.70 111.  La estructura era de acero y el piso era una losa de cemento de 15 centímetros con malla metálica.  El largo del puente fue de 300 metros y el ancho 5,50 metros.  En la parte de Marcavelica se construyó un terraplén de  1.200 metros.  Toda la armazón descansaba sobre cinco pilares de concreto armado.

 

El 28 de julio de 1937 a las tres de la tarde fue solemnemente inaugurado cuando el alcalde con miembros de la Junta de Obras Públicas y autoridades que  lo cruzaron en caravana de vehículos.