Estructura Socioeconómica de México

 

El auge petrolero y la crisis de la deuda externa

El auge petrolero

En 1980 México ocupó el sexto lugar en el mundo en cuanto a reservas se refiere y el quinto en producción. Para 1982 el país ocupaba el cuarto lugar en reservas y exportaba 1,500,000 barriles diarios, después de la Unión Soviética, Arabia Saudita y Estados Unidos.


El auge petrolero de esos años provocó que tanto el Presidente López Portillo como la gran mayoría de los mexicanos se ilusionaran, la banca internacional se apresuró a ofrecer créditos al gobierno, dados sus enormes recursos petroleros, La deuda externa que en 1977 era de menos de 21,000 millones de dólares, ya para 1982 alcanzaba los 76,000 millones, de los cuales el 80 % correspondía al gobierno y el 20 % restante a la deuda privada.


Con las grandes cantidades de dinero generadas del petróleo y del crédito se intentó un proyecto de industrialización y modernización en cinco años.
El gasto público se desbocó; en 1978 creció en un 38 % sobre el de 77, el presupuesto de egresos se elevó en un 23 % y el de la inversión pública un 37 % sobre el año anterior; en 1980 el gasto público volvió a crecer un 33 %, el de la inversión un 35.5 %, el destinado al campo 100 % y al comercio un 200 %. Para 1981 los egresos del erario se incrementaron en 55 %, los de la inversión pública un 40 %, el gasto corriente un 55 %, y el servicio de la deuda un 36 %.

En 1979 la oferta de trabajo por primera vez fue mayor que el aumento de la población: la masa salarial creció en 1980 un 39 % por el mayor empleo y mejores salarios.

 

La crisis de la deuda externa.

¿Qué es la deuda externa?

Cuando decimos "deuda externa," nos referimos al dinero que un país debe a otros países o a acreedores extranjeros, en una moneda extranjera. Se llama "externa" porque es una deuda que viene desde fuera, desde el exterior, de un país. Los préstamos pueden venir de un gobierno nacional, una institucion financiera internacional como el FMI, o de un banco privado. Por ejemplo, si México pide un préstamo del gobierno de Holanda, entonces eso es una deuda externa para México. También, si México recibe un préstamo de un banco privado holandés, esa deuda también es externa. La deuda externa de un país es la suma de todo el dinero, más intereses, que ese país debe a acreedores en el extranjero.

¿La deuda externa se parece a la deuda de un individuo?

Sí y no. Ambas son deudas, pero tienen diferencias importantes. Los sistemas legales protegen a los individuos con el concepto legal de bancarrota. Cuando un individuo o una empresa endeudada piensa que es imposible pagar sus deudas, una corte examina el caso. Si el juez decide que verdaderamente no puede pagar toda la deuda, la persona o empresa tiene que pagar lo que puede y entrar en bancarrota. Estar en bancarrota significa que el endeudado ya no tiene que pagar el resto de su deuda. Así, los individuos y empresas están protegidos por la ley de estar atrapados en un ciclo de deuda imposible de escapar.
Pero en la ley internacional, no existe bancarrota para los países. Esto quiere decir que no importa lo grande que sea la deuda, ni importa si la economía del país es incapaz de generar suficiente dinero para pagarla-el país sigue endeudado. Un juez no puede determinar que un país es incapaz de pagar y cancelar parte o toda su deuda.

¿Qué es la crisis de la deuda externa?

A principios de los años 1980, una crisis de deuda afectó a México, América Latina, y casi todo el mundo. La combinación de muchos factores económicos, políticos, e históricos provocó que disparara la deuda de los países pobres en esos años. Los países endeudados, empezando por México en 1982, se encontraron incapaces de pagar sus deudas. Entre los gobiernos y organizaciones acreedores, esto fue una "crisis" porque estaban en peligro de no recuperar sus inversiones-pero para los países y los pueblos del Sur, fue una verdadera crisis social, política, y económica.

¿Cuáles han sido algunos efectos de la deuda externa?

Un objetivo básico de los programas neoliberales para los países es liberar fondos públicos para el servicio a la deuda. Servicio a la deuda quiere decir todo el dinero que paga un gobierno a todos sus acreedores, en pagos de interés y de principal. Cuando un gobierno está obligado a destinar sus recursos a pagar la deuda, entonces no puede destinar esos recursos a necesidades sociales, como la salud y la educación.
Por ejemplo, en México, el costo del servicio a la deuda representa el 6,8% del Producto Interno Bruto y el 23,2% de las exportaciones anuales totales. Pero los gastos públicos de México en salud solamente representan el 2,7% del PIB. Según el Programa de Desarrollo de las Naciones Unidas, un aumento de 1% de PIB en la cantidad de fondos dedicados a la salud reduce la tasa de mortalidad natal un 24%.
En 1999, México la deuda externa de México fue de US$166.960 millones, o una deuda de US$1.729 por cada mexicano.

 

Fuente | Fuente2 | Contactanos