Hernandarias


Declarado monumento histórico por Decreto del Poder Ejecutivo con fecha 8 de setiembre de 1976.

Autor: Antonio Pena, uruguayo (1894-1947)
Inauguración: 18 de mayo de 1953
Ubicación: Rbla. 25 de Agosto de 1825 entre Ituzaingó y Juan Carlos Gómez.
Material; Bronce
Material del basamento: Granito gris
Descripción: Estatua de pie sobre un basamento que emerge de un estanque. Detrás de ella, una pantalla de granito con escenas alegóricas grabadas. El personaje viste atuendo militar de poca (yelmo, coraza y espada), con capa en el brazo derecho y la mano izquierda en alto.

Nacido en 1561 y fallecido en 1634, Hernando Arias de Saavedra, conocido también como Hernandarias, fue un criollo descendiente de colonizadores españoles nacido en la ciudad de Asunción, actual capital del Paraguay.
La corona española lo designó como Gobernador del área colonial del Río de la Plata en tres períodos: 1597-1599, 1602 - 1609, 1615-1618.
Hernandarias se dedicó en forma intensa a explorar los territorios comprendidos en su jurisdicción, en particular las planicies situadas al sur del Paraguay, en la mesopotámica de los ríos Paraná y Uruguay.

Entre 1607 y 1608, habiendo cruzado el río Uruguay al frente de una expedición compuesta de un centenar de personas, recorrió la costa de ese río hasta llegar al Río de la Plata, y bordeando las costas de este último, alcanzó el 13 de diciembre de 1607, la desembocadura del río que llamó de Santa Lucía, nombre con que se le designa actualmente.
Pocos años después, Hernandarias volvió a viajar a la “Banda Oriental” transportando una importante tropa de ganado vacuno, dando origen a lo que constituyó una gran riqueza ganadera; cuya explotación fue una de las razones determinantes de los importantes procesos históricos que culminaron en la efectiva colonización del territorio uruguayo, que había quedado despoblado por parte de los españoles.
La abundancia del ganado vacuno, que se reprodujo ampliamente debido a las condiciones favorables de las pasturas del territorio, atrajo por el norte las incursiones de los portugueses desde el Brasil, así como el establecimiento furtivo de campamentos de faeneros, dedicados a obtener el cuero, que era inicialmente el único producto aprovechado de ese ganado.
También determinó que los portugueses fundaran posteriormente la Colonia del Sacramento, y que el gobierno español decidiera fundar Montevideo.