HERPES GENITAL





 Dolor o comezón en la región genital.
 Vesículas con líquido límpido o ulceraciones abiertas.
 Es posible la presencia de úlceras genitales, invisibles cuando están en la vagina
 o en la uretra.
 Episodios recurrentes. Producido por el virus del herpes simple, habitualmente
 del tipo 2. Los síntomas se presentan 2 a 7 días después de la exposición. La comezón
 o ardor van seguidos de vesiculación y úlceras. Estas aparecen en la vagina o en los 
 labios de la vulva, glúteos y el ano. En hombres, lo hacen sobre el pene, escroto, 
 glúteos, ano y muslos. El virus permanece latente en las áreas infectadas y se reactiva
 periódicamente, produciendo síntomas.	No se cuenta con tratamiento curativo ni vacuna.
 La enfermedad es altamente contagiosa cuando existen ulceraciones.	Los autocuidados
 consisten en mantener limpias y secas las ulceraciones. El aciclovir. Antiviral de
 prescripción, ayuda a acelerar la cicatrización.

COMO SE CONTRAE EL HERPES GENITAL?
El VHS-1 y el VHS-2 pueden encontrarse en las llagas causadas por los virus y ser liberados por las mismas, pero entre brote y brote los virus también pueden ser liberados por la piel que no tiene llagas. Por lo general, una persona solo puede infectarse con el VHS-2 durante el contacto sexual con alguien que tiene una infección genital por VHS-2. La transmisión puede darse a partir de una pareja sexual infectada que no tiene una llaga visible y que no sepa que está infectada. El VHS-1 puede causar herpes genital, pero con más frecuencia causa infecciones de la boca y los labios, también llamadas “ampollas febriles”. La infección por VHS-1 en los genitales puede ser causada por contacto oral-genital o contacto genital-genital con una persona que tiene la infección por VHS-1. Los brotes del VHS-1 genital reaparecen con menos regularidad que los brotes del VHS-2 genital.