El último Card Captor

El último Card Captor

Capítulo XIII

Enfrentando al último card captor

" ¡Me siento muy mal, me siento muy mal!!!... aunque tal vez ya debiera sentirme mejor porque la voz de Tomoyo ya regresó y la escuela quedó en primer lugar en el concurso de coros... Pero no puedo evitar sentirme culpable...

Si hubiera atrapado esa card desde el inicio, Tomoyo no hubiera tenido que sufrir estos días... Li dice que no fue mi culpa, pero no puedo dejar de sentirme mal por ello y por eso no permitiré que ocurra otra vez..

 

¡ninguna card va a lastimar a alguien que quiero mientras tenga fuerzas para evitarlo!"

 

La sangre se escurrió, espesa y caliente por sus manos y no pudo evitar un grito desesperado... no se estaba moviendo, no se estaba moviendo ¡no se estaba moviendo!!; casi con desesperación empezó a sacudirle con fuerza, tratando que abriera los ojos, pero aquella gentil cabeza estaba como yerta y nada respondía a sus esfuerzos.... las lágrimas enturbiaban ya su visión, absolutamente incontenibles... ¿estaba muerto? ¿acaso había muerto?...

- "¡¡¡¡ NOOOOOOOOOOOOOOOOOOO!!!!!!!!!!!!" -gritó despertando entre sollozos.

El pobre Kero estaba en una esquina de la habitación, algo aturdido, pero voló hacia ella con rapidez

- "¡Sakura!, ¡Sakura!!" -la llamó preocupado mientras ella seguía sollozando- "¿qué te pasa?, ¿estás bien?... ¡fue una pesadilla Sakura!!"

La muchacha le miró con la mirada empañada de lágrimas y abrazó a Kero con todas sus fuerzas...

- "¡Tengo miedo Kero!! ¡tengo mucho miedo!!"

- "Cálmate ya Sakura.." -la tranquilizó pese a que casi le ahogaba- "¿pues que estabas soñando?"

Antes que la muchacha pudiera contestar la puerta de su habitación se abrió violentamente y un angustiado Touya estaba allí al igual que el padre de Sakura, apenas dos segundos retrasado a su hijo mayor.

Y ni que decir que el pobre Kero tuvo que fingir que era un muñeco........ de nuevo.

El padre ingresó con la preocupación reflejada en su semblante, por su parte al ver que Sakura lloraba sin motivo aparente Touya disimuló sus temores e ingresó con un gesto de fastidio.

- "Tranquilízate hija.. ¿qué fue lo que pasó?.. ¿tuviste un mal sueño?"

- "Una... una pesadilla papá... por favor, discúlpame por despertarlos ..."

- "Nada de eso..... no te preocupes.." -la abrazó con cariño- "¿te sientes mejor ahora?"

- "Sí, gracias"

- "A ver si dejas de hacer tanto escándalo" -comentó su hermano- "realmente eres todo un monstruo.... ni siquiera cuando duermes puedes dejar de hacer ruido"

- "Bueno... todos debemos tranquilizarnos un poco" -comentó Fujitaka- "creo que iré a preparar un poco de té para que Sakura pueda volver a acostarse.."

- "Gracias papá" -repuso la muchacha, algo avergonzada- "lo siento... yo... no quise molestarlos a todos...."

- "Lo importante es que fue solo un mal sueño" -rió su padre- "esperen aquí que regreso en un momento.."

En cuanto el afable señor abandonó la habitación, Kero se puso a revolotear...

- "¡Yo intenté con todas mis fuerzas despertarte, pero me lanzaste al otro lado de la habitación..!"

- "¿Qué te pasó monstruo?, realmente debió ser una auténtica pesadilla para que lloraras de esa forma..."

Sakura trató de contener sus lágrimas ante la mirada de Touya.

- "Fue... fue horrible hermano" -continuó- " tengo miedo... mucho miedo.."

- "Estabas gritando y llorando Sakura" -repuso Kero- "y parecía como si hubieras perdido algo... algo muy amado para ti.... ¿estás bien realmente?"

- "¿Y qué significa eso de haber perdido algo en un sueño?"

- "Antes solía tener sueños que resultaban ser premoniciones.... ¿y si me pesadilla se hace realidad?.. ¡no podría soportarlo!" -sollozó de nuevo- "¡realmente no podría soportarlo!"

La mirada de Touya esta vez si era francamente preocupada...

- "¿Soñaste con algo referente a.... ese niño?"

- "Sí, fue el enfrentamiento con el último card captor.... al menos eso creo, pero tengo mucho miedo porque lo que ví... ¡no quiero que suceda!!"

- "¿Qué fue lo que viste?"

- "Una...... una muerte"

El ceño de Touya se hizo más profundo. Entonces se fijó en el pasillo -para asegurarse que su padre no estuviera allí- y preguntó de nuevo.

- "¿Y quien... quien era?"

La muchacha no contestó esa pregunta. La sola mención de un nombre le parecía casi como si echara una suerte fatal.

- "No.. no quiero decirlo, es mejor olvidar eso. Lamento haberte despertado... seguro que llegaste muy cansado del hospital"

- "Ya no importa" -le contestó- "además que con los gritos que dabas todo el mundo se despertó.."

- "Excepto Shaoran" -pensó Sakura con tristeza - "¡que extraño!".

Touya contempló nuevamente a su hermana pero permaneció en silencio. Tenía una sospecha sobre la identidad de la persona cuya seguridad provocaba tanta angustia en su hermana.... ¿podía ser que Yukito tuviera razón?

¡No, eso era imposible!!!

En esos instantes Shaoran abrió la puerta del departamento de los Kinomoto para quedar sorprendido al ver al padre de su amiga con una bandeja de té.

¿A las dos de la mañana?

- "Buenas noches" -le saludó el afable señor- "¿te gustaría una taza?"

- "No... gracias, no se moleste" -repuso- "¿Ocurre algo?"

- "Nada especial... es mejor que vayas a descansar te ves algo fatigado, ¿seguro que no quisieras una taza?"

Shaoran negó con la cabeza, conmovido por la gentileza del padre de Sakura, al mismo tiempo que asombrado por lo rápido que notó su mala condición.

- "Descuida" -continuó Fujitaka- "no comentaré nada"

¡Que suerte!. Al parecer el señor Kinomoto iba a abstenerse de comentar su llegada tardía. Era una verdadera fortuna que el padre de Sakura fuera tan discreto porque no imaginaba nada peor que lo descubrieran.... de nuevo. No solo aquel hechizo le había agotado notablemente, sinó que lo ocurrido en las últimas horas había sido realmente demasiado. De modo que se escabulló a su habitación pese al murmullo que escuchó venir de la habitación de la muchacha y trató de dormir.

Al acostarse en el lecho y relajarse sintió un dolor espantoso.... el cuerpo le dolía y notó preocupado que varias de las heridas que el último card captor le había hecho en su último enfrentamiento, se estaban abriendo... otra vez.

De hecho, su camisa tenía varias manchas de sangre.

Realmente ese hechizo había sido agotador, y su condición había empeorado más de lo que pensaba, pero no tenía tiempo para pensar en eso. De modo que mientras buscaba con que curarse -porque la idea de pedir ayuda al hermano de Sakura estaba más que descartada- empezó a pensar en lo ocurrido las últimas horas..

- "Escucha Yamazaki, lo que has visto..."

Su amigo tenía una gran gotita en la nuca.

- "Olvídalo Li, olvídalo.... mejor olvido lo que vi ¿no crees?.. igual nadie me lo va a creer" -dijo girando y saliendo igual de sonriente de siempre y casi como si marchara en un desfile- "Chiharu me espera en el recibidor.."

Shaoran había suspirado y tratado de seguir a su amigo, pero entonces se había desplomado al suelo.

Lo demás era confuso en su cabeza y de hecho no recordaba que pasó.

Lo siguiente en su mente era la cara de Chiharu cambiando algunos vendajes de su brazo. Estaba recostado en su habitación -la del departamento que tenía en Tokyo, no el que ocupaba en casa de Sakura- y la muchacha de la trenza lo miraba con preocupación.

- "Es una tontería lo que has hecho Li" -dijo- "mira que venir a hacer todo eso estando tan mal.. ya Takashi me lo dijo todo.."

Había quedado confuso.. Takashi.... Yamazaki... ¿se lo había dicho todo?

¡Un momento!

Se había levantado de un salto. Pero solo para encontrar a Chiharu muy seria y al mismo tiempo apenada..

- "Pero te lo agradezco mucho" -dijo, inclinándose ante él- "realmente no se como agradecerte por lo que hiciste..."

Ahora sí que estaba hecho un lío... ¿de qué le estaba agradeciendo?

- "Pero yo.. ¿de que hablas?"

Había quedado asombrado ante la debilidad de su propia voz.

- "Ya te lo dije, Takashi me lo dijo.... y te lo agradezco"

- "¿Pero que te dijo?"

- "Creo que por una vez, la verdad" -repuso seria- "sabemos que estabas mal, pero eso de molestarte en venir desde la casa de Sakura y ordenar todos tus libros en tu condición... solo para buscar los que a Takashi pueden hacerle falta.... es demasiado" -se volvió a inclinar ante un asombrado Shaoran- "gracias... realmente eres un buen amigo.."

- "Es que yo.." -una idea lo sobresaltó- "¿y Yamazaki?.. ¿no avisaron a nadie verdad?"

- "No, solo fue a traer unas cosas para curarte.." -en ese momento el rostro siempre sonriente de Yamazaki se hizo presente- "aquí esta... ¿ya los tienes?"

- "Sí" -asintió el recién llegado- "pero... ¿realmente sabes que hacer con eso?"

- "Seguro" -sonrió Chiharu- "voy a cambiar esos vendajes y limpiar esas heridas muy fácilmente.. oye Li, yo creí que estabas enfermo.. nunca me enteré que te habías accidentado.. ¿qué te pasó?"

- "Es una larga historia" -repuso suspirando.

- "Pues temo que no podré quedarme a escucharla" -repuso tranquila- "es bastante tarde y temo que ya debo ir a casa... pero tu no puedes pasar la noche aquí... puedes ponerte mal y si estas solo sería muy peligroso..."

- "Descuida Chiharu" -intervino Yamazaki- "Te acompañaré a tu casa y después regreso para llevar a Li a la de Sakura.."

Shaoran pareció más tranquilo. Realmente no habían llamado a nadie.. ¡que alivio!

- "Entonces llévate mi auto" -había dicho- "así podrán ir más rápido..."

Ya en su lecho, en casa de Sakura, Shaoran se revolvió con un quejido. Estaba cansado y debilitado, pero no ignoraba que la hubiera pasado peor si Yamazaki y Chiharu no le hubieran ayudado. ¡Y pensar que Chiharu realmente había creído esa mentira sobre su condición!. Al menos Yamazaki había sido muy rápido en inventar algo esta vez.

- "Te debo una larga explicación.... pero no era algo muy fácil de creer" -había dicho a su amigo camino a la casa de Sakura- "y tampoco era para que me pusiera a contarlo.."

- "Entiendo" -asintió Yamazaki con la cabeza mientras conducía- "entonces tu eres..."

- "Soy hechicero" -había aceptado con otro suspiro- "de hecho pertenezco al clan Li, uno de los clanes más poderosos de hechiceros en China.."

- "¿Y tu eres miembro de ese clan?"

- "Soy el Jefe del Clan"

Yamazaki había ampliado su sonrisa.

- "Entonces... desde la primaria..¿ya eras hechicero?"

- "Sí."

- "Bueno, definitivamente esto es algo que no hubiera imaginado ni en mis momentos más imaginativos" -repuso riendo- "con razón no me creíste cuando nos encontramos en esa calle y te empecé a hablar de libros mágicos.... ¡ya me parecía extraño que tú no me creyeras esta vez!!!.. porque en el fondo me parece que sigues siendo el mismo "

Shaoran tenía una gota en la nuca.

- "Vas... ¿vas a comentarlo con alguien?"

- "Ni siquiera Chiharu me creería.. o más bien debo decir que ella sería la primera en tildarme de mentiroso" -rió, divertido- "aunque esta vez sin motivo y eso si es gracioso.. además, ¿porqué lo haría?, eres mi amigo y todo el mundo tiene derecho a tener secretos... pero te agradecería que me cuentes la historia completa... esta vez"

Shaoran había mirado la cara de su amigo, pero pese a su sonrisa, Yamazaki estaba hablando en serio y efectivamente le había tenido que confesar de sus conocimientos sobre magia, al igual que su posición en el Concilio de Hechiceros de Oriente -cosas que habían impresionado profundamente a su amigo- y el hecho que estaba enfrentando una venganza personal en su contra... pero se cuidó mucho de mencionar a Sakura. El mismo Yamazaki había notado que le ocultaba algo más, pero Shaoran había dicho que no podía hablar de secretos que no eran suyos y su amigo había asentido en total comprensión.

Al menos, en eso podía sentirse tranquilo. Pero.. ¿y lo demás?

* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

Eriol estaba totalmente consciente de lo ocurrido. Había sentido perfectamente la tensión en el ambiente y la creación de aquel nuevo juego de cartas mágicas, de modo que no le fue difícil sacar una conclusión.

El único hechicero con conocimiento y poder suficiente para hacerlas era Shaoran Li.

Pero... aquellas no eran un tipo de cartas mágicas como las Clow cards o las Sakura Cards... eran diferentes.. mucho más poderosas pero a la vez más incómodas para su creador...

¿Cartas de protección?

Sonrió. Si no supiera de la creación de cartas desde sus recuerdos como Clow, no hubiera podido notarlo, de hecho, hubiera sido imposible que hubiera "sentido" la diferencia de esas cartas a las de Clow o Sakura. Era algo interesante -por no decir que le confirmaba muchas sospechas- pero también muy peligroso...

Se ajustó los anteojos y continuó leyendo sus textos.... tenía que encontrar una forma de acabar con esa card rebelde... sería absolutamente vergonzoso que la encarnación de Lead Clow fuera vencido por una carta. Pero dudaba que aún si tuviera todo el poder que tenía siendo Clow, podría enfrentarla con éxito.

Al amanecer... en la Torre de Tokyo, una pequeña figura apareció y empezó a reír. Al fin era el momento de cumplir su misión....

- "Es mi turno..." -dijo con una sonrisa mientras los anillos de sus deditos brillaban- "ahora sí que voy a empezar ....".

* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

Sakura salió de la universidad apurada. Aunque los demás habían dicho que a carta solo atacaría en la noche, no se sentía nada tranquila... el atardecer estaba muy avanzado y aquel sueño sí que la había puesto muy mal. Iba camino a su casa cuando todo empezó. El auto se detuvo bruscamente ante ella y Eriol la llamó con rapidez:

- "¡Date prisa Sakura, sube!!"

- "¿Qué esta pasando?"

Eriol no contestó, solo se limitó a poner en marcha su lujoso automóvil.

- "Tiene a Kaho" -dijo rápido- "yo sentí su presencia en la Torre de Tokyo y me dirigí allí con Nakuru y Spi pero logró burlarnos...." -se notaba su disgusto- "me he pasado el día persiguiéndole pero finalmente atacó la casa de Daidouji.."

- "¿Tomoyo???" -se asustó Sakura- "¿Qué le pasó?"

- "Para las personas de esta ciudad, la zona sufrió cambios climáticos serios" -dijo- "rayos y truenos que aparecieron de la nada al igual que un viento helado que ha dejado toda esa área en pésimo estado.."

- "Pero.. ¿Y Tomoyo y su madre, y Mei Ling?"

- "Envié a Nakuru y a Spi por ellas" -replicó pisando aún más el acelerador- "espero que puedan hacer algo.."

- "¿Qué le ocurrió a Kaho?"

- "Es muy rápido y por más que lo intenté no pude llegar antes que él se llevara a Kaho. Y tampoco podía atacarle cuando nos enfrentamos en su casa porque temía lastimarla"

- "¿No te atacó?"

- "No, y eso me preocupa. Hubiera sido una gran oportunidad para que lo hiciera pero creo que esto es todo un plan en nuestra contra.."

Sakura estaba muy nerviosa... aquel sueño.

- "Kia fue con Ruby Moon y Spinel Sun a la casa de Daidouji" -continuó explicando- "está furioso por que le encontró desprevenido y se llevó a su esposa.. por eso no evité que nos acompañara"

- "¡Tenemos que avisarle a Shaoran, Yukito, Kero y mi hermano!"

- "Seguro que Li ya está en camino. A estas alturas debe haberlo sentido, al igual que Kerberos y quizá hasta tu hermano..... quien me preocupa es Yue... mejor dicho Yukito. No creo que pueda enfrentarle... todavía.."

De repente el auto se detuvo con brusquedad. Sakura miró a Eriol y este pareció asombrado..

- "¿No lo sientes?"

Ella quedó pensativa.

- "No. No siento nada"

- "¡Eso precisamente!!"

Aceleraron y llegaron a las cercanías de la casa de Tomoyo, donde la gente apenas se recuperaba del "trastorno climático" y del susto. La mansión Daidouji estaba bastante maltratada, pero no había nadie allí. Ni Ruby Moon ni Spinel, ni Kia. Y mucho menos Tomoyo y Mei Ling. Pero si hallaron a Sonomi.

Esta les explicó que en medio del alboroto Tomoyo había salido corriendo de la casa. La mujer no entendía porque su hija quería alejarse de ella diciendo que estaría más a salvo si estaba sola, pero la muchacha y su amiga habían salido de la mansión -pese a los guardaespaldas- en el auto y ambas habían desaparecido.

Por supuesto que el "trastorno climático" había desaparecido no mucho después que ellas partieron.

Sakura trató de tranquilizar a Sonomi -prometiéndole que regresaría pronto con Tomoyo y Mei Ling- y partió con Eriol, que estaba impaciente.

Ya había anochecido. Y ambos sentían la presencia de la carta... lejos de la ciudad de Tokyo. Y estaban seguros que allí se estaba desarrollando un combate.

* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

Shaoran trató de levantarse, pero cayó pesadamente al piso... Las heridas del enfrentamiento anterior con ese niño le debilitaban profundamente impidiéndole moverse y el hechizo de anoche lo había dejado realmente peor.....

Había estado durmiendo todo el día en su habitación en casa de Sakura -contra su costumbre- esperando sentirse mejor pero todo había sido inútil. Lo único bueno fue que tuvo fuerzas para discutir por la mañana cuando el hermano de Sakura y ella misma -bueno, la muchacha empujaba a su hermano- habían venido a revisar su condición física y había salido con su gusto, pues se había negado a abrir la puerta.

No podía dejar que vieran como se encontraba.

El doctor se había marchado a su trabajo refunfuñando sobre la terquedad de los idiotas y otros comentarios similares, pero Sakura había insistido a través de la puerta..

- "¿Y porqué no abres?"

- "Tengo mucho que estudiar" -había dicho reuniendo fuerzas para disimular la debilidad de su voz- "no nos queda tiempo que perder en charlas sin sentido... mejor vas a tus clases y al regresar tal vez pueda tenerte una buena noticia.."

- "¿Encontraste algo sobre como detener... a ese niño?" -susurró para que su padre no le oyera.

- "Podría hacerlo... si me dejaras estudiar.." -había dicho casi como una protesta.

La muchacha había quedado en silencio, pero después se había despedido alegremente.

- "Bien, confiaré en ti." -dijo detrás de la puerta- "¡Regresaré lo antes que pueda!"

El padre de su amiga también había insistido en verle antes de marcharse -después de sus hijos esta vez- y como el señor estaba enterado de su mal estado de salud, tuvo que abrirle la puerta. Solo la afabilidad y el tacto de Fujitaka le habían impedido llamar a su hijo cuando vió como estaba su huésped pero le Shaoran había recordado su promesa de no comentar nada a nadie y el decano de la facultad de Arqueología había asentido no muy convencido.

Afortunadamente le había atendido con habilidad y dejado algo de comer, al mismo tiempo que le recomendó descanso. Pero había dicho también que si le encontraba igual cuando regresara, definitivamente le llevaría al hospital donde Touya trabajaba.

- "¡No, por favor!.. no se moleste.."

- "Eres un huésped de mi casa, además que un buen amigo de mi hija..." -había sonreído el señor- "y definitivamente ella no me lo perdonaría si te encuentra peor esta noche..."

Y Shaoran había suspirado. Había sido una gran concesión que el señor no dijera nada esa la mañana. De solo imaginar el alboroto que se habría armado se ponía más nervioso.

De eso hace ya muchas horas. Y se sentía peor a cada momento.

Ya sabía que debió haberle hecho caso al hermano de Sakura y no andar moviéndose por Tokyo cuando su debilidad era por demás palpable, pero ya no era momento de lamentarse.. aquella card estaba suelta y atacando a sus amigos y no podía quedarse allí esperando sentirse mejor.... posiblemente los demás estaban corriendo peligro de muerte en ese momento...

Logró ponerse de pie con dificultad y buscó entonces su traje ceremonial.... tal vez pudiera brindarle alguna protección, porque bien que la necesitaba, pero al hacer un movimiento brusco cayó al piso nuevamente con el traje en las manos....

Sus heridas se habían abierto de nuevo...

* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

Touya estaba furioso. Ese condenado niño estaba riéndose como si la situación fuera divertida y ya lo tenía harto, aunque había poco que pudiera hacer. Kia se veía realmente mal, había protegido a Kaho con su cuerpo y tenía una herida profunda en el vientre, a su vez la pobre Kaho estaba desmayada y su condición le preocupaba al igual que la de su esposo. En su estado aquellas cosas podían ser mortales para el bebé que esperaba.

Kerberos estaba de pie ante Tomoyo, que sostenía a una herida y también inconsciente Mei Ling.

- "¡Tráela aquí de inmediato!!" -ordenó el doctor Kinomoto.

Tomoyo asintió pero en ese momento un rayo la obligó a alejarse de Kerberos, que antes que el pequeño card captor atacara lo hizo, más para proteger a ambas chicas que por sí mismo. El último card captor se echó a reír. A una orden suya las uñas de sus deditos crecieron como espadas y volaron en dirección a Kerberos, atravesándolo con ferocidad pero justo cuando iba a rematarlo la "Bestia de ojos dorados" sintió como era izado por los aires, alejándolo del alcance de ese pequeño.

- "¡Spinel Sun!" -dijo asombrado.

- "¡Idiota!" -le recriminó el otro- "¿cómo se pondrá tu ama si mueres aquí y ahora?..."

Ruby Moon estaba frente a frente con el pequeño y se veía real y positivamente beligerante.

- "¿Hasta cuando vas a seguir jugando con nosotros?"

- "Hasta que los demás puedan llegar, por supuesto" -rió con gracia infantil- "¿porqué crees que aún no los he atacado en serio?"

Ruby Moon apretó los puños y se lanzó al ataque... ¡tenía que lastimar a esa carta antes que Eriol llegara o quizá el saldría lastimado!!, ¡tenía que intentarlo!!. Aprovechando la situación, Touya se alejó del muro de protección que ante él formaban varios espíritus -y Kiku, que se había negado a abandonarlo pese al miedo que sentía- y llevó a Mei Ling junto a Kaho, mientras Tomoyo, desoyendo sus razones, se acercó al sangrante Kerberos -que estaba junto con Spinel Sun- muy cerca de donde estaban combatiendo Ruby Moon y el último card captor y estaba ocupada arrancando aquellas uñas cortantes del cuerpo de la bestia del sello..

- "¡Gracias Kerberos!!" -repuso la joven entre lágrimas- "¡te han herido por cuidarme a mí!... ¡gracias! ¿cómo podría pagarte todo esto?"

- "Con un rico y enorme pastel" -repuso la bestia guardiana, entre quejidos pero con una sonrisa- "y uno muy grande.."

- "Cuenta con ello" -ofreció la muchacha, mientras trataba de contener su llanto- " ¡será uno realmente enorme!!"

- "¡Ruby Moon!!" -gritó en ese momento Spinel.

La aludida la estaba pasando realmente mal, tenía numerosas heridas en el cuerpo y no podía ponerse de pie cuando su compañero llegó en su ayuda: solo entonces y entre los dos, continuaron a atacando al último card captor, pero el pequeño estaba dándoles realmente una auténtica paliza. Pese a lo opuesto del aspecto físico entre él y sus contrincantes, bastaba un solo destello de sus anillos o un movimiento de sus largos cabellos para contraatacar con rapidez y así como las uñas de sus dedos diminutos habían sido transformadas en puñales su cabello se convertía en cortantes hilos que ya estaban aprisionando a Spinel Sun y su compañera. Touya estaba desesperado. Tenía que hacer algo o ese pequeño iba a convertirlos a todos en un recuerdo...

- "¡Oye tú, niño de aspecto extraño!" -gritó tratando de llamar su atención- "¿porqué no tratas de acabar a alguien sin cansarte tanto?"

El pequeño se volvió a mirar al médico y sus anillos centellearon. El doctor Kinomoto apenas tuvo tiempo de saltar antes que aquel relámpago le chamuscara hasta la bata de hospital.

- "Nadie puede tener la misma suerte dos veces" -dijo el pequeño, feliz.

En un instante un diluvio de diminutas estrellas cortantes -las mismas que habían herido antes a Shaoran y a Kero la vez anterior- amenazaron la figura de Touya que trataba de alejar al pequeño del grupo, pero el niño empezó a reír con más ganas cuando también un remolino de agua apareció de la nada ante el médico y otro relámpago casi lo mata. Touya ya no tenía como evitar todo eso cuando súbitamente los espíritus -que habían estado protegiendo al grupo formado por Mei Ling, Kaho y Kia- le rodearon salvándole de una muerte segura.

- "Ya veo, tú eres diferente...." -repuso pensativo- "Ya lo había notado antes y aunque no es mi estilo también lograré acabarte..."

Touya trató de levantarse lo más pronto que pudo -se había tirado al piso con la cabeza en las manos- pero ese condenado relámpago todavía zumbaba en su cabeza y dudó un poco. La pequeña Kiku estaba a su lado, atemorizada pero de pie ante él al igual que mucho otros espíritus de personas que había conocido en los últimos años. Pero el pequeño cambió bruscamente de parecer, con regocijo, sus anillos centellearon y lo cabellos que ataban a Ruby Moon y Spinel empezaron a atravesarles la piel....

- "¡Ruby Moon!.. ¡Spinel!" -gritó Kerberos, apenas poniéndose de pie.

- "¡Espera Kerberos!!" -gritó Tomoyo.

La bestia de ojos dorados avanzó hasta el último card captor, pese a su condición. El pequeño parecía no haberle visto pero Touya notó entonces un brillo en esos ojos blancos y trató de correr lo más rápido que pudo porque el pequeño solo fingía para que Kerberos se confiara...

- "¡Cuidado!"

Un furioso y horrendo remolino de viento oscuro surgió de sus manitos infantiles y se dirigió directamente contra Kerberos que lo rechazó a duras penas, pero detrás del remolino venían un gran grupo de las diminutas estrellas de metal que llegaron como una lluvia mortal. Fué el aviso de Touya fue lo que evitó la segura muerte del antiguo guardián de las cartas Clow, pues Kerberos esquivó la mayoría de aquellas diminutas estrellas que ahora iban en dirección a Tomoyo y Touya...

Afortunadamente los espíritus no iban a permitir que el médico fuera herido. Formando un espiral lograron hacer caer al piso las pequeñas estrellas... ya inútiles...

- "¡Estoy aburrido de esperar!" -gritó el pequeño- "creo que iré acabando con ustedes, ya estuvo bueno de jugar.... "

Tomoyo abrazaba a un debilitado Kerberos cuando repentinamente un destello surgió de la nada para golpear al niño en pleno pecho lanzándolo a algunos metros de distancia... Era Shaoran quien acababa de llegar y había lanzado aquel formidable hechizo. Pero de una sola mirada Touya Kinomoto supo que algo muy malo le estaba pasando al joven chino.

Parecía estar peor que todos ellos y él acababa de llegar....

* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

Las enfermeras del Hospital del Campus Clamp estaban asustadas. Contra toda explicación el gentil y afable profesor Tsukishiro -el paciente favorito de la mayoría- había estado demasiado inquieto e incluso había tratado de salir del hospital incluso furtivamente casi todo el día. Todas ellas lamentaban haber tenido que tomar medidas realmente drásticas, pero no había quedado otra opción. Ninguna iba a permitir que el gentil profesor expusiera su vida al abandonar el hospital.

Una persona que había salido de un coma hacía una semana no podía estar saliendo así como así.

Por eso y con todo el dolor de su corazón habían tenido que sedarlo. ¡Y que sedante!, ninguna de ellas había esperado que el profesor pudiera resistir de esa manera antes de quedar inconsciente, incluso pese a que estaba en esa condición no dejaba de agitarse de tal forma que habían tenido que atarlo al lecho, por temor a que se lastimara. Pero el profesor solo seguía murmurando con agitación, en medio del sueño al que le habían obligado a caer..

- "¡Cuidado!!!.. ¡Sakura!!!"

* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

Eriol estaba perdiendo ya la paciencia. El tráfico en Tokyo a estas horas era absolutamente insoportable y si seguían así, jamás llegarían. De modo que dejó el auto en una calle solitaria y le hizo una seña a Sakura.

En unos instantes, un hechizo los llevó casi a las afueras de la ciudad. No muy lejos del templo abandonado donde Lao invocara al último card captor pudieron sentir la cantidad de magia en conflicto y era por demás impresionante.

- "¿Qué está pasando?"

- " ¡Va a acabar con nuestros amigos si no nos apuramos!" -repuso Eriol.

Antes que la muchacha se abriera paso usando sus cartas las fuerzas mágicas se abrieron ante ellos casi como obedeciendo una orden.

Eriol.

Cuando llegaron la situación no podía ser más desesperada. Tomoyo trataba de levantar del piso a un casi desmayado Shaoran, mientras que Touya estaba ante ellos y el casi exánime Kerberos, cubriéndolos con su cuerpo y con Kiku a su lado mientras los espíritus que protegían al médico se arremolinaban alrededor del último card captor..

El niño tenía a su vez, enredados entre sus larguísimos cabellos a Ruby Moon y Spinel.. ambos casi desfallecientes y con la sangre goteando en un charco a su alrededor...

Y no muy lejos de ellos estaban los ya inconscientes Mei Ling, Kaho y Kia.

- '¡Ruby Moon! ¡Spinel!!" -se asombró Eriol.

- "¡Genial!! ¡Ahora si empieza la diversión!" -repuso el "pequeño" con excitación en cuanto Eriol y Sakura se acercaron- " ¡al fin vamos en serio!"

A un destello de sus anillos Ruby Moon y Spinel empezaron a gritar... los cabellos del pequeño hacían a sus cuerpos adoptar posiciones realmente dolorosas y en ese momento, Eriol atacó... un amplio destello de luz salió de sus manos pero se detuvo de pronto cuando notó que en el "niño" había una sonrisa...

Los largos cabellos celestes tenían aprisionados el cuello de Ruby Moon. No era necesario palabras para entender que a un solo movimiento de Eriol la decapitaría en un instante.

- "¡Arrow!" -gritó Sakura.

La card fue afortunadamente precisa. El cabello que sostenía la cabeza de Ruby Moon había sido roto, pero tanto ella como Spinel seguían en su poder y la venganza del último card captor no se hizo esperar. Solo el aviso de Kiku evitó que Touya fuera totalmente apresado por esos cabellos horribles y cortantes...

- "¡Cuidado hermano!"

El doctor Kinomoto cayó al piso tratando de aferrarse a algo pero esos cabellos estaban enredados en sus piernas y le arrastraban inexorablemente... en ese momento también Tomoyo y Kero quedaron atrapados. Shaoran entonces se levantó a duras penas.... la sangre escurría de su frente pero con un esfuerzo se concentró y empezó a emitir un aura de luz que fue perfectamente aprovechada por Eriol, que en un instante empezó a hacer lo mismo que el joven chino. Ambos hechiceros estaban tratando de ganar tiempo y Sakura comprendió lo que debía hacer... Ocho de sus cartas se transformaron en un momento, atacando al último card captor con la suficiente rapidez como para liberarlos a todos.

El pequeño estaba furioso. No sólo el poder de los espíritus estaba enloqueciéndolo sinó que el hechizo combinado de Shaoran y Eriol lo estaba realmente cegando pero logró retener a Touya con algunos de sus cabellos mientras las diminutas y letales estrellas salían de sus manos tratando de herir a los que estaban escapando...

-" ¡Shield!!"

Las estrellas no pudieron traspasar el escudo, pero Sakura ahogó un grito de angustia... el pequeño tenía a su hermano completamente atrapado...

- "Si me siguen molestando.. ¡voy a matarlo primero!" -rugió deteniendo a los espíritus- "¡lárguense de una buena vez!.. ¡fuera de mi camino!!"

- " ¡Nooooooooo!" -gritó Kiku.

La pequeña se arrojó contra el último card captor rió al verla correr hacia él...

- " Eres demasiado poca cosa para dañarme" -repuso estrujando a Touya por el cuello.

- "Ki... ku... ¡vete!"

El ataque de la pequeña -cuando atravesó el cuerpo de la carta- desconcentró totalmente a la problemática y asombrada card, soltando entonces a un casi desfallecido Touya, mientras el grito de la niña fantasma se escuchaba con fuerza...

- " ¡Kiku!!" -gritó Sakura.

El espectro de la pequeña estaba más transparente que nunca. Luego de gritar débilmente por una vez más desapareció con un quejido..

- " ¡Hermanito!!.. ¡hermana Sakura!!"

Mientras Kerberos y Spinel lograban arrastrar a la desmayada Tomoyo, Ruby Moon logró sacar a Touya del aprieto.... ambos estaban ensangrentados, pero el médico estaba absolutamente pasmado por lo ocurrido.. ¡Kiku!!

- "¡Windy", "Watery", "Firey"!!"

- "¡No Sakura!.. ¡Espera!!.. ¡no uses cartas tan ofensivas ..!" -gritó Eriol.

- "¡Sakura, espera, Eriol tiene razón!" -gritó Shaoran.

Los gritos del último card captor cesaron cuando las tres cartas le atacaron.. repentinamente sus cuerpo empezó a brillar y de repente las tres fuerzas que manejaban estas cartas, fuego, agua y viento.. pero oscuras, empezaron a rodearle...

El pequeño volvió a reír....

¡Había recuperado sus fuerzas!!!

En ese momento, las sospechas de Eriol y Shaoran se confirmaron... ¡No podrían destruir a esa card!!

* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

Yukito abrió los ojos con dificultad... estaba totalmente aletargado pero luchando por mantenerse consciente... las enfermeras acababan de abandonar su habitación y apenas si podía mantener los ojos abiertos.... pero tenía que intentarlo... Sakura y todos lo necesitaban desesperadamente....

Sus brazos lucharon con las cuerdas que le apresaban.... el sedante le había dejado casi sin fuerzas, de modo que suspiró....

Si Yukito no podía salir del hospital, tendría que hacerlo Yue.

Una luz rodeo el cuerpo del profesor de matemáticas, mientras lo único que estaba en su mente era...

- "Tengo que llegar a tiempo.. tengo que llegar a tiempo.."

* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

Touya abrió los ojos débilmente. Unos gritos hicieron que recobrara la conciencia para hallarse en el regazo de Ruby Moon y por un instante casi pega un salto.... pero Ruby Moon estaba pendiente del combate y se tranquilizó al notarlo.

La idea de tenerla pegada a su cuello no era muy satisfactoria considerando el pésimo estado en que estaba su cuello... incluso allí tenía varios cortes provocados por ese niño y sentía la sangre escurriéndose y echándole a perder la bata de hospital...

¡El niño!!

- "¿Que está pasando?"

- "Eriol me ha prohibido que vaya con él.. y ellos están peleando"

- "¿Y los otros?"

Mei Ling empezaba a despertar y Tomoyo estaba aferrada a Kerberos... Spinel Sun estaba protegiendo con su cuerpo a Kaho y a su esposo. No muy lejos Sakura, Eriol y Shaoran estaban combatiendo con todas sus fuerzas...

- "Pero.. ¡creí que Kiku lo había debilitado!"

- "Se recuperó cuando Sakura lo atacó con tres de sus más poderosas cartas" -le contestó Tomoyo- "no entiendo como pero está devolviendo cada hechizo que le lanzan con tanta o más fuerza que ellos..."

- "¿Y Kiku?"

Tomoyo lo miró sin comprender.

- "La niña fantasma desapareció cuando te liberó" -replicó Spinel Sun-"e ignoramos que pasó con ella.."

- "¡Kiku!!" -repuso preocupado y su mirada se volvió a donde su hermana y los otros dos hechiceros continuaban combatiendo, justo en el momento en que Sakura eludió la muerte con un rápido movimiento- "¡Sakura!.. ¡tengo que ayudarla!"

El doctor trató de levantarse y caminar, pero un dolor en la pierna lo detuvo..

¡Esa malvada carta había roto su pierna izquierda!!

- "Temo que no podemos hacer nada más que esperar" -continuó Tomoyo- "dependemos de ellos para salir de ésta..."

Ruby Moon asintió, manifestando en voz alta la fé que tenía en su maestro. A Touya no le quedó otra cosa más que maldecir en voz baja su pierna rota y contemplar la figura de su hermana con preocupación... preocupación que se reflejó en los espíritus que habían vuelto a protegerlo, y que se unieron al combate. Entretanto Mei Ling contemplaba con miedo la cantidad de hechizos que lanzaba Shaoran pese a que parecía estar a punto de desplomarse...

- " ¡Shaoran!!" -gritó angustiada.

- "Eriol los está protegiendo... y no permitirá que nada les pase..." -repuso Ruby Moon con energía- "!tienen que vencerlo!"

- "Eso espero" -repuso Touya, conteniendo el dolor con un gesto- "porque ese tipo ya estaba bastante mal cuando llegó y no podrá resistir por mucho tiempo.."

Mei Ling palideció. "El tipo" al que el doctor se refería... era su primo.

- "Sakura es hábil, pero no tiene la suficiente experiencia.." -comentó Ruby- "el joven Li está muy débil..... y esa carta no parece agotarse.."

Todos pensaban lo mismo... para Eriol debería ser duro cuidarse a sí mismo, atacar y proteger a los otros dos... y en ese preciso momento el báculo de Sakura escapó de sus manos con un movimiento del último card captor.. Shaoran se encontraba demasiado lejos y solo la oportuna llegada de Eriol evitó que fuera atravesada por la versión "muy personal" de la card "arrow".. lanzada por el último card captor. Pero del brazo izquierdo de Eriol brotó la sangre...

- "¡Eriol!!"

Ruby Moon no pudo contenerse más, le ordenó a Spinel Sun que permaneciera con los otros mientras se adelantaba para proteger a su amo.

- " ¡Detente!.. ¡solo serás un estorbo!!!" -gritó Tomoyo..

El pequeño ya estaba decidido a acabar con Eriol -al menos lo iba a intentar en serio- pero su versión particular de la carta "the shoot" fue interceptada por el cuerpo de Ruby Moon, que se desplomó sobre los brazos de Eriol apenas murmurando..

- "¡Amo!" -dijo desfallecida- "ese ..... las cards... ese niño.. las usa...."

Eriol la depósito en el suelo con dulzura. Ya había notado que el niño usaba todos los tipos de cartas en su propia "versión" pero si bien estaba tratando de sellarlo le había sido imposible... porque la carta atacaba a Shaoran o a Sakura y debía dejar el hechizo a medio hacer para ayudarlos...

Entonces el último card captor sonrió nuevamente. Y todas las Sakura cards que estaban combatiendo se encontraron con un nuevo juego completo de cards.. un reflejo de todos y cada uno de ellos... y todos al servicio del último card captor...

- "¡Terminaré con mi misión!" -rió el pequeño- "¡acaben con todos!!"

* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

Sakura entendió lo que estaba pasando... repentinamente no era tan difícil de entender. El ultimo card captor era la equivalente a la carta "muerte" de la baraja del tarot... era la carta que terminaba el ciclo.. el equilibrio... tal y como había dicho Yue.

No había forma de destruirlo porque entonces destruiría todas las fuerzas antiguas que hacían posible la creación de cartas mágicas.... incluyendo a sus queridos Kerberos y Yue...

- "¡Tenemos que sellarlo!!" -dijo para sí misma pero en voz alta.

- "Lo sé... pero no hay hechizo que le selle antes de haber cumplido su misión" -repuso Eriol todavía con Ruby Moon en sus brazos mientras los espíritus les daban preciosos segundos de aire- "y para crear un hechizo necesito concentración y tiempo.. ¡tiempo que no tenemos!"

Las cards del último card captor estaban haciendo retroceder a los mismos espíritus..

- "Vamos... a tener que dividirnos" -repuso Shaoran aferrado a su espada y con un débil quejido- "yo distraeré a la card mientras Eriol empieza a hacer el hechizo... Sakura, tu evitarás que ataquen a Eriol en ese momento.."

- "¡Pero Shaoran tú no estás como para eso!"

- "¡No podemos perder tiempo!!" -gritó- "debemos hacerlo antes que..."

Fue en ese momento que las cards rebeldes lograron pasar la barrera de los espíritus y se dividieron en un segundo, atacando no solo a los tres hechiceros, sinó principalmente a los demás... que a duras penas podían huir.

La auténtica batalla empezó y ahora sí que era todos contra todos... Eriol tuvo que correr con Ruby Moon en los brazos a ayudar a Spinel Sun que intentaba de defender lo mejor posible a Kaho y a su esposo. Mei Ling trató de llamar la atención de las cards alejándose del grupo donde todavía estaban Tomoyo, Kerberos y Touya.... al igual que la joven china y pese al miedo que sentía Tomoyo besó la frente del debilitado Kerberos antes de correr, tratando de llevarse a la mayor cantidad de cards que pudo para que la persiguieran mientras Touya maldecía su pierna rota nuevamente y Kerberos trataba de enfrentar los problemas poniéndose de pie con dificultad...

- "¡Hermano, Kerberos!!" -gritó Sakura.

Afortunadamente para la bestia del sello y para el médico, la joven llegó a tiempo para salvarles, mientras Mei Ling había corrido hacia Shaoran tanto para protegerse como para cuidar de él. Pues tanto Eriol como Sakura estaban demasiado ocupados con todas esas cards sueltas..

Repentinamente Tomoyo gritó cuando la figura del último card captor se apareció frente a ella, que en su carrera se había alejado un poco del grupo que protegía Sakura.

- "¡Empezaré contigo!" -dijo el pequeño con una risita.

- "¡Tomoyo, no!!" -gritó Sakura.

Con un destello de los anillos del niño un tornado de fuego se dirigió contra la pobre Tomoyo..

- "¡Daidouji!!" -gritó Shaoran.

- "¡Cuidado!" -gritó Eriol.

- "¡Tomoyo!!" -gritó Kerberos con desesperación, mientras continuaba combatiendo.

Sakura usó entonces -casi en acto reflejo- la carta "jump" y llegó con su amiga justo para abrazarla pero nada había que pudiera hacer, ya a ambas las rodeaba el fuego..

- " ¡Sakura!!" -gritaron Shaoran y Touya con horror.

Repentinamente el tornado de fuego se disolvió, y ante las arrodilladas Tomoyo y Sakura estaba una blanca figura de alas blancas....

- "¡Yue!"

* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

Yue había hecho retroceder al pequeño hace unos instantes y Sakura estaba ya con Tomoyo junto al grupo de Kerberos y Touya.

- "Creí que nunca llegarías" -dijo el pequeño a un impasible Yue- "¿qué te detuvo?"

- "No soy tu nuevo juguete" -repuso Yue sin cambiar su tono normal de expresión- "pero si no pueden sellarte entonces tendré que pelear contra ti.."

- "No puedes" -rió divertido- "enfrentarte conmigo solo acarreará tu final" -repuso sonriente y con un brillo en sus ojos blancos- "y si no crees lo que te digo allí está Ruby Moon para dar testimonio de lo que puedo hacer.."

Yue no perdió el tiempo en charlas -además que ya saben que no le gustan mucho- y atacó al pequeño con rapidez, solo para comprobar el porqué de las heridas de Ruby Moon. A la vez que los vientos huracanados y oscuros, las lenguas de fuego y los relámpagos anunciaban que el último card captor quería terminar de una vez con su misión.

Y mientras tanto los demás seguían combatiendo cada uno por su lado.

La lucha de Yue fue por demás difícil. El pequeño parecía divertido en su intento de destrozar las alas plateadas del antiguo juez de las cartas, pero el guardián no estaba dispuesto a ceder. Pero pronto fue ferozmente castigado por las habilidades de la card rebelde cuando sus pequeñas uñas se atravesaron sus alas, de la misma forma que a Kerberos algunos momentos antes..

- "¡Yue!!" -gritaron Sakura y Kerberos al mismo tiempo al verlo caer.

- "Estoy bien ama" -repuso tan sereno y pese a las heridas- "mientras me necesites no puedo dejar de protegerte.."

- "¡Yue!" -susurró la muchacha con pesar.

Pese a lo que su guardián estaba sufriendo a Sakura le era imposible auxiliarlo. Eran demasiado pocos para las cards que estaban atacándoles y si bien Eriol y Shaoran eran poderosos, para el primero era difícil estar en tantos lugares a la vez y proteger a sus guardianes y a la familia de Kaho.

- "¡Si solo pudieran dejarme en paz por un instante!" -murmuró frunciendo el ceño.

A su vez, Shaoran estaba cada vez peor. De hecho era un milagro que estuviera peleando en su condición y Eriol le había salvado una o dos veces en el combate.

Entonces Kerberos tomó una decisión.

- "Yue tiene razón" -dijo repentinamente- "si no pueden crear un nuevo sello contra esta card tenemos que destruirla nosotros mismos"

- "¡Pero Kerberos, eso los mataría a ustedes también!" -se espantó Sakura.

- "Nuestra razón de existir son nuestros amos" -repuso la bestia del sello- "y morir por ellos y los que quieren es lo menos que podemos hacer.."

Desde sus distintas posiciones, Spinel Sun y Ruby Moon le dieron la razón.

- "¡Ya basta de eso!" -gritó Eriol mientras saltaba para evitar a la carta "thunder".

- "Yue pronto estará tan mal como nosotros.. y al menos necesitamos que uno pueda tener fuerza para acabar con esa card" -repuso Ruby Moon- "es nuestro deber amo..".

Spinel asintió en silencio.

Reuniendo las fuerzas que les quedaban todos se dirigieron a donde Yue se encontraba combatiendo, pero en esos precisos momentos quien fuera el alado juez de las clow cards fue lanzado a una gran distancia...

- "¡Yue!" -gritaron todos cuando notaron lo profundo de sus heridas...

Pero la card sonrió y lanzó una gran carcajada cuando sus cabellos largos crecieron rodeando a Sakura...

- "¡Te romperé el cuello!!"

- "¡Ama!!"

- "¡Sakura!!!"

En el brusco cambio de planes, Sakura había quedado cubriendo a su hermano y a Tomoyo -Kerberos y Yue estaban muy cerca del último card captor- pero luego de la caída de Yue el niño había enfilado sus larguísimos cabellos hacia la maestra de cartas; en menos de un segundo sus cabellos celestes apresaron nuevamente a Tomoyo y Touya -al igual que a Mei Ling, que corrió a ayudarlos- y se enroscaron en el cuerpo de Sakura.

- "¡Auxilio!!"

La muchacha sintió que no podía respirar. No podía siquiera usar su báculo... el cabello del niño la estrangulaba y de por sí ya sentía el cuello empapado en sangre cuando un destello apareció de la nada y un conjunto de desconocidas cards la rodearon, haciendo que los cabellos del niño cayeran a su alrededor, como cuerda rota...

Las nuevas cards eran similares a las de clow, pero tenían todas un color verde oscuro.

- "¿Qué son estas cards?" -repuso Sakura asombradísima.

- "¡Las nuevas cards!" -susurró Eriol.

El joven venido de Inglaterra contempló la figura de Shaoran casi con admiración. Sino hubiera sido por él a estas alturas Sakura estaría muerta. Entretanto las nuevas cards formaron un anillo alrededor de la muchacha y Eriol decidió arriesgarse. El pequeño card captor estaba haciendo una pataleta y eso tenía a las cards bajo su control un poco débiles... de modo que empezó a concentrarse para no perder tiempo precioso y hacer el hechizo...

A su vez, Yue y los otros aprovecharon el tiempo para atacar al último card captor que pese a su fracaso de dañar a Sakura seguía intentando rodear a Tomoyo, Mei Ling y Touya con sus cabellos y estaba furioso.

- "De... de prisa... Eriol...." -repuso Shaoran, casi sin fuerzas- "no podremos resistir mucho más tiempo.." -repuso palideciendo más todavía mientras el círculo formado por las nuevas cards se ampliaba para proteger también al hermano y amigas de Sakura.

Extrañas palabras fueron murmuradas por Eriol en ese instante y las cards rebeldes a órdenes del último card captor desaparecieron. Los espíritus al igual que Kerberos se arremolinaron entonces en torno a los hermanos Kinomoto, Mei Ling y Tomoyo, protegiéndoles mientras Ruby Moon y Spinel formaban un muro de defensa ante Eriol, Kaho y Kia.

Yue protegió con su cuerpo a un casi desfallecido Shaoran.

- "¡NOOOOOOOOOOOOOOOO!" -gritó entonces el último card captor- "¡mi misión no está terminada, no pueden sellarme!!"

Los ojos azules de Eriol brillaron entonces mientras los principales elementos -tierra, fuego, agua y viento- empezaron a enloquecer alrededor de todos.

- " ¡Es mi trabajo!!" -la voz del último card captor sonaba casi desesperada- "no puedes sellarme, no es mi culpa.... ¡es mi trabajo!!!"

- "Pero disfrutas demasiado de tu trabajo" -repuso Eriol- "y el ciclo mágico que genera el odio ya no tiene lugar para la magia que creó las cards... debes quedar sellado!"

- "¡No quiero!!!"

Los cabellos del pequeño crecieron desmesuradamente en un último intento de detener a Eriol pero no lograron pasar a través del círculo de luz que lo envolvía. Los demás al igual que Sakura estaban protegidos, pero entonces algo crujió...

Como si algo hubiera sido atravesado.

Pero a ese sonido, el último card captor cayó al piso, mientras las nuevas cards brillaban más que nunca...

- "¡Ya basta!!", ¡basta!!!!" -gritaba el pequeño- "¡no lo soporto, me esta lastimando!!"

La debilidad del último card captor era ya patente...

* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

La magia rodeando a Eriol era por demás impresionante. El joven terminó de crear el nuevo sello y pronto la figura del último card captor se perdió en destellos de sus anillos hasta convertirse ahora sí en una verdadera card. Una card blanca y negra que esta vez no tenía ninguna imagen en su portada... solo una palabra.

"Eternity"

- "La eternidad es un ciclo .." -comentó Eriol- "y la vida y la muerte son una cadena..... pero a veces esta cadena puede ser más de vida...que de muerte, así fue hoy, por lo menos" -recogió la carta y continuó- "una carta especial que no tiene maestro.... "eternity"... porque ya no eres el último card captor... eso terminó al menos por ahora.."

- "¡Ama!!" -llamó Yue bruscamente, muy alarmado .

Bruscamente todos volvieron el rostro hacia Shaoran mientras Yue notaba que el pecho del joven estaba empapado de sangre....

Sakura palideció espantosamente y el báculo cayó de sus manos... en un instante no pensó en sus heridas, en todos los que estaban a su alrededor, solo corrió desesperada mientras Shaoran se deslizaba inerte de los brazos de Yue. El joven abrió débilmente los ojos cuando ella llegó a su lado, mientras de sus labios solo brotaron una palabras que eran un susurro:

- "Sak.. Sakura... yo.. te.... te... a.."

Y perdió el conocimiento..

La joven maestra de cartas no puedo evitar un grito cuando sangre se escurrió, espesa y caliente por sus manos... no se estaba moviendo, ¡no se estaba moviendo!!; casi con desesperación empezó a sacudirle con fuerza, tratando que abriera los ojos, pero aquella gentil cabeza estaba como yerta y nada respondía a sus esfuerzos.... las lágrimas enturbiaban ya su visión, absolutamente incontenibles... ¿estaba muerto? ¿acaso había muerto?...

- "¡No puede ser!!" -gritó- "¡Es lo mismo que yo soñé!!" -sus ojos estaban llenos de lágrimas- "¡Shaoran!, ¡Shaoran!... "

* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

Todos se miraron entre si y suspiraron aliviados.

El hospital no había hecho mucho aspaviento para recibirles pero lo difícil era explicar lo que les había pasado y Touya tuvo que afrontar ese aspecto desagradable del caso.

Seguro que había pasado un mal rato.

Kaho estaba ya consciente y afortunadamente su embarazo no tenía complicaciones...

- "Doctor Kinomoto" -repuso una enfermera ingresando a la habitación donde estaban todos- "el señor Monouhi ya salió de su operación y está fuera de peligro.. ¿quién es su señora?"

Kaho se levantó con rapidez.

- "Yo soy su esposa. ¿Dónde está Kia?.. ¿puedo verle?"

La enfermera asintió y condujo a Kaho, no sin antes echar una última mirada sobre el jefe de residentes, ahora convertido en paciente...

¡Era tan guapo pese a su malhumor y su pierna rota!!.

No le cabía en la cabeza lo que podía haberle pasado al apuesto doctor Kinomoto y sus acompañantes... de hecho todos parecían salidos de una zona de desastre.

- "Señorita Izumi, un momento" -llamó Touya, tan impersonal como siempre- "¿y como vá el otro caso..?"

- "Tal y como le dijo el doctor Kobayashi" -contestó la muchacha- "no terminarán esa operación hasta dentro de unas cinco o siete horas.."

Sakura se acercó entonces y preguntó a la enfermera con angustia:

- "Pero... se va a salvar .. ¿Verdad?"

La enfermera contempló el rostro lloroso de la muchacha y asintió.

- "Es muy joven y seguramente resistirá la operación... se ve que es muy fuerte.."

Como Kaho la esperaba con impaciencia la enfermera Izumi se retiró presurosa, no sin antes pensar en aquella pobre chica tan lastimada que había resultado ser hermana del doctor Kinomoto y en lo mucho que sufría por el muchacho que estaba en la sala de operaciones, luchando por sobrevivir....

Seguramente era su novio.. ¡pobrecita!

* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

Muchas horas después la maestra de cartas miraba el pasillo esperando buenas noticias... Los demás estaban a su lado... Ya parecía ser común para ellos que tuvieran que reunirse en un hospital.

¡Tenían que llegar buenas noticias!!

- "Mi sueño se hizo realidad..." -pensaba Sakura- "si algo le pasara por salvarme no podría soportarlo... "

Mei Ling le apretó el brazo en señal de simpatía.

- "No temas Sakura.. Shaoran es muy fuerte y hace falta más que ese niño para lastimarlo"

- "Así es" -continuó Tomoyo- "¿no notaste como combatió?... es muy fuerte."

La muchacha enjugó sus lágrimas y trató de sonreír.

- "Es una pena que Yue haya tenido que irse." -comentó Tomoyo otra vez- "ojalá no le descubran al volver al hospital..."

-"A todo esto" -repuso Touya- "¿y estas nuevas cards? ¿qué son?"

- "Son cards de protección.... gracias a ellas no solo Sakura fue salvada, sinó que fueron muy útiles" -intervino Eriol- "aunque no se me ocurrió crearlas a mí creo que fueron decisivas en debilitar al último card captor porque me proporcionaron no solo el tiempo para concretar el hechizo sino que lo debilitaron mucho, al fin y al cabo son cards, como lo era él.."

- "Entonces.." -comentó Mei Ling- "¿Ya no existe el último card captor?"

- "No, por ahora... él nació de la magia antigua que creo las cards como una necesidad de equilibrio y como fin del poder ancestral de las cards, por eso acababa con quienes estuvieran relacionados.... pero el nacimiento de estas nuevas cards que son tan diferentes a las que hayan existido antes ha motivado otro ciclo y ha revitalizado ese poder... por eso mi hechizo funcionó y nació la card "Eternity""

- "Ese niño era malo" -repuso Kiku apareciendo ante todos bruscamente.

Sakura no pudo evitar un sobresalto, pero la pequeña fantasma se la acercó y le dedicó una amplia sonrisa..

- "No llores hermana Sakura... el chico hechicero te está llamando.."

- "¿Qué dices?"

- "Un momento Kiku.. ¿dónde estabas?" -protestó Touya.

- "No sé.. cuando pasé por el niño malo me dolió todo.. ¡mucho, mucho!!... después Kiku no se acuerda de nada hasta que estaba sola allí... ¡y vine porque no quiero estar sola!.. el hombre alto podría verme.. ¡él si puede hacerme daño!.. y tú hermano.. ¿estás bien?"

- "Sí y deja de hacer tanto alboroto"

Tomoyo, Mei Ling y Nakuru tenían un signo de interrogación sobre su cabeza.

- "¿Decías algo de Shaoran?" -repuso Sakura.

- "¿A quien le están hablando?" -murmuró Mei Ling

- "Kiku pasó por las chicas de blanco y ellas dijeron que.."

- "¿Las chicas de blanco?" -se asombraron Sakura y Eriol.

- "Enfermeras" -tradujo Touya.

- "¡Ellas!!" -asintió la pequeña- "sí, ellas decían que era triste que chico guapo estuviera malito y en el cuarto mágico, donde la gente o se va o se queda.. "

- "No entiendo nada.." -murmuró Eriol.

- "Kiku.. ¿cuántas veces te he dicho que la sala de operaciones no es un cuarto mágico?"

- " ¡Si lo es!" -porfió- "allí la gente se hace como yo o se queda como ustedes.. ¿no es eso mágico?"

- "¡Kiku, lo que sea dilo de una vez!"

- "Bueno.. Chicas de blanco dicen.. ´pobre chico guapo, ¡que malito está!´.. y Kiku sabe que chicas dicen que hermanito es guapo y por eso fui allá pensando que mi hermano estaba en el cuarto mágico..."

- "¿Pensaste que me estaban operando a mí? ¿y entraste?"

- "Sí" -asintió- "pero no era mi hermano.. ¡era chico hechicero!!..."

- "¡Te he prohibido que entres allí!"

- "¡No hice nada!, ¡tenía miedo!... pero chico hechicero estaba que repetía a cada rato.. ´Sakura.. Sakura´.. entonces Kiku piensa.. ¡chico hechicero llama a mi hermanita!.. ¡mi hermanita debe estar aquí!!"

El médico amigo de Touya ingresó muy agitado y todos se pusieron de pie -excepto el Jefe de Residentes, que tenía la pierna rota- casi temiendo lo que iba a decir..

- "¡Sobrevivió!!... ¡va a recuperarse!!"

Kiku se adelantó hasta donde Touya se encontraba mientras Sakura, Eriol y los demás llenaban al doctor de preguntas..

- "Oye hermano... ¿tu crees que el chico hechicero siga llamando a la hermanita Sakura ahora que se pondrá bien?"

- " ¡Maldición Kiku!" -murmuró el doctor con enfado- "a veces quisiera que tuvieras un cuerpo físico"

Un signo de interrogación apareció en la cabeza de la niña..

- "Así podría darte una patada para que te callaras.."

Notas de la autora: ¡Y finalmente logré salir de este capítulo!^u^.. realmente no sé quien sufrió más: si la gente que enfrentaba al pequeñajo o yo... ¡sí que sufro describiendo batallas!!, en fin, solo espero que les haya gustado porque puse todo de mi parte para que quedara tan emocionante como aparecía en mi mentecita.^u^. ¿Qué puedo decir?.. ya era tiempo de que alguien le diera una lección a ese pequeñito,.. aunque sin sacrificar a ninguno de nuestros personajes -fue por eso que Eriol y Shaoran sufrieron tanto con la card, pese a lo poderosos que son- aunque todos tuvieron que penar bastante para eso.^u^´ je, je... antes que me envíen un mail bomba aclaro que la dosis de emoción y algo de drama era indispensable para el desenlace y la buena noticia es que se libraron del pequeño problemático.... hasta los próximos mil años cuando mínimo..

Puede que tengan algunas dudas o preguntas sobre lo que pasó en la batalla, pero temo que tendrán que esperar por las últimas explicaciones al próximo y último capítulo del fanfic.. donde quizá acabe de dar algunos detalles interesantes.^u^

Comentarios, sujerencias y tomatazos a mikki_chan01@yahoo.com

Avances para el último capítulo (¡al fin!^u^)

Eriol nos suelta las últimas explicaciones sobre el personaje que dio titulo al fanfic mientras Sakura se encuentra indecisa en charlar seriamente con Shaoran, pese a los consejos de Tomoyo y Mei Ling. Sonomi tiene al fin la prueba de la crisis financiera de Jean y está a punto de celebrar no solo por la recuperación de su hija sinó por el gusto que planea darse, cuando la madre de Shaoran pone a su hijo frente a una decisión. Yukito trata de animar -de nuevo- al joven chino a la vez que le recuerda a Kero una conversación que disgusta profundamente al simpático muñeco. Una charla con Yamazaki y compañía hacen pensar mucho a Shaoran. Sakura toma una decisión y Nakuru ocasiona un alboroto que enfada a Touya mientras el afable Fujitaka recibe una visita inesperada, a la vez que Kaho y su esposo ... bueno, mejor no doy más adelantos, que solo queda un capítulo para el final de este fanfic...

Capitulo XIV. Decisiones