"El legado de Clow" Por Crystal

"El legado de Clow" Por Crystal

Primer capitulo: "El primer paso...a la ¿felicidad?

-Sakura- decía Tomoyo viéndole con aquella mirada que los años no le habían retirado del rostro- estas lindísima-decía la diseñadora observando su ultima creación, siendo lucida por su mejor amiga y su prima- eres todo un sueño.

-¿En serio lo crees?-mirando a la joven observarle mientras se veía ella misma delante de un espejo y observaba con cuidado un precioso vestido en blanco pero que tenía un listón por la cintura en seda y bastante sutil que se hacía ver angelical.

-Te ves soñada, querida- decía Sonomi observando junto a Tomoyo, mientras tenía su cámara de video grabando en todo momento- en serio que si- mirándole con melancolía.

-Este día ha sido de locura-dijo la joven mirándose una vez mas en el espejo- no puedo creer que al final, haya llegado.

-¿Te colocarás el medallón, Sakura?-mirando a la joven y al medallón que estaba en el escritorio de ella.

Mirándolo por unos segundos, dijo- no. usaré esto-dijo ella sacando de una pequeña caja de terciopelo un fino collar de perlas que Sonomi le llevó a casa dos días antes, mirando a Sonomi agregó- era de mi madre; creo que lo usaré hoy- siendo ayudada por la joven a colocárselo.

De repente se escucharon unos pasos a una velocidad un tanto preocupante, que se dirigían a la habitación de la joven y por un momento, temor invadió su corazón. ella pensó-¿Habrá llegado la hora? ¿es el momento? Por favor, no hoy; hoy no!!-mientras observaba palideciendo, la puerta y esperando a que se abriese.

-¡¡¡Sakuraaaaaa!!!-gritaba una joven llegando a la mano de un jovencito a quienes reconocieron de una vez. él vestía un elegante traje negro con una corbata de color verde olivo y ella vestía un elegante traje en estilo y corte oriental de color verde y le hacía ver sutilmente su figura estilizada y llevaba unas flores de cerezo en sus manos y una carta- ¡¡¡estas divina!!!-abrazándose de la joven.

-Meiling-dijo Sakura sorprendida y viendo también a Tai dijo-¿Cuando llegaron ustedes?-mirando a ambos jóvenes.

-Anoche-dijo ella separándose de la prometida de su primo- pero Tai se fue al departamento de Shaoran anoche y me dejó en el hotel, simplemente y sin decirme nada...aun no me dice que hicieron ellos allá...todo un misterio- mirando sospechosamente a su esposo-¿estas nerviosa? ¿asustada? ¿quieres algo? ¿Agua? ¿te? ¿Una escalera para la ventana?

-¡¡Meiling!!-dijeron al mismo tiempo Tai, y Tomoyo. Sonomi por un momento pensó en conseguírsela ella misma y su hija, pudo darse cuenta de sus intenciones.

Ella sonriendo ante las expresiones de todos dijo. - ah se me olvidaba. esto es tuyo-extendiéndole las flores -y esto- quitándole la nota de las manos a Tai- te lo manda Shaoran. es tradición que la novia no se ve antes de la ceremonia pero quería decirte unas cuantas cosas antes de empezar ¿cuanto falta para la ceremonia?-mirando a Tomoyo.

-Vamos quince minutos antes de lo previsto-viendo a la joven impecable en maquillaje, peinado y el vestido que encajaba a la perfección- tenemos tiempo para que leas el mensaje, Sakura- saliendo de la habitación- te dejaremos sola.

-¡¡no!!-dijo ella siendo observada por ellos-No sola no, por favor-dijo ella que hizo sospechar a Tomoyo quien observaba sorprendida por lo dicho por su prima y Meiling sospechando de que se trataba dijo salvando la situación-¡¡que nervios chica!!-mirando a Sakura.-Me quedaré contigo.

-Yo también-dijo Keroberos saliendo del librero con una corbatita negra, que hizo gritar a Sonomi.

-Perdón-dijo la mujer al darse cuenta del susto que ocasionó- es que no me acostumbro a la existencia de esta cosita....-señalando a Keroberos, pero Meiling tomó la mano de la señora Sonomi y la alejó de la criatura.

-Puede morderle-dijo la joven- no tiene modales- mirando a la criatura con recelo.

-Te dejaremos entonces Sakura,-dijo Su prima, saliendo con su madre de la habitación.

Sakura, desenvolviendo el sobre cuidadosamente y leyendo las primeras líneas comenzó a su corazón acongojarse; leía mientras Meiling y Kero discutían.

"Mi querida Flor de Cerezo:

¿Me creerías si te dijera que anoche tuve un sueño y tu estuviste en el? si estuviste; soñé que estábamos paseando por el parque pingüino y nos decíamos cuanto nos queríamos. aun pienso que hacemos lo que nuestro destino ha indicado, aunque no dejo de preocuparme por si es lo correcto ¿tu que piensas? ¿pido demasiado de ti o estas de acuerdo? fue cuando vi estas flores al cruzar la calle de mi departamento. estas flores provienen de aquel árbol que me demostró cuanto significabas para mi...si. es del árbol que pertenece al templo, cuando capturamos a la carta del regreso....Por un momento, al ver a aquel árbol supe y volví en el tiempo para saber cuanto en realidad significas para mí y eso es el mundo. esta carta es para expresarte que jamás serás triste a mi lado y que me encargaré de darte toda la felicidad que mereces y mas. Estaremos juntos por el resto de nuestras vidas y eso es lo que importa: no debes sentir ningún temor en tu corazón pues la felicidad nos tocó desde el primer momento: cuando nos conocimos.

Tuyo por siempre,

Li Shaoran"

-Está hermosa-dijo la joven al terminar de leer.

-Mi primo es todo un escritor cuando se lo propone-y mirando primero la nota que Sakura, doblaba y depositaba con cuidado dentro de un libro, miró después, a la joven al rostro ydijo-¿Y bien? ¿Estas nerviosa? porque si no lo estás, que envidia te tengo...yo el día que me casé con Tai, estaba histérica ese día-mientras Sakura sonreía.

-Ya recuerdo-dijo la joven-estabas nerviosisima-recordando lo ocurrido ese día-pero todo salió bien ¿verdad?

-No te diré que hay problemas, pero ¿en donde no los hay? mencióname a una pareja que no discuta y te daré un millón de pasteles.

-¿Donde está Kero?-mirando por la habitación, ante la mención de pasteles, pensaba que la criaturilla brincaría.

-Salió- mirando a la joven- yo lo hice salir a propósito ¿Que ocurre? actúas de una manera muy extraña-mirando a la novia.

-Es pensando en aquel sujeto-mirando a la joven- tengo miedo ¿y si trata algo hoy?

-Ya te dije que no tienes de que preocuparte-dijo la joven consolando a la novia- ¿has sabido algo? no ¿porque ? simplemente porque vio que no funcionaría...cálmate ya, Sakura y vive este momento...es tu momento, Tuyo y de mi primo.

-Tienes razón-mirando a la joven- no debo de preocuparme además todos estaremos ahí-y mirándole dijo-¿puedo pedirte un favor?-poniéndose de pie y caminando hasta el escritorio.

-¿Que?-preguntaba la joven china ante el serio semblante de quien mas adelante sería su prima.

-Lleva tu el juego de cartas contigo-mientras su amiga le miraba sorprendida- solo por si acaso-mientras le colocaba en sus manos las cartas y ella las depositaba en su cartera. Abrazó a la joven y dijo- es hora- caminando a la puerta.

-¿estas lista?-viendo a Tomoyo en el pasillo con su madre y Tai esperándoles al lado de Kero al momento de ver abrirse la puerta - los demás están en camino ya.

-¿Donde está Eriol, Tomoyo?-preguntó Sakura.

-Bueno hubo un cambio de planes; Eriol es el padrino de Shaoran; él lo quiso así-mirando a Tai.

-¿No te molesta, Tai?

-Para nada -dijo el joven-de todas formas Li lo fue en la mía-tomando la mano de Meiling y bajando las escaleras estaba Fujitaka esperándola acompañada de la amiga de Sonomi que se llamaba Yira.

-Sakura estas hermosa-decía Yira, viendo a la joven.

-Muchas gracias-Dijo ella sonrojándose ante el comentario de la mujer.

-Hasta que por fin bajas monstruo -dijo Touya-Pensé que lo habías pensado mejor y te habías escapado por una escalera- ante tal comentario, fue mirado por los demás y después las miradas brincaron al rostro de Meiling quien momentos antes, había hecho el mismo comentario.

-No digas eso, Touya-dijo Fujitaka y mirando a la novia dijo- de verdad es que estas hermosa hija- abrazándole- te pareces a tu madre...

-Es cierto-dijo Sonomi- se parece a Nadeshiko.

-He visto fotos- dijo Yira- en serio, eres tan hermosa como ella, Sakura.

-¿Nos vamos?-dijo Touya- los demás esperan- comenzando a caminar a los vehículos que les esperaban para ser llevados a la iglesia.

La iglesia, con ayuda de Sonomi, Tomoyo, Melody y Kia, estaba cubierta de extremo en extremo de flores; entre los invitados se encontraban la Señora Li, Las hermanas de Shaoran, algunos de los compañeros de Sakura de la universidad, Naoko, Chiharu, Yamasaki y Rika, acompañados de sus citas; TK llegaba en ese momento, acompañado de Akanne y Yahico llegó el día antes quedándose en casa de Yukito y Kia con su hermana, Nakuru estaba allí, con Kero y Spinel escondidos en su bolso. También estaban presentes, conocidos de la familia Li de Hong Kong y además de varios relacionados del profesor Kinomoto.

La ceremonia estuvo de lo mas especial: el novio, acompañado de Eriol, esperaron a Sakura quien llegó del brazo de su padre hasta el altar. Sakura, se veía radiante y nada brillaba mas que sus ojos tan verdes y brillantes como las esmeraldas, quien lucía bastante calmada por fuera, pero por dentro estaba tan asustada que escuchaba a su corazón latir mas de lo normal y no era por la ceremonia en si: sabía que lo amaba, sabía que no existía nadie mas importante que él, pero lo que le atemorizaba en realidad, era su secreto. aquel secreto que le hacía temer por el destino de ambos y su futuro; Shaoran por su parte, aun no creía que el momento había llegado, el momento de que nada ni nadie le separaría jamás de la joven; el momento que tan siquiera su hermano podía impedir, aunque había supuesto que por fin se había ganado su respeto y que lo aceptaba como esposo para Sakura...él estaba tan feliz. Los temores de la joven desaparecieron una vez que unieron sus manos, se aceptaron uno con el otro "hasta que la muerte los separara" y sellaron su unión con un tierno beso, que provocó que los invitados, de la emoción irrumpieran en aplausos, en especial aquellos que compartían el secreto de los hechiceros. La señora Li estaba que irradiaba de felicidad: pronto, el apellido de los Li, continuaría el linaje.

Lo que no se percataban era entre los invitados, la presencia de alguien que observaba la ceremonia cuidadosamente y hasta que los novios pasaron por su lado, hizo una reverencia en señal de respeto por ambos. Sakura y Shaoran lo vieron y respondieron al saludo. Subiéndose al vehículo que los llevaría a un hermoso salón preparado y como regalo de bodas para los novios de parte de la Señora Li, pues los jóvenes habían decidido no hacer fiesta; pero ella, los convenció con la ayuda de Sonomi. Al final, accedieron. Estuvieron en silencio camino a la recepción por varios minutos y repentinamente, Shaoran, tomó el rostro de la joven en sus manos haciendo que le mirase a los ojos y le besó repetidamente. Ella se acomodó en su pecho y él, por fin habló diciendo- lo hicimos-dijo el joven- ya es el principio.

-Si-dijo ella- soy tan feliz ahora mismo.

-Yo también-dijo el joven- el siguiente evento: los trillizos de Eriol y Tomoyo...

Riendo-¿te imaginas a Tomoyo siendo madre de tres niños?-mientras el joven veía la expresión de su esposa mientras pensaba en el hecho.

-¿por qué te sorprende tanto? Yo nos imagino a nosotros con 10....-dijo el joven.

-¡¿10? ¡!!-decía Sakura sorprendida-¿Quieres 10 niños?-mirándole con esa mirada infantil y con una gota en la nuca, como solía hacer de niña. -Pero ¿10?

El riendo ante la expresión que había sacado de su esposa dijo- si todos son como tu...mejor 12.

-¿Bromeas, cierto?-preguntaba la joven.

-¿No quieres 12 niños?- tratando de mantener un serio semblante ante el rostro de Sakura.

-¿Puedes imaginarnos con 12 niños?- comenzando a reír ella también -vamos a hacer un trato: veremos los que tendremos y aceptaremos los que tengamos ¿de acuerdo? Ni importa la cantidad.

-estaba bromeando-dijo él seriamente- pero quienes estarían felices con 12 sobrinos serían mis hermanas y mi madre 12 nietos. No habría que regalarle para su cumpleaños por el resto de su vida. Sakura reía nuevamente ante esto y él le dijo- ¿recibiste lo que te mandé con Meiling?

-Claro que si-dijo la joven- después de leerla, estuve mas segura de que te amo mas que nada en este mundo.

-yo también- viendo el vehículo detenerse. Habían llegado a su destino y le dijo al oído- mi auto está parqueado atrás. Nos escaparemos en la primera oportunidad que tengamos.

-¿Te atreverías a eso? ¿qué pasará con los demás entonces?

-Te tendré para mi así como yo seré para ti-mirando y tomando su mano, observaban el carro de Sonomi estacionarse y mas atrás, el de Fujitaka con Touya y Melody además de Yira- no necesitamos a nadie mas.- La joven sonrió ante esto y se sonrojó, lo que fue notado por Touya, pero solo se conformó con observar.

Al ingresar al salón hermosamente decorado, se quedaron sorprendidos: todo era en tonalidades en un rosa sutil como el listón que la novia llevaba en la cintura. Tomoyo se acercó a Sakura acompañada en el brazo de Eriol y fueron los siguientes en felicitar a los ya esposos. Tomoyo le dijo- te deseo toda la felicidad del mundo ¿lo sabes, no?

-Por supuesto que si lo se-dijo Sakura, abrazando a ambos jóvenes y mirando alrededor dijo-¿dónde está...

-¿Kero?-preguntó la joven- con Nakuru; cuando preguntaron si alguien se negaba a su unión , trató de gritar él, pero Spinel y Nakuru lo evitaron ¿Que suerte, no? Dice que él no te merece.-mirando a Shaoran siendo saludado por aquellos que ingresaban al salón felicitando a la pareja- una celebración muy al estilo Occidente, no? Cuidé todos los detalles para que todo fuese perfecto para mi mejor amiga- observando con orgullo el resultado de tanto esfuerzo depositado en los últimos días-¿verdad que está hermoso?

-Si, pero Tomoyo-dijo la joven seriamente- no quería que te esforzaras tanto, en especial en el estado en que estás.

-Para mi es un placer , Sakura-dijo la joven feliz de ver su trabajo: el vestido, Las decoraciones, todo y en especial, la felicidad en el rostro de su amiga.

-Es hora del primer baile de ustedes- dijo Eriol empujando a Shaoran a los brazos de Sakura, cuando la música comenzó a tocar en el salón. Los demás ya estaban presentes. Los jóvenes se deslizaban con suma elegancia al momento, que demostraban sus movimientos en la pista de baile, después se le fueron agregando sus amigos y familiares hasta que casi todos estaban bailando.

-¿Quieres bailar?-preguntó Yahico a Nakuru, una vez que se quedó sola en la mesa.

-Yo no quiero nada que ver contigo Li, lárgate-dijo la guardiana tratando de evadir su mirada.

-Tenemos que hablar- dijo el joven que era escuchado por Kero y Spinel.

-Yo no quiero hablar-dijo la joven- déjame sola. No quiero causar un incidente en su boda.-mirando a la pareja de recién casados bailar.

-¿pero que es lo que te ocurre?-dijo el joven.- sin decirme nada, regresas aquí. Ni una despedida, nada. No respondes a mis llamadas, a los mensajes a nada ¿qué es lo que te pasa? ¿Acaso me usaste y ahora me botas?

-Yo debería hacerte la misma pregunta- dijo la joven sorprendiendo a los guardianes que escuchaban y al joven mismo.

-¿Qué quieres decir con eso?-preguntaba él mirándole.

-¿Tu que crees?-dijo ella mirándole como si le fuese a arrancar la cabeza de una mordida. Tomando sus cosas, desapareció del salón. Lo que fue visto por Eriol y Tomoyo quienes aun bailaban.

Al terminar la canción Eriol, acompañó a su esposa a la mesa que ocupaban acompañados de Touya y Melody y ella sin tener él que preguntarle, dijo- ve y averigua que pasa.

-¿Tu instinto me lo dice?-preguntaba el joven.

-Y mi corazón también-dijo ella mirándole- algo ocurre, puede ser serio y ella no merece ser infeliz-mirando por donde la guardiana se había ido.

Haciendo lo que la joven le recomendó, la dejó sentada en la mesa y salió corriendo detrás de la guardiana, quien había salido con todo y cartera, con los dos pequeños guardianes en su interior. Caminando por los pasillos se percató de la presencia de la joven detrás de una puerta que daba a una especie de solario. Entrando, pudo ver en efecto a la joven sentada en un banco de mármol, la cual lloraba desconsoladamente. Se acerco, se sentó a su lado y dijo: -soy tu amigo, y por tanto me preocupo por ti-abrazándole- ¿qué es lo que pasa entre ustedes dos? -mientras ella trataba de controlar sus sentimientos.

-¿Por qué me creaste siendo capaz de amar?-preguntó ella con lagrimas en los ojos que arruinaban su maquillaje.

-¿Crees que cometí un error dándoles ese don a ustedes?

-No lo se- respondió ella- pero si eres capaz de amar a alguien, sufres.

-Cierto.-dijo el joven- ser capaz de amar, te da esa terrible consecuencia: quien ama sufre cuando el ser amado sufre o te hace daño...

-¿Cómo uno puede curarlo?-preguntó ella.

-puedo ver que sufres-dijo el separándose de la joven-pero la pregunta es ¿por qué?

-Prefiero no decirte ahora-dijo ella limpiando su rostro- aun no, por lo menos.

-Está bien-dijo el y le agregó- nadie puede hacerte sufrir sin tu consentirlo; nadie ¿entiendes?

-Si.-dijo ella mirándole el rostro- nadie...no debe ser permitido...

-Habla con él- dijo el joven poniéndose de pie- sea lo que sea, creo que puede ser solucionado-dijo el joven a espaldas de ella y agregó- nos vemos adentro.

-Ahora le alcanzo-dijo ella y mirando a su amo y creador dijo- muchas gracias- con un tono de voz un poco mas alegre.

Eriol, dejando a la joven sentada en el solario, entró al salón y encontró a Tomoyo, sacando fotografías de Sakura y Shaoran y a los demás bailando, asunto que no le agradó por el simple hecho de que su esposa, con seis meses de embarazo y la cual durante su estadía en Londres había sufrido seis recaídas; estuviese de pie y por tanto tiempo, considerando que ella junto a su madre y a las otras chicas, se habían hecho cargo de los arreglos para la boda de la maestra de las cartas. Llegó hasta donde ella estaba y no era la única, Touya en ese momento, también se acercaba a ella.

-Tomoyo-dijo Eriol mirándole preocupado-¿por qué no te sientas un momento?

-Me fascina verlos tan felices-dice la joven y Eriol mira a Touya y este, le devuelve la mirada- felices...- en ese momento, ella suelta la cámara pero es agarrada por Eriol y ve que la joven perdió el color por unos momentos. Touya la sujeta, al igual que su esposo y ella dice- estoy bien...

-Tomoyo-dice Touya seriamente- sabes que en tu condición no es recomendable...-bajando su tono de voz mientras caminaban de nuevo a la mesa de los jóvenes- sabes que es muy arriesgado...

-Touya-dijo Tomoyo, dándole a entender que Eriol estaba presente.

-Querida-dijo el joven mirándole a los ojos- ya lo se- mirando la reacción de la joven.- lo he sabido desde aquel segundo desmayo que tuviste en Londres. Y cuando Touya y Melody se aparecieron en mi casa, supe que algo ocurría para que estuviesen allá así que, presioné a Touya para que me lo dijese-dijo él, mirándole beber un poco de agua.

-¿ustedes conspiran en mi contra?-preguntaba la joven

-Nos preocupamos- dijo Touya y alejándose de los oídos de la joven dijo- llévala a casa para que descanse en un par de horas y que esté en el consultorio mañana a primera hora-mirándolo seriamente- hay probabilidad que sean prematuros...

-¿Qué?.-dijo el joven- ¿tan serio es?

-Desde que son múltiples, existe riesgo, pero no te preocupes; dependiendo del resultado, la cuidaremos como se debe.

-Está bien-dijo el joven- muchas gracias por preocuparte tanto por ella...

-Es como mi hermana-dijo el joven- tengo que preocuparme por ella.-en ese momento, observaba a Kia quien estaba sentada con Tomoyo, mientras Yukito en la pista de baile, bailaba con Melody. Ambos jóvenes caminaron a la mesa y viendo a la joven que veía a Yukito bailar con Melody le dijo- ¿quieres provocar celos?-mirándola con amabilidad.

-Si, está bien-dijo ella riendo ante lo dicho por el joven y le acompañó a la pista de baile. En esos momentos Sakura, bailaba con su padre y Shaoran con su madre.

-Soy tan feliz-dijo la joven mientras bailaba con su padre.

-Y yo ya puedo irme en paz.- lo que asustó a la joven y el siguió hablando- ambos son felices tienen personas que los aman y están protegidos, siempre...

-¿Qué es lo que me tratas de decir?-preguntando la joven dejando de bailar y su padre la toma de nuevo y la hace moverse.

-Solo te digo, que tarde o temprano, el final de una persona llega. Para vivir se muere y quien no quiere morir, que no pida vida. Es lo mas natural y lo mas normal en el orden de las cosas.

-Pero aun eres muy joven. No puedes pensar que morirás tan joven-

-Tarde o temprano ocurre hija -dijo Fujitaka- es el destino de todo ser viviente... pero lo único que te pido es que jamás pierdas tu identidad...quien eres ¿entiendes? ¿me imagino que terminarás la universidad?-mirando a su hija.

-Claro que si-dijo ella sonriéndole- terminaré y trataré de publicar un libro de cuentos para niños. No me gusta leer pero siempre me ha fascinado escribir y también ser profesora. Es mi mas grande deseo, así como el de Tomoyo es, tener su propia línea de ropa.

-Estoy tan orgulloso de ustedes-dijo Fujitaka pero en ese momento alguien toca en su hombro.

-¿Puedo interrumpir?-dijo el hombre mirándolos a ambos y presentándose dijo- mi nombre es Kao Seng, miembro y representante del Concilio de Hechiceros del oriente. ¿Puedo felicitar a la novia y pedirle que baile conmigo?

Mirando a su hija, Fujitaka dijo- creo que no hay inconveniente- en ese momento Seng toma la mano de Sakura y comienza a bailar. Fujitaka saca a bailar a Yira la cual observaba a padre e hija bailar momentos antes.

-¿Es feliz señora?-preguntaba el hombre de algunos 30 años mientras se movía con Sakura en la pista de baile.

-Si, claro-dijo ella -¿no lo vimos a usted en la iglesia cuando salíamos de ella?

-Así es-dijo él-. Conozco a la familia Li además de ser miembro del Concilio que ahora dirige la hermana de el señor Li ¿por qué hizo que su hermana lo dirigiera?

-Creo que en parte yo tengo la culpa-dijo ella- él dejó el Concilio para que así podamos vivir aquí con mi familia, y no abandonar a nuestros amigos...

-ah entiendo-dijo el hombre- sacrifica su felicidad y su deber por usted. Debe de ser alguien muy especial para él haber hecho eso por usted- y mirando a la distancia- espero que le sepa corresponder...

-¿A que se refiere?-preguntaba ella dudosa.

-Bueno, él sacrificó todo por estar a su lado pero ¿usted le es igual? ¿sacrificándose por él o solo piensa en la felicidad suya solamente? La felicidad no dura para siempre- y deteniéndose de bailar agrega- tarde o temprano, el destino se encarga de ponernos en caminos totalmente opuestos. Al final, la separación llega...

Ella observaba al hombre incrédula de lo que le decía; todo relacionado a los temores que en su corazón; ella tenía todo eso...el secreto- ¿puedo interrumpirles?- la voz le sacó de sus pensamientos y por suerte para ella, era de, llegando en ese momento Shaoran, el cual agarró a la joven por la cintura y dijo- ¿Kao Seng? ¡¡que sorpresa!! aunque ahora que lo pienso ¿estabas en la iglesia, no?

-Si señor Li-dijo el hombre- mis mas sinceras felicitaciones- y mirando a la joven dijo- es verdaderamente una joya-

-Muchas gracias-dijo Shaoran y tomando a su esposa aun por la cintura dijo.- discúlpanos pero tenemos algo que hacer.- saliendo por la multitud que aun bailaban hasta desaparecer de la vista del hombre, quien al final también, se fue.

-¿Qué te ocurre?-preguntó Shaoran-¿qué te dijo?-observando que la joven mantenía la misma mirada inquietante que cuando la encontró hablando con Kao Seng.

-Solo me dijo lo de siempre: felicitándome por nuestro matrimonio- mintiéndole al joven y observando el serio semblante de Shaoran, dijo- ¿estas celoso? Pero si lo acabo de conocer... no es para tanto.-tratando de evadir alguna pregunta y riendo, para disimular ante su esposo.

-Es que te quiero para mi, nadie mas, Mi flor de Cerezo-dijo el joven sacándola del salón de baile y dijo- nos vamos. ¿Quieres?

Ella mirando una vez mas hacia atrás y pensando en todo lo dicho por aquel sujeto, no lo pensó dos veces y dijo- si, quiero irme.

****Media hora después****

-¿Alguien ha visto a Sakura?-preguntaba Touya mirando por toda la pista de baile.

-De seguro es que está escondida- dijo Tomoyo- ella no quería esta fiesta. Ni Li tampoco...¿alguien ha visto a Shaoran?-mirando también por todos lados.

-Tampoco lo he visto desde hace un buen rato- decía Melody mirando a todos lados.

-¿Dónde se habrán metido?-preguntaba Touya- aun la fiesta no se termina- mirando por todas partes del salón.

-Querido Touya-dijo Melody haciendo que le mirara-¿crees que aun estarán por aquí? ¿tengo que recordarte como fue que nos casamos?-viéndole con dulzura y picardía al mismo tiempo.

Comprendiendo los demás lo que la joven había dicho todos sonrieron; en efecto, los recién casados se habían fugado de la recepción, que de por si, ellos no querían que se celebrara. Eriol agregó- eso explica que a Li lo vine a recoger aquí y no en su departamento. De seguro tenía el carro atrás.

-Eriol...-dijo Tomoyo que de un primer instante y como la joven, puso su mano en el brazo del joven y ella agregó- algo no anda bien con los bebés...no me siento...bien. Me duele-comenzando a respirar un poco acelerada.

-Debemos irnos-dijo Touya- Eriol, llevémosla al hospital. Melody ven con nosotros, le diré a papá que Sonomi se reúna con nosotros afuera pero sin llamar la atención de los demás invitados-poniéndose de pie, se dirigió a donde su padre y le comunicó lo que ocurría y con esto, salieron a los parqueos y de ahí Sonomi se reunió con ellos y todos salieron rumbo al hospital, dejando a gran parte de los invitados con Fujitaka a cargo.

***********En un departamento en Tokio***********

Una joven vestía un Kimono azul liso y en su pelo lo llevaba recogido. Limpiaba los muebles y las mesas que se encontraban hasta esos momentos llenos de polvo. Cuando entra un hombre vestido en traje de etiqueta y le mira con interrogantes en su rostro ante la escena encontrada de la sala siendo limpiada con tanto empeño. Ella misma, tenía preguntas y quien rompió el silencio fue la joven que dijo: -¿y bien? ¿qué pasó?

-No me reconoció-dijo el hombre sentándose en uno de los muebles ya limpios.

-Se que no te pudo reconocer- dijo ella- eran tus planes desde el inicio, pero ¿no crees que tu plan haya funcionado, o si?

-Mi querida Xiyu: lo ocurrido aquel día en América fue la primera fase del plan-mirándole fijamente que hizo que la muchacha se sonrojara- sabes que la parte dos no es ahora. Será después- poniéndose de pie.

-pero entonces ¿por qué fue usted allá? ¿por qué hemos venido aquí? ¿A Japón? ¿y mas ahora, si no es hasta mas tarde? ¡dígame!!

Mirándole de lado dijo- ¿tanto odias estar aquí?-mirándole- entonces lárgate...

-Sabe que esa no es mi intención- dijo ella mirándole- me preocupo por usted. Por nosotros...si descubren que es lo que está haciendo.-...y pensar que no andamos con su equipo de seguridad señor-dijo ella arrepentida- le ayudaré en lo que pueda.-

-Primero lo mas importante- mirándole- tienes que vestir como una ciudadana normal; común y corriente. Levantará sospechas el que estés con un Kimono en pleno siglo 21, no? No son las costumbres en este país-y retirándose a su habitación mientras desanudaba la corbata que llevaba puesta dijo- mañana irás de compras. Tardaremos un tiempo hasta que todo esté asegurado y recuérdate de hacer la "medicina" la necesitaremos.

-Si señor-dijo ella y viendo que él cerraba la puerta de su habitación, dijo: -¿cuál será su verdadero propósito? Él no me ha dicho nada a mi de cual es el plan en su totalidad y porque hasta después ¿por qué no ahora?- volviendo a sus quehaceres y levantando las cajas que habían alrededor.

**********En el Hospital de Tokio************

Touya y Melody, aun llevaban los trajes de fiesta y estaban en ese momento, saliendo de una habitación privada en los pisos superiores y en el área de obstetricia. Recién instalaban a Tomoyo en la habitación, e iban a reunirse con los demás, quienes esperaban impacientes las noticias de ambos jóvenes. Al llegar a la sala de espera, los rostros de Eriol y Sonomi fueron los primeros en ver.

-¿Cómo está?- preguntaban ellos, al mismo tiempo.

Touya con el semblante serio dijo- va a ser mas pronto de lo que creíamos. Tomoyo está cada vez mas débil y su cuerpo en cierta forma no puedo explicarlo, no soporta la carga de los tres bebés. Habrá que interferir...

-¿A que te refieres con eso?-preguntaba Sonomi temerosa de lo que le respondería.

-Lo que se refiere Touya es que Tomoyo está muy delicada; los últimos acontecimientos la agotaron demasiado, además de el hecho que no son uno sino tres bebés. Su condición cada momento que pasa, se pone mas grave y puede inducir a un parto prematuro. Puede tener a los bebés en cualquier momento y eso no es conveniente. Sus cuerpos y sus órganos no están totalmente desarrollados y puede traer complicaciones en el futuro, para ella misma y para ellos-y mirando a Eriol y después a Touya dijo- del momento de que entre en esa fase (si es que van a ser prematuros), habrá la posibilidad de decidir entre ella y los bebés.

-¿No existe una forma de evitar eso?-preguntaba Sonomi- no importa el costo... lo saben ¿verdad?

-No todo se resuelve con dinero Sonomi.-dijo Touya-. El caso en si es peligroso, pero nos estamos haciendo cargo; lo importante es lograr que ella llegue a las 24 semanas....desde ahí podremos sacar a los bebés sin problemas...pero para ello, ella tiene que estar en reposo absoluto...si es posible, ni salir de su habitación.

-¿quiere decir que se quedará aquí hasta entonces?-preguntaba Eriol mirando preocupado a los jóvenes.

-No-dijo Melody- lo que si es que se tiene que quedar esta noche aquí, pero mañana (dependiendo de los resultados) podrá irse a casa. Pero bajo reposo absoluto...existe la posibilidad, de tener que adquirir los servicios de una enfermera.

-Eso no será problema-dijo Eriol- ¿Otra cosa?

-Por ahora solo moni torearla, haremos visitas nosotros para revisar su condición a diario, buena alimentación y mucho reposo, aunque conociéndola, no aceptará estar tranquila por 10 minutos- dijo Touya.

-¿No será mejor que vaya a casa?-preguntó Sonomi-allá hay mas espacio y se podrá mantener mayor cuidado-dijo la mujer mirando a Eriol- de todas formas solo ustedes viven allí en el departamento, no puede estar sola.

-Esperemos que responde Tomoyo-. Dijo el hechicero-. Lo que ella decida estará para mi bien- y mirando a Touya dijo-. ¿podemos verla?

-Claro-dijo Melody -. Está ahora dormida pero pueden pasar a hacerle compañía.

Ellos fueron a la habitación de Tomoyo dejando al doctor y a su esposa a solas y ella le dijo- ¿estará bien? ¿qué crees que pasará?-mientras comenzaban a caminar atrás de Eriol y Sonomi.

-Ella me dijo que estaría bien si le prestásemos este tipo de atenciones y cuidados; aunque me dijo que algo que necesitaba de todas nuestras fuerzas estaba acercándose. No se a que se refería, pero hay que tener cuidado.

-Confío en ella-dijo Melody.

-¿la conoces?-mirándole curiosamente ante la respuesta de la joven.

-Contigo contándome acerca de ella y tu padre, siento que si la conozco.

-Vamos- dijo el joven abrazándole- veamos si se presenta algo mas y vayamos a casa- entrando en la habitación de la joven.

Estaba conectada a una intravenosa y un aparato tomaba los ritmos cardíacos de ella y de los bebés, una enfermera en ese momento salía y ella recuperaba el conocimiento.

-¿Qué pasó?-mirando los rostros en la habitación- ¿se terminó la fiesta? -con la alegría que era común en su voz.

-¿Tienes tan siquiera una idea del susto que me diste "Ciruelo"?-dijo Eriol tomando su mano y retirando sus gafas del rostro y la joven tomando con su otra mano por donde tenía la intravenosa y se la pasó por los ojos y parte de su rostro.

-lo siento-dijo ella- creo que estaba un poco mas alterada y cansada de lo que pensaba.

-Querida-dijo Sonomi- ellos creen que sería mejor que descansaras hasta que los bebés nazcan y considero que es cierto; que sería mejor que vinieras a casa; solo hasta que los bebes nazcan.

-No-dijo ella-. No puedo dejar a Eriol solo mamá. Jamás.

-El vendrá a casa también -dijo Sonomi- jamás te pediría que dejaras a Eriol-mirándole con ternura.

Tomoyo, mirando a su esposo y este asintiendo con el rostro dijo-está bien. Volveré a casa por un tiempo.- Eriol, besó a la joven y Touya y Melody se despidieron y salieron rumbo a su casa; en ese momento, Touya llamaba a su padre para decirle lo ocurrido y como era el estado de salud de la joven.

******************

Acomodándose al lado de la joven quien observaba la impresionante vista de la ciudad de noche; todas las luces de los vehículos que pasaban 20 pisos debajo de donde se ubicaba la habitación del hermoso hotel. Estaba decorado enteramente de flores de diversos tipos pero en la misma tonalidad, rosa. No quiso interrumpir los pensamientos de ella y se detuvo allí, mirándole en silencio. Vio el anillo que la joven lucía. Aquel anillo de esmeralda, que la Señora Li le había regalado a su hijo para que se lo diera a la joven quien ahora era, su esposa. "Sakura Li" venía a su mente y como aquella vez, teniendo 11 años, escribió aquella oración en la pizarra del salan 5b de la primaria Tomoeda. Habían pasado ya mas de 10 años y aun aquella frase, le causaba sorpresa. Tomando su mano la cual ante el simple toque con la de él, la joven se asustó y pudo sentir que estaba nerviosa. Se armó de valor (con lo tímido que era) y dijo-¿qué te ocurre? ¿estas nerviosa?

-Me sacaste de mis pensamientos.-dijo la joven- estaba pensando en lo preciosa que está la noche Shaoran y que no puedo creer que estemos ya casados...

-Creo entonces que estamos en lo mismo-dijo el mirándole pero ella continuaba viendo la vista- pensaba lo mismo hace unos instantes.

-¿crees que tu renuncia al Concilio...-dudando en preguntar y mirándole agregó.- tengo que hacerte esta pregunta sino, no se que podría ocurrir...- cambiando el tono de su voz.

-Sakura- mirando a la joven que ahora no tenía puesto el traje con que contrajo matrimonio, sino un precioso pijama blanco de seda con botones como los Kimonos japoneses y que la solapa llegaba hasta el cuello, que fue un regalo de Meiling, antes de irse de luna de miel, cuando ella se casó con Tai.-¿qué ocurre? ¿cuál es la pregunta que tanto te atemoriza hacerme? ¿no te habrás arrepentido de habernos casado, cierto?-

-No no es eso- tomando su mano- jamás podría ser eso. Solo que, algo me ha hecho pensar si tu renuncia al Concilio... ¿no habrá sido un error?

-¿Qué?-. dijo el joven sorprendido-.¿qué dices?-mirándole detenidamente.

-Solo respóndeme por favor ¿querías renunciar al Concilio o solo lo hiciste por mi?

-Lo hice por ambos-dijo él poniéndose de pie, dándole la espalda y caminando pocos pasos a la ventana de donde la joven observaba la vista desde el cómodo sofá donde se encontraban sentados.-Sakura, que no te quede duda en ti, que la renuncia al concilio lo hice por ambos.

-¿Cómo puedo estar segura de ello? ¿cómo no se que me mientes ahora?

Riendo- sabes muy bien que soy un mentiroso muy malo.-mirando a la joven.

-Es en serio-dijo ella mirándole con tristeza.

-¿Quieres la verdad? -mirándole- bien te la diré: al principio, cuando acepté el cargo tenía dudas, pero era mi deber; soy el representante y líder de mi familia. Tenía que responder a la familia, pero pensé en ti: en como me fui de aquí y dejarte, después en América y en un encuentro con Touya-pensando en ese momento en el puñetazo que el mayor de los Kinomoto le propinó en la cara- y me dijo algo que jamás olvidaré: que tu no mereces cargar con los peligros y responsabilidades de un Concilio que al final, no es tu destino; hablé después de la boda de Tomoyo, mas calmadamente con mi madre y Femeii por teléfono y acordamos que lo mejor sería que me quedara contigo aquí; ya he dado demasiado a mi familia y al Concilio. Es justo que yo sea feliz y créeme- tomando su rostro por el mentón de la joven para mirarle a los ojos- es la mejor decisión de mi vida.

-Te amo tanto- abrazando al joven.

-Te amo Sakura-dijo el joven y besándole a los labios, dijo- ¿alguna pregunta?

-si-dijo ella-¿estas tan nervioso como yo estoy en estos momentos?-dijo ella.

-Sabes que jamás te lastimaría mi Flor de Cerezo-dijo el joven mirando lo preciosa que se veía la joven y besándola en el cuello.

-Si-dijo ella abrazándole mientras el continuaba besándole- te amo Shaoran- repitiendo lo dicho segundos antes.

-Yo también te amo Sakura-mientras se sentaban en la cama de la preciosa habitación de hotel, mientras se besaban apasionadamente y la luz de la luna, sumada con las luces de los vehículos, de la ciudad y el encanto de la noche, borró sus miedos y solo fueron para ellos, disfrutando del inmenso amor que sentían el uno por el otro.

***************Residencia de los Kinomoto, Una semana después*******************

Touya ingresaba a toda prisa a la casa. Recibir esa llamada le paralizó prácticamente le corazón. Prácticamente, brincó del vehículo aun en movimiento. Melody venía atrás de él a toda prisa cuando finalmente llegó, se dirigió a los pisos superiores, a la alcoba de Fujitaka quien estaba en esos momentos, inconsciente. Yira estaba presente, al igual que una persona que parecía doctor, pues le tomaba la presión mientras escuchaba sus latidos. Ingresando, llamó la atención de la mujer que se acercó y él preguntó-¿qué pasó?- en ese momento, Melody también ingresaba.

-Venía con él porque me invitó a almorzar, estábamos en la cocina- comenzando a llorar- y de repente, se comenzó a sentir mal- mirando también a Melody- llamé al doctor a quien conozco desde hace años y quien por casualidad pasaba cerca, antes de llamar a una ambulancia y a los dos minutos de haber colgado, perdió el conocimiento. Acabamos de ayudarlo a subir aquí-mirando el lecho que ocupaba Fujitaka y agregó- me acaba de decir que pudo haber sido un infarto menor.... no es grave, pero hay que vigilarlo de cerca- en ese momento, Fujitaka abre los ojos.

-Hola preciosa.-dijo Fujitaka a Melody la cual se había acercado a la cama donde se encontraba el profesor y tomando su mano-¿qué haces aquí? Deberías de estar en el hospital- y mirando alrededor sin sus acostumbrados espejuelos dijo- a que Touya esta por aquí también.

-Nos preocupamos por usted, papá-como amistosamente la chica le decía al padre de su esposo-¿cómo se siente?

-Un poco mareado-dijo el hombre y su hijo se acerca- deberías estar en el hospital-mirando el serio semblante que tenía su hijo.

-¿Bromeas, cierto?- decía el joven mirándole- ¿estas bien? Yira nos llamó comunicándonos lo que había pasado. Estaba bastante alterada y no puedo negar-mirando a Melody- que nosotros también.

-Faltaría algo mas fuerte para alejarlos de mi- sonriendo a ambos jóvenes.- Lamento haberte asustado Yira.

-Vaya que si me asustaste-dijo la mujer acercándose- gracias a Dios que estás bien-tomando su mano.

-¿Señor Kinomoto?-dijo el médico, refiriéndose a Touya-¿podemos hablar afuera, por favor?

-Si, como no-dijo el joven y dirigiéndose a su padre dijo- volvemos ahora- llevando de la mano a Melody y siguiendo al médico al pasillo, dejando a su padre en el cuidado de Yira, cerró la puerta de la habitación.

-¿qué ocurre?-dijo el una vez estaban fuera del alcance de los oídos de su padre-¿qué pasa?

-No ha sido el primero- dijo el médico- en mi análisis y las preguntas que le hice a Yira, él viene padeciendo de mareos y dolores en el pecho desde hace un tiempo. Nunca les informó nada a ustedes ¿cierto?

-No-dijo el joven mientras Melody escuchaba incrédula lo que el médico les decía- nunca nos dijo que se sentía mal ni nada por el estilo.

-Es normal que no les dijese-dijo el medico-a pesar de ser un hombre que aun enseña en la universidad, además de tener dos hijos que me dice Yira que uno de ustedes se casó ¿La semana pasada?

-Si, mi hermana- dijo el joven.

-Tal vez no quiso decir nada, ni comentar sus padecimientos para no preocuparles.

-¿Es grave?-preguntaba Touya.

-Seguro le haremos un ecocardiograma y varios análisis para ver en donde nos ubicamos; el nivel de seriedad de los síntomas, con los análisis, decidiremos las mejores pautas a tomar, mientras tanto, no puede quedarse solo. Alguien tiene que pasar la noche con él. Solo por observación y así no será necesario que pase la noche en el hospital.

-Yo me quedaré aquí con él-dijo el joven sin pensarlo dos veces.

-Yo también-.dijo Melody- pasaremos lo necesario aquí para no dejarle solo.

-Está decidido entonces-dijo el médico- también sería conveniente que le avisaran a la hija. Ella debe estar al tanto de lo que ocurre.

-Sakura, aun continua en su luna de miel, doctor -decía Melody- ¿no podría esperar al regresar?

-Si claro, pero mientras mas pronto, mejor. Que su padre vaya al hospital temprano mañana, para los análisis.

-Si, gracias- despidiéndose Touya del médico.

-Le llevaré hasta la puerta-dijo Melody dejando a Touya solo en el pasillo.

-Rayos!!-dando con el puño en la pared- ¿Ahora él?- mirando una fotografía de él, su padre y Sakura cuando se graduó de preparatoria. En ese momento Yira, salía de la habitación y vio el gesto del mayor de Kinomoto.

-¿Estas bien?-preguntó la mujer preocupada por el joven- ¿qué dijo el medico?

Informándole de lo que ocurría Yira puso su mano en el hombro del joven y dijo- todo saldrá bien , no te preocupes- mirándole con instinto maternal.

-Gracias-dijo él mirándole y después agregó- si quieres puedes irte a casa. Melody y yo nos quedaremos aquí.

-me quedaré cuanto sea necesario-dijo la mujer- ¿Quieres que le informe a Sonomi de lo ocurrido?

-Si por favor, pero que no le diga nada a Tomoyo-dijo mirando nuevamente a la fotografía- está en una condición muy delicada y ella ama a papá...una noticia como esta...

-Comprendo perfectamente-dijo la mujer- me quedaré y prepararé una sopa para tu padre y ustedes ¿qué quieren?

-Cualquier cosa estará bien-dijo Melody que regresaba-¿cómo está?

-Antes de que ustedes llegaran el doctor le había colocado una inyección con tranquilizante. Ahora duerme.

-Iré a casa a traer algunas cosas, Touya-dijo la joven- y avisaré al hospital que nos ausentaremos hoy y tu mañana ¿no te molesta que trabaje, cierto?

-No para nada-dijo el joven- es mi responsabilidad...

-Es nuestra- dijo la joven tomando su mano y dirigiéndose a las escaleras, para ir a buscar algo de ropa para pasar la noche en casa de su suegro.

*****************en el departamento Li********************

-Extrañé este departamento-dijo Sakura, ingresando con su esposo al departamento, mientras este cargaba los equipajes. Ella llevaba un bulto en su hombro y lo depositaba en el suelo.

-¿Qué lo extrañaste?-dijo Shaoran- pero apenas has estado aquí. ¿no te molesta que vivamos aquí, cierto?

Siendo observado por la joven que llevaba su pelo amarrado en una coleta que llegaba a los hombros dijo acercándose- claro que no; viviría contigo hasta los confines del mundo- besando los labios del joven., mientras acariciaba su pelo.

-¿quieres que haga la cena?-cuando Sakura se separó de él, minutos después y sentados en el sofá.

-no.-dijo ella.- yo lo haré- poniéndose de pie, pero él le hizo, tomando su brazo, sentarse de nuevo y esta vez, ella cayó en sus piernas.

-Te dije que yo lo haré-.dijo el joven- descansa.

-No-dijo ella riendo- yo lo haré. Tu descansa.- estuvieron un par de minutos en el mismo juego hasta que él propuso algo.

-¿Qué tal si cocinamos juntos?-preguntó él.

-Está bien-poniéndose de pie, siendo seguida por el joven hasta la cocina.- ¿qué podemos cocinar?-mirando lo que había en la alacena y en el refrigerador. El no respondía nada, solo quedaba observándole hipnotizado.- ¿qué te pasa?- sin mirarle-¿no me dirás?- y mirándole dijo- ¿qué ocurre?

-Lo preciosa que te ves con ese peinado-dijo él - te ves radiante- riendo y tomando a la joven por la cintura y besándole nuevamente.

-Debemos hacer algo de cenar, Shaoran- aun sosteniendo unos paquetes de arroz y una sartén- y no me ayudas mucho, que digamos- riendo y colocándolo todo a un lado.

-¡¡Sakuraaaaaa!!!-se escuchó detrás de ellos en la puerta de la cocina, la cual estaba de espaldas del joven. Ella reconociendo la voz miró allí y no era otro que al último que Shaoran en ese instante necesitaba ver.-¡¡tengo hambre!! Al fin llegas.

-¿Kero??-preguntaba la joven incrédula y que decir de Shaoran, él cual, estaba anonadado al observar a la criaturita allí y en ese momento.-¿qué haces aquí?-separándose de Shaoran y acercándose a la criaturita, con dulzura y amabilidad-¿desde cuando estás aquí?

-Tengo dos días aquí-dijo el guardián- me he comido casi todo lo que había en el refrigerador.

En ese momento, Shaoran camina y mira dentro del refrigerador y dice: -el helado que estaba aquí, ya no está. Tampoco una torta de chocolate que se suponía que Meiling traería ¿qué te crees que eres?-mirando a Kero y el plato vacío dentro del refrigerador que ocupaba la supuesta torta-¿qué haces aquí peluchito? Eso era para esta noche. Una sorpresa para Sakura.

-¿Peluchito?-decía la criatura colocándose en su rostro, a pocos centímetros de ella-cuidado mocoso.

-Deténganse por favor-dijo Sakura, mirando a ambos- no discutan.

-¿Sabias que él estaría aquí?-mirando a Keroberos y después a Sakura.

-¿Adonde querías que me fuera?-decía la criatura ofendido- de todas formas, tengo que estar donde mi ama.

-¿pero porque no donde Yukito o el Señor Kinomoto o Eriol? ¿cualquier otra persona?-preguntaba Shaoran a la criatura.

-Ese no es tu asunto-dijo él mirándole- están casados porque Spinel y la entrometida de Akizuki me impidieron hablar; tienen suerte que no me durmiera dentro del libro.

-Yo no llamaría a eso mala suerte-dijo Shaoran pensando en voz alta, lo que provocó que la criatura le iba a responder.

-Ya basta-dijo Sakura- Kero, te quedarás aquí, está bien pero-mirando el rostro que colocaba Shaoran de "¡esto aquí, ridículo!"-no molestarás a Shaoran, ni comentarios imprudentes ni nada...además que colocaremos tus cosas en el estudio- señalando el área del departamento que tenía la puerta cerrada.

-Eso mismo-dijo Shaoran- bien dicho...

-Y tu Shaoran-. Mirando a su esposo- no sobrenombres, apodos, insultos o indirectas ¿de acuerdo?

-¡¡pero si es él siempre el que me provoca!!

-Lo mismo va contigo Kero-mirando al guardián- ¿podrías poner agua a hervir por favor, instalaré a Kero en el estudio y te ayudaré con la cena- retirándose al estudio con el guardián

-¡¡ no puedo creer mi mala suerte!!-dijo Shaoran- y justo hoy-. Mientras tomaba agua del grifo y lo depositaba en la cacerola.



Comentarios de la Autora: capitulo 1 finalizado (banderas de la victoria) este capitulo es el mas complicado a mi parecer; describir los detalles de una boda, frases y expresiones además de tecnicismos médicos y que hablar de los problemas que ya se están acumulando. Pobres Sakura y Shaoran: su primera noche en su nuevo hogar como recién casados y se encuentran con esa sorpresa (por favor no e-mails bomba) tenía que agregarle un poco de humor a este episodio; lo de Fujitaka ¿qué tan serio será? Y Tomoyo...bueno lo de ella si que es serio: decidir si se complica entre ella y los bebés ¿qué hará? Nadie sabe.. Saludos a Hibari y a Marian; a la Noiko Li y los demás que por ahí están.

Avances capitulo 2: Pasaran un par de meses y Tomoyo resistirá hasta la fecha recomendada para que los bebés nazcan. Sonomi por su parte, hace planes para que ellos no salgan de su casa: simplemente la idea de su hija con Eriol y sus nietos viviendo con ella, le parece genial. Después del huracán del nacimiento de los bebés, el secreto de Nakuru y Yahico, será revelado en una acalorada discusión que serán testigos Touya y Melody. Sakura, se enterará de algo que la pondrá muy feliz pero esa felicidad no durará mucho y traerá sus consecuencias.

Próximo capitulo 2- "El adiós a mi ¿amiga....?"

Comentarios, dudas, felicitaciones, correcciones, a mi e-mail:

Sakura_journal@yahoo.com