"El legado de Clow" Por Crystal

"El legado de Clow" Por Crystal

capitulo 2- "El adiós a mi ¿amiga....?"

Dos meses han pasado desde que Sakura y Shaoran viven el departamento de este. Sakura, aun no está enterada de la condición de salud de su padre. Él hizo prometer a Touya, que no le diría nada a su hija, por el simple hecho de que una noticia así la preocuparía de mas y él mismo se sentía mucho mejor y estaba bajo un tratamiento. Shaoran, trabajaba mucho en la empresa de Sonomi y Kero vivía con ellos, idea que no le agradaba del todo al joven. Una tarde, estando en su oficina, recibe una llamada de su esposa.

-¿Sakura? ¿qué pasa?- preguntaba el joven dejando a un lado los papeles que analizaba.

-Los bebés.- dijo ella- los bebés van a nacer- dijo ella emocionadísima- estoy ahora mismo, estaba tomando una clase y salí deprisa, voy camino al hospital ¿puedes venir también?

-Ahora estoy muy ocupado-.dijo el joven- además que no puedo salir así nomás, pero te veré allá en dos horas. Iré a la salida- consultando su reloj.

-Está bien- dijo ella- nos vemos allá-

-Adiós Cerezo.- y en ese momento, cierra el teléfono y piensa en Eriol y en Tomoyo: tendrían a sus bebés. El solo pensaba a pesar de tener solo dos meses de casados ¿cuándo llegaría su turno? El solo pensar de un hijo de él y de Sakura, aceleraba su corazón y le daba un nudo en el estómago.

************Hospital de Tokio***********

-¿Qué ha pasado?-cuando llegó a la sala de espera donde estaba Sonomi y Eriol esperando. Fujitaka también estaba allí y Nakuru sentada al lado del señor Kinomoto.

-Comenzaron las contracciones en casa-dijo Sonomi.-pero la suerte es que rebasó las 24 semanas. Eso le da mas oportunidad a ella y a los bebés de que nazcan saludables.

Mirando y acercándose a Eriol el cual tenía la mirada perdida en la nada, y Sakura, pudo en cierta forma, imaginarse como se sentía, dijo- ¿qué te ocurre?

-Estoy nervioso-dijo el joven- ¿y si algo les ocurre?

-Date cuenta que los mejores doctores de dos continentes le están atendiendo. Ten paciencia.-dijo la joven.

-¿Qué pasará?-decía la guardiana- ¿por qué se tardará tanto esa chica?-como se refería a Melody- ¿qué tanto tienen que hacer ella y Touya para traer esos bebitos al mundo?

-Tu lo que estás es emocionada por los bebés-dijo Fujitaka.- deberías pensar en tener los tuyos propios, señorita Nakuru.

-Eso ahora mismo, no está en mis planes- dijo ella entristecida- no hay alguien tan importante en mi vida para iniciar algo así.- dijo ella entristecida y poniéndose de pie, se alejó del grupo y se detuvo enfrente de la puerta que separaba a la sala de espera del resto del hospital.

Ingresando en esos momentos a la sala, estaban Yukito y Kia quienes venían apresuradísimos y disculpándose, preguntaron al mismo tiempo-¿qué ha pasado?

-Aun nada-dijo Sakura- seguimos esperando.

-Que momento para tener a los bebes-dijo Kia- justo hoy, Akanne y TK se fueron a América.

-¿A que han vuelto?-preguntó Fujitaka acercándose al grupo que hablaba.

-Pues Akanne, cuando hablaba con las hermanas de Shaoran , se enteraron por estas que hay muchos hechiceros en América. Ellos están haciendo todo lo posible para conseguir que todos ellos estén bajo una misma orden como la del Concilio-

-Pues yo no estaba enterada de eso-dijo Sakura- ¿cómo es que yo no lo sabía?

-Tampoco lo sabe Li-dijo Kia- no quisimos decirles nada; recién se casaron y Li se está adaptando a una vida no involucrada con el Concilio. Eriol tampoco lo sabía. Solo una persona de aquí, además de nosotros dos- señalándose a si misma y a Yukito-sabía de los planes y esa es...-mirando a donde la guardiana de Eriol estaba de pie en silencio y mirando el largo pasillo.

-¿Nakuru lo sabía?-preguntaba Sakura- ¿y no nos enteramos? ¿estás segura?- escuchando incrédula y observando a Yukito y a Kia- ¿no se habrán equivocado?

Viendo a ambos negar con la cabeza, Kia dijo: -si todo funciona y con la ayuda de Tai, se creará un nuevo concilio pero esta vez en el Occidente. De todas formas me cuentan Akanne y TK, que Tai es quien tenía ya esto analizado. Un concilio en el occidente, tan bueno como el del Oriente. Solo que ellos pensaban que los bebés no nacerían hoy. Ellos regresaban en una semana.

Cuando pasaron un poco mas de dos horas y nada se sabía de la condición de Tomoyo y de los bebés. Ya Eriol estaba tan nervioso que retirándose los espejuelos del rostro los había roto en dos y ni cuenta se había dado. Shaoran, en ese momento estaba presente y estaba sentado al lado de Sakura, la cual se notaba bastante inquieta y nerviosa. Nakuru estaba con el profesor Kinomoto y con Sonomi la cual no dejaba de ver la puerta, en espera de noticias.

Shaoran, tomó la mano de Sakura, en señal de apoyo y ella colocó su otra mano encima y apoyó su cabeza parcialmente en el hombro del joven.

En ese momento, llega una enfermera que mirando por la sala dijo: ¿Señor Hiraguizagua? ¿Señora Daijurij? - a la mención de estos nombres, a todos se les detuvo el corazón por unos instantes, temieron lo peor. Sakura, apretó la mano de su esposo con mas fuerza. Su mente no podía tan siquiera pensarlo. No podía dejarse ganar por los malos pensamientos, comenzó a sentirse muy mal. Como un nudo en la garganta se formaba y como se oscurecía todo. No podía comprender -¿en tan malas condiciones? ¿tan peligroso era el estado de Tomoyo? ¿A quienes de los cuatro será que habrán perdido?- Comenzó a sentir un agrio como le subía por la garganta.

Ambos, Sonomi y Eriol, se apartaron de los demás y la enfermera saliendo de la sala de espera, les indicó que les acompañaran. Sakura no pudo mas. Tantos eran sus nervios que no soportó la presión que ejercía el pensamiento de que en esos momentos, podían haber dicho a Eriol que era viudo, o que uno o todos los bebés, no lo habían logrado. Poniéndose de pie y dejando a su esposo atrás caminó hasta la puerta de los baños que habían allí.

-¿Sakura?-preguntaba Shaoran preocupado ante lo pálida que lucía la joven y viéndola marcharse al baño.

Nakuru, viendo al igual que Yukito y Kia que la joven no se veía muy bien, se dirigieron también atrás de la joven a los baños, dejando a los otros en espera de noticias por parte de la enfermera, de Sonomi o Eriol.

-¿Sakura?-dijo Kia al entrar al baño y al ver a la joven arrojándose agua al rostro con poco ánimo, le vieron preocupada y pálida-¿te encuentras bien?

-¿Qué te ocurre?-decía Nakuru- ¿te sientes mal?

-No- dijo ella- si- después agregó con la voz entristecida- no quisiera que ella- arrojándose en los brazos de Nakuru, quien la recibió en ellos con ternura.

-Yo tampoco puedo evitar pensar en lo mismo-dijo Nakuru comprendiendo-. Lo mas importante en la vida de mi amo, es ella y los bebés- dijo Nakuru tratando de contener las lagrimas que según se pudo percatar Kia, estaba a punto de aparecer en el rostro de la guardiana- todos sabemos lo difícil que ha sido para ellos. Todo lo ocurrido. Para nosotros que les amamos tanto, también ha sido difícil , pero para quienes será peor, es para ti, que la amas como una hermana, tu hermano, tu padre y su madre; que hablar del amo Eriol; creo que si la perdiera, se moriría ahí mismo.

Separándose momentáneamente de la guardiana, fue a los sanitarios y vomitó, pero era como si un peso se le quitara de encima. Ambas jóvenes se quedaron acompañándole hasta que sintiéndose mejor, salieron de los baños. Ahí estaban Sonomi, Shaoran, Fujitaka y Yukito, esperándoles. Eriol no se encontraba alrededor.

-¿Qué ocurrió? -preguntó Akizuki- mirando alrededor y buscando a Eriol- ¿algo ha pasado?

Sonomi dijo tratando de contenerse, mientras Shaoran recibía a Sakura en sus brazos-la enfermera vino de parte de Touya- mirando la puerta- dijo que era necesario que Eriol fuese, porque Tomoyo le llamaba y ella dijo que era importante- derramando lagrimas-¿y si es que he perdido a mi hija?- derrumbándose en los brazos de Fujitaka.

-Tranquila Sonomi-decía Fujitaka- trata de ser optimista- y mirando a su hija, la cual se notaba que estaba pálida, debido a lo mismo agregó- confiemos en que nada le pasará...

En ese momento, Melody entra a la sala y los ve reunidos y se acerca a ellos seriamente y dice: -todo está bien- mirándoles esta vez con alegría en sus ojos.- son tres preciosos bebés: un varoncito y dos niñas.

-¿Y Tomoyo?-preguntaban todos al mismo tiempo.

-Ahora está siendo llevada a su habitación. Los bebés los está chequeando un colaborador de nosotros del área de obstetricia. Ella está muy cansada. Solo se permite que Eriol y la Señora Sonomi pasen a verla. Mañana podrán visitarla.

-Que pena que no podamos verla ahora-decía Kia- pero mañana temprano vendremos . ¿verdad?-dijo mirando el rostro de Yukito, cambiar de un semblante serio, a alegre de solo pensarlo.

-Claro que si-dijo el amable profesor. -Será mejor que nos vayamos-dijo Fujitaka y agregó- Sonomi, alégrate: ya eres abuela.

Ella limpiando sus lagrimas en su rostro, abrazó nuevamente a Fujitaka y acompañó a Melody quien la dirigía para la habitación de su hija. Quedando solo Nakuru, Yukito, Kia, Sakura y Shaoran, acompañados de Fujitaka quien dijo: -esto merece ser celebrado: vamos todos a cenar.

-A mi me fascina la idea-.dijo Nakuru.

-A mi también-dijo Kia

-Siempre estoy dispuesto a una buena comida-dijo Yukito.

-¿Vamos Sakura?-dijo el joven, a su esposa, viendo que ella estaba aun viendo a la puerta distraída-¿Sakura?

-¿Eh?-respondió ella distraída.

-¿Qué si vamos a cenar con los demás?

-Yo en realidad... no me siento bien-dijo la joven-. Vayan ustedes. Shaoran, si quieres puedes ir con ellos- señalando a su padre- nos vemos en casa.

-¿Estas segura?.-dijo el joven-¿no quieres que te acompañe?

-No-dijo ella mirándole- no; está bien, ve. De todas formas., con todo lo que ha pasado, no tengo ánimos para cenar; no tengo hambre.

-Creo que mejor voy a casa contigo- mirando decidido a la joven- Señor Kinomoto muchas gracias, pero vayan ustedes.

Estando todo decidido, ambos jóvenes, se despidieron de sus amigos y su padre y saliendo juntos del hospital,.el grupo se separó, dejando a Sakura y Shaoran caminando hasta su auto, estacionado cerca del área.

-Ya Eriol es padre.-dijo Shaoran, colocando tema de conversación a la joven mientras miraba por la ventana del vehículo ya en marcha y alejándose del hospital pero no recibió respuesta por parte de ella, quien se encontraba aun observando por la ventana y dos minutos después de esto y esperando respuesta dijo- ¿qué te pasa? ¿te he hecho algo?

Ante esta pregunta, Sakura se voltea al joven y dice: -¿qué te hace decir esto?-extrañada ante esta pregunta. -No te lo iba a decir, pero desde días antes a nuestra boda, has estado extraña; después de nuestra luna de miel te tranquilizaste pero ahora vuelves a estar inquieta...

-No me pasa nada-dijo mirándole manejar- Esperaba que ocurriera lo peor, cuando esa enfermera preguntó por Eriol y Sonomi. No me pude contener y me sentí mal. Eran los nervios- y mirando a la ventana dijo-. Nada me ocurre.

-¿Ah no?-dijo el joven preocupándose a que ella de seguro no se lo estaba diciendo todo-¿y me puedes explicar que hacía Meiling con las cartas el día de la boda?

-¿Cómo sabes tu de eso?-preguntaba ella mirándole nuevamente.-nadie, según la joven, con excepción de Meiling, sabían que Sakura, le había entregado las cartas a ella para que las cuidase durante y después de la ceremonia; "solo por si acaso", fue la frase usada por Sakura, para convencer a Meiling que tomara las cartas.

-Sentí su poder cuando nos casábamos, pero no provenía de ti; eso me extrañó mucho. cuando salíamos de la iglesia y pasamos por el lado de Meiling, pude sentirlas de nuevo. Después encuentro la nota el día que regresamos, y era de Meiling, diciendo que colocaba las cartas en mi librero- y volviéndose cuando el semáforo se colocó en rojo agregó-¿qué es lo que me escondes?

-¡¡Yo no te escondo nada Shaoran!!-dijo ella mirándole y ya nerviosa ante tanto interrogatorio-¿A que se debe todo esto?

-Mientes-dijo él.- eres tan mala mentirosa como yo, Sakura. Pero me pregunto- estacionándose en el parqueo del edificio de departamentos- ¿qué he hecho yo para merecer tal desconfianza de tu parte?-apagando el vehículo- Algo tiene que pasarte, para que creyeras necesaria la presencia de las cartas en la iglesia o en la fiesta...

-Qué te molesta mas Shaoran: ¿qué no te haya consultado para llevar las cartas o que tenga un secreto (según tu) del cual no sabes? Todos tenemos secretos... y ahora me llamas mentirosa- y abriendo la puerta dijo- no se que me molesta mas: qué no confíes en mi o que me llames mentirosa-dejando solo al joven y subiendo corriendo al departamento mientras lloraba. Entrando de esa manera, se encontró con Kero quien se preocupó, cuando la vio ingresar llorando.

-¿Sakurita?-dijo la criaturita, viéndole entrar preocupada- ¿qué te ocurre? ¿es Tomoyo?

-Kero-.dijo ella deteniéndose en el pasillo- por favor no me preguntes- y siguió hasta su habitación, cerrando la puerta de la misma. Minutos después, entró Shaoran y la criaturita ya no era el inocente pequeño muñeco de Felpa: se había transformado en Keroberos.

-¿Qué rayos le hiciste a Sakura?-dijo la criatura ofendida y en posición de ataque, que de por sí, dos cosas le enfadaban mas: ver a Sakura triste y que haya sido "su esposo" quien la pusiera así y el sospechaba que de eso se trataba y no estaba equivocado.

-Yo nada-dijo el asustado por dentro, pero sin darle de enterado al guardián pues este se veía que quería devorarle entero, todo por defender a Sakura-está molesta por algo. Es todo.-alejándose unos pasos del guardián.

-No; no lo es todo-dijo él aun observándole con recelo- entró llorando aquí: algo debiste decirle para que esté sufriendo de esa manera por ti.

Ante lo dicho por la criatura, esa frase: "Sakura sufriendo", él no lo pensó mas y dijo: -quédate aquí. Hablaré con ella- mientras se encaminaba a la alcoba que compartía con su esposa y tocó dos veces. Al no escuchar respuesta, se introdujo a ella y pudo ver a Sakura, que miraba un retrato de una de las fotografías tomadas por Tomoyo el día de su boda, que estaba en un marco de plata. Estaba cabizbaja y podía escucharla acongojada. Poco a poco se fue acercando y se sentó a su lado. Estuvo así varios segundos y cuando iba a decir algo, ella explota en lagrimas y cae en sus brazos, mientras lloraba. Nadie dijo nada por varios minutos, se quedaron así, hasta que el habló- me preocupo tanto por ti, pero tienes un temor un tanto fuerte Sakura que no me quieres confesar, no se por que no confías en mi para decírmelo, aunque debo de decir que nadie mas debe de saberlo, pues ya me habría enterado; últimamente estás muy alerta y también muy nerviosa, pero entiéndeme: tengo como mi deber, hacerte sentir segura a mi lado y no me das la oportunidad de demostrártelo...

-Me lo demuestras-dijo ella sin mirarle y aun abrazándole. él sentía como las tibias lagrimas, humedecían su camisa - pero hay cosas que pertenecen a los secretos mas íntimos que nunca deben de ser revelados-mirándole-¿sabes cual es mi temor?

-¿Cuál?

-Ser separada de ti, Shaoran- dijo ella mirándole fijamente y luego dirigió su mirada al marco de la foto de su boda.-miro esta foto, que me recuerda lo felices que hemos sido: como cazadores de cartas, como amigos, como novios, como esposos, como amantes. Me has brindado una felicidad única, que soy de las pocas afortunadas en tener; pero me pregunto ¿te estaré correspondiendo de la manera adecuada?

-Cuando te ríes, cuando hablas, cuando me dices lo que has hecho en el día; cuando cocinamos juntos, cuando eres amable con los demás...me lo has dado todo mi Cerezo-dijo el -¿por qué tienes miedo así? ¿por qué ser separada? ¿quién temes que nos separe?

-El destino-dijo ella- mira hoy: estaba tan nerviosa por lo de Tomoyo, que pensaba de todo: ella y los bebés murieron; ella murió, los bebés murieron; por mas que quería, no podía dejar de tener estos pensamientos, no quería pensar de esa manera, pero no podía evitarlo; mira a Eriol y a Tomoyo: Se casaron, tendrían a esos bebés, pero estaban percatados de los riesgos que esto implicaría. Sabían que el riesgo eran o Tomoyo, o los bebés, o ambos o ninguno; yo no podría con tal presión.-dijo ella seriamente.

Él tomando su mano se acercó mas a ella y dijo- ¿es eso lo que te atemoriza?-dijo él- lamento mucho el haberte hecho sufrir; jamás pensaría en hacerte una cosa así. Jamás me imaginé haciéndote sufrir. Fue una promesa que me hice. Ni por un segundo lo pensé de esa manera. Cuanto lo siento.

-Cuanto lo siento yo-dijo ella- no manejé las cosas como debía. Me dejé llevar por mis sentimientos. Con todo lo ocurrido hoy...

-Dejémoslo en el pasado ¿quieres?.-mirándole a los ojos verdes-jamás volveremos a tocar el tema- y besándole en los labios dijo- ¿te quiero lo sabes?

-Yo te amo-dijo ella siendo besada por el joven y pensó- pero un trato es un trato.

-Te propongo algo-dijo el poniéndose de pie-¿yo hago la cena? ¿qué quieres? ¿o aun te sientes mal?-preguntaba el joven para alegrar un poco a Sakura.

-no me siento bien-dijo ella.- pero quiero algo...-pensando- pudín de chocolate y helado de fresa con soda.

-¿Qué?.dijo el riendo-¿quieres cosas dulces? Así, si te enfermarás...

-Es que no quiero cosas saladas-dijo ella también poniéndose de pie-además ¿quién fue el que se paró a la media noche a comer crema batida y nueces? No fui yo- mirando discretamente a su esposo quien le abrazó por la espalda, agarrandola por la cintura.

-Tu ganas-dijo el- solo por que tienes pruebas consistentes de que acostumbro a hacer eso: helado y pudín será.

-Que no se te olvide la soda-besando al joven.

-De acuerdo-dijo el-¿sabes quien estará feliz del cambio de menú?

-Kero-dijeron ambos sonriendo al mismo tiempo. Él salió de la habitación y ella le siguió atrás pero perdió por un momento el balance y cayó apoyándose de una pared y pensó: -debe ser normal; no he comido nada desde anoche.-pensando que ni siquiera había desayunado ese día.

**********************Hospital de Tokio*************************

Dos enfermeras entran a la habitación trayendo consigo tres cunitas de donde se podían ver tres mantas: una azul y dos rosas, de donde se podían observar a tres bebes saludables. La mamá, aun dormía y Sonomi había salido a comprar comida para ella y Eriol. Se sentía tan emocionada, que le dio la noche libre y el siguiente día, a sus guardaespaldas. Eriol, temprano, había ido a la tienda de regalos y compró tres de los peluches de felpa mas grandes del lugar: uno en forma de conejo con un listón azul y otros dos como osos con listones rosa y lavanda.

-¿Señor Hiraguizagua?-dijo una de ellas- aquí están los bebés-tomando uno de ellos en los brazos y depositándolo en los de su padre dijo: -felicidades papá-

-Muchas gracias-dijo el hombre quien observaba a sus bebés y sus caritas y observaba con cuidado ese momento, en especial al que llevaba en brazos, cubierto con una manta azul. La otra enfermera se acercaba a Tomoyo, la cual estaba totalmente dormida.

-Déjenla dormir-dijo el joven- ha pasado por mucho...

-Solo veníamos a chequearle-dijo la enfermera que revisaba su condición y agregó- es muy fuerte a pesar de aparentar tal delicadeza-mirando el dormido semblante de la joven.

-Es lo mas importante en mi vida-dijo el aun observando el rostro del bebé y de ahí el rostro de su esposa que dormía placidamente. Las enfermeras se retiraron y él dijo al que tenía en sus brazos- mira bebé-acercándolo a la cama de Tomoyo- es tu mamá, pero ahora duerme-mientras arrullaba a la criaturita y mirándole los ojos y el resto de su rostro dijo- tienes la nariz y los ojos de tu mamá, Touya- mientras lo acurrucaba, en ese momento Tomoyo recobraba el conocimiento pero él no se percató de ello: solo se concentraba en acurrucar el bebé y le hablaba.-¿qué te parece si te damos un segundo nombre?- mirándole con alegría- me fascina Touya, créeme, pero ahora mismo pareces un angelito, cosa que tu primo, por temperamento, no tiene una pizca de él- y observándole por unos instantes reflexionando dijo: -un ángel: Gabriel, nombre del occidente, para uno de los Ángeles de protección y guardianes de las personas *.

-Me fascina ese nombre-dijo Tomoyo- Touya Gabriel- riendo- me encanta. Buena idea- viendo al rostro de Eriol y él sentándose a su lado con el bebé en brazos y mirándole dijo- ya sabremos cual será el consentido en los ojos de papá-observándole y mirándole fijamente señalando al rostro dijo: -¿cuánto tiempo he estado dormida?

-como cuatro horas, princesa ¿por qué?

-¿Qué hiciste con tus espejuelos?-pasando su mano por el rostro del joven.

-Ah-dijo él- ni lo recuerdo- en ese momento, una de las bebés despierta y se dan cuenta de ello; Eriol coloca a Touya, en los brazos de Tomoyo y se dirige a las dos cunitas y tomando a una de las nenas dice- son preciosas pero ahora mismo, ambas se parecen demasiado- viendo el rostro de ellas- se parecen a ti, pero las tonalidades de su pelo, son diferentes. -Y describiéndoselas dice-. Esta- acercándose con la que tiene en sus brazos- tiene el pelo como tu- enseñándosela a su esposa- y aquella, lo tiene de mi color, además de que sigue dormida. ¿cuáles serán los nombres?-mientras observaba a la que tenía en brazos y acurrucándola, como le había hecho a Touya, momentos antes.

-Te propongo algo: ¿quieres ponerles segundos nombres a los tres?-dijo ella observándole y agregó- esa que tienes ahí, si es muy inquieta, será Sonomi y aquella-señalando la que estaba dormida- será la pequeña Sakura. Ahora, dales los segundos nombres.

-que te parece-pensando por unos momentos y mirando el rostro de la pequeña Sonomi y después a su esposa y agregó- ¿Kathy?

-¿Sonomi Cathy?-dijo Tomoyo sonriendo y agregó- ¿no te suena un poco extraño?

-¿Y que tal Cathy Sonomi?- mirándole y agregando- nombres del oriente y del Occidente. Suena mejor al revés que derecho.-sonriendo.

-¿ Cathy Sonomi?- analizándolo y dijo- me encanta. ¿y Sakura? ¿cuál será su nombre?

-Vamos a ver- dijo él, colocando a la bebita en brazos de Tomoyo quien ya tenía a Touya en los suyos y dirigiéndose a la cunita, tomando a la bebé que aun dormía en brazos y dijo-vamos a ver pequeña Sakura-. observándola con ternura-.que tal ¿Sakura Amelia?

-Sakura Amelia- dijo ella repitiéndolo- Amelia, suena encantador...maravilloso.

-¿Puedo interrumpir?-entrando en ese momento Sonomi con la comida para ella y Eriol.

-Por supuesto que si, abuela-dijo Tomoyo- tenemos que presentarte a unas personitas-mientras la mujer colocaba los paquetes en una mesa cercana y decía, mientras Sonomi tomaba al pequeño Touya, en sus brazos- ese es Touya Gabriel, esta es Cathy Sonomi y aquella, es...

-Sakura Amelia- dijo Eriol mostrándole la bebé que llevaba en brazos.

-Son preciosos-dijo Sonomi- y los nombres encantadores; como Nadeshiko eligió los de sus hijos; sus flores favoritas...-mientras de verlos el corazón se le acongojaba; ya era abuela; quería a esos bebés de solo observarles y había planeado hasta la habitación que ellos tendrían. Secretamente sin decirle nada a Tomoyo ni a Eriol, la idea de los bebés en su casa, le parecía encantadora, pero recordando lo dicho por Tomoyo, le entristecía "hasta que nazcan los bebés", se quedarían ellos en su casa. Pero Sonomi, eso no le agradaba para nada. Quería que los cinco se quedaran a vivir en su hogar y una idea se le estaba ocurriendo....

*****************12 horas después en el hospital de Tokio*******************

Nakuru estaba encantada, mientras sostenía en sus brazos a uno de los bebés. Shaoran y Sakura, por ser sábado, ambos estaban presentes, acompañados por Fujitaka, Melody y Touya; Kero y Spinel estaban allí también observando a la bebé que dormía en la cuna y discutían a quien se parecía, si a Eriol o a Tomoyo, pero no se ponían de acuerdo...

-Son preciosos, Tomoyo-dijo Sakura, recibiendo al bebé en sus brazos de los de su prima-¿siempre tendrán los mismos nombres?- mirando a su amiga quien estaba al lado de Eriol, el cual dormía a su lado, en un sillón y no se había percatado de la llegada de los visitantes.

-Así es-dijo ella en voz baja para que no se despertara- ese es-señalando al que tenía Nakuru en brazos- Touya Gabriel- señalando al que Kero y Spinel observaban- aquella es un angelito...no se ha despertado en ningún momento desde anoche, es Sakura Amelia y esta-señalando la que la joven cargaba- es Cathy Sonomi....

-Pues yo me encuentro divino los nombres....-dijo Nakuru.

-Yo también-dijo Melody acercándose a donde Kero y Spinel observaban y tomó al bebé de la cuna- están hermosos. Son tres pequeños ángeles.

Tomoyo observando como Sakura miraba con dulzura al bebé que tenía en brazos mientras Shaoran le miraba de igual manera agregó-¿cuándo será el turno de ustedes de tener a sus bebés?

Sonrojándose ante lo dicho por su prima, Sakura agregó- este.... creo que es muy pronto. Quiero terminar mi carrera primero y después veremos ¿verdad, Shaoran?

-No lo se-dijo él mirándole con dulzura mientras acurrucaba a la pequeña Sonomi- a mi me gusta como te ves con un bebé en brazos...

-¿En serio?- mirándole y después agregó- ¿no seguirás con la idea de 12, cierto?-siendo escuchada por Tomoyo, mientras Touya observaba a la pequeña Amelia, que era sostenida por Melody.

-Creo que si te ves tan adorable como ahora, serán 15- riendo ante el rostro que Sakura ponía ante la mención de bebés. Sakura, puso a la pequeña Sonomi en brazos de Shaoran y decía-vuelvo ahora. Voy al baño- poniéndose de pie y saliendo de la habitación.

-Buenos días- dijo Tomoyo, viendo a su esposo despertar de su sueño en el sillón y dijo- estabas tan dormido que no te percataste que teníamos visitas- al despertar se encontró con la habitación decorada con globos, flores y peluches de felpa que habían traído sus amigos y por él mismo- ¿Supongo que te quedaste toda la noche despierto?.

-Hola a todos- mientras tomaba al pequeño Touya de los brazos de Nakuru- después que las enfermeras se los llevaron al área de Nursery, me fui detrás de ellas y los observé hasta por cinco horas. No me canso de verles- y mirando al que tenía en brazos dijo- hola pequeñín.

-Pues yo digo que ese es su favorito-dijo Tomoyo- siempre es con Touya- riendo al ver a Eriol con el pequeñín.

-Lo que pasa es que este se parece mas a ti-dijo el joven- tiene tus ojos, tu pelo y tu nariz- besándole en la mejilla a la joven.

-¿Cuándo irán a casa los bebés?-preguntaba Spinel acercándose al que tenía Shaoran.

-Probablemente mañana Spi- dijo Melody observando lo feliz que se veía la criaturita. Touya por otro lado, solo observaba la puerta del baño.

-Ay ya no puedo esperar porque estén en casa-dijo Nakuru- yo me encargaré de los pequeñines...

-Si estas tan desesperada por bebés, porque no tienes los tuyos con Yahico, entonces-dijo Spinel.

-Eso es del pasado-dijo la joven entre entristecida y molesta ante el comentario- no se hable mas de eso.

-Señor Kinomoto-dijo Tomoyo- es el único que no ha dicho nada de los bebés y agregó ¿Se siente bien?

-Si-dijo el- solo que no dormí muy bien anoche,. Es todo.-

Melody lo observó por unos instantes y dijo: -¿qué tal si traemos algo de la cafetería? ¿me acompaña papá?-dijo la joven, dándole a Tomoyo la pequeña Sakura.

- si, por supuesto-poniéndose de pie junto a la joven y dijo- volvemos ahora- saliendo de la habitación.

Saliendo Fujitaka, Sakura salió del baño y mirando a los demás dijo ¿dónde están Melody y mi padre?

-Fueron a comprar algo-dijo Kero- ¿estas bien?

-Si-dijo ella- solo que no desayuné esta mañana-siendo vista por los demás agregó- no es nada. Solo tengo un poco de acidez.

-¿quieres que te consiga un antiácido, Monstruo?-dijo Touya.

-no- dijo la joven-Quédate aquí. Yo alcanzaré a Melody y a mi padre- saliendo de la habitación. Caminando por los pasillos del hospital, se detuvo 10 minutos después delante de la farmacia y la tienda de regalos que allí había. Recordó que solo llevó flores pero quería regalarle algo mas a sus primitos. Cuando viendo y observando alrededor de la tienda, vio varias preciosas medallitas de plata, decidió comprarles tres, cuando se acercaba a la caja registradora para pagarla, algo llamó su atención; un producto en particular de la farmacia; lo tomó en sus manos y pensó por varios minutos y al final decidió adquirirlo. Recordó lo dicho por Tomoyo, momentos antes" -¿cuándo será el turno de ustedes de tener a sus bebés?" y no descartó la idea...podía ser posible, pues eso explicaría muchas cosas. Y también compró junto a un antiácido. Pagó y salió, guardando el antiácido y lo demás en su cartera, camino a la habitación de su prima.

*************una semana después*****************

Mientras preparaba el desayuno para ellos tres, Sakura contesta el teléfono, y no era otra que Sonomi que deseaba hablar con Shaoran. Este tomó el teléfono en el estudio mientras Sakura terminaba de preparar y servir el desayuno en la mesa; le tenía una gran noticia, que no podía esperar a darle, pero no había tenido la oportunidad: Sonomi, con la llegada de los bebés, se ausentaba mucho de la empresa, y colocó a Shaoran , como su persona de mas confianza y es que, además del talento para la magia, se le daba muy bien eso de los negocios. Sonomi le tenía mucha confianza y últimamente, los negocios y asuntos mas importantes eran manejados por el joven bajo la entera confianza de la mujer. Hoy no parecía ser la excepción.

Cuando el joven salió del estudio, fue a la mesa a tomar su desayuno. Tomó asiento en silencio y Sakura, tampoco dijo nada. 15 minutos después, Kero, se retiró y la joven pareja se quedaron solos.

-Tengo algo que decirte-dijeron ambos al mismo tiempo, y después rieron.

-Tu primero-dijo Shaoran.

-No. Tu primero-dijo Sakura.

-Está bien-dijo él y tomando aire dijo- Sonomi con lo de los bebés, tiene que firmar un importante acuerdo en Londres, pero no quiere ir; nos ha puesto a mi y a Eriol a cargo para que vayamos inmediatamente a Londres. Regresaríamos en tres días.

-¿En serio?-dijo la joven- estoy tan contenta por ti, Shaoran.

-Por ambos-.dijo el joven-.¿Sabes lo que significa? Que después de todo, si podremos vivir sin necesidad de magia. No necesito estar en contacto con el Concilio todo el tiempo. Que hice bien en estudiar negocios cuando me vine a establecer aquí. Claro, que mi madre cuando se enteró, me preguntó que ya conocía lo suficiente para estar estudiando eso...que equivocada estaba. Esta es mi gran oportunidad- mientras tomaba mas jugo de la jarra- ahora tu turno ¿qué querías decirme?

-Bueno que....-.pero fue interrumpida por sus pensamientos y dijo- que se te hace tarde...-mirando su reloj- si tienes que irte para Londres, debes dejar todo organizado ¿no?.

-Es verdad-dijo el joven-. Me voy con Eriol al medio día- y mirando a Sakura dijo-¿no te molestaría hacerme un equipaje? O mejor aun ¿por qué no vienes con nosotros?

-Sabes muy bien- señalándole una mesa llena de libros- que estoy en mis finales; irme de esa manera, pone en riesgo que me gradué; pero vete con Eriol. Estoy segura de que te irá bien. Es tu gran oportunidad; no puedes perderla.

-¿Estas segura?-dijo el joven mirándole.

-Si claro, ve- dijo ella sonriéndole mientras el se acercaba y le besó en los labios y dijo- eres la mejor. Te amo Cerezo.

-Yo tan bien te amo-viéndolo marcharse y tomar su portafolios de la mesa que estaba en el recibidor y dijo- te prepararé todo para el medio día- viéndolo cerrar la puerta detrás de él. Comenzando a recoger los platos y poniendo en orden sus ideas dijo: -tengo que lavar esto, preparar su equipaje y después del medio día, irme a clases.- después pensó- no podía decirle; "es su gran oportunidad" de demostrarse a si mismo que puede hacerlo sin magia. Vivir sin magia.... si se lo decía, se quedaba aquí. No puedo negarle eso...

En ese momento, a su mente venía lo visto en la prueba que se hizo en casa y que resultó positiva. Esperaba un bebé, pero no le había dicho a nadie; sus planes eran que el primero en saberlo debía ser Shaoran. Esperaba un pequeño bebé de ambos. No lo esperaba tan pronto pero la idea no le desagradaba, al contrario, le ponía muy feliz.

**************

Sakura, entraba sola al departamento. Todo estaba como lo dejó al medio día; con la excepción de que Kero no estaba allí. Encontró una nota de la criaturita diciéndole que llamó a Nakuru para que lo recogiese y lo llevara a casa de Tomoyo, pues le gustaba al igual que Spinel, estar con los bebés. Al encender la luz del comedor, se asustó muy fuertemente, pues sentado en la silla que se acostumbraba a sentarse Shaoran, estaba un hombre que leía un libro que parecía muy antiguo. Ella reaccionando a sus instintos dijo: -váyase de aquí o llamaré a la policía.

Él solo le sonrió y dijo: -hola, Señora Li-

Ella reconociéndolo dijo: -¿qué hace aquí? ¿cómo entró? En ese momento unos recuerdos comenzaron a invadir su mente....

********Flash back*********

Sakura, sintió como el clima se calmaba y abrió lentamente sus ojos, para encontrarse cara a cara con el sujeto que le había ayudado a encontrar a Meiling en los sueños. Estaba a kilómetros de distancia como pudo observar, de donde los demás enfrentaban a una despiadada tormenta de arena.

-¿Usted?-dijo la joven reconociéndolo y quien aun no dejaba de agarrarle por el brazo-pensé que era mi prometido.

-¿Pensaste que era Li?-dijo el joven, observándole curiosamente-que curioso. Si eso es lo que quiero que seas para mi. Que pienses en mi de esa manera.

-¿Qué QUE?!!!!-dijo la joven sorprendida- por favor suélteme y devuélvame, de donde sea que estoy.

-Querida Sakura-dijo el joven soltándole y deteniéndose a centímetros de ella- se cual es la solución de este problema y déjame advertirte algo: primero, estoy aquí para ayudarte y segundo ¿recuerdas lo que ocurrió en el sueño de ese chico? ¿lo que le ocurriría a su esposa?-observando asentir a la joven dijo- todo eso ocurrirá si tu y yo no hacemos un trato ahora.

-¿Qué?-dijo la joven incrédula-¿cómo lo sabe?

-¿Acaso no soy un hechicero como tu? He estado observándote desde hace 10 años. Incluso pude ver plasmado en tus sueños tus mas terribles temores, tus mas grandes anhelos y tus deseos mas profundos-dijo el observándole con esos penetrantes ojos negros- te conozco mas que a mi mismo; incluso, te conozco mas que Shaoran Li y puedo decirte que tu no quieres que le ocurra lo que viste en ese sueño a tu prima ¿cierto, Sakura?

- ¿Qué es lo que quiere?-preguntó ella temerosa-¿De que se trata ese trato suyo?

-Es muy simple-dijo el hombre- yo evitaré que el futuro sea llevado a cabo de la manera que lo viste en ese sueño; puedo al mismo tiempo, a través de las acciones de todos ahora y de lo que ocurra, si aceptas o no, mostrarte, que en serio ocurrirá lo que viste en ese sueño de tu amigo: tu prima morirá y no solo eso sino también que cuando, aceptando o no, puedo decirte lo que pasará y mejor aun, puedo mostrártelo.

-Nuestros destinos nos lo forjamos nosotros mismos-dijo la joven.-¿Cómo se que lo que me mostrará si es que acepto, será lo que ocurrirá?

-Jamás mentiría-dijo el hombre-puedo regresarte a la jovencita Li, sin un rasguño, ¿Sabias que en lo que ocurra hoy, los hermanos Li, morirán?

-¿QUEEEEE?-dijo ella abriendo los ojos mas de la cuenta-eso no es cierto...- observando en ese momento la imagen que se desplegaba delante de ella, como una especie de ilusión.

-OH pero si lo es-dijo el hombre pero sin sonreír, manteniendo su serio semblante.

-No lo creo-dijo ella-¿cómo podrían...

-Ellos están ahí ahora; solos, por supuesto...solo tu evitarás sus muertes...actualmente, están estacionados esperando que la tormenta pase, pero lo que no saben es que ese poste de electricidad, que está a un lado del camino y al lado de su auto...colapsará debido al viento en pocos minutos; en realidad, 10 minutos-dijo él, observando a Sakura-...Si no aceptas mi propuesta-dijo el joven.- en cuatro años, tu prima estando o no tu presente, morirá por defender el Legado de Clow; y todo podrás evitarlo y alterar el futuro si hacemos el trato ahora...

-¿De que se trata ese trato suyo?-mirándole con desconfianza.

-Uniremos fuerzas, Sakura. Tu y yo juntos, podremos gobernar el Concilio de Hechiceros, juntos....

-¿Pero como piensa que yo gobernaré el Concilio?

-Por que te tocaría a ti por matrimonio, querida niña. Si te casas con el jefe del Concilio, tu serías la siguiente en línea para dirigir...

-¿Todo esto, los de las cartas fue un engaño para que yo viniera y ellos vinieran y yo hiciera este trato con usted?-señalándole.

-Tengo que admitir que aproveché a Micorisha que estaba con este loco plan para poder acercarme; él no sabe que tengo el don de ver el futuro. pero si lo tengo, vi la muerte de los Li, vi la caída de él y vi El Legado de Clow del futuro; su plan no tendrá éxito... Tu familia después de tu matrimonio, caerá en desgracia y tu hermano tratará de hacer vida aquí en América; El Legado de Clow, es lo que se necesita para asegurar el poderío del nuevo Concilio de América y el Concilio de Hechiceros del Oriente y no existirá ni tu prima tampoco; los hechiceros serán perseguidos y todos serán eliminados y tu padre morirá protegiendo, años después de la muerte de tu prima, lo poco de dignidad y del legado que quedará- y acercándose y colocando sus manos en los hombros de la joven, dijo-pero si tu y yo hacemos este trato-susurrándole al oído-nada de esto ocurrirá-dijo el hombre-tu sobrina, tus primitos hijos de ellos y podrás ver llegar a tu padre a la longevidad, y a los Li, realizar sus felices vidas, y tu prometido llegará a mas allá de los cuarenta.

-¿Eso es lo que quiere lograr?-preguntó ella sorprendida ante todo lo escuchado en esos momentos-¿Quiere que yo me una a usted ahora?

-Hacemos el trato ahora pero yo decidiré el momento de venir por ti-dijo el hombre mirándole de frente- en ese momento y sin oponer resistencia, vendrás conmigo y podrás evitar ese nefasto futuro que pude enseñarte...

-¿Qué pasará con Shaoran?-dijo la joven- él, aunque me vaya con usted, será el líder del Concilio...

-No-dijo él- en el momento de tu desaparición, él renunciará y pondrá a alguien mas al mando-dijo el hombre-aunque debo de admitirte que esa parte está del todo incierta...

-¿Por qué lo dice?

-Por el simple hecho de que, en su mente existe la duda-dijo el hombre- al existir duda, todo puede ocurrir en ese lapso y desde que tu y yo hagamos el trato; no antes, pero por supuesto, que solo recordarás el trato; pero no recordarás mi rostro...

-¿por qué no?

-¿Para arriesgarme a que tu ciego amor por él, arruine mis planes? No mi querida . no permitiré que eso ocurra.-y viendo fijamente a la joven a los ojos dijo-decide.

-¿Tiene que ser ahora?-dijo ella sorprendida.

-Solo tienes ahora, tres minutos para salvar a los Li y yo devolveré a Meiling sana y salva y tu podrás evitar la muerte de tu prima y de sus hijos...

-¿Qué tienen que ver ellos en esto?

-La persecución del Legado de Clow, llevará sangre de por medio y esa sangre incluirá a las inocentes criaturillas y a su padre también; al final,. Tarde o temprano solo uno sobrevivirá. Y esa serás tu, pero estarás sola muy sola....

-¿Solo yo sobreviviré? Pero ¿qué ocurrió con el mundo que Kinad nos describió? Ese era un futuro muy distinto...

-Que ella cambió al interferir-dijo el hombre.- ah si, pude ver la derrota de Ken en vísperas del nuevo año. Como iba a ser derrotado y quien es Kinad. Pude ver todo ello, ella, con su intervención, alteró el futuro. Ella también morirá. En América, enfrentando a un hechicero a la edad de 16 años. Tienes que decidir ahora ¿si o no?

-¿Nada le pasará a nadie?-preguntó ella-¿ellos vivirán y serán felices?

-Puedo asegurarte que ellos y sus descendientes, vivirán; pero la felicidad se vive, no se asegura...

-Tienes un trato-dijo ella mirándole- pero no quiero que nada le pase a nadie...si alguien muere; el trato se rompe...

-Bien-dijo el tomando su mano y acercándose-tenemos un trato-y en ese momento le da un sutil beso en los labios que ella no pudo evitar y con eso, él desapareció dejándola nuevamente en la tormenta de arena.

*****Fin del flash back********

-¿Usted?-dijo ella-¿era usted todo el tiempo? Pero ¿por qué?

-Mi querida Sakura-dijo el poniéndose de pie y acercándose a la joven- ha llegado la hora.

-No comprendo-dijo ella- usted por lo que parece conoce a mi esposo; conoce a Shaoran; incluso le saludó ese día con tanto respeto ¿por qué?

-No creas que hago esto para molestar a Li; hago esto por que un trato es un trato ¿cierto? Además que te lo dije el día que bailamos ¿no?

-Si pero yo no le reconocí-dijo ella alejándose del hombre- no pensé que...no me puedo ir; no ahora ¿qué pensarán todos? ¿qué pensará Shaoran? No puedo irme sin decirle nada...

-Tienes que irte conmigo ahora, o después será muy tarde; recuerda que todo esto, es para salvarle la vida a tus amigos-dijo él mirándole- ¿acaso no quieres salvarles?

-¿Qué? ¿Sin decirle nada a nadie? ¿así nomás?

-Ese fue nuestro trato- cambiando su semblante a uno mas serio y de que perdía la paciencia- cúmplelo.

-pero...

-No hay peros-dijo el- sabías las consecuencias cuando hicimos el trato; ahora cumple tu palabra o ve a tu familia y a tus amigos morir; uno por uno... pero primero: sella la bestia del sol en el libro.

-¿Qué yo haga que?-dijo ella sorprendida- yo no puedo hacer eso...no se como.

-En la contracubierta del libro. Donde descansa la bestia del sello. Hay un conjuro. Recítalo y la bestia dormirá nuevamente...

-¿por qué?

-No tengo por que darte explicaciones querida- tomando su rostro por el mentón- busca el libro y hazlo.

Haciendo lo que Kao Seng le indicaba, fue a la biblioteca y sacando el juego de cartas y el libro mágico del librero, lo abrió; en efecto, estaba en tres pequeñas líneas un conjuro. Kao Seng, la siguió y desde la puerta del estudio dijo: -hazlo.

Con lagrimas en sus ojos y su corazón entristecido dijo lo que decía allí:

"Guardián que guardas los poderes de la oscuridad, regresa ahora que la oportunidad abierta está: regresa a resguardar Y a vigilar, hasta que el justo amo regrese a reclamar, los poderes de esta noche estelar"

*************

Ante dicho esto, Keroberos en casa de Tomoyo comenzó a trasformarse en la bestia del sello, delante de los demás que allí se encontraban. Tomoyo, se preocupó, pues pudo observar como la criatura comenzaba a desvanecerse desde las patas. Tomoyo, con una de las bebes en sus brazos, se acercó a la criatura y con lagrimas en los ojos decía: -¿Kero? ¿qué pasa? ¿qué te ocurre?

-Parece que alguien lo está llamando-dijo Spinel- Alguien está encerrando sus poderes.

-¿Kero?-decía Tomoyo y dándole a la bebé a su madre dijo- tengo que llamar a Sakura. En ese momento Kero dijo: -Tomoyo. Sakura....-y se desvaneció.

**********En el departamento Li***********

-¿Kero?-mientras observaba la portada del libro de las cartas y pudo ver la figura de Kero en su portada como le había visto, años atrás. Temiendo lo peor, miró atrás pero no vio a Yue en ella. Respiró aliviada ante esto, pero que no fue notado por Kao Seng.

-Tenemos que irnos-dijo el al ver esa parte de su plan completado.

-¿Alguien mas sabe lo que está haciendo o son intereses personales?- mirándole desafiantemente y él se acerca a ella, estando a centímetros de su cuerpo. Internamente, Sakura estaba muy asustada.- aun no comprendo esto ¿por qué lo hace?

El hombre en vez de responderle, le arrancó la cadena dorada que tenía la llave del báculo mágico, e inmediatamente, tomó la mano de la joven la cual tenía el anillo de los Li y tratando de sacárselo mientras la joven se negaba.

-No-decía ella con lagrimas- es mi anillo. Es un regalo de Shaoran.

-Déjalo-dijo el mirándole y terminándoselo de sacar- a donde vas, ni siquiera lo recordarás.

-Adonde quiera que vaya-dijo ella desafiantemente-siempre le recordaré...- terminando de sacar el anillo y colocándolo en uno de los muebles, él le detuvo-.

-No-dijo el-aquí no- en el recibidor. En la mesa dejarás esas cosas...

-¿Por qué?-dijo ella

-haz lo que te digo-volteándose y caminando a la puerta- no necesitaras nada de aquí. Lo dejarás todo....- Sakura miraba por ultima vez el estudio pero caminó a su alcoba y mirando alrededor, tomó un pañuelo de bolsillo de su esposo, que tenía una S bordada y lo entró en su bolsillo. Salió sin decir mas nada y se marchó con Kao Seng del departamento.



Comentarios de la Autora: ¿Está mas interesante, no? Cuanto misterio. Kao Seng viene por Sakura, la hace sellar a Kero en el libro pero ¿con que propósito? Nadie sabe. Agradezco a la Hibari que siempre que estamos en línea vemos los trabajos de la otra y hacemos las correcciones necesarias. Gracias chica.

Aclaración:

*Gabriel: Nombre de uno de los ángeles guardianes, dentro de las culturas occidentales y dentro del catolicismo.

Avance próximo capitulo: Buscando a Sakura, por todas partes y nadie la encuentra. Incluso como Shaoran, no es parte del concilio, no ven la relación de que sea un secuestro de este tipo y dan parte a las autoridades; pero estos sacan las conclusiones mas absurdas. El padre de Sakura, con lo ocurrido a su hija, sufre una recaída. su corazón no soportará tanto sufrimiento. Shaoran no descansa; cree que es su culpa que Sakura está desaparecida. Los demás se unirán en su búsqueda desde los distintos continentes pero ¿Aparecerá?

Próximo Capitulo: " Sin dejar Rastro..."

Comentarios, dudas, felicitaciones, correcciones, a mi e-mail:

Sakura_journal@yahoo.com