Nota: para entender esta historia deben de leerse "Legado de Clow" de la autora

Nota: para entender esta historia deben de leerse "Legado de Clow" de la autora.

"Los siete talismanes de la Luz" Por Crystal

Capítulo I: "Caída del cielo: un secreto a revelar"

Mientras caminaba con destino a su casa, pensaba en muchas de las cosas que quería hacer para las vacaciones de verano. Muchos estudiantes pasaban a su alrededor, apurados pero ella, se tomaba su tiempo; no tenía prisa por llegar a su casa, pues simplemente se imaginaba los preparativos de su madre y de los que laboraban en la mansión Li para el recibimiento el día siguiente de los Hiraguizaguas y de su tío Touya. De repente, vino a su mente aquel sueño; aun no podía sacarlo de su mente, el efecto que ese sueño tuvo en esos momentos, le preocupaba y coincidencialmente se venía realizando en los días que los chicos llegarían a Hong Kong.

-No puedo creer que así pasaré mis vacaciones de verano- se lamentaba la joven mientras observaba una vitrina de una agencia de viajes que quedaba de camino a su casa. Siempre había alguien que la llevaba a la entrada del colegio y alguien que pasaba a recogerla; pero ella, no quería que la buscaran. Se sentía incomoda con el hecho de que alguien estuviera siempre atendiéndole y buscándole en el colegio; le gustaba caminar por las calles, conocer personas y mirar el movimiento en los negocios, como ocurría con muchos chicos y compañeros de su salón. Pero ese no era su caso. Sus padres le querían mucho, no lo negaba, pero algunas veces su padre era muy sobre protector pero de que, se preguntaba ella: ¿el porque de tantas medidas de seguridad? No lo comprendía; era como si temieran que algo le ocurriese, aunque no podía negar que su familia y en especial, sus padres eran personas muy conocidas en los círculos sociales mas influyentes de toda la China. Pero encontraba que ese poder que poseían le encarcelaba; no podía disfrutar de todas las ventajas que tenían los demás chicos. Miró un cartel de oferta en viaje para Egipto, en donde estaba un dibujo de las pirámides y la esfinge. Esa fotografía le maravillaba. Con solo verla, se transportaba a un mundo en donde no tenía gente que le sirviera, solo estaba ella con unos amigos, disfrutando una libertad de la cual nunca había sido provista, pero -¿Por qué? ¿por qué tiene que ser así? Como me gustaría viajar- apoyando sus manos y su rostro pegando contra el vidrio del cartel.

-¿Así que te gustaría viajar, eh? ¿Te gusta Egipto?-dijo una voz familiar detrás de ella.

-¡¡....Yukito!!-dijo la joven sorprendida al ver al hombre en sus treinta, con aquella mirada que irradiaba dulzura mientras le miraba con aquella expresión infantil que no se le quitaba a pesar de sus años-¿Qué haces aquí?-decía la niña sonrojándose ante la dulzura que le caracterizaba desde siempre el rostro del profesor y amigo de sus padres.

-Hoy salí mas temprano de la facultad e iba para la casa- dijo el profesor mirando a la pequeña mientras comenzaba a caminar a su lado y agregó- ¿quieres comer un pedazo de pastel, allí?- señalando una repostería que había enfrente. -¿No es molestia?-dijo la chica mirando el lugar que le señalaban y al joven.

-No para nada- sonriéndole- me traerá muchos recuerdos- extendiendo su mano, para cruzar la calle con la joven.

Sentados en el lugar y comiendo ella un pedazo de pastel de chocolate mientras él, consumía pastel de fresas, él dijo- me gusta mucho lo dulce- mientras lo consumía con alegría.

-Mi mamá me dijo- dijo la joven mirando el rostro alegre del profesor mientras consumía su pastel.

-¿Ah si?-preguntó él mirándole- ¿Qué mas te dijo tu mamá?

-Que eras el mejor amigo de su hermano- decía la joven recordando- que eras un atleta de primera y que siempre te ha gustado comer y todo lo dulce- decía ella sonrojada al profesor.

-Ah ya veo- dijo el borrando su sonrisa de su rostro- no le ha dicho aun la verdad ¿pero que esperarán?- pensaba mientras veía a la joven.

-¿Sucede algo malo?-dijo ella al ver que de repente el semblante del profesor cambió.

-No nada- dijo el sonriendo de nuevo- solo me pregunto que hacías parada frente a la agencia de viajes.

-nada- decía ella simulando una sonrisa- solo me preguntaba que se sentiría tener una aventura, como un viaje a Egipto o a Roma o cualquier otro lugar; solo para sentir un poco de aventura o acción.

-No todas las aventuras son como las muestran las películas o la televisión Sasha; algunas ni se pueden considerar aventuras, porque y solo por el hecho de que tu vida no es como quisieras...

-No es eso- dijo ella mirándole con los brillantes ojos verdes- solo que pienso...algunas veces...que puedo hacer mucho mas de lo que hago ahora, es todo. La vida en casa es....como decirlo....aburrida. mira por ejemplo hoy, tenía que llegar directamente del colegio pero ....me aburro. Solo me entretengo cuando escalo las ramas de los árboles y me baño en el lago que hay en la casa o en la piscina.

-¿Entras al lago a nadar?-preguntaba el profesor sorprendido-¿y en que momento, si yo no te he visto?

-por las noches, cuando hace calor- dijo la pequeña mirándole aun mas sonrojada- pero por favor, no se lo digas a mis padres...se enojarían.

-Tu secreto está a salvo conmigo- dijo el gentil profesor- ¿por qué no vas a casa a cenar con nosotros esta noche?-dijo el hombre mirando a la pequeña- Kia y yo estaremos encantados de tenerte allá.

Aunque la casa quedaba a pocos metros de distancia de la casa que utilizaban los Li (la casa de Yukito y Kia era la casa de invitados que ellos utilizaban desde su llegada a Hong Kong, nueve años antes), pero cada quien respetaba la privacidad de los Tukishiro.

-¿No es molestia?-preguntaba la joven.

-No para nada- dijo alegre su compañero de postre.- necesitamos un poco de paz ante la tormenta que se está por formar- riendo al imaginarse de lo que la pobre será victima en los próximos días.

-¿Lo dices por los Hiraguizaguas, no?

-esos niños tienen muchas energías- dijo el mirando a la ventana que daba a la calle- lo mas normal es que sean....alegres- pensando en la conducta de los trillizos y Azalia.

Mirando el reloj dijo- Me voy a meter en problemas- poniéndose de pie de repente- mira la hora que es- tomando sus cosas de colegio.

-Vamos juntos.- dijo el profesor también poniéndose de pie y saliendo con la joven del negocio, dijo- ¿Entonces te gustaría viajar?

-Me gustaría aprender de esos países lejanos- dijo ella- me encanta leer de ellos y todas sus costumbres y creencias.

-A tu padre le encanta leer también y recuerdo que también le gustaba la arqueología- recordando el pasado- a veces cuando iba a la casa de Sakura encontraba a Li hablando con el señor Kinomoto acerca de las excavaciones de las cuales la universidad patrocinaba. Podían pasar horas hablando. Claro eso era, antes de que Touya regresara a casa- sonriendo al recordar las miradas explosivas e intercambio de insultos, departe de Shaoran y Touya años atrás.

-¿Crees que fue de el que me salió?-preguntaba la pequeña- mi amor por los países y su cultura...

-Puede ser- dijo el profesor mientras caminaban con destino a la residencia Li- a tu abuelo le gustaba mucho eso y a tu padre también. Puede ser de parte y parte- mirando a la pequeña caminar y dijo de repente- ¿no tenías el cabello mas largo?-mirando el poco cabello a diferencia de días antes, donde le llegaba hasta la cintura.

-Me lo corté .-dijo ella sonrojándose.

-¿Tu misma?

-Si- -pues te ves mucho mejor que con el largo, Sasha- dijo el profesor.

-¿Puedo hacerte una pregunta?-dijo la pequeña mirándole mientras caminaba.

-La que quieras-

-¿cómo eran mis padres antes de casarse?

-¿A que te refieres?

-¿Qué hacían?-haciendo que el profesor se detuviera a mitad del camino.-es decir, he escuchado a mi abuela cuando habla con mis tías de la decisión de mi padre acerca de no ser líder del Concilio a pesar de estar el mejor calificado (escuché una noche en que se suponía que estaba dormida). Me sorprende que no sea el líder. Es decir si es importante y todo eso ¿por qué no es líder del famoso Concilio? ¿Y que hace el concilio en realidad?- mirando al profesor.

-No soy el mejor calificado para responderte esas preguntas ¿por qué no le preguntas a tu madre o a tu padre?

-No creo que me lo digan- dijo ella triste- mi madre, le pregunté un día y se entristeció. Preferí no preguntar mas.

-Ya veo-. Caminando nuevamente- mira el Concilio es una especie de organización de gente muy importante que tratan asuntos que nos concierne a todos pero no todos saben que existe.

-¿por qué?

-Porque hay personas que simplemente no lo comprenderían- dijo el joven.

-Ah ya entiendo- dijo ella-eso lo explica...

-¿Qué cosa?

-Le pregunté a una compañera si sabía lo que era el Concilio , pero me dijo que eso no existía y que no preguntara esas tonterías-dijo ella entristecida pero en un momento se le iluminó el rostro y dijo- eso explica que no todo el mundo lo conozca ¿cierto?

-Si-dijo él con una gotita en el cuello- pero escucha Sasha: no puedes preguntar esas cosas ni a tus amigos; si tienes una pregunta, siempre la familia es a quien tienes que recurrir.

Ocurriéndosele una idea, dijo- ¿Puedes dejarme por aquí? Solo te pido que le digas a mis papás de que voy a una de las casas de las tías y que iré justo para la cena- mientras se alejaba del profesor- ¡¡Gracias Yukito!!- corriendo a toda velocidad, rumbo al este.

-¿Y ahora?-preguntó mirando la dirección por donde partió la joven.- será mejor que hable con Li y le diga todo esto. No podrán esconderlo mas- mientras terminaba su camino y llegaba a la puerta de la mansión Li.

*********A los pocos momentos**********

-¿Qué fue adonde?-vociferaba Shaoran alterado.

-Cálmate Li- dijo Yukito- ella está bien. Solo necesita estar sola...fue a casa de una de tus hermanas.

-¿Qué ocurre?- ingresando Sakura y viendo en el estado casi histérico de Shaoran -¿qué es lo que te pasa?

-Solo que Sasha aun no ha llegado a la casa- dijo Yukito- la dejé dos cuadras abajo porque dijo que iría a visitar a una de sus tías-mirando a Shaoran - y Li cree que ha sido un error.

-¡¡Es que es un error!!-gritaba el joven.- ella no puede andar por las calles así nomás- mirando a Sakura.-puede ocurrirle algo...

-No le pasará nada- dijeron a coro Yukito y Sakura y sonriendo entre ambos, Sakura agregó- no puedes mantenerla encerrada para siempre, es una niña grande; es casi una jovencita; apenas sale a la calle, es normal que...

-Pero recuerda que todo esto es debido a una razón bastante válida- agregó el joven- son chicos especiales...no pueden...

-Ustedes también lo eran, Li- dijo Yukito mirándole mientras Sakura asentía con el rostro- pero vivían vidas normales...

-No con lo que es que viene- mirándoles seriamente- entiendan algo: esos muchachos son la única esperanza de salir victoriosos del famoso Apocalipsis o de impedirlo.

-Y ellas son las herederas de uno de los poderes mas grandes jamás existentes- dijo Yukito- entiende algo Li: Sasha está en el derecho de saber la verdad: de por que la proteges tanto...demasiado diría yo.-siendo visto por el jefe del Clan.

-¿Demasiado?-reclamaba el joven- ¿y a que llamas demasiado?

-Ella apenas conoce Hong Kong y cuando sale de aquí, lo hace con una escolta- dice Sakura- es lo mas natural que se sienta sola.

-No puede sentirse sola- dijo Shaoran.

-Claro que si -dice Sakura acercándose al joven mirándole con aquellos hipnotizantes ojos verdes- es lo mismo que sentía yo cuando estaba en América del Sur, Shaoran. se que no te gusta escuchar esto (y mas de lo que pasó aquella vez), pero es lo mismo. No conocía a nadie; me veía rodeada de seguridad la mayor parte del día y jamás salía.

-Lamento que alguna vez pasaste por eso- dijo el cambiando su semblante y abrazándole- me trae tan malos recuerdos.

-A mi también- dijo ella- pero ha llegado el momento, de decirles la verdad, Shaoran- dijo ella mientras continuaba abrazado de él- deben de saber las razones por las cuales las protegemos tanto...no queremos que nada les pase...antes de que sea muy tarde.

-¿A que te refieres con eso?

-No se- dijo ella sonriéndole- solo te digo que debemos decirles lo que ocurre. El porque de toda la seguridad en su alrededor.

-Hablaré con Eriol esta noche- dijo el joven- llamaré a Japón y aprovecharemos su estadía aquí para decirles a todos los chicos juntos.

-Muchas gracias - decía Sakura.

-Disculpe- dijo una de las muchachas que laboraban en la mansión- señor Li, tiene una llamada de su hermana Femeii, dice que es urgente.

-La tomaré en la biblioteca- y retirándose detrás de la muchacha, se quedaron Sakura y Yukito a solas.

Transformándose en Yue dijo- Ama ¿cree que hacen lo correcto, con esconder todo lo que pasa y bloqueando el uso de magia en ellas?

-yo, al principio no estaba de acuerdo Yue- dijo Sakura mirando a su querido guardián-¿Acaso Yuin sabe quien es en realidad?.-mirando al guardián halado.

-Así es- admitió- desde que tenía cuatro años le dijimos quien éramos y quienes somos. El entiende y hasta ahora, no ha habido problemas.

-Lo que Shaoran teme-. Dijo ella mirando al guardián- es que las niñas se vuelvan, caprichosas y orgullosas además de arrogantes por tener tales poderes...

-¿por qué teme eso?

-Por que el dice que él era igual de pequeño- dijo ella y sonrojándose recordando, agregó- el me dijo cuando se venía para acá la primera vez (después de cambiadas las cartas), que yo le enseñé la bondad y el valor de lo correcto además de la humildad. El no quiere que ellas sigan el camino incorrecto y no quiere perderlas...teme que al decirles la verdad, el mismo active todo lo que previnieron esa noche años atrás...el llamado Apocalipsis.

-Entiendo- dijo Yue y de un momento a otro agregó transformándose en Yukito- será mejor que cuando se los digan, nosotros (hablando de Kero, él, Yuin y Kira) estemos presentes.

-Claro que si amigo mío- dijo acompañando al gentil profesor por los pasillos de la casa- claro que si.

Observando que no quedaba nadie en ese salón, salió de detrás de un librero que estaba en una esquina y la pequeña Alina dijo- aja.- sonriendo- ¿con que somos especiales? Bueno no mas que ese ángel, es por seguro- e iluminándosele el rostro agregó- no puedo esperar a decirle a Sasha lo que vi- saliendo por otra puerta con destino a su habitación- no me lo va a creer.

**************

-¿Qué haces aquí?-preguntaba Meiling viendo a la pequeña sola en la puerta del departamento donde vivía con Tai y observando su rostro sudado, agregó- ¿Sasha?

-Tía Meiling- dijo ella seriamente e ingresando al departamento, dejando sus cosas a un lado- ¿qué es el Concilio?

Sentándose y observando a la pequeña dijo-¿qué dijiste?

-¿Qué que es el Concilio?

-¿Cómo te enteraste tu del Concilio?

-Escuché a las demás tías hablar con mi abuela- dijo la joven mirándole seriamente- ¿y bien? ¿me vas a decir lo que es o no?

-De verdad niña que tienes el temperamento de tu padre- dijo Meiling observándola y no soportando la risa- creía por un momento, si no tuvieses los ojos de Sakura, que hablo con él cuando éramos pequeños...nada se le escapaba- recordando en esos momentos, las aventuras con su primo.

-Tía- dijo la pequeña.

-Bueno está bien- dijo la mujer- pero no te enteraste por mi-dijo ella y agregó- ¿quieres té?- poniéndose de pie- haré un poco de té- y retirándose a la cocina.

Suspirando dijo Sasha- esto si será difícil...inventa excusas para no decirme...pero lo averiguaré.

*************Japón****************

-¿Está todo listo para el viaje de mañana?-conversaba Melody desde su consultorio con Tomoyo desde su oficina.

-Supongo que si- decía la joven ejecutiva mientras revisaba unos diseños.

-¿Cómo que supones?

-Ya sabes como son esos niños- dijo ella imaginándose algo - iré a casa y me encontraré con las maletas de ellos aun sin hacer y discutiendo el por que de las cosas- y suspirando dijo- es increíble como crecen; y pensar que parecía solo ayer cuando fuimos a América y todo lo que ha pasado desde entonces; o aquella vez que acompañé a Sakura a Hong Kong...

-¿Cuándo hiciste eso?-preguntaba la joven

-Cuando ganó en un sorteo un viaje a Hong Kong- dijo ella contenta- también fueron Yukito y Touya; hablando de Touya ¿cómo está?

-uy- dijo ella con gota en la nuca- bueno supuestamente llegamos a Hong Kong en dos días (un día después de ustedes) ...Touya está entre su trabajo y Kinad. Adora a esa niña...ya en algunos casos, es un padre celoso con ella.

-Ya me lo imagino- dijo la joven- Kinad se parece a Nadeshiko. Es preciosa- y ocurriéndosele algo agregó- Tengo una idea. Tengo una nueva colección por sacar en otoño para niñas ¿te importaría prestarme a Kinad? Ella haría de modelo con Cathy y Azalia...

-No sabía que tus hijas modelaran.

-Ellas si lo hacen-

-pero ¿Y Amalia? ¿Qué hace ella?

-Está en el coro y se queda hasta después de clases en la escuela ayudando a los profesores en actividades extracurriculares.

-¿No comparte con las otras, verdad?-preguntó a su amiga.

-¿Qué?

-Ya me escuchaste- dijo Melody- los demás se complementan uno con otros pero Amelia; las veces que han venido a casa, Amelia ha faltado ¿no te parece un tanto extraño?

-Están creciendo- dijo Tomoyo excusando a su hija. - ya se le pasará y tendrán mucho tiempo que compartir en Hong Kong...

-Puede ser que tengas razón- y cambiando el tema dijo- ha llegado un paciente. Hablamos luego.

-si- dijo la joven- adiós- cerrando la línea telefónica.

**********Hong Kong*********

-¿es eso el Concilio?-dijo la joven anonadada ante lo dicho por su tía- ¿Un club?

-un club muy exclusivo.

-¿Pero que hacen en ese club?

-¿Qué hacen?- mirando a todas partes- juegan...

-¿Juegan?-mirando dudosamente a su tía- ¿qué juegan?

-¿Qué juegan? Pues juegos- dijo ella perdiendo la paciencia- que tantas preguntas niña- tomando un sorbo de té y mirando a la pared.

-¿Cómo tenis y esas cosas?-dijo ella pensando lo que le había revelado Meiling.

-Si!!-dijo ella alegre- eso mismo...todas esas cosas. Pero es un club muy secreto...

-¿Por qué?

-Porque solo personas importantes forman parte de él-dijo la joven mirando a su "sobrina".

-¿dónde está?

-¿Qué donde está?

-si- dijo ella mirándole- ¿Dónde cual es la dirección del club?

-Eso no se decirte-dijo ella mirándole-

-¿Cómo que no? En alguna parte ha de estar.

-Pues no una que yo conozca.

-Ay contigo no se puede Tía Meiling. - dijo la chica poniéndose de pie. - Seguro que me mientes...

-No miento- dijo Meiling indignada.

-Pues no me has dicho la verdad hasta ahora ¿qué tiene de especial ese famoso club? -tomando sus cosas y dirigiéndose a la puerta. Abriéndola se encuentra cara a cara con alguien.-Ay no.- dijo ella al encontrarse descubierta, mientras la mujer vestía un conjunto color amarillo pastel, su pelo recogido en un moño elegante y su figura era como 11 años atrás.

-Estas en graves problemas con tu padre- dijo Sakura viendo a la joven y abrazándola- ¿cómo sales sin nosotros saber a donde?- mientras ella pasaba seguida por dos jóvenes quienes eran parte de la escolta.

-Hola Sakura- dijo Meiling abrazándola- ¿Cómo estás?

-Hola Meiling- dijo ella contenta de ver a la joven y recibiendo su abrazo- Sasha ¿por qué no esperas afuera acompañada de ellos? tengo algo que decirle a Meiling...

-Si.-dijo la joven triste- claro- retirándose y dejando la puerta del departamento entreabierta y apoyada para escuchar.

------Dentro del departamento------

-Sakura: ella sospecha mas, cada día- dijo la joven- tendrán que decirle.

-Lo sabemos- dijo la joven- Shaoran piensa aprovechar la visita de Eriol y Tomoyo para decirles todos la verdad. Gracias por avisarme que estaba contigo...-mirando a la puerta.

-¡¡pues a buena hora que se decide!!-dijo la joven- mi primo es tan cabeza dura como esa niña- señalando a la puerta.

-Lo lleva en la sangre Meiling no puede evitarlo- y mirando a la joven dijo- ¿te preguntó acerca del Concilio?

-¿como lo sabes?

- Le preguntó lo mismo a Yukito- dijo la joven- cada día se vuelve mas difícil esconder la verdad...

-Es cierto, pero por lo que me dices, pronto se acabará- dijo la joven y recordándose de algo, agregó- ¿y bien?

-¿Y bien que?

-No seas despistada Sakura- dijo Meiling- ¿Estas...- señalando el abdomen de la joven.

Sonriéndole e iluminándosele el rostro mientras asentía dijo- si-

-Yipeeeee- dijo brincando y abrazando a Sakura- ¡¡Felicidades!! ¿Shaoran lo sabe?

-No- dijo la joven- pienso decirle cuando tenga oportunidad.

-Sakura...-dijo la joven mirándole- mira lo que pasó la primera vez...- Sasha escuchaba con atención todo lo dicho por las dos jóvenes.

-Shhhh Meiling- dijo la joven- Sasha puede oírte.

-Ella está afuera- dijo su amiga- no me escucha ¿ y entonces? ¿Cuándo le dirás?

-En la primera oportunidad que tenga- dijo la joven- ¿y tu Meiling? ¿no tienes planes?- viendo como la joven se entristecía.

-No Sakura- dijo ella -Lamentablemente no hemos sido bendecidos como tu o Tomoyo- dijo ella mientras observaba una foto del día de su boda con Tai.- no podemos tener bebés- con los ojos con lagrimas- pero siempre existe la posibilidad de adoptar...

Abrazando a su amiga mientras decía- Claro que si ...tengo que irme Meiling- mientras se dirigía a la puerta entristecida por la suerte de su amiga, fue detenida casi al llegar por ella.

-Sakura- dijo deteniéndola por el brazo- ellas deben de saber...la verdad...tienen derecho a saber el por que.

-Si- dijo ella - lo se. Adiós Meiling.

-Adiós Sakura.

-Despídete Sasha- mientras la joven tomaba la mano de la pequeña.

-Adiós Tía Meiling-mientras caminaba con su madre y con la escolta a los ascensores.

-Adiós- dijo la joven, mirando el aparato cerrarse.

Cuando abordaron el vehículo que estaba abajo, Sasha rompió el silencio diciendo- ¿qué tan enojado está papá?-mirando a sus pies.

-No tanto -dijo la joven-

-Deberías decirle lo del bebé ahora- dijo la niña mientras su madre le observaba - así no estará tan enojado conmigo.

Sonriendo ante la perspicacia de la pequeña, le abrazó y dijo- ¿De modo que escuchabas?

-Solo entendí lo del bebé- dijo ella- lo demás no entendí nada.

-Es mejor así- dijo Sakura- tu padre te explicará.

-Mamá-

-dime-

-Me gusta tu dije- señalando la cadena que llevaba la joven y que tenía la llave del báculo- brilla mucho.

-¿Ah si?- dijo la joven tomándola en las manos.

-Si- dijo ella -¿Papá te la dio?

-No- dijo ella negando con la cabeza- esto fue mío antes de conocer a tu papá -sonriendo por unos instantes- en cierta forma, nos conocimos gracias a esto- enseñándosela de cerca a la joven.

-¿Cómo?

-Te lo diremos muy pronto- besando su cabeza- ahora debemos llegar a casa.- y mirándola dijo-¿Cómo te sientes a saber lo del bebé?

-Que estaremos a salvo mientras no sea varón- dijo ella analizando la situación.

-¿Qué te hace decir eso?-ante la mirada de la pequeña.

-Pensando en lo molestoso que es Touya Gabriel. En lo celoso que es tío Touya contigo y me he puesto a pensar que si es varón, me molestará o se pondrá así de celoso...y yo un hermano así ...no quiero- cruzándose de brazos.

-No creas- dijo la joven, aun abrazando a su primogénita- tu tío Touya fue en cierta forma, mi hermano y mi madre (perdí a la mía desde pequeña) el me protegió junto a mi padre y me dio todo su cariño. Éramos una familia muy feliz y ahora lo soy con ustedes...

-Ya veo- dijo ella mirando a la ventana.

-Te diré algo- dijo la mujer viéndole- si es un varón, el dije será tuyo...

-¿En serio?.- mirando a su madre.

-Claro que si. Si es varón, tendrá el legado del Clan pero tu tendrás esto- señalando el dije que colgaba de su cuello.

-¿pero es tan importante como el liderazgo del Clan?-mirando el pequeño dije con duda.

-Claro que si.-

-¿qué tiene de especial?

-El día que nazca el bebé y si es varón, te lo diré.

-¿Y si es niña?

-Entonces lo guardaré hasta que tengas edad suficiente para él- mirando a la niña analizar el "trato" que le ofrecía.

-Trato hecho- dijo ella mientras Sakura besaba su cabeza.

Llegando a la residencia, Sakura preguntó donde estaba Shaoran y le indicaron que estaba en la biblioteca. Dirigiéndose allá acompañada de Sasha, ingresaron lentamente a ella y cerraron la puerta tras de si- ¿Dónde estabas?-preguntó una voz que ella reconoció mas seria que de costumbre.

-Don...de Tía Meiling- dijo ella despacio y asustada, tratando de esconderse con el cuerpo de su madre, pero esta, la empujaba para delante.

-¿Qué te hemos dicho de salir sin permiso?-mirando a la pequeña temblar, pero consciente de que su padre no la lastimaría.

-Yukito sabía donde estaba.

-Le dijiste que ibas a donde una Tía...no donde Meiling.

-Ups- dijo ella pasando su mano por la cabeza y sacando su lengua de manera traviesa.

- Estarás castigada-dijo Shaoran- al menos dos semanas de tu habitación al comedor y viceversa.- sin mirar a la pequeña.

-pero- dijo ella sorprendida ante tal castigo- Los hiraguizaguas vienen mañana...si no me escapo de ellos y de Alina, seré una potencial victima de sus bromas...por favor papá- mirándole con los ojos piadosos- por favor.

Pensándolo mejor dijo- Está bien...cambiando de idea- pensando y meditando- por la estadía de ellos en Hong Kong, usarás vestidos - mientras la joven le miraba con los ojos como platos- y no subirás a los árboles de la casa. Lo ultimo que necesito es que uno de ellos se rompa el cuello.

-Si señor- dijo ella triste, pero mejor que el otro castigo, retirándose mientras dejaba a su madre allí.

-La verdad que esa niña con tus ojos y cada vez que me mira así- dijo el mirándole- no puedo decir que no ni ser duro con ella...

-Eres algunas veces, mas estricto de la cuenta.

-Tengo mis razones para serlo, mi Cerezo- abrazando a su esposa y besándole en los labios, dijo- Femeii viene para acá.

-¿por qué?-preguntaba la joven y agregó- Ay no- pensando- cada vez que Femeii viene para acá es por que necesita algo...o algo se acerca- mirando a Shaoran tomar asiento.

-Es algo parecido- indicando a Sakura que también se siente.

* * * * * * -" por dos semanas, usarás vestidos . y no subirás a los árboles de la casa. Lo ultimo que necesito es que uno de ellos se rompa el cuello."no puedo creerlo- mientras llegaba al nogal que quedaba a la orilla del lago de la mansión y pensándolo dijo- bueno... en realidad, el castigo no empieza hasta mañana- mientras era de noche y solo unas lámparas iluminaban el jardín. Subiendo a una de las ramas y atrás de ella, en el tronco, había un hueco que fue hecho posiblemente por las aves, estaba una linterna la cual encendió y sacó un libro también.

***************

-por aquí por favor- indicaba uno de los mayordomos mientras Femeii caminaba acompañada de dos jóvenes por el pasillo exterior que daba a los jardines, con destino a la biblioteca a hablar un asunto con su hermano. Los jóvenes tendrían entre uno y otro, doce y trece años. Uno tenía el pelo negro y ojos grises y el otro tenía el pelo color café claro y ojos de igual color, café.

-Caminen, Hotaru y Osamu - mientras seguían a la mujer. Detrás venían unos sujetos que portaban maletas y seguían al trío que pasaba el pasillo.

-Si- dijeron ambos al mismo tiempo mientras seguían a la mujer. Hotaru se distrajo al mirar al jardín y pudo observar que una extraña luz provenía de lo alto de uno de los árboles. -mira ahí- dijo bajando la voz para que no le escuchara Femeii-¿qué será eso?

-Esperen aquí- dijo Femeii cuando llegaron a una puerta. Ella tocó y entró, cerrándola detrás de si.

-Vamos a ver- dijo Osamu a Hotaru.

-¿Qué?-preguntó Hotaru- ¿Acaso no escuchaste lo que tu madre dijo?

-Si- riéndose- por eso será mas divertido- tomándolo de un brazo y comenzaron a internarse en el jardín.

Mientras leía, Sasha no se percató de quienes se acercaban. Osamu comenzó a subir las ramas y a escalar el árbol, mientras Hotaru observaba desde abajo. Cuando llegó a la altura en donde mas o menos estaba la joven y sin esta siquiera darse cuenta de su presencia, y él no se percató de quien era la chica, dijo-¿Qué es lo que lees a escondidas?

-Ahhhh- gritó esta y perdiendo el equilibrio del susto, cayó de las ramas y dieron contra el piso el libro y la linterna y ella cayó también; pero sorpresivamente, tenía movimiento. Pero se percataba que no había caído en el pasto o las piedras, en realidad había caído en algo suave.

-¿Cómo llegaste a tan arriba?-preguntó una voz debajo de ella y a centímetros de su rostro.

-¿Quién dijo eso?-miraba ella a todos lados. Las lámparas cerca no ayudaban mucho a la visibilidad.

-Yo lo dije- dijo la voz- estás encima de mi.

-Lo siento mucho- dijo la muchacha pero aun sin moverse.

-¿Perdiste el equilibrio?-preguntaba él aun. Podía observar unos ojos verdes brillantes, aunque su rostro no era muy visible.

-Si...-dijo ella apenada.

-Hotaru- dijo el joven bajando las ramas- ¿estas bien?

-Creo que si- dijo el joven- pero creo que te topaste con un ángel.-aun con la joven encima de él.

-¿Qué pasa allí?- dijo una voz acercándose a los jóvenes-

-Ay no- dijo Sasha poniéndose de pie- tengo que irme.- mientras corría en sentido contrario a dónde venían las luces.

-¿Estas bien?-preguntaba Osamu ayudando a poner de pie a su primo.

-Si- dijo Hotaru- pero ¿Quién era ella?-poniéndose de pie-hasta se quedó su libro...- tomándolo del suelo y mirando la linterna. Los de seguridad se acercaron y mas atrás, Femeii. Escondiéndola de la vista de Femeii mientras esta le llamaba la atención.

-¿Pero que hacen por aquí? ¿no les dije que se quedaran cerca de la puerta? Vamos Shaoran quiere verlos- tomando a ambos jóvenes y saliendo con ellos con destino a la casa Hotaru se llevó dentro de su bolsillo el libro mientras la linterna se quedó frente al lago y donde cayó.

**************

-Por poco- decía Sasha ingresando a su habitación en silencio para que nadie se percatara. Mirándose al espejo se percató que el uniforme estaba sucio debido a la caída y agregando dijo- ¿Dónde está mi libro? ¡¡Ay no!!! se me quedó allá -mirando por la ventana.

-¡¡¡¡¡Sasha!!!!-gritaba Alina ingresando a la habitación.

-¿Qué te ocurre?-viendo en el estado de emoción que se encontraba su hermanita menor- ¿qué te pasa?

-¡¡Un ángel!!- dijo la pequeña emocionada - Yukito es un ángel.

-¿Qué es lo que dices?

-Tiene alas y un rostro muy lindo, pero serio- decía la pequeña- pero es un ángel...

-¿Qué tonterías dices?-mirándole-¿Acaso estas loca?

-él se transformó en ángel, delante de mi y llamó a mi mamá "ama"- dijo la pequeña recordando lo visto en la tarde- es un ángel.

-¿Quién sabe esto? ¿qué sabe lo que viste?

-Nadie- dijo la pequeña-¿por qué?

-Por que no te internarán en el hospital siquiátrico- dijo ella sin creer lo dicho por la pequeña-ahora vete, que tengo que tomar un baño.

-¡¡Eres una tonta, Sasha!!!-dijo la pequeña indignada de que no le creyeran.-te probaré que es verdad . Que Yue existe-. Saliendo de la habitación y haciendo mucho ruido al cerrar la puerta.

-¿Yue?-preguntaba la joven mirando por donde se había ido la pequeña- Pero si Yue...-caminando a la ventana- es luna- y pensando en su libro dijo- ojalá no llueva esta noche. Mañana lo recogeré.

********Biblioteca*********

-Adelante- dijo Shaoran al escuchar tocar en la puerta; al abrirse, pudo observar a dos jóvenes de 12 y 13 años que ingresaban y cerrando la puerta detrás de ellos, Femeii los dejó a solas.- ¿Osamu?

-Si tío- dijo acercándose al joven en el cual se notaba el parentesco de la familia Li.

-has crecido mucho- sonriendo al ver al joven-¿Cuánto hace que no te veía?

-Tres años tío-dijo el joven- desde mi visita aquí...me quedé en América con Papá...he venido por las vacaciones pero mi madre debe ir a América ahora a reunirse con él y no quiere dejarme en casa solo.

-Ya veo- dijo el mirándole- pues ya sabes que esta siempre será y es tu casa- sonriéndole sutilmente- puedes retirarte. Tengo que hablar con Hotaru unos momentos. Despídete de tu madre y serás conducido a una de las habitaciones que compartirás con él durante tu estadía. Si quieres, también puedes comer algo.

-Si señor- haciendo una reverencia se retiró dejando a Hotaru solo con Li. Este le miraba profundamente como si lo analizara cuidadosamente y no dijo palabra por dos minutos. Cruzó sus brazos y lo miró con aquellos profundos ojos color café mientras el le miraba con los grises que eran de él.

-¿Sabes por que estas aquí?

-Si señor- dijo el joven -

-la hermana del esposo de Femeii, considera que tienes los poderes y la capacidad suficiente de magia para ser instruido por mi, para que cuando cumplas la mayoría de edad, puedas formar parte del Concilio...puedo leer que tu nivel de magia es sorprendente...

-Gracias señor-dijo Hotaru enorgullecido de que haya sido nada mas ni nada menos que Shaoran Li quien dijese que estaba sorprendido acerca de su nivel de magia.

-¿Qué vienes siendo de Femeii?

-Sobrino político señor- dijo el joven.

-Mira Hotaru..- dijo seriamente- en la casa estarán a partir de mañana un grupo muy especial; con poderes como tu y Osamu; pero ellos a diferencia de ustedes...sus poderes no han sido liberados; están sellados.

-¿Sellados dice?

-Así es- dijo Shaoran mirando con la seriedad que el joven le observaba- Mis hijas pronto se enterarán de lo que ocurre y será posible que entrenen con ustedes, pero hasta que eso ocurra, no debe mencionarse que hacen ustedes aquí. El por qué están aquí no es relevante para ellas. Ni para los demás que vendrán en los próximos días. El centro de practica y entrenamiento está al cruzar el jardín. Cerca del lago. Ala oeste. Comenzaran pasado mañana a las siete de la noche. Todos los entrenamientos serán de noche. Habrán pocas excepciones donde sea de día. -y poniéndose de pie dijo- puedes retirarte.

-Si señor- dijo el joven caminando a la puerta y volteándose agrego- muchas gracias.- y la cerró detrás de si.

*************Media hora después**************

-¿Y bien? -preguntaba Osamu, viéndolo ingresar a la habitación que compartirían -¿qué te dijo?

-No mucho- dijo el joven -sentándose en su cama- Que vendrán mañana personas que no saben que son seres mágicos.- riendo ante lo que se imaginaba dijo- que tontería; deben ser unas personas con mínimas cantidades de magia y tan descuidados, que tuvieron que ser sellados.

-¿Bromeas, cierto?-mirándole sorprendido.- ¿Acaso no lo sabes?

-¿Qué cosa?-mirando a su amigo mientras consumía una manzana roja.

-Las hijas de Shaoran Li y los hijos de los Hiraguizaguas (amigos de mi tío y su esposa) son los elegidos.

-¿Los que? ¿Elegidos de que?

-Son aquellos los que restaurarán el orden en el Concilio y son los pacificadores del Apocalipsis.

-¿Los que?

-¿No habías oído hablar del Apocalipsis?-mirándole mientras Hotaru le miraba dudoso ante lo que le revelaba.

-¿De que rayos hablas?-mirándole- Claro que conozco el Apocalipsis. En el mundo mágico, ha sido detenido muchas veces; no es la primera vez que ocurriría...

-Pero estos chicos- bajando la voz- he escuchado cuando mis padres lo discuten...son los hechiceros mas poderosos de todos los tiempos.

-Ya quisiera probar yo, quienes son los poderosos de verdad- dijo Hotaru poniéndose de pie- si ellos o yo. Si sus poderes están sellados, puede ser que yo sea mas apto y elegido para detener un Apocalipsis...

-Que tanta importancia te das, primo...

-Hablo la verdad.- dijo Hotaru mirando a la ventana- tal vez por eso estamos aquí- mirando a su amigo- es el destino...tal vez para nosotros ser los elegidos- siendo visto de manera dudosa por Osamu quien terminaba de comer su manzana- somos nosotros los elegidos para detener el inminente Apocalipsis, o para que ellos aprendan de nosotros.

-Puede ser- dijo Osamu mirando a su primo- me voy a dormir.- moviendo su equipaje al suelo. De todas maneras tendremos todo el día de mañana para desempacar.

-¿Por qué?

-Mi madre me dijo que esos chicos vienen mañana y le harán una cena de bienvenida; después de todo, son viejos amigos de tío Shaoran. estarán preparando su llegada y todo lo demás; contando claro que no podemos hacer magia frente a ellos. Mi madre me ha dicho ( a propósito) que una queja por parte de ellos acerca de nuestra conducta, y le dirá a tío Shaoran que nos saque de aquí a patadas.

-¿Entonces no comenzaremos las practicas hasta pasado mañana?- sacando una espada con la empuñadura de color negro y unos adornos plateados de su equipaje.

-Parece que no- dijo su amigo observándole.

-Bueno - mirando por la ventana- el jardín es muy grande Osamu y esta casa también- observándole- si practicamos en el salón que está al otro lado del lago, no nos molestarán.-señalando por la ventana mas allá del jardín- nadie se enterará que estuvimos allá y no interrumpiremos su fiesta.

Observándolo dijo- Buena idea- bostezando- tengo sueño- acostándose en la cama- buenas noches- y durmiéndose en pocos momentos.

-Buenas noches, dormilón- dijo el joven observando a su primo y en pocos momentos, durmiéndose él también.



Comentarios de la autora: Tadaaaaa!!! Han pasado nueve años (que rápido pasa el tiempo, ¿no? ) bueno, la situación se complica. Nuevos personajes (Osamu y su primo Hotaru) ¿qué ideas se le ocurren a este par? Aunque su encuentro con Sasha no fue percibido como mágico, si accidental debido a su caída. Sasha no sabe quien es en realidad; ninguno de los chicos ( a excepción de Yuin y Kinad, como se sabrá en el siguiente capitulo) saben que poseen magia. Saludos a las chicas como Hibari, Aiko y Naiko que me han pedido a ruegos la secuela...pues aquí está chicas. Solo espero que la puedan leer. ¿Qué les parece lo de los personajes? Aunque los malos no han hecho su entrada aun ¿qué estarán planeando?

Si contamos son muchos los buscados y poco los elegidos, ya sabrán por que.

Avances Próximo capitulo: Los arreglos para la llegada de los Hiraguizagua vuelve la mansión Li en un tornado; Sasha se pierde de la vista de todos y vuelve a hacer lo que por ultima vez podrá realizar por el tiempo que duren los chicos en Hong Kong. El primer encuentro a la luz del día de Hotaru y Sasha; Sasha descubre el secreto que le guardaban sus padres de ella; La llegada de Touya. La aparición de Kinad; como será el encuentro de Salia y Sasha...las pesadillas, prevalecen...

Próximo capitulo: "La llegada de los ¿Elegidos?"

Comentarios dudas, tomatazos a Sakura_journal@yahoo.com