"Los siete talismanes de la Luz"

"Los siete talismanes de la Luz"

Por Crystal

Capítulo VII: "Los secretos a través del Tiempo"

-¿Cómo fue que todo esto pasó?- preguntaba Sasha a su madre la cual convalecía en su cama. Touya estaba sentado también allí, al igual que Kinad, Alina y Yuin. Los tres últimos sentados en el suelo. El sol estaba entrando por la ventana.-Lo tuyo con las cartas...aun no comprendo.

-Vamos a ver -dijo ella tratando de incorporarse- Por donde empezar...

-Supuestamente y creo yo- dijo Touya observándole- cuando encontraste al condenado peluche naranja.

-Touya- dijo Sakura mirándole con infinita ternura. Al pasar de los años, su temperamento no cambiaba.-Déjenme ver: Cuando tenia 10 años, encontré cuando vivíamos en nuestra casa de Tomoeda, el libro de cartas, que en esos tiempos se llamaba Clow; por una torpeza de mi parte, leí la palabra escrita en caracteres occidentales "viento"...

-¿Qué pasó?-preguntaba Alina con las piernas recogidas a su cuerpo.

-Las liberé sin querer- dijo ella .-esparciéndolas por toda la ciudad de Japón; no solamente Tomoeda aunque gran parte de ellas, se quedaron concentradas y escondidas en los alrededores...

-En ese entonces era peor monstruo que ustedes...Las soltó por toda la ciudad...y mas allá según recuerdo...

-¿Hiciste eso Tía?-preguntaba Kinad.

-¿qué te puedo decir querida? Era joven e inocente...

-Y torpe- Dijo Su hermano.

-Touya- dijo su hermana.

-Continua la historia por favor- dijo Kinad mirando a su padre reprochadoramente y después a Sakura.

Seriamente Sakura dijo- Tienen que comprender algo: Aunque parezca emocionante, divertido y dinámico, no lo era; capturar las cartas requería de mucha magia y mucho tiempo; Kero me enseñó a capturarlas... pero de quien aprendí de verdad, a dominar cada una de las cartas y a aprender a elaborar un método de captura distinta para cada una, fue de Shaoran.

-Mi vida antes del Mocoso era mas simple- dijo Touya mirando a Sakura tomar la foto del día de su boda en donde estaban Shaoran, Eriol, Tomoyo, Touya, Melody y ella.- No tenía que preocuparme tanto...

-¿por qué dices eso?-preguntaba Alina-¿Acaso no te gustaba mi papá?

-Honestamente- dijo Touya mirando a Alina- supe quien era y que pronto se enamoraría de Sakura- viendo a su hermana- Vi cuando conocí a Eriol que no poseía su mismo interés en ti, que Li.-

-¿pero como conociste a papá?- preguntó Alina.

-Lo conocí...peleando con él. - viendo los rostros sorprendidos de las niñas.-descubrió que yo era la nueva Cardcaptor cuando el tablero mágico me señaló como quien tenía en esos momentos las cartas o en todo caso, quien las capturaba. No le quise entregar las cartas que tenía. Se lo prometí a Kero que las recolectaría. Él en aquellos tiempos, Era muy fuerte. Y orgulloso también. No aceptaba que nadie mas que él, por derecho de descendencia, tuviese las cartas; y tenía razón. Después de todo, era un Li, descendiente de Li Clow...

-Esto si que está romántico- dijo Alina mirando a su madre.

-Quien se lo encontraba divertido era Tomoyo- dijo Sakura sonriendo ante los recuerdos.- ella fue la primera en observar lo bien que ambos trabajábamos en equipo... pero el interés de Li no iba a mas allá de capturar las cartas antes que yo...teníamos diez años aun y el se encontraba atraído a otra persona, además de su compromiso con Meiling.

-¡¡¡Alto!!- dijo Yuin observándole- ¿Con Meiling? ¿Su prima? ¿Eso se puede?

-Meiling quería mucho a Shaoran desde pequeños así que entre ellos, se hicieron la promesa de que si Shaoran no encontraba a su verdadero amor, ellos se casarían. Meiling llegó cuando cursábamos el quinto año en Tomoeda.

-¿Se cayeron bien desde el principio?-preguntó Yuin.

-Para nada- dijo Sakura- Meiling protegía mucho a Shaoran...después de todo, era su primo favorito y Shaoran en aquellos tiempos era muy guapo... Meiling protegía a Shaoran. Yo no tenía interés en Shaoran, cosa que ella no creía pero era la verdad.

-¿Qué pasó Entonces?-preguntó Sasha.

-Capturábamos las cartas juntos. Meiling también - dijo Sakura- nos ayudábamos aunque al final, no importaba quien tenía las cartas...las utilizábamos los dos... En esos momentos- rectificando- no un poco antes de hacernos buenos amigos ...llegó Kaho Mizuki...

-¿la que murió?- preguntó Yuin.

-Así es- dijo Touya- ella llegó para apresurar la captura; pues ella atraía a Sakura y a Li a los lugares donde las cartas estaban y ellos no sospechaban. La verdad es que Kaho conoció a Eriol en Londres y al tener poderes mágicos, se ofreció a ayudarle para el cambio de dueño en Tomoeda. Ella regresó con esa misión.

-Pero Shaoran jamás se engañó de la bondadosa imagen y dulzura de Kaho; siempre supo que había algo en ella...diferente y de no fiar.

-¿Y tu, mamá?-preguntó Sasha.

-Pensaba que era la persona mas encantadora del mundo.- dijo ella sonriéndoles.

-No comprendo una cosa- dijo Kinad dudosa y en voz pasible- si Eriol Hiraguizagua es la reencarnación de Clow ¿por qué consiguió o arregló que las cartas tuviesen un nuevo dueño?

Sakura miró a Touya y después a la pequeña. No sabía que responderle. Esa pregunta no había surgido jamás en sus conversaciones. Nunca le preguntó a su amigo el porque de todo aquello si al final, volvería a reencarnar.

-Entonces ¿qué pasó luego?-preguntó Yuin mirándole.

-Yo pregunté primero- dijo Kinad.

-Está bien- dijo Yuin- respóndanle. Yo soy un caballero.- haciendo que Sakura se sonriera.

-Realmente, no he tenido la oportunidad de preguntarle - dijo Sakura- no le pregunté nunca el porque...

-Es otro misterio...-dijo Yukito irrumpiendo en la habitación- junto con el hecho de porque Kia se parece tanto a esa cosa que te atacó y porque el otro...Shemyuki a mi- dijo Yukito mirando a los presentes.

-¿Se llama así?-preguntó Sakura.

-Así le dijo la mujer.- dijo Yukito- hay cosas que no están del nada claras...necesitamos que Eriol despierte. Puede ser que solo él pueda aclararlas.

**************** En otro lugar,. Al mismo tiempo*******************

-¿Ya te sientes mejor?-preguntaba Goshe a Salia la cual estaba momentos antes falta de aliento, como si le cortaran la respiración.

-Mucho mejor- decía la joven recostada en un sofá- ¿qué ocurrió? ¿por qué me sentí así?

-Era como si tus fuerzas salieran de ti en tu contra- dijo Goshe mirándole.- eso sentí: que tu magia te abandonaba.

-Algo pasó- dijo ella repentinamente- Con mis hermanos o mi familia...¿qué pudo haber pasado?

-Los amas demasiado...- dijo Goshe retirando la mirada de la joven.-

-Es un talento que tenemos los seres humanos, Goshe.- dijo ella acercándosele y observándole con aquellos profundos ojos azules.- Tu también debes de tenerlos...

-No lo creo.-dijo el mirándole.

-¿Por qué no?-preguntó la joven- Kaho siempre dice que todo ser vivo es capaz de amar...estás vivo ¿por qué no serías capaz de amar?

-¿Qué es el amor?-dijo el burlándose- una excusa creada por los mortales para no pasar solos hasta el fin de sus días.

-¿Me quieres decir que no eres capaz de amar? ¿o tan siquiera de importarte o alguien quererte? Eso no lo creo- mirándole mientras el observaba la ciudad y abrazándole sutilmente.

-¿Qué sabes tu?-preguntó Goshe sonrojado sutilmente ante el abrazo de Salia- Tienes 13 años; yo tengo miles de años, Amelia.- dijo el separándose del abrazo de la joven. Su pelo rojizo caía en parte de su rostro, mientras su rostro estaba cabizbajo mientras observaba los brazos de la joven que se cruzaban en su pecho momentos antes. Enderezó su rostro y caminaba para abandonar el salón pero la voz de la joven, le detuvo.

-Puedo ver quien eres y me ofrecí ayudarte meses atrás- mirándole la espalda.- lo hice y desde entonces, vienes a mi y hablamos por horas; aunque sea, algo de aprecio debes de tenerme.

Estaba sorprendido y maravillado ante la paciencia y la ternura que irradiaba Salia. En eso ella se parecía a su madre, además de la hermosa y armónica voz que ambas poseían. Salió del salón en silencio. Ella tomó asiento cuando el silencio reinó en la habitación en el piano que había allí. Comenzó a tocar una instrumental, mientras le acompañaba con su voz. Goshe se quedó cerca de la puerta escuchando, mientras el físico de la joven era cubierto por un hermoso kimono con detalles de orquídeas y su pelo delicadamente recogido en una coleta con un listón rosa.

"La noche cubría con su manto;

Las estrellas empezaban a salir

Y la soledad cubría mi cuerpo,

Como aquel manto en el firmamento.

Su mirada me cautivó.

Cuando del cielo bajó

Y por primera vez,

La soledad se alejó.

Eterna soledad:

Que me cubre con su manto de oscuridad...

Como quisiera que sola jamás volviera a estar...

Que la ternura me enseñes a expresar.

Eterna soledad:

Que me cubre en las noches sola estoy

Como quisiera que él

Sola no me deje jamás.

Pero como la noche le da

Paso al mismo día,

Así mismo me sentiré

El día que el me diga que sola

Jamás estaré ya.

Por favor dime

Que me amarás

O es que ¿no me amas ya?

Porque sola ya no quiero estar...

Eterna soledad:

Que me cubre con su manto de oscuridad...

Como quisiera que sola jamás volviera a estar...

Que la ternura me enseñes a expresar.

El día que el me diga que sola

Jamás estaré ya.

Por favor dime

Que me amarás

O es que ¿no me amas ya?

Sola no me deje jamás.

Sola no me deje jamás."

Dejó de tocar y de cantar; miró a su alrededor. Además del piano y su banca donde ocupaba su asiento, estaba el asiento que Goshe ocupaba momentos antes. Caminó alrededor del salón y finalmente, por otra puerta salió. Goshe volvió a ingresar al salón y tocó con suavidad las teclas del piano recordando lo cantado por l a joven y los días que conoció a Salia.

---------Flash back----------

.... Tomando el demonio que le atacaba y que había conocido en su prisión de tantos años a Salia por los brazos, otro con el pelo color café se acercó por detrás de Salia y dijo- ¿Desde cuando te interesan los mortales?

-Nuestro problema es que eres muy débil- dijo la mujer- de los siete eres el mas débil. Eres un demonio y mira en lo que te has convertido.

-Suéltenlo- dijo Salia.- déjenlo ir ¿no se dan cuenta que está lastimado?- esto sorprendió a Goshe- ¿un mortal? Preocupado por un desconocido...¿Tanto ha cambiado el mundo?-observando la juventud y belleza de la jovencita. No podía pasar de 15 años.-

-¿Cómo defiendes a quien no conoces chiquilla?-dijo quien le agarraba y le arranco la pequeña cadena del cuello y la arrojó por los matorrales.

-Eres inservible si tienes que defenderte con niños- dijo - Adiós Goshe- despidiéndose del halado que estaba en el suelo. Convocó en su mano, una esfera de fuego...

-Nooooo- grito Salia extendiendo sus manos a donde la mujer se encontraba y dijo- apágate y vuelve de donde sea que hayan salido.-de un momento a otro- ella y Goshe estaban solos en el bosque.

-¿Cómo hiciste eso?-miraba el halado a la pequeña.

-No se- dijo ella mirando sus manos.

-Tienes poderes mágicos...eso se nota- dijo Goshe observando a la joven mientras le ayudaba a ponerse de pie.-Gr...gracias- finalmente poniéndose de pie.

-¿Estas seguro que estás bien?=-preguntó la jovencita.

-Si...estoy bien- dijo el pelirrojo.- ¿Cómo te llamas?

-Sakura Amelia- dijo ella limpiándose su ropa la cual se había ensuciado un poco y recogiendo su mochila.- Pero mis amigos me llaman Amelia y mis padres y primos Salia...

-¿Cómo prefieres que te llame?-dijo él mirándole y ocultando sus alas.

-Co...como quieras- dijo ella sacudiendo su cabeza.- ¿Qué eres tu?

-Ahora soy alguien que está en deuda contigo-dijo el mirándole- muchas gracias...

-¿Ya te vas?-preguntó ella- Aun no se tu nombre...

-Goshe-. Dijo él.

-gusto en conocerte- dijo ella seriamente- ya sabes mi nombre...

-¿Te molestaría que te llame Amelia?

-No para nada- dijo ella- ¿Dónde vives?-preguntándole.

-en ninguna parte- dijo él.

-¿Ah no?- dijo ella- espera un momento.- sacando un móvil de la mochila y comenzando a marcar, dijo-¿Señor Okimishi? Habla Salia Hiraguizagua, la hija de Tomoyo Hiraguizagua. Si señor. Necesito un favor. Un primo mío; extranjero necesita un lugar donde quedarse ¿Hay algún departamento disponible en el edificio? Bueno considere que es hermano de mi padre, uno de sus mayores inversionistas...Ah si- sonriéndole y afirmando con el rostro a Goshe- bueno entonces lo veré dentro de dos horas...- cerrando su móvil- hay un departamento amueblado sin costo alguno a diez minutos de aquí- observándole-¿puedo pedirte un favor?

-Dime- dijo el sorprendido ante la ayuda que le estaba dando la joven.

-No te cobraré por el departamento si me hablas mas de la magia y de quien eres en realidad...

-¿Acaso no sabías que podías hacer magia?

-Hasta ahora, no sabía que personas como tu existian.

-¿no me tienes miedo?

-¿por qué debía de temer?

-No se- dijo el mirándole- muchas personas hasta mayores que tu, me temen...

-Pues yo no- dijo ella sonriéndole- eres una buena persona- pensándolo mejor- o lo que seas...-comenzando a caminar a su lado.- me reuniré con el administrador para asegurarme que no lo confirme con mis padres; me metería en problemas...

-"esta niña"-pensó Goshe mientras caminaba a su lado- me servirá de mucho...tiene grandes poderes y una muestra de magia increíble para haber acabado con dos demonios...me conviene tenerla de mi lado, por protección. Me servirá de mucho.

----------Fin del flash back-------

-Y ahora- dijo el en voz alta- no se lo que siento- cerrando el cobertor del teclado del piano con violencia.- Cuando llegué a conocerla y al ver los grandes poderes mágicos que poseía, llegué a creer que se trataba de una de las elegidas. Hasta los demás piensan eso...que es una de ellos. Tengo esa ventaja de mi lado. Pero no debo descuidarme ni dejar que mis sentimientos se involucren ¡¡UN momento!! ¿sentimientos? ¿Sentimientos de que? ¡¡Rayos!! Estoy confundido.- dando contra una pared con el puño cerrado.

************

No sabía donde se encontraba. Estaba oscuro. Pudo ver una chimenea en un extremo y estaba sentado en una especie de sillón. Podía percibir una gran cantidad de magia proveniente de algún lugar. Pero no podía detectar con exactitud donde. Sus sentidos estaban desorientados. Estaba amordazado. No veía nada. Cuando de pronto, pudo divisar a alguien. No estaba solo. Pero el crispar de la chimenea era lo que impedía total silencio en aquel lugar.

Tratando de llamar la atención de quien estaba al otro lado, sentado como una rata asustada en un rincón. Pudo ver como se ponía de pie y caminaba a donde él estaba. Tenía un traje totalmente negro cerrado hasta arriba y atada en las manos pero de frente y su pelo recogido hasta arriba. Sus ojos verdes, le hicieron ver de quien se trataba. Ella le ayudó con la amordazadora en sus labios.

-¿Sakura?-preguntó el jefe Li.

-Que bueno que estás bien- dijo ella observándole con lagrimas en los ojos- estaba todo tan oscuro. - mientras ayudaba al joven a retirarse las ataduras- tan oscuro...

-¿Estás bien? ¿no te hicieron nada? ¿Cómo te atraparon?

-Estoy bien, asustada, pero bien- terminando de quitar las cuerdas de sus manos. Después él se las quitaba a ella.-Esa chica...hay algo que ella busca...uno de los siete talismanes...cree que está en la casa.

-¿En la casa?-mirando a Sakura mientras se ponía de pie y sujetando sus manos.

-¿No está allá? .-preguntaba su esposa- ¿Dónde mas puede estar?

-No se- dijo el observando donde estaban encerrados -¿Viste como te trajeron aquí?

Negando con la cabeza dijo- no. Llegué inconsciente aquí. Después que tu... has estado todo este tiempo durmiendo.

Mirándole cuidadosamente y observando su atuendo dijo- ¿Y ese atuendo?-señalando lo que la mujer llevaba puesto.

-Cuando llegué aquí, ya lo tenía.- observando alrededor del salón- ¿Cómo escaparemos?

-Aun no se- mirando y viendo si alguna puerta estaba sin llave. Encontró una que no tenía de las cinco puertas que daban a aquel salón.- pero tenemos que avisarles a los niños ...nuestros hijos están en peligro...

-Estoy de acuerdo.- dijo ella- pobrecitos. Deben de estar asustados y mas si ...esa mujer se dirige para allá a buscar el talismán o los talismanes...

-¿Eres tu cierto?- alejándose de Sakura

-¿A que te refieres? ¿Qué te pasa?-viendo que el se colocaba a la defensiva.

-Tu no eres Sakura- dijo mirándole con rencor- eres aquella mujer...

-¿Qué es lo que dices? - decía Sakura alarmada- soy tu esposa...¿Qué te ocurre?

-¡¡Deja de pretender que eres Sakura!!- dijo él mirándole- no tenemos hijos. Son dos niñas...

Sonriendo ante la astucia del jefe del Clan Li, la figura cambió su apariencia, transformándose en su atacante de aquel día.- Que listo eres.- sonriéndole sutilmente. - Hen cayó en esa trampa... Cuando me hice pasar por Ieran- señalando al joven y a el sillón donde estaba sentado momentos antes- pero que modales los míos ¡¡Siéntate!!- haciendo con sus poderes, al joven tomar asiento.

-¿Qué es lo que quieres? ¿Dónde está mi esposa?- mirándole con rencor.

-Que mirada - dijo ella acercándose para ver sus ojos de mas cerca- los mismos ojos de tu hija; ella tiene tu mirada y tu coraje....-alejándose- ¿Sabes que ella me desafió?

-No puede ser- dijo Shaoran -Es solo una niña...

-Una niña que puede manejar las cartas mágicas de su madre. Una niña que pudo invocar un escudo protector para proteger a su inconsciente y gestante madre. Una madre que tendrá al próximo heredero del linaje del Clan Li. Como lo fuiste tu para tu padre...

-¿Mi padre? ¿qué tiene que ver mi padre en todo esto?- viendo a la mujer pasearse de un lado a otro del salón. Era una mujer muy atractiva, joven y su sensualidad era expresada hasta en su manera de caminar-Respóndeme.

-Déjeme hacerle una pregunta- acercándose al joven inmóvil en su sillón y sentándose en sus piernas- ¿no me encuentras un tantito- señalando con sus dedos- atractiva?

-¿Qué?-preguntó él con la joven en sus piernas- ¿qué piensa lograr con todo esto?

Levantándose de manera brusca de sus piernas y mirándole con rencor. - tienes en esos ojos, la mirada de tu hija y la mirada de tu padre...Una chiquilla...siempre sería para el poderoso Hen Li. Y con tu madre esperando el heredero de todo...mas aun. Cuando naciste te odié y la odié a ella. Y el fue el causante de su propia muerte. Está escrito.-desapareciendo delante de él dijo- dos cosas: no trates de salir. Jamás encontrarás la salida. Y dos, no enojes a Shemyuki...- desapareciendo finalmente.

*****************

-¿Mi padre perdió? -preguntaba Yuin cuando Sakura contó lo del juicio final.

-Fue con la ayuda de Clow que desperté. Pero siempre lo dije, ellos ahora y siempre, serían mis amigos.-dijo Sakura mientras mantenía la atención de los demás. Touya se había ido a atender a Eriol quien era tratado con Touya G y Cathy, además de la señora Ieran.

-¿Qué pasó entonces?

-Fue mucho lo que ocurrió después- dijo ella mirándoles- pero el punto es que no fue sino hasta años mas tarde y tras la visita de alguien que nos enteramos de todo lo que iba a ocurrir en el futuro... que teníamos que cambiar...

-¿Quién fue esa?-preguntó Alina observándoles- ¿Quién?

Sakura observó por unos instantes a la jovencita de nueve años sentada al lado de Yuin. Guardó silencio solo observándole y recordándose se su rostro. Con 17 años era hermosa y tenía los ojos de Melody y la testarudez y perseverancia de Touya.- fui yo ¿Cierto?-preguntó Kinad.

-¿Qué te da esa impresión?- preguntó Yuin.

-No me quita la vista de encima- dijo Kinad- y mi padre me dijo lo especial que era desde el principio. Y que soy un poco despierta para algunas cosas.

-Eres al igual que ellos, alguien muy importante para el desenredo de toda esta situación- dijo Sakura observando a su sobrina.

********************

-Terminamos- dijo Ieran al ver que Eriol abría los ojos. Cathy y Touya G,. Estaban agotados pero felices al ver que su padre abría los ojos.

-¿Qué pasó?-preguntaba Eriol.

-Se llevaron a mamá- dijo Cathy - y al señor Li... ¿Te encuentras bien?

-No lo creo- dijo Eriol.

-¿Qué te pasa?- Preguntó Touya- ¿qué te ocurre?

-¿Qué tanto me lastimaron?-preguntó el empresario mirándoles- ¿Esos sujetos? ¿me lastimaron mucho?

-Supongo debido al estado en que estabas y que tenías hemorragia interna ¿por qué?

-¿Podrían salir un momento?-preguntó Eriol a sus hijos. Estos viendo la seriedad en el rostro de su padre, salieron y quedándose escuchando cerca de la puerta.

-¿Qué ocurre?-preguntaba Touya- ¿Te sientes mal?

-Touya...-dijo Eriol mirándole- ¿por qué no puedo mover mis piernas?

-¿Qué?-preguntaba Touya Incrédulo.

-Es cierto- decía Eriol observándole- no puedo mover mis piernas...

Los chicos, se quedaron inmóviles detrás de la puerta y solo se miraron uno con el otro. Su padre ¿Se había quedado imposibilitado para caminar?

**************************

Comentarios de la autora: poca acción pero si muchos recuerdos. Ay lo de Eriol...esa si que me dolió a mi (U.u) algo confuso ¿Qué se traerá Hibari entre manos? Solo ella lo sabe ¡¡mas venganza personal!! El primer talismán surgirá además del secreto que esconde Mikki. Los chicos irán atrás unos cuantos años para saber el porque de muchas cosas. Hotaru descubrirá lo que el destino le tiene deparado a él por su parte gracias a las cartas Sakura....Gracias por los Reviews y los comentarios. Se que mejor es lo de Sakura y >Shaoran desde el principio...ya esta es una historia que abarca casi 14 años..o mas...uy esto si que se volvió largo...probablemente esta sea la ultima de la gran historia y volveremos al principio. Es mas fácil.... Si no están de acuerdo, díganmelo.

Saludos a las cuatachas, Hibari, Maika, Naiko, Sakura_corazon, a Aiko, a Rinita a Selene y a Serene. Que andan por ahí.

Comentarios dudas, tomatazos ketchup, agua, clavos, ajo o flores (rosas blancas u orquídeas) a mi correo....

Sakura_journal@yahoo.com