"Los Siete Talismanes de la Luz"

"Los siete talismanes de la Luz"

Por Crystal

 

Nota preliminar:

 

Crystal observando en su estantería todas las cosas olvidadas de un pasado que no regresaría, ve muchas de ellas inundadas en polvo.  Entre ellas, libros, apuntes, fotografías y ¿Un disco de computadora?  Viéndolo con enorme curiosidad, enciende su computador para ver de que se trata.  Cuando revisa los archivos descubre que el articulo es: -¡¡¡¡LOS SIETE TALISMANESDE LA LUZ!!!!!!!!- causando sorpresa a su alrededor y aquellos quienes le observaban.

 

-¿Así que lo encontraste?- dijo Andrea apareciéndose por detrás.

 

-No es mi culpa- dijo Crystal observando nerviosa- con tantas cosas...- y riendo nerviosamente.

 

-Es natural que tomara tanto polvo- dijo Naiko observándole- ¿Sabes cuanto tiempo te he dicho que tomaras cartas en el asunto? ¿qué terminaras la historia?

 

Crystal dice- no es mi culpa no tener tiempo y considerando que la situación de los siete talismanes me tienen ocupada todo mi tiempo... un solo capitulo me toma una semana completa...

 

-¿Pero no lo olvidarás, cierto?- dijo Andrea- te vengo pidiendo la continuación desde hace siglos.

 

-A una escritora no se le presiona—dijo Crystal- tengo a la princesa, tengo a HP además de las otras historias...

 

-Tienes que priorizar- dijo Naiko observándole sonriendo ampliamente- por ejemplo: Todas al mismo tiempo...- con una sonrisa que compra a cualquiera n_n

 

-¿TODAS?_ preguntó Crystal sorprendida- ¿Cómo rayos puedo hacer eso?

 

Sonriéndole dijo Naiko- sabrás hacerlo...pero saca del abandono a los talismanes...

 

->.< no puedo creer que me hagan esto... – comenzando a escribir y colocando el titulo “Capitulo 14”- tardaré una eternidad.

 

-Pero no quiere decir que no lo harás... hay muchos pendientes a que pasará...

 

Exhalando profundamente, Crystal dijo- lo se... muchas personas esperan en que terminará...

 

-Pues adelante entonces- dándole palmadas.

 

-No te preocupes- dijo Andrea- ya estoy desesperada por saber que ocurrirá...

 

-pues entonces- dijo Crystal.- adelante.- Comenzando a teclear...

 

AHORA SI ¡?¡¡¡¡¡A la historia!!!!!!!!! n________n

 

 

*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*/*

                       

Capitulo XIV: “Despertando de un largo sueño....”

 

Era de mañana en la residencia Li. En ese momento, el buen doctor Kinomoto caminaba en los pasillos de la magnifica residencia mientras llevaba consigo una bandeja con  panecillos, jugo, leche, tostadas y huevos revueltos.  Se sentía culpable por lo que había hecho.  Pero el tenia en la cabeza la teoría de que, haciendolo de esta forma, evitaría que su hija corriera peligro.

 

Admitía que Kinad, era tan astuta como su madre, pero al mismo tiempo tenía un temperamento, serio, responsable y retador; cuando se proponía una cosa, la hacía.  Pero una cosa era clara: no iba a permitir que se uniera a los demás en la idea absurda de buscar los talismanes restantes.

 

Lo admitía: para su hija, el se volvía un sentimental sobre protector.  Pero lo que mas ira le daba es que la chica, por mas que se trataba de acercar a ella en toda su estadio en Hong Kong, esta le huía de su presencia.

 

Le preocupaba también el hecho de que, la chica comía como si no tuviese fin.  Era extraño al principio pero ahora le preocupaba.

 

Eriol, no le decía nada.  Pero últimamente sentía celos de la reencarnación de Clow.  Este pasaba mas tiempo en días anteriores con su hija, que él mismo.

 

Pero era razonable.  Eriol le permitía preguntarle todo lo que sabía acerca de la magia.  Touya desde que la chica mencionaba ese tema delante de él, comenzaba a sentir una terrible tristeza en su corazon.

 

Y es que, Kinad no sabía que en un pasado al cual ella viajó teniendo un poco mas de edad, ella murió en manos de un hechicero para salvar de un terrible destino a Sakura.

 

-Pudimos cambiar ese futuro- pensaba Kinomoto para si- ¿Pero que me asegura que en un futuro distinto, no ocurrirá lo mismo? ¿bajo las mismas circunstancias?- en esos momentos llegó a una puerta.

 

Sacó una llave de su bolsillo y la abrió.  Podía sentir la presencia mágica de su hija en la alcoba.

 

Las ventanas de aquella habitación estaban abiertas y justo a su lado, había una pequeña laguna con peces.

 

-¿Kinad?- dijo Touya colocando la bandeja a un lado- ¿Kinad?

 

-Estoy en .... el baño...- dijo una voz percibida como la de su hija- ¿Se te ofrece algo?- se escuchó la voz que efectivamente venía del cuarto de baño.

 

-¿por qué no sales? Tengo que hablar contigo...

 

-Ahora no puedo... hablamos luego ¿Si?

 

Exhalando profundamente dijo-. Volveré al atardecer... tengo que hacer vigilancia con el gato negro a Tomoyo... tengo que monitorear su estado...

 

-Bien- dijo la chica de manera cortante desde el baño.

 

Kinomoto mirando la habitación, salió de ella y volvió a cerrarla desde afuera con llave.  En ese momento Kinad sale de ella mirando a todas partes y exhalando aliviada dijo. – ufff. Por poco- acercándose con mero gusto a la bandeja del desayuno y es que, en realidad, tenía mucha hambre.

 

*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*

 

Un enfrentamiento estaba teniendo lugar.   Nakuru despertó de su siesta cuando sintió aquellos gestos que salían de los labios de aquellos que se enfrentaban.  Escuchando atentamente mientras se incorporaba, distinguió las voces.

 

-atácalo por la izquierda- decía Touya G- ¡¡Vamos, no te dejes ganar!!

 

-Eso inten.... to- decía una voz de chica mientras espadas se encontraban y disputaban en manos de sus dueños.

 

-Vamos – decía la voz de Osamu- ¿Puedes derrotarlo, no??? ¡¡Vamos!!!

 

-¿A favor de quien estas??? – decía Kero mirando el encuentro.  Se podían escuchar las espadas.

 

-Con sus gritos no ayudan – decía Yuin mientras observaba la disputa que tenía lugar.

 

-¡¡Hasta aquí!!!- dijo la guardiana dirigiéndose a la otra habitación- no me dejan...- al ver lo que ocurría dijo- ¡¡Dios Mío!!!

 

-Hola tía Akizuki...- dijo una chica de once años observándole fijamente. En esos momentos, tenía un encuentro de espadas con Sasha. 

 

-¿Qué haces aquí?

 

-Gali y yo rastreamos las ondas de energía que irradiaban todos... Yukito me dijo que la magia puede ser sentida por los hechiceros...- seriamente- salí de casa hace dos días...

 

-¿Cómo es que nadie se ha percatado Kinad?- preguntó Nakuru sentándose de solo pensar en Touya y lo que se armaría cuando este se diera cuenta.  Tenia la clara impresión que el temperamental y celoso Dr. Kinomoto no sabía de lo que la chica había hecho..

 

-Fácil- dijo ella orgullosa de si misma- la carta del espejo... la dejé activa... nadie sabe (creo yo) que me he venido para aca...

 

-pero ¿cómo llegaste tan pronto?

 

-Eso es fácil- dijo la pequeña sacando una carta de color turquesa con terminaciones en dorado y plata- Soy una Card Master... se hubieran dado cuenta si se hubieran quedado mas tiempo en la casa...-mostrando una carta que se podía leer en letras japonesas la palabra.- velocidad... ahí se podía ver la figura de una persona corriendo rodeada por un rayo.- yo la creé – mostrándosela a todos- ¿No es linda???

 

-Estamos en serios problemas- decía Nakuru, .- cuando mi querido Touya. – hasta eso no cambiaba en la guardiana- se entere que estás aquí... se armará lo grande... Lo de Norteamérica será un día de campo comparado con esto.

 

-Mi padre no puede impedirlo- dijo la  chica.

 

-¿lo de Norteamérica?- preguntó Touya G.- ¿Que pasó en Norteamérica?

 

-Ay Gato suelta mi pudín- dijo Kero interrumpiendo antes de que Nakuru pudiese responder a Touya G. al ver a una pequeña gata comiendo feliz de un pudín de chocolate que habían comprado en una tienda de abarrotes- que dejes mi pudín te digo...-abalanzándose sobre la gatita que momentos antes era blanca y ahora todo su rostro era color café debido al chocolate.

 

-Gali...- dijo Kinad abalanzándose y deteniendo al guardián de las Sakura Cards por la cola, antes de que atacara a su guardiana.

 

-¿Gali?- dijo Yuin mirando a la pequeña guardiana.

 

-Galatea – dijo Kinad observando a Yuin con mucha alegría en sus ojos, provocando que el hijo de el guardián Yue, se sonrojara.- te ves tan lindo de rojo-. Sonrió ella unos instantes antes de enseriarse nuevamente.

 

-Ay dios mío- dijo Nakuru observando todo aquello- Lo ultimo que me falta; Kinad con nosotros... lo ultimo que falta es que alguien de la casa se de cuenta y se lo diga a Kinomoto

 

-Tenemos que ponernos en marcha- dijo Hotaru interrumpiendo.- No podemos quedarnos todo el día aquí...- observando el atardecer...- un momento ¿Cómo supiste en que lugar estábamos?

 

-Eso es fácil- dijo ella- por el rastro de magia y esto...- mostrando una carta que se leía la palabra “visión”- hasta ahora, puede mostrarme a quien busco pero solo con una pertenencia de esa persona.

 

-¿Una pertenencia?- preguntó Hotaru.  En ese momento, Kinad extrajo algo de sus bolsillos y dijo- Esto... – mostrando un libro de cubierta roja- es de Yuin- sonrojando con esto al joven.- Me lo prestó el primer día de estar en la casa...

 

-Entonces ¿Rastreaste a Yuin?

 

-Así es.- dijo la primogénita Kinomoto.- Tengo que tener algo de esa persona o el lugar, cuando activo la carta...

 

-Esa es magia avanzadísima- dijo Kero- Ni Clow nunca creó algo así...

 

-No entiendo.- dijo Nakuru en un momento al guardián de las Sakura Cards cuando los demás estaban distraídos.- la Kinad del futuro tenía Cards como las de Sakura... ¿Esta tiene otras?

 

-Esa Kinad no existe- dijo Kero-  ella murió cuando aquel sujeto murió aquel día... además las cartas que tenía era porque Sakura no existía... ¿O acaso lo olvidas? Ella activó las cartas de Sakura por su conexión con la magia por medio de la sangre Kinomoto.  Esta es otra Kinad, pero no le quita lo atrevida y valiente...

 

-¿Sería bueno que Sasha tuviera un poco de su valentía, no?- dijo Nakuru sin preocuparse de que la escucharan.

 

-Las cosas se dan o ocurren por una razón- dijo Kero—Vamos.  Tenemos que partir.

 

-¿Avisaremos de que la niña está con nosotros?

 

-¿Y escuchar las maldiciones de Kinomoto cuando lo sepa? No gracias- dijo Kero con una gota en la cabeza- me usaría como tapiz para pared de su consultorio...

 

Por todo lo demás, sin percatarse que Sasha, Hotaru y Kinad estaban detrás de ellos escuchando toda la conversación mientras los demás empacaban.

 

-Escucha Sasha: no lo dicen en serio...- comenzó a decir Kinad.

 

Hotaru solo le observaba mientras Kinad, pasaba sus manos por los hombros de la chica.

 

-estoy bien- dijo la primogénita Li pero en su voz se notaba la tristeza- estoy bien... en serio—dejando a ambos jóvenes a solas.

 

-les demostraré- dijo Sasha mientras caminaba a su alcoba- quien es la débil...

 

 

*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*

 

-Aléjate de mi- gritaba entre sueños la primogénita Li.  Dormía en la claridad de un bosque cerca de un poblado que fue dejado, horas antes.  Delante de una fogata estaban despiertos en vigilia, Hotaru, Touya G. Y Keroberos. Decidieron detenerse debido al estado tan agotados en que se encontraban “los Elegidos”.  Los últimos días habían sido de extensos entrenamientos y agotadores viajes, además del uso drenado de su magia.

 

-Sueña de nuevo- dijo Touya G observando a su prima dormir abrazada por Ruby Moon.- me preocupan esos sueños.- Kinad miraba el fuego de la chimenea mientras la pequeña Gali, dormitaba en sus brazos.

 

-Han pasado dos semanas desde el encuentro con esa demonio en el pueblo- Dijo Hotaru observándole- he tratado de que me diga que es lo que sueña , pero es en vano.-

 

En las ultimas dos semanas la paciencia y actitud del joven para con la mayor de los Li era distinta.  Se percató que ella sola tiene aptitudes para el manejo de las cartas.  No negaba que también era una poderosa contrincante.  Sus poderes incrementaban con cada día que pasaba.  Pero aun así, la chica no tenía confianza suficiente para confiarle todo a su compañero de viaje.  Su amistad se había estrechado, no había duda. Pero Touya aun no confiaba en aquel sujeto.  Observaba sigilosamente sus entrenamientos en el que algunas veces, se había visto en la necesidad de intervenir para que Hotaru no exagerara en sus métodos de enseñanza.  Pero no había duda, que la chica estaba aprendiendo y su nivel de magia era mucho mayor.

 

Por el otro lado, Hotaru y Osamu lograron obtener el talismán que estaba escondido en el cuerpo de aquella chica  que se encontraba en el hospital con su familiar.

 

Los chicos, se volvían mas unidos.  Incluso Hotaru y Touya g.  Se volvían competencias uno del otro, para demostrar quien era el mas hábil, práctico y listo para salir de ciertas situaciones. Sin este proponérselo, Touya G. Aprendía de Hotaru y Sasha también les veía practicar sus especialidades para  aprender de ambos.

 

-¿qué ocurre?.-preguntó Touya G. Viendo que Hotaru se puso de pie de repente. Observaba a pocos metros de donde ellos acampaban.  Volviendo la mirada a su compañero.

 

-Debo dormir un poco- caminando a donde Osamu dormía.- despierta Osamu. Es tu turno.

 

-Cinco minutos mas, mamá.- decía el aludido aun dormitando.

 

-despierta ya- dijo Hotaru viéndole recobrar el conocimiento- te toca- acostándose a un lado y en pocos momentos, comenzó a dormir...

 

 

*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-**--*

 

-¿Dónde estoy?- se preguntaba una mujer de ojos azules una vez recobraba el conocimiento en aquel enorme habitación. Las luces estaban encendidas.  En ese momento, una mujer de cabellos de color café estaba inconsciente en el suelo.- ¿Quién es?- tratando de moverse y acercarse a la misteriosa mujer.

 

Cuando finalmente logró acercarse pudo ver de quien se trataba.  Inmediatamente se puso de pie y la colocó en la cama donde ella yacía momentos antes.- ¿Está bien?-preguntaba ella. 

 

Pero no reaccionaba.  Revisó su pulso,  estaba débil.  No comprendía lo que pudo haber pasado.  En un momento está en Tomoeda y tenía 15 o 16 años.  En otro momento, todo aquello desaparece y puede ver una silueta de alguien que caminaba delante de ella.  Como indicándole un camino, un camino que ella debía de seguir para regresar.  De pronto despierta en ese salón.

 

Reaccionado y descalza,  salió torpemente de la  habitación, buscando a alguien.  Pudo ver una silueta que caminaba por el otro lado de la casa.  Aunque le tomó diez minutos llegar a ella. Estaba débil . cuando llegó la  figura que le observaba estaba sorprendida.

 

-¿Tomoyo?- dijo la guardiana de las cartas de Pao Tsu.- ¿Cómo? ¿Cuándo?- antes de que esta cayera de rodillas en el pasillo.  Kira le auxiliaba.

 

-No puedo explicar – dijo ella débil- es la Señora Li...creo que está muriendo...

 

-¿cómo es posible?-preguntó Kira ayudando a caminar a Tomoyo.

 

-No lo se- dijo ella tratando de caminar pero estaba muy débil aun- pero creo que si no se le ayuda, no podrá seguir...

 

*-*-*-*-*-*-*-*-*-*

 

- Ay  Tomoyo – decía Sakura al ver a su amiga.  Kira se había encargado de darle aviso a Touya para que revisara la condición de la Señora Li y de la mujer.   – Que bueno que recobraste el conocimiento...

 

-No recuerdo muchas cosas- dijo la mujer observándole mientras sus hijas le abrazaban.- era una especie de sueño 

 

-ahora lo que tenemos que hacer es darle aviso a los demás- decía Yue ahí presente. – tenemos que poner al tanto a Keroberos y a los chicos.

 

-Ahora mismo no sabemos donde se encuentran- dijo Touya Kinomoto- lo que me alivia es que mi hija no ha tenido ideas locas como dos semanas atrás.- agrandando el tono de su voz- desde entonces la tengo encerrada en su habitación y solo yo tengo acceso con esta llave- mostrándoselas  a los presentes.

 

-¡¡Hermano!!!- dijo Sakura alterándose- ¿Tienes a mi sobrina encerrada en su habitación?

 

-No creo que eso sirva de mucho.- dijo  Eriol refiriéndose al encierro de Kinad y acercándose en su silla de ruedas a su esposa- Tomoyo: estaba tan preocupado...

 

-Te extrañé mucho – dijo ella mirándole- ¿Qué te pasó?- observando la silla de ruedas.

 

-Por ahora, no puedo caminar...

 

-Ay Eriol ¿Acaso...- temiendo que nunca caminase.

 

-Esto es temporal- dijo el sonriéndole y agarrándole su mano- pronto se resolverá....

 

-¿Dónde está Salia?- preguntaba ella.- ¿dónde está mi hija? ¿dónde está TG? –observando a cada uno de los presentes.

 

Todos guardaban silencio hasta que Azalia dijo- Mi hermanito y Sasha y los demás salieron de casa- la mujer observaba la inocente mirada de la niña- se fueron con Kero...y el niño lindo –refiriéndose a Yuin- el niño nuevo y su primo... ah...y Tía Nakuru...

 

-¿Es eso cierto?- preguntaba ella mirando los rostros de sus amigos- pero ¿Por qué?

 

-Tenemos algo que contarte- dijo Sakura.

 

- Tenemos problemas- dijo Kira irrumpiendo y recibiendo las miradas de todos los presentes- La señora Li, está muerta...

 

Sakura, poniéndose de pie, salió a gran velocidad hacía los aposentos de la matriarca Li, acompañada de Touya. 

 

-¿Cómo es posible?- se lamentaba Sakura- ¿Por qué ahora?  Cuando Shaoran no está aquí...¡¡Esto debe detenerse!! Primero, Kaho...ahora ella... ¿Quién seguirá después? Sin contar, que también pierdo a mis mejores amigos por la culpa de los demonios...por que ahora...

 

-Es muy tarde- dijo Spinel observando a los hermanos Kinomoto- este esperaba en la alcoba al lado de quien fue una vez, Ieran Li, a media voz, agregó - está muerta... su magia, la mantuvo con vida, todo este tiempo...pero dijo algo antes de morir...- Sakura se dirigió al cadáver de su suegra, quien parecía estar placidamente dormida, pero se pudo percatar que la mujer mas poderosa que había conocido en todo este tiempo, ya no existía.

 

Observó su cuerpo inerte.  Una lagrima salió de cada uno de sus ojos. Observó y tomó la fría mano del cuerpo.  Touya guardaba silencio pero no sin antes darse cuenta, que había algo distinto. Diferente se respiraba en aquella habitación.  No era la presencia de un cadáver.  Era algo mas.

 

-Sakura...- dijo su hermano apoyando su mano en el hombro de la mujer  que estaba al lado del cadáver.- tenemos que avisarle al concilio...a su familia...

 

-Déjenme sola con ella- dijo Sakura aun con la mano de la mujer tomada de la suya.

 

-Sakura...- dijo su hermano – no puedes hacer nada...está muerta...incluso las personas con magia, no pueden resucitar a los muertos...no pueden...

 

-Déjame a solas- dijo ella secamente pero sin observarle- deseo estar a solas...

 

Desistiendo ante la testarudez de la mujer, Touya se retiró de la habitación, seguido por Spinel.  Cerró la puerta detrás de si.

 

Se quedó en silencio por unos instantes, observando el cuerpo de la mujer.  Sus facciones no eran distintas. Seguía siendo lo que alguna vez fue: una mujer poderosa, matriarca de los Li y quien irradiaba respeto por las normas y las costumbres familiares.  También alguien amable y muy cordial.  Aquella mujer que tenía el tiempo para todo y para todos: conocía a todos aquellos ancianos dentro del Concilio. Conocía todas las costumbres, tradiciones, leyendas e historias acerca de hechiceros y magia.  Muy educada, de impecables costumbres y modales excepcionales.  Nunca la reemplazaría.  Nunca habría nadie que la pudiese reemplazar.

 

Conocía y tenía tiempo para cada uno de sus nietos (a pesar de que en China solo se permite un hijo por familia, la excepción por la búsqueda de un heredero para el Clan Li, había permitido una excepción para la familia de Shaoran).  No podía negar que no habrían dos Ieran en un millón de años. No negaba decir que Ieran fue, la madre que nunca tuvo o que si tuvo, pero que el destino le arrebató cuando solo era una pequeña.

 

 

*-*-*-*-*-*  varios días después  *-*-*-*-*-*

 

Ya habían pasado varios días.  No había vuelto a ocurrir situaciones paranormales en la residencia Li.   No había señales de los demonios.  Tampoco Sakura había podido ver a Kinad quien supuestamente continuaba encerrada en sus habitaciones.  Eriol dudaba mucho esta posibilidad pero si era cierta, no pasaría mucho tiempo antes de que la chica se revelara y le llevase la contraria a su padre.  Esto era sin saber que tan cerca estaba en lo correcto.

 

Touya continuaba con no dar su brazo a torcer y su humor, estaba cada día peor.  La vida en la residencia Li, con esos estados de ánimo no eran fáciles.  Cada día que pasaba, el estado de Sakura  era mas débil, debido a su embarazo y  a la preocupación que sufría por su hija y su esposo. 

 

Las pequeñas, Azalia y Alina, poco se daban cuenta de lo que pasaba, después de todo, eran solo unas pequeñas.  Spinel cuidaba de su amo y su señora a todo momento.  Eriol ahora con Tomoyo en casa y a salvo, su estado de salud y mágico había dado un giro de 180 grados.  Estaba su salud mucho mejor y siguiendo las indicaciones de Touya, realizaba un tipo de terapia para recuperar el movimiento en sus extremidades inferiores.

 

Mientras todo esto pasaba en la residencia Li, todo era mas o menos igual con los jóvenes viajeros.  No habían señales de ningún talismán cerca.  Estaban desesperándose.  Ya habían llegado a un pueblo dos noches atrás.

 

Algo había pasado.  Hotaru no hablaba con Sasha mas de lo que debía.  Con el tiempo, se había dado cuenta que Sasha era una chica apacible y divertida de pasar el tiempo.  Siempre la joven tenía las ganas de escucharle y saber todo lo que el joven le enseñaba.  También era atenta con él y se preocupaba.

 

Osamu en los últimos días, también estaba muy atento con la joven Li.  Varias veces los encontraban conversando y él siempre le regalaba una flor.  Esto hacía sonrojar a la joven pero quien le molestaba mas que todo esta situación era Touya G.  Por varias ocasiones, Kero evitó que el joven Hiraguizagua, saltara (literalmente) sobre su compañero de viaje y le rompiera la cara.

 

Touya G. Vigilaba todos los movimientos de sus dos compañeros de viaje. Pero no todo el tiempo tenía toda la atención de ellos.

 

Yuin por su parte, estaba bastante distraído.  Algo ocurría que preocupaba al joven de alguna manera. Siempre estaba en silencio y pocas veces hablaba.  Solo veía y no opinaba de nada.  Pocas veces respondía a lo que le preguntaban. Pero lo mejor de todo es que solo hablaba y le respondía a Kinad.  Él aun no comprendía como el pequeño guardián era tan inocente, dulce y apacible y no era del mismo temperamento que su dueña.  O era tal vez, que rara vez, Kinad mostraba ese lado de ella. 

 

Nadie aun, había visto la verdadera identidad de la guardiana en forma de gato.

 

-¿Qué es lo que te pasa?- preguntó un día Kero observando al joven desde la habitación del hotel donde se hospedaban y observaba por la ventana el anochecer.

 

-Algo se acerca Keroberos...- dijo Yuin- puedo sentirlo...

 

-¿Uno de los talismanes, tal vez?- observando al joven- ¿uno de los demonios?

 

-Sabes que no puedo detectarlos yo... Solo Sasha y Hotaru pueden...pero...- sacudiendo su cabeza.- no se...

 

-Seguro son los nervios que te traicionan...- dijo Nakuru observándole.- todo estará bien...-en ese momento, siente un abrupto movimiento de magia en el lugar.  Escuchó cuando algo cayó.

 

-¿Qué fue eso?- preguntó Nakuru.-

 

-Es...una carta...- dijo Kero mirándole y agregó- de seguro, Sasha practica con las cartas....

 

Yuin observando por la ventana, agrega.- mas bien, creo que la carta se le ha escapado...

 

-¿por qué dices eso?-preguntó Nakuru acercándose al alféizar de la ventana. Kinad en ese momento, se despierta.  

 

-Porque allí va Sasha siguiendo el rastro de magia...-señalando con su dedo- mira: se ha encontrado con Hotaru...- señalando al par- conversan.....y allá van..- hasta que se les pierden de vista.

 

-Debemos ayudarles- dijo Kero observando a Nakuru y a Yuin.

 

-no creo que sea necesario – dijo Nakuru- no es para que preocuparse... que ellos resuelvan- recostándose en la cama de la habitación.

 

-Lo que te pasa, es que eres perezosa....

 

-Cállate peluchito...

 

Mientras discutían ambos guardianes, Yuin volvió la vista a la ventana y observó el horizonte. - ¿Qué es esto que siento?- se preguntaba para si.-

 

-----*-----

 

 

-¿Como que activaste una carta por accidente? ¿viste cual era?-corriendo al lado de la joven con dirección a donde se había escapado.

 

-no-dijo ella corriendo hasta la plaza atrás del ente de la carta.  solo podían verla por el brillo color verdoso que dejaba en todo el trayecto.  En todo este tiempo, Sasha y Hotaru se llevaban mucho mejor.  Ya hasta comenzaba a respetar a la joven Li y admitía que ella era poderosa.  Pero algunas veces, no negaba que era distraída  y algo torpe.  Pero lo que si estaba claro es que comenzaba a respetarle.  En cierto modo, comenzaba a admirarla y a caerle bien. 

 

-Ojalá que no sea una de las cartas activas las de ataque...- dijo Hotaru decepcionado.  se detuvo y vio que la chica con báculo en mano, no se movía.  tenia la cabeza baja. - ¿que te pasa?

 

-Piensas que soy una inútil ¿no?- sin levantar la vista.

 

-¿Que?-preguntó el con la mirada en la chica. era mas alto que ella.

 

-Que piensas que soy una inútil que no puede dominar unas simples cartas que de por si, ya estaban selladas.-acercándose a la joven.

 

-No creo tal cosa- dijo el hablando bajo.

 

-si lo crees- dijo ella cuando unas lagrimas se deslizaban en sus mejillas.- si  no lo creyeras, no vivieras preocupándote por lo que hago o para donde voy o cualquiera de esas cosas.

 

-no lo hago por eso-dijo él mirándole.- solo quiero que aprendas un poco mas de disciplina ¿acaso no me dijiste que quieres ser líder de tu clan o líder del Concilio? tienes que tener disciplina para esas cosas- dijo mirándole- solo trato de ayudarte a llegar ahí....

 

-¿Ha...hablas en serio?- dijo ella mirándole a los ojos. esa noche había luna llena.  Hotaru se quedó hipnotizado, ante la mirada de la chica que era fascinante y como aquellos ojos verdes brillaban. Se sonrojó por unos instantes.  Nadie se explica lo que ocurrió a continuación.

 

 Tomó la mano donde estaba el báculo y dijo-claro que si lo creo..- de repente comenzaron a caer chispas de color verde en todo su alrededor. los dos estaban de pie uno frente al otro en medio del parque. 

 

Sasha se sonrojó mientras su corazón comenzaba a latir muy rápido. podía sentir su corazón latir mas de la cuenta ante la mirada del chico.  lo había sentido ya varias veces. por eso es que la decepción en el tono de su voz, le había lastimado tanto.  -eh...- el no podía pensar.

 

-¿Me quieres decir algo?-.preguntaba ella tan sonrojada como el. ni se percataban que "Brillo" jugueteaba a su alrededor desprendiendo su magia sobre y a su alrededor.  Estaba sonrojada. podía sentir como el calor subía a sus mejillas.

 

El solo hizo lo que su corazón le indicaba en esos momentos.  Los demás no estaban cerca.  estaban a solas. y ella estaba allí.  se acercó al rostro de la joven. ella se dejó llevar.  cerró sus ojos, mientras él le depositaba un sutil beso en la mejilla.

 

En ese momento, la personalidad de la carta se posa en el hombro de Sasha.  Pero esta mira a los ojos de su amigo y sonriéndole sutilmente dice- lo se... es aburrido- posándose la pequeña “criatura” en la palma de su mano- y que querías salir a divertirte, pero es hora de regresar- en ese momento, se vuelve una carta ante la mirada atonita de su compañero

 

Pero lo que sería la consecuencia de días después, sería el hecho de que no estaban solos.  Eso sería el inicio de una pelea bastante reñida en un futuro no muy lejano....

 

-Quien lo pensaría – dijo Sasha en su cabeza y sonriendo sutilmente- puede llegar a ser alguien amable...

 

Mientras Hotaru pensaba- Por Dios Santo ... ¿¿ que es lo que he hecho??? Es una chica.... ¡¡¡una chica!!!

 

*-*-*-*-*-*-*-*-*

 

En la habitación de los chicos.

 

Ingresando lentamente se vio cara  a cara con su amigo quien le observaba diciéndole- es nuestra noche libre y te desapareces- viéndole sentarse en un sillón- ¿Adonde fuiste?

 

-Una carta se soltó – dijo el joven. – fui con Sasha a ayudarle a sellarla... o a encontrarla...

 

-Vaya- dijo Osamu- ¿Una cita?

 

-No era una cita- dijo Hotaru mirándole- ¿Y tu adonde vas?

 

-me aseguras que no es una cita ¿No?

 

-Claro que no lo era...

 

-¿Y no sientes nada por ella?

 

-¿Qué tonterías dices???

 

-Lo digo por que te conozco...

 

-Pues estás muy equivocado...

 

-Bien- en ese momento tocan a la puerta.  Osamu cuando la abre se ve que es una chica de ojos verdes.  Esta se sonroja al ver a Hotaru tendido momentos antes en el sillón.  Este al verla se pone de pie inmediatamente.

 

-¿Estás listo?.- preguntó a Osamu.

 

-¿’Listo?-preguntó Hotaru.

 

-iremos a tomar un helado...- dijo Osamu- y a pasear por este pueblo... – meditando unos instantes- ¿quieres...

 

-no-dijo Hotaru mirando a ambos- vayan... que se diviertan.

 

-Bien- dijo su amigo observándole- nos vemos después...

 

Cerraron la puerta detrás de si, dejando a Hotaru solo.  Este miraba a la puerta por donde los chicos se habían ido y agregó- que me importa que anden juntos...- dirigiéndose a la cama- no me importa... nada de lo que esos dos hagan...

 

Pasaron dos horas y aun Osamu no había llegado. En ese momento, los ojos comenzaron a sentirse pesados, quedándose el joven dormido.

 

----------------------- al otro día ------------------------

 

-¡¡Vamos!!- decía Hotaru mirándole- Atácame...- mientras su oponente le observaba detenidamente.

 

-No quiero lastimarte niño- decía Touya G. En posición de ataque mientras los demás le observaban. Todos estaban allí a excepción de Osamu.

 

-Que aburrido- dijo Nakuru bostezando y observando a los dos jóvenes.-Mi Señor Touya, quiere que le ataque pero este no quiere...

 

-¿Qué esperas? No que eres el mejor? Atácame...

 

-basta Touya.- decía Sasha mirándole- deténganse...

 

-¿Cuál es su problema?-preguntaba Kero observando a la hija de su ama, tratando de evitar la discusión entre ambos jóvenes. Incluso estaban en posición de combate....

 

-Quien sabe ya que es lo que les pasa...- dijo Nakuru observándoles- últimamente discuten por todo... por la comida, por los turnos...

 

-Por la chica- dijo Osamu apareciéndose detrás de los guardianes.

 

-que complicado- decía Yuin observando al par en posición de ataque.  El y Kinad observaban uno sentado al lado del otro mientras Gali comía una uva.-¿Quién ganará?

 

-¡¡nadie ganará!!- decía Sasha escuchando el comentario de Tukishiro – porque ninguno de los dos pelearán- interponiéndose en medio de ambos.- ¡¡ya basta!!

 

 -No te metas en esto- dijo Touya sin observarle- esto es cosas de hombres...

 

En ese momento se escuchó la risa estruendosa de Nakuru quien tratando de controlarse agregó- pero si lo que veo es a un par de niños...

 

-Cállate Nakuru –dijo Touya bastante molesto. Y mirando a Hotaru dijo- Nunca la tendrás...¿Me escuchas?

 

-No necesito tu aprobación...

 

-¿Qué es lo que nunca tendrán?- preguntaba Kero.

 

-Quien sabe- dijo Yuin.- en los últimos días están discutiendo por todo.

 

-Ya basta ustedes dos- dijo Sasha aun en el medio de ambos chicos y con una gota en la cabeza.- por favor deténganse...

 

En ese momento, Hotaru se detuvo y observó por unos instantes a la chica de ojos verdes. Esta le devolvió la mirada.  Deteniéndose por unos instantes y olvidando que Touya G, estaba allí esperando que alguien atacara para iniciar el enfrentamiento con espada.  Ella llamó al báculo y solicitando la “Fly” card, ambos chicos se subieron al báculo y pronto estaban dirigiéndose a lo desconocido.

 

-Será mejor que te quedes aquí- dijo Kero a Nakuru- con los chicos...yo iré a ver que es lo que pasa...- transformándose en Keroberos.

 

-¿Crees que hayan detectado un talismán ?.- preguntaba Osamu.

 

-Nadie sabe que pasa...-dijo Nakuru.

 

*-*-*-*-*-*-*-*-*

 

-oye- decía Hotaru sujetado de la cintura de la joven mientras volaban por los cielos- quisiera disculparme por lo de anoche...- dijo finalmente.

 

Sonrojada pero que el chico no veía dijo- ¿Ah?

 

-Lo de anoche- dijo el también sonrojado- ya sabes... no debí...de...ya sabes...

 

-Ah comprendo- dijo ella mirando hacía adelante- no tiene importancia... fue solo un beso de amigos...

 

-¿Ah no?

 

-no- dijo ella mintiendo.- es que, como me sentía tan deprimida...y esa tonta Brillo, hizo de las suyas... y tu solo...pero ¿somos amigos, cierto?

 

-Cla....claro – dijo Hotaru mirando el pelo de la joven – amigos...

 

-Bien- dijo ella y guardó silencio por unos instantes.

 

-Escucha: yo...- comenzó a decir el chico cuando un grito se escuchó que provenía de cerca de allí.

 

-¿Qué fue eso?

 

-Vamos a ver- dijo el chico señalando de donde provenía el grito.  En ese momento, un brillo de luz plateada fue vista por ambos jóvenes de cómo ascendía a los cielos.

 

-Es por allí- dijo la chica señalando el lugar de donde el brillo se desvanecía.

 

Descendiendo buscaron a su alrededor. Hotaru dijo- Siento la presencia poderosa de magia...

 

-¿Estás bien?- dijo Sasha a un joven de algunos veinte años que se encontraba en el suelo- ¿Te lastimaron?

 

-¿De donde salieron ustedes?- preguntó observando a ambos jóvenes- ¿y que es eso?- señalando el báculo mágico de la chica.- ¿Quiénes son?

 

-Solo estábamos jugando y te escuchamos gritar ¿te encuentras bien?

 

- si...- dijo el hombre mirándoles- gracias- dijo a la chica ayudándole a ponerse de pie al hombre.

 

De repente, comenzó a sentir un calor insoportable.  Aun su mano estaba en las del sujeto. Comenzó a sentirse muy mareada.

 

En ese momento Hotaru observó a su compañera. Su rostro estaba mas pálido. Distinto.. fue cuando sintió la fuerte presencia de energía maligna en el sujeto..

 

Sin darle oportunidad a reaccionar, en ese momento, la chica desaparece no sin antes el demonio (que era la verdadera identidad del sujeto) desaparecer con la chica.  Quedando solo el báculo que se convirtió en llave.

 

-No. No te la llevarás.- dijo Hotaru tratando de impedirlo, pero fue muy tarde- ¡¡¡ Rayos!!!- gritó que fue escuchado por los alrededores.

 

En ese momento, tanto Keroberos pudo sentirlo: la presencia mágica de la elegida había desaparecido.

 

-¿Qué ha pasado?- preguntaba Gali- ¿Dónde se ha ido tía?

 

-¿Tía?-preguntaba Yuin.

 

-Sasha- dijo Kinad, sintiendo lo mismo- Se ha... ido.

 

*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*

 

Comentarios de la autora.

 

Miles de disculpas están en orden: para Andrea, para Claudia y Diana... (ellas son las que mas me presionaron) pero está aquí.... por fin ¡¡¡Capitulo 14!!!! Justo a tiempo.... gracias a Naiko por su apoyo tb...

 

¿Qué opinan de la ida de Kinad? Jejejeje igualita a su padre, en algunas cosas aunque el dice que es a su madre (eso se ve en todas las familias) .... lo de Sasha y Hotaru.... esos si son tiernos... y la salida le molestó, aunque no quiera admitirlo...

 

Que cruel es el destino!!! Se han llevado consigo a la elegida...  pero no se preocupen que muchas respuestas serán respondidas... no podrán encontrar lo que buscan sin la aprobación de la joven. Pero ¿Cómo la malvada y diabólica Hibari lo hará??? Ya verán.

 

La rutina

 

Comentarios, dudas, tomatazos a Sakura_journal@yahoo.com

 

Chaito n___n

 

PD: prometo no tardarme tanto esta vez para el capitulo 15