"Los siete talismanes de la Luz"

"Los siete talismanes de la Luz"

Por Crystal

 

Capitulo XVI: “El retorno de la Justicia: Secretos, bebés y mentiras”.

 

*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*

 

 

- ¿me harán un chico?-preguntaba la pequeña Li sorprendida- ¿Cómo es eso posible?

 

-Eso es fácil- dijo Hibari tranquilamente mientras la pequeña continuaba dentro de la esfera- los talismanes tienen muchos poderes; por eso, fueron escondidos en los cuerpos de jóvenes humanos.  Por lo que parece, una de las divinidades, pensó que estarían bien seguros dentro del mismo Concilio de Hechiceros- aquí Sasha le observaba- o en todo caso, bajo la protección del Concilio...

 

-pero ¿Por qué no quieren que los obtengan ustedes?

 

-Por el simple hecho de que queremos hacer este mundo, nuestro hogar... las divinidades no quieren competencia... es todo...

 

-Quisiera ver a mi padre- dijo la pequeña- le quiero preguntar lo que me dijeron antes.  Acerca de que él no estuvo cuando yo nací.- dijo ella- solo quiero eso...

 

-Muy bien- dijo ella mirándole- ven conmigo- extendiéndole la mano, la cual, la chica tomó...

 

*-*-*-*-*-*-*-*-*-*

 

-Ya llegamos – dijo Goshe con la joven en sus brazos. Aparecieron en el jardín, de la casa Li.  Estaban cerca del lago.

 

-Es hermoso.- dijo Salia desde los brazos del demonio.- nunca me había percatado de la hermosura de estos jardines...

 

-¿Estas segura?- dijo Goshe observándole- para ellos, tal vez, serás una traidora... no puedo dejarte con ellos...

 

-No pertenezco en ninguna parte- dijo Salia mientras el joven la depositaba en el suelo, apoyada del tronco del nogal, delante del estanque.- no soy de los tuyos, pero tampoco soy humana.  Ya no mas—dejando de abrazar al joven con su brazo.- vete.  No quiero que tomen represalias en tu contra...

 

-¿por qué me pides que te deje? No se porque, pero no soy completo sin ti... me has cambiado... – dijo el tocando con su mano la mejilla de la joven y observando a través de esos profundos ojos azules.- no lo soy.  No puedo dejarte...

 

-Mi padre,  es una buena persona, pero...traicioné su confianza y la de los Li—comenzando a sollozar- no se que pasará conmigo pero acepto toda la culpa.

 

-Yo soy tan culpable como tu.- dijo el mirándole- déjame quedarme contigo.- ella negaba con la cabeza.

 

-No- dijo ella- no puedo dejarte hacer tal cosa. Entiende algo: somos de dos mundos totalmente distintos... no soy como tu.  Ya no... tu no puedes vivir entre nosotros... por eso, Hibari quería el talismán...

 

-No es así.- dijo Goshe- quiere abrir un portal... transformar el mundo en su hogar.  Destruir este hermoso mundo- mirando el pacifico jardín – es hermoso. Tal y como está. Ella quiere llenar de su odio.  Todo aquel odio que lleva en su corazón. Si lleva tanto odio, lo transformará en un lugar, frío, templado, negro y lleno de odio. El hombre se destruirá a si mismo.   Vengarse también de los Li.

 

-Si es así como dices, no necesitará a mi prima por mucho tiempo...- dijo tratando de ponerse de pie. –tengo que decirles a los demás...

 

-¡¡Espera!! Si te ven, tal vez, quieran tu muerte...- retractándose- es decir, son tu familia y todo lo demás pero ...

 

Tocando la mejilla del joven con su mano y sonriéndole sutilmente, dijo- lo se... pero debo de enfrentarlos sola... necesito que te vayas... vete lejos. Lejos de Hibari, lejos de cuando abra el portal.  – soltándose de su mano dijo- ya no eres como ellos tampoco... pero no eres, ser humano.

 

-Una vez lo fui, puedo serlo de nuevo...

 

-prefiero enfrentar mi destino sola. Goshe: escúchame. Siempre ocuparás un lugar en mi corazón, pero por favor: ve a donde no puedan encontrarte... por favor...

 

Ante esto la atrajo contra su cuerpo y la abrazó.  Le miró en su rostro y sonriéndole dijo- Eres alguien especial Sakura Amelia ¿Lo sabes, no?

 

-No soy alguien especial.  Solo se que, debo de seguir mi destino... y el mío es la redención... aun no comprendo tantas cosas, pero si estoy, confundida.  Tan confundida, que escogí el camino equivocado y casi traigo con eso, la muerte de mi madre y de mi padre... creo que eso no me dará el perdón con ellos...

 

-¡¡Salia!!- se escuchó esa voz desde la izquierda del jardín.  Ambos observaron como Cathy se acercaba corriendo para encontrarse con su hermana.  Ambas eran parecidas físicamente.  Cathy sonreía ante la presencia de su hermana en el lugar. Conocía bastante bien su interior para percatarse, que, no era una persona mala.  Esa parada a aquella distancia era, su propia sangre.

 

-Será mejor que te vayas- dijo Salia volteando a Goshe- vete...

 

-No te olvidaré.- dijo Goshe- volveré...

 

-Mejor, no lo hagas- dijo ella- tengo mucho que enfrentar... contigo a mi lado, creo que no podré...

 

Goshe depositó un beso en sus labios.  Cathy avanzó hasta donde ellos estaban.  Suficiente, para sentir con su intuición lo que Goshe le entregaba a Salia, su hermana, con aquel beso.  Todo aquel sentir que su corazón profesaba.

 

Sin separarse de su beso, Goshe desapareció de la presencia de ambas hermanas dejando a Cathy con Salia.

 

-Hermana- dijo Cathy contenta de verle bien y abrazándole- No sabes lo alegre que estoy de tenerte junto a mi...

 

Salia correspondió por unos instantes a su abrazo y permanecieron unidas un buen rato.

 

Por el escándalo que hizo Cathy pronunciando el nombre de su hermana, Yukito y Kia pudieron ser testigos del encuentro y el abrazo entre las dos hermanas.

 

-¿Crees que todo estará bien ahora?-preguntó Kia observando la escena entre ambas hermanas y abrazada a Yukito.

 

-Nunca lo sabremos- dijo el gentil profesor- es incierto  decir que pasará con Eriol; Salia, traicionó su confianza y abandonó un lado, para irse para el incorrecto. No puedo negar que, la confusión y la duda, además de tantos secretos, aportó mucho a la decisión de la joven...

 

-Pero ella salvó a su madre... la trajo cuando la vio en peligro...

 

-No podemos negar ese hecho.  Pero ante los ojos de Eriol, ella no es la misma pequeña que vivió a su lado... ahora, hay que esperar la decisión de Eriol...

 

*-*-*-*-*-*-*-*-*-*

 

-La verdad, que estoy asustada.- decía Nakuru observando desde las alturas.-  El no encontrar un avión disponible y el estar volando en pleno día y bajo nuestras verdaderas identidades, me tiene histérica.

 

-Mi padre, de seguro encontrará una solución a todo esto- dijo Touya G, mientras montaba en el dorso de Keroberos.

 

-¿Estás bien?-preguntaba Yuin a Kinad, mientras el primero, viajaba en la espalda de Gali en su verdadera identidad.  Una hermosa bestia de alas blancas y de color blanco, mientras en su frente llevaba incrustada una gema de color azul agua.  La joven viajaba gracias a la carta vuelo.

 

-Si- dijo ella mirándole.  Su rostro estaba pálido y bastante sudoroso. –estoy bien... solo es el sol...

 

-¿Quieres que nos detengamos a descansar?- preguntó Nakuru desde su posición. Hotaru y Osamu también viajaban con el grupo.  Osamu iba con Yuin, mientras Osamu iba con Yuin en la espalda de Keroberos.

 

-No... – dijo la joven. – estoy....- en ese momento, pierde el conocimiento precipitándose a gran velocidad a tierra.  Había perdido el conocimiento.  Tan bien el báculo perdió su identidad y se transformó en llave.

 

-¡¡Se va a matar!! – Gritó Ruby Moon.

 

-¡¡Cuidado!!- dijeron los demás.

 

Nadie sabe como pasó pero Yuin también caía precipitadamente a la tierra.  El avanzaba y mientras esto ocurría o en su propio precipitado intento de salvar a la joven, se dejó caer, en un impulso de la espalda de la guardiana que gritaba en las alturas “Mami, Mami”.  De un momento a otro, fueron testigos de cómo al joven, su pelo comenzaba a crecer y a volverse plateado y como unas alas aparecían en su espalda y como un extraño brillo de color blanco brillante le rodeaba.  Este descendía a rápida velocidad y hacía piruetas para acelerar su caída antes que la misma de la joven Kinomoto..

 

Los demás también descendían a alta velocidad, pero no como el joven descendía. De un momento, estaba debajo de la joven haciendo con esto detenerse en los aires y sostenerla en sus brazos, no sin antes, verse en la precariedad de caerse por no lograr el equilibrio necesario.

 

Por suerte, al descender lo hicieron en un claro donde no habían vivienda ni se veían seres humanos.

 

En sus brazos yacía la joven Kinomoto.  Él no supo como pero cuando los demás descendieron estaban sorprendidos.  Incluso Keroberos estaba impactado ante lo ocurrido.

 

-¿cómo pudo pasar esto?.- preguntaba Osamu sorprendido.

 

-¿Cómo está mi Mami? ¿Mami? Despierta- decía Gali.  Nakuru tomaba a la joven Kinomoto de los brazos del joven Tukishiro y lo observaba sorprendida.

 

-¿Cuándo aprendiste a hacer eso?-preguntaba  Keroberos.

 

-No... lo se.- incluso el tono de su voz era mas grave.- ¿Qué pasó?

 

-Kinad peligraba y tu te lanzaste- dijo Osamu observándole. – es la primera vez que veo que un niño pueda hacer eso...

 

-Creo que es mas que eso- dijo Hotaru, pero preocupándose por la joven Kinomoto, preguntó a Nakuru- ¿cómo está?

 

-ES el sol.  Le dio insolación.  Estábamos volando demasiado alto... estará bien después  que descanse y se refresque...

 

-Ey ¿de donde salieron estas alas?-preguntó observando que tenía alas detrás de su espalda.

 

-Es la sangre de Yue.- dijo Keroberos- presentas habilidades como las de Yue pero lo tuyo, se enfoca en congelamiento... tienes alas porque eres hijo de dos guardianes... al ver a Kinad, en peligro, te lanzaste sin pensar en las consecuencias...

 

-¿Yuin?- dijo Kinad observándole y escuchando todo lo dicho por Keroberos – gracias...- cerrando sus ojos.

 

El joven Tukishiro se sonrojó y sonrió sutilmente mientras Osamu se burlaba de su rostro enrojecido. 

 

*-*-*-*-*-*-*-*-*-*

 

Hotaru despierta todo sudado en la cabina de una avioneta. Mira a su alrededor y se pregunta si es un sueño o una pesadilla. Siente en un momento, colgado de su cuello y escondido debajo de sus ropas, la llave mágica de Sakura, mientras, las cartas estaban en el bolsillo de su pantalón.

 

Habían encontrado tres horas antes, en una ciudad, una pista privada de aviones privados.  El piloto de una de aquellas naves cuando supo que eran de Hong Kong y que al llegar allá le pagarían tres veces el valor del combustible para aquel viaje, no se resistió en “Dar Ayuda” a aquellas personas.  Aunque en un principio dudó, el rostro y los encantos de Nakuru lo convencieron. Les tomó dos horas convencer al sujeto y media hora antes, Ya estaban camino a casa.  Kinad dormía asientos mas adelante.

 

-¿Qué te pasa?-preguntaba Osamu sentado a su lado.- ¿Estás enfermo?- observando su rostro- estás muy pálido.

 

-Creo que tuve una pesadilla, es todo- dijo el joven.  Sintiéndose bastante acalorado.- solo una pesadilla...

 

-Ya lo dijiste – dijo Osamu observándole- llegaremos a Hong Kong en cuarenta minutos...- observándole-. Según escuché decir a Hiraguizagua, Yukito Tukishiro nos esperará en la terminal del aeropuerto...

 

-Bien-dijo el joven acomodándose en su  asiento. Osamu se distrajo mientras miraba por la ventana.

 

Pero Hotaru, pensaba en aquel extraño sueño que acababa de tener. Era muy extraño.  Pudo ver a una mujer hermosa.  Le parecía conocida.  Pudo ver a Sasha tomar su mano. Parecía que momentos antes, conversaban.  Pero estaba bastante vago e incompleto las imágenes.

 

-¿Qué rayos pasa?.- se preguntaba inquieto el joven.- ¿qué ocurre?- sacando la llave del interior de su ropas y observándola.

 

*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*

 

-Kinad- decía Touya ingresando de repente a la alcoba de la joven- Tenemos que .... ¿Qué pasa aquí?

 

En ese momento el doctor Kinomoto ingresaba acompañado de Melody quien observaba absorta la presencia que se encontraba en esos momentos en la alcoba de su hija, bajo su verdadera identidad.

 

-Buenas tardes- dijo la presencia haciendo una reverencia- ¿Cómo están?

 

-¿Quién eres tu?-preguntaba Kinomoto observándole- ¡¡Respóndeme!!- ante esto, la presencia comenzó a asustarse, ante la  situación y la ira que podía leer en los ojos de aquel hombre que se encontraba allí.  El sujeto o el padre de su ama, estaba bastante enojado.

 

-¡¡Touya!!- decía Melody molesta y dándose cuenta que la actitud de su esposo, estaba asustando a la criatura.- lo siento... dime pequeño...- pero antes de que pudiese preguntarle “su hermana” entraba en esos instantes, atraída por la forma de hablar de Kinomoto.

 

-¿qué es lo que ... ¿Yuin?- dijo Kia ingresando en la habitación y observando a la aparición- ¿Por qué se parece a mi hijo?- ahí se percató que no era su hijo, pero si le daba bastante gracia que se pareciera a su hijo, observando con una sonrisa al pequeño- ¡¡Que criaturita mas graciosa!!

 

Melody también le sonreía mientras Kinomoto estaba tan rojo de la ira que sus puños estaban cerrados.  Tratando de mantener la calma, dijo- ¿Dónde está?-preguntando por su hija.

 

-Mi creadora está .. con los otros elegidos...- dijo la presencia, sin observar directamente a Kinomoto.

 

-¿Eres el Espejo, no?-preguntó Kinomoto. Pensaba en la casualidad del uso de esa carta por parte de su hermana años atrás para despistar al joven cuando tenía 17 años.  La presencia le daba la impresión de que su propósito era el mismo.

 

-Si, señor Kinomoto- dijo la criatura.

 

- ¿Hace cuanto se fue?- preguntó de manera cortante.

 

-Hace unos días...- dijo la criatura.

 

-¿Touya?-preguntó su esposa cuando lo vio silencioso- ¿Estás bien?

 

-De tal palo, tal astilla- dijo Kinomoto- ¿Por qué no me percaté que haría algo así?- dijo bastante enojado y volteando a su esposa, dijo- Esta actitud, la sacó de ti... por tu dejarla ir y  hacer lo que quiera...- apuntándole con un dedo.

 

-Será mejor que dejes de apuntarme- dijo ella bastante molesta- y esta actitud, no la sacó de mi, mas bien de su padre.

 

-¿Qué insinúas?- preguntó el doctor. Kia observaba con una gota, tanto a uno como al otro.

 

-Lo que entiendes, si tu hija se comporta de esa manera, es porque lo sacó de ti. No de mi.

 

-¿Ah si? Pues tu no eres un angelito que digamos... además, sabes muy bien que TU HIJA es un tanto independiente y no me escucha, por la tanta libertad que le das...

 

-Si TU HIJA es tan liberal, es porque alguien quiere frenar sus impulsos... además, eres demasiado sobre protector y celoso con ella.

 

-¿Acaso me dices que debo de ser mas liberal?-preguntó Kinomoto-mira las consecuencias: marchándose a sabrá Dios donde con quien...

 

-No se fue con quien.  Anda buscando la manera de ayudar a su prima... es algo noble.

 

-¡NOBLE!! ¿NOBLE? ¿Quieres decirme a mi, que es noble salir a mitad de la noche de su casa días atrás y dejar ante todo una carta activada para que no la descubriésemos... ¡¡Pero la idea la sacó de mi hermana!! O de.... ¡¡Hiraguizagua!! Él está detrás de todo esto... – respirando profundo- Lo voy a matar a él y a ella, cuando aparezca... .- mirando a los presentes bastante molesto.  Ya hasta la presencia del espejo, se escondió detrás de Kia. -bueno, suerte para nosotros, que no hay otro como ella... esa niña, con su actitud,  me saca canas verdes...

 

-¿Ah? ¿qué quieres decir?- preguntaba Melody alzando el tono de su voz - ¿Acaso me dices que no quieres otro hijo?

 

-¡¡Pues no!!- dijo Kinomoto alzando el tono de su voz- ¡¡lo ultimo que me faltaría es otro mas, con tu actitud!! ¡¡y bajo la influencia de TU HIJA!!

 

-Si alguien me lo hubiera dicho antes de casarme contigo, que esa era tu actitud con tu propia hija, tal vez, no me hubiera casado contigo...-bastante molesta y cruzada de brazos.- además no puedes decir que tu hija hace lo que quiere y es impulsiva a sus ideas, es porque se parece a mi.. o debo de recordarte quien propuso matrimonio y se casó con quien, aquel día... nos casamos por un impulso de nuestra parte, pero me lo propusiste- ahora ella apuntándole con la mano derecha mientras con la izquierda descansaba en su cintura.

 

-¿Qué quieres decir con eso? Sabías que era así, antes de casarme... contigo.

 

-¡¡pues bien!!- dijo ella enojada- Tanto niegas a nuestros hijos, me llevaré a mis hijos conmigo.... me voy a América y te dejo.- dijo ella con lagrimas en sus ojos...

 

-¿Ah Si?

 

-¡¡SI!!- dijo ella mirándole bastante decidida y triste- Y para tu información,  no nos volverás a ver... ¡¡puedes asegurarlo!! A ninguno de los tres- dijo esto ultimo con su voz entrecortada y corriendo fuera de la habitación.

 

Kia observó a su “cuñado” unos instantes y Touya dijo, recapacitando - ¿Acaso dijo “tres”?

Tocando el hombro del medico,  dijo- Por lo que parece, has cometido el error mas grande Kinomoto (y yo que pensaba que eras perfecto).- saliendo de la habitación acompañada de la aparición para enseñárselas a los demás.

 

Sentándose en una silla cerca de él, dijo- ¿Acaso es lo que pienso que es?  ¡¡Demonios!! Este temperamento mío.   – alborotando su cabello con sus manos. Se cubrió su rostro con ellas.

 

*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*

 

 

-¿Melody? – dijo Sakura ingresando a su alcoba- ¿Estás bien?- viéndole llorar mientras entraba todo de golpe en una maleta- ¿Qué haces?

 

-Me voy a casa- dijo Melody observándole.- me voy...

 

-pero ¿Por qué?- preguntó bastante alarmada mientras su cuñada se limpiaba las lagrimas de su rostro y continuaba empacando su ropa.  Sakura cerró la puerta detrás de ella - ¿Estás bien? -. Acercándose.

 

-Tienes suerte- dijo sonriéndole pero no como se sentía en esos momentos. Era mas bien una sonrisa sarcástica- Shaoran, acepta los hijos de ambos con tanta alegría... otros, mientras...- sentándose en el borde de su cama.

 

-Melody ¿Ha pasado algo que deba saber?- apoyando sus manos en sus hombros- eres como mi hermana.  Eres la esposa de mi hermano y tenemos un lazo mas profundo que solo el matrimonio de ustedes...

 

-¿Qué cosa es eso?-preguntó ella a media voz.

 

-Trajiste al mundo, junto a mi hermano, una chica tan fuerte e inteligente, que nos salvo de dirigirnos hacia un futuro en el que todos, dejaríamos de existir...- abrazándole.  – tu hija, nos salvó de un futuro en el que yo estaría muerta... y Yue también...

 

-¿Cómo es eso posible?- dijo ella mirando a Sakura aun con lagrimas en sus ojos.- ¿Cómo....

 

-No lo se.- dijo Sakura- solo por lo que ella contó a Eriol y lo poco que me dijo a mi... Kinad es una chica fuerte.  Pero ella en el pasado, salvándonos a nosotros, murió en brazos de Touya y Eriol- aquí Melody abre los ojos de la impresión- verla morir, de esa manera, dio a Touya una perspectiva sobre protectora y mas que todo, que todo lo que Touya ama tiende a sobreproteger.- limpiando su rostro- o ¿Acaso crees que conmigo fue facil? Touya tuvo poderes, podía sentir cuando salía de la casa y lo de Shaoran y todo lo demás.  Para él, su hermana siempre estaba en peligro.  Esto no cambió después de casarme con Shaoran... incluso después, le seguía reclamando de que yo no era lo suficiente feliz (Cosa que él sabía que era mentira) o en todo caso,  sobreprotegerme hasta mas no poder.  Es su forma de expresar cariño.  Él sufrió tanto la muerte de nuestra madre.  Y aun después de la muerte, podía verla.  Ella venía cuando la situación se ponía difícil y solo ella lograba verla.  Yo nunca.  Él le prometió a mi madre y mas tarde, a  mi padre, de que protegería todo aquello que era querido para él... es su forma de ser...

 

-Niega su propia hija, Sakura- dijo Melody poniéndose de pie- es insufrible- cerrando la maleta.- no voy a permitir que sufran ni mis hijos ni yo... mucho menos, él.

 

-No creo  que hayan sido las intenciones de mi hermano- dijo Sakura- no es excusándolo por ser mi hermano. Pero lo conozco.  Tu también lo conoces...  algo que le hizo recordar ese doloroso pasado, debió de haber ocurrido para él tomar esa defensiva...

 

-Mi hija ha elegido la magia... después de todo lo lleva en la sangre.  Touya desde un principio se mostró insoportable y mal humorado.  Pero ¿De quien es la culpa que mi hija ame la magia? ¿nuestra hija? Lo lleva en su sangre, tanto de su lado como del mío.... pero eso, tu hermano, parece no verlo.

 

-¿Acaso, dejaste de amarlo?- Preguntó Sakura de manera sutil y certera- ¿Lo has hecho?

 

-Sakura: amo a tu hermano mas que a cualquier persona de este mundo.  Creo que, cuando Pao Tsu nos creó a mi y a Kia, no creo que tenía en mente, de que amaríamos tan locamente...Lo conocí en la universidad y este sentimiento nunca desapareció; después... lo reencontré en las montañas aquélla vez.  Volví a America y él fue detrás.  Creía que estaba viendo visiones cuando lo vi venir por el pasillo del hospital de Chicago. – cerrando sus ojos mientras su pelo rubio cubría sus mejillas al movimiento de ella de bajar su cabeza y abrazándose a si misma.-. acepto su forma de ser.  Pero que reniegue a su propia hija, no- comenzando a llorar-  pero si lo amo. Con todo mi corazón . 

 

-Sakura- dijo una voz desde la puerta que había escuchado aquella conversación- ¿Nos permites un instante?- abriendo la puerta para que su hermana saliere por ella.

 

-Por supuesto-. Dejando a ambos esposos a solas.  Antes de salir le dijo a su hermano –No la dejes ir; se que lo lamentarás...

 

-Sal de aquí, monstruo.-dijo Touya y esperó a cerrar la puerta.  De frente a Melody y observó la maleta hecha en la cama y dijo- ¿Qué significa? – señalando al lugar.

 

-Lo que piensas: -dijo ella con voz decidida- me voy a casa en América...

 

-Dijiste que tu hogar no iba a ser cualquier otro lugar, que no fuese donde yo estuviera... ¿o no lo decías en serio?

 

-Sabes lo que pienso- dijo ella – pero sabes también que algunas veces tienes una actitud algo...- tratando de calmarse- creo que ya entiendo el porque... las razones—mirándole con ternura.

 

-¿Cuáles razones son esas?

-La muerte de nuestra hija, en tus brazos- en ese momento, Touya la mira con melancolía, confusión, razonamiento y tristeza, además de sorprendido- Si, Sakura me lo dijo: me dijo que nuestra adorada hija, murió en tus brazos, tratando de cambiar el futuro.

 

Cerró sus puños y bajó su rostro. Mechones de su pelo rozaban con su cara.- murió sin importarle el morir, solo por salvarnos.  No quiero que aquella que murió en el futuro, sea quien muera después... no quiero vivir eso de nuevo.

 

Los brazos de su esposa le rodeaban mientras su rostro estaba apoyado en el pecho del hombre.  En esta posición, escuchaba sus latidos y su respirar- Lamento que tuvieras que pasar por eso... pero sabes que no me gusta verte tan alterado y mas, con nuestra hija.  Por lo máximo, no soporto cuando la niegas... sabes que se parece demasiado a ti...

 

-Pero tiene partes de ti...- dijo él, mirándole con ternura y mas calmado.

 

-No lo niego- dijo ella apuntándole con el dedo pero en una situación distinta.  Era mas de broma que otra cosa. – pero es mas, tu sangre que la mía...- sonriéndole- admítelo: Se parece tanto a ti, que sientes a veces, que discutes con un espejo...

 

Exhalando dijo- Esa monstruo me sacará canas verdes- aun abrazado de la mujer pero ahora, desde la cintura de ella y mirándole el rostro dijo - ¿es cierto lo que me dijiste hace unos momentos? ¿otro hijo?

 

-Así es- dijo ella mirándole a los ojos- No se como pasó... nos protegimos tan bien... no pensábamos tener otro hijo.  Siempre lo discutimos.  Que sería solo Kinad.  Pero ....-sonrojándose.

 

-¿Quieres otro? ¿querías otro?- preguntó Touya leyendo el pensamiento de la joven- ¿Otro bebé?

 

-Es de nosotros- dijo ella – y será nuestro.- aferrándose a su cuerpo- solo nuestro...

 

-¿Sabes una cosa? Te amo tanto... que si te perdiera, creo que me volvería loco... – besándole la frente.- tanto, tanto, tanto... – ahora buscando sus labios.

 

-Touya:  basta- dijo ella mientras él le besaba ahora en el cuello y con ello, la seducía- este no es el momento...

 

-No hay mejor momento que el presente...  – dijo él colocándola sutilmente en el lecho.- además tenemos mucho que celebrar...

 

-¿Ah si? – preguntó ella.

 

-Si: la bienvenida de un nuevo Kinomoto y que estamos juntos.  Con nuestras locuras y nuestra alocada hija.  Creo que no la quisiera de otra manera. – besándole.

 

Sakura escuchaba todo aquello desde el otro lado de la puerta y sonrió.  Tocando su abdomen estuvo pensando en lo que su hermano había dicho: los hijos son efecto, un espejo: espejos del amor de las parejas y que llevan en cada uno la forma de ser de sus padres impregnados en la sangre.

 

Entonces, fue cuando el temor se apoderó de ella y un presentimiento invadió su corazón: algo no andaba bien.  Algo no estaba bien. Pensó en Shaoran y por unos instantes temió lo peor.  Pero después, fue desapareciendo el temor por el bienestar de su esposo. Cerró sus ojos y sintió bien profundo.  Sintiendo su energía, su presencia en su alrededor y su poder, que solo Shaoran Li, podía irradiar, donde quiera que estuviese y que provenía de alguna parte.  Pero después, pensó en su hija; pensó en la actitud de Kero cuando ella preguntó por su primogénita.

 

-Ella, no lo piensa dos veces antes de ayudar... antes de preocuparse por todos...- pensaba Sakura mientras el temor le invadía mas y mas.  Comenzaba a avanzar por el pasillo de aquella casa.  Buscaría a Kia o a Yukito.  Tenían que aclararle este presentimiento que se apoderaba de su ser.-  se preocupa y ama a su padre.  Hace lo que sea por complacerlo y ser perfecta... por ser aprobada ante la vista de Shaoran... por ser el ... hijo perfecto. No lo pensará dos veces por dar su vida por él....- y ocurriéndosele algo, acelera su paso por aquel inmenso corredor- Ah no... por favor, que mi presentimiento no sea cierto.

 

Sakura estaba mas cerca de la verdad, de lo que ella quisiera admitir en aquellos momentos.

 

*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*

 

Las puertas de aquella habitación se abrían, dándole paso a una pequeña de ojos verdes.  Estaba oscuro y ante su ingreso, acompañada de Hibari, observaban a su alrededor ahora que las luces o iluminación de alguna parte de hacía presente.

 

-¿Padre?- preguntaba la pequeña al ingresar.

 

La vista de Shaoran Li se concentró de donde venía la voz de la pequeña. Mirándole como si fuera parte de un espejismo.  La chiquilla se acercaba hasta una distancia menos de un metro.

 

-No te acerques- dijo Hibari- tiene un campo de fuerza mágico a su alrededor... puedes lastimarte...

 

Shaoran no comprendía.  ¿por qué ella le advertía a su hija lo que ahí había?

 

-retíralo- dijo ella mirando a su padre y repitió- Retíralo por favor...

 

Parecía que era la primera vez, que Shaoran Li observaba a su hija con otros ojos.  Era mas parecida a Sakura que lo que él jamás vio.  Su parecido físico, su corazón bondadoso y desinteresado era de Sakura. Pero su actitud, aquella actitud de mando, no lo negaba era de él...

 

Hibari observándole a ambos, hizo un ademán con su mano, retirando el campo mágico de Shaoran Li.  Sasha dio dos pasos adelante y Shaoran al no sentir la magia de Hibari, se atrevió a acercarse abrazando de rodillas a su pequeña.

 

-¿Estás bien?-preguntaba el mientras le abrazaba.- ¿No te ha pasado nada?

 

-Estoy bien- dijo ella dejándose abrazar y lo abrazó por unos instantes pero después, separándose dijo- ¿Estas tu bien?

 

-Estoy ahora mejor- colocando su mano derecha sobre el rostro de su hija y observándole y cerciorándose que no estuviese lastimada- ¿Cómo llegaste aquí? ¿no te han lastimado?

 

-La señorita Li está aquí, ante tu presencia Shaoran, porque quiere hacerte una pregunta... ¿no pequeña Sasha?

 

Shaoran miró el rostro de Hibari con rencor.  Algo estaba tramando. Algo era porque estaba demasiado tranquila y la presencia de su hija en el lugar y sin estar lastimada, le preocupaba.  Aunque si sabía que era su hija en realidad.  Era su aura. Era su presencia mágica.  No como cuando Hibari se hizo pasar por Sakura.  El aquella vez, se llevó de las apariencias.  Ahora podía sentir que era su hija.

 

Shaoran observaba ahora a su hija.  Ella tenía el rostro serio y parecía que estaba asustada. Se mordía el labio inferior con la mandíbula superior, como suele hacer cuando algo le preocupa o le confunde.  Conocía a su hija como la palma de su mano.

 

-Papá: ¿Quién es Kao Seng?

 

Shaoran se quedó estático.  Las pupilas de sus ojos, se dilataron. Ese nombre.  Ese nombre que por mas de nueve años, no había escuchado nunca.  Excepto cuando Hibari y ese Shemyuki lo molestaban.  Observaba a su hija, incrédulo y colocando su mano en su mejilla preguntó- amor ¿Quién te dijo ese nombre?- tratando de mantener la compostura.

 

-Se que conoces el nombre porque tu mirada cambió ¿Quién es Kao Seng?

 

-Es alguien malo que alguna vez, nos molestó a tu madre y a mi... nos trató de separar...- mirándole con determinación y tratando de ver comprensión en los ojos de su hija.

 

-Es algo mas.  Lo presiento... no me mientas...- comenzando a sollozar.

 

-No te miento...

 

-Mi vida, ha estado llenas de mentiras y secretos desde un principio- dijo Sasha mirándole con determinación- ¿Cómo se que me dices la verdad?

 

-porque soy tu padre; jamás te mentiría...

 

-no es cierto... ocultaste mi existencia.. mi destino de mi... y ocultaste la verdad acerca de Kao Seng... de que él es....

 

-¿Es quien? ¿Sasha? ¿Quién es Kao Seng?

 

Su hija se separó bruscamente de él, Hibari se acercó a la pequeña y tuvo una actitud protectora con ella, apoyando sus manos en sus hombros.

 

-¿Qué fue lo que le dijiste? ¿Eh? ¿Qué cosas les has dicho? ¿qué mentiras, bruja maldita??- dijo Shaoran enojado.

 

-¿es ese acaso, la manera de dirigirte a mi en presencia de la pequeña?- preguntó ella mientras Sasha lloraba.- le dije la verdad... acerca de Kao Seng...

 

-¿qué pudiste tu decirle acerca de él, que la hiciera ponerse de esa forma?

 

-No es lo que yo dije.  Son los hechos, los que hablan.  Dos años de misterios.  Una desaparición.  Nunca fotos de la pequeña Sasha de bebé.  O cuando, cumplió su primer año... la falta de Shaoran Li en sus vidas... de su madre y ella....

 

-Sasha Escúchame:- Dijo Shaoran- se que cometí un error en no contarte de tu pasado... pero, soy tu padre... jamás te diría o haría algo para hacerte sentirte mal; a ti, a tu hermana o a tu madre.  Kao Seng es alguien que las separó de mi vida.- aquí Sasha lo observaba, pero las lagrimas salían aun de sus ojos- Yo soy tu padre, siempre lo he sido... Kao Seng solo quiso alejarte a tu madre y a ti, de mi...

 

-Quiero el trato- dijo Sasha observando a su padre- haré el trato...- Hibari sonrió triunfante.

 

La chica por los poderes de Hibari, desapareció de aquella sala, dejando solo a Shaoran con Hibari.  Esta ultima, observándole dijo- Las mentiras, los secretos y el odio, son armas poderosas, Shaoran Li.  Mira lo que los secretos provocaron: tu propia hija duda de la verdad que alguna vez existió.   Ocultarle ese penoso y triste pasado de tu vida, ha sido un arma de uso a mis propósitos...  ¿Ves lo que las mentiras traen consigo?

 

-Te mataré-dijo Li observándole mientras ella levantaba nuevamente su campo mágico- Te mataré.  Lastima a mi hija, y te juro que no veras siquiera el infierno a donde irás... te haré sufrir que me desearás que te mate.... te lo juro.

 

-Que actitud tan vengativa- dijo Hibari- actitud como esa, convierten a hombres normales o a hechiceros, en demonios como nosotros, Shaoran Li.  Desapareciendo de su presencia.

 

*-*-*-*-*-*-*-*-*-*

 

Sasha lloraba desconsoladamente.  – todo era mentira. Todo en lo que creí...

 

-Pequeña Lobo: nada de lo que es verdad, puede ser una mentira- escuchó provenir una voz de alguna parte.

 

-¿Quién.. quien está ahí?- observando de donde pudo provenir aquella voz.

 

-Es hora de darle fin a todo el secreto; a todo el misterio.  A todas tus dudas... a tu destino...- una figura en ese momento, se hizo presente.

 

Pudo ver que, al igual que su voz, era la presencia de una mujer.  Una mujer muy hermosa.  Pero, aunque parecía mujer, le daba la impresión que no era, un ser normal.

 

-¿Quién eres tu?- dijo ella observándole sorprendida y limpiando sus lagrimas.

 

-Te conocí cuando eras una bebé- dijo la mujer- me llamo Justicia... o me dicen justicia....

 

-¿Justicia? ¿qué clase de nombre es ese?

 

-Es el nombre que me asignaron...- dijo sentándose a su lado- te he visto... te he cuidado todo este tiempo.  Pero esta prueba no solo es tuya...

 

-No... comprendo- dijo la joven mirándole.

 

Ella sonrió ante la inocencia de la chiquilla y dijo- un don se te fue obsequiado cuando aun eras una bebé.  Fue colocado en ti porque eres perfecta.  Eres la combinación exacta entre la verdad, la pureza y el amor.  ¿Qué mejor lugar que tu interior, que tu corazón, para ser el hogar del primer talismán?

 

Leyendo la expresión de su voz y adivinándolo preguntó- ¿Eres tu acaso, la responsable de todo esto?

 

En ese momento, la mujer sonríe.  En otro lugar , lejos de ahí, un chico de 13 años comenzaba a desaparecer sin ser percibido por sus compañeros de viaje.

 

-eh ¿Qué rayos pasa?- pudo llegar a gesticular cuando ya se encontraba al lado de la joven Li y frente a Justicia.  Esta ante su presencia, sonrió.

 

-¿Hotaru?-preguntó la pequeña observándolo a su lado.

 

-¿Sasha? ¡¡Sasha!! – dijo abrazándole y después de unos segundos separándose de la chica y diciendo en voz menos interesada- que bueno que estás bien- dirigiendo su mirada a otro lado.

 

Justicia sonrió por unos instantes y dijo- tal como tu padre y tu madre, aquí está tu combinación perfecta...

 

-¿Combinación perfecta? ¿de que rayos habla?- dijo Hotaru en su habitual actitud.

 

-Ustedes dos, fueron elegidos para darle un fin a esta historia... Sasha, tienes en tu interior el poder necesario para ponerle fin a todo esto... de tu lado- en ese momento las Sakura Cards salen del bolsillo del joven y se colocan en la mano de la joven Li, sorprendiéndose ella misma y Hotaru- también, tienes el poder de tu madre y el de tu padre... tal y como fue predestinado.

 

-¿Quieres decirnos que, todo esto, estaba destinado?

 

-Algunas cosas, si.  Otras no.  – dijo Justicia- todo esto fue predestinado.  Excepto que unos incrédulos humanos llamados científicos, activaron la puerta de la dimensión en donde estaban todos esos demonios encerrados.  Unos tan antiguos como nosotros.  Otros, mas recientes...

 

-Como Hibari- dijo Sasha.-  pero no comprendo... ¿Por qué nosotros? ¿por qué yo?

 

-Por el simple hecho de que tienes los padres mas poderosos de toda la historia de la magia o de los buenos... sabiamos que, el primer talismán, encerrado en alguien como la hija de Shaoran Li, era el mejor modo de protegerlo y de saber que jamás caerá en manos equivocadas...

 

-¿Cuál es la importancia tan radical del talismán? – preguntó Hotaru- ¿por qué tanto interes en el?

 

-Porque es la llave para el mundo de donde vienen Hibari y Shemyuki...- dijo Sasha- es para ellos poder vivir aquí...

 

-¿es eso cierto?-preguntaba Hotaru

 

-si y no- dijo Justicia- va mas allá de eso... tienes dentro de ti, una llave, pero también... un arma. Una arma tan poderosa, si cae en las manos equivocadas...

 

-¿Un arma?. – observando a Sasha mientras ella observaba a la mujer incrédula- ¿Qué arma?

 

-El poder que tienes dentro de ti, es capaz de... aniquilar a los enemigos de la humanidad... como los...

 

-Demonios- dijo Sasha mirándole- por eso Salia, regresó a ser quien es...

 

-Si.- dijo Justicia- pero el uso de ese poder, requiere demasiada energía del ocupante...- dijo Justicia enseriando el tono de su voz.- demasiada de tu vida, se ve agotada...

 

-Por eso es que, ella puede usar hasta tres cartas al mismo tiempo- dijo Hotaru analizando todo aquello- Yue nos lo advirtió.  El uso de tanta magia puede llegar a agotarte de tal manera, que, llegues a morir...

 

-¿Ese es el precio?-preguntaba Sasha- pero ¿por qué apareces ahora?

 

-Porque me percaté de que, estabas a punto de entregarle eso a Hibari... no podemos permitir eso...

 

-¿Es cierto eso? –preguntaba Hotaru- ¿le ibas a dar el talismán a esa bruja?- observando a su amiga con sorpresa.

 

-Quiere hacerme lo que siempre mi padre ha querido- dijo Sasha.  Hotaru no comprendía.- podrá hacer que nada de esto, haya pasado...

 

-¿Al precio de que Sasha? ¿de tu vida? ¿de la vida de tu padre? ¿de la de tu madre?

 

-NO – dijo la pequeña- solo la mía. La que tengo ahora...

 

-Tu duda me preocupó tanto- dijo Justicia- siempre te estamos vigilando y cuidando... pero el cambio de estos hechos, me hicieron determinar mi intervención...

 

-pero ¿Por qué ella? ¿por que la escogieron a ella?- preguntó Hotaru.

 

-Por la pureza de su corazón y por ser uno de los descendientes de los hechiceros mas poderosos... sabíamos que iba a estar bastante protegido. Pero no contábamos con la intervención de Hibari y su egoísta venganza en contra de Shaoran Li.

 

-tengo una pregunta ¿Es Shaoran Li, mi verdadero padre?

 

-¿Qué clase de pregunta es esa?- preguntaba Hotaru sin comprender- ¡¡Claro que es tu padre!!

 

-Tu no lo sabes- dijo Sasha a Hotaru- tu no sabes nada.  Acabas de llegar a la casa... ¿Qué leudes saber tu acerca de los secretos de mis padres?- comenzaban las lagrimas a salir de sus ojos y dirigiendo su mirada a Justicia dijo- ¿Y bien? ¿lo es?

 

-¿Qué clase de pregunta es esa?- preguntaba Justicia- ¿qué es un padre? ¿eres y llevas acaso, o no, el apellido LI? ¿Acaso tu padre no te ha protegido y te a amado como un padre debe de amar a su hijo?

 

-Si- dijo Sasha- pero son tantos secretos; tantas mentiras; no se que es verdadero de lo que no es...

 

-No creo que tu duda debería nublar tu juicio- dijo Hotaru cruzándose de brazos.  Sasha le miraba.- Te he visto junto a tu padre, y puedo decirte que te pareces a él... como puedes decir que no lo es...

 

-Hibari dijo cosas... tantas cosas....

 

-¡¡Claro que tenía de decirlas!!- dijo Hotaru- Es una bruja mentirosa que busca lastimar a tu padre y a todos aquellos que son Li.  Está en su naturaleza; pero no en la tuya, creer todo lo que te digan ¿Qué tan ingenua eres??

 

-NO soy ingenua.- dijo Sasha.- veo los hechos  a mi alrededor y son demasiadas las coincidencias...

 

.- bien- dijo Justicia, tomando una decisión ante la negatividad de la chica- te llevaré atrás- observándole- te llevaré a donde todo comenzó.  Verás cosas, hechos y lugares, pero no estarás sola... – mirando a Hotaru- ambos irán... veras con ello de quien eres hija... tu duda continua... no importa que te digamos, siempre existirá esta duda- enseriando su rostro- veras por todo lo que tus padres tuvieron que pasar para ser quienes son hoy en día... y comprenderás tu destino en todo esto... pero, cuando regreses a esta realidad, no estaré....

 

-¿No te volveremos a ver?

 

- no- dijo Justicia.- si tomas la decisión correcta- poniéndose de pie- ambos son una misma mitad- observándolos y a la vez, ellos observándola a ella- no estaba escrito todo esto, pero por lo que parece, uno de los talismanes, te eligió a ti como su mitad en esta lucha... unidos serán mas poderosos... que separados... pero Sasha: ten cuidado, el uso del poder, no puede salir de tu control. Tu vida, está en riesgo... eres mas susceptible a tu muerte que Hotaru...

 

-¿por qué es eso?-preguntó el joven.

 

-Por el poder que ella encierra... – dijo Justicia sonriendo- pero se que, después de que veas tu pasado, pensarás en una decisión diferente- ha ese momento todo se volvió oscuro.  Sentían como la tierra se movía de sus pies y daban vueltas incesantes.

 

Estuvieron unos momentos bajo este estado hasta que cayeron en un lugar donde había parecía una casa. Estaba a oscura.  Parecía un patio o un jardín de algún lugar.

 

Cayeron al suelo de aquel lugar. Estaba húmedo.  Ambos observaron a su alrededor.

 

Hotaru le ayudó a ponerse de pie. Observaban donde estaban.  Era de noche.  Estaba oscuro y podían sentir el sonido de grillos y de pasos lentos a su alrededor.  Escucharon y observaron  como un sujeto, alto comenzaba a arrojar pequeñas piedras en una ventana.

 

-¿que significa todo esto?- preguntaba Sasha.  Hotaru estaba tan confundido como ella- ¿en donde estamos?

 

-No parece ser Hong Kong, eso es seguro- dijo el joven observando lo mismo que la jovencita.  De un moemtno a otro, vieron a una joven asomarse por la ventana.  Escucharon la conversación que le siguió.

 

-¿Qué haces aquí y a estas horas?-preguntaba la joven al sujeto que le llamaba.  Sasha reconoció aquella voz.

 

-Baja por favor-decía el joven -tengo algo que darte.-mirando a su hermana desde la ventana.

 

-Ya voy-dijo la chica, cerrando su ventana y bajando las escaleras silenciosamente y abriendo la puerta.

 

-¿No es ese el doctor Kinomoto?- preguntó el chico.

 

-Es mi tío Touya ¿qué es todo esto? ¿Con quien habla? Su voz se me hace familiar.

 

Vieron cuando la chica salió de la casa.  Hotaru pudo notar el parecido con Sasha, excepto que esa chica aparentaba tener 20 años.  Fue cuando comenzó a comprender.- ¿no entiendes? Son tu madre y tu tío...

 

-¿Mi madre? ¿esa es mi madre? – colocándose cerca y  detrás de ellos, pero por una extraña razón, no eran percibidos por ellos.

 

Escucharon cuando Touya habló por fin y dijo: -¿no podré hacerte desistir, verdad?

 

-Hermano-.dijo ella-. Sabes que no seré feliz al lado de otra persona que no fuese Shaoran ¿por qué no puedes entender eso?

 

-Si lo comprendo-dijo el hombre mirándole y ambos chicos escuchando- ya estas grandecita y puedes tomar tus propias decisiones pero ¿qué te dice que este es la correcta? ¿qué te dice que serás feliz al lado de el? ¿qué el te hará feliz?

 

-No lo se-dijo ella- mi corazón me lo dice; como el tuyo dijo que te casaras con Melody, el mío me dice que mi felicidad será al lado de Shaoran...

 

-¿Quieres caminar?-saliendo del camino entre su jardín y saliendo a la vereda-vamos-dijo mirándole- te servirá bien caminar un poco.  Ambos chicos, los siguieron.

 

Ella siendo convencida por el joven, caminaba a su lado, después de varios minutos en silencio, dijo: -Yukito me contó una vez cuales eran las intenciones de Clow de involucrarlo a el en nuestras vidas: era para que él te amara; pero no contaba con que él te querría, cierto, pero como a una hermana.  

 

-Lo que Clow no contaba-dijo la joven- es que Yue le gustaba alguien mas-mirando a su hermano- que ahora que lo mencionas: ¿eras tu aquella persona especial de Yukito al final o hablaba de Kia, su verdadero y olvidado amor?

 

-¿De que hablan?- preguntaba Sasha- mi madre estaba destinada a estar con Yukito ¿Con ese Yukito? Pensando en aquel profesor que tanto le agradaba y que era parte de su vida...

 

-¡¡Que comentarios son esos Monstruo!!-dijo el joven pasándole la mano por la cabeza como solía hacer cuando ella era solo una chiquilla- en fin, ya eso está en el pasado.  El es feliz con Kia...

 

-Y tu lo eres con Melody ¿cierto?-mirándole el rostro mientras continuaban su caminata.

 

-Al lado de ella, me siento como un chiquillo de nuevo-dijo el joven- es un sentimiento inexplicable y descriptible al mismo tiempo, es algo maravilloso y mas si nos amamos tanto- y su hermana, ante tal respuesta se le quedaba mirando con el rostro de que no comprendió nada y agregó: -no puedes saberlo-dijo él aclarándole- aun no has estado con nadie de esa manera...

 

-Se nota que tu tío ama a la señora Sakura- dijo Hotaru como comentario- y se nota que, la señora Sakura, ama a tu padre, Sasha.

-Pero con Shaoran, me siento así, hermano-dijo la aludida sin comprender el ultimo comentario de su hermano.

 

-Pues por su bien, espero que no-dijo el mirándole sutilmente hasta que vio en la expresión del rostro de la joven, que por fin había comprendido el comentario.

 

-¡¡hermano!!-dijo Sakura roja de la vergüenza- no pensé que tu...

 

Tanto Hotaru como Sasha encontraron gracioso aquel comentario.  A pesar de su corta edad, si lo comprendieron. Hasta se sonrojaron sutilmente.  Pero ahí escucharon a Touya decir algo.

 

-Tranquila Sakura-dijo el joven sonriendo sutilmente- te casarás mañana, no con alguien mejor, pero si lo harás y espero que seas muy feliz...-volteándose a la joven y abrazándole.

 

-No digas eso-dijo la joven- sabes que él incluso dejó el Concilio por mi-dijo ella- no quiero que ande haciendo sacrificios pero si lo hizo.

 

-¿Dejó el Concilio por mi madre?- preguntaba la joven - ¿Lo dejó por ella? Es por eso, que todo en casa es tan complicado... que mi padre no sea exactamente el líder pero que... realiza todas esas funciones..

 

-Espero que lo sepas valorar-dijo Touya, dejando de abrazarle- sepas valorar esta oportunidad de ser feliz.

 

-hermano-dijo ella, camino nuevamente a su casa-¿te has sentido alguna vez mientras has estado casado como que Melody no te cuenta todos sus secretos?

 

-Al contrario-dijo el joven- tenemos tantas cosas en común que nuestra vida, mas simple no podía ser; tratamos de decirnos todo para que mas adelante, ese secreto no nos lleve a algo peor que el fracaso en el matrimonio y es la desconfianza.-viendo el rostro dudoso de su hermana dijo para alegrarle- ¿has sabido algo de los “recién casados”? como amistosamente se refería a Eriol y a Tomoyo.

 

-Si-dijo ella- Tomoyo estuvo esta tarde en la casa tratando de medirme el traje de bodas-dijo la joven- es precioso; aun ella tiene su talento de niña como una vez lo tuvo.  Su madre ha pedido ayuda a costureras para los detalles mas incómodos por su estado ¿cómo están los bebés?

 

-Saludables-dijo el joven- son dos niñas y un varoncito-dijo el joven.

 

-Mis primos- dijo Sasha sonriendo- Tomoyo aun espera a mis Primos...

 

-Por lo que parece- dijo Hotaru.

 

-Si-dijo ella- lo se. Me lo dijo cuando una de sus ayudantes recogía un poco el escote del vestido.  Y siempre se llamaran Touya, Sakura y Sonomi.  Como ella quería desde un principio.

 

-Lo lamento por quienes se llamen Sakura y Sonomi-dijo el joven mirando adelante

 

-¿Por qué dices eso?

 

-Porque serán un par de monstruos-dijo el joven mirando hacia delante.

 

-¡¡que no me digas monstruo!!-dijo la joven y pensando en lo ocurrido el día del juicio y el extraño sujeto, dijo- ¿crees que alguien se atrevería a atacarnos mañana?

 

-¿Qué?-dijo él -¿crees que alguien nos atacará mañana??-y mirando el rostro de su hermana dijo-¿qué sabes tu, Sakura? ¿qué es lo que ocurre?

 

-No nada-dijo la joven- solo pienso que con todo lo ocurrido, algo podría presentarse ¿no? Algo que hiciera que se cancelara la boda...o peor.

 

-Creo que son nervios que te hacen decir eso-dijo el joven- te casarás a las seis de la tarde, ¿qué podría ocurrir?

 

-Tienes razón-dijo la joven- nada podría pasar- y dejándole en la entrada de su casa dijo: -muchas gracias.  Me divertí mucho hablando contigo.

 

-¿Estas mas tranquila?-preguntó el joven.

 

-Si mucho mejor- y dándole la espalda- buenas noches -entrando a su casa y al cerrar la puerta.

 

 

-Buenas noches, Sakura- y caminando de regreso a donde dejó el vehículo, escuchó una voz que dijo-¿no pudiste, cierto?-mientras un espíritu le miraba con ternura.

 

-Verla de esa forma, tan feliz me recordó a ti-dijo el joven mirando al espíritu- fue verte de nuevo con vida...simplemente no puedo negarle esa felicidad. Aun no comprendo porque quieres que no lo hiciera ¿por qué no quieres que se case con Li?-mirándole- de la ultima persona que esperaba esta reacción es de ti.

 

-¿Quién es esa mujer?.-preguntaba Hotaru - ¿Quién es?

 

-Es mi... abuela- dijo Sasha- es el fantasma de mi abuela- dijo sorprendida- es la primera vez, que la veo... era hermosa.

 

-Hay cosas que es mejor dejarlas ocultas-dijo el espíritu- pero quiero que sepas algo: ella y todos ustedes estarán siempre bajo mi protección. No importa las circunstancias. Siempre estará protegida.  Ya no hay mas nada que hacer- desvaneciéndose delante del joven.

 

-¿Qué le preocupa tanto a ella que tenga que ocultarlo?- preguntaba Hotaru.  Touya se montó en su vehículo y se fue del lugar.

 

-No lo se- dijo Sasha- se muy poco del pasado... de mis padres... y mas de lo que tiene que ver con todo esto...

 

se volvió todo negro nuevamente.  Cuando se hizo claro estaban en un departamento.  Vieron allí a ...- ¿mamá?- observando a Sakura.

 

Sakura, entraba sola al departamento.  Vio cuando su madre encendía la luz del comedor, y se percató que esta se asustó muy fuertemente, pues sentado en la silla que se acostumbraba a sentarse Shaoran, estaba un hombre que leía un libro que parecía muy antiguo.  Ella reaccionando a sus instintos dijo: -váyase de aquí o llamaré a la policía.

 

Él solo le sonrió y dijo: -hola, Señora Li-

 

-¿Quién es el sujeto?- preguntaba Hotaru- porque parece que tu madre lo acaba de reconocer...

 

-No se- dijo Sasha- no lo conozco.

 

-¿Usted?-dijo Sakura-¿era usted todo el tiempo? Pero ¿por qué?

 

-Mi querida Sakura-dijo el poniéndose de pie y acercándose a la joven- ha llegado la hora.

 

-No comprendo-dijo ella- usted por lo que parece conoce a mi esposo; conoce a Shaoran; incluso le saludó ese día con tanto respeto ¿por qué?

 

-No creas que hago esto para molestar a Li; hago esto por que un trato es un trato ¿cierto? Además que te lo dije el día que bailamos ¿no?

 

-Parece que odia al señor Li, pero ¿Qué tiene que ver la señora Sakura en todo esto?- preguntaba Hotaru.-

 

-Si pero yo no le reconocí-dijo Sakura, alejándose del hombre- no pensé que...no me puedo ir; no ahora ¿qué pensarán todos? ¿qué pensará Shaoran? No puedo irme sin decirle nada...- Sasha escuchaba todo esto sorprendida. ¿por qué este sujeto quería que su madre se fuera con él? ¿quién era ese individuo?

 

-Tienes que irte conmigo ahora, o después será muy tarde; recuerda que todo esto, es para salvarle la vida a tus amigos-dijo él mirándole- ¿acaso no quieres salvarles?

 

-¿Qué? ¿Sin decirle nada a nadie? ¿así nomás?

 

-Ese fue nuestro trato- cambiando su semblante a uno mas serio y de que perdía la paciencia- cúmplelo.

 

-pero...

 

-No hay peros-dijo el- sabías las consecuencias cuando hicimos el trato; ahora cumple tu palabra o ve a tu familia y a tus amigos morir;  uno por uno... pero primero: sella la bestia del sol en el libro.

 

-¿Trato? ¿Salvar a sus amigos? ¿qué pasa aquí?- preguntó Sasha en voz alta.  Tanto ella como Hotaru estaban sorprendidos.

 

-¿Qué yo haga que?-dijo ella sorprendida- yo no puedo hacer eso...no se como.

 

-¿Sellar a Kero? ¿por qué? – se preguntaba la joven.

 

-En la contracubierta del libro. Donde descansa la bestia del sello. Hay un conjuro. Recítalo y la bestia dormirá nuevamente...

 

-¿por qué?-preguntaba Sakura.

 

-No tengo por que darte explicaciones querida- tomando su rostro por el mentón- busca el libro y hazlo.

 

-Deja a mi madre en paz- dijo Sasha enojándose ante la actitud del sujeto.  Pero este y Sakura, no se percataban de la presencia de los chicos. 

 

Haciendo lo que Kao Seng le indicaba, fue a la biblioteca y sacando el juego de cartas y el libro mágico del librero, lo abrió; en efecto, estaba en tres pequeñas líneas un conjuro.  Kao Seng, la siguió y desde la puerta del estudio dijo: -hazlo.

 

Con lagrimas en sus ojos y su corazón entristecido dijo lo que decía allí:

 

“Guardián que guardas los poderes de la oscuridad,

regresa ahora que la oportunidad abierta está: regresa a resguardar

Y a vigilar, hasta que el justo amo regrese a reclamar, los poderes de esta noche estelar”

 

 

-¿Kero?-mientras observaba la portada del libro de las cartas y pudo ver la figura de Kero en su portada como le había visto, años atrás.  Temiendo lo peor, miró atrás pero no vio a Yue en ella.  Respiró aliviada ante esto, pero que no fue notado por Kao Seng.

 

-Tenemos que irnos-dijo el al ver esa parte de su plan completado.

 

-¿Alguien mas sabe lo que está haciendo o son intereses personales?-mirándole desafiantemente y él se acerca a ella, estando a centímetros de su cuerpo.  Internamente, Sakura estaba muy asustada.-  aun no comprendo esto ¿por qué lo hace?

 

El hombre en vez de responderle, le arrancó la cadena dorada que tenía la llave del báculo mágico,  e inmediatamente, tomó la mano de la joven la cual tenía el anillo de los Li y tratando de sacárselo mientras la joven se negaba.

 

-No-decía ella con lagrimas- es mi anillo. Es un regalo de Shaoran.

 

-Déjalo-dijo el mirándole y terminándoselo de sacar- a donde vas, ni siquiera lo recordarás.

 

-Adonde quiera que vaya-dijo ella desafiantemente-siempre le recordaré...-terminando de sacar el anillo y colocándolo en uno de los muebles, él le detuvo-.

 

-Mamá- dijo Sasha comprendiendo algo con lagrimas en sus ojos - ¿acaso este es...

 

-¿Quién? ¿quién es?-preguntó Hotaru.

 

-Es Kao Seng- dijo Sasha observando a su madre llorar y a aquel sujeto.

 

-No-dijo el respondiéndole a Sakura-aquí no- en el recibidor. En la mesa dejarás esas cosas...

 

-¿Por qué?-dijo ella

 

-haz lo que te digo-volteándose y caminando a la puerta- no necesitaras nada de aquí.  Lo dejarás todo....- Sakura miraba por ultima vez el estudio pero caminó a su alcoba y mirando alrededor, tomó un pañuelo de bolsillo de su esposo, que tenía una S bordada y lo entró en su bolsillo.  Salió sin decir mas nada y se marchó con Kao Seng del departamento.

 

Se encontraron Sasha y Hotaru en otro lugar.  Hay estaban presentes, ese sujeto a quien Sasha presintió que era Kao Seng. A su lado estaba en esos momentos una joven. 

 

-Debemos irnos en un par de horas-dijo Kao Seng, mirando a Xiyu la cual salía de una habitación -¿se lo tomó?

 

-Tuve que mezclarlo con un poco de agua para que lo bebiera.  Se negaba a comer o beber cualquier cosa...

 

-¿en cuanto tiempo comenzará a tener efecto en ella?

 

-En mas o menos una hora y media se verá el cambio total- y mirándole mientras recogía unos documentos –¿está seguro que quiere hacer esto?

 

-Por supuesto que si. Con ella, la primera parte del legado estará asegurado.   Lo otro, vendrá después.

 

-¿Los papeles de ella llegaron?-preguntó la joven.

 

-Hace como cinco minutos-dijo el hombre. – pasaportes falsificados listos...

 

-¿adonde iremos?-preguntaba Xiyu.

 

-América del sur-dijo el hombre-el país aun no lo tengo decidido.

 

Viendo el documento de Sakura dijo: -por lo que veo no usará su propio nombre, en ella.

 

-¿Qué no lo usará? ¿Qué quiere decir? ¿adonde se lleva a mi madre?

 

-Lo escucharás.  Ten paciencia- dijo Hotaru indicándole.

 

-En este momento, deben haber boletines de su desaparición....debemos ser precavidos y no llamar la atención ¿crees que esa poción combinada funcione?

 

-Claro que si-dijo Xiyu- seguí sus indicaciones: el color del pelo será diferente; al igual que ya sabe que.  Además- sacando de su bolsillo unos espejuelos- con esto agregado, no le reconocerá nadie.

 

-¿Cómo resultó todo en Hong Kong?-preguntó el hombre.

 

-Como lo planeó-dijo la mujer- la explosión en su casa de campo, y el cuerpo que apareció hacen creer que fue usted: para el concilio, Kao Seng, está muerto.

 

-Perfecto-dijo el hombre- como lo planeé.

 

Viendo nuevamente el documento de Sakura dijo- aquí hay un error-dijo la joven Xiyu- aquí dice que su apellido es Kao y que es su esposa ¿no lo corrigió?

 

-Esas fueron mis especificaciones-dijo el hombre sin mirarle- ella es mi esposa.

 

-No, no lo es-dijo ella- no es su esposa; ya ella tiene esposo.-. en ese momento Kao Seng se le acerca, le agarra por el cuello y le amenaza.

 

-Querida Xiyu, por tu bien, entierra ese secreto en lo mas profundo de tu corazón: si todo funciona, ella es mi esposa; así que asegúrate que se beba el resto de la poción.-soltándole su cuello.

 

-Si señor- dijo ella asustada- discúlpeme usted-.viendo al hombre salir por la puerta.

 

Xiyu regresó a la puerta de la habitación en que estaba Sakura, quien con la poción, se quedó dormida y pudo ver, que estaba funcionando. Su pelo cambiaba de color; retirándole la ropa que llevaba puesta, encontró el pañuelo y le escuchó susurrar el nombre de “Shaoran”. Xiyu, guardó en su pantalón el pañuelo y terminó de vestirle y le dio el resto de la poción.

 

-¿Ahora que?- preguntó Sasha del lado de su madre que estaba inconsciente.

 

-Esperar- dijo Hotaru.- es todo lo que nos queda...

 

Despertando una hora después, como estaba previsto, Sakura se encuentra en un lugar desconocido para ella. Sasha ve cuando recobra el conocimiento. Puede ver el rostro de Kao Seng y de Xiyu.  Su cabeza está confundida y mareada.

 

-Señor-dijo Xiyu fijándose- ya despertó.

 

-¿Quiénes son ustedes? ¿Dónde estoy? ¿qué me pasó?

 

-Te encuentras en casa, cariño.-dijo Kao Seng.-

 

-¿Cariño? –dijo ella- ¿quién es usted? ¿por qué me duele tanto la cabeza?

 

-¿Cariño?- dijo Sasha- ¿Por qué?

 

-Acaso no entiendes? Por lo que parece, el le hace creer que es su esposa...

 

-Estábamos de vacaciones aquí pero caíste hace dos días... has estado inconsciente desde entonces.

 

-¿En serio?-dijo ella- pero ¿quién eres tu?-mirándole fijamente.

 

-¿No te recuerdas de mi?-preguntaba él, alegando sorpresa.

 

-Ni siquiera se quien soy-dijo la joven- no me siento muy bien...

 

-En su condición no puede estarlo...-dijo Xiyu- mi nombre es Xiyu y soy su acompañante. Su ayudante y su servidora.... usted es mi señora, Kao Riyu.

 

-¿Riyu?-dijo ella- ¿están seguros? A mi no me suena como mi nombre....

 

-Xiyu? – pregunta Sasha.

 

-Claro que estamos seguros, mi amor-dijo Kao Seng- ahora descansa que tenemos que ir al aeropuerto en menos de una hora. Xiyu-saliendo de la alcoba- ayúdala a estar lista.

 

-Si señor- y saliendo dijo la joven- vamos a vestirle para que podamos irnos de este país.  Le ha traído mala suerte.  La suerte es que con la caída, no perdió al bebé.-

 

-¿Qué?-dijo Sakura -¿Qué yo que?

 

-¿No lo recuerda señora? Está esperando un bebé del señor Kao Seng....

 

-¿Estamos casados?-dijo ella sorprendida.

 

-¿Un bebé?.- preguntaba Sasha sorprendida.

 

-Por lo que parece, esa bebé eres tu...- dijo Hotaru mirando la sorpresa en el rostro de su amiga—Alejan a la señora Sakura del señor Li, todo para un plan que no sabemos cual es... esto era lo que Justicia quería que vieras.  Por esto, tal vez, es tu duda. Tu confusión.  Es un secreto que viéndolo tan doloroso para tu padre, no le es alegre para el despertarlo nuevamente.

 

-Por supuesto que si-dijo Xiyu a Sakura.  Sasha y Hotaru escucharon de ahí en adelante sin interrumpir.- ¿le pasa algo raro?

 

-No me lo creerás Xiyu: pero no creo eso; no recuerdo nada.-mirándole con detenimiento.

 

-Pues créalo: Está casada con el señor y espera un hijo de él y regresaremos a casa.

 

-¿Dónde estamos ahora?

 

-En Japón-dijo ella mostrándole por la ventana la imagen a la distancia de la Torre de Tokio- nos iremos en menos de una hora.  Tiene que beberse esto. –colocándole un frasco en sus manos-es un medicamento que dejó el médico: supuso que con la caída, perdería la memoria: pero ya estará mejor, si no deja de beberla jamás ¿de acuerdo? Yo estaré aquí para ayudarle-retirándose de la habitación.

 

-¿Lo cree?-preguntaba Kao Seng a la salida de la habitación.

 

-Está ahora mismo muy confundida-dijo ella sin mirarle- le estamos colocando recuerdos que no existen; cambiando su apariencia, sentimientos y memorias con la poción.  Dale tiempo.

 

En ese momento, Tanto Hotaru, como Sasha, se ven en otro lugar.  Era oscuro y no tenía forma.

 

Todo lo que fue descubierto en esos momentos tenía sorprendida a Sasha.  Esta dijo.-esto lo explica... porque nunca habían señales de mi existencia cerca de mi padre. No como Alina.

 

-Y por lo que parece, había desde Kao Seng, interés por ti...- dijo Hotaur.

 

-Mi padre es Shaoran Li- dijo Sasha decidida- no puedo creer que lo dudara alguna vez.

 

Hotaru apoyó la mano en su hombro y le sonrió. Luego agregó. – vamos a buscar al señor Li y salgamos de aquí...

 

-Muy bien- dijo ella decidida y comenzando a avanzar a la puerta de aquella habitación. 

 

“las dudas no formaban parte del carácter de Sasha.  Había descubierto el secreto mas profundo en la mente de sus padres.  El porque de tantas dudas que invadían la mente de la joven hechicera.  Ya no se encontraba en terreno inexperto.  Comprendía muchas cosas ya, sobre todo, el amor de sus padres y con tanto cariño que su padre se expresaba siempre de su madre y que ella era hija del amor.  No perdonaría a Hibari por tratar de engañarla.  Esa actitud es lo que activó en su interior la energía máxima del primer Talismán.  Pero mas que todo, activó y puso sobre la  mesa, su destino.”

 

“Caminando por el pasillo, acompañada de Hotaru, se dio cuenta que, no importaban las consecuencias, defendería a su mundo, a su familia a sus amigos.  Era y estaba escrito.  Era importante tal y como era y el poder para derrotar aquel mal estaba de su lado. Estaba en su interior.  Se percataba de que era diferente.  Ver todo aquello, le dio una nueva perspectiva de su vida y le indicaba que el destino que estaba predestinado a cumplir.”

 

“pero lo que no sabía era que, mientras avanzaba al salón donde se encontraba Shaoran Li, sellaba con eso su propio destino... que la guiaría al futuro en donde su historia se convertiría en leyenda de heroísmo y la guiaría a su propia inmortalidad de espíritu y de leyenda.  Porque la realidad era que, estaba predestinada a morir por lo que creía y por lo que protegía y eso era la magia buena y a toda la humanidad con ella.  No iba a permitir que Hibari ni Shemyuki obtuvieran el talismán.  Pero Hotaru tampoco permitiría que nada les ocurriera a ellos... era un propósito que mientras corría  a aquel salón, se percataba que era inevitable.”

 

*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*

 

Comentarios de la autora : capitulo XVI en dos días... me siento tan complacida conmigo misma.  A pesar de no tener internet, esto llena a una de grandes posibilidades... ¿Qué  va a pasar con Sasha? ¿morirá usando todo su poder para salvar a su padre y al mundo? ¿y los demás? ¿cómo estáran los otros? ¿no extrañarán que Hotaru haya desaparecido?

 

Los flashbacks pertenecen a partes del Legado De Clow... incluyendo los pensamientos de Sasha y Hotaru...

 

Saludos a todos... además, ya el final está cerca...

 

Comentarios y todo lo demás.-  Sakura_journal@yahoo.com