Butiá - Fauna y Flora del Uruguay - Mundo Matero
Butiá


 Butia capitata (Mart.) Becc.

Nombres vulgares: "Butiá".
Familia: Palmae.
Porte: Palmera de hasta 10 metros de altura. Estípite grueso, cubierto de restos de pecíolos cuando jóven y liso en la madurez.
Follaje: De color verde grisáceo, con aspecto rígido debido a las características de las hojas.
Hojas: Pinnaticompuestas, de 2 a 3 metros de largo, de raquis curvado, con pínnulas glaucas, con la quilla hacia el envés, dispuestas ordenadamente en dos filas. Pecíolos con segmentos rígidos punzantes.
Flores: Inflorescencia de un metro de largo protegida por una espata de color grisáceo. Las flores son unisexuadas de color amarillo. Las flores masculinas se ubican en la parte apical del espádice, con 3 sépalos, 3 pétalos y 6 estambres. Las femeninas tienen ovario súpero y perianto imbricado. Florece en primavera y verano, en forma discontínua dependiendo del clima.
Fruto: Drupa de color amarillo, subglobosa de 2 a 2,5 cm de diámetro y cuyo perianto cubre menos del tercio del mismo. Comestible de sabor dulce a ácido.
Habitat: En nuestro país forma extensos palmares en el departamento de Rocha, ocupando zonas bajas anegadizas, asociada a montes fluviales y también a montes serranos.
Area de dispersión: Sur del Brasil y Este de Uruguay.
Usos: Los frutos se consumen frescos, macerados en alcohol producen buen licor, hervidos con azúcar se obtiene dulce,  la semilla molida y torrada se puede usar como sucedáneo del café. Las hojas se emplean para la fabricación de felpudos, relleno de colchones y sillones y como forraje para el ganado vacuno.

Los Palmares de Butia


En la actualidad, los habitantes de Castillos y del departamento hemos empezado a valorizar nuestros recursos naturales y a preocuparnos por su conservación.

Entre estos recursos, uno de los mas valiosos sin duda, por su caracter de único a nivel mundial y por su singular belleza son los palmares de Butia Capitata.

Decimos que es único a nivel mundial porque su  área de distribución se reduce a los departamentos de Rocha y Treinta y Tres en nuestro país y en muy reducida extensión en Río Grande do Sul en Brasil. Sin embargo los lugares donde esta asociación vegetal se presenta con mayor densidad es en los alrededores de las ciudades de Castillos y San Luis.
A pesar de que la palma butia  esta  protegida por ley desde 1939, y de que la especie como tal no esta  amenazada de extinción porque crece aisladamente en los montes serrano y ribereño, y espontáneamente en los jardines; es conocida por todos los lugareños la imposibilidad de regeneración natural del palmar como asociación vegetal principalmente por que el ganado perjudica las plantas jóvenes.

Es por esta razón que hablamos del peligro de extinción del palmar, y ademas por el hecho de que los ejemplares adultos que son mas que centenarios parecen estar llegando al fin de su vida . Cualquier persona observadora puede comprobar el hecho de que cada vez mueren más y más palmeras adultas.

Por eso estamos abocados a la tarea de encontrar una estrategia de conservación del palmar, que no es tarea facil, porque hoy existe un conflicto entre la sobrevivencia del mismo y la sobrevivencia del hombre que vive en ese medio natural.

Cualquier estrategia de conservación del palmar debe conciliar las actividades productivas de la región con el respeto por el medio ambiente.
Tampoco debemos olvidar que existen otros valores que no se pueden medir en términos económicos, como los estéticos y de recreación, por ejemplo.

Creemos que dentro de esa estrategia, debe considerarse la posibilidad de la creación de un parque o reserva natural del palmar que garantice la perpetuación de ese ecosistema en el tiempo y que permita mediante la investigación científica, la creación de políticas y métodos de conservación valederos.

envíenos

aquí