¿Hay escorpiones en el Uruguay?

 Si, a pesar de no ser tan conocidos como sus “primas” las arañas, los escorpiones o alacranes están presentes en nuestro país. Todos poseen una forma característica, cuerpo alargado, dos pinzas y una cola, generalmente larga, que termina en la vesícula y el aguijón. Actualmente se conocen  siete especies, agrupadas en tres familias, Bothriuridae, Buthidae y Chactidae.

Esta Facultad (bajo otros nombres) tubo una larga tradición en el estudio de los escorpiones uruguayos y sudamericanas, entre ellos se distinguieron Pablo San Martín, quien describió varias especies nuevas y Lucrecia Covello de Zolesi quien pioneramente estudió como ocurría la reproducción en estos artrópodos.

Como la sistemática del grupo es algo complicada podemos identificarlos fácilmente si los separamos en dos grupos: los escorpiones oscuros o negros y los escorpiones claros o amarillentos.

LOS ESCORPIONES OSCUROS O NEGROS:
Dentro de este grupo encontramos a las especies Bothriurus bonariensis (Bothriuridae), Bothriurus rochensis (Bothriuridae) y Euscorpius flavicaudis (Chactidae).

B. bonariensis (C.L.Koch, 1843): es el escorpión más común en nuestro país, por lo general no Bothriurus bonariensissupera los 6 o 7 cm. siendo los machos algo más grandes que las hembras.
Estos además poseen en la cara dorsal de la vesícula una profunda depresión de color mas claro, llamada foseta.
Es común encontrarlos durante los meses cálidos -diciembre a marzo- y de distribuyen en todo el país, debajo de piedras, troncos, restos de construcciones e incluso dentro de las viviendas humanas. No posee peligrosidad para los seres humanos.
Tiene distribución “Mercosuriana”, además del Uruguay se lo ha citado para Argentina, Brasil y Paraguay.

B. rochensis (San Martín, 1965): es muy similar en aspecto al caso anterior, pero de menor tamaño, llega a los 4 a 5 cm. aproximadamente.
Posee un período de actividad similar a B. bonariensis, pero en este caso su distribución es estrictamente uruguaya, se encuentra restringido a los Departamentos de Rocha, Maldonado y Lavalleja
Es común encontrarlo debajo de las carpas, en los techos de paja y dentro de la vivienda humana.
Como en el caso anterior no es peligroso para el ser humano.Euscorpius flavicaudis

E. flavicaudis (Degeer, 1778): a pesar de estar dentro del grupo de los escorpiones oscuros, hay un carácter que resulta diagnóstico: la coloración amarillenta de la vesícula (flavicaudis = cola amarilla). Posee pinzas grandes, angulosas y robustas. Su tamaño no excede los 5 o 6 cm. como máximo.
En este caso se trata de una especie con distribución en el Viejo Mundo, sur de Europa, sudeste de la ex URSS, norte de Africa e Inglaterra. En nuestro país llego de polizón, se lo encontró en la zona de Paso Molino, probablemente utilizando como vía de ingreso el Puerto de Montevideo.
Tampoco es peligroso para el ser humano
 
  B) LOS ESCORPIONES CLAROS O AMARILLOS:
Dentro de este grupo encontramos a las especies Bothriurus bucherli (Bothriuridae), Urophonius jheringii (Bothriuridae), Tityus uruguayensis (Buthidae) y Tityus trivittatus (Buthidae).

B. bucherli (San Martín 1963): de esta especie poco se conoce. Su tamaño no supera los 4 cm., en  este caso la hembra generalmente es algo mayor al macho. La coloración del cuerpo es mas clara que en los casos anteriores, con un castaño con manchas amarillentas.
Al igual que B. rochensis,  la distribución de esta especie esta restringida al Uruguay, en los Departamentos de Maldonado y avalleja.

Urophonius jheringii (Pocock, 1893): por lo general no supera los 4 o 5 cm. Tiene una característica muy interesante, su ciclo de actividad se desarrolla durante los meses fríos -mayo a agosto-. Se ha hipotetizado que esto sea una respuesta adaptativa para no competir con otras especies.
Se los encuentra en todo el país y dado que los estudios de sistemática en esta especie están siendo replanteados, posiblemente exista mas de una especie en nuestro país. No es peligroso para el ser humano.

Tityus uruguayensis (Borelli, 1901): esta es una de las dos especies de la familia Buthidae citadas para nuestro país y posiblemente sea la más interesante.
No supera los 4 o 5 cm., su aspecto es delicado y grácil. Las pinzas son delgadas y la vesícula posee una estructura que asemeja a dos aguijones denominada apófisis subaculear.Tityus uruguayensis
Considerada peligrosa, mas que nada por estar “emparentada” con especies que si lo son, este escorpión ha gozado de una “mala fama” que no se merece. Hace poco tiempo se lo consideraba potencialmente peligroso para el hombre, pero durante 1998 sucedió un accidente con esta especie, afortunadamente y más allá de los síntomas locales (dolor leve, eritema y adormecimiento de la pierna) no debió realizarse tratamientos severos y los síntomas pasaron a las pocas horas (información remitida por el CIAT).
Se lo consideraba como potencialmente partenogenético, algo raro en los escorpiones (solo se conocen 3 casos en 1.400 especies conocidas), pero estudios actuales han puesto en duda esta idea. El avance de los mismos podrán dar luz sobre este tema.
Su actividad sucede en los meses cálidos, desde diciembre y hasta marzo, y la distribución abarca el Uruguay y sur del Brasil  y Argentina.

Tityus trivittatus (Kraepelín, 1898) esta es la otra especie introducida al país, posiblemente desde la República Argentina. Su tamaño puede llegar a los 6.5 cm.  y se distinguen tres líneas longitudinales que recorren su cuerpo. Su aspecto es grácil y la cola posee la apófisis subaculear.
En Buenos Aires se ha adaptado perfectamente a la presencia humana, encontrándose en lugares realmente increíbles, como en hospitales,  bibliotecas, subtes, etc.
A este hecho se le suma que se lo considera potencialmente peligroso para el hombre, causando en la Argentina casos graves e incluso mortales.
En nuestro país se lo ha citado solamente en el Departamento de Colonia, a unos 15 km. de la ciudad. Su período de actividad también ocurre durante los meses cálidos.

Carlos A. Toscano-Gadea
Facultad de Ciencias - Sección Entomología
http://entomologia.fcien.edu.uy/Toscano

envíenos

aquí