El Jabalí - Fauna del Uruguay - Mundo Matero
El Jabalí
un predador sin control

El jabalí europeo causa pérdidas de 2,5 millones de dólares al año a la ovinocultura uruguaya, sin contar los daños a nivel agrícola, convirtiéndose actualmente en una de las mayores plagas nacionales. Hoy se intenta diseñar una estrategia para controlarlo.
Fue introducido en el Uruguay en 1928, comenzo a espandirse en 1960 y fue declarado plaga nacional el 15 de diciembre de 1982

Dos nuevos consultores, el biólogo Juan Herrero y el médico veterinario Daniel Fernández de Luco, ambos con una amplia experiencia en el estudio del jabalí en Europa, brindaron su aporte para elaborar una estrategia de acción para el control de este gran predador -el principal que hoy tiene la cría ovina en el país- en un plazo de 5 años.
Tras un estudio preliminar de las poblaciones de jabalí en el Uruguay incluido en su consultoría, ambos expertos volvieron a reafirmar que "no existe una población pura, sino que presenta un mayor o menor grado de cruzamiento con cerdos domésticos, provocando un aumento de su tamaño, pero también parecería tener una mayor "prolificidad", sin animarse a determinar si ese cruzamiento lo volvió más agresivo.
Desde la óptica del biólogo Juan Herrero, en el Uruguay "se ve un animal con características preponderantes de jabalí, pero hibridado", aunque en "algunas zonas las poblaciones puedan mostrar un mayor grado de pureza".

LAS SALIDAS AL PROBLEMA

Entre las recomendaciones de los españoles para evitar mayores pérdidas a nivel agrícola y en las majadas, figuran:
Incrementar el cuidado de las majadas utilizando perros Mastines; limitar el acceso de los jabalíes a los cultivos en el caso agrícola, usando alambrados eléctricos especiales, y disminuir las poblaciones con una caza deportiva más eficaz.
Los perros Mastines (como es el caso del Mastín Español o Mastín de los Pirineos), son muy utilizados en los países europeos por los productores ovejeros.
Al hacer alusión a una caza "más efectiva", el consultor consideró fundamental, "el empleo de perros de rastro (tipo sabueso español, etc.), una herramienta muy poco usada en el Uruguay entre los cazadores.
Los expertos españoles no desconocen que este predador puede transformarse en un buen recurso cinegético en algunos predios ganaderos.
¿MATA OVEJAS?
Este suino (por el jabalí), fue introducido al Uruguay desde Europa en 1928, presenta una dieta omnívora, es decir, "come de todo" y dentro de ese sistema alimenticio "hay un predominio de alimentos vegetal". Sin embargo, el biólogo Juan Herrero no duda que "en algunas zonas y en algún momento del año, determinadas poblaciones incorporen una mayor cantidad de alimentos de origen animal. Esto es así, porque las ovejas muertas están disponibles a lo largo de todo el país en cantidades importantes y, porque el monte natural y el campo natural, no parecen ofrecerle una gran abundancia de alimentos. Yo no niego que mate ovejas, tiene potencial y agresividad para hacerlo, pero no todas las que mueren son por causa del jabali".
Para el experto español, la sequía registrada en 1989, que provocó la muerte de gran cantidad de ovejas, puede haberle ocasionado "un acostumbramiento a este tipo de alimentos, podría haberlos cebado", ya que también se ha podido comprobar en Europa que presenta hábitos necrófitos (come carroña de animales muertos).
MEDIR EL PROBLEMA REAL
El consultor hizo notar que hace falta "medir el problema real, peritar los daños que está produciendo, verificar lo que se denuncia como daño o no".
Desde la óptica de Rossana Berrini, una de las expertas de la Dirección Nacional de Medio Ambiente (Dinama) que desde hace varios años viene trabajando en el tema, la principal barrera existente para medir la incidencia real de este predador "es la falta de información técnica en cuanto a peritaje. Lo que nos está faltando en este momento es trabajar más directamente con cazadores, obtener animales para hacer los controles y estudios de contenido estomacal. También hace falta hacer un peritaje con veterinario sobre los lanares muertos, para saber si la muerte fue causada por los jabalíes".
Pero, ni los consultores españoles, ni los técnicos uruguayos ignoran que "el control de la especie se puede complicar por la densidad ,que tienen los animales".
En ese sentido, Rossana Berrini, dijo que "hoy por hoy, basándose en los estudios que estuvimos haciendo en Mariscala, encontramos una densidad baja de jabalíes, me estaría arriesgando a decir que es de 0,65 por kilómetro cuadrado". Sin embargo, aclaró que "no quiere decir que no tenga una incidencia real sobre los lanares, no está muy relacionada la mortandad de lanares con la cantidad. Sí creo que se puede dificultar el manejo de la especie porque son muy pocos, si se pretende implementar mejor la caza, debería ser muy, pero muy eficaz".
Una plaga que afecta a 18.000 productores
Tras un relevamjento efectuado entre 18.000 productores ganaderos (el 45% del total), el Secretariado Uruguayo de la Lana y el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca, constataron que el jabalí causa daños en el 25% de la superficje del Uruguay y afecta a 4.900 productores dedicados a la cría ovina, vacuna y la agricultura.
Un total de 1.300 establecimientos dijeron haber reducido el tamaño de la majada en respuesta a los perjuicios causados por el jabalí, cuyo problema presenta características distintas en todos los departamentos (con mayor incidencia en el noreste y sureste del país).

UN PROBLEMA SIN IGUAL
"Nosotros presentamos la problemática del jabalí en el Uruguay en un Seminario realizado en Europa, en donde concurrimos con el apoyo de la FAO, junto a otros técnicos uruguayos y también cazadores, y no está documentado a nivel mundial el nivel de predación que hace aquí", explicó el Ing. Agr. Javier Frade, técnico del SUL.

OTRAS MEDIDAS
El extensionista del Secretariado Uruguayo de la Lana enumeró entre las medidas recomendadas por la institución para reducir los daños causados por esta plaga, "tener la majada con un buen estado sanitario y correctamente desojada. Hay otras recomendaciones de los consultores que en principio pensamos que no son viables, como seria darle al jabalí una fuente de comida alternativa para que no ataque las ovejas".
La mayor predación parecería surgir durante el invierno, coincidiendo con la parición de los ovinos y la falta de comida en el campo natural.
"Los españoles -por los dos últimos consultores- quedaron asombrados de que, con el manejo de la majada que se hace en el Uruguay, no existan perros mastines (del tipo del Mastín Español), muy conocidos en Europa. Estos cánidos cuidan las majadas europeas de predadores mucho más feroces, como es el lobo, sin causar problemas", reconoció el lng. Frade.

Otros ensayos
En 1995 se puso en práctica un programa piloto que incluyó la captura de especímenes y el posterior rastreo de las piaras (los grupos poblaciones). Los animales fueron atrapados a través de 15 trampas (jaulas o box), un método ampliamente usado en Europa, que en nuestro país dio poco resultado. Por otra parte, conseguir eliminar el olor a humano demandó mucho tiempo y las jaulas pasaron largas semanas vacías en el campo.
Entre los cebos utilizados en esas jaulas figuraron los granos de maíz y algún cebo hormonal (semen de padrillo). Se pudo comprobar que puede responder al cebamiento con maíz.
Se dice que puede llegar a caminar 50 kilómetros en una noche, pero estudios realizados en Francia indican que no llega a desplazarse más de 20 o 25 kilómetros.
El seguimiento de las piaras se hizo a través de emisores de radio colocados en un collar (conocidos como Radio Tracking). Con este sistema se intentó medir, además, si existen horas pico en donde muestra una mayor actividad.
Aprendió a "disparar" antes en lugar de pelear con perros

El jabalí europeo está cambiando su comportamiento con el correr de los años y cada vez cuesta más cazarlo. "No sólo a medida que hay más cazadores en el país está más corrido, sino que se le ve más huidizo", coincidieron Blas Cantizano y Daniel Jodal, ambos cazadores con varios años de experiencia, que integran la Unión de Cazadores Deportivos.

MAS LIGERO Y CUESTA ALCANZARLOS

"Antes usábamos el Dogo Argentino -una raza canina creada para la caza mayor, especialmente la del jabalí-, porque los chanchos se empacaban a pelear enseguida y era más fácil agarrarlos. Ahora sienten que ladra un perro y ya empiezan a correr, por lo que se necesitan perros más ligeros para alcanzarlos", aseguró Cantizano, que lleva varios años cazando jabalíes en nuestro país.
Los perros pesados siguen siendo insustituibles en las jaurías, porque son de pelear con
los únicos que pueden parar al jabalí cuando dispara, pero primero deben alcanzarlo los canes más ligeros (generalmente cruzas con galgo).
Ambos entrevistados son conscientes que habría que "probar sí la propuesta de los españoles, usar perros de rastro, funciona en el Uruguay. En Europa son más reducidos los cotos de caza. Son perros que demoran dos o tres días en volver, porque se van detrás del chancho y a veces el cazador necesita más tiempo para esperar a los perros. La gran ventaja es que no pelean, sólo le ladran y lo hacen salir del monte campo afuera y hay menos pérdidas". Muchas veces, en esa pelea feroz con el jabalí, casi siempre en zonas muy sucias, el chancho lastima (o mata) uno o varios perros.
"Habría que ver si se puede trabajar sólo con los perros de rastro o si es necesario hacer alguna cruza con los nuestros" insistieron, pero ese es un camino que aún hace falta recorrer.
Por otra parte, el tipo de cinegética (el tipo de.caza) que se practica en Uruguay y Argentina, es muy particular y difiere sustancialmente de la utilizada en Europa, en donde los métodos de cebamiento y el apostamiento de franco tiradores, acompañados de batidas con perros bien organizadas y coordinadas, son los métodos dominantes. Sólo algunos pocos utilizan la "ronda" y el agarre con perros.

Proyecto Control

El acuerdo "Apoyo a la identificación de una estrategia para el control del jabalí en el Uruguay", que realiza el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (a través de la División de Recursos Naturales Renovables) y la F.A.O., cuenta con el apoyo de:
Secretariado Uruguayo de la Lana; Ministerio de Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente; Facultad de Ciencias; Oficina de Planeamiento y Presupuesto; Unión de Cazadores Deportivos; Asociación Rural del Uruguay; Federación Rural y Comisión Nacional de Fomento Rural.
Este año prevé dos consultorías: una sobre el estudio poblacional (que se cumplió recientemente) y otra sobre:
"Métodos de Control y Gestión de Caza", prevista para octubre.
Los dos consultores españoles, sentaron las bases sobre la forma en que se debería trabajar en nuestro país en cuanto al conocimiento de las poblaciones para tener un efectivo control sobre ellas.
NOMBRE VULGAR: Jabalí
NOMBRE CIENTIFICO: Sus scrofa
PESO: El macho puede llegar a los 200 kilos y la hembra entre los 100 y 200 kilos
Desarrollan una ALTURA de 1 metro y un largo de 1,80 m.
Los caninos inferiores pueden medir 25 cm.
COLOR: Es negro en las paletillas, en los cuartos traseros y zona cervical, incluida la cabeza. El resto del cuerpo de color castaño amarillento, con cerdas blancas en parte de la cabeza
LONGEVIDAD EN CAUTIVIDAD: 20 años
EN ESTADO SALVAJE: 15 años
FORMA DE VIDA: De habitos nocturnos, pasamdo gran parte del día echado en sus "encarnes", hubicados en lugares tranquilos y apartados, generalemente cerca de cauces de agua yabundante barro.
ALIMENTACION: Es omnívoro (come de todo) y también necrófago (come carroña).

Informe de Pablo Antúnez
21 de agosto de 1999
El País

envíenos

aquí