Trepadoras - Fauna del Uruguay - Mundo Matero
CONOCIENDO LAS PLANTAS NATIVAS
TRES DE NUESTRAS TREPADORAS
COMBRETUM - FLOR DE MARIPOSA - UÑA DE GATO
Cuando nos referimos a las plantas indígenas, casi siempre hablamos de la vegetación leñosa: árboles y arbustos. Si así lo hiciéramos estrictamente, estaríamos siendo injustos con nuestra flora, muy rica cantidad y calidad de especies para el pequeño tamaño de nuestro territorio.
.
Entre árboles y arbustos apenas sobrepasamos el cuarto de millar en número de especies y estaríamos dejando de lado a más de dos mil del resto de nuestra flora, que tiene una enorme y variadísima cantidad de plantas: las herbáceas, las crasas, las acuáticas, las trepadoras, las bulbosas y rizomatosas, los helechos y otras.

En este artículo nos detendremos en tres de nuestras trepadoras, que son aquellas plantas terrestres que crecen o se sostienen sobre otras mediante tallos alargados que pueden ser más o menos delgados. Este tipo de plantas es de gran importancia ornamental, por ser algunas muy llamativas y por tener múltiples usos en los jardines y residencias: cubrir muros o paredes, embellecer pérgolas, envolver troncos de añosos árboles o colgarse de ellos como cascadas de follaje, vestir de vegetación verjas o enrejados, etc.

Este tipo de plantas pueden ser volubles, sarmentosas, enredaderas o trepadoras propiamente dichas, que son las que tienen órganos especializados para trepar, como zarcillos, raíces adventicias, aguijones o tallos y/o pecíolos volubles.

Dos de las tres especies que hoy describiremos son "apoyantes": arbustos con ramas muy largas que se apoyan sobre otras plantas para trepar. Si se plantan aisladas se desarrollan como arbustos volubles muy vigorosos que forman una mata globosa y robusta.

Nos referimos a COMBRETUM FRUTICOSUM, una de las dos especies de la flia. COMBRETACEAE y a HETEROPTERIS UMBELLATA, de la flia. MALPI GHIACEAE.

Combretum fruticosum no tiene nombre común en Uruguay, pero, a mi entender es muy adecuado el que le dan nuestros hermanos brasileños: "Flor de fuego".

Se trata de una especie de extraordinario valor ornamental, debido a que su follaje es exuberante y su floración y sus frutos muy atractivos. Sus ramas volubles, sí encuentran donde apoyarse, crecen hasta 10 mts. Las hojas son opuestas y simples, con una característica verrucosidad. Los tallos jóvenes son rojizos y el follaje persistente, aunque menos denso en invierno, es un aporte omamental valioso.

Las flores aparecen en racimos axilares de hasta 15 cms. y son muy densas. Se dirigen todas hacia arriba y sus numerosos estambres pasan del amarillo al rojo anaranjado.

Simulan enormes cepillos que le dan a la planta una exótica belleza. Estas flores dan paso a una infrutescencia con gran cantidad de frutos secos, con cuatro alas y una sola semilla cada uno. Pasan de un color verdoso a un castaño rojizo, acabando en un rojo-vino muy hermoso. Suelen usarse en arreglos secos, en los que resultan muy decorativos.

Florece en verano: enero y febrero y fructifica a principios de otoño.

Se multiplica por semillas y aún vegetativamente, mediante estacas en tierra arenosa y con abundante riego.

Se la encuentra en los montes del Río Uruguay, desde el Queguay al norte. En Montevideo existen ejemplares bajo los Timbóes que están sobre la calle Suárez, frente a la casa presidencial; no es una buena ubicación, porque necesitan pleno sol para florecer. En la placita Bartolomé Hidalgo, sobre la calle Agraciada existían (y espero que permanezcan) hermosos ejemplares.

HETEROPTERIS UMBELLATA tiene como nombre común, según Lombardo, "Flor de mariposa". En una publicación argentina consultada, el nombre específico es "angustifolia" y el común "mariposa" sencillamente. En cuando al nombre específico actual y correcto, habría que consultar a algún taxónomo del género.

Lo cierto es que la "Flor de mariposa" es un arbusto apoyante de follaje caduco y de extraordinaria rusticidad. Florece abundantemente en Primavera; las pequeñas flores amarillas dan paso a los frutos, que son sámaras rojizas muy decorativas y que efectivamente parecen pequeñas mariposas.

Las hojas son de borde entero, opuestas y glabras en ambas caras; rojizas en los brotes tiernos pasan al verde oscuro, siendo muy características las dos glándulas en la base de las mismas.

Esta planta debe ser ubicada sobre una pared o algún "treillage" con abundante sol. En el primer caso habrá que proporcionarle algún sostén para que trepe. Sus bonitos frutos están varios meses en la planta, con lo cual el efecto ornamental es duradero.

Pude apreciar por primera vez cultivada a la "Flor de mariposa", en el bello jardín de la Sra. Betty Henderson (26 de Marzo y Luis A. de Herrera) a quien "Jardines" homenajeó hace pocas ediciones.

La tercera trepadora de hoy es DOXANTRA UNGUIS-CATI, "Uña de gato", una de las ocho especies trepadoras nativas de la flia. BIGNONIACEAE, muy ornamentales. Todas tienen hojas compuestas y opuestas y un zarcillo terminal que, en el caso de la "Uña de gato" tiene tres ramas que acaban en puntas rígidas y curvas (de ahí su nombre vulgar).

Tiene tallos delgados y sus ramas poseen raíces adventicias, con lo cual es muy fácil su multiplicación. Su valor omamental radica en su abundante floración primaveral y estival.

Sus flores grandes son muy llamativas: son cigomorfas y amarillas y suelen cubrir los árboles sobre los cuales la planta trepa. Vive en casi todo el país en los montes galería y son también interesantes sus largos frutos (hasta 40 cms.) que son cápsulas lineales que albergan semillas aplanadas con pequeñas alas.

Al principio crece lentamente pero, como sucede con varias de nuestras trepadoras, luego despega y crece muy rápido.
En la foto que acompaña al artículo puede verse la corola tubulosa acampanada con los cinco lóbulos.

Ing. Agr. Andrés Berruti Bernardi
FOTOS. Srta. Natalia Caballero
Suplemento Jardines de El País Nº 60

envíenos

aquí