Capítulo I

TOMO XIII

LOS ULTIMOS VEINTE AÑOS

1980 - 1999

 

CAPITULO I

 

LOS ULTIMOS SEIS MESES DE MORALES BERMUDEZ

 

 

Ø      Huelgas y programa de ocupación intensiva

Ø      Hombres de radio y TV.

Ø      Mala situación de las empresas públicas

Ø      El clima pre electoral

Ø      Las encuestas de opinión

Ø      Más de 10.000 cubanos piden asilo

Ø      Crean las Cajas Municipales de Ahorro

Ø      Convocan a  Elecciones de 1980

Ø      Se inicia la Guerra Popular de Sendero Luminoso

Ø      Se crea el IPSS

Ø      La situación económica

Ø      Fallece el Historiador Jorge Basadre.

Ø      Problemas laborales

Ø      El Nacimiento de Sendero Luminoso

Ø      Las Elecciones de 1980

Ø      La candidatura de Armando Villanueva

Ø      Belaúnde otra vez otra vez presidente

 

 

Huelgas y programa de ocupación intensiva

ARRIBA

El inicio del año 1980, se caracterizó, por los elevados índices de desocupación, de sub empleo y por nuevas huelgas y paros.

Los bancarios dieron plazo para una huelga que fue declarada improcedente. Suspendieron sus labores los trabajadores de las minas Condestable, de minas Buenaventura de Uchuchacua, los mineros de Centromin, los ferroviarios de Centromin y el sindicato  de la Federación  de los Trabajadores de Tejidos. Los sindicatos agrupados en la CGTP decretaron un paro de 48 horas, de carácter preventivo, al que se plegó la Confederación de Trabajadores del Perú CTP, presidida por el aprista Julio Cruzado

 

Para hacer frente a estos reclamos, el Gobierno incrementó los sueldos y salarios en los sectores público y privado. Se logró un préstamo de 20 millones de dólares del Gobierno de Estados Unidos con los que se  pudo importar productos agrícolas  y 32.000 toneladas de aceite de pescado

 

El 26 de febrero se dio el Decreto Ley  22896 creando el Programa  de Ocupación Intensiva para incrementar los niveles de empleo. Para tal fin se amplió el presupuesto en 4.000 millones de soles. El Programa debía de ser aplicado en forma descentralizada por los Organismos Regionales y Departamentales, y los Municipios Provinciales.  El Gobierno Central hizo transferencias a dichos organismos, para que atendieran la ejecución  de proyectos de inversión que no excedieran de 100 sueldos mínimos vitales anuales cada uno. El 29 del mismo mes de Enero, el gobierno promulgó la Ley  22875 del Magisterio que venía siendo reclamada por el Sindicato Único de Trabajadores de la Educación,  SUTEP, y el 14 de Mayo se aprobó su reglamentación.

El SUTEP había aparecido en el Cuzco en 1972, organizado por profesores pertenecientes al grupo comunistas Patria Roja, de extrema izquierda, que eligió como su primer Secretario General  a Horacio Zevallos, que se mantuvo varios años en la conducción del SUTEP. Dentro de este sindicato, existió un grupo aún más extremista llamado Pukallacta, el que en 1980 se dividió en dos, pasando un grupo a engrosar a Sendero Luminoso y el otro siguió en el SUTEP, después de establecer distancias con el senderismo. En 2002, seguía Patria Roja comandando el sindicato magisterial, en  eterna pugna interna con Pukallacta.

 

A solo tres semanas del cambio de gobierno, estaba en huelga la Federación Medica Peruana la que arrastró al Colegio Médico y a la Asociación Nacional de Médicos del Seguro Social, todos jefaturados por profesionales apristas, que paralizaron a 10.000 afilados en todo el Perú. Luego se les sumaron los farmacéuticos y las enfermeras. La paralización comprometió aun a las clínicas particulares, y hasta en la gestión de certificados de defunción hubo graves problemas. Luego siguieron los administrativos del sector salud, los empleados de los Ministerio de Agricultura, los trabajadores ediles   y hasta del propio Ministerio de Economía y Finazas. Las demandas eran variadas, pero los servidores públicos pedían siempre aumento de remuneraciones.

 

Hombres de radio y TV.

ARRIBA

Al iniciarse la década del 80, un puñado de hombres acaparaba la sintonía de la radio y sobre todo de la televisión que había logrado un vertiginoso desarrollo y se había popularizado de tal manera que prácticamente no había hogar por muy pobre que fuera, que no tuviera un receptor de televisión.

En esa época no se hablaba de reting, pero los hombres que se habían adueñado de la pantalla chica, eran relativamente pocos. Entre ellos se podían mencionar  a Augusto Ferrando,  Ricardo Belmont  Cassinelli, Juan Ramírez Lazo

 

Ferrando por el año 1980 frisaba los 60 años y se encontraba en toda su plenitud física. En  noviembre de 1979,  su programa “Trampolín a la fama”, se estima  logró tener  651.000 televidentes según estudios de un empresa especializada

Ocupaba pues el primer lugar en sintonía. Desde diciembre de 1934  Ferrando se había iniciado como locutor en Radio Nacional. Con su programa  “Trampolín a la fama” sacó del anonimato a muchos jóvenes que luego se convirtieron en estrellas del canto y del baile. En la década del 90 lo acompañaban Leonidas Carbajal, que murió primero, “la gringa Inga” el moreno “Tribilín” que falleció en 2002 y Violeta Ferreyros. Era aficionado a la hípica y un apostador empedernido, una vez hasta  perdió toda su quincena y con eso se curó de ese “vicio”. También era muy buen cocinero, sobre todo preparaba muy buenos platos de mariscos y pescado. Fue igualmente aficionado a la pesca y a coleccionar perfumes. Hombre temperamental, era sin embargo muy humano. Murió en febrero de 1999. En 2005, se pasó por T.V una telenovela sobre su vida.

 

Ricardo Belmont Casinelli, otro engreído del público, era campechano, deportista, en 1980 tenía sólo 34 años, casado, con tres hijos y socio del Club Regatas. A los 18 años escribía editoriales para radio Excelsior. En una encuesta realizada entre el 22 y el 28 de enero del mencionado  año de  1980, Belmont tenía el primer lugar en sintonía con su programa “A fondo”, informal y novedoso, que se dirigía directamente al público con su expresión “hermanón” que luego lo llevaría como mote.  A mediados de abril con “A Fondo” se robó toda la sintonía de Lima y del Perú, al presentar a las tres esposas de los principales candidatos, la dama chilena Lucy Ortega de Villanueva, Laura Vivanco de Bedoya y Violeta Correa de Belaúnde. Las dos primeras se mostraron bastante tímidas en contraste con la experimentada en estas lides Violeta Correa de Belaúnde que casi se roba el programa. En 1990 fue alcalde de Lima

 

También alcanzaron alta sintonía por esos años,  Alfredo Barnechea con “Contacto Directo”,  Pablo de  Madelengoitía  con “Lo que vale el saber” María del Pilar Tello con “ Foro 80” y Alfonso Tealdo con “Pulso”.

 

El sullanero Juan Ramírez Lazo, en 1980 tenía  52 años, era casado y con 4 hijos, muy amante de la lectura, se inició en la radio cuando tenía 18 años en 1945 en Huacho. Era aficionado a  la electromecánica y tenía un taller particular en su casa en San Miguel, donde criaba conejos y cuyes.  Con orgullo mostraba una colección de 3.000 botellitas de licor de todas partes del mundo. Fue muy popular su programa radial  de  “Radio Periódico El Mundo”, que aparecía de 6 a 8 de la mañana y tenía una muy elevada sintonía, a “la hora del desayuno”. Llevado por su espíritu franco criticó a muchos hombres del régimen militar, entre ellos a Zimmermann  originalmente trabajó con  el diario “El Comercio” pero que más tarde fue uno de los amigos cercanos del general Juan Velasco. Molesto Zimmermann por una crítica de Ramírez Lazo, hizo clausurar su programa en 1970. En el curso de la segunda fase fue reabierto.

 

Pocho Rospligiosi, locutor muy oído. En 1980 tenía  49 años, era casado y tenía 4 hijos. Con su programa de “Ovación”  en radio  el Sol de 7 a 9 de la noche, logró gran sintonía  radial, de los deportistas. Poseía una colección de 3.000 discos, algunos muy raros. Viajero impenitente, transmitió una gran cantidad de eventos mundiales, como las Olimpiadas de Moscú, siendo objeto de muchos reconocimientos, como el ser designado  para entregar  copa de la FIFA al ganador del  mundial de 1978.

 

 

Mala situación de las empresas públicas

ARRIBA

Dada la situación de crisis y  hasta de quiebra en que se encontraban algunas empresas públicas, el gobierno se vio en la necesidad de acudir en su ayuda.

Fue así como se dio el decreto Ley 22874 del  29 de enero de 1980, por el cual  el Estado asumió deudas contraídas hasta por 1.100 millones de soles por la empresa de Transporte Aéreo del Perú  o AEROPERU; y por la Corporación Peruana de Aeropuertos y Aviación Comercial, CORPAC. Luego el 19 de marzo con D.L. 22935, asume la deuda externa de la Empresa Pública de Servicios Agropecuarios EPSA, sin indicar el monto de la deuda.

 

En algunas empresas había un notorio mal manejo en cuanto a las políticas a seguir como ocurrió con la empresa Minero Perú Comercial o Minpeco, presidida y gerenciada por  Juan Munar Calderón  y Guillermo Alvarez Calderón  Remy. Ocurrió cuando en octubre, consideraron que el precio de la plata en el mercado mundial iba a bajar tras haber logrado un precio de $ 18.00 la onza, que consideraron cumbre, y tratando de aprovechar el momento vendieron 13  y medio millones de onzas de plata. Pero el metal blanco no bajó, como lo creyeron los cerebros de Minpeco, sino que fue subiendo de tal modo que en diciembre estaba en $ 37.00 la onza y a principio de enero, en el mercado de Zurcí, en Suiza, se pagaba  $ 44.00 por onza ! Y la vendieron a $ 18.00 la onza ¡La plata era  un metal que  con frecuencia había tenido cotizaciones dispares, así por ejemplo a fines de 1978  se cotizaba a solo $ 5.85 El error les costó el cargo a los “sabios” de Minpeco. Y el Perú sufrió una pérdida de 70 millones de dólares.

 

Posteriormente se conoció  que el verdadero culpable fue el gerente de coberturas Ismael Fonseca, que tenía  autonomía en su trabajo. Fue el quien  tomó la iniciativa en la venta  sin informar a su superior inmediato.  Era Fonseca, delegado de los trabajadores y  el director más antiguo y estimado de la institución.

Se tenía la esperanza de que los precios se mantuvieran en 1980 por encima de los $ 30.00 por onza, por que eso le podría significar al Perú un ingreso en divisas de nada menos 1.300 millones de dólares. Lo más interesante es que Centromin, la empresa expropiada por Velasco, producía el 60% de la plata peruana.

 

El clima pre electoral

ARRIBA

Los partidos que tenían las mayores opciones tanto para la Presidencia de la República, así como para las curules parlamentarias eran el APRA, Acción Popular, Partido  Popular Cristiano y la Izquierda Unida.

Las encuestas mostraban constantes variaciones, pero como siempre ha ocurrido en el Perú, no se votaba por programas sino por hombres, por eso en la encuestas siempre alcanzaban mayor votación los candidatos que los partidos.

 

La campaña se había iniciado con bastante intensidad desde el año anterior, pero se consideraba que a partir del 1º de enero se entraba en la recta final. Fue entonces cuando se intensificó la propaganda mural, las presentaciones en televisión y los mítines en Lima y en provincias.

 

El Apra tras su última y exitosa presentación en TV en diciembre, buscó de utilizar, el prestigio de Luis Alberto Sánchez  y la popular figura de la actriz Elvira de la Puente Haya, sobrina del extinto Haya de la Torre. El Partido Aprista que había demostrado tener fuerza al ganar las elecciones para la Constituyente, claro está con la carismática figura de Haya de la Torre, se veía por otra parte afectado por la muerte del compañero jefe.  El candidato Armando Villanueva del Campo, dado su carácter enérgico, su campaña tuvo también esa característica, es decir, energía y una acerada apreciación del momento que se vivía.. Hacía  un recuento  de los problemas y urgencias nacionales  y planteaba la ejecución de programas de emergencia y pragmáticos, dejando momentáneamente a un lado los aspectos doctrinarios, pero ubicándose en la izquierda. Y en lo interno trató de evitar los roces con Townsend Escurra, porque  trascendía a la masa partidaria, las discrepancias internas.

Acción Popular se encontraba abocada a formular las listas por los candidatos a sillones parlamentarios, sobre todo de Lima. Los primeros puestos para diputados ya estaban acordados y eran Francisco Belaúnde, hermano del presidente,  José María de la Jara y Ureta y  Elías Mendoza Habersperger, en ese orden. En el Senado la lista la encabezaba  el Dr. Oscar Trelles Montes. Cuando Belaúnde lanzó el año 1979 su candidatura para un segundo periodo de gobierno, fue para los que no eran populistas una verdadera sorpresa, pues Acción Popular había estado hasta entonces alejada de los ajetreos políticos y ni siquiera había intervenido en la elección para la Constituyente. Surgió como  una expectativa, pues más que en la fuerza partidaria mermada, se confiaba en la figura carismática del candidato.

 

El Partido Popular Cristiano se veía en un gran dilema ante la falta de cumplimiento de Morales Bermúdez de la anunciada devolución de los diarios a los verdaderos dueños, pues Bedoya había manifestado que de no hacerlo,  entraría en una huelga electoral, no concurriendo a las elecciones; pero eso no significó descuidar la propaganda que siguió teniendo en Miraflores su núcleo y poderío.

 

El 7 de diciembre de 1979, el Presidente Morales Bermúdez convocó a los ex propietarios de los diarios y les ofreció su devolución, y el COAP presidido por el general Carlos Quevedo señaló como fecha de entrega el 31 de diciembre. Pero nada sucedió.

 

La Izquierda Unida aún no se había definido, por la gran cantidad de sus componentes  entre partidos y movimientos.

 Se habían formado tres grupos. Uno era el llamado  “Unidad de Izquierda” que proponía a Genaro Ledesma y en las vice-presidencias a  Jorge del Prado del Partido Comunista y al médico  Antonio Meza Cuadra del Partido Socialista Revolucionario de tendencia velasquista. El segundo grupo llamado “Frente Unitario” era liderado por el trotskista Hugo Blanco que había hacía poco inscrito a su Partido Revolucionario de los Trabajadores con 44.444 firmas. Los líderes izquierdistas se criticaban acerbamente unos a otros  en forma pública ante los periodistas. Así por ejemplo Hugo Blanco, que por otra parte no se preocupaba de su presentación personal,  criticaba a los compadres que se traicionaban entre ellos y que se unían entre borracheras. De igual modo, Javier Díaz Canseco en la oficina del Jurado Nacional de Elecciones, censuró  a gritos a “ciertos generales hijos de puta” del velascato. El tercer grupo, llevaba a Alfonso Barrantes, pero algunos le exigían  que decidiera su postulación presidencial o a la alcaldía de Lima.

 

Cuando se convocaron a elecciones 79 agrupaciones políticas compraron  planillones. En enero de 1980,  habían presentado firmas  la OPRP, el PST, el PRT, el POMR y el Partido Nacionalista Revolucionario de Luis Felipe Ricci  de extrema derecha, de tendencia fascista el que llevó nada menos que 147.000 firmas que no se sabe como logró.

Para las elecciones de 1980 proliferó la formación de nuevos partidos, Un caso anecdótico fue el  PAÍS,  Partido de Acción e Integración Social  que tenía como a uno de sus líderes a Juan Mármol Vásquez que había sido diputado de A.P, él que convocó a una manifestación popular en Huaraz  que no tuvo concurrencia pero que su jefe de prensa presentó en Lima como exitosa.

Mármol cuando era teniente de caballería había estado en Sullana.

 

En el ambiente político  crearon  cierta preocupación, los movimientos que hacían los mandos militares sin consultar con el presidente Morales Bermúdez. El general Pedro Richter Prada, Jefe del Comando Conjunto, recorrió las Regiones Militares, dando posesión en sus cargos a los nuevos comandantes.  En la Primera Región con sede en Piura puso al polémico general  Luis Cisneros Vizquerra “el gaucho” casado con una sullanera. En la Tercera Región con sede en Arequipa colocó al general  Luis Arbulú Ibáñez y en la Quinta Región en Iquitos  entregó el mando al general  Carlos Vinatea Almonte. No se produjeron cambios en la poderosa II Región de Lima y en la Cuarta Región del Cuzco.

 

Los primeros días de febrero, el presidente Morales Bermúdez invitó a su casa  ubicada en la calle Marconi, de San Isidro al arquitecto Fernando Belaúnde. No se llegó a conocer  lo tratado ni aun en el mismo seno de A.P. pero en forma extraoficial, Morales Bermúdez,  informó que de parte del mando militar no había ningún veto para su candidatura, pero si una profunda preocupación de la actitud que podría tener, Belaúnde con los militares que habían intervenido en su deposición si era elegido, y que en esos momentos ocupaban altos cargos en el ejército. Todo hace suponer, que Belaúnde le aseguraría que daría una vuelta de página total y olvidaría los hechos pasados, pues así lo demostró después.

 

En marzo, las Fuerzas Armadas en un pronunciamiento, hacen conocer que no permitirán la desactivación de las reformas  de la Revolución Peruana.

 

En junio, la Junta Militar integrada por el general Pedro Richter Prada, Juan  Eguzquiza, Luis Arias Grazziani y Rafael Hoyos  Rubio proponía que el nuevo gobierno, nombrase a oficiales en retiro para los ministerios militares.

 

En febrero,  la candidatura de Alfonso Barrantes Lingán por  la  IU, aún no se había concretado y al final cada partido izquierdista correría por su cuenta.  En cuanto a  Genaro Ledesma mortificado por las deserciones e incomprensiones se retiraba del Frente de Unidad  de Izquierda (FUI).

El 22 de febrero, “Día de la Fraternidad”,  fecha de grandes fastos para el aprismo,  Armando Villanueva presidió un mitin, muy nutrido y en el estrado estuvo  Andrés Townsend, lo que confirmaba, cuando menos en esos momentos, la unidad del aprismo. Ya había quedado fuera de sus filas  Carlos Enrique Ferreyros  que había fundado el movimiento disidente “Pan con Libertad” que tenía como uno de sus lugartenientes al bachiller Juan Enciso que había sido baleado la noche anterior. El partido aprista desmintió enfáticamente el rumor que sindicaba a Jorge Idiáquez como autor del atentado.   

 

El vocero aprista “La Tribuna” que siendo diario fuera clausurado en 1970   por el gobierno militar, reapareció  como semanario el jueves 21 de febrero, impreso en offset, tipo tabloide en 24 páginas.

 

Como cierre de campaña  tanto el Apra en Miraflores así  como Acción Popular  en el Paseo de la República, realizaron mítines gigantescos, lo cual era un anuncio anticipado que la definición presidencial se iba a pelear entre esos dos partidos.

Algo novedoso en la campaña electoral fue que los discursos de Villanueva se doblaban al quechua y se transmitían por radio a la sierra sur del Perú.

 

El 13 de Junio una turba incendia el local de la municipalidad del distrito limeño de San Martín de Porras, para lo cual utilizaron bombas molotov. Entre los asaltantes se habían repartido volantes incitadores  de un supuesto Movimiento  de Obreros y Trabajadores Clasistas, de los que no se volvió a saber más. Se supone que era Sendero Luminoso que había principiado actuar.

 

En julio, un comando de militares argentinos en colaboración con oficiales del ejército peruano, secuestraron a 5 miembros peronistas de izquierda que se encontraban refugiados en el Perú y los llevaron a la Argentina, donde regía una dura dictadura militar ultraderechista. La prensa acusó al general Richter Prada de estar involucrado en todo eso, creando un acentuado malestar entre la alta oficialidad.

 

Las encuestas de opinión

ARRIBA

Para las elecciones de 1980, aparecieron empresas que mediante el sistema de muestreo, trataban de auscultar la opinión pública, en un determinado momento. Para lograr esos objetivos en la calle, los encuestadores entrevistaban al paso algunos cientos y en otros casos a algunos millares de transeúntes de diversos estratos sociales. Los resultados se daban por sexos, edades y estratos socio económico.  En Lima aparecieron varias empresas encuestadoras, las cuales eran contratadas por determinados órganos de prensa.

 

La encuestadora Peruana de Opinión  Pública (POP) hizo en la Gran Lima, una encuesta entre 1,159 personas, entre los días 5 y 9 de enero de 1980. De los encuestados 446 era  de grupos socio económicos altos, 413  pertenecían al bajo urbano y 300 a los pueblos jóvenes.

La sorpresa fue  que  Villanueva, lograba  más votación que el Partido Aprista, desmintiendo de esa forma las afirmaciones contrarias. En cambio, eso no era de asombrar en Acción Popular, en que  casi todos los votos eran por Belaúnde, por que el arquitecto tenía mucho carisma y a la muerte de Haya de la Torre había llenado ese vacío, como patriarca de la política. El caso se repetía con Bedoya, es decir que los afectos iban hacia los caudillos y no a los programas y planteamientos partidarios.  En la I.U,  Alfonso Barrantes, tenía menos votos que Ledesma y que Hugo Blanco., pero la situación se iba a revertir pronto.

 

                                   ENCUESTA    DEL  5  AL  9  DE  ENERO

 

CANDIDATO O PARTIDO

%

 

CANDIDATO O PARTIDO

%

Fernando Belaúnde

20

 

Genaro Ledesma

3

Acción Popular

3

 

Hugo Blanco

3

Total

23

 

Alfonso Barrantes

2

Armando Villanueva

22

 

FOCEP

2

Partido Aprista

 9

 

P. Izquierda

1

Andrés Townsend

2

 

Total I.U.

11

Total Apra

22

 

Otros

3

Luis Bedoya

14

 

En blanco ninguno

8

Partido Popular .C.

3

 

Todavía no sabe

16

Total PPC

17

 

 

 

        

 

 

 

 

Encuestas realizadas por POP  de Augusto Alegre en la 3ra. Semana de abril, daban a Belaúnde un cómodo primer puesto, seguido por Villanueva y en tercer lugar  bastante distanciado Bedoya. Esos resultados más que un retroceso del Apra era un avance de Belaúnde. En las elecciones para Constituyente  en 1978, no participó A.P. y lógicamente esos votos se fueron en su mayor parte por Bedoya pero también bastantes por Haya de la Torre. Se produjeron pues resultados inflados y en 1980 cuando AP reclama sus votos, se produce un desbalance                    hasta en lugares acérrimamente apristas como Trujillo donde en 1978 Haya de la Torre obtuvo  72.8 % y en 1980 las encuestas daban al Apra  56% con proyección hasta el 63%

 

Es una constante que desde hace más de veinte años, los partidos o personajes que en determinados momentos  están bajos en las encuestas, les  hacen duras críticas a esos sondeos de opinión. En marzo Belaúnde era uno de esos acerbos  críticos, sobre  todo cuando se publicaron resultados de Trujillo, Chiclayo y Cuzco que daban amplio triunfo al Apra. Pero cuando el Arquitecto recuperó terreno en Arequipa, Lima y Callao las criticas se invirtieron  y fue el Apra que llamó encuestas alegres a las de Augusto Alegre que se publicaban  en Caretas, La Prensa, Panamericana TV y Radio Miraflores. Entonces Villanueva habló de una conjura anti aprista, sobre todo cuando el Movimiento  “Pan con Libertad” de Carlos Enrique Ferreyros anunció que votaría por Belaúnde. En el PP el encargado de hacer las críticas en términos muy duros fue  el empresario de origen libanés Miguel Ángel Mufarech, que hablaba de sobornos. En cambio Bedoya tratando de no dar mucha importancia a las encuestas, decía que se estaba padeciendo de “encuestitis”.

 

Muchos hablaban de fraude y que las mesas de transeúntes se prestarían para votar dos veces. El presidente del Jurado Nacional de Elecciones  Ulises Montoya, les salió al paso anunciando que se marcaría con tinta indeleble un dedo del votante.

 

 

Más de 10.000 cubanos piden asilo

ARRIBA

Desde que se instauró en Cuba el régimen de Fidel Castro, una gran cantidad de cubanos trató de salir del país. En 1980, tras de veinte años de gobierno comunista mantenido económicamente por Rusia, a pesar de notorios avances como la eliminación del analfabetismo, de la prostitución y la pobreza, había sin embargo inocultables males sociales, posiblemente por las rigideces del racionamiento y la falta de libertad. Si Fidel Castro hubiera dado a los cubanos libertad para irse a vivir al extranjero, sin duda que cientos de miles lo hubieran hecho.

La mayor parte de los que lograban salir,  se dirigían clandestinamente a Estados Unidos que estaba cerca, utilizando toda clase de embarcaciones, con las que  llegaban a Florida y se establecían en Miami. En 1965 los dos países llegaron a un acuerdo para hacer la salida en forma regular y normal. Entonces 3.000 o más cubanos empezaron a solicitar mensualmente su permiso para ir a USA. La embajada de  Suiza en la Habana representó a Estados Unidos en los trámites y la Embajada de Checoslovaquia en Washington representó  Cuba en los Estados Unidos. Al empezar el año 1980, corrió el rumor en Cuba de que el Gobierno de Castro ya no autorizaría más viajes a Estado Unidos. Entre el 17 de Enero y el 1º de Abril se asilaron  en la embajada del Perú en la Habana, 24 cubanos. En una refriega con personas que intentaban refugiarse en la Embajada Peruana, y personal policial que resguardaba dicha embajada, resultó un policía muerto

. Fidel Castro protestó, y acusó a los gobiernos del Perú y de Venezuela de  violar la inmunidad diplomática, y como represalia retiró la guardia protectora de la embajada. Teniendo el camino libre, una avalancha de cubanos invadieron primero la residencia del embajador peruano y luego los jardines exteriores y la calle. El 7 de abril, el periódico oficial cubano Granma decía que las personas que estaban en la embajada eran “delincuentes, lumpens, anti sociales, vagos y parásitos”. Era muy conocido que así se les llamara a los que no comulgan con el ideario de Castro, y eran  considerados como anti revolucionarios y gusanos.

 

 La situación era insostenible por que esas gentes tenían que alimentarse y hacer sus necesidades básicas. Todos los peruanos siguieron por muchos días a través de la T.V.  el desarrollo de los acontecimientos.

 

La multitud de cubanos que pugnaban por salir de su patria llegó a 10.800. demandando al embajador Edgardo de Habich, asilo político. Tras la intervención de muchos países, el 16 de abril, los asilados comenzaron a salir  a distintos países por medio de un puente aéreo con escala en Costa Rica. Al Perú llegaron algunos cientos que recibieron alojamiento y alimentación del gobierno peruano.

 

Crean las Cajas Municipales de Ahorro

ARRIBA

El 14 de Mayo, con Decreto Ley  23039, se crearon las Cajas Municipales de Ahorro y Crédito, con el fin  de promover el desarrollo regional del país y de contribuir al proceso de descentralización económica, así como para fomentar el  ahorro comunal, para apoyar  las pequeñas actividades productivas y para atender  el crédito popular  y otorgar préstamos con garantía prendaria.

Las Cajas Municipales gozarían de personería jurídica propia, es decir que eran entidades independientes de los Municipios provinciales y serían organismos para- municipales.

 

El capital social no podía ser menor  del equivalente de 200  sueldos mínimo vitales anuales  de la provincia de Lima, correspondientes a la actividad industrial, requiriéndose para iniciar sus funciones de tener cuando menos un capital pagado de 100 sueldos .m.v.a.

 

Los nuevos organismos de crédito quedarían bajo la supervisión  de la Superintendencia de Banca y seguro y del Sistema Nacional de Control.

 

Las Cajas Municipales para otorgar préstamo con garantía prendaria, exigían alhajas de oro al peso. No se consideraba el valor de filigrana ni las piedras preciosas. La amortización de estos préstamos no estaba sujeta al pago de cuotas fijas periódicas y hasta se podían pagar simplemente los intereses. Las prendas en abandono, eran rematadas.

 

Hasta la década del 30, existían en el Perú entidades privadas llamadas Casas de Préstamo, que con garantía prendaria hacían préstamos.

 

Convocan a  Elecciones de 1980

ARRIBA

El general Morales Bermúdez inició en 1976 un lento proceso de revisión y retorno a la normalidad,  con relación a las medidas extremas de gobierno que había impuesto el general Velasco. Una de ellas fue la vuelta a la constitucionalidad para lo cual convocó, a un Congreso Constituyente para la elección de 100 congresistas en el ámbito nacional o de distrito electoral único, habiendo logrado la más alta votación Víctor Raúl Haya de la Torre y el Partido Aprista la mayoría de las vacantes.-

 Las sesiones empezaron  en febrero de 1979 y el 12 de Julio de ese año Haya de la Torre desde su lecho de enfermo, en Villa Mercedes,  firmó la Constitución. El líder aprista estaba en las fases terminales de un cáncer que lo llevó a la tumba el 2 de Agosto del mismo año.

 

Además con D.L. 22622 del 30 de Julio de 1979, Morales Bermúdez convocó a elecciones  generales, para el 18 de Mayo de 1980.

 

Morales Bermúdez no quiso promulgar la nueva Constitución, que la Asamblea Constituyente había aprobado, por no haber incorporado algunas de las normas del Gobierno Revolucionario. y entonces, eso  lo tendría que hacer el que fuera elegido nuevo Presidente. El general  Morales Bermúdez  convocó a Elecciones Generales para presidente y  para dos vicepresidentes de la República, así como para senadores y diputados. En la fecha antes indicada, se celebraron las elecciones en todo el país. Se permitía al mismo tiempo, poder postular a la presidencia y también a una curul parlamentaria. Los votos para senadores eran por Distrito  Nacional Único.

 

Se inicia la Guerra Popular de Sendero Luminoso

ARRIBA

El 17 de marzo de 1980, Abimael Guzmán, convocó  a la II Sesión Plenaria  del Comité Central de Sendero Luminoso. La asamblea que se realizó en Lima, reunió a destacados líderes de las dos tendencias que existían en esos momentos en Sendero, uno que encabezaba el mismo Abimael que era partidario de iniciar de inmediato la lucha popular aprovechando que ya no estaban los militares en el poder y otro grupo estimaba que aun no había llegado el momento.. Para predisponer al auditorio  se declamaron  tres  poemas que eran  muy populares en la China. Luego se leyeron párrafos de Mao Tse Tung sobre la guerra popular,  así como pasajes de la lucha de Lenin y un discurso de Stalin  pronunciado en 1941, cuando lo nazis invadieron Rusia. El 27 de marzo terminó la reunión y se aprobó iniciar de inmediato la lucha armada, bajo el lema de “empezar a derrumbar muros y desplegar la aurora”.

 

El 2 de abril empezó a funcionar en un lugar de Lima,  la escuela militar llamada ILA 80, que significaba Inicio de la Lucha Armada en 1980. Los primeros días fueron de autocrítica pues hacía 12 años que llevaba de existencia Sendero Luminoso. Se habló del éxito   de la labor proselitista que habían realizado, y de los nutridos cuadros de profesionales con que contaban, muchos de los cuales habían viajado a China a empaparse de la doctrina maoísta. y se  mostraron muy satisfechos de las bases campesinas que  tenían sobre todo en Ayacucho y alrededores..Se analizaron  también los errores. Durante varios días el adoctrinamiento, se hizo con frecuentes citas de Mao en aspectos ideológicos. Después se habló sobre la táctica y la estrategia  seguir en la lucha popular, aplicada a nuestro territorio y de los métodos de la doctrina militar maoísta  sobre las luchas populares. El 19 de abril, Abimael clausuró la “escuela militar”

 

El 18 de mayo de 1980, los lectores  de los periódicos de Lima, y del resto del país no prestaron mayor atención   a una corta información, perdida entre otras noticias que destacaban, sobre ciertos sucesos que se suponían tenían carácter policial, ocurridos en Ayacucho. Todas las grandes noticias se referían a las elecciones que debían de realizarse ese día domingo, y fue allí donde se centró la atención de todos. Tampoco la T.V. informó nada sobre un suceso ocurrido el día anterior en un pequeño pueblo  ayacuchano, de la provincia de Cangallo, refundido entre la sierra y la selva, denominado  Chuschi.

Desde  Junio y Julio, de 1979 se habían producido extraños robos de dinamita del asiento minero Canarias en Ayacucho. Tampoco a eso se dio mayor importancia.

 

El 17 de Mayo, un grupo de 5 hombres armados, encubiertos con pasamontañas, asaltaron el local del Jurado Nacional de Elecciones  de Chuschi y quemaron 11 ánforas electorales.

.Muy pocas fueron las ánforas quemadas y la policía capturó días después a 4 de los asaltantes en una choza abandonada en las afueras del pueblo.

Nadie se preocupó del hecho, salvo la policía que por medio de su Servicio de Inteligencia, seguía el accionar de Sendero Luminoso, habiendo creado la DIRCOTE o Dirección Contra el Terrorismo dentro de la Dirección de Seguridad del Estado de la Policía de Investigaciones del Perú al mando del Coronel PIP René Jaime  Llamosas.

Con el suceso de Chuschi se había dado inicio a una acción terrorista, de las más sangrientas que se recuerdan en el mundo, que duró veinte años, retrasó el desarrollo del Perú, causó mas se veinte mil victimas  y duró veinte años, poniendo al país al borde del caos.

 

El 13 de junio, un grupo de 60 hombres jóvenes de un llamado Movimiento de Obreros  y Trabajadores Clasistas, arrojaron bombas molotov contra el Municipio de San Martín de Porras y luego arrojando volantes anunciando la lucha armada. Como loa policía ignoraba por entonces la existencia de Sendero Luminoso, consideró el MOTC era una organización  de tipo comunista. Postreri0ormente se supo que el tal movimiento era un organismo de fachada de Sendero Luminoso..

 

Se crea el IPSS

ARRIBA

El Gobierno de Morales Bermúdez, en julio, o sea en su último mes en el poder, emitió una gran cantidad de Decreto Leyes.

Así, el 9 de Julio emitieron  trentiun DD LL. Entre ellos él de la financiación de dos  hidro-eléctricas  en el departamento de Piura. El día 16 se promulgaron  treinta DD LL entre ellos,  11 no se publicaron en “El Peruano”. Uno que unificaba la  pensión de gracia a obispos y arzobispos. Con D.L. 23161 fue creado el Instituto Peruano de Seguridad Social, destinado a cubrir a los asegurados trabajadores contra los riesgos de enfermedad maternidad, invalides, accidentes, vejez y muerte. La nueva entidad  reemplazaba al Seguro Social del Perú  que fue creado con D.L. 20212

 

Con fecha 19 de Julio se emitieron ventinueve Decretos Leyes El último D.L. promulgado por el Gobierno Militar  fue el Nº 23214 que adecuaba  a la nueva Constitución Política, la Ley Orgánica de Justicia Militar.

 

La situación económica

ARRIBA

En 1980 era ministro de Economía y Finanzas el economista piurano Javier Silva Ruete, el que al jurara el cargo, dijo que asumía el activo y el pasivo del Gobierno de Morales Bermúdez.

 

Fue decisión de Silva Ruete, mantener artificialmente los precios de los artículos de consumo, para dar al pueblo la apariencia de estabilidad. Para Manuel Ulloa, futuro ministro de Economía, esos precios artificiales, equivalía a un embalse de la inflación. Cuando los periodistas preguntaron a Silva sobre el asunto, replicó con sorna, “eso de la inflación embalsada es un invento folclórico”

 

Pero  todos los órganos de prensa que se ocupaban del tema, decían que los embalses eran una bomba de tiempo que estallaría cuando Belaúnde subiera al poder, por que llegaría el momento en que se tenía que producir un sinceramiento de precios o sea romper el dique con todas las consecuencias previsibles de agitación social, entre ellos la inflación. No menos de 80 artículos de primera necesidad estaban sometidos a control.

 

De acuerdo a informaciones oficiales, el costo de la vida se había incrementado en 2% cifra en que los entendidos no estaban de acuerdo, y la duplicaban.

 

Al terminar el año 1979, la inflación en el Perú era del 70 %, superior  a la del Brasil que cerró con  68 % y a la de Uruguay con 65% pero inferior a la Argentina que tuvo  140%

 

 Por eso, la inflación acumulada entre el 1º de enero de 1980 al 31 de mayo, que oficialmente era de 16,5 % no reflejaba la realidad de la situación, y se especulaba que la inflación anual sería no menos del 80%.

 

Ante las presiones políticas, Silva Ruete dispuso una prudente elevación de los precios de la carne de cerdo, de la leche en polvo  del aceite de consumo doméstico y de los pesticidas.

                                                                            

En cuanto al manejo del precio de la gasolina, fue muy cauto, por que bien sabía el ministro, que las alzas de los combustibles, elevaban el costo del transporte de pasajeros y de carga, y por consiguiente de los artículos de primera necesidad.

 

En junio se registró oficialmente un incremento inflacionario, de 2% pero la tasa real embalsada había llegado al 4%, en forma tal que la inflación acumulada de  enero a mayo que oficialmente  había sido establecida en 16,5% fácilmente podría duplicarse en términos reales. Es decir ser 30%o más en el primer semestre. Para los entendidos, recién en 1981 se iban a sentir los efectos negativos de ese embalse, tal como había ocurrido en Argentina, que tras del gran embalse 1972-1975 se desbocó la inflación.

 

En materia sindical la cosa no iba mejor, por que en junio 60.000 trabajadores estaban en huelga en Lima. A la huelga de la Federación Medica Peruana que agrupaba a 12.000 médicos en todo el país, se agregaron el 2 de junio los farmacéuticos con un paro de 24 horas, el 4 le tocó a las enfermeras, a los trabajadores de Salud, y también a los trabajadores de varios Ministerios, de la Municipalidad de Lima y una docena de fábricas.

 

Fallece el Historiador Jorge Basadre.

ARRIBA

El martes 3 de junio fallecía en Lima en medio de general pesar, el gran historiador Jorge Basadre

 

El Dr. Jorge Basadre  Grohmann historiador y ensayista había nacido en Tacna  el 12 de febrero de 1903 siendo sus padres Carlos Basadre Forero y Olga Grohmann Butler, hija de un comerciante alemán. Fue el menor de 7 hermanos.

 

Comenzó a estudiar en el Liceo Santa Rosa de Tacna escuela peruana que funcionaba clandestinamente a cargo de doña Carlota Pinto de Gamalla, cuando la ciudad estuvo ocupada por el ejército chileno. En 1912 se trasladó con su familia a Lima y siguió sus estudios en el Colegio Alemán y en el Colegio Guadalupe, y siendo alumno pronunció un encendido discurso público en homenaje a Bolognesi. Siguió estudios en 1919 en la Universidad de San Marcos y se titula de doctor en letras en  1928 y de doctor en jurisprudencia en  1935. En la universidad conoció a Luis Alberto Sánchez y a Raúl Porras Barrenechea. Tuvo participación destacada como   sanmarquino en el Conservatorio Universitario de 1919 con otros estudiantes  que luchaban por la Reforma Universitaria.

Por entonces Basadre,  trabajaba en la Biblioteca Nacional, primero como auxiliar y después como conservador, donde también trabajaba Luis Alberto Sánchez como secretario. Simultáneamente enseñaba historia en varios colegios.- En 1925 viajó a la ciudad de Tacna y luego integró la Delegación Peruana ante la Comisión Plebiscitaria promovida por Estados Unidos, que se había instalado en esa ciudad Allí sufrió vejámenes de parte de los chilenos. En 1928 asumió en San Marcos la cátedra Historia del Perú. Después fue director de la Biblioteca Central de la Universidad de San Marcos en 1930-1931. Para especializarse en la administración de bibliotecas  viajó a Estados Unidos con una beca de la fundación Carnegie en 1931, luego siguió cursos como estudiante libre en la Universidad de Berlín y en España hizo  investigaciones en los archivos de la Universidad de Sevilla, retornando de Europa en 1935 en que volvió a la dirección de la Biblioteca en la reabierta San Marcos  hasta 1942. En 1939 publicó  en un tomo la Historia de la República ( hasta 1899)

 

Al producirse el incendio de la Biblioteca Nacional, fue llamado en 1943 para que asumiera la reconstrucción y reorganización de la destruida Biblioteca  lo que hizo entre 1943 y 1947, creando la Escuela Nacional de Bibliotecarios. Entre 1948 y 1950 fue Director de Departamento de Asuntos Culturales  de la UNESCO. . Fue ministro de Educación en 1945 con Bustamante Rivero y luego entre 1956 y 1958 con Manuel Prado. Posteriormente se retiró a la vida privada y se dedicó a la investigación histórica.

 

Fue profesor de Historia del Derecho Peruano e Historia del Perú, etapa republicana. Hasta 1954 en que se apartó de la docencia. Fue también profesor en la Escuela Militar de Chorrillos y en la Universidad Católica Así mismo  había ejercido la enseñanza suprior en Argentina, España y Estados Unidos. Fue presidente del Instituto Histórico del Perú  que posteriormente se convirtió en Academia Nacional de la Historia.

 Miembro de numerosas instituciones culturales nacionales y extranjeras, se hizo también  acreedor  a muchas condecoraciones y distinciones.

 

Lo que le dio renombre, fue su monumental Historia de la República del Perú  en su sexta edición de 17 tomos en 1969 que abarca el período de 1822 a 1933, habiéndose hecho de ella seis ediciones en tres años.. Antes había publicado “La multitud, la ciudad y el Campo en la Historia del Perú”; “La iniciación de la República” en dos tomos;  “Perú, problema y posibilidad” en 1931 y otros más.

 

Pocos días antes de morir,  Basadre,  había dado una entrevista a tres estudiantes del 4º año de Ingeniería de la Universidad el Pacífico.

 

En la larga entrevista, les manifestó que no se debía mirar a Chile con odio, pero sí con cuidado. De su ciudad natal dijo que Tacna era un pueblo al que le había costado ser  peruano. Confesó que nunca fue aprista ni devoto de Haya de la Torre.

Basadre era muy apreciado en los círculos culturales de Piura, y no había biblioteca importante que no contase con su colección. En muchos pasajes de su extensa narración se ocupó de hechos ocurridos en Piura.

 

Problemas laborales

ARRIBA

Como parte del clima de tensión política por la proximidad de las elecciones generales, se creó también un clima de tensión laboral, que pretendía aprovechar la coyuntura, para lograr sus objetivos.

 

Febrero fue un mes de protestas, paros y huelgas de bancarios, telefónicos, gráficos, textiles, municipales, fabricas de vidrio, mineros, y aduaneros.

Monseñor Brazini intervino amigablemente  para poner fin a la huelga de teléfonos entre el 4 y el 14 de febrero.

En abril, la firma del contrato petrolero con la Oxi y la Belco Petroleum, motivó airadas protestas de los partidos de izquierda, y se recordaba que precisamente fueron los contratos petroleros lo que había servido de pretexto a los militares para  derribar a Belaúnde.

 

En medio de todo eso, la Revista X, acusó al ministro del Interior  general Fernando Velit Sabattini de encubrir un cuantioso contrabando, motivando su renuncia.

 

En Junio, la CGTP, el SUTE, la Confederación Campesina del Perú, el Frente de Defensa de los Trabajadores de la Prensa Peruana, piden la transferencia de los diarios a sus trabajadores. Eso en momentos en que el Gobierno del general Morales Bermúdez había anunciado que los diarios serían devueltos a sus antiguos propietarios.

 

El Nacimiento de Sendero Luminoso

ARRIBA

En 2003, estando preso el líder senderista Ingeniero, Alberto Morote Sánchez, ex rector de la Universidad de Huamanga y padre de Omar Morote, Nº 2 de Sendero Luminoso, hizo declaraciones  en el sentido de que en 1969, aún no se había constituido Sendero Luminoso.

 

En 1969, el Gobierno Revolucionario  dio el Decreto Supremo 006-80ED que en criterio de los partidos de oposición, recortaba y restringía la gratuidad de la enseñanza.

 

Pronto se hicieron conocer protestas que en Ayacucho y Huanta fueron más violentas. La Universidad de Huamanga se convirtió en cabeza de las protestas y 16 de sus profesores fueron apresados, entre los cuales se encontraba  Enrique Bendezú Moya que después fue rector y Abimael Guzmán. Se hicieron memoriales en Lima y Ayacucho  pidiendo la libertad de los mencionados profesores. Entre los firmantes estaban el propio Morote,  Carlos Tapia García, que en 2003 era jefe de una encuestadora, varios miembros de la después  Comisión de la Verdad, parlamentarios y políticos de nota. Pero, su firma en el Memorial, no significaba un respaldo al senderismo porque aun no había aparecido públicamente. Las protestas se politizaron en exceso y fue así como  en Huanta afectada por corrientes de extrema izquierda, los actos violentos fueron mayores  y se llegaron a producir  22 muertes.

 

Fue en 1970, cuando Abimael Guzmán inició sus actividades con un reducido grupo de adeptos que apenas llegaban a 12, algo así como los doce apóstoles de todo el país, de los que 5 eran de Ayacucho. En 1980, cuando inició la lucha armada, ya habían crecido a 520 partidarios entre militantes y simples simpatizantes. Al poco tiempo, gran parte de la población de Ayacucho, simpatizaba con los postulados de Sendero. En realidad eran muy pocos para iniciar una revolución tan profunda como la que pretendían, pero estuvieron  razón – dice Morote-   cuando pensaron que era necesario empezar de inmediato, para crecer en el camino., pues en 1990, llegaban ya a 2.782 los militantes de primera línea y  eso les permitió desarrollar una actividad tan grande que parecían mas.

 

El Perú no es una isla. Muchos sucesos mundiales tienen profunda influencia en los destinos del país. Así por ejemplo, en la Rusia pos stalinista (Stalin murió en 1953).  se fue a un proceso de revisión doctrinaria y en 1956 se convocó  al XX Congreso  del Partido Comunista de la URSS. Se criticó el culto a la personalidad que había impuesto Stalin, se planteó la tesis de la coexistencia pacífica con el resto del mundo capitalista y se consideró la posibilidad de llegar al socialismo por medios pacíficos. El comunismo chino con Mao Tse Tung a la cabeza no aceptó el tránsito al socialismo por medios pacíficos, que ellos no practicaban y se reafirmaron en el uso de la violencia y de la guerra popular para llegar al socialismo acusando al PC ruso de revisionista.

 

Eso repercutió profundamente en las izquierdas peruanas que se alinearon en uno o en otro sentido.

 

En Agosto de 1966 Mao inició la llamada Revolución Cultural  Proletaria,  caracterizada por su actitud violenta frente al capitalismo al que trataban de cerrarle el paso, enfrentándose abiertamente a los Partidos Comunistas de Rusia y Europa Oriental.

 

El decenio que siguió fue gran tirantez entre los dos grandes grupos comunistas, en el mundo y en el Perú. Entre la juventud comunista china seguidora de Mao, su librito rojo se convirtió en una especie de Biblia que era leído y comentado en grupos en China y en el Perú. Con el pretexto de hacer la defensa del comunismo auténtico y evitar el resurgimiento de la burguesía, se cometieron en China muchos excesos  produciéndose un baño de sangre que duró muchos años.

 

Abimael Guzmán siguió con fervor ese proceso violento y se alineó con Mao, su revolución cultural y su librito rojo.

 

Surgió entonces en la mente de Abimael Guzmán la idea de formar un movimiento seguidor de los postulados de Mao.  Le atraía el culto a la personalidad porque eso le permitiría  pasar por encima de las estructuras partidarias, para centralizar todo el poder en una sola persona, que en caso de crear el movimiento, sería él. Tremendamente egocéntrico, años después se auto denominó la Cuarta Espada del Marxismo, nada menos, sólo después de Marx, Lenin y Mao.

 

La aplicación  de la Doctrina de Mao Tse al Perú, se encarnó en el  llamado Pensamiento Gonzalo, que señala la línea y la estrategia de Sendero Luminoso.

 

 

Era por lo tanto Sendero un movimiento  marxista, leninista y maoísta, que pretendía formar un partido de cuadros  selectos y secretos que buscarían de imponer por las armas (por el uso del fusil) la dictadura del proletariado.

El primer  semestre de 1980, era el último del Gobierno del general Morales Bermúdez, y Abimael lo quiso aprovechar  para hacer presencia en el departamento de Ayacucho, sin iniciar todavía su guerra popular.

 

Se atacaron locales de diversas entidades con petardos de dinamita y con bombas caseras, o se crearon desórdenes. Fueron atacadas  la Dirección Regional de Educación, la ORDEN de Ayacucho, el local PIP, la Municipalidad Provincial de la Provincia de Huamanga en dos oportunidades, la Municipalidad del distrito  de San Juan Bautista, la Casa del Campesino, el Banco Popular, el Hospital, y un colegio. También se apoderaron por unos minutos de una radio para transmitir una proclama y el 28 de julio durante el desfile escolar en Ayacucho y en Huanta fomentaron desórdenes.

 

En Lima, como para establecer distancias entre Sendero y el Gobierno Revolucionario, el 15 de Junio pusieron una bomba en la tumba del general Juan Velasco.

 

Las   Elecciones de 1980

ARRIBA

El general Morales Bermúdez inició en 1976 un lento proceso de revisión y retorno a la democracia y a la normalidad,  con relación a las medidas extremas de gobierno que había impuesto el general Velasco. Una de ellas fue la vuelta a la constitucionalidad para lo cual convocó, como ya lo hemos mencionado a un Congreso Constituyente para la elección de 100 congresistas en el ámbito nacional o de distrito electoral único, habiendo logrado la más alta votación Víctor Raúl Haya de la Torre y el Partido Aprista la mayoría de las vacantes.-

 Las sesiones empezaron  en febrero de 1979 y el 12 de Julio de ese año Haya de la Torre desde su lecho de enfermo, en Villa Mercedes,  firmó la Constitución. El líder aprista estaba en las fases terminales de un cáncer que lo llevó a la tumba el 2 de Agosto del mismo año.

 

Como ya lo hemos  hecho conocer, con D.L. 22622 del 30 de julio de 1979, Morales Bermúdez convocó a elecciones  generales, para el 18 de mayo de 1980, para elegir un presidente y dos vicepresidentes de la República, así como  senadores y diputados.

La campaña política se intensificó y el Partido Arista y Acción Popular convocaron a grandes mítines..

 

La candidatura de Armando Villanueva

ARRIBA

.La muerte de Víctor  Raúl Haya de la Torre, dejó al partido aprista prácticamente sin jefe, aún cuando había un Secretario General que era el joven líder Alan García Pérez. Pero sin duda alguna, la ausencia repentina de Haya de la Torre, con la enorme calidad política y humana que representaba, causó un vacío tremendo en el partido. Bien pronto se pusieron de manifiesto dos tendencias.

 Una moderada con Luis Alberto Sánchez, Andrés Towsend Escurra y Ramiro Prialé y otra  radical que encabezaba Armando Villanueva del Campo  con el apoyo de los jóvenes lideres Carlos Roca, Alan García,  y Luis Alva Castro.

 

Para resolver el problema se convocó a un Congreso Nacional Extraordinario en Trujillo, que se realizó  en el coliseo El Gran Chimú. En el debate, los ánimos se caldearon  y Luis Alberto Sánchez solicitó calma para poder hablar. Se produjo una trifulca y a continuación una balacera, resultando 5 heridos  entre ellos un niño. Al fin se impusieron os duros  y Armando Villanueva del Campo fue  designado como candidato presidencial.

 

Al terminar el congreso, grupos contrarios se enfrentaron y un fanático de los duros, agredió físicamente a Sánchez, que ya tenía 80 años, y sin considerar tampoco su alta investidura de presidente del Congreso Constituyente. La fórmula presidencial que se aprobó fue: Armando Villanueva para la presidencia y para las vice presidencias, Andrés Towsend Escurra y Luis Negreiros Criado con lo cual se dio participación a los dos grupos en la plancha presidencial. No se  aprobó la directiva colegiada  que proponían los moderados y se siguió con la forma tradicional, eligiendo como secretario general a Armando Villanueva; como secretario de organización, Alan García Pérez y Alva Castro, fue elegido secretario de plan de gobierno.

 

Belaúnde otra vez otra vez presidente

ARRIBA

El domingo 18 de mayo se realizaron las elecciones en un ambiente de tranquilidad. Después de diez años, el pueblo volvía a ejercer el derecho a votar y lo hizo con gran civismo. Pero el día 17 en el pequeño pueblo de Chuschi, en Ayacucho, apareció un reducido  grupo armado adicto a Sendero Luminoso, se apoderó de las ánforas y documentos electorales, y los quemaron en el parque principal. De esa forma dio comienzo a lo que llamó su lucha armada, aunque por entonces no se prestó mayor atención al hecho

 

Como primer vicepresidente resultó elegido el Ingeniero  Fernando Schwalb López  Aldana y como segundo vicepresidente el Dr. Javier Alva Orlandini, que también fue electo senador.

 

 

El Partido Aprista que había ganado las elecciones para la Constituyente con la carismática figura de Haya de la Torre, en esta oportunidad tuvo 27,28 % es decir, ni siquiera logró su tradicional tercio, que corresponden a los votos propios. Muchos consideraron que eso se debió a las disensiones entre Villanueva y Townsend Escurra.

 

El Partido Socialista del Perú del Dr.  Luciano Castillo, que llevaba como cabeza de lista a su esposa la Dra. María Cabredo de Castillo y a su hijo Melquíades Castillo como vice presidente, resultó con muy pocos votos aun en el departamento de Piura y. Talara dejó de ser un baluarte del socialismo ante el triunfo del aprismo. en esa provincia.

Los generales Leonidas Rodríguez y Tantaleán Vanini, que habían gozado de gran popularidad durante el régimen de Velasco, salieron a escala nacional, muy mal parados sobre todo el último. Políticamente desaparecían. El pueblo les dio un justo castigo.

 

Los partidos de izquierda que se presentaron muy fraccionados  resultaron con escasa votación.  El Ingeniero Gustavo Mohome que lideraba un partido disidente de Acción Popular, resultó igualmente con poquísimos votos.

 

Se presentaron también candidatos poco conocidos como el Dr. Carlos Carrillo Smith,  el pradista Alejandro Tudela  representando al ya huérfano Movimiento Democrático Peruano. Oro desconocido que apenas logró votos fue Waldo Fernández.

 

Más tarde Belaúnde diría en son de broma, que su triunfo se lo debía en parte a la oposición que le habían hecho Carlos Loret de Mola el de la Página Once, así como a los ataques de Javier  Valle Riestra y de Alan García.. En efecto, el Ingeniero Loret de Mola  financiado por diversos intereses realizó una intensa campaña contra Belaúnde, pero ya nadie le creía.

 

Los votos para diputados y senadores, reflejaron también la tónica de la elección general.

 Acción Popular con su natural Aliado el PPC, lograba una cómoda mayoría en diputados y en senadores. .Llos dos partidos obtenían 32 votos  frente a 17 del Apra y  11 del resto, predominantemente izquierdista, que conformarían la oposición.

Se presentaron 15 candidatos para la presidencia  y los resultados fueron los siguiente

 

CONFORMACIÓN DEL CONGRESO

 

PARTIDOS

Nº Diputados

Nº Senadores

Acción Popular

94

26

Partido Aprista

52

17

Partido Popular Cristiano

11

6

Unidad de Izquierda Revolu,

9

3

Frente Nac. Trabaj. y  Camp

5

1

Partido Revolucionar.Trabajad.

2

2

Unidad de Izquierda

2

2

Acción Política Socialista

2

 

Unión Democrática Peruana

1

2

Partido Socialista  Trabajadores

1

 

Unión Nacional Odríista

1

 

Focep

 

1

 

En mayo el Jurado nacional de Elecciones, anunció que habían 6’382.002 electores.

 

Desde su modesto departamento de Camino Real, Belaúnde con su familia y un grupo de amigos, siguió por televisión, todas las contingencia del 18 de mayo.

 

RESULTADOS PRESIDENCIALES

 

NOMBRES

PARTIDO

VOTOS

Fernando Belaúnde

Acción Popular

1’870.874

Armando Villanueva

Partido Aprista

1’129.991

Luis Bedoya Reyes

Partido Popular Cristiano

 394.592

Hugo Blanco Galdós

Part. Rev. Trabajadores

 160.713

Carlos Malpica Silva

Unidad Democrática Popular

   98.452

Horacio Cevallos  Gómez

Unidad Izquierda  Revolucionaria

 134.321

Genaro Ledesma Izquieta

FOCET

  60.853

Grl Leonidas Rodríguez

Partido Socialista Revolucionario

126.890

Róger Cáceres Velásquez

Frente Nac. Trabajad.  y Campes.

 80.647

Javier Tantaleán Vanini

Organización  Revoluci. Peruana

17.713

María Cabredo de Castillo

Partido Socialista del Perú

  8.714

Gustavo Mohome Llona

Acción Política Socialista

 11.607

Carlos Carrillo Smith

Unión Nacional Odríista

18,170

Alejandro Tudela G

Movimient .Democrático Peruano

  9.875

Waldo Fernández D

Parti. Acción  de Integración Social

  9.350

Votos Validos

Votos en Blanco

Votos Nulos

 

4’123.736

  408.276

  775.423

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ELECCIONES GENERALES 1980 – Departamento Piura en %

 

Departamento

A.P

APRA

IZQU.

PPC

OTROS

Departamento

37.5

28.1

20.3

7.0

6.9

Piura

34.2

28.0

22.0

8.0

6.9

Ayabaca

39.6

23.8

20.1

4.5

12.0

Huancabamba

45.9

33.4

10.9

7.4

2.3

Morropón

39.1

24.6

27.9

3.4

4.9

Paita

49.9

22.2

17.4

5.5

5.1

Sullana

41.3

24.4

15.3

7.5

5.6

Talara

25-o

37.5

20.1

7.7

9.7

 

Desde su modesto departamento de Camino Real, Belaúnde con su familia y un grupo de amigos, siguió por televisión, todas las contingencia del 18 de mayo y su triunfo final.

 

Días después, el viernes 23 de mayo por la tarde, el presidente electo Belaúnde tras doce años volvía a Palacio invitado por  el general  Morales Bermúdez  ingresando otra vez por la puerta grande, y  con honores, siendo recibido muy amablemente por el mandatario saliente, conversando 80 minutos.. Luego el general diría a los periodistas, “tal honor para tal Señor

Una semana más tarde, se reunía  en plenaria extraordinaria el Comité Ejecutivo Nacional del PAP para hacer una evaluación de la situación. Se consideró que en 1931 con Haya el Apra se presentó por primera vez en elecciones  y obtuvo el 35.38 %; luego apoyando a Bustamante, en 1945 alcanzó  el 45 %, en 1956 con Prado llegó a 42.87 %, en 1962 cuando anularon las elecciones tenía  32.98 %; en 1963 en la elección que ganó Belaúnde el partido tuvo 34.35%. Eso en cuanto a elecciones presidenciales y en 1980 apenas alcanzaban el 28% es decir se había perdido el tradicional tercio.

 

La prensa en general consideró que se había producido un sismo político, y que muchos partidos quedarían sepultados para siempre.     

 

  

Diputados piuranos

 

Amador Amico Ramos (AP)

Jorge Humberto Martínez Atoche (AP)

Doris Guerrero Guerrero (AP)

Juan Merino Hidalgo(AP)

Horacio Coronado Naranjo (AP)

Miguel Guevara Morán (PAP)

José Carlos Carrasco Távara (PAP)

Rogelio León Seminario(PAP)

César Trelles Lara(PAP)

Jorge Merino Jimenez   (UDP)

Rafael Vegas García (PPC)

 

En 1980 se encontraba de prefecto, el odontólogo Alejandro Alberdi Carrión, que fue reemplazado por el Ingeniero Julio Cornejo Burgos de Acción Popular.