Capítulo VI: La catástrofe de "El Niño"

TOMO XIII

LOS ULTIMOS VEINTE AÑOS

1980 - 1999

CAPITULO VI

“LA CATASTROFE DE “EL NIÑO”

 

 

Ø      Los cambistas del jirón Ocoña

Ø      Las matanzas de Huaychao

Ø      La masacre de Uchuraccay

Ø      La violencia en febrero de 1983

Ø      El martirio de Uchuraccay

Ø      La masacre de Lucanamarca en 1983

Ø      Consecuencias políticas de las masacres

Ø      Asesinato de Alcaldes

Ø      Sigue la orgía sangrienta

Ø      El Fenómeno de Niño

Ø      Ataques ecuatorianos

Ø      El Niño en abril, mayo y Junio

Ø      La rehabilitación

Ø      El Niño en otros lugares

Ø      Fallece Chabuca Granda

Ø      La sequía en la sierra sur

Ø      Segunda Etapa del Proyecto Chira-Piura

Ø      Crean el Banco Mercantil

Ø      Quiebra del Banco Comercial

Ø      La Superintendencia interviene varios Bancos

 

 

 

Los cambistas del jirón Ocoña

ARRIBA

El año de 1983, fue también del auge de una actividad financiera informal, con la aparición en el jirón Ocoña de Lima, al costado del Hotel Bolívar, de una gran cantidad de cambistas que compraban y vendían dólares. Por la rapidez con que se efectuaban las transacciones, tenían una gran clientela. Se aseguraba, que tras de este negocio habían  grandes capitalistas que buscan rápidos y buenos dividendos financieros.

 Se estableció desde entonces un paralelismo en las transacciones cambiarias y los diarios empezaron a informar sobre las tasas de cambio imperantes en los Bancos y las que regían en Ocoña. En realidad siempre había existido ese sistema ambulatorio de cambio, pero el auge se produjo en 1983 cuando ya habían unos 90 agentes. Algunos ya entraban en la modernidad con pequeños aparatos que detectan a los dólares falsos. Cuando habia huelgas bancarias, era cuando cobraba mayor vigor el Jirón Ocoña. La demanda de dólares era bastante alta, por que algunos ahorristas buscaban defenderse de la inflación., y no era raro que la demanda fuera tal, que a veces, como ocurrió con el Banco Continental  estuvo dos días sin moneda extranjera. También se comentó que un buen volumen de los dólares provenía de la selva peruana donde los narcotraficantes colombianos pagaban con dólares que luego eran “blanqueados” en Lima.

 

Las matanzas de Huaychao

ARRIBA

A fines de 1982, ya se pudo notar dentro de las comunidades ayacuchanas que simpatizaban con Sendero Luminoso el comienzo de una crisis interna

El campesinado de Huanta no recibió bien  el plan de construir un Nuevo Estado Democrático Revolucionario. El teniente gobernador, el varayoc y el agente municipal de la comunidad de Huaychao discutieron violentamente con los lideres senderistas y les dijeron que como autoridades no podían estar contra el gobierno. Eso significaba ganarse una sentencia de muerte y fue así como las tres autoridades fueron asesinadas.

 

A los iquichanos molestaba mucho que los terroristas, llegaran por sus pueblos y obligaran a las gentes a dar vivas a Sendero, a la lucha armada, a izar la bandera roja con la hoz y el martillo, a tener que pagar continuos cupos, y prohibirles que asistieran a las ferias dominicales que se celebraban en diversos pueblos de Ayacucho. Pero lo más grave era que ya habían empezado  a matar a campesinos bajo la acusación de soplones y de traidores a los que les implantaban una parodia de juicio y luego los ejecutaban en las plazas principales. En diciembre de 1982, los senderistas habían matado al caporal de la comunidad.

 

Los infantes de marina recién instalados en Ayacucho, aprovecharon de esa circunstancia y organizaron en varios pueblos de la provincia de Huanta Comités de Autodefensa y Bases Multicomunales. El Comando Político Militar de Ayacucho a cargo del general Clemente Noel Moral, los había advertido de que estuvieran alertas contra los terrucos.

 

La comunidad de San José de Iquicha, que correspondía al sector de Huaychao, decidió tomar venganza contra Sendero. Fue así como el 21 de enero, grupos armados con machetes, lampas, palos y piedras, marcharon en gran número sobre los poblados de Macabamba y Huaychao, donde dieron muerte a siete lideres locales de Sendero. Eso en realidad significaba el estado de guerra entre las comunidades de Huaychao y Uchuracay, que eran Iquichanas contra Sendero Luminoso. Los campesinos decidieron organizarse en grupos armados, mantenerse en constante alerta y colocar vigías en las cumbres para anunciar las incursiones que pudiera intentar Sendero. También se organizó el sistema de alarma. Cuando en Lima se conoció la matanza de los 7 senderistas el diario El Comercio, el día 26, puso un gran titular que decía: “El Pueblo se defiende”y alabó la sangrienta reacción de las comunidades de Huaychao y Uchuracay.

 

El corresponsal de “El Comercio” decía: “Hay una respuesta muy significativa del pueblo ayacuchano de detener el  terrorismo. Con esta acción, los hombres y mujeres están demostrando coraje y virilidad para no seguir siendo mancillados por un pequeño grupo de ideas descabelladas”.

 

Muchos se sumaron a ensalzar el coraje de esas comunidades, entre ellos el presidente Belaúnde. -El general Noel informó que otros 20 terroristas habían sido ejecutados por diversas comunidades.

Nunca iban a imaginar que ese mismo día del comentario de “El Comercio”, se producía la matanza de periodistas.

 

Las comunidades Iquichanas se han caracterizado por ser bravías e indómitas desde el tiempo de la colonia. Tras la batalla de Ayacucho, siguieron fieles a la monarquía española y fue necesario que la naciente republica peruana los combatiera durante dos años para reducirlos a la obediencia. El 12 de noviembre de 1827 atacaron y tomaron Huanta. Durante la guerra con Chile fueron los mejores soldados de Cáceres.

 

Los iquichanos viven en la parte alta de la cordillera  que rodea el valle de Huanta., a  4.000 de altura y se dice que eran descendientes de los pocras, que se enfrentaron a los ejércitos del Inca. Es pues una tradición ancestral de muchos siglos que hablan de su espíritu rebelde. Muy amante de su libertad y de su modo de vida.

 

La masacre de Uchuraccay

ARRIBA

El 26 de enero a las 3 de la tarde, varias personas celebraban el cumpleaños de uno de ellos en la vivienda  de Fortunato Gavilán,  cuando se dejó oír la alarma. . Todos salieron corriendo, armados con lo que tenían a la mano y tomaron  el camino que conducía a unas alturas y otros densos grupos se les unieron, con palos, hachas, piedras y lazos. Pudieron contemplar como unos intrusos estaban  bajando de las alturas  del Wachacasa.

 

 Los comuneros se dividieron en dos grupos, cercando uno a  los supuestos terrucos, mientras que el  otro grupo perseguía al guía que estaba algo distanciado. Los periodistas fueron cercados y temblaban por el frío y por el temor y ni podían hablar. Un joven de la misma comunidad se improvisó de intérprete, pero minutos más tarde no contentos con su desempeño lo corrieron a palos. Los periodistas trataban de convencer a la gente  que no eran terroristas, pero éstos no les creían. Al final, accedieron al pedido que formularon los hombres de prensa de ser entregados a la policía. Empezaron a dirigirse al puesto policial más cercado y cuando lo hacían uno de los dirigentes campesinos, expresó sus dudas de que los prisioneros sólo trataban de ganar tiempo para que otros terroristas llegasen y los libertasen. Decidieron matarlos y en los luctuosos hechos participaron 30 personas entre hombres y mujeres. Solo había pasado media hora, desde que los capturaron. Solo el campesino Severino  Morales Coente alias Huascarán,  persistió en que fueran entregados a la policía, pero Morales era Comisario del Comité  Popular de Sendero en Uchuracay, y hacía un año que se había establecido en la zona.

 

Por la noche hubo una asamblea en Uchuracay, y se acordó matar al guía Argumedo, del que decían era un declarado terruco. Lo mismo matar a Morales por senderista y por haber defendido a lo que llamaban terroristas.  sin respetar que era miembro de su propia comunidad también lo mataron

 

Se acordó así mismo dar cuenta de inmediato a las autoridades militares de Huanta, que habían matado a un grupo de terrucos. Cuando la policía llegó a Uchuracay, encontró en las ropas de las víctimas, el carnet del periodista  Pedro Sánchez Gavidia y su cámara fotográfica;  y se dieron  cuenta del terrible error cometido.

En enero, la atención ciudadana se encontraba concentrada en el conflicto con Ecuador, cuando repentinamente el día 27, la Radio y la TV. dieron   la noticia a todo lo largo y ancho del Perú,  que en un remoto y agreste paraje de Ayacucho, 8 periodistas habían sido masacrados. Al principio no se sabía si los asesinos eran senderistas o miembros de las Fuerzas Armadas. Los diarios del día siguiente fueron arrebatados de las manos de los canillitas.

 Se trataba de 6 periodistas de Lima y 2 de Ayacucho. Las informaciones decían que los periodistas de la oposición, Jorge Sedano, de “La República”,  Eduardo de Piniella y Pedro Sánchez del “Diario de Marka”, Willy Reto y Jorge Luis Mendivil de “El Observador”,  Amador García de “Oiga”, Félix Gavilán corresponsal de “El Diario”, un periodista  de Ayacucho Octavio Infante y el guía Juan Argumedo, buscaban de investigar la muerte de  seis senderistas por los campesinos de la comunidad  de Huaychao, como resultado de la estrategia contra insurgente que  el mando político militar de Ayacucho estaba enseñando a los campesinos.

En todo Piura hubo gran interés por las informaciones que propalaban todos los medios de comunicación-

 

Desde Huamanga,  Willy Reto había escrito a su novia: “---La buena suerte me acompaña muy poco ya que tuve problemas  con unos rollos, motivo por el cual la conversación telefónica, no fue del todo agradable; se que me entiendes; hoy salgo a un pueblo, que queda según dicen, no sé,  4 horas en carro, 3 a caballo y 3 a pie. Si no te llamo es porque el miércoles, salgo nuevamente  a otro pueblo, donde son 4 horas en carro y 8 horas (ida  y vuelta)  dicen “Zona Liberada” o sea Zona de Sendero. TERRUCOS como Aquiles dicen. La plata se acorta, y ya casi no tengo dinero, más que para comer, espero estar a tu lado el jueves. No te preocupes.”

 

Diario de Marka, era un periódico que se consideraba vocero del Partido Comunista, pero que había sido adquirido por el ingeniero Gustavo Mohme, también director propietario de “La República”, opositor al Gobierno, pues Mohme jefaturaba un grupo político escindido de Acción Popular. “El Diario”, era un vocero encubierto de Sendero Luminoso.

                                                

Los periodistas se habían hospedado en el Hotel Santa Rosa y se internaron  en las sierras  con el fin de llegar a Huaychao usando un auto de alquiler que los llevó hasta Yanaorco  y de allí debían de continuar a lomo de bestia o a pie hasta Huaychao. El   26 pasaron cerca al pueblo de Uchuracay, por una ruta poco transitada y una pastora que actuaba de vigía dio la vos de alarma.

Uchuracay está a hora y media a pie de Huaychao. Todo ese sector se encontraba bajo control de las Fuerzas Armadas la que no dio facilidades, ni seguridad, para que los periodistas cumplieran su labor. Las informaciones eran contradictorias y no pocos culpaban al general Clemente Noel Moral Jefe Militar de la Región, por la forma imprudente como había instruido a campesinos completamente ignorantes.  El juez instructor de Huamanga Dr. Hugo Molina procedió abrir la correspondiente instrucción  y el jefe de la División de Homicidios de la PIP Lionel Zevallos, viajó de Lima a Ayacucho para asumir personalmente las investigaciones.

El Gobierno de Belaúnde, ante el reclamo generalizado, nombró una comisión investigadora presidida por el escritor  Mario Vargas Llosa e integrada por el periodista Mario Castro Arenas, el jurista Abraham Guzmán Figueroa y un grupo técnico conformado  por antropólogos,  Juan Ossio, Fernando Fuenzalida y Luis Millones, el  lingüista  Rodolfo Cerrón Palomino,  el sicoanalista  Max Hernández y el abogado Fernando de Trazegnies, los que a mediados de febreros estaban en el lugar de los hechos, entrevistando a los comuneros, a los familiares  de Argumedo y a periodistas.

Recién en marzo de 1983 fue entregado el informe de la comisión  en el que se planteaba una triple interpretación del luctuoso suceso, y que  pese a la demora, en nada contribuyó el informe a aclarar los hechos.

El informe decía que el viaje de los periodistas fue bajo su propio riesgo y responsabilidad y que los principales jefes políticos- militares no habían tenido conocimiento previo de tal viaje. Se afirmaba también que los comuneros habían confundido a los periodistas con un grupo senderista  que iba a tomar revancha por la matanza de senderistas en Huaychao y que el ataque fue sorpresivo y en forma masiva, sin que hubiera tiempo para que los periodistas se identificaran ante los indígenas que bajo los efectos del miedo y  de la cólera, dejaron paso a una ferocidad siempre latente en ellos que se ponía de manifiesto,  cuando tenían  que enfrentar problemas. También en el informe se desmintió la versión que habían preparado autoridades de Ayacucho, en el sentido de que los periodistas habían ingresado a Uchuraccay portando una bandera roja y dando mueras al gobierno y a los sinchis. Se aseguraba que en la matanza sólo habían participado comuneros y en ningún caso fuerzas del orden.

 

No obstante que la comisión estaba integrada por gente muy importante, fue objeto de duras críticas  y se la culpaba de haber querido encubrir a las autoridades militares de Ayacucho, y de invadir el campo judicial. También se objetaba a la comisión el criterio que tenia de los comuneros como gente muy primitiva, ignorante y arcaica.

Posteriores investigaciones demostraron que los periodistas si habían efectuado trámites ante las autoridades político - militares  y por lo tanto no hubo desconocimiento de lo que deseaban hacer los periodistas y lo que es más, en su viaje a Uchuraccay habían pasado por tres controles del ejército. También quedó desmentido que los comuneros actuaron sorpresivamente y sin diálogo previo, por que después se encontraron cámaras fotográficas con placas impresas, que mostraban que si existió contacto y comunicación previa, y que los periodistas fueron llevados por los campesinos a la comunidad donde fueron asesinados y se detectó también que el mando militar como una forma de lucha contra insurgente, estaba preparando fuerzas para militares.

 

La maestra de Uchuraccay, Alejandra de la Cruz, de 30 años, natural de Huamanga, con titulo de Asistenta Social declaró a la prensa que desde 1980 estaba a cargo de la escuelita de la comunidad de Uchuraccay donde atendía a 45 alumnos, no obstante que podían asistir 200. El idioma de la comunidad era el quechua y todos los adultos eran analfabetos.  Rebeló que a partir del año 1982, los Sinchis llegaban de mes en mes a Uchuracay siendo atendidos por los comuneros y que nunca oyó que los Sinchis dieran órdenes de matar.

 

 Muy pocos Sinchis hablaban quechua y se interesaban en conocer la filiación política de los campesinos, los que no sabían nada de política y solo se ocupaban de sus siembras y sus animalitos.

Parte del último rollo del extraordinario Willy Retto que CARETAS 787 del 20 de febrero de 1984, publicó en exclusiva y que completaba la secuencia de los últimos instantes de la tragedia. Ver `Redoble por Uchuraccay'.

  La policía puso inicialmente a 3 campesinos, ante el poder judicial, los mismos que fueron condenados a 25 años de prisión Luego otros 14 fueron llevados ante la justicia. El proceso  duro en su totalidad cuatro años  pero como estuvo lleno de irregularidades se trasladó de Ayacucho a Lima. Se pudo establecer que dos no eran de Uchuraccay  y que ninguno participó en la matanza.

 

Sobre la actitud de la prensa peruana, se dijo: “Uchuracay, fue cogida entre los fuegos enfrentados de una guerra, que no buscó, que se le impuso y sobre ello está la manipulación periodística y política que basándose en estridencia en los titulares, de ensañamiento y mentira, se disfrazó bajo la denuncia, de un supuesto intento del gobierno, de ocultar verdades oscuras y siniestras, y de impedir el esclarecimiento de la masacre de los periodistas.”

 

El 31 de julio,  de 1983 apareció  en el” New York Times Magazine” un extenso artículo de Vargas Llosa, titulado “Encuesta en los Andes”, sobre los sucesos de Uchuracay, que fue reproducido en el diario ABC de Madrid. El escritor, afirmaba que los periodistas no fueron asesinados por los sinchis, como algunos periódicos de izquierda aseguraban, sino por los campesinos. En Lima “El Diario” hizo comentarios sobre el artículo y basándose en ellos cuatro familiares de los periodistas asesinados, publicaron una violenta “Carta Abierta” contra Vargas Llosa, al que acusaron haber obrado de mala fe.

A raíz de la masacre de los periodistas, Uchuraccay se puso en el centro de la noticia. Algunos decían que en el inconsciente andino habían síntomas de agresividad y violencia  que había construido un puente  de 3.000 años, desde Chavín hasta Edith Lagos, como una historia no interrumpida de larga duración.

 

Se buscó, hasta en la etimología de la voz Uchuraccay, una luz de lo que podía ser el origen de su violencia.

 

Pero si bien, la mayoría de los adultos eran analfabetos y no sabían el castellano, estaban muy lejos de ser considerados bárbaros o salvajes. Como muchos pueblos de la sierra sur, no estaban sin duda integrados, al  Perú. Sólo 6 hombres y 2 mujeres hablaban el castellano y uno de los hombres había vivido en Lima. Había familias ricas, con muchos ganados, que desarrollaban una vida cómoda, contando con artefactos  electromésticos a pilas. Dos de esas familias pensaban comprarse autos. Muchos tenían radios de pilas. La gente común y corriente,  generalmente usaba bayetas en los vestidos y la lana que daban sus animales; pero los jóvenes se iban adecuando a la moda de Ayacucho, pues usaban blue jeans, guayaberas y relojes de pulsera. Tras los hechos de violencia, los ricos habían quedado en la miseria y huido a la selva.

 

Para muchos sectores de la izquierda peruana, así como de los familiares de las víctimas y de los gremios periodísticos, los responsables fueron las fuerzas anti subversivas y el gobierno y sus representantes   por no dar garantías.

En febrero de 1984 la revista Caretas en su número 767 publicó 9 fotografías tomada por la maquina de Willy Retto. Es sobre la base de estos documentos, que familiares de las víctimas,  aseguraron  que en el grupo homicida, había sinchis disfrazados con ponchos, porque se podía apreciar que tenían pantalones modernos y relojes de pulsera.

 

Don Oscar Retto Saldaña, padre de Willy dijo que los comuneros no eran campesinos ignorantes y analfabetos  que no sabían distinguir una cámara de un arma. El fue varias veces a Ayacucho en busca de mayor información, pero no logró mayor cosa y también era de los que creían que Noel era responsable, porque los militares tenían todo el control de Ayacucho  y  dejaron internarse a los periodistas, sin darles ninguna protección y ni siquiera una simple advertencia.

 

Alcira Velásquez Vda. De Jorge  Sedano Falcón, reportero gráfico de La República,  decís  que se sentía mal cuando sabían que los verdaderos criminales  como el general Noel andaban sueltos, como si nada hubiera pasado

 

La investigación había  encontrado dificultad, entre los mismos habitantes de Uchuraccay  que  “mantuvieron la imagen institucional sin caras individualizadas” y mostraron “una solidaridad indeclinable  frente al delito”

 

En Uchuracay, la gente tomó conciencia de que habían cometido un delito, con prescindencias de los motivos que los hubieran impulsado. Un grupo de hombres y de mujeres que bordeaban entre los 30 y 40, habían sido con mayor o meno grado, autores de la matanza. Todos habían sido matados por Sendero poco tiempo más tarde. Los terrucos lograron tener los nombres de los participantes y los fueron llamando y ultimando. Ellos actuaron tremendamente más rápido que la justicia peruana, pues a su modo investigó, sentenció y ejecutó.

Mientras la Comisión Especial y las autoridades investigaban el asesinato de los periodistas en Uchuracay, los senderistas  se mostraban activos en Lima.

 

La violencia en febrero de 1983

ARRIBA

Los años 1983 y 1984 fueron particularmente muy violentos.

 

 El guardia civil Edmundo Huamaní, fue atacado por un grupo de adolescentes, el 11 de febrero que le dispararon a quemarropa dejándolo gravemente herido, cuando se dirigía a cumplir su turno en la 9na Comandancia de Lima.  Rápidamente se montó un operativo al mando del teniente PIP Víctor López y se logró  detener a dos criminales armados;  de 16 años que eran estudiantes secundarios. Al día siguiente, este oficial fue atacado por otro grupo armado y herido de un balazo en el antebrazo. El día 13 apareció en las afueras de Lima el cadáver de un joven, que no pudo ser identificado, pero que presentaba huellas de haber sido torturado, sobre el pecho tenía un pequeño cartel que decía “por soplón”

 

El día 10, se produjeron en diversos lugares de Ayacucho enfrentamientos entre la fuerza pública y los senderistas. En un caso fue una numerosa columna terrorista de unos 40 elementos, a los que se estaban persiguiendo y lograron  alcanzar, obligándolos a trabarse en combate infligiéndoles varias bajas y haciendo dos prisioneros. En otro lugar, en Ampas Pampa, en otro enfrentamiento murieron 4 senderistas.

 

El martirio de Uchuraccay

ARRIBA

Tras los trágicos sucesos de Uchuracay, parecía que una maldición bíblica se había abatido sobre ese pobre pueblo.

 

Pronto apareció la policía haciendo captura de mujeres y hombres  adultos. Las fuerzas del orden presionados por los medios masivos de comunicación, trataron de encontrar culpables a como diera lugar. Se necesitaban cabezas de turco, aún cuando fueran inocentes. Hacían redadas de hombres y mujeres y para hacerlos  hablar, los torturaban.

 

De inmediato, gran cantidad de adultos huyó, unos se refugiaron en las inhóspitas cumbres y otros en diversos poblados y allí se  confundieron con el resto de la gente sin decir de donde llegaban.

 

Ante el mundo Uchuraccay parecía como un pueblo asesino, donde todos eran culpables. Así parecen haberlo considerado los ronderos de los pueblos vecinos y las cercanas comunidades. Se estigmatizó el nombre de Uchuraccay y a sus habitantes. De eso modo;  hacer daño a la comunidad de Uchuraccay no resultaba cometer algo punible.

 

Al poco tiempo del asesinato de los periodistas, aparecieron en las paredes de las calles de Ayacucho letreros de color rojo que decían “Venganza a los mártires”. Durante todo el año 1983, lucieron pintas jurando venganza y  matar a los autores de la masacre.

 

El 22 de mayo, era domingo de Pentecostés. Los atribulados habitantes que aún vivían en Uchuraccay, celebraban esa festividad cuando en forma repentina apareció un nutrido grupo de terroristas armados. En la plaza principal, fueron leyendo los nombres de los directamente implicados en la muerte de los periodistas y de inmediato, piquetes de terroristas los sacaban de sus casas, y allí ante la vista del pueblo los mataron. Muchos trataron de huir, pero los Senderistas los persiguieron  y en algunos casos tal persecución duraba varios días como sucedió con el teniente gobernador  Fortunato Gavilán,  que fue alcanzado cuando viajaba a la selva.                                                                                       

Una segunda incursión ocurrió el 17 de julio. En Uchuraccay celebraban la festividad del Carmen los días 16 y 17 de Julio. En 2003, contó Marita Gavilán ante la Comisión de la Verdad, como su esposo y sus dos menores hijos fueron asesinados en esa oportunidad. Al partir los terruños , advirtieron que iban a volver..

 

La tercera incursión se efectuó el 24 de diciembre de noche, al igual que la anterior. En total, dieron muerte a 135 habitantes de Uchuraccay, contando hombres, mujeres y hasta niños. Hasta dos campesinos que presumían iban a ser atacados por Sendero, prefirieron envenenarse. En el exceso de la sevicia, desenterraron los cadáveres y los arrojaron a los cerros para que se los comieran los perros y las aves de rapiña. Los deudos tenían que esperar, que se fueran los terroristas para ir en búsqueda de los restos, disputárselos a los perros y volver a enterrar lo que quedaba.

 

A las semidestruidas casas, les prendían fuego, de tal manera que las pocas personas que aun quedaban huyeron a las selvas o a otras comunidades, con sólo las ropas que tenían.

 

Las mujeres y niños de Uchuraccay, cuando llegaba la noche, temían ser atacados, por cuyo motivo abandonaban sus casas y se iban a las alturas, expuestas al frío y a la lluvia, por lo cual muchos niños murieron. 

 

Cuando los hombres huyeron de Uchuraccay, solo quedaron mujeres y niños, que en criterio de los ronderos vecinos, eran pro senderistas, por no haber sido atacados por los terroristas y por estar cercanos a la base terrorista de Rasuvillka. El criterio era absurdo e inconsistente, pero sirvió a los ronderos para cometer sus fechorías. En frecuentes incursiones a Uchuraccay, algunas acompañadas  por soldados, cometieron toda clase de tropelías. Robaron los animales domésticos, saqueaban tiendas y casas, se llevaron los muebles y la ropa de las viviendas,  los techos de la escuela construida en 1959, luego alzaron con las carpetas y hasta con las campanas de la iglesia y cuando ya no había nada que llevarse, incendiaron el pueblo.

En agosto de 1984, ya Uchuraccay había sido borrado del mapa y como hasta el nombre era execrado, se intentó reemplazar el nombre por el de Wachibamba, que era él de una muy pequeña población cercana. Hablar de Uchuraccay, era hablar de “un pueblo salvaje”. Por eso los fugitivos no solo temían decir de donde procedían, sino hasta  les daba una sensación de vergüenza. En la misma fecha, 68 comunidades habían sido arrasadas.

 

Meses después de la matanza de los periodistas, un líder senderista de Ayacucho, decía:: “Hemos barrido a los chutos de mierda”. Llamaban chutos a los puneños ignorantes.

 

Cuando en enero de 1984, se recordó en Ayacucho la masacre de Uchuraccay,  el secretario general del Centro Federado de Periodistas, dijo : “ Pero más rojo se puso Uchuraccay. Allí 8 periodistas quedaron regados en las punas por querer ver con sus propios ojos la realidad. Dicen que no saben quienes fueron los autores, pero los que si saben, escribieron en las paredes de Huamanga: Vengaremos a los mártires”

En agosto de 1984, Uchuraccay estaba prácticamente arrasada, borrada del mapa. Tras las primeras incursiones senderistas las autoridades que sobrevivieron huyeron y otras estaban presas. Desde mediados de 1983, el pueblo no tenía quien lo representara.

Entonces,  los Infantes de Marina establecieron  en agosto de 1984, un Comité de Defensa Civil en Carhuahuamán, centro histórico de los iquichanos, enemigos de las comunidades de Uchuraccay..                                                     

 

Este título de “Mártires de Uchuracay” se ha escrito en base a las declaraciones de cientos de hombres y mujeres, rendidas en 2003 ante la Comisión de la Verdad. Los relatos consignados en actas que se publicaron  textualmente, eran tan penosos,  patéticos y dramáticos, que hasta los miembros de la Comisión de la Verdad, lloraron con mucha frecuencia. El autor de este libro virtual, no se avergüenza en decir: yo también lloré amargamente al leer tales relatos.

 

La masacre de Lucanamarca en 1983

ARRIBA

Los distritos de Sacsamarca, Sancos y Santiago de Lucanamarca, pertenecían en 1983 a la provincia de Víctor Fajardo en Ayacucho. En ellos las comunidades estaban muy desarrollas. A partir de 1984 formaron la provincia de Huancasancos, con capital Huancapi.

 

Sendero Luminoso tuvo mucha presencia en esos lugares. El 28 de julio de 1982 el pueblo de Sacsamarca fue declarad zona liberada.

Es  una zona muy agreste con abundancia de pastos naturales y de agua, por lo que había una próspera ganadería., lo que fue motivo para que en los planes de Sendero Luminoso se pensara hacer de esa zona  su despensa.

La gente gozaba de gran holgura económica y desde 1967, lograron que en Sancos se creara el Colegio Nacional Los Andes que logró un bien ganado prestigio. Allí se fueron formando los hijos de los pudientes de Sancos que con el tiempo se convirtieron en una elite aprovechando su mayor nivel educativo y el amplio conocimiento del castellano que acaparaba los cargos públicos. Según versión de los lugareños no estaban contentos con esas autoridades por que cometían muchos abusos y se apropiaban de las tierras. Posteriormente los hijos de los ricos ya no se educaron en el Colegio de los Andes,  y quedó para los pobres, mientras los hijos de adinerados se iban a estudiar a Huamanga, Ica o Lima. Se creó así un sentimiento de marginación.

 

Ese malestar  fue lo que trató de aprovechar Sendero Luminoso. Ante todo, fueron infiltrándose como profesores del Colegio Los Andes, profesionales formados en la Universidad de Huamanga, francamente senderistas.

 

Desde  el año 1980  inició su accionar delictivo, la secta terrorista de Sendero Luminoso, en pequeños pueblos de la zona rural de Ayacucho. Los profesores convocaban a reuniones populares y hacían propaganda de su ideología. Los maestros de las escuelas primarias, seguidores del Apra y de Acción .Popular,. trataron inicialmente de oponérseles, pero no pudieron impedir que se organizaran  grupos de jóvenes asistentes  a las llamadas escuelas populares y luego su afiliación al “partido”.

En Sancos había un puesto policial, y sus efectivos eran conscientes que estaban en un polvorín. En 1982, una mujer hizo un escándalo en el mencionado puesto policial, acusando que uno de sus miembros había violado a su hija, formándose bien pronto una multitud vociferante. Los policías sintiéndose aislados y faltos de garantías se replegaron .El 28 de julio de 1982, Sendero Luminoso había declarado al pueblo de Sacsamarca, como Zona Liberada

 

 En 1983 Sendero Luminoso dominaba en la mayor parte de la provincia  de Huancasancos., imponiendo su fanatismo homicida.

Depuso en varios poblados a las autoridades y en su lugar  instauraron Comités Populares, a cuyo frente  colocaron  a jóvenes senderistas de la localidad que se habían formado doctrinariamente en el Colegio Nacional Los Andes de Sancos y en la Universidad San Cristóbal de Huamanga, verdaderos cerebros del terrorismo. Se inició, entonces una etapa de tremendos abusos. Empezaron robando el ganado de los campesinos ricos y luego les arrebataron  sus tierras.

Prohibieron a las comunidades de Lucanamarca y de Sacsamarca el tráfico comercial con los pueblos vecino, y la libertad de tránsito de la población. Saqueaban y administraban  “justicia” imponiendo hasta penas de muerte, para el efecto elaboraron una lista negra Los pobladores rechazaron siempre esta imposición y los que eran mayores se incomodaban porque los jóvenes los trataban de “camaradas”. Las nuevas autoridades establecieron un código, por el cual imponían penas de mutilación de órganos de acuerdo a diversas faltas o delitos. A los adinerados que se les oponían los hacían barrer las calles. Luego cundió el temor por que empezaron a desaparecer las personas. Grupos senderistas procedentes de Ayacucho, con frecuencia llegaban a conferenciar con las nuevas y jóvenes autoridades y convocaban a reuniones partidarias donde se daban vivas al Presidente Gonzalo. Tras de robar los ganados de los comuneros más acomodados, y cuando ya éstos se agotaron, Sendero Luminoso ordenó la “expropiación” de los ganados y bienes de   la Granja Comunal de Caracha, perteneciente a la comunidad de Sancos, y luego se hizo lo mismo  con la granja de Sacsamarca.

Para eso, Sendero llevó campesinos de Cangallo, Huancapi y Hualla, los que arrasaron con todo y lo sustraído se repartió entre los campesinos  de Totos, Espite, Paras y otras comunidades de Cangallo. Ante eso, muchos campesinos que antes sentían simpatías por Sendero, después se vieron defraudados.

 

En enero de 1983 el Gobierno dispuso que el Ejército se hicieran cargo de la lucha anti terrorista en Ayacucho. Los integrantes no senderistas de las tres comunidades solicitaron la intervención del Ejército. Como la ayuda tardaba, los comuneros no senderistas principiaron a organizarse en forma oculta, para hacer frente a la situación.

 

En Sacsamarca era tradicional celebrar los carnavales que en ese año caían el 15 de febrero. Sendero había prohibido celebrar fiestas, salvo las proselitistas, pero se hizo una excepción. A las 10 de la noche, los dirigentes  senderistas que estaban completamente ebrios, lo que fue aprovechado por los complotados anti senderistas, Un grupo ingresó por los techos  a la casa del máximo dirigente de sendero  Walter Huaccachi, y estando en la cama le incrustaron un fierro en el vientre, luego lo ultimaron a pedradas. Simultáneamente se ingresaba en la casa del líder senderista  Elasio Llacasa y también lo asesinaron.

Otros fueron encarcelados, pero algunos escaparon y se dirigieron a la población de Huancasancos, capital de la provincia del mismo nombre, a informar al Comité Popular, lo ocurrido.

En la misma noche del 15 de febrero, un grupo de  comuneros de Sacsamarca fue a informar al jefe militar de Huancapi, por entonces capital de la provincia Víctor Fajardo lo que había pasado y solicitaron inmediato auxilio. Una patrulla del Ejército partió en la mañana del 16 en dos helicópteros.

 En ese día más de un centenar de senderistas de Huancasancos fueron a Sacsamarca y capturaron a 40 que suponían comprometidos y los llevaron a Huancasancos para someterlos a un Juicio Popular. Se tenía intención de quemarlos vivos, para lo cual prepararon un horno de hacer pan.

 

 Dos helicópteros llegaron a la plaza de Huancasancos capitatal de la provincia de Huancasancos cuando se celebraba el Juicio Popular, causando pánico y la dispersión de senderistas y  de la gente convocada. Los soldados dispararon a la turba y mataron a 14 personas, de los que 9 eran  senderistas. El grupo terrorista que logró huir, se reorganizó en las punas bajo el mando del camarada Víctor, como era conocido el profesor  del Colegio Los Andes, Juan López Licera.

Los helicópteros se retiraron, pero como los  sinchis consideraban a la población pro-senderista, advirtieron a los habitantes que serían duramente castigados si volvían  dar apoyo a Sendero. Por lo tanto,  Huancasancos quedó nuevamente desguarnecido, lo que  aprovechó el camarada Víctor y sus secuaces, que ocultos con pasamontañas  regresaron  otra vez a Huancasancos el 20 de febrero tratando de congraciarse con sus habitantes, y  repartiendo víveres, producto de un saqueo en Lucanamarca. Pero los habitantes de Huancasancos,  temiendo represalias de los sinchis, los recibieron a pedradas, sobre todo las mujeres  y una de ellas le acertó una pedrada en el rostro a Víctor, que lo derribó, luego se abalanzaron sobre él  lo mataron y  arrebatando las carabinas que llevaban los otros,  los asesinaron.

 

El 20 de febrero llegó a Huancasancos una patrulla del Ejército, nombrando nuevas autoridades y luego siguieron hacia Lucanamarca donde llegaron el 24  en momentos que en  la Municipalidad se celebraba una Asamblea Popular. Lucanamarca estaba dirigida por tres hermanos ricos del lugar que habían abrazado la causa de Sendero.  Al conocerse la proximidad de la columna militar, los senderistas huyeron  a una quebrada hasta donde los persiguió el Ejército, produciéndose un enfrentamiento donde murieron 9 subversivos, entre ellos el camarada Nelson, uno de los líderes. Otro líder senderista de Lucanamarca, conocido por unos como Oligario Curitumay,  y por otros como Oscar, huyó.

 

Tras restablecer a autoridades de confianza en todas las comunidades, el Ejército advirtió  que castigaría muy caro toda participación con  los senderistas. La comunidad de Lucanamarca, estableció en las afueras un sistema de vigías, al igual que lo hecho por  Sendero. Luego se dedicaron a buscar al camarada Oligario u Oscar, al que ubicaron en un  agreste lugar de la puna. Los comuneros organizados fueron los que lo capturaron. El 22 de marzo de 1983, el camarada Oscar fue presentado ante la comunidad en la plaza de armas de Lucanamarca, donde dicen que se le siguió un juicio sumario que lo condenó a muerte. Otros dicen que en Lucanamarca fue capturado en la misma población por sus ex colaboradores, que deseaban evitar que cayera en poder del Ejército por que podía  delatarlos. Maniatado y vendado Oscar  fue “ajusticiado” en forma bárbara por los comuneros frente a la Iglesia. Primero lo lapidaron  y ya inconsciente pero aun vivo,  lo rociaron con kerosene y le prendieron fuego

Las tres comunidades dejaron de ser Zonas Liberadas, y constantemente eran  patrulladas por el Ejército, pero Sendero buscaba la oportunidad para tomar feroz venganza contra los que se habían vuelto colaboracionistas del Ejército. En los primeros meses del año 1983,  el Fenómeno del Niño que en la costa norte había causado un verdadero desastre por las lluvias torrenciales en los departamentos de Piura y Tumbes, en la sierra sur originó sequías.

 

El 3 de abril de 1983, al amanecer una fuerte columna senderista, armada, de 80 personas con pasamontañas, procedentes de Pampas;  al mando del profesor universitario  Hildebrando  Pérez  Huarancca ingresa a Lucanamarca, para tomar venganza. Los primeros en caer fueron los pastores en sus estancias ubicas cerca a la población a los que mataron sin piedad. Unos lograron huir y otros  a las   10 de la mañana avisaron  a un grupo de comuneros que estaban arreglando la carretera a Huancasancos. De ellos,  10 partieron  en busca del Ejército  Los Senderistas rodearon y tomaron Lucanamarca y concentró en la plaza principal a gran parte de los moradores. A los miembros de la ronda campesina que pudieron capturar y  otros anti terroristas fueron puestos boca abajo, amarrados, con la cabeza cubierta por los ponchos. A los hombres les taparon las cabezas con los ponchos  y luego los  asesinaron  con machetes, hachas y picos  ante sus mujeres e hijos, los que luego fueron metidos en una habitación y también asesinados. En total fueron 69 los  que mataron, entre ellos 22 menores de edad. De los niños, fueron asesinados, 2 de seis meses, 3 de dos años, 2 de cinco años, 2 de nueve años, 3 de siete años, 2 de once años, 3 de trece años y 1  de tres años, de cuatro, de seis, de ocho, y de diez años.

 

 Cuando se preparaban a matar más mujeres a las que habían rociado con kerosene, un niño senderista que estaba de vigía en la torre de la iglesia gritó:  Camaradas, los guardias están llegando, escápense”. Fue una falsa alarma, pero los senderistas huyeron precipitadamente. El espectáculo que presentaba el parque principal era horrible con la gran cantidad de cuerpos destrozados y la sangre que corría. El día 4 de abril  cuando los senderistas ya no estaban en la población, familiares de las víctimas  dieron muerte a los padres de Oligario.

El Ejército recién hizo presencia  el 6 de abril, cuando aterrizaron en la plaza principal dos helicópteros  con el general Clemente Noel  Jefe del Comando Político Militar de Ayacucho, el que atendió a los heridos, enterró a los muertos en 8 fosas y organizó un puesto policial.

Dos helicópteros dispararon cohetes sobre los cerros de Paras suponiendo que allí se escondían terroristas, lo que a la postre resultó falsa, pero mataron accidentalmente al campesino Marcial de la Cruz En la masacre de Lucanamarca, participaron terroristas  y campesinos de otras comunidades, entre las que se consideraban las de Espite, ubicada a dos días de camino, eso dio origen a que un poco mas tarde un grupo de lucamarquinos  capturasen a 8 pastores de Espite y San Jacinto de los que no se supo mas. Había por lo tanto una lucha entre comunidades, lo que antes también había ocurrido, pero no en la forma como se estaba produciendo en 1983.

 

Abimael Guzmán, por la masacre de Lucanamarca, diría en 1988 en Diario de Marka, que fue una acción ejemplarizadora contra los que se atrevían a desafiar a Sendero Luminoso.-

 

Pero la violencia en la región, no terminó. El 21 de mayo una columna senderista, que incluía mujeres y niños catequizados,  marchó hacia Sacsamarca. En el camino captura y tortura a campesinos, pero un comunero escapó y llevó la alarma a una patrulla de 3 policías que en forma casual se encontraba en Sacsamarca, los que con  un grupo de comuneros salieron al encuentro de los terroristas. Se trabó una encarnizada lucha, en la que murió uno de los guardias, 11 comuneros y un número indeterminado, pero elevado de sediciosos. Veinte senderistas fueron arrestados y llevados a la plaza de Sacsamarca, donde los enfurecidos policías torturaron a muchos de los presos incluyendo mujeres y hasta adolescentes. Luego se les siguió un juicio sumario y algunos fueron fusilados siendo enterrados en una fosa común en cerca al sitio denominado Quinquiplata

A partir de ese momento se estableció  en Sacsamarca un puesto de policías adiestrados en la lucha anti subversiva: eran  los “Sinchis”.

 

Los senderistas dispusieron de todos modos, que en la región no se efectuasen celebraciones de ninguna naturaleza por ser tiempos de guerra. El 2 de junio era la Fiesta del Corpus Christi, que los fieles no pudieron celebrar ese día, en Huancasancos,  pero lo hicieron el  24 con gran pompa como era tradicional y en la noche el pueblo cansado y tras de ingerir mucho licor se retiró a dormir A media noche, los senderistas en fuerte columna ingresaron bulliciosamente, disparando, detonando dinamita y dando vivas al Presidente Gonzalo. Atacaron al puesto policial al que arrasaron y dieron muerte a su jefe. Luego  mataron  al mayordomo de la cofradía  al que apuñalaron en su casa. Al reaccionar los pobladores se produjo un sangriento enfrentamiento, quedando muerto un policía y 7 pobladores. En la madrugada, los subversivos  dando vivas a Sendero Luminoso se retiraron llevando a sus muertos y heridos. 

 

Consecuencias políticas de las masacres

ARRIBA

Desde enero, hasta abril, de 1983, parecía que la actividad senderista en Ayacucho se había intensificado.

De esa manera empezó la sangrienta guerra que impusieron los terroristas y duró 20 años ensangrentando al país y causando cuantiosos daños materiales.

 

En los círculos del gobierno y del alto mando militar, el desconcierto fue grande, pues se había supuesto que la intervención directa y masiva de las Fuerzas Armadas en la zona de emergencia, iba a frenar el accionar terrorista, y el resultado fue que más bien se había intensificado.

Lo que nunca  imaginaron  los altos círculos del poder, era que los años de 1983 y 1984 serían los más sangrientos de los veinte años de terrorismo en que  se sumió el Perú.

 

Las masacres de Lucanamarca y de Huancasancos, precipitó una crisis política. En abril de 1983, el ministro del Interior Ingeniero Fernando Rincón Bazo, considerándose políticamente responsable de los sangrientos sucesos, presentó su renuncia que de inmediato fue aceptada por el presidente Belaúnde que nombró en su reemplazo, al diputado Luis Pércovich Roca de los predios de Acción Popular, que desde antes había sido un decidido partidario de la intervención de las Fuerzas Armadas en la lucha antiterrorista.

 

Este suceso político, fue considerado en las filas de sendero como un gran triunfo político.

 

El 19 Enero. en incidente en frontera con Ecuador mueren dos soldados peruanos

 

Asesinato de Alcaldes

ARRIBA

En forma general, Sendero dirigió su política de asesinatos selectivos, contra las autoridades y en especial contra los alcaldes, de origen popular y democrático surgidos por voto popular, sistema que ellos  recusaban. En su mayoría fueron de Acción Popular. Por eso, el alcalde de Ayahuanco, renunció desde  1982 ante las continuas amenazas de muerte.

 

Pero, por asombroso que pudiera parecer, los alcaldes tenían también en las fuerzas del orden  en Ayacuchos a elementos muy peligrosos, que los tenían en su línea de mira, por que sospechaban que eran pro senderistas. O sea que estaban entre la espada y la pared.

Damos la relación de algunos alcaldes que fueron atacados:

 

- EL ALCALDE DE HUANTA- En las elecciones municipales de 1981, había sido elegido de Huanta     el ciudadano Enrique Sánchez Torres, el que debía de cumplir su período en 1983. Era Sánchez  miembro de una antigua familia terrateniente del lugar, que se empobreció con la Reforma Agraria. Lleno de buenas intenciones y con amplio espíritu democrático,  visitaba los distritos y la zona rural y en su despacho recibía a los chitos, como se les llamaba a los campesinos analfabetos y pobres de las punas. Pero es labor fue constantemente entorpecida por Sendero Luminoso, precisamente porque era apreciada por la población. Cuando aun era alcalde, los sinches lo detuvieron por sospechas, pues partencía a las filas de Izquierda Unida y lo torturaron, como consecuencia de lo cual su salud se deterioró mucho y no pudo terminar su período.

 

EL ALCALDE DE PAUCARBAMBA    -En las elecciones de 1981, había sido elegido alcalde del distrito de Paucarbamba, Víctor Meneses Huayra en Huancavelica y  pertenecía a las filas de Acción Popular  por cuya razón fue puesto en la mira de Sendero Luminoso..

 Una noche,  de junio de 1983, ingresó un comando terrorista en su casa y lo mató cortándole el cuello..

Meneses era padre de una numerosa familia y tenía esposa y nada menos que trece hijos, todos los cuales al verse inseguros en su pueblo natal, abandonándolo todo y viajaron precipitadamente a Lima Actuaron bajo la dirección del hijo mayor Marcelino, que era de profesión abogado.

 

En la capital pasaron muchas penurias y temores, por que el brazo largo de sendero también llegaba a Lima y temían siguieran  matando a la familia. Por eso los primeros meses vivieron en una cochera de San Luis en medio de las mayores privaciones, debiendo trabajar en lugares inhóspitos, a mucha altura sobre el nivel del mar, con fríos extremos y expuestos a un ataque terrorista.

 

Sigue la orgía sangrienta

ARRIBA

Después de los sangrientos sucesos de Uchuracay, Lucanamarca y Huancasancos y pese a  la drástica intervención de las fuerzas armadas los hechos de violencia siguieron tanto de parte de los terroristas como de las fuerzas del orden.

 

Algunos de estos hechos fueron los siguientes:

 

- EN PAUCAR. En mayo de 1983, doscientos senderistas  ingresaron a Paucar (Provincia de Daniel Carrión en Pasco) se convocó a la población, se la arengó para que se plegaran a la lucha armada y luego ante todos los presentes, se dio a las autoridades un plazo para que renunciaran.  En junio regresaron para exigir cuentas. Sin más ni más mataron a tres autoridades locales y al director de la escuela por no haber renunciado.

 

-EN YUCAN.-  Una heterogénea columna de senderistas llegó a San Juan de Yucán matan también a cuatro autoridades. Tras de este hecho, organizaron un desfile y marcharon por las calles de la población,  figurando entre los terroristas, adolescentes y niños que lucían  cintas rojas, y daban vivas al Presidente Gonzalo. En el distrito quedó una Fuerza Principal Revolucionaria al mando de Oscar Ramírez Durand (a) Feliciano, que con el correr del tiempo sería uno de los más destacados líderes de Sendero.

 

- FOSA EN VIA LIBERTADORES.- El 18 de agosto, fue descubierta una fosa común  en el sitio denominado Cocahuichun,  a un costado de la vía de Los Libertadores. Habían 17 cadáveres de adolescentes y niños, con huellas de que habían sido torturados. Nunca se llegó a saber cuando habían sido matados, por quien y en que circunstancias. No se hicieron mayores investigaciones, por estoa hechos que eran muy frecuentes.

 

El Fenómeno de Niño

ARRIBA

Los habitantes de Piura y Tumbes, y lógicamente lo sullaneros habían  estado acostumbrados, a sufrir periódicamente aguaceros fuertes con sus secuelas de inundaciones, corte de caminos, plagas y escasez de alimentos; pero nunca estuvo en su mente lo que iba a traer el año nuevo de 1983.

 

Desde la época de la Colonia, se había observado que a fines de diciembre de cada año, es decir por época de Navidad, aparecía  por la zona ecuatorial una corriente cálida que avanzaba en sentido contrario de la corriente fría de Humboldt que llegaba del sur. La corriente cálida, determinaba el clima caluroso  de los departamentos de Piura y Tumbes y los períodos lluviosos. Por aparecer generalmente en Navidad, los pescadores y marinos, le pusieron el nombre de corriente del Niño.

 

Pero el fenómeno que se desarrolló en lo primeros meses de 1983, fue diferente aunque por esa época la mayoría de los piuranos   desconocíamos totalmente la causa.

 

Por intermedio de la radio, la televisión y los periódicos, se tenía conocimiento que en el sur del Ecuador estaba lloviendo en forma intensa, que los ríos se desbordaba y los pueblos quedaban aislados. Era como un aviso, y todos los habitantes de la región se alarmaron

 

En varios lugares de la región cayeron  el 26 de diciembre de 1982 las primeras lluvias fuertes, lo que fue motivo de gran preocupación.

 

El 3 de enero de 1983, se produjo en la sierra de Ayabaca y el Alto Piura una precipitación de 109 mm. lo que fue motivo que ríos Piura y Chira bajaron con gran caudal.

 

El 4 de enero, llovió fuerte en la faja de la costa de los dos departamentos, Los pueblos de la sierra de Ayabaca, quedaron  aislados .de Sullana Se  rompen los canales Quiroz y Miguel Checa. En el valle del Chira, se inundan los sombríos de la zona baja. En el litoral hay alarma por la braveza del mar.

 

El día 6 el río Tumbes se desborda inundando el barrio de Bellavista y miles de hectáreas de sembríos. Por entonces toda la región estaba sometida a intensos aguaceros diarios que empezaban en horas de la tarde y se prolongaban por toda la noche.

 

Las quebradas con abundante agua empezaban a cortar caminos, los pueblos fueron quedando aislados mientras  los artículos de consumo escaseaban sobre todo el arroz y azúcar.

 

El día 7 de enero la quebrada de Cieneguillo, corta en dos a la ciudad de Sullana y un centenar de casas son arrastradas. En ese día por Decreto Supremo Nº 001-83 AG se había declarado en Emergencia a los departamentos de Piura y Tumbes y  dispuesto que los ministros de Agricultura, Vivienda, Transportes y Corpiura, establecieran las coordinaciones para adoptar las medidas que convenían a cada sector

 

La situación en estos primeros días de enero, ya configuraba un desastre y el ministro de Agricultura  Mirko Cuculiza, visita la región, el 13 de enero, para informar al presidente Belaúnde de los daños. El ministro se reúne en Piura con las autoridades

 

.El 2 de febrero se emitió el D.S.  023-83 EFC por el cual se autorizaba al Banco Agrario a otorgar facilidades  a los agricultores cuyos predios estuvieran afectados por las lluvias y las inundaciones y se encontrasen  imposibilitados de cumplir con sus obligaciones de  amortización de los créditos recibidos. Y además, se le autorizaba a conceder préstamos de sostenimiento y de capitalización

 

El 18 de febrero, con D.S. 005-83  ED, autorizando la concesión de préstamos a los maestros de los departamentos de Piura y Tumbes que tuvieran problemas de salud o viviendas afectadas.  Se autorizaba al Comité de Administración  del Fondo de Asistencia y Estímulo del Ministerio de Educación (CAFAE), otorgar prestamos hasta por  un total de medio millón de soles  a los docentes y administrativos. Para Tumbes se consideró un fondo de 150 millones de soles, para la provincia de Piura, 200 millones y para la provincia de Sullana 150 millones.

 

Mientras tanto había un motivo, más de preocupación, con la invasión de soldados ecuatorianos en la Cordillera del Cóndor, originándose choques armados, donde murieron dos soldados peruanos.

 

El 9 otra lluvia intensa cae sobre Sullana y  destruye 600 casas, muriendo varias personas.  Afloran aguas negras de los buzones del alcantarillado.  El puente de la quebrada de Samán es arrastrado por las aguas. Diez días más tarde, el Ejército le coloca un puente Bailey

 

 

El día 22 de enero llovió en forma torrencial en todo el norte del Perú, Dos personas mueren en la quebrada de Pariñas. Todo el departamento es un tremendo lodazal. No hay medicinas básicas y falta el combustible.

El 25 de enero cae en la costa piurana, una lluvia de 67mm con rayos, truenos y relámpagos. Vientos huracanados azotan el litoral, en lo que parecía la cola de un fenómeno ciclónico, raro en estos lugares, pero que causaba grandes marejadas. Para atender necesidades urgentes de medicamentos y víveres se establece un puente aéreo entre Tumbes y Lima. La refinería de Talara, dejó de funcionar. Tampoco hay gas.

 

Con la caída de la tarde, empezaba la desesperación  entre las familias y las temidas noches llegaban tempranamente. En el cielo se sucedían una serie de raros  fenómenos meteorológicos que aumentaba, el pánico. Se prescindía del alumbrado eléctrico unas veces por que no se daba y en otras oportunidades para evitar a los insectos, sobre todo al llamado latigazo .

 El latigazo pertenece a la especie Paederus irritans, que contienen en su  hemolinfa una sustancia tóxica llamada pederina la que al entrar en contacto con la piel produce dermatitis o lesiones  necróticas pruriginosas de lenta cicatrización

 

Los latigazos eran  insectos coleópteros, La gente le dio el nombre  por la forma de las heridas que causaba. Era de color negro brillante, provisto de alas, su cuerpo era alargado y lo protegía  una caparazón muy dura. Su tamaño era de unos 10 mm y al posarse sobre la piel vertía un liquido sumamente irritante, causando una grave lesión en la epidermis, en cuya parte afectada se formaban  ampollas grandes, que causaban mucha picazón. Las heridas se trataban  con agua corriente jabonosa, solución de vinagre blanco, cremas y ungüentos. Al igual que los grillos, buscaban la luz, apareciendo por las noches. Ante el clamor general, el Ministerio de Salud dispuso una fumigación casa por casa que se inició el 4 de febrero.

 

También aparecieron desde enero, grillos por miríadas y se posesionaban de las paredes  de las fachadas .llegaron y dañar el reloj de la torre de la iglesia..Cuando los grillos morían, y se descomponían peligrosamente  y  dejaban un olor nauseabundo.

 

 Se usaban débiles velas de cera o lámparas de kerosene. Tanta agua había caído, que ya la tierra estaba saturada y no era absorbida ni en el mismo desierto de Sechura. Las principales ciudades de la región estaban atestadas de mendigos. Eran los campesinos  dejados sin vivienda por la catástrofe. Madres llevando a sus hijos, hambrientos y enfermos solicitaban la caridad pública y no obstante que el espíritu de solidaridad resurgió fuerte en todos, no había capacidad para atender a tantos.

Al 31 de enero habían desaparecido los hermosos molinos de viento de Miramar y Vichayal, que antes daban un sugestivo aspecto a la región –Los campesinos los utilizaban para extraer agua de los pozos.

El primer día de febrero; el río Piura busca su curso natural en el Bajo Piura y principia a verter sus aguas al Pacifico por el estuario de Virrilá lo que no ocurría hacía décadas. El mismo día en  el valle el Chira la quebrada La Manuela, se desborda destruyendo 80 viviendas.. Llegan los ministro de Agricultura y Alimentación, de Construcción y Vivienda  y el Transporte y Comunicaciones. a Piura El día 2 de febrero ocurrió lo que se temía: las defensas del sur de la ciudad de Piura, cedieron y el agua inundó  el barrio sur..

El mercado negro apareció en cuanto a la venta de artículos de primera necesidad y de los combustibles. Las represas de San Lorenzo y de Poechos se pusieron al tope, y se tuvieron que abrir las compuertas para dejar pasar agua a los cauces. Esta agua sumadas a las de afluentes y quebradas, causaron inundaciones en pueblos y campos de sembríos..El Gobierno anuncia  auxilios de urgencia por 70.000 millones de soles para la región. En ese mes,  el Sol nuestra unidad monetaria,  estaba completamente desvalorizado pues la cotización era de S/.1.090 por dólar, es decir que el socorro llegaba a sólo 70 millones de dólares. En forma desesperada y febril, y grupos de ciudadanos formando brigadas gratuitas, levantan defensas en la parte baja de Piura, en Castilla, pueblos del bajo Piura y en otros lugares utilizando sacos con arena. Todo el Ejército se moviliza en esa labor, La maquinaria pesada de la que ha sido provista el Comité de Emergencia se multiplica trabajando día y noche.

 

Barcos de la armada llegan a Paita, Talara y el litoral de Tumbes trayendo medicamentos víveres, carpas, combustible y ropa. Los hospitales y la Cruz Roja solicitan más medicinas pues, se han multiplicado las dolencias gastro intestinales y bronco pulmonares con alta mortalidad de niños. 

 

El 11 de febrero, se da el decreto Supremo   Nº 005-83 SA declarando en emergencia de salud a los departamentos de Piura y Tumbes, y establece un Comité de Coordinación de Salud, para tratar de atender todos los problemas que se pudieran presentar en ese sector.

A mediados de febrero las casas destruidas llegaban en los  departamentos de Piura y Tumbes,  a varios miles y se creó un grave problema con las familias que habían quedado sin hogar. Muchas de ellas por temor a las inundaciones se guarecían en partes altas, donde fabricaba precarias viviendas con las que tenían que hacer frente a las intensas lluvias.

El 5 de febrero, baja la quebrada de Máncora  causando  8 mueren, habiendo  5 desaparecidos. Al día siguiente, se ahogan 6 en el río Tumbes, quedando la ciudad aislada por el norte y por el sur. El 8 de febrero, un alud mata a 3 niños  en Lobitos.

 

Se tiende un puente aéreo entre la ciudad de Piura y la sierra. Un nuevo desborde de la quebrada de Cieneguillo, causa dos muertos en la ciudad de Sullana, donde la ciudad está sin agua potable por rotura de las redes matrices. Inundaciones y fuertes lluvias destruyeron cientos de casas en Bellavista Sullana, Máncora y Aguas Verdes. De todas partes se reportan ahogados. Los teléfonos de todas las oficinas gubernamentales de Piura funcionan intensamente clamando ayuda a los ministerios y a Palacio de Gobierno. Llegan brigadas  médicas y de enfermeras de Lima. La laguna Ramón se desborda y corta la carretera Panamericana Piura-Chiclayo. El precio de la carne de pollo sube a 1,500 soles el kilo.

 

La Municipalidad de Trujillo dona 5 toneladas de papa. Se intensifica la vacunación contra varias dolencias Para estimular las donaciones, se da  el 9 de febrero el Decreto Supremo  027-83 EFC, por el cual será deducible del impuesto a la renta, toda donación  que se otorgasen antes del 31 de mayo a favor de los damnificados en efectivo o en especies.  A las donaciones provenientes del exterior se les liberaba de toda clase de tributos aduaneros.

Ante la destrucción masiva de viviendas se da el Decreto Supremo Nº 005-83 VI por el cual, se disponía que el Plan de Emergencia Piura Tumbes llevase a cabo una acción  rehabilitadora de los servicios de vialidad, saneamiento, electrificación y de vivienda que vencería el 28 de julio. En el artículo 2º se disponía que toda familia que haya perdido su vivienda o se encuentre inhabitable,  tendría derecho a adquirir una nueva casa, en los conjuntos de viviendas que se construirán por el sistema Tierra-Servicio o de Núcleo Habitacional Básico. Para amortización de esas casas se daba un año de gracia. En casos muy especiales la adjudicación sería gratuita. Muchas Municipalidades, como medida de emergencia, habilitaron  terrenos urbanos, que adjudicaban en forma gratuita.

 

El día 13 de febrero llega a Piura el presidente Belaúnde, se alojó en el Hotel de Turistas frente a la Plaza de Armas y desde allí pudo presenciar una torrencial lluvia  de 104 mm que duró 14 horas, con rayos, truenos y relámpagos. El arquitecto se sintió impresionado  y luego el día 14 se produjo  un fuerte temblor. El presidente sobrevoló el área afectada, por tierra visitó varias poblaciones y se dio cuenta de que la situación era mucho más grave de lo que le habían informado. Promulgó  entonces un Decreto  declarando a la región, zona de desastre.

 

La furia de las aguas de ríos y quebradas presionaban  sobre las defensas y en muchas poblaciones,  las rompen  ante el pánico de las gentes, cubriéndolo todo. Los cementerios de varias poblaciones  sufren destrozos, los nichos se derrumban y los cadáveres quedan expuestos a la intemperie.

El 25 de febrero se promulga el Decreto Supremo  009-83 VI declarando de necesidad y utilidad públicas, la ejecución de obras de defensa en la margen derecha del río Piura, en la zona urbana de la ciudad de Piura en los tramos comprendidos entre la Av. Bolognesi y la Transversal Lima y entre la Avenida Sánchez Cerro y Avenida Norte. En días anteriores se habían producido desbordes del río inundando las viviendas ubicadas frente al malecón Eguiguren. El Decreto decía que la ejecución de las obras de defensa obligaría a una remodelación urbana urgente, y que haría necesario adquirir las propiedades  ubicadas en la zona afectada, en 8 sitios diferentes con áreas de 1.500 m2, 7.500 m2, 2.300 m2 350 m2, 2.150 m2, 1.000 m2, 1.300 m2 y 4.600 m2 en sectores que se señalaban en el plano que comprendía parte del Decreto. Los gastos del juicio de expropiación y el pago del justiprecio, correrían  por cuenta de la Municipalidad de Piura y las obras de defensa estarían a cargo del Gobierno.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                        

 

El Comité de Defensa Civil y la Municipalidad ponen  en funcionamiento en la ciudad de Piura  60 motobombas para disecar  las calles anegadas de agua. Poco días después se recibieron 16 más.

Llegan a Piura funcionarios del Banco Mundial, y visitan los sitios más afectados, ofreciendo dar pronta ayuda. Una marejada destruye el muelle fiscal de Paita. El Ministerio de Salud pone en marcha un Programa de Emergencia.

 

El BAP “Paita” que salió del Callao con ayuda  encalló en la playa tumbesina de la Cruz el 26 de febrero y no pudo ser rescatado. A poca distancia del cruce de la carretera Piura, Paita, Sullana, la llamada quebrada de las Monjas ( por ironía había un lenocinio cerca) que apareció con las lluvias, había  crecido en volumen  interrumpiendo  el tránsito entre Piura y Sullana.

 

Las lluvias más intensas que se produjeron   el día 6 de febrero  en Sullana y Chulucanas. El 9 llovió intensamente de noche y madrugada en Sullana. En Piura en sólo una hora  cayó una lluvia de 120 mm  el día 10.  El día 14 llueve en Piura 14 horas seguidas.

El 16  cae un fuerte aguacero en toda la costa de Piura y Tumbes, siendo excepcionalmente fuerte en Sullana, Paita y Chulucanas.  El calor fue intenso tanto de día como de noche, marcando un promedio de 35º o 36º.

 

Se forma en Lima una comisión Parlamentaria de Emergencia que el día 2 de marzo visita Piura. y Sullana Llega también el jefe nacional de Planificación  ingeniero Rene Déustua y el ministro de Justicia Dr. Enrique Elías Laroza, trayendo víveres y medicamentos.

 

La Cruz Roja de Lima envía 100 toneladas  en víveres, ropa y medicina, pasando 18 toneladas a Tumbes. La Beneficencia del Cuzco envía  5 millones de soles.

El Ministerio de Transportes y Comunicaciones estima los daños en las carreteras y puentes en  8.500 millones de soles. Se gastan 157 millones de soles en rehabilitar el Eje Paita-Talara para restaurar el servicio de agua de esas dos ciudades. Piura, por que se encuentra cruzada por drenes en todas direcciones, pese a lo cual permanecen inundadas permanentemente  las urbanizaciones del Chilcal, Pachitea, los Bancarios y Grau, cuyas familias han evacuado las viviendas, por cuanto el agua llegaba al 1.50 m. de altura.

 Han proliferado los depredadores y ladrones nocturnos de las casas evacuadas y en forma general la delincuencia ha crecido, llegándose  a producir intentos de saqueos en los mercados de Piura y Sullana.

 

. En la carretera Sullana- Talara, el Ministerio de Transporte ha construido 10 desvíos El Politécnico de Talara se ha derrumbado en forma total.. Paita es un tremendo lodazal.

 

El 10 de marzo se cae el puente “El Piojo” en Tumbes. El Ejército dinamita sus restos y colocan un puente Bailey, que semanas más tarde lo retiran ante el peligro de ser barrido por las aguas.

 

El  día 11 a las 3 de la tarde la ciudad de Sullana, se alarmó porque repentinamente un viento huracanado que soplaba de norte a Sur, lo que era inusual. Se llevó techos, derribó árboles y postes de alumbrado y arrastraba a las gentes que estaban en las calles las que penosamente se guarecían en la primera vivienda que podían. Al cesar el viento se produjo la más intensa lluvia del mes, felizmente corta. El día 13, la quebrada Cieneguillo, se volvió a desbordar inundando los sectores de sus costados, hay varios muertos ahogados. El 15 de marzo, el río Piura arrastra los puentes de Tambogrande, Pedregal y Hualtaco.

 

Escasean los alimentos básicos, al estar los mercados desabastecidos e igualmente de las tiendas y mercados desaparecen hasta  los alimentos enlatados, Instituciones benéficas, con la ayuda internacional de Caritas, reparten miles de raciones alimenticias diarias. En el valle del Chira la atención llega a 10.000 damnificados. Muy pronto aparecen en el mercado negro productos enlatados donados, por lo cual las autoridades inician una sumaria investigación y varios son llevados ante los tribunales.

 

A causa de que la carretera Panamericana que une Piura con Chiclayo ha sido cortada en numerosos tramos y hasta en el desierto por la bajada de quebradas con abundantes aguas, el Ministerio de Transportes habilita el antiguo tramo del Ñaupe, pero el viaje dura más de 15 horas. La carretera Piura- Paita, y el sector Sullana-Paita, al quedar cortados en varios tramos, dejó al puerto aislado de Piura y de Sullana, El 23 vientos huracanados causan graves daños en Tumbes. Aparece en toda la región una plaga de sapos.

 

Los comerciantes de Piura piden al Gobierno y a la Municipalidad la Moratoria de Impuestos y la Cámara de Comercio les da amplio respaldo. El 25 de marzo, llueve intensamente y en la quebrada La Débora entre Sullana y Talara, mueren 23 personas  que iban en un vehículo que fue arrastrado por las aguas. El río Piura en ese día arrastra más de 2 millones de litros y en Talara se produce un maretazo.

 

El 27 de mazo  a las 2 de la madrugada el río Piura arrastró al puente “Independencia” y dejó aislados a numerosos pueblos del Bajo Piura. Ese  día, el río que arrastraba 3. millones de litros, destruyó al Malecón Eguiguren de Piura y obligó a cancelar el tránsito por el puente “Sánchez Cerro”

 

Gran cantidad de locales escolares habían  quedado destruidos o muy malogrados. Los padres de familia no acuden a matricular a sus hijos, pues hay la firme creencia que el 1º de  abril no se iniciaran las  clases

Se inicia la vacunación masiva  y fumigación, en todo el Alto Piura.

 

Ataques ecuatorianos

ARRIBA

Cuando el Perú se encontraba haciendo frente a los embates naturales y a los ataques terroristas, surge un nuevo elemento de preocupación, al producirse una agresión en la frontera norte.

 

El General Emilio Luna Vegas, estando en situación de retiro publicó en 1985 un libro titulado “Perú y Ecuador en cinco siglos”. Allí narra  el ataque que se produjo en enero de 1983.

 

Una patrulla peruana, integrada por dos sargentos  y tres cabos, se encontraba reposando  en “Tambo5”, en un alto que habían hecho en su recorrido  a la trocha Bobonaza-Checherta, cerca del río Pastaza, cuando fueron  atacados en forma sorpresiva  por soldados ecuatorianos que les triplicaban en número. Tras del tiroteo que se produjo, resultaron muertos  el sargento  Federico Murayary Silvanos  y el cabo  Elmer Pacaya Águila.

 

Como es natural en estos casos, se produjo la consabida protesta diplomática, a pesar de lo cual, el 5de abril se registró otro incidente cuando una  patrulla peruana del Puesto de Vigilancia PV “Lave” del batallón de Infantería de la Selva, al mando del teniente  Álvaro Castillo Jicaro, efectuaba un reconocimiento de rutina en las proximidades del hito Llave-Miaza, fue atacada sorpresivamente por soldados ecuatorianos, efectuándose un tiroteo durante 20 minutos, tras de lo cual los atacantes se retiraron.

Los incidentes no cobraron mayor gravedad, seguramente por que en esos momentos en la selva llovía intensamente.

 

El Niño en abril, mayo y Junio

ARRIBA

En la creencia de que el período lluvioso es siempre de enero a marzo, había la gran esperanza de que en abril, las lluvias cesaran. Eso fue uno de los motivos, para que en Catacaos se programase  la celebración de la Semana Santa  como en épocas normales desde el 1º de abril. Se anuncia la postergación del inicio de clases. Se ha agotado el azúcar en toda la región.

 

A partir del día 2 de abril la naturaleza volvió a golpear fuerte. Nunca se imaginaron los piuranos que el mes de abril, sería el más duro.. En ese día una lluvia combinada con un gran volumen de aguas en el río Piura, arrastró el puente de Ñácara y dejó aislada a la ciudad de Chulucanas.

 

Como la represa de Poechos deja pasar el agua, por el cauce discurre más de 3.000 m3 lo cual causó daños en los distritos de Salitral en Sullana, así como derrumbes e inundaciones en La Huaca, Arenal, Amotape y Vichayal. En el Bajo Piura desaparecen los caseríos  Chancay, Coronado y Onza de Oro. La producción de gasolina está paralizada porque la refinería de Talara está inundada con agua y lodo.

 

Colocando miles de sacos de arena, el Ejército trata de salvar lo que queda del malecón Eguiguren. Mientras tanto Piura, Sullana, Talara y Paita, están sin azúcar, harina, gasolina, arroz y gas.

 

El 7 de abril, en horas de la madrugada mientras lluvia fuerte en Piura, se desplomó con gran ruido la torre derecha de la Iglesia del Carmen y parte de la fachada El  Gobierno remite a Piura 1.600 millones de soles para ayuda. Entre el 8 y el 16 Piura y Sullana  quedan sin corriente eléctrica, también se queda la ciudad  sin gasolina El día 8, la quebrada “Cola del Alacrán” en Sullana se desborda con más fuerza y arrasa al A.H. “Sánchez Cerro”.

 

El día 9 cae un helicóptero que transportaba alimentos.  Los vecinos de Piura se diputan las motobombas para desaguar sus sectores inundados. En el aeropuerto de Castilla, que había estado paralizado varios días, se encontraba en esos momentos un avión atascado. Se decide que siga cerrado el aeropuerto.  Se derrumba la parte posterior de la catedral de Piura. El 13 un fuerte temblor alarma a Piura y a Sullana.

 

El 16 de abril, llueve intensamente en toda la región; en Chulucanas el pluviómetro marco 200 mm,  la represa de Poechos es puesta en estado de alerta con 906 millones de metros cúbicos y en el río Chira mueren ahogados 7 cooperativistas.

 

 Al día siguiente las gentes salen a las calles en Piura  en concurrido mitin, organizado por el Frente Cívico Departamental de Piura, formado días antes,  claman por más ayuda. Se reanuda el puente aéreo Piura-Huancabamba y Piura –Ayabaca, se repara la carretera Piura a Sullana y vuelve a entrar en funcionamiento la refinería.  Se abren drenes en la Urbanización El Chilcal de Piura, para evacuar las aguas  que la inundaban.

 

El 17 quedó destruido el puente Samán en Sullana, aislando una buena cantidad de pueblos. El 19, en medio de una fuerte lluvia caen 2 rayos en la ciudad de Piura y se producen saqueos en los mercados. Catacaos  llevaba ya un mes sin energía eléctrica.

 

No hay harina y el pan escasea, subiendo de precio.  Sigue la falta de azúcar. Sullana se encontraba  desde hacía 5 días sin agua ni electricidad. Piura con todos los puentes cerrados al tránsito vehicular.

El día 20 de abril, se promulga la Ley de Reconstrucción Nacional. El Gobierno envía 5.000 millones de soles para gastos de emergencia.

El 21, se derrumban 150 casas en el A.H. San Martín en Piura  y al día siguiente en Sullana,  se desploma parte del túnel que da acceso al nuevo puente quedando dos días interrumpido el tránsito. Las autoridades de Sullana aseguran que en el mes de abril, se ahogaron 20 personas en el río Chira.

 

En las principales ciudades de la región, hay colas para adquirir azúcar, arroz y leche envasada. Se produce un nuevo y mayor derrumbe del túnel que conduce al puente nuevo de Sullana. Desecan enorme laguna que había inundado el aeropuerto de Castilla.

 

El 26 llega el embajador de Estados Unidos y en ese día un rayo causa un incendio en Sullana.  Gran cantidad de tiburones aparecen en el mar frente a Paita y Talara, pero el mar tiene abundancia de langostinos En este último puerto llueve 11 horas seguidas. Llegan verduras de Trujillo. El 30 se produce una intensa lluvia con tempestad eléctrica en Piura  y en el centro poblado María Goretti caen rayos matando 8 cabras. En ese día llegan 2.000 toneladas de azúcar a Paita en el vapor “Tumi”

 

En algunos años se habían producido lluvias en la primera quincena de abril, pero no en la segunda quincena; por eso cuando empezó la segunda quincena de abril  hubo la esperanza  que las lluvias cesaran, Como se ha podido apreciar, todo el mes fue muy duro. Esa esperanza volvió a renacer al iniciarse el mes de mayo, sobre todo cuando hasta el día  3 no llovió, y luego las precipitaciones de agua fueron muy débiles. Con mucho optimismo, las autoridades de educación dispusieron la iniciación de las labores esclares a partir del 2 de mayo..

 

A pesar que una gran cantidad de locales escolares  muy dañados y otros  destruidos por lluvias e inundaciones o  dañados en tal forma, que no se podían utilizar, sin grave  riesgo para alumnos y maestros, pero como todos saben, nuestros profesores y escolares son de temperamento estoico y se acomodan a las más difíciles circunstancias. Las Universidades habían  estado funcionando desde abril en medio del caos generalizado. Se levantaron   muchas voces para que el inicio del año escolar  se postergase por una quincena más pues el calor seguía muy alto, y las condiciones climáticas no habían variado. La temperatura a la sombra era de 36º promedio en el día y en las noches 30º. Pero se persistió en la medida de iniciar el año escolar el día 2 de mayo. Hubo un  gran ausentismo, sobre todo en el campo en que los alumnos tenían que cubrir apreciables distancias y por las noches que es cuando las lluvias arreciaban, pues empezaban desde las 3 de la tarde.

 

Tradicionalmente en mayo ya no llovía y el clima se tornaba benigno, pero en esta oportunidad no pasó así. Las lluvias continuaban torrenciales y el calor seguía siendo sofocante.

 

Los Comedores Populares, que eran una “olla común” en grande, proporcionaban  desayuno y almuerzo a muy bajo precio, facilitando así la alimentación de decena de miles de personas de muy bajos recursos económicos. Los piuranos  muy pronto aceptaron  la leche en polvo que en gran cantidad mandaban  las instituciones socorristas  de ayuda del exterior. Seguían  escaseando diversos artículos básicos, pero los mismos se vendían en el mercado negro.

 

Mientras que grandes núcleos de la población, padecían  hambre, en el Campo Ferial de Piura una gran cantidad de alimentos se malograron, lo que se detectó el 7 de mayo. Son situaciones que siempre ocurren por falta de coordinación de las autoridades. El caso motivó protestas y amplios comentarios en la prensa piurana, y se armó un tremendo escándalo. El día 8 un Policía muere ahogado en la quebrada Cieneguillo en la ciudad de Sullana y dos días más tarde un soldado y dos civiles mueren en la quebrada de Samán. en la misma provincia

 

Repentinamente el 12 de mayo llovió fuerte creando  gran desencanto. El 14  cae una lluvia de 92 mm,  en la ciudad de Piura.

 

El 17 de mayo, llega nuevamente el presidente Belaúnde y en medio de una lluvia de  65 mm y rayos, truenos y relámpagos,  en un acto público en el Municipio firma la Ley de Rehabilitación. El presidente recorrió por aire y tierra, en una extensa área de los dos departamentos en compañía de su esposa  Violeta Correa y varios ministros,  y numerosos puntos críticos de la región para tener una idea más completa de los tremendos daños de la catástrofe. El ministro de Agricultura llega el 21 y el líder aprista Alan García el 31.Doña Violeta fue la verdadera creadora de los Comedores Populares.

 

 Alfredo More Nizama, era un profesor de 35 años, natural de Catacaos. Había pasado sábado y domingo en su casa y muy temprano se levantó el lunes 18, haciendo el penoso recorrido de Catacaos a Piura, tras de atravesar las calles  de esa  ciudad y los numerosos y pestilentes drenes que la cruzaban tomó un vehículo para Sullana, Ese recorrido que normalmente demoraba 45 minutos, en mayo de 1983 se hacia en más de dos horas. Como era  normal en esos días, el viaje fue una larga y penosa odisea. Toma  More en Sullana, otro vehículo para que lo llevase a la desembocadura de la  quebrada de Samán tributaria  del  río Chira. Allí encontró una gran cantidad de gente. Antes el pase se hacia por el puente, pero las aguas lo habían destruido. En esos momentos se usaba una oroya. La gente estaba haciendo cola para pasar a la otra orilla, utilizando el riesgoso aparato. Lo hacían de dos en dos. Le llegó el turno a More, que subió a la oroya con el alumno Mario  Avelino Silva Ramírez. Cuando ya habían hecho más de la mitad del recorrido, el cable se rompió y las aguas rápidamente se llevaron a los dos, entre remolinos y tumbos a una gran distancia y en medio de la desesperación de muchos espectadores. Sus cuerpos nunca  fueron rescatados.

El 20 de mayo un rayo cae en una embarcación frente a Matacaballo  y mata a Antero Periche. En ese día el río Tumbes se desborda y cubre la plaza de armas con medio metro de agua. En la ciudad de Piura se produce  una tempestad eléctrica, arrastrando el río según aforo,   3 y medio millones de litros. Simultáneamente se produce un maretazo en las caletas de Matacaballo  Constanza destruyendo 26 embarcaciones.

 

El 24 de mayo a las 3 de la tarde  se inicia la tradicional procesión de María Auxiliadora  por las calles de Piura, pero tras pocas cuadras de recorrido tiene que retornar a su templo porque se desató una torrencial lluvia de 59 mm.. La presa de los Ejidos, al norte de la ciudad de Piura resulta con graves daños

 

El 29 de mayo la AID se suma a la ayuda internacional y  el representante del presidente de Estados Unidos  Ronald Reagan; Mr. Peter Mc Pherson firma el respectivo convenio.

 

Contra todo pronóstico y asombro de los científicos, el calor, los insectos y las lluvias siguieron hasta el 15 de junio en que repentinamente  cesaron. Cuando eso ocurrió, el panorama era desolador. Todo era destrucción y ruina  y no se sabía por donde empezar la reconstrucción. Durante los seis meses de la catástrofe  los piuranos y tumbesinos con gran estoicismo habían tratado de hacer una vida normal y las actividades no se detuvieron. Trataron de utilizar al máximo las mañanas, pues en la tarde empezaba a llover fuerte.

Pero en junio,  como si se produjera un despertar colectivo, toda la gente se entregó febrilmente a las obras de reconstrucción. Se pudo comprobar que,  lo que se había hecho en materia de infraestructura en los últimos 50 años, había sido destruido en esos 6 meses. Se llovió en ese tiempo, el doble de lo que llovía en el mismo período en el Matto Grosso (Brasil), la zona más lluviosa del mundo. Los científicos dijeron que en 1983,  había llovido en la región   60 veces lo que normalmente llovía en los veranos. Sólo una décima parte de la producción agrícola se salvó originando la desocupación de 170.000 campesinos que en una gran mayoría se volcaron a las ciudades para implorar la caridad pública. Quedaron destruidos medio centenar de puentes entre grandes y pequeños.. El Eje Vial Piura-Sullana-Talara, ya no existía por destrucción total de la carretera y puentes. Unas 10.000 viviendas fueron destruidas y el doble muy dañadas.

 

El Gobierno envió una ayuda inicial por 300 millones de dólares, pero la destrucción de la infraestructura pública llegaba a 600 millones. Con los daños a la producción, la cifra subía a los 1.000 millones.

 

La rehabilitación

ARRIBA

Antes de la catástrofe, la Región había sido la que después de Lima más contribuía al Tesoro Público y a la formación del PBI. En 1983, el aporte de Piura-Tumbes fue casi nulo y más bien requirió ayuda. Eso afectó ala economía general del país.

 

Entre julio y diciembre de 1983, la región parecía una colmena y se trabajaba febrilmente para reparar los daños en el menor tiempo posible pues se creía que la naturaleza sólo había dado una tregua y que en enero de 1984 todo volvería a empezar. Los científicos hababan de la tropicalización del clima y se tenía mucho temor por la iniciación del próximo verano.

 

En medio de tanta desolación, una vista a vuelo de pájaro daba una bella impresión de la región, que parecía un inmenso manto verde, incluido el desierto de Sechura. Era como un canto a la vida, una promesa y una esperanza. Fue así como el campesino volvió a sus lares, se empuñó otra vez la azada y los arados. Los campos volvieron a producir, se reconstruyeron carreteras, puentes  y canales. Se desarenaron, y sanearon  pueblos y ciudades, se levantaron nuevos edificios y viviendas. La vida fue tomando su ritmo totalmente normal.  Era como un renacer.

 

El 20 de abril se promulgó la ley 23592, por lo cual se consideraba  como un deber  de todos los peruanos contribuir a la rehabilitación de las zonas afectadas  por los fenómenos naturales. Para lograr ese objetivo se buscarían créditos internos y externos en plazos no mayores de un año hasta por la suma de 200 millones de dólares. Los recursos internos, se procurarían mediante el sistema de “Bonos de Reconstrucción” hasta por 200 mil  millones de soles.

 

El 14 de abril se dio el Decreto Supremo 132-83 EFC, en consideración a que la actividad económica de los departamentos de Piura y Tumbes había quedado paralizada, y los contribuyentes se encontraban con dificultades para cumplir con sus obligaciones tributarias; se dispuso el fraccionamiento de pagos, sin recargos ni intereses. Este Decreto se dio en vista de la urgencia que se tenía, pues ya el Ejecutivo había propuesto una Ley sobre el mismo asunto al Congreso el que atendió el pedido, y con el Nº 23595 que se promulgó el 4 de mayo, se dio la ley  que exoneraba a las personas naturales y jurídicas  domiciliadas en los departamentos de Tumbes y Piura y en la zona de Lambayeque del pago durante el Ejercicio Fiscal de 1983, del pago de los Impuestos a las Remuneraciones por servicios personales; Impuesto a la Revaluación de  bienes del activo fijo y a la Capitalización del excedente de revaluación; Impuesto de Alcabala y Adicional de Alcabala;  Derechos de Importación y Adicionales, efectuados en los meses de la catástrofe pluvial. Los que ya hubieran pagado los impuestos, podrán reclamar su devolución o considerarlo como un crédito tributario. Por Decreto Supremo Nº 291-83 EFC del 20 de julio se dispone que todas las personas naturales y jurídicas con residencia en los departamentos de Tumbes, Piura y Lambayeque estarán exoneradas del pago de los derechos arancelarios y adicionales en la importación de insumos, y bienes de capital de uso agrícola que hayan ingresado  a partir del 1º de noviembre de 1982

 

El 18 de mayo se declaró en estado de emergencia para fines de rehabilitación  y reconstrucción, las carreteras, puentes y aeropuertos  de los departamentos de Lima, Ancash, La Libertad, Cajamarca, Lambayeque, Piura y Tumbes, para lo que se expidió el D.S. 013-83 TC

 

Como el local donde funcionaba el Archivo Departamental de Piura era una antigua casona que resultó muy afectada por las lluvias,  se dispuso  la locación o adquisición sin requisito de licitación pública, de un nuevo local, o la remodelación  o reacondicionamiento del local existente, para lo cual se dio el Decreto Supremo Nº 034-83 JUS del 22 de julio. El Archivo optó por trasladarse a otro lugar, y luego construir local propio.

 

Las labores de rehabilitación se vieron ensombrecidas cuando en julio un avión Mirage A-37 se estrelló en Piura  contra 8 viviendas  con un saldo de cuatro muertos.

 

El Niño en otros lugares

ARRIBA

En el departamento de Lambayeque, también el Fenómeno del Niño hizo bastante daño, pero no en la forma como se produjo en Piura. La vida en el departamento siguió su curso normal, pese a las emergencias que vivieron pueblos como Olmos, Motupe, Mórrope y otros. Los ríos Motupe y la Leche se desbordaron y causaron daños a los cultivos, en Eten se sintieron marejadas y los pueblos de la sierra fueron afectados por lluvias intensas.

El 8 de abril, se dio  Decreto Supremo Nº 022-83 PCM, declarando en emergencia al valle de Zaña, donde los ríos se habían desbordado. Se disponía que el Sistema de Defensa Civil, en coordinación con la Corporación Departamental de Desarrollo de Lambayeque y demás reparticiones del Estado, adoptasen las medidas que considerasen convenientes, se autorizaban de antemano los gastos y que solicitaran los créditos suplementarios que necesitasen.

Lima también sintió los efectos del fenómeno de El Niño, con los desbordes del Rímac y del Santa Eulalia y la caída de huaycos, con los consiguientes daños a la propiedad y la interrupción de las carreteras, sobre toda la vía central, donde centenares de camiones que transportaban artículos alimenticios perecibles para los mercados de Lima, se vieron paralizados varios días, malográndose los artículos, y creando en los mercados capitalinos notoria escasez. El gobierno se vio precisado a dar el D.S. 025-83 PCM de fecha 8 de abril, declarando en estado de emergencia a los centros poblados comprendidos  en las riberas de los ríos Rímac, Santa Eulalia, Río Blanco,  Río Seco y sus afluentes en las provincias de Lima y Huarochirí, creándose los ya acostumbrados Comités de Ayuda.

El mismo día 8 de abril se dio otro D.S. Fue el Nº 026-83 PCM, declarando en emergencia a las provincias  de Santa, Casma, Aija y los distritos de la vertiente  occidental de las provincias de Bolognesi, Recuay, Huaraz, Yungay y Huaylas.

 

Cuando ya las lluvias habían cesado en la Región Piura Tumbes, se mantenían mas al sur en algunos lugares de la costa, con bastante fuerza. En Ica los ríos se desbordaron  y la infraestructura de riego fue considerablemente dañada con los huaycos que habían caído en forma inusual. Por tal razón con Decreto Supremo Nº 051-83 AG se declaró en estado de emergencia la actividad agropecuaria de Ica y se dispusieron las medidas  adecuadas pata hacer frente al problema. 

El 19 de agosto fue declarada en estado de emergencia la provincia de Contumazá en Cajamarca  por los desastres naturales que habían causado cuantiosos daños materiales, con deterioro de la actividad productiva y puesto en peligro la salud y la vida de los habitantes. Se dio el D.S. 066-83 PCM declarando la emergencia y disponiendo que el Instituto Nacional de Planificación  disponga lo necesario para la rehabilitación y la reconstrucción de la zona afectada.

 

Lluvias registradas en 6 estaciones meteorológicas  en la cuenca del río Piura en 1983

Estaciones

Miraflores

Chulucanas

Morropón

Frías

Huarmaca

Canchaque

Enero

324.7 mm

674.2 mm

586.5 mm

600.4 mm

355.7 mm

414.0 mm

Febrero

161.5

   484.6

296.6

  374.2

  297.5

  381.1

Marzo

428.3

   869.8

497.3

  613.0

  620.5

  783.1

Abril

786.2

1,165.2

491.0

  585.8

  286.2

  298.3

Mayo

379.5

   749.7

372.0

  491.3

  172.1

  195.3

Junio

192.5

   243.0

 98.5

  159.6

    33.3

    42.7

TOTAL

 2.272.6

4.167.1

 2.342.8

2.824.5

1.765.3

2.117.5

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Las lluvias más intensas se registraron en el mes de abril en la ciudad de  Chulucanas ubicada en el valle del Alto Piura  En la ciudad de Piura, la más intensa lluvia caída fue el 18 de abril, con 153.5 mm

La estación de Miraflores estaba ubicada un poco al norte de la ciudad de Piura, y sus registros indicaban que el mes de más intensas precipitaciones en la capital departamental fue el de abril, cuando se creía que ya no iba a llover.

Puede considerarse que las lluvias superiores a 100 mm (que fueron muchas) tenían  el carácter de torrenciales.

                             

                             Lluvias registradas en 5 estaciones del valle del Chira

 

Estaciones

Mallares

Chilaco

Ardilla

Ayabaca

Olleros

Enero

321.4 mm

624.7 mm

703.8 mm

511.3 mm

257.9 mm

Febrero

220.4

313.1

402.5

164.4

  62.0

Marzo

503.2

749.4

899.1

539.0

368.9

Abril

611.0

711.6

843.7

342.6

165.4

Mayo

460.2

523.4

429.2

349.0

233.0

Julio

234.1

457.6

457.7

  73.4

  45.8

TOTAL

2.350.3

3.339.8

3.736.0

1.979.7

1.333.0

 

 

 

 

 

 

             .Lluvias registradas en la Estación de Mallares a 10 kms. de  Sullana

Año

Precipitación

 

Año

Precipitación

1972

186.0 mm

 

1979

44.4

1973

   105.5

 

1980

30.1

1974

     17.0

 

1981

46.2

1975

     45.0

 

1982

25.9

1976

   139.0

 

Total

      728.0

1977

     57.4

 

1983

    2.350.30

1978

   31.50

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Como se puede apreciar, las lluvias acumuladas  en las proximidades de la ciudad de Sullana, en  los 11 años anteriores, llegaron a sólo 728 mm o lo que es lo mismo, un  tercio de las caídas en 1983.

 

Mallares, la ex hacienda más extensa en el valle del Chira, estaba ubicada en la margen derecha del río. Y había allí una estación meteorológica.

 

Las precipitaciones más intensas registradas, se produjeron en el mes de abril con 611 m.m.. La precipitación mas fuerte en Sullana,se registró el día  22 de marzo con 148 m-m. También en el cuadro que damos a continuación se aprecia que las lluvias cesaron el 15 de Junio.

 

Fallece Chabuca Granda

ARRIBA

El 7 de marzo de 1983 falleció en Lima,  de un infarto Chabuca Granda Larco, afamada cantante y compositora de música criolla.

 

Chabuca Granda, había nacido  el 3 de setiembre de 1920, en Cotabambas, capital de la provincia  de Grau en Apurímac, donde años antes había sido asesinado un hijo del Gran Almirante Miguel Grau. Fue la segunda de cinco hermanos, fueron sus padres  Eduardo Granda e Isabel Larco. Cuando tenía tres años la familia se traslada a Lima y vive en una casona de la calle Adabas, luego en departamentos de las avenidas Tacna y la Colmena, y por fin se radican en la Bajada de los Baños de Barranco. - Estudió la primaria en el Colegio  León y Andrade y la secundaria en el Colegio de los Sagrados Corazones.  Siguió cursos libres en el Instituto femenino de estudios Superiores de la Universidad Católica. Trabajó como secretaria  en la empresa importadora Brsser & Co. hasta 1939. En 1937, es decir a los 17 años integró el dúo  “Luz y Sombra” con Pilar Mujica Alvarez Calderón. Después cantó con las Hermanas Gibson.

Se casó con Enrique  Fuller del que tuvo a  Eduardo Enrique,  Carlos Enrique y Teresa María.

En 1945  viajó a Estados Unidos y a su retorno  cinco años mas tarde,  trabajó como demostradora de productos de belleza. Traba amistad con la morena  Victoria Angulo, la que le narra hechos muy interesantes de la Lima antigua y sus tradiciones. Como fruto de esas conversaciones, nace su famoso vals “La flor de la canela”.que le abrió de par en par las puertas del éxito. En 1956, aquejada de una enfermedad a la garganta, viajó a Alemania y en 1958 a Estados Unidos. Ya con mucho prestigio, visita  varias ciudades de América y Europa, cimentando su fama, como cantante y compositora. En 1977 según propia confesión  había compuesto, 120 canciones, entre ellas el vals “Puente de los suspiros”, inspirado en su vivienda barranquina. Dijo que para componer su canción  “las Flores Buenas de Javier” en homenaje  al joven poeta y guerrillero  Javier Heraud, muerto trágicamente en la selva, había demorado 4 años y no había logrado gran aceptación y que en cambio “El silencio para ser cantado” lo hizo en 4 días y fue mejor acogido. Composiciones muy populares  fueron “Caballero de Fina Estampa”, “Paisana”,  “Limeñísima”, “Bello durmiente”, “El dueño ausente” “Lima de veras”, “Mi ofrenda” y “José Antonio”

 

La sequía en la sierra sur

ARRIBA

Unas de las características del fenómeno de “El Niño” son los efectos contrarios que produce en lugares diferentes. Así, mientras que en la costa norte del Perú llovía  torrencialmente sin pausa; en el  extremo sur de la sierra, específicamente en Puno, no caía una sola gota de agua.

 

Ya en el mes de febrero, se sentían los efectos de la sequía, al verse afectadas el 80 % de las tierras de cultivo. Las provincias más azotadas eran San Román, Chucuito y Lampa, donde los cultivos apenas habían llegado a 10 centímetros de altura cuando se trataba de la cebada y la quinua y en cuanto a la papa no había brotado La carestía del forraje, afectaba la cría de ganado vacuno, ovino y de los auquénidos. La producción de carne y de lana había bajado ostensiblemente. Los campesinos ya principiaban a vender sus famélicos animales que no podían sostener.

Los índices de mortalidad, sobre todo infantil había aumentado  en forma alarmante pues no se contaba con agua ni para las necesidades domésticas y los niños se deshidrataban.

 

Se calculaba que el 60% de la población rural del Altiplano se veía afectada y ya principiaba en febrero el éxodo hacia Arequipa, Moquegua y Tacna. Con el tiempo esa salida de gente se tornaría masiva.

 

Pese a todo, la fe no  se había perdido y las fiestas tradicionales como la de la Candelaria, se celebraron.

 

El 18 de febrero, el gobierno expidió el Decreto Supremo. Nº 0008-83 AG declarando en emergencia a todo el departamento de Puno y disponía que el Instituto Nacional de Planificación,  coordinase  con los Ministerios de Agricultura, Transportes y la Corporación de Desarrollo para formular un plan de prevención y ayuda. Se autorizaba al Banco Agrario para conceder a los campesinos préstamos en forma excepcional, aún a los que tenían deudas; y facilidades a los que tuvieran deudas con ese Banco.  Al Ministerio de Economía y Finanzas se le autorizaba gestionar créditos para ayudar a la región.

 

También el departamento de Apurímac sufrió los efectos de la sequía, lo que afecto profundamente la actividad agropecuaria, ya bastante perjudicada con el terrorismo. Por tal motivo, con D.S. 023-83 PCM  se declaró a la actividad agropecuaria de Apurímac en estado de emergencia y se autorizó al Banco Agrario a brindar créditos con el máximo de facilidades  a los afectados y fraccionar  sin intereses, de  los adeudos que tuvieran.

 

Al igual que Puno y Apurímac, todo el departamento del Cusco tuvo que ser declarado en emergencia por la aguda sequía, para lo cual se dio el 29 de abril el Decreto Supremo Nº 034-83 PCM, con lo que toda la sierra sur del Perú quedó en estado de emergencia por la sequía.

 

Segunda Etapa del Proyecto Chira-Piura

ARRIBA

Con Decreto Supremo Nº 101-79 EF se había aprobado el contrato de financiación entre Energo Projekt Engineering & Contracting Co. y el Supremo Gobierno, con intervención del Banco de la Nación en su condición de Agente Financiero del Estado, hasta por el equivalente en diversas monedas  a $ 55’000.000.00 que cubría el 50% del costo total de la Segunda Etapa, del Proyecto Especial  Chira-Piura, en mérito a la autorización otorgada mediante Decreto Ley Nº 22531

 

Luego mediante Ley 23498, se había autorizado al Poder Ejecutivo a modificar la Estructura Financiera aprobada por Decreto  Supremo 101-79 EF ampliando el crédito externo de $ 55’000.000.00 a $ 66’000.000.00 o su equivalente en diversas monedas. La firma yugoslava,  contratista y cofinancista de la obra  había  también aceptado la ampliación e igualmente el Banco de la Nación aprobó la operación.

 

Para darle forma legal, se emitió el 11 de marzo, el Decreto Supremo 074-83 EPC

 

Crean el Banco Mercantil

ARRIBA

En el mes de febrero de 1983 un grupo de empresarios y financistas, presentó  ante la Superintendencia de la Banca y Seguros, una solicitud para la apertura  del Banco Mercantil del Perú. En realidad, no se trataba de una nueva entidad bancaria, sino de la conversión  de la Financiera Lima; en un banco, bajo la presidencia  de Francisco Pardo.Mesones.

El Banco se iniciaba con un capital de 4.200 millones de soles. Los socios de la nueva entidad, eran  los hermanos Gabriel y Ernesto Lanata, Juan Gildemeister, Isaac Lindley, los hermanos Salvador y Miguel  Majluf, Carlos Aguirre Roca, Patricio Almenara, Gerardo Garrido Pinzón y Jorge Mufarech.

 

La Gerencia General iba a estar a cargo de Juan Otero Steinhart, que para el efecto había renunciado a la Gerencia General del Banco Industrial. Para cubrir la.

vacante dejada por éste fue nombrado Aldo Defilippi  Traverso.

Con el tiempo se fusionó con el Banco Santander 

 

Quiebra del Banco Comercial

ARRIBA

Mientras tanto,  dos meses más tarde un banco dejaba de funcionar. Por  Resolución expedida por la Superintendencia de la Banca y Seguros, se dispuso la intervención del Banco Comercial del Perú a partir del 5 de abril. La Superintendencia, se hizo cargo de la administración de sus bienes y negocios. Bastó un día para que los funcionarios interventores se dieran cuenta  que el quebranto del banco era tal que era imposible que pudiera seguir operando en el Sistema Financiero Nacional, por lo que fue necesario declarar su disolución para la liquidación  definitiva de sus bienes y negocios.

La quiebra del Banco perjudicó grandemente a miles de ahorristas y comerciantes, algunos de los cuales también fueron arrastrados a la quiebra.

 

Lo que llamó la atención, fue que la Superintendencia que se suponía mantenía un control constante y oportuno de las instituciones de crédito, no haya actuado a tiempo de poder salvar al Banco.

 

Ante la situación creada se consideró necesario efectuar una revisión integral de las normas y mecanismos de supervisión  de las actividades de las instituciones bancarias, con el fin de proponer los refuerzos, correcciones y modificaciones que fueran necesarias para que la Superintendencia pudiera ejercer a plenitud el control y la fiscalización  de las instituciones bancarias y de crédito. Fue así,  que el 13 de abril, con Resolución Suprema Nº 057-83 EFC/43.40  se dispuso la constitución de una Comisión Revisora del Sistema de Supervisión Bancaria para que proponga las recomendaciones  necesarias.

 

Para no perjudicar al personal de servidores de BANCOPER, se dispuso con D.S. 009-83 TR del 29 de abril, que los trabajadores del mencionado Banco durante la permanencia de su vínculo laboral, percibirían sus remuneraciones y a los que opten por el cese, percibirían sus beneficios sociales.

 

La Superintendencia interviene varios Bancos

ARRIBA

El mismo día 13 de abril, se dispuso con Decreto Supremo  Nº 127-83 EFC que la Superintendencia de Banca y Seguro, asumiera  el control de la Cooperativa, Banco Nacional de Cooperativas del Perú o BANCOOP, que antes había tenido como ente interventor  al Instituto Nacional de Cooperativas INCOP, de acuerdo a lo que disponía la Ley General de Cooperativas.

 

En la práctica, Bancoop, funcionaba como si fuera un Banco por cuyo motivo se consideró que era necesario la intervención de la Superintendencia, pues por otra parte, el control que estaba ejerciendo Incop, no se consideraba como suficientemente adecuado  para garantizar los fondos del público.

 

-          El 15  de abril,  fue intervenido el  Banco Regional  del  Sur

Medio Y Callao, mediante la Resolución 175-83 EFC, por que la entidad bancaria había sufrido pérdidas  que absorbían la totalidad de su capital social y reservas, por lo que era necesario intervenir al Banco y buscar de restablecer  su nuevo capital social mediante  nuevo aporte dinerario. El nuevo capital quedó fijado en 8.000 millones de soles, que fue íntegramente suscrito y pagado por el Banco Internacional del Perú, habiéndose emitido 800 mil acciones de 10 mil soles cada una. Se eligió un nuevo Directorio, se modificaron los estatutos, pero quedo temporalmente bajo control de la Superintendencia.

 

-   El 29 de marzo fue intervenida la Empresa Financiera Comercial del Perú o FINCOPER.